Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
En este nuevo y original análisis, Thierry Meyssan expone las causas geopolíticas del fracaso de la guerra contra Siria y los verdaderos objetivos de la supuesta guerra contra el Emirato Islámico. Este artículo resulta especialmente importante para quien aspire a entender el panorama de las relaciones internacionales en este momento y la cristalización de los conflictos en el Levante (Irak, Siria y Líbano).

En este momento estamos viendo la tercera crisis que tiene lugar en el bando de los agresores desde el inicio de la guerra contra Siria.

- En junio de 2012, durante la conferencia Ginebra I, que debía iniciar el regreso a la paz y organizar una nueva repartición del Medio Oriente entre Estados Unidos y Rusia, Francia –donde Francois Hollande acababa de ganar la elección presidencial– planteó una interpretación restrictiva del comunicado final de aquel encuentro. Y después organizó la reanudación de la guerra, con la complicidad de Israel y Turquía y con el apoyo de la secretaria de Estado Hillary Clinton y del director de la CIA David Petraeus.

- Cuando el presidente Barack Obama sacó del juego a Hillary Clinton y David Petraeus, Turquía, junto con Israel y Francia, organizó el ataque químico en las afueras de Damasco, atribuyéndolo a Siria. Pero Estados Unidos se negó a dejarse arrastrar a una guerra punitiva.

- En una sesión secreta del Congreso realizada en enero de 2014, Estados Unidos impuso la aprobación del financiamiento y la entrega de armamento a Daesh [1], grupo yihadista al que se le asignó la misión de invadir la parte sunnita de Irak y la parte de Siria donde viven los kurdos. El objetivo era dividir esos dos grandes Estados. Francia y Turquía armaron entonces al grupo representante de al-Qaeda en Siria (el Frente al-Nusra) para que atacara a Daesh y lograr así que Estados Unidos volviera al plan inicial de la coalición. Al-Qaeda y Daesh se reconciliaron en mayo de 2014, como resultado de un llamado de Ayman al-Zawahiri en ese sentido, y actualmente Francia y Turquía siguen sin sumarse a los bombardeos de la coalición estadounidense.



En general, en la coalición de los llamados «Amigos de Siria», que en julio de 2012 contaba «un centenar de Estados y organizaciones internacionales», hoy sólo quedan 11 países. Por su parte, la coalición formada contra Daesh cuenta oficialmente «más de 60 Estados», pero lo que estos tienen en común es tan poca cosa que la lista se mantiene en secreto.

Intereses muy diferentes

La coalición se compone en realidad de numerosos Estados que persiguen cada uno sus propios objetivos muy específicos, al extremo que no logran ponerse de acuerdo sobre un objetivo común. Podemos distinguir 4 fuerzas:

- Estados Unidos quiere controlar los hidrocarburos de la región. En el año 2000, el National Energy Policy Development Group (NEPDG) presidido por Dick Cheney había identificado –gracias a imágenes satelitales y datos provenientes de prospecciones– las reservas mundiales de hidrocarburos y había observado las inmensas reservas de gas existentes en Siria. Durante el golpe de Estado militar que se produjo en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, Washington decidió atacar sucesivamente 8 países (Afganistán, Irak, Libia, Líbano y Siria, así como Sudán, Somalia e Irán) para apoderarse de sus riquezas naturales. El estado mayor estadounidense adoptó entonces el plan de rediseño del «Medio Oriente ampliado», que también incluye el desmantelamiento de Turquía y Arabia Saudita, y el Departamento de Estado creó al año siguiente su departamento MENA para organizar las «primaveras árabes».

- Israel defiende sus propios intereses nacionales: a corto plazo el Estado hebreo prosigue su campaña de expansión territorial. Simultáneamente y sin esperar a controlar todo el espacio entre los dos ríos (el Nilo y el Éufrates) Israel también espera controlar todo el conjunto de la actividad económica de la zona, incluyendo –por supuesto– los hidrocarburos. Para garantizar su propia protección en esta era de misiles, Israel espera simultáneamente hacerse del control de una zona de seguridad a lo largo de su frontera (en este momento, ha expulsado a los cascos azules de la frontera del Golán, reemplazándolos por al-Qaeda) y neutralizar por otra parte los ejércitos de Egipto y de Siria sorprendiéndolos de revés (despliegue de los misiles Patriot de la OTAN en Turquía y creación de un Kurdistán en Irak y así como de Sudán del Sur).

- Francia y Turquía persiguen el sueño de la restauración de sus respectivos imperios. Francia espera obtener un mandato sobre Siria, o al menos sobre una parte de ese país. Para eso creó el Ejército Sirio Libre y le entregó la bandera verde, blanca y negra con las tres estrellas utilizada en tiempos del mandato francés en Siria. Mientras tanto, Turquía espera restaurar el Imperio otomano. Desde septiembre de 2012, Ankara designó un wali encargado de administrar lo que ya consideraba una provincia. Los proyectos de Turquía y Francia son incompatibles dado que el Imperio otomano había admitido que algunas de sus provincias fueran administradas con otras potencias coloniales.

- Para terminar, Arabia Saudita y Qatar saben que sólo pueden lograr sobrevivir poniéndose al servicio de Estados Unidos y combatiendo los regímenes laicos, cuyo único representante en la región es precisamente la República Árabe Siria.

Evolución de la coalición

Esas 4 fuerzas sólo lograron colaborar entre sí durante la primera parte de la guerra –desde febrero de 2011 hasta junio de 2012. Se trataba, en efecto, de una estrategia de 4ª generación: varios grupos de fuerzas especiales organizaban incidentes y emboscadas aquí y allá, mientras que las televisiones atlantistas y de los países del Golfo iban creando la imagen de una dictadura alauita que reprimía una revolución democrática. Las sumas invertidas y la cantidad de soldados desplegados no eran gran cosa y cada uno de los participantes creía que después del derrocamiento de la República Árabe Siria podría arreglárselas para sacar el mayor provecho a expensas de las otras fuerzas.

Sin embargo, a principios de 2012, la población siria comenzó a dudar de las televisiones que aseguraban que el presidente Bachar al-Assad era un torturador de niños y que el derrocamiento de la República Árabe Siria daría paso a un régimen confesional al estilo libanés. El asedio impuesto a los takfiristas del emirato islámico de Baba Amro ya se veía como el preludio del fracaso de la operación. Francia negoció entonces una salida de la crisis y la liberación de los oficiales franceses que habían caído prisioneros. Estados Unidos y Rusia negociaron para tomar los lugares del Reino Unido y de Francia y repartirse toda la región, como Londres y París lo habían hecho en 1916 con los acuerdos Sykes-Picot.

Y desde aquel momento nada ha funcionado bien en el seno de la coalición. Sus sucesivos fracasos indican que no puede ganar.

En julio de 2012, Francia celebraba con bombo y platillo en París la reunión más importante de la coalición y reanudaba la guerra. El discurso del presidente francés Francois Hollande había sido redactado en inglés, probablemente por los israelíes, y traducido al francés para que lo leyera el presidente de Francia. La secretaria de Estado Hillary Clinton y el embajador estadounidense Robert S. Ford (formado por John Negroponte [2]) emprendían la mayor guerra secreta de la historia. Al igual que en Nicaragua, ejércitos privados reclutaban mercenarios y los enviaban a Siria. Pero esta vez los mercenarios contaban con una formación ideológica cuyo objetivo eran la creación y entrenamiento de las hordas de yihadistas. El Pentágono perdía el control de las operaciones, control que pasó a manos del Departamento de Estado y la CIA. El costo de la guerra ya alcanzaba proporciones colosales. Pero ese costo no lo asumieron Estados Unidos, Francia ni Turquía sino Arabia Saudita y Qatar.

Según la prensa atlantista y los medios de las monarquías del Golfo, algunos miles de extranjeros acudieron así en ayuda de la «revolución democrática siria».

Pero en Siria «la revolución democrática» no aparecía por ningún lado. Lo que sí podía verse eran grupos de fanáticos que gritaban eslóganes como «¡Revolución pacífica: los cristianos a Beirut, los alauitas al hueco!» [3] y «¡No al Hezbollah! ¡No a Irán! ¡Queremos un presidente temeroso de Dios!» [4]. Según el Ejército Árabe Sirio, a Siria llegaron no algunos miles sino 250 000 yihadistas entre julio de 2012 y julio de 2014.

Sin embargo, al día siguiente de su reelección, Barack Obama obligaba al general David Petraeus a renunciar a su cargo como director de la CIA y descartaba mantener a Hillary Clinton como miembro de su nueva administración. Así que, a inicios de 2013, la coalición se reducía prácticamente a Francia y Turquía mientras que Estados Unidos hacía lo menos posible. Por supuesto, era el momento que el Ejército Árabe Sirio esperaba para iniciar su inexorable reconquista del territorio.

En Siria, Francois Hollande y Recep Tayyip Erdogan, Hillary Clinton y David Petraeus pretendían derrocar la república laica e imponer un régimen sunnita, que habría estado bajo la administración directa de Turquía pero que incluiría altos funcionarios franceses, un modelo heredado del final del siglo XIX pero que no presentaba interés de ningún tipo para Estados Unidos.

Barack Obama y sus dos secretarios de Defensa Leon Panetta y Chuck Hagel, abrigan una visión política radicalmente distinta. Panetta fue miembro de la Comisión Baker-Hamilton y Obama fue electo en función del programa de esa comisión. Según ellos, Estados Unidos no es ni debe ser una potencia colonial en el sentido mediterráneo del término. O sea, Estados Unidos no debe plantearse el control de un territorio mediante la instalación de colonos. En relación con lo que se obtuvo, el experimento de la administración Bush resultó extremadamente costoso y por lo tanto es algo que no debe repetirse.

Después de que Turquía y Francia trataran de empujar Estados Unidos a emprender una gran campaña de bombardeos contra Siria con la puesta en escena del ataque químico del verano de 2013, la Casa Blanca y el Pentágono decidieron retomar la iniciativa. Así que en enero de 2014, la Casa Blanca y el Pentágono convocaron el Congreso de Estados Unidos en una reunión secreta y lo obligaron a votar una ley secreta que aprobaba un plan para dividir Irak en 3 Estados así como la secesión de la zona kurda de Siria. Para ello decidieron financiar y armar un grupo yihadista capaz de hacer lo que las fuerzas armadas de Estados Unidos no pueden hacer porque el derecho internacional no lo permite: una limpieza étnica.

Barack Obama y sus ejércitos no se plantean el rediseño del «Medio Oriente ampliado» como un objetivo en sí sino únicamente como una manera de controlar los recursos naturales. Y utilizan un concepto clásico: el principio de «divide y vencerás», no para crearse puestos de reyes y presidentes en nuevos Estados sino para proseguir con la política que Estados Unidos ha venido aplicando desde los tiempos de la administración de Jimmy Carter.

En su discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el 23 de enero de 1980, el entonces presidente Jimmy Carter planteaba la doctrina que lleva su nombre: Estados Unidos considera que los hidrocarburos del Golfo son indispensables para su economía y que por lo tanto le pertenecen. Así que cualquier forma de poner en duda ese axioma será considerada «un acto contra los intereses vitales de los Estados Unidos de América y ese acto será rechazado con todos los medios necesarios, incluyendo el uso de la fuerza militar». Con el tiempo, Washington se ha dotado del instrumento necesario para aplicar esa política –el CentCom– y ha extendido su zona vedada hasta el Cuerno de África.

A partir de lo anterior, la actual campaña de bombardeos de la coalición ya no tiene nada que ver con la voluntad inicial de derrocar la República Árabe Siria. Tampoco tiene relación alguna con la supuesta «guerra contra el terrorismo». Sólo busca defender los intereses económicos exclusivos de Estados Unidos, incluso en caso de que eso implique la creación de nuevos Estados aunque no obligatoriamente recurriendo a ello.

En este momento, unos cuantos aviones de Arabia Saudita y Qatar prestan al Pentágono una ayuda puramente simbólica, pero ni Francia ni Turquía lo están haciendo. El propio Pentágono dice haber realizado más de 4 000 misiones aéreas en las que habrían muerto sólo un poco más de 300 combatientes del Emirato Islámico. Si nos atenemos al discurso oficial, eso representa más de 13 misiones aéreas y ni se sabe cuántas bombas y misiles para matar un solo yihadista. Se trataría entonces de la campaña aérea más costosa y más ineficaz de toda la Historia. Pero si tenemos en cuenta el razonamiento anterior, el ataque de Daesh contra Irak corresponde a una manipulación de los precios del petróleo que ha hecho caer los precios del barril de crudo en un 25% (de 115 dólares a 83 dólares el barril). Nuri al-Maliki, el primer ministro iraquí democráticamente electo que vendía a China la mitad del petróleo iraquí, fue súbitamente vilipendiado y derrocado. Daesh y el gobierno regional del Kurdistán iraquí redujeron por sí mismos su robo de petróleo y sus exportaciones de crudo en alrededor del 70%. El conjunto de las instalaciones petroleras utilizadas por las compañías chinas simplemente fueron destruidas. De hecho, el petróleo iraquí y el petróleo sirio ya no están ahora al alcance de los compradores chinos… pero volvieron al mercado internacional controlado por Estados Unidos.

La actual campaña de bombardeos aéreos es, en definitiva, una aplicación directa de la «doctrina Carter» y una advertencia al presidente chino Xi Jinping, quien actualmente intenta concluir una serie de contratos bilaterales destinados a garantizar el aprovisionamiento de su país sin pasar por el mercado petrolero internacional.

Prever el futuro

Como resultado de este análisis, podemos concluir que:

- En el actual periodo, Estados Unidos únicamente está dispuesto a aceptar guerras que tengan como objetivo la defensa de su propio interés estratégico en controlar el mercado internacional del petróleo. Por consiguiente, podría entrar en guerra contra China pero no contra Rusia.

- Francia y Turquía nunca lograrán realizar sus sueños de recolonización. Francia debería reflexionar sobre el papel que el AfriCom le ha asignado en África. Podrá seguir interviniendo en todos los Estados que tratan de acercarse a China (Costa de Marfil, Mali y la República Centroafricana) y reinstaurar el orden «occidental» pero nunca logrará restaurar su imperio colonial. Turquía también deberia bajar el tono. Aunque el presidente Erdogan lograra concretar una alianza contranatura entre la Hermandad Musulmana y los oficiales kemalistas turcos, de todas maneras tendría que renunciar a sus ambiciones neootomanas. Y tendría que recordar sobre todo que, como miembro de la OTAN, Turquía está mucho más expuesta que otros países a ser víctima de un golpe de Estado proestadounidense, como ya sucedió en Grecia en tiempos de Georgios Papandreu y en la propia Turquía en tiempos de Bulent Ecevit.

- Arabia Saudita y Qatar nunca lograrán recuperar los miles de millones de dólares que invirtieron tratando de derrocar la República Árabe Siria. Peor aún, es probable que tengan que pagar parte de la reconstrucción de ese república laica. La familia reinante en Arabia Saudita tendrá que seguir plegándose a los intereses económicos de Estados Unidos, pero debería evitar seguir metiéndose en guerras de gran envergadura y tener en cuenta que en cualquier momento Washington puede decidir dividir el país que los Saud consideran de su propiedad.

- Israel puede abrigar la esperanza de seguir jugando por debajo de la mesa a provocar a mediano plazo la división de Irak en 3 Estados diferentes. Así obtendría la creación de un Kurdistán iraquí comparable al Sudán del Sur que ya creó anteriormente. Pero es poco probable que pueda incorporar de inmediato el norte de Siria a ese «Kurdistán». Es también poco probable que logre expulsar a la FINUL del sur del Líbano y reemplazarla por al-Qaeda, como ya hizo con los cascos azules que garantizaban la separación entre las fuerzas israelíes y sirias en la frontera siria. Pero, a lo largo de 66 años, Israel se ha acostumbrado a tratar siempre de ir más lejos y a menudo ha logrado avanzar siempre un poco más. Israel es, en realidad, el único ganador de la guerra contra Siria en el seno de la coalición. No sólo ha debilitado por un buen rato a su vecino sirio sino que además logró obligarlo a renunciar a su arsenal químico. Por lo tanto, Israel es actualmente el único país del mundo que dispone oficialmente tanto de un arsenal atómico perfeccionado como de un arsenal químico y biológico.

- Irak ya está divido de facto entre Estados diferentes. Uno de ellos, el Califato proclamado por el Emirato Islámico, nunca podrá obtener el reconocimiento de la comunidad internacional. En cambio, no hay a la vista razones que parezcan impedir la secesión del Kurdistán, aparte de lo difícil que resultará explicar cómo fue que logró expandir su territorio en un 40%, apoderándose además de los campos petrolíferos de Kirkuk. El califato podría ir cediendo poco a poco su lugar a un Estado sunnita, probablemente gobernado por individuos que «abandonarían» Daesh oficialmente. Se trataría entonces de un proceso comparable al de Libia, donde los ex combatientes de al-Qaeda fueron aupados al poder sin que nadie protestara por ello.

- Siria volverá paulatinamente a la paz y habrá de dedicarse a su larga reconstrucción. Para ello se volverá hacia las empresas chinas, pero mantendrá a Pekín al margen de sus hidrocarburos. Para reconstruir su industria del petróleo y explotar sus reservas de gas, Siria tendrá que volverse hacia las empresas rusas. El tema de los oleoductos o gasoductos que podrían transitar por su territorio dependerá del apoyo que puede encontrar en Irán y Rusia.

- El Líbano seguirá viviendo bajo la amenaza de Daesh, que nunca obtendrá más papel que el de grupo terrorista. Los yihadistas sólo serán la herramienta necesaria para prolongar un poco más el congelamiento del funcionamiento político de un país que sigue hundiéndose en la anarquía.

- Para terminar, Rusia y China deberían intervenir urgentemente contra Daesh, en Irak, Siria y Líbano, no por compasión hacia las poblaciones locales sino porque Estados Unidos utilizará próximamente contra ellas ese grupo yihadista –también denominado como Emirato Islámico. Aunque está bajo las órdenes del príncipe saudita Abdul Rahman –el hombre que pone el dinero– y del autoproclamado califa Ibrahim, Daesh ya cuenta en este momento con georgianos –todos miembros de los servicios secretos de Georgia– que fungen como sus principales oficiales y con algunos chinos de lengua turca. El ministro georgiano de Defensa incluso reconoció, antes de corregir esas declaraciones, la existencia en Georgia de campos de entrenamiento de yihadistas. Si Moscú y Pekín no se deciden pronto, tendrán que acabar enfrentando a Daesh en el Cáucaso, en el valle de Ferghana y en la región china de Xinjiang.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-arrancan-en-turquia-ejercicios-militares-turquia-otan
Del 20 al 24 de octubre se llevarán a cabo en Estambul ejercicios militares de la OTAN a escala regional con la participación de 12 países socios, se informa en un comunicado del Estado Mayor de Turquía.

"Los ejercicios están dirigidos a fortalecer la capacidad de los países participantes para el trabajo conjunto y la cooperación", anunció en un comunicado el Estado Mayor de Turquía, citado por RIA Novosti.

El comunicado precisa cuáles son los 12 países que participarán en los ejercicios, que arrancarán el 20 de octubre en Estambul: Azerbaiyán, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Kazajistán, Montenegro, Moldavia, Jordania, Ucrania, Mauritania, Argelia y Pakistán. Se espera que los países participantes estén representados por 143 personas: 84 de Turquía, 11 de otros países miembros de la OTAN y 48 de los países socios de la Alianza.

Los últimos simulacros de la OTAN, denominados 'Rapid Trident 2014' (Tridente Rápido), tuvieron lugar entre el 15 y el 26 de septiembre en la región de Lvov (oeste de Ucrania) con la participación de cerca de 1.300 militares de 15 países, entre ellos Ucrania, Azerbaiyán, Bulgaria, Canadá, Alemania, Georgia, Reino Unido, Letonia, Lituania, Moldavia, Noruega, Polonia, Rumanía, España y EE.UU., así como de representantes de la OTAN.

Fuente: Ria Novosti


la-proxima-guerra-kurdistan-dispuesto-enviar-tropas-a-kobane-siria-irak-estado-islamico
Los peshmerga están dispuestos a mandar sus tropas 'ya sea por tierra o por aire'

El Gobierno regional del Kurdistán está cooperando con Turquía y EEUU para ayudar

Turquía anunció que permitirá el acceso de los uniformados al enclave desde su frontera

El Kurdistán iraquí está preparado para enviar sus tropas a la ciudad kurdo-siria de Kobane con el objetivo de unirse al frente kurdo contra el Estado Islámico después de que Turquía haya anunciado que permitirá el acceso de los uniformados al enclave desde su frontera.

Así lo ha declarado este lunes el portavoz de los peshmerga (el ejercito de facto de la región autónoma del Kurdistán) Jabar Yawar. "Hay esfuerzos y estamos dispuestos a enviar algunas fuerzas de reserva, ya sea por tierra o por aire", ha señalado.

Unas horas antes, el Gobierno turco -presionado desde hace días por Estados Unidos, cuya aviación lanzó el domingo munición, armamento y material médico a los milicianos kurdos- ha aceptado la llegada de militares de la región autónoma a Kobane.

"El Gobierno regional del Kurdistán ha dicho que está cooperando con Turquía y EEUU para ayudar a Kobane. De hecho, estamos ayudando también a los 'peshmerga' para que crucen a Kobane en busca de ayuda. Nuestras conversaciones sobre este tema continúan", ha indicado el ministro turco de Exteriores Mevlut Cavusoglu.



Hasta la fecha, Ankara -que bombardeó recientemente las posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)- había rechazado todas las llamadas a permitir el paso por su territorio de combatientes procedentes de otras zonas kurdas de Siria. Las autoridades kurdas consideran a las Unidades de Defensa Popular (YPG) y su brazo político Partido de la Unión Democrática (PYD) sucursales en suelo sirio del PKK, designado organización terrorista tras tres décadas de enfrentamiento.

El avance, que podría decantar la batalla de Kobane del lado kurdo, coincide con las nuevas embestidas lanzadas por el Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) en el norte de Irak. Los yihadistas han logrado conquistar varias poblaciones del Monte Sinyar, hogar de la minoría yazidí, seguidores de una religión vinculada con el zoroastrismo que mezcla elementos de antiguas creencias mesopotámicas con las fe cristiana y musulmana. Varios cientos de miles de habitantes abandonaron la zona el pasado agosto tras la ofensiva del IS y algunos miles permanecen en la montaña.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-aviones-de-la-coalicion-bombardean-al-estado-islamico-en-kobane
La aviación de la coalición liderada por EE.UU. ha atacado las posiciones de los yihadistas del Estado Islámico que asaltan la ciudad siria de Kobane. El ataque se produce después de las alarmantes informaciones sobre el avance de los radicales.

Los bombardeos lograron destruir varios edificios controlados por el EI y algunos de los vehículos militares de los yihadistas, según informa Interfax.

Los ataques aéreos se realizan en el marco de una serie de informaciones respecto a la degradación de la situación en la ciudad kurda de Kobane, situada en la frontera turca-siria. La localidad está asediada por los milicianos del Estado Islámico que utilizan armamento pesado. La población kurda ha denunciado en varias ocasiones que las milicias locales carecen de fuerzas y armas para frenar el avance de los yihadistas.



A comienzos de esta semana el presidente de Turquía había admitido que la ciudad de Kobane se encontraba a punto de ser tomada por el EI. Turquía, que ya autorizó a sus Fuerzas Armadas terrestres a intervenir en el conflicto si resultara necesario, expresó su deseo de que EE.UU. llevara a cabo un ataque contra el Gobierno del presidente de Siria Bashar al Asad.

ONU: Más de 12.000 personas morirán si el Estado Islámico se hace con el control de Kobane

La ONU ha asegurado que más de 12.000 habitantes de Kobane podrían perder la vida si los extremistas del Estado Islámico se hacen con el control de la ciudad y avanzan hacia la frontera sirio-turca.

En la ciudad permanecen aún unas 700 personas y entre 10.000 y 13.000 residentes de la misma se han refugiado en la zona fronteriza con Turquía, según el organismo. "Si los milicianos del Estado Islámico avanzan, toda esta gente podría morir a sangre fría", advirtió el emisario especial de la ONU Staffan de Mistura.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-estados-unidos-enviara-especialistas-militares-a-turquia-estado-islamico
EE.UU. enviará a un grupo de especialistas militares a Turquía, mientras prosiguen las negociaciones sobre la estrategia de combate contra el Estado Islámico, según AFP.

EE.UU. y Turquía enviarán a un equipo de expertos militares a Ankara la próxima semana para negociar la estrategia de acción contra el Estado Islámico, según AFP, que cita a autoridades estadounidenses.

Este jueves dos enviados de EE.UU. discutieron en la capital de Turquía medidas militares contra el Estado Islámico. “Un equipo de expertos militares tiene previsto visitar Ankara la semana que viene para discutir vías de comunicación de las fuerzas armadas de EE.UU. y Turquía”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.



Mientras tanto, el Estado Islámico ya ha logrado ocupar la tercera parte de la ciudad siria de Kobani, ubicada cerca de la frontera turca pese a los ataques aéreos de la coalición encabezada por EE.UU. Los bombardeos se emprendieron este lunes, cuando las milicias del grupo yihadista entraron en la ciudad e izaron su bandera en un edificio de la zona oriental de la localidad.

La población kurda critica al Gobierno de EE.UU. y a sus aliados al considerar que las acciones que llevan a cabo contra el Estado Islámico en Siria son insuficientes. Por su parte, el presidente Obama, admitió que los logros de los ataques aéreos son limitados.

Fuente: AFP
la-proxima-guerra-disturbios-en-turquia-kurdos-estado-islamico
La presencia de combatientes yihadistas del Estado Islámico (EI) en la ciudad siria de Kobane (Ayn el Arab, en árabe y situada en la frontera con Turquía), donde ya ondea la bandera negra del EI, visible desde el lado turco, y violentas protestas prokurdas en Turquía no han servido para que el Gobierno de Ankara se decida a intervenir en la defensa de esta ciudad, a pesar de las voces que se lo exigen y de que el Parlamento dio la semana pasada permiso al Ejército para lanzar operaciones en Siria e Irak.

“Se lo estoy diciendo a Occidente: dejar caer bombas desde el aire no va a ser la solución. El terrorismo no se va a acabar (…) hasta que no haya colaboración para una operación en el terreno”, señaló este lunes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Turquía, cuyos tanques están desplegados junto a la frontera y que cuenta con el segundo mayor Ejército de la OTAN, sigue exigiendo varias condiciones a la coalición internacional antes de unirse a las operaciones militares contra el EI: el establecimiento de una zona tapón y de exclusión aérea en el norte de Siria, y que rebeldes sirios moderados reciban entrenamiento y la coalición tenga como objetivo la caída del régimen del presidente Bachar el Asad.

“Han pasado varios meses pero no se ha conseguido ningún resultado y Kobane está a punto de caer”, dijo también Erdogan. El EI lleva desde verano atacando Kobane, aunque redobló su ofensiva hace tres semanas, lo que ha provocado que unas 200.000 personas de la zona hayan huido hacia Turquía. Gracias a su mayor número de militantes y de armamento, que incluye tanques y artillería pesada, los yihadistas han ido poco a poco avanzando hacia la ciudad, defendida por las Unidades de Protección Popular (YPG, en kurdo), la milicia local kurda que defiende Kobane con poco más que armas ligeras.



La importancia de esta ciudad radica en su posición estratégica, justo en la frontera turco-siria. Si cayera en manos de los yihadistas, la región kurda en Siria quedaría dividida y EI ganaría el control de varios pasos fronterizos y de una larga e ininterrumpida franja de territorio fronterizo en el lado sirio. Por su parte, la población kurda en Turquía y en Siria ve la frontera como un sinsentido y ha convertido Kobane en el símbolo tanto de su resistencia frente al EI como del deseo de autonomía kurda en ambos países.

Además, fue también en esta ciudad donde Abdulá Ocalan, fundador y líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo y que se alzó en armas contra Turquía en 1984), pasó un tiempo durante su estancia en Siria huyendo de las autoridades turcas. Aunque sus militantes, muy cercanos a las YPG, están también luchando contra los yihadistas en Siria e Irak, y Turquía y el PKK están negociando un proceso de paz, tanto Ankara como la Unión Europea y Estados Unidos la consideran una organización terrorista.

Turquía se ve ante la difícil tarea de escoger entre defender Kobane, y apoyar así a las milicias kurdas que reclaman más autonomía y a las que considera terroristas, o no hacer nada y permitir que los yihadistas tomen el control de una gran parte de su frontera con Siria. Por su parte, muchos kurdos culpan a Ankara de permisividad o incluso apoyo directo al EI durante la guerra en Siria, y ciertos informes hablan de que habría hasta 3.000 turcos entre los combatientes del Estado Islámico, que usaría territorio turco como su retaguardia y para reclutar militantes. Además, el propio Ocalan dijo la semana pasada en un comunicado que la caída de Kobane podría significar el fin del proceso de paz.

“Creo que Ankara está completamente atascada entre una serie de posibilidades que le resultan muy arriesgadas”, comenta Hugh Pope, director para Turquía del International Crisis Group, una organización dedicad al estudio de los conflictos. “Turquía se enfrenta a enormes consecuencias haga lo que haga, y ya está pagando un precio muy elevado con inseguridad en su frontera y 1,5 millones de refugiados (sirios)”.

La pasividad del Gobierno turco ha enfurecido a su población kurda, que en los últimos dos días ha protagonizado protestas muy violentas en todo el país, aunque centradas en la región mayoritariamente kurda del sudeste de Turquía. Al menos 21 personas han muerto en estas manifestaciones, varios en enfrentamientos entre seguidores del PKK y presuntos miembros y seguidores del llamado Hizbulá turco, una organización islamista radical y sin conexión con el grupo libanés del mismo nombre, también mayoritariamente kurda pero opuesta al PKK.

También ha habido manifestaciones prokurdas y por la defensa de Kobane en otros países en Europa, y el propio enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, declaró ayer que “la comunidad internacional no puede permitirse que otra ciudad caiga en control [del EI]. Lo que se necesita ahora son acciones concretas. El mundo, todos nosotros, vamos a arrepentirnos profundamente si ISIL (como se conocía antes al EI) toma [Kobane]”.

Durante el día de ayer, ataques aéreos de la coalición internacional resultaron en la retirada de los yihadistas de algunas posiciones que ya habían tomado en Kobane. Estados Unidos, que lidera esta alianza contra el EI, también está cada vez más frustrado ante la falta de acción por parte del Gobierno turco, según publicó ayer el New York Times.

“Aunque es improbable un cambio significativo en la política de Turquía hacia Siria como respuesta a la violencia en las calles, el Gobierno sí querrá demostrar un cierto apoyo para los kurdos en Siria, posiblemente permitiendo el paso de suministros y de combatientes kurdos a Kobane”, asegura Mehmet Muderrisoglu del Eurasia Group, una consultora internacional sobre riesgos.

Fuente: El País
Turquía exige que EE.UU. lance una acción militar contra Siria como condición para que Ankara intensifique su cooperación con la coalición de Washington contra el Estado Islámico (EI).

En una entrevista concedida a CNN News, Ahmet Davutoglu, primer ministro de Turquía, insistió en que se establezca una zona de exclusión aérea en Siria, lo que requeriría que se ataquen las defensas antiaéreas del Ejército nacional, así como la creación de refugios en el interior del país para los posibles refugiados.

"Queremos tener una zona de exclusión aérea, queremos un refugio seguro en nuestra frontera", afirmó Davutoglu. "De lo contrario, todas estas cargas seguirán recayendo sobre los hombros de Turquía y otros países vecinos", añadió, en referencia a los 1,6 millones de refugiados sirios que, según el jefe del Ejecutivo turco, se encuentran ahora en su país.

Davutoglu dio a entender que Turquía podría incluso enviar tropas terrestres si el objetivo es derrocar a Assad y agregó que su país está "dispuesto a hacer todo lo necesario si hay una estrategia clara de que, después del EI, podemos estar seguros de que nuestra frontera será protegida", afirmó, según lo cita 'Financial Times'.



Queremos tener una zona de exclusión aérea, queremos un refugio seguro en nuestra frontera

La contribución de Turquía a la coalición liderada por Washington para combatir al EI será discutida esta semana, cuando altos funcionarios estadounidenses visiten Ankara a raíz de la votación del Parlamento turco de la semana pasada para autorizar el uso de la fuerza.

Sin embargo, hay pocos indicios de que Washington esté considerando ampliar su lucha contra el EI para incluir entre sus objetivos a Assad o el establecimiento de refugios, una tarea que podría requerir la participación de fuerzas terrestres.

"Esta es una manera de gastar el tiempo, porque se trata de demandas que no van a ser satisfechas", afirmó Soli Ozel, de la Universidad Kadir Has de Estambul. "Turquía hará todo lo posible para no enfrentarse directamente al Estado Islámico", agregó.

Este lunes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmaba que el bloque militar apoyará militarmente a Turquía si los yihadistas del Estado Islámico lanzan ataques contra el país.

Fuente: Financial Times
Un representante de la inteligencia kurda advierte que el Estado Islámico podría tomar pronto la ciudad siria de Kobani, en la frontera con Turquía, y desencadenar "una masacre terrible".

La revista 'The Atlantic' cita a un oficial de la inteligencia kurda que alerta ante una posible masacre en la ciudad siria de Kobani, en la frontera con Turquía. La ciudad se encuentra asediada por unos 9.000 milicianos del Estado Islámico armados con tanques y lanzacohetes.

El periodista de 'The Atlantic', Jeffrey Goldberg, habló por teléfono con un oficial de la inteligencia kurda, Rooz Bahjat, que advierte que Kobani podría ser tomada por el Estado Islámico en 24 horas. Si los yihadistas logran entrar en la ciudad, según dijo el oficial, podrían matar a miles de los residentes locales y a los refugiados kurdos, turcomanos, cristianos y árabes que han llegado desde otras partes del país. Según Bahjat, unas 50.000 personas permanecen en la ciudad.



"Podrá producirse una masacre terrible. Si logran tomar la ciudad, deberemos esperar 5.000 muertes en 24 o 36 horas", dijo Bahjat. "Será peor que Sinjar", dijo el oficial refiriéndose al lugar de la masacre tras la que el presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó bombardear posiciones del Estado Islámico. Bahjat afirmó que los bombardeos no tienen una escala significativa y no son eficaces.

Bahjat asegura haber confirmado que Turquía está retirando sus tropas de la zona fronteriza para evitar una confrontación con el Estado Islámico. "Es increíble. Turquía forma parte de la OTAN, por eso aquí vemos que la OTAN no hace más que mirar lo que está pasando aquí. Todo el mundo puede verlo a través de las cámaras", dijo el representante de la inteligencia kurda.

"No podemos dejar que esto pase. A mí, como kurdo, me indigna ver a mis hermanos asesinados. Como secular, me preocupa ver cómo muere la esperanza de libertad, y como ser humano me indigna ver a estos monstruos cometer un genocidio", lamentó el oficial.

Los kurdos tienen menos tropas que el Estado Islámico y no tienen armas pesadas. "La situación se vuelve más y más desoladora. En este momento la indecisión de la comunidad internacional no puede ser perdonada", concluye Jeffrey Goldberg.

Fuente: The Atlantic
la-proxima-guerra-otan-intervendra-si-estado-islamico-ataca-turquia
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha afirmado que el bloque militar apoyará militarmente a Turquía si los yihadistas del Estado Islámico lanzan ataques contra el país, informa Reuters.

La declaración de apoyo a Turquía por parte de la OTAN se produce después de la aprobación del uso de fuerza militar por parte del Parlamento turco en el marco del acercamiento de las fuerzas del Estado Islámico hacia la frontera turco-siria.

Turquía –que también es miembro de la OTAN– aprobó el pasado 3 de octubre un mandato de un año para la realización de acciones militares para combatir el terrorismo en la región, incluido el posible despliegue de tropas terrestres en territorio de Irak y Siria, según informa 'NY Daily News'. En su intervención ante el Parlamento nacional, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que "Turquía combatirá tanto al Estado Islámico como a otras organizaciones terroristas de la región".



Por su parte, las palabras de Jens Stoltenberg sobre el apoyo de la Alianza Atlántica a Turquía tienen lugar después de que advirtiera de la capacidad de "desplegar [el Ejército de la OTAN] donde quiera". Stoltenberg hacía hincapié en que el fortalecimiento de la Alianza frente Rusia y la lucha contra el Estado Islámico son los objetivos clave del bloque.

El Ministerio de Exteriores de Siria ya advirtió que desplegar tropas terrestres turcas de manera unilateral en Siria violaría el derecho internacional e instó a la comunidad internacional a que defina los límites de la posible intervención turca.

Fuente: Reuters
la-proxima-guerra-terroristas-estado-islamico-entrar-europa-disfrazados-refugiados-desde-turquia
Yihadistas del Estado Islámico intentan entrar a Turquía bajo la apariencia de refugiados sirios y desde allí desplazarse con pasaportes falsos hasta Europa occidental para cometer actos terroristas, afirman medios alemanes.

Según el diario alemán 'Bild am Sontag', que cita altas fuentes de Inteligencia de Alemania y EE.UU., los estadounidenses lograron obtener esta información tras 'hackear' la comunicación cifrada de la dirección del Estado Islámico.

El plan de los yihadistas consiste en aprovecharse de que cientos de miles de personas huyen de Siria a Turquía y, disfrazados como refugiados, cruzar la frontera con Turquía en grupos formados por cuatro terroristas.



Una vez en Turquía, los yihadistas tienen previsto viajar con pasaportes falsos a países de Europa occidental, entre ellos Alemania, para llevar a cabo ataques terroristas.

Los islamistas quieren evitar viajar en aviones en su camino hacia Europa occidental debido a los estrictos controles que se realizan en los aeropuertos. Las autoridades alemanas están al corriente de esta situación, dijo a 'Bild am Sontag' un portavoz del Ministerio del Interior germano: "Alemania sigue siendo objetivo del terrorismo yihadista. Esto representa para la seguridad interior una gran amenaza abstracta que en cualquier momento puede convertirse en real bajo la forma de ataques de diferentes dimensiones e intensidad".

El diario subraya que la situación caótica que se vive la frontera sirio-turca hace que sea casi imposible descubrir a terroristas del Estado Islámico entre el flujo de refugiados.

Fuente: Bild am Sontag
Unos 150 yihadistas del Estado Islámico se han rendido a las fuerzas kurdas Peshmerga en Khurmatu, en el norte de Irak.

Después de liberar del control de Estado Islámico a una serie de pueblos en el área de Khurmatu, la cooperación entre las fuerzas iraquíes y las fuerzas Peshmerga contribuyó a la rendición de los islamistas.

Ali Abdulkarim, comandante de las fuerzas iraquíes en la zona de Khurmatu, dijo que un gran número de militantes del Estado Islámico murieron en los enfrentamientos y que sus cadáveres han quedado en las líneas del frente.

"Actualmente los 'peshmergas' y las fuerzas iraquíes están avanzando continuamente y solo 10 kilómetros les separan de la base principal del Estado Islámico en el oeste de Khurmatu", dijo Abdulkarim citado por BasNews.



El martes las fuerzas kurdas Peshmerga atacaron al Estado Islámico en Rabia, Zumar y Mosul, en el norte de Irak, y consiguieron tomar el control de Rabia, una localidad de vital importancia estratégica en la frontera con Siria.

El viernes funcionarios iraquíes informaron que un helicóptero de ataque Mi-35 del Ejército de Irak había sido derribado con un lanzacohetes por el grupo Estado Islámico entre las localidades de Beiji y Al Senniyah, en el norte de Irak.

Fuente: BasNews
la-proxima-guerra-turquia-autoriza-a-su-ejercito-a-entrar-en-siria-irak
El texto habilita tanto el envío de tropas a ambas naciones en guerra

Para Mehmet Sandir, diputado del MHP, era necesario para "salvaguardar la seguridad"

Con 298 de 550 escaños a favor, la Gran Asamblea Nacional de Turquía ha dado luz verde en la noche del jueves al primer ministro, Ahmet Davutoglu, para lanzar operaciones militares en los países vecinos de Irak y Siria.

En concreto, el texto habilita tanto el envío de tropas a ambas naciones en guerra como habilitar las zonas militares turcas para la actividad de otros países aliados. Eso permitirá, por ejemplo, que puedan despegar cazas de la base aérea de Incirlik -en la ciudad sureña de Adana- para golpear al Estado Islámico (IS en siglas inglesas) en la próxima Siria.

Tanto el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) como el turquista Partido de Acción Nacionalista (MHP) han apoyado la moción presentada. Para Mehmet Sandir, diputado del MHP, esta era necesaria para "salvaguardar la seguridad nacional".

El Partido Popular Republicano (CHP), el principal opositor, ha defendido su no a la iniciativa y la ha tildado de "grito de guerra". Ha sido esta agrupación la que ha destacado que ni en una sola línea del texto propuesto no aparecía el término Estado Islámico.

"¿Dónde está el IS en la moción?", se ha preguntado el parlamentario del CHP Akif Hamzaçebi. "El señor Presidente fue puesto en evidencia ayer, cuando resaltó al Parlamento que su intención final es derrocar el régimen [de Bashar Asad]", prosiguió. "Simplemente, no queremos arrastrar Turquía hacia esa hoguera", concluyó, resaltando que tamaña intención meterá a su país en una guerra de final imprevisible.



La falta de referencias al Estado Islámico, principal motivo de la formación de una coalición internacional que, liderada por EEUU, está golpeando posiciones del IS en Irak y Siria, invitaba a la intriga. Aunque algo menos desde que durante el debate en el hemiciclo el ministro de Defensa, Ismet Yilmaz, dejara entrever que su objetivo final era derrocar la dictadura de los Asad.

"La fuente del IS es el régimen sirio", aseguró Yilmaz. "La amenaza contra Turquía ha sido elevada a una nueva dimensión. Es nuestra obligación adoptar medidas contra esta amenaza y proteger a nuestros ciudadanos en el marco de la legalidad internacional", proclamó ante los parlamentarios.

El titular de Defensa no ha detallado en ningún momento qué rol adoptará Turquía en su esfuerzo castrense, aunque sí ha matizado que, aunque la moción permite atacar desde este viernes, no habrá acción armada inmediata.

Ismet Yilmaz señaló tres prioridades para el ejecutivo turco: crear una 'zona tampón' en la franja norte de Siria para proveer asistencia humanitaria a los desplazados dentro de su país, establecer un área de exclusión aérea en ese espacio y entrenar y facilitar la logística del Ejército Libre de Siria (ELS), primer grupo armado alzado contra Damasco.

Quienes se han mostrado más indignados por el sí han sido los diputados del pro kurdo Partido Demócrata de los Pueblos (HDP). Uno de ellos, Ertugrul Kürkçü, ha acusado a la administración turca de no estar preocupada por el IS, y de tratar, con esta moción, sólo de lograr otras ambiciones regionales.

"Permanecéis inmóviles ante las masacres del IS. No tuvisteis preocupación alguna al respecto hasta que Obama los puso en su objetivo", ha criticado Kürkçü. Estas palabras venían a colación de la pasiva actitud que el ejército turco está mostrando estos días contemplando el salvaje asedio que el IS inflige a la ciudad kurdo siria de Kobane.

EL MUNDO está siendo testigo, estos días, de lo que lamenta el HDP. Kobane está a apenas 300 metros de la frontera turca y recibe, con cada vez más intensidad, el castigo de la artillería del IS, que cerca la ciudad por este, sur y oeste. La mayoría teme que la ciudad, de no recibir apoyo castrense, pueda caer en cuestión de días.

Al norte, las tropas turcas han montado un imponente dispositivo para evitar que voluntarios kurdos de Turquía y armas puedan entrar en Siria a apoyar la defensa de Kobane. Este bloqueo se ha extendido a la prensa, cada vez menos capaz incluso de moverse por la zona de la frontera para ser testigo directo del asedio.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-estado-islamico-sigue-avanzando-hacia-kobani-frontera-con-turquia
Los combates entre las fuerzas kurdas y el Estado islámico (EI) en los alrededores de la ciudad kurda siria de Kobani, muy cercana a la frontera con Turquía, se han recrudecido hoy. Diversos testigos han explicado que desde la frontera se han oído diversas explosiones y se divisaban columnas de humo negro procedentes de edificios bombardeados por la artillería de los yijadistas.

El Estado Islámico está cada día más cerca de Kobani, a pesar de los bombardeos lanzados por EEUU y sus aliados árabes en la coalición contra los yihadistas, que intentan acabar con la ofensiva del EI, iniciada hace dos semanas.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha prometido que haría todo los que pudiera para evitar la caída de Kobani. Davutoglu ha hablado horas después de que el Parlamento turco autorizara que Turquía participe en operaciones militares contra los yihadistas en Irak y Siria porque ponen en peligro la seguridad de este país. El Parlamento también dio permiso para que fuerzas extranjeras utilicen bases militares turcas.

Los bombardeos del EI han alcanzado hoy las afueras de la zona este de Kobani y una colina estratégica desde la que se divisa la ciudad. A pocos metros, se encuentran unos tanques del Ejército turco, ya al otro lado de la frontera. Pero hoy no ha habido ninguna señal de que las fuerzas turcas intervinieran. El Gobierno turco no desea implicarse en la guerra de Siria, a pesar de haber prometido ayuda a los kurdos de Kobani.



El régimen sirio ha advertido hoy que considerará como una "agresión" cualquier intervención turca en su territorio. El ministerio de Exteriores sirio ha llamado a la comunidad internacional a solicitar a Turquía que "deje de inmiscuirse en los asuntos de Siria", según la televisión siria.

Damasco acusa a Turquía, desde que empezó la guerra en Siria hace tres años y medio, de apoyar "a grupos terroristas" que luchan contra las fuerzas del presidente sirio, Bashar el Asad.

En la frontera entre Siria y Turquía están atrapados unos 3.000 kurdos sirios, según el Observatorio Sirio de derechos Humanos (OSDH). Las autoridades turcas no les permiten entrar en su territorio y tampoco pueden volver a Kobani u otras poblaciones de la zona por la ofensiva del EI.

Fuente: Ria Novosti
la-proxima-guerra-estado-islamico-abre-su-primer-consulado-en-turquia-ankara
El grupo terrorista Estado Islámico ha abierto su primer consulado en la capital de Turquía, Ankara, y empezó a emitir visas a quienes quieran unirse a la lucha yihadista en Irak, según informan los medios turcos.

De acuerdo con uno de los periódicos más antiguos y respetados de Turquía 'Aydinikdaily', el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha proporcionado tales "comodidades" a la organización terrorista tras las negociaciones con el fin de asegurar el regreso de 49 diplomáticos turcos que fueron secuestrados en el consulado del país en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, por los miembros del Estado Islámico.

El representante de las relaciones exteriores del grupo yihadista, Ab-Omar Al-Tunisi, por su parte, ha declarado que Turquía fue elegido para la instalación de su primer consulado, ya que es un "país amigo y musulmán".



El sitio web, que según la prensa turca pertenece al polémico consulado, indica que todos los seguidores de la causa de la organización pueden enviar una solicitud de visado a su correo electrónico o asistir personalmente en su oficina ubicada en el distrito Çankaya de Ankara.

La página señala que los damnificados durante lucha de la yihad mundial merecen un tratamiento gratuito, sin importar en qué parte del mundo se encuentren.

Fuente: Aydinikdaily
la-proxima-guerra-tanques-turcos-se-enfrentan-al-estado-islamico-en-frontera-con-siria
Turquía despliega tanques en la colina frente a la ciudad fronteriza siria asediada por ISIL, mientras la coalición liderada por EE.UU. lleva a cabo ataques aéreos en Siria.

Tanques turcos han sido enviados a las colinas con vistas a la ciudad fronteriza siria de Ain al-Arab asediada por ISIL, mientras que una coalición liderada por Estados Unidos intensifica sus bombardeos contra el grupo en el norte y el este de Siria.

Su despliegue del lunes se produjo después de que ISIL disparara proyectiles cerca de un campo de refugiados en suelo turco. Al menos 15 tanques fueron colocados, algunos de ellos con sus armas apuntando hacia territorio sirio.

La corresponsal de Al Jazeera, Stefanie Dekker, informando desde la ciudad fronteriza turca de Suruc, dijo que tres proyectiles cayeron en Turquía", muy cerca de un campo de refugiados, fuerzas de seguridad y un número de manifestantes que se habían reunido para expresar su enojo por lo que dicen fue un apoyo limitado proporcionado a los combatientes kurdos que luchan contra ISIL".

"No ha habido ninguna respuesta por parte de la parte turca, hasta ahora", dijo nuestra corresponsal. Los militares dijeron previamente que habían disparado de vuelta el domingo después de que dos bombas de mortero cruzaran la frontera.

Dekker añadió que proyectiles impactaron al menos contra tres casas y una escuela en Ain al-Arab, una ciudad en gran parte kurda conocida por sus residentes como Kobane. "No hubo informes de lesiones, ya que los objetivos estaban vacíos".



Más de 150.000 kurdos sirios se han trasladado a Turquía desde la semana pasada, mientras los combatientes de ISIL presionan hacia Ain al-Arab.

"Las cosas se están intensificando. Esto no significa que ISIL están avanzando, porque tienen artillería de largo alcance, pero se nota que la lucha está en marcha", dijo Dekker.

Los ataques aéreos

Mientras tanto, Estados Unidos lideró los ataques aéreos de la coalición contra pueblos y aldeas en el norte y el este de Siria controladas por ISIL.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Reino Unido que monitorea la violencia en Siria, dijo que la coalición se dirigió contra áreas de almacenamiento de grano en la fortaleza de ISIL en Manbij, al este de Aleppo, matando a los trabajadores y no a combatientes.

El observatorio informó que 10 ataques aéreos contra diversos puntos de la provincia de Idlib, mataron a por lo menos un niño y otras seis personas, entre ellas cinco miembros de una misma familia.

Al Jazeera no puede verificar de forma independiente los informes.

Las supuestas víctimas civiles se sumarían a los 19 civiles que el Observatorio dice que ya han muerto en ataques contra el grupo.

Según el corresponsal de Al Jazeera en Beirut, Zeina Khodr, los sentimientos anti-occidentales están aumentando a medida que más civiles son asesinados.

Un activista en una ciudad controlada por ISIL, que pidió no ser identificado, dijo a Al Jazeera: "Estos ataques aéreos están causando una crisis económica ahora que el invierno está a la vuelta y la gente necesita combustible para calefacción. La mayor parte de las instalaciones petroleras no están en funcionamiento, incluso aquellas que no se han visto afectadas porque la gente tiene miedo".

El domingo, Human Rights Watch dijo que había confirmado la muerte de al menos siete civiles - dos mujeres y cinco niños - por ataques aparentemente de misiles estadounidenses el 23 de septiembre en la localidad de Kafr Derian en la provincia de Idlib.

Basó sus conclusiones en conversaciones con tres residentes locales.

Fuente: Aljazeera
la-proxima-guerra-se-prepara-turquia-para-la-ocupacion-de-siria
A medida que los terroristas apoyados por Occidente conducen supuestamente a decenas de miles de refugiados hacia territorio turco, y en medio de lo que se llama una "campaña sostenible y persistente" de ataques aéreos, ataques con misiles, y otros surtidos ataques contra territorio sirio, Occidente se prepara para desempolvar los planes para establecer una "zona de seguridad" en el norte de Siria, protegida por tropas de la OTAN - en particular de Turquía.

El periódico Hurriyet Daily News en su artículo, "Turkey’s top soldier inspects troops on Syrian border as gov't signals joining anti-ISIL bid", indicó que Turquía se preparaba para unirse a los ataques unilaterales ilegales en Siria encabezados por los EE.UU. y el respaldo de varias autocracias del Golfo Pérsico. El Hurriyet informó:

El Comandante de las fuerzas terrestres de Turquía inspeccionó las tropas a lo largo de la frontera con Siria el 24 de septiembre, ya que el gobierno turco señaló un cambio de política en unirse activamente a la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra la amenaza yihadista en Irak y Siria.

El comandante de las Fuerzas Terrestres, el Gen. Hulusi Akar visitó las instalaciones y tropas militares turcas desplegadas a lo largo de la frontera con Siria, donde fue informado por los oficiales en el terreno.



Turquía aumentó su presencia militar a lo largo de la frontera con Siria para hacer frente a las corrientes de refugiados en los últimos años y con la potencial ofensiva siria el año pasado. También hay informes de que el ejército ha intensificado su movilidad militar en la región después de que el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) atacaran a los kurdos sirios en la región de Kobane fronteriza con Turquía.

Imagen: Incluso los mapas del territorio de ISIS utilizados por los medios de comunicación occidentales revelan corredores bien definidos que conducen desde el territorio turco tanto hacia Siria como Irak. Está claro que ISIS no es un "estado", sino más bien una invasión y ocupación de territorio procedentes de la OTAN.

Mientras que la ofensiva militar planeada el año pasado fue atacar directamente al Ejército Árabe Sirio con provocaciones que más tarde se reveló que habían sido ataques de bandera falsa realizados contra Turquía por el propio gobierno turco, parece que ahora el llamado "Estado islámico" (ISIS) servirá como cubierta para las ambiciones extraterritoriales de la OTAN. ISIS, que no es ni islámico, ni un estado, es la culminación de años de armar, apoyar de forma encubierta y financiación de Estados Unidos, Europa, el Golfo Pérsico y Turquía.

Turquía, en particular, ha servido como un refugio seguro para los terroristas de ISIS durante los últimos 3-4 años. De hecho, los mapas que muestran el territorio de ISIS "a través de los medios de comunicación occidentales muestran pasillos que conducen directamente desde territorio turco definidos claramente. Los miles de millones en dinero en efectivo, armas, equipos, e incluso los vehículos usados ​​para construir lo que ahora es una fuerza mercenaria para tomar el poder de forma simultánea en tres países - Líbano, Siria e Irak - fueron proporcionados por países como Arabia Saudita y Qatar y canalizados en manos de los terroristas por agentes de la CIA que operan a lo largo de la frontera de Turquía con Siria.

A pesar del juego de la retórica de cambio de nombre de esta fuerza mercenaria para confundir a un público inconsciente, no hay otra explicación de la escala de las operaciones de ISIS más allá de la tutela multinacional estatal. Si Siria, Líbano, Irán e Irak están luchando contra ISIS, a través del proceso de eliminación, estos estados patrocinadores - sea que lo admitan o no - pueden ser fácilmente identificados.

La planificación de Turquía de la ocupación de Siria es una conspiración documentada.

Quitar territorio a Siria y crear "zonas de amortiguación" fue parte de la agenda de Estados Unidos en Siria desde hace años - mucho antes de que la amenaza de ISIS se esgrimiera como pretexto potencial para dirigir la intervención militar estadounidense. ISIS es simplemente la última construcción que se utiliza para implementar la estrategia.

Si bien la idea de una zona de amortiguamiento tiene la intención de parecerse al último intento honesto para resolver una creciente crisis regional y para "ganar" la guerra en Siria, en realidad esto ha sido planeado por lo menos desde marzo de 2012, donde se propuso la idea por parte del corporativo-financiero financiado Brookings Institution en su "Oriente Medio Memo # 21" "Assessing Options for Regime Change" en el que expresamente se decía:

"Una alternativa es que los esfuerzos diplomáticos para centrarse primero en la forma de poner fin a la violencia y la forma de obtener acceso humanitario, como se está haciendo bajo el liderazgo de Annan. Esto puede conducir a la creación de refugios seguros y corredores humanitarios, lo que tiene que ser respaldado por el poder militar limitado. Esto, por supuesto, está a la altura de los objetivos estadounidenses para Siria y podría preservar a Asad en el poder. Desde ese punto de partida, sin embargo, es posible que una amplia coalición con el mandato internacional apropiado podría añadir nuevas medidas coercitivas a sus esfuerzos".

Brookings continúa describiendo cómo la alineación de Turquía de grandes cantidades de armas y tropas a lo largo de su frontera en coordinación con los esfuerzos israelíes en el sur de Siria, podría ayudar a efectuar el cambio de régimen en Siria:

Además, los servicios de inteligencia de Israel tienen un gran conocimiento de Siria, así como activos dentro del régimen sirio que podrían ser utilizados para subvertir la base de poder del régimen y presionar para la eliminación de Asad. Israel podría posicionar fuerzas sobre o cerca de los Altos del Golán y, al hacerlo, podría desviar las fuerzas del régimen de luchar contra la oposición. Esta postura puede conjurar los temores en el régimen de Asad de una guerra de varios frentes, sobre todo si Turquía está dispuesta a hacer lo mismo en su frontera y si la oposición siria está siendo alimentada con una dieta constante de armas y entrenamiento. Tal movilización tal vez podría persuadir al liderazgo militar de Siria a derrocar a Asad con el fin de preservarse a sí mismo. Sus defensores argumentan que esta presión adicional podría inclinar la balanza en contra de Asad en Siria, si otras fuerzas estuvieran alineadas correctamente.

Claramente, una "zona de amortiguación" es el siguiente paso para los diseños occidentales dirigidos a exigentes cambio de régimen en Siria. También es un paso que sólo necesita un pretexto para seguir adelante. En 2012, fabricaron incidentes fronterizos con Turquía que estaban siendo utilizados para ayudar a implementar esta estrategia, pero fracasaron. Ahora la amenaza de ISIS se está utilizando para revender el mismo esquema exacto.

Turkey's Daily Sabah informaría en un artículo titulado, "El Ejército turco será autorizado en Irak y Siria, dice Davutoglu" que:

El Gobierno turco pedirá la autorización del Parlamento para las operaciones militares en Siria e Irak, dijo el recién electo PM Ahmet Davutoglu, en una conferencia de prensa el martes.

El documento también informaría:

"No puede haber dos proyectos de ley diferentes en función de los riesgos en la región", dijo Davutoglu. "Esperamos que la situación de seguridad no se deteriorará para Turquía en la región y que no tendrá que enviar fuerzas armadas."

Turquía, sin embargo, tomará todos los medios necesarios contra los riesgos que pongan en peligro la seguridad nacional del país y la estabilidad de la región, de acuerdo con Davutoglu.



Por supuesto, con ataques aéreos estadounidenses dejando un vacío que pronto se llenará de extremistas no impugnados por el Ejército Árabe Sirio forzados a retroceder en temor a provocar una nueva agresión occidental, la situación sin duda va a "deteriorarse". Así como Turquía organizó operaciones de bandera falsa en su frontera el año pasado en un intento de provocar una guerra con Siria directamente, y mediante el apoyo a los terroristas que resulta en una catástrofe humanitaria predecible ahora se extienda al territorio de Turquía, el vacío que los EE.UU. están creando intencionalmente pretende estar lleno de mercenarios terroristas y fuerzas de la OTAN para protegerlos mientras la parte frontal avanza cada vez más cerca de Damasco, en la forma de una "zona de amortiguación".

La única manera de que Siria evite que esto suceda es que ellos y sus aliados reunan rápidamente los medios tácticos, estratégicos y políticos con los que llenar el vacío en el este de Siria para evitar la "campaña de Occidente sostenible y persistente" de raíz. Porque si esta campaña echa raíces, cualquier intento por parte de Damasco para retomar territorio de Occidente y sus aliados terroristas con los que están operando, puede desencadenar una confrontación directa entre los EE.UU. y Damasco - la provocación final que Occidente está buscando para concluir sus planes estancados para el cambio de régimen en Siria.

Las operaciones en Estados Unidos a largo plazo en territorio sirio, con o sin fuerzas turcas implicadas, todavía podría convertirse en una trampa por parte de Siria y sus aliados. Al evitar las provocaciones y la confrontación militar directa con Occidente, Siria puede utilizar las fuerzas de poder para atrapar a Occidente en otro atolladero prolongado y costoso. Tal estrategia requeriría la construcción de una mayor disuasión contra nuevas incursiones hacia vitales centros de población de Siria, junto con la paciencia política inconmensurable. Occidente se quedará con más retrasos y complicaciones, así como los costos inmensos que se convertirán cada vez en más difíciles de justificar ante un público occidental ya cansados ​​de la guerra.

Fuente: Land Destroyer
la-proxima-guerra-arrancan-los-ejercicios-militares-otan-en-mar-negro
La OTAN inicia ejercicios bélicos en aguas internacionales de los Balcanes, con buques de guerra y tropas de varios países miembros que también 'estarán de visita' en Bulgaria hasta el 22 de septiembre.

Se llevarán a cabo ejercicios navales de la OTAN al sureste del puerto de Constanza, fuera de las aguas territoriales de Rumania. El grupo marítimo de la Alianza incluye las tropas de EE.UU., el Reino Unido, Alemania, Grecia, España, Italia, Países Bajos y Turquía, así como las fuerzas navales de Bulgaria, Rumania y Canadá.

Los ejercicios incluyen tareas de comunicación, maniobras tácticas conjuntas, intercambio de datos sobre situación en superficie y bajo el agua. Las fuerzas navales del bloque también tendrán que derrotar a enemigos simulados en el aire y en el mar.



Los ejercicios de la OTAN arrancan justamente después de la integración en las fuerzas efectivas de la Flota rusa del Mar Negro del primer submarino de clase Varshavianka, capaz de detectar la presencia enemiga a distancias hasta cuatro veces superiores al alcance que tienen submarinos análogos de otros países, según RIA Novosti.

Los submarinos del proyecto 636.3 clase Varshavianka pertenecen a buques de tercera generación, desplazan 3.100 toneladas y pueden navegar a una velocidad de hasta 20 nudos y descender a 300 metros de profundidad.

Su armamento incluye seis tubos lanzatorpedos de 533 milímetros, minas y sistemas de misiles Kalibr. La OTAN los ha denominado "agujero negro en el mar" por lo difícil que resulta descubrirlos.

Fuente: Ria Novosti
la-proxima-guerra-españa-desplegara-bateria-antimisiles-patriot-en-turquia
El destacamento del Ejército español sustituirá a otro de Holanda

España destacará una batería de misiles antimisil balístico Patriot en Turquía a finales de enero de 2015 en el marco de la OTAN, según anunció el miércoles en el Congreso el ministro de Defensa, Pedro Morenés. El destacamento, con 130 militares y seis lanzadores, tomará el relevo a otro de Holanda y trabajará en cooperación con unidades similares de Alemania y EE UU.

La OTAN desplegó este dispositivo defensivo a petición de Turquía el año pasado, después de que proyectiles procedentes de Siria, donde el Ejército de Bachar el Asad se enfrentaba a las milicias opositoras, cayeran en territorio turco. Defensa compró en 2004 una batería de misiles Patriot de segunda mano a Alemania por 60 millones de euros. El sistema, de fabricación estadounidense, incluye un radar AN/ MPQ-53 y misiles MIM-104, capaces de detectar un misil balístico a 150 kilómetros e interceptarlo a unos 70 de distancia y a 30 o 40 de altura. Está previsto que el despliegue rotativo —el primero de carácter operativo de una unidad antiaérea del Ejército español en el extranjero— dure seis meses, aunque podría prolongarse hasta un año.



Ante la Comisión de Defensa, Morenés detalló las capacidades militares que podría aportar España a la coalición internacional contra el autodenominado Estado Islámico (EI), que ocupa amplias zonas de Siria e Irak. El listado fue el mismo que desgranó el martes su colega de Exteriores, José Manuel García-Margallo —uso de las bases de Rota y Morón; transporte estratégico; otras capacidades de apoyo aéreo, así como de mando, control e inteligencia; asesoramiento y formación del Ejército iraquí y entrega de material militar letal y no letal—, con la diferencia de que no se trataría de contribuciones hipotéticas, sino de capacidades que ya están ofrecidas y cuya materialización dependerá de que se soliciten. Un general y siete oficiales españoles trabajan en el cuartel general del Mando Central del Ejército de EE UU en Tampa (Florida) en el planeamiento de la operación, junto a militares de 47 países.

Morenés solo puso dos límites a la contribución militar española: no estará “ni en la tierra”, con tropas de combate sobre el terreno, “ni en los bombardeos”, con aviones lanzando ataques. También dejó claro que cualquier entrega de armamento se hará “al Gobierno iraquí legalmente constituido” y no a las milicias kurdas (peshmergas). De igual modo, España quiere centrar su contribución militar a la campaña en Irak —donde cree que cuenta con base jurídica suficiente— y evitar Siria, donde carece de cobertura legal.

En respuesta a la mayoría de los grupos —y en especial al portavoz socialista, Diego López Garrido, quien le reprochó su “falta de liderazgo”—, el ministro aseguró que España ha estado “desde el primer momento” en primera línea de la lucha contra el yihadismo y restó importancia a la reunión que EE UU y otros nueve países celebraron en los márgenes de la cumbre de la OTAN en Gales, de la que España estuvo ausente, asegurando que fue un encuentro entre Gobiernos que habían decidido actuar unilateralmente, y que la coalición internacional se encuentra todavía hoy “en fase embrionaria”.

Tras comprometerse a pedir permiso al Parlamento cuando se concrete la aportación española, Morenés insistió en el riesgo que el terrorismo yihadista supone para la seguridad de España. “Más vale pararlo lejos de nuestras fronteras que en nuestras fronteras”, advirtió.

Fuente: El Pais
El Shin Bet ha detenido a 93 activistas de Hamas acusados ​​de planear una Tercera Intifada, la creación de células terroristas en Jenin, Nablus, Jerusalén Este, Ramallah y Hebrón.

La investigación de los 93 activistas de Hamas detenidos en Cisjordania en los últimos meses reveló que habían participado en la planificación de una serie de ataques masivos contra objetivos israelíes - con un enfoque en la violencia en el complejo del Monte del Templo - con el fin de instigar a una tercera intifada.

El plan requería el uso de la intifada como cobertura para apoderarse del gobierno en Ramallah, que habría sido llevado por el "Mohammed Deif de Cisjordania", que opera en la actualidad fuera de Turquía.

Más de 70 autos de procesamiento fueron emitidos en los últimos días en los tribunales militares en Cisjordania, y que exponen el mayor esfuerzo de coordinación que Hamas ha intentado en la zona desde la Operación Muro Defensivo, hace más de una década.

En el marco de la operación planificada, células terroristas fueron creados en 46 ciudades y pueblos palestinos - en Jenin, Nablus, Jerusalén Este, Ramallah y Hebrón.



La infraestructura para la operación fue expuesta en mayo, junto con la identidad de su líder, encargado de las operaciones de Hamas, Saleh al-Arouri, que permanece en Turquía, según el Shin Bet.

Ynet dijo que en los últimos meses hubo un movimiento activo de activistas de Hamas que llegaban a Hebrón desde el extranjero. Estos agentes fueron conocidos por las fuerzas de seguridad como leales a al-Arouri.

Los operativos fueron asistidos por mensajeros de Jordania, que transfirieron entre $600,000 y $50,000 en cada paso por la frontera. Los fondos fueron trasladados a través de Turquía y Jordania, y estaban destinados a la compra de vehículos y pisos francos.

El Shin Bet confiscó el dinero en efectivo, así como 24 fusiles M-16 (no de fabricación israelí), seis pistolas, y siete lanzadores de misiles, cargadores y un montón de munición.

Al-Arouri fue liberado de la prisión israelí hace varios años. El era uno de los funcionarios de Hamas que participaban en las negociaciones para la liberación del soldado Gilad Shalit. En los últimos años las fuentes de seguridad lo han nombrado como el origen de las operaciones terroristas contra israelíes en Cisjordania.

A la cabeza de la infraestructura militar en Cisjordania destaca Riyad Nasser, que fue detenido hace varios meses - pero cuyo interrogatorio sólo se inició en el verano después de terminada su huelga de hambre.

Estudiantes de ingeniería y química palestinos fueron reclutados para la operación. Uno de los detenidos más notables es doctor en ciencias de la computación - reclutado en Malasia y que se formó en la encriptación y los ataques cibernéticos.

"El descubrimiento de la infraestructura atestigua el gran peligro que representa la sede de Hamas en el extranjero, dado su plan estratégico para tomar el control de la Autoridad Palestina", dijo el Shin Bet.

"Khaled Mashal era consciente de esto y el gobierno turco sabía sobre las operaciones que emanaban de su territorio. Fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina recibieron actualizaciones sobre la investigación. El plan de Hamas era el mismo que su toma de la Franja en 2007. Al-Arouri es el Mohammed Deif de Cisjordania".

Fuente: Ynet
la-proxima-guerra-barack-obama-helicoptero-presidencial-air-force-2-irak-estado-islamico
Esto es una reminiscencia de la conclusión alcanzada por el Grupo de Investigación en Irak, que ya intentó proporcionar un pretexto para la invasión de Bush en 2003.

Un informe desclasificado en el verano de 2012 y que estuvo en el Archivo de Seguridad Nacional afirma que eran "analíticas disponibles" y predisposiciones las que llevaron a la guerra, a la destrucción del país y a la muerte de más de un millón de personas.

Ahora los EE.UU. están tratando de volver a examinar esta excusa para explicar el rápido avance del Estado Islámico en Irak y Siria.

Además, el gobierno está tratando de vender la idea de que la retirada de las tropas de Irak fue una mala idea.

Aunque Obama hizo campaña a favor de la reducción de tropas en un esfuerzo por complacer y engañar a la facción pacifista del Partido Demócrata, ahora dice que fue el liderazgo corrupto iraquí instalado en Bagdad el que fue responsable de la retirada y por lo tanto del aumento y el avance de ISIS o el Estado islámico.



"La razón de que no teníamos una continuación de la fuerza en Irak fue porque la mayoría de los iraquíes no querían que las tropas estadounidenses estuvieran allí y políticamente no podían aprobar el tipo de leyes que serían necesarias para proteger a nuestras tropas en Irak", dijo Obama la semana pasada.

Si podemos creer a Obama, la administración continúa siendo sorprendida por el empuje del Estado Islámico en curso y aparentemente incontenible, más recientemente mientras el grupo, ahora considerado un ejército, estaba en torno a Erbil.

"De acuerdo con fuentes cercanas a las conversaciones, el Presidente Obama se resistió a usar la fuerza militar de nuevo en Irak porque no se sentía confiado en que había suficiente inteligencia sobre el terreno. También se mostró reacio a revertir la retirada total de las fuerzas de combate en Irak, con la que cumplió una promesa clave de su campaña electoral," escribió Josh Rogin para The Daily Beast este sábado.


De hecho, como ha señalado Infowars.com durante meses, ISIS, anteriormente al-Qaeda en Irak, y ahora Estado Islámico es una fuerza diseñada por la CIA y entrenada por el ejército estadounidense. Ha recibido asistencia y fondos de Arabia Saudita, los emiratos del Golfo y Turquía. Su misión es la continuación del plan de destruir el Medio Oriente y balcanizar aún más la región.

Fuente: Infowars