Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-mv-22-osprey-aviones-rescate-sudan-del-sur-atacados-disparos
Dos aviones militares de Estados Unidos han recibido disparos durante una misión de evacuación en Sudán del Sur, según los informes.

Resultaron heridos tres miembros del personal de servicio de los Estados Unidos, con uno de ellos en estado crítico. Se piensa que por lo menos uno de los aviones fue dañado.

Sudán del Sur ha culpado del ataque a las tropas rebeldes.

Las autoridades dijeron que el avión se dirigía a Bor, capital del estado de Jonglei y escenario de algunos de los peores escenarios de violencia del país en la última semana.



Después de ser disparados los aviones dieron la vuelta y se dirigieron a Kampala, en Uganda. Desde allí los miembros del personal heridos fueron trasladados a Nairobi, Kenia para recibir tratamiento médico.

Los combates estallaron en la capital de Sudán del Sur, Juba entre facciones del ejército el domingo pasado y se han extendido a otras regiones.

Los refugiados huyen de la violencia mortal en el sur de Sudán

Kenya dijo el sábado que va a enviar tropas a Sudán del Sur para evacuar a unos 1.600 ciudadanos. Muchos están atrapados en Bor, que ha sido tomada por los rebeldes.

El Presidente Uhuru Kenyatta ha "ordenado a la KDF (Fuerzas de Defensa de Kenia) comenzar la evacuación inmediata de los 1.600 kenianos atrapados en el sur de Sudán", dijo un portavoz en un comunicado.

"A pesar de la relativa calma en Juba, una serie de otras ciudades del sur de Sudán están bajo el fuego", añadió, diciendo que los kenianos "están principalmente en la ciudad de Bor".

Otros, en las ciudades de Rumbek, Ayod y Panyabol "también serán trasladados en avión a un lugar seguro."

"El presidente también ha ordenado la entrega inmediata de alimentos, agua y medicinas a Sudán del Sur para ayudar a hacer frente a la emergencia", añadió el portavoz.

"La entrega de estos suministros de emergencia se inició esta mañana. Aviones militares de Kenia están entregando envíos a Sudán del Sur."

Kenia, que fue sede de las conversaciones de paz que pusieron fin a la guerra civil de 1983-2005, en Sudán, y que allanó el camino para la independencia de Sudán del Sur hace dos años, también está apoyando los esfuerzos para poner fin a la última crisis.

El viernes Uganda desplegó tropas en Sudán del Sur para reforzar la seguridad y ayudar a su gente a escapar de manera segura.

Un número de otras naciones incluyendo a Gran Bretaña han enviado vuelos de emergencia para evacuar a sus ciudadanos.

Fuente: Sky News
la+proxima+guerra+joseph+kony,+adolf+hitler,+osama+bin+laden+propaganda+campa%C3%B1a+invisible+children
Kony 2012, un documental incompleto y vago sobre el señor de la guerra de África, Joseph Kony, de la ONG Invisible Children, se volvió viral en YouTube la semana pasada.

"Con la hábil producción de Hollywood, la película ha sido un éxito viral casi instantáneo, que ha dominado en todo el mundo de Twitter y que tiene uno de los más rápidos despegues que jamás ha habido en YouTube," escribieron Polly Curtis y Tom McCarthy para The Guardian el jueves. "El hashtag #stopkony ha tenido cientos de miles de tweets, y millones de personas ahora saben algo acerca de Uganda y de lo que les está sucediendo a los niños allí. El apoyo a la campaña para poner fin al conflicto en el país este año se está extendiendo."

Una constelación de celebridades y políticos se han alineado detrás de la película y apoyan su llamamiento a localizar a Joseph Kony del Ejército de Resistencia del Señor (LRC) y ponerlo en la lista de casos de la Corte Penal Internacional de Naciones Unidas por la explotación de niños en su guerra en Uganda. Lady GaGa, Bill Gates, George Clooney, Bill Clinton, Sean "Puff Daddy" Combs, Harry Reid, Angeline Jolie y otras personas notables supuestamente "liberales" están detrás del plan de Invisible Children de atrapar a Kony antes de finales de 2012. La película fue twiteada por personajes de la talla de Rihanna, Justin Bieber, Oprah Winfrey, y Ryan Seacrest.

La estrella de cine y "embajadora" del CFR, Angelina Jolie, expresó su apoyo la semana pasada durante la tercera Cumbre Mundial de la Mujer en Nueva York. La imagen de Jolie aparece cerca del final de Kony 2012 (una bendición virtual del esfuerzo por parte del CFR, si bien la confabulación globalista se ha quejado públicamente por la manipulación cínica de los hechos por parte de Invisible Children).

Kony 2012 puede parecer que se centra en otra cuestión humanitaria con el apoyo de los liberales preocupados, pero en realidad es parte de un objetivo geopolítico más amplio elaborado por los globalistas. Aunque las finanzas de Invisible Children son oscuras, hay evidencia que demuestra que es un proyecto financiado por la USAID, la agencia de "ayuda civil extranjera" producida por el  Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado que comparte "una estrecha relación con la CIA."


La USAID está acusada de trabajar para socavar a los gobiernos de un número de países, entre ellos Haití, Venezuela, Cuba, Bolivia, Uruguay, Sri Lanka y Eritrea. "La USAID es el colaborador y ejecutor de los planes de la CIA, y los planes secretos del Departamento de Estado", escribe Ajit Randeniya para un sitio web de Sri Lanka. "Su papel es actuar como un instrumento de penetración de la CIA en la sociedad civil, permitiendo la "legítima" financiación destinada a promover la política exterior de EE.UU. en el extranjero e influir en la política interna de naciones extranjeras."

Este hecho no ha faltado en la dictadura militar en Egipto tras la revolución de color prefabricada que depuso a Hosni Mubarak. Los gobernantes militares de la nación del norte de África trataron de llevar a juicio a los miembros de varias ONGs conectadas con USAID por entrometerse en los asuntos internos de su país.

En 2009, la USAID se jactaba acerca de su "velocidad" para abordar las cuestiones de Uganda y la subregión de Acholi, en África y reconoció el apoyo a Invisible Children. Al parecer, conscientes de esta conexión, varios blogs que contenían referencias a USAID publicados por Invisible Children o por sus simpatizantes se han borrado de Internet. "USAID" era un tag en el tumblr del grupo.

Como notamos en octubre, el LRA ha proporcionado un pretexto ideal a la élite global a medida que expanden su alcance en África. Tras la aprobación de la ley de la Comisión de Desarme del LRA y la recuperación del norte de Uganda, por parte del Congreso en 2009 y que fue firmada por Obama a principios de 2010, EE.UU. envió soldados a Uganda bajo el pretexto de rastrear el LRA y capturar a Kony (que no se ha visto desde 2006 y de hecho puede estar muerto). No es más que otra siniestra figura de un panteón de malhechores diseñado por los globalistas, entre ellos el fallecido Osama bin Laden.

"Aunque las fuerzas de Estados Unidos están equipadas para el combate, sólo proporcionarán información, asesoramiento y asistencia a las fuerzas de las naciones aliadas, y no se van a enfrentar a las fuerzas del LRA a menos que sea necesario para la auto-defensa", dijo Obama el 14 de octubre. Una advertencia similar antes de la guerra de Vietnam llevó a la muerte de cerca de 60.000 soldados estadounidenses y a alrededor de 3 millones de personas del sudeste asiático.


Tras el despliegue inconstitucional de Obama de tropas sin la aprobación del Congreso, los medios del establishment obedientemente siempre hicieron su propaganda para justificar la medida. Recuperaron las 'crisis humanitarias' de Ruanda y Bosnia. La última "crisis" tuvo como resultado que Bill Clinton en 1999 atacara infraestructuras civiles e instalaciones civiles en Yugoslavia, incluyendo casas, hospitales, escuelas, trenes, fábricas, centrales eléctricas e instalaciones de radiodifusión. Las cifras espantosas fueron  eludidas por los medios corporativos mientras el saneado "esfuerzo humanitario" era elogiado por los llamados liberales que más tarde vituperaron a Bush por sus guerras ilegales en Afganistán e Irak.

La campaña de Obama contra Kony y el LRA fue lanzada de manera similar a un noble gesto humanitario - esta vez con el centro de atención en el uso de Kony de los niños combatientes - y se ignora el hecho de que Uganda y gran parte de África se consideran un activo estratégico muy preciado. En 2005, el periodista de investigación Wayne Madsen informó que los EE.UU. tenían estaciones de escuchas y comunicaciones en las montañas de Ruwenzori, en Uganda. Desde entonces, el AFRICOM se ha puesto en marcha con una operación extensa allí. Libia fue el primer "compromiso".

En lo que hoy es un patrón bien establecido, la élite explota las tensiones mundiales creadas por el desastroso impacto económico de su operación de prestamos usureros y se dirigen a establecer una esfera de influencia en una región históricamente dominada por las antiguas potencias coloniales de Francia y Bélgica.

Kony 2012 no es más que otra pieza de la propaganda negra diseñada para tirar de las cuerdas del corazón - y de las cuerdas de los bolsillos - de estadounidenses ignorantes que no tienen ni idea acerca de las verdaderas razones por las que los globalistas están ahora en movimiento en África a lo grande. Las conexiones de Invisible Children con la USAID y por tanto con la CIA deberían poner ese esfuerzo en su contexto.

África es uno de varios objetivos muy apreciados por los globalistas a medida que avanzan para hacerse con los recursos naturales vitales, consolidar el poder y dar rienda suelta a su esclavitud monetaria y el final de la partida con el gobierno mundial totalitario.

Fuente

CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS SOBRE ESTE TEMA
la proxima guerra china eeuu africa petroleo
No es ni de lejos la primera vez que Estados Unidos envía tropas a África, pero el reciente despliegue de 100 miembros de sus fuerzas especiales en Uganda ha causado sorpresa y ciertas sospechas en este país africano. La intención no podría ser más loable: apoyar a las fuerzas ugandesas en la lucha contra el Ejército de la Resistencia del Señor (LRA, en sus siglas en inglés). Aunque están equipadas para el combate, las tropas de Estados Unidos “solo proporcionarán información, consejo y asistencia” a las fuerzas ugandesas o de otros países implicados, según la carta que el presidente Barack Obama envió en octubre a la Cámara de Representantes para autorizar el envío.

El LRA es una milicia fundamentalista cristiana comandada por Joseph Kony, quien se considera un profeta y lanzó su rebelión en 1987 desde el norte de Uganda. Aunque nació para defender los derechos de la minoría étnica Acholi y su objetivo inicial era implantar un Gobierno basado en los Diez Mandamientos, sus tácticas son brutales: la milicia secuestra a niños y niñas para convertirlos en soldados, sirvientes y esclavas sexuales. Los niños son obligados a matar a amigos o familiares para que resulten alienados y no puedan volver a sus poblados. Y miembros del LRA también cortan los labios, la nariz y las orejas de sus víctimas cuando atacan poblados.

Desde su creación, el LRA es responsable del secuestro de unos 30.000 niños, según cifras de Naciones Unidas, y en Uganda llegó a haber 1,7 millones de personas desplazadas por la violencia. En la actualidad, el LRA existe en la forma de pequeñas unidades más o menos autónomas y repartidas por la jungla en un área entre Sudán del Sur, la República Centroafricana y la República Democrática del Congo (RDC).



En 2005, la Corte Penal Internacional emitió órdenes de arresto contra Kony y cuatro de sus oficiales por crímenes de guerra y contra la humanidad. Estados Unidos cree que actualmente el núcleo del LRA son sólo unos 200 militantes acompañados por unos 600 rehenes.

Las autoridades ugandesas están encantadas con la iniciativa. “Se trata de algo positivo porque es un apoyo encaminado a hacer esta región más estable”, dice el teniente coronel Felix Kulayigye, portavoz del ejército ugandés. “Nosotros tenemos la experiencia (en la lucha contra el LRA), pero ellos tienen la tecnología”. Sin embargo, Estados Unidos ya estuvo implicado en la última gran operación contra esta milicia: la Operación Lightning Thunder, llevada a cabo en diciembre de 2008 y cuyo fracaso tuvo nefastas consecuencias.

Entonces, los ejércitos de Uganda, la RDC y Sudán del Sur, con apoyo de tropas estadounidenses, planearon bombardear y asaltar las bases del LRA en la zona nordeste de la RDC. Pero debido a filtraciones de los planes y a descoordinación entre los diferentes ejércitos, las tropas del LRA escaparon del ataque y en las semanas siguientes masacraron a unos 900 civiles en esa misma zona como represalia.

Desde entonces, “el LRA ha matado a más de 2.400 personas, secuestrado a más de 3.400 y desplazado a unas 440.000 que huyeron de sus hogares por miedo”, según cifras que recoge en su último informe sobre el tema el International Crisis Group.
Dudas sobre el papel de Estados Unidos

“No sé cuáles serán las verdaderas intenciones de Estados Unidos pero a mí me habría gustado que una intervención así hubiera llegado antes, cuando la actividad del LRA se encontraba en su máximo”, señala Mohamed Ndifuna, presidente de la Human Rights Network Uganda.

Comentaristas ugandeses se hacen eco en la prensa local de las sospechas sobre los verdaderos motivos de la operación. Los más citados son interés por el petróleo descubierto en Uganda y la RDC y la intención de contener la creciente influencia de China en la región.

la proxima guerra china petroleo africa eeuu uganda“Los norteamericanos están en Somalia, en Sudán del Sur, han venido aquí… Lo que sí parece claro es que Estados Unidos quiere tener una presencia visible, fuerte y sólida en la región y podría ser que quieran contrarrestar la presencia de China”, señala Ndifuna.

Entre las víctimas del LRA y aquellos que trabajan con secuestrados que consiguieron escapar las sospechas son más pronunciadas. “No creo que esta iniciativa vaya a salir bien, la experiencia nos enseña que la opción militar no es la solución para un conflicto de estas características”, afirma Macleord Baker Ochola, un antiguo obispo anglicano en Kitgum, en el norte de Uganda.

El ‘Obispo Ochola’, como sigue siendo conocido, trabaja en la reintegración de exniños soldado y lidera una coalición de personalidades religiosas que abogan por la reconciliación entre el LRA, las víctimas y el Gobierno.

“Occidente tiene mucho gusto por el petróleo aunque no sé si ésa es la razón. Pero la pregunta es por qué ahora [envían tropas], después de varios años en los que la gente ha ido muriendo en esta región sin que Estados Unidos hiciera nada”, se interroga Ochola, cuya mujer murió en un ataque del LRA. Además, una de sus hijas se suicidó tras ser violada en grupo por miembros de la milicia.

Daniel Travis, portavoz de la Embajada de Estados Unidos en Uganda, responde a estas alegaciones: “¿Por qué ahora? Es simplemente el resultado de un proceso que empezó en 2009, cuando el Congreso aprobó una ley sobre la intervención, el presidente la firmó en 2010 y, siendo sincero, es ahora que nuestros compromisos en otras partes del mundo se están reduciendo cuando tenemos el personal y los recursos para esta misión”.

"Negamos categóricamente esas alegaciones, que están muy, muy equivocadas, el envío de tropas no tiene nada que ver con el petróleo en Uganda sino que es parte de nuestra colaboración con las tropas ugandesas y las de otros países en la región en la lucha contra el LRA”.

Pero estas respuestas no convencen a los que, como el ‘Obispo Ochola’ llevan viviendo el conflicto desde dentro y desde sus inicios. “¿Por qué no vinieron inmediatamente tras el fracaso en 2008? Porque cuando hay una emergencia, no hay que esperar. Si la casa se está quemando, debes apagar el fuego inmediatamente o si te esperas demasiado la casa será destruida”.