Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-soldados-kurdos-peshmergas-van-hacia-kobane-turquia-siria-irak
Al menos 80 soldados marchan por tierra hasta la ciudad kurdo-siria para combatir al IS

Las autoridades turcas han dado vía libre para que accedan a Siria a través de su frontera

Es la primera vez que los peshmerga operan oficialmente fuera de su demarcación en Irak

El primer contingente de soldados kurdo-iraquíes -conocidos como peshmerga- ha partido de su base en la tarde del martes hacia la población kurdo-siria asediada por el Estado Islámico (IS, en siglas inglesas). El objetivo es contribuir a sostener los envites de los yihadistas que, desde hace poco más de un mes, están resistiendo encarnizadamente las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) kurdas.

De acuerdo con fuentes del ministerio de Peshmerga de Erbil -capital de la autonomía kurda de Irak- al menos ochenta soldados marcharán por tierra hasta Kobane, conduciendo tres docenas de vehículos. Su convoy está formado por buses, todoterrenos, camiones con la carga cubierta y vehículos tipo pick up, algunos de ellos cargados con ametralladoras de gran calibre y piezas de artillería. También portan, según la agencia AFP, lanzacohetes.



Está previsto que el contingente rodado cruce la frontera turco-iraquí y llegue a Kobane a través de Turquía, cuyo paso de Mursitpinar lleva a apenas 300 metros de la localidad sitiada. Según contaron fuentes funcionariales a AFP, 72 peshmerga aterrizarán a última hora del martes en la ciudad turca de Sanliurfa, próxima a la atribulada divisoria. El Gobierno turco no lo ha confirmado.

El papel de Turquía en la ofensiva kurda

Los uniformados de Erbil entran en acción una semana después de que las autoridades turcas anunciaran vía libre a través de su suelo. Cierta demora había provocado inquietud entre los kurdos, aunque este martes el ministro de Exteriores, Mevlut Çavusoglu, ha recalcado que "no hay problema político" al respecto. "No hay problema con su cruce. Pueden cruzar en cualquier momento", añadió, citado por la agencia semioficial Anadolu.

Sí pareció haber problema con el anuncio del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Aseguró esta semana que había un acuerdo para permitir que alrededor de 1.300 guerrilleros del Ejército Libre de Siria (ELS), la milicia anti Asad más veterana, tomasen parte en la defensa de Kobane. El Partido de la Unión Democrática (PYD), la principal formación kurdo siria, tachó de "mentira" la afirmación del jefe de Estado.

Esta misión supone un momento histórico para la kurdicidad. No es sólo la primera vez que los peshmerga operan oficialmente fuera de su demarcación, sino que además es la primera vez que acuden al socorro de otra comunidad kurda. Hasta la fecha, las rencillas políticas entre facciones kurdas habían evitado que soldados de Erbil entraran en el Kurdistán sirio -conocido como Rojava- para defenderlo de sus enemigos.

De hecho, el PYD sigue reacio a la llegada de peshmerga de Kobane. Teme que aceptar la ayuda de Erbil y Ankara -aliadas entre ellas- mine su independencia. No se han publicado qué contrapartidas aceptó el PYD para la entrada de peshmerga, pero los turcos no esconden su interés en que las YPG y el PYD colaboren, en el futuro, en sus planes para derrocar a Bashar Asad.

En las últimas horas, el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, se ha reafirmado en estas intenciones y ha ido más allá al afirmar su rechazo a que el PYD o afines -a los que vincula a la considerada "terrorista" guerrilla PKK- gobierne un Kobane libre del IS. Para el dirigente, es necesaria una "estrategia integrada" que persiga armar al ELS para descabezar Damasco.

Mientras tanto, los combates continúan en todos los frentes del cerco. El IS, viendo pronta la llegada de los peshmerga, arreció su ofensiva en las últimas horas. El fuego aéreo, procedente de aparatos de la coalición internacional anti IS que lidera Estados Unidos, ha seguido golpeando posiciones de los yihadistas en los aledaños de Kobane. En busca de desmoralizar al contrincante, el IS publicó el lunes un vídeo propagandístico tratando de demostrar que la batalla "está a punto de finalizar" con victoria para ellos.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-israel-fronteras-artificiales-oriente-medio-desapareceran-irak-siria-egipto
El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, ha subrayado que las fronteras de países de Oriente Medio van a cambiar mucho en el futuro como resultado de los actuales acontecimientos en la región.

En una entrevista concedida a la Radio Pública Nacional de EE.UU. (NPR) Yaalon dijo que las fronteras de muchos países de la región fueron artificialmente trazadas por los países occidentales y que las guerras en los últimos años muestran que parte de de ellos están condenados a resquebrajarse.

"Tenemos que diferenciarlos de países que, como Egipto, tienen su historia. Egipto continuará siendo Egipto", sostuvo.

Al contrario, el ministro dijo que "Libia fue una creación, una creación occidental, como resultado de la Primera Guerra Mundial". "Siria e Irak son lo mismo —naciones artificiales— y lo que vemos ahora es el colapso de esta idea occidental", agregó.

Sin embargo, Yaalon no dijo nada sobre las fronteras de Israel, también trazadas por los países occidentales después de la Segunda Guerra Mundial, ni tampoco sobre si cambiarán o no.

Fuente: NPR


En este nuevo y original análisis, Thierry Meyssan expone las causas geopolíticas del fracaso de la guerra contra Siria y los verdaderos objetivos de la supuesta guerra contra el Emirato Islámico. Este artículo resulta especialmente importante para quien aspire a entender el panorama de las relaciones internacionales en este momento y la cristalización de los conflictos en el Levante (Irak, Siria y Líbano).

En este momento estamos viendo la tercera crisis que tiene lugar en el bando de los agresores desde el inicio de la guerra contra Siria.

- En junio de 2012, durante la conferencia Ginebra I, que debía iniciar el regreso a la paz y organizar una nueva repartición del Medio Oriente entre Estados Unidos y Rusia, Francia –donde Francois Hollande acababa de ganar la elección presidencial– planteó una interpretación restrictiva del comunicado final de aquel encuentro. Y después organizó la reanudación de la guerra, con la complicidad de Israel y Turquía y con el apoyo de la secretaria de Estado Hillary Clinton y del director de la CIA David Petraeus.

- Cuando el presidente Barack Obama sacó del juego a Hillary Clinton y David Petraeus, Turquía, junto con Israel y Francia, organizó el ataque químico en las afueras de Damasco, atribuyéndolo a Siria. Pero Estados Unidos se negó a dejarse arrastrar a una guerra punitiva.

- En una sesión secreta del Congreso realizada en enero de 2014, Estados Unidos impuso la aprobación del financiamiento y la entrega de armamento a Daesh [1], grupo yihadista al que se le asignó la misión de invadir la parte sunnita de Irak y la parte de Siria donde viven los kurdos. El objetivo era dividir esos dos grandes Estados. Francia y Turquía armaron entonces al grupo representante de al-Qaeda en Siria (el Frente al-Nusra) para que atacara a Daesh y lograr así que Estados Unidos volviera al plan inicial de la coalición. Al-Qaeda y Daesh se reconciliaron en mayo de 2014, como resultado de un llamado de Ayman al-Zawahiri en ese sentido, y actualmente Francia y Turquía siguen sin sumarse a los bombardeos de la coalición estadounidense.



En general, en la coalición de los llamados «Amigos de Siria», que en julio de 2012 contaba «un centenar de Estados y organizaciones internacionales», hoy sólo quedan 11 países. Por su parte, la coalición formada contra Daesh cuenta oficialmente «más de 60 Estados», pero lo que estos tienen en común es tan poca cosa que la lista se mantiene en secreto.

Intereses muy diferentes

La coalición se compone en realidad de numerosos Estados que persiguen cada uno sus propios objetivos muy específicos, al extremo que no logran ponerse de acuerdo sobre un objetivo común. Podemos distinguir 4 fuerzas:

- Estados Unidos quiere controlar los hidrocarburos de la región. En el año 2000, el National Energy Policy Development Group (NEPDG) presidido por Dick Cheney había identificado –gracias a imágenes satelitales y datos provenientes de prospecciones– las reservas mundiales de hidrocarburos y había observado las inmensas reservas de gas existentes en Siria. Durante el golpe de Estado militar que se produjo en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, Washington decidió atacar sucesivamente 8 países (Afganistán, Irak, Libia, Líbano y Siria, así como Sudán, Somalia e Irán) para apoderarse de sus riquezas naturales. El estado mayor estadounidense adoptó entonces el plan de rediseño del «Medio Oriente ampliado», que también incluye el desmantelamiento de Turquía y Arabia Saudita, y el Departamento de Estado creó al año siguiente su departamento MENA para organizar las «primaveras árabes».

- Israel defiende sus propios intereses nacionales: a corto plazo el Estado hebreo prosigue su campaña de expansión territorial. Simultáneamente y sin esperar a controlar todo el espacio entre los dos ríos (el Nilo y el Éufrates) Israel también espera controlar todo el conjunto de la actividad económica de la zona, incluyendo –por supuesto– los hidrocarburos. Para garantizar su propia protección en esta era de misiles, Israel espera simultáneamente hacerse del control de una zona de seguridad a lo largo de su frontera (en este momento, ha expulsado a los cascos azules de la frontera del Golán, reemplazándolos por al-Qaeda) y neutralizar por otra parte los ejércitos de Egipto y de Siria sorprendiéndolos de revés (despliegue de los misiles Patriot de la OTAN en Turquía y creación de un Kurdistán en Irak y así como de Sudán del Sur).

- Francia y Turquía persiguen el sueño de la restauración de sus respectivos imperios. Francia espera obtener un mandato sobre Siria, o al menos sobre una parte de ese país. Para eso creó el Ejército Sirio Libre y le entregó la bandera verde, blanca y negra con las tres estrellas utilizada en tiempos del mandato francés en Siria. Mientras tanto, Turquía espera restaurar el Imperio otomano. Desde septiembre de 2012, Ankara designó un wali encargado de administrar lo que ya consideraba una provincia. Los proyectos de Turquía y Francia son incompatibles dado que el Imperio otomano había admitido que algunas de sus provincias fueran administradas con otras potencias coloniales.

- Para terminar, Arabia Saudita y Qatar saben que sólo pueden lograr sobrevivir poniéndose al servicio de Estados Unidos y combatiendo los regímenes laicos, cuyo único representante en la región es precisamente la República Árabe Siria.

Evolución de la coalición

Esas 4 fuerzas sólo lograron colaborar entre sí durante la primera parte de la guerra –desde febrero de 2011 hasta junio de 2012. Se trataba, en efecto, de una estrategia de 4ª generación: varios grupos de fuerzas especiales organizaban incidentes y emboscadas aquí y allá, mientras que las televisiones atlantistas y de los países del Golfo iban creando la imagen de una dictadura alauita que reprimía una revolución democrática. Las sumas invertidas y la cantidad de soldados desplegados no eran gran cosa y cada uno de los participantes creía que después del derrocamiento de la República Árabe Siria podría arreglárselas para sacar el mayor provecho a expensas de las otras fuerzas.

Sin embargo, a principios de 2012, la población siria comenzó a dudar de las televisiones que aseguraban que el presidente Bachar al-Assad era un torturador de niños y que el derrocamiento de la República Árabe Siria daría paso a un régimen confesional al estilo libanés. El asedio impuesto a los takfiristas del emirato islámico de Baba Amro ya se veía como el preludio del fracaso de la operación. Francia negoció entonces una salida de la crisis y la liberación de los oficiales franceses que habían caído prisioneros. Estados Unidos y Rusia negociaron para tomar los lugares del Reino Unido y de Francia y repartirse toda la región, como Londres y París lo habían hecho en 1916 con los acuerdos Sykes-Picot.

Y desde aquel momento nada ha funcionado bien en el seno de la coalición. Sus sucesivos fracasos indican que no puede ganar.

En julio de 2012, Francia celebraba con bombo y platillo en París la reunión más importante de la coalición y reanudaba la guerra. El discurso del presidente francés Francois Hollande había sido redactado en inglés, probablemente por los israelíes, y traducido al francés para que lo leyera el presidente de Francia. La secretaria de Estado Hillary Clinton y el embajador estadounidense Robert S. Ford (formado por John Negroponte [2]) emprendían la mayor guerra secreta de la historia. Al igual que en Nicaragua, ejércitos privados reclutaban mercenarios y los enviaban a Siria. Pero esta vez los mercenarios contaban con una formación ideológica cuyo objetivo eran la creación y entrenamiento de las hordas de yihadistas. El Pentágono perdía el control de las operaciones, control que pasó a manos del Departamento de Estado y la CIA. El costo de la guerra ya alcanzaba proporciones colosales. Pero ese costo no lo asumieron Estados Unidos, Francia ni Turquía sino Arabia Saudita y Qatar.

Según la prensa atlantista y los medios de las monarquías del Golfo, algunos miles de extranjeros acudieron así en ayuda de la «revolución democrática siria».

Pero en Siria «la revolución democrática» no aparecía por ningún lado. Lo que sí podía verse eran grupos de fanáticos que gritaban eslóganes como «¡Revolución pacífica: los cristianos a Beirut, los alauitas al hueco!» [3] y «¡No al Hezbollah! ¡No a Irán! ¡Queremos un presidente temeroso de Dios!» [4]. Según el Ejército Árabe Sirio, a Siria llegaron no algunos miles sino 250 000 yihadistas entre julio de 2012 y julio de 2014.

Sin embargo, al día siguiente de su reelección, Barack Obama obligaba al general David Petraeus a renunciar a su cargo como director de la CIA y descartaba mantener a Hillary Clinton como miembro de su nueva administración. Así que, a inicios de 2013, la coalición se reducía prácticamente a Francia y Turquía mientras que Estados Unidos hacía lo menos posible. Por supuesto, era el momento que el Ejército Árabe Sirio esperaba para iniciar su inexorable reconquista del territorio.

En Siria, Francois Hollande y Recep Tayyip Erdogan, Hillary Clinton y David Petraeus pretendían derrocar la república laica e imponer un régimen sunnita, que habría estado bajo la administración directa de Turquía pero que incluiría altos funcionarios franceses, un modelo heredado del final del siglo XIX pero que no presentaba interés de ningún tipo para Estados Unidos.

Barack Obama y sus dos secretarios de Defensa Leon Panetta y Chuck Hagel, abrigan una visión política radicalmente distinta. Panetta fue miembro de la Comisión Baker-Hamilton y Obama fue electo en función del programa de esa comisión. Según ellos, Estados Unidos no es ni debe ser una potencia colonial en el sentido mediterráneo del término. O sea, Estados Unidos no debe plantearse el control de un territorio mediante la instalación de colonos. En relación con lo que se obtuvo, el experimento de la administración Bush resultó extremadamente costoso y por lo tanto es algo que no debe repetirse.

Después de que Turquía y Francia trataran de empujar Estados Unidos a emprender una gran campaña de bombardeos contra Siria con la puesta en escena del ataque químico del verano de 2013, la Casa Blanca y el Pentágono decidieron retomar la iniciativa. Así que en enero de 2014, la Casa Blanca y el Pentágono convocaron el Congreso de Estados Unidos en una reunión secreta y lo obligaron a votar una ley secreta que aprobaba un plan para dividir Irak en 3 Estados así como la secesión de la zona kurda de Siria. Para ello decidieron financiar y armar un grupo yihadista capaz de hacer lo que las fuerzas armadas de Estados Unidos no pueden hacer porque el derecho internacional no lo permite: una limpieza étnica.

Barack Obama y sus ejércitos no se plantean el rediseño del «Medio Oriente ampliado» como un objetivo en sí sino únicamente como una manera de controlar los recursos naturales. Y utilizan un concepto clásico: el principio de «divide y vencerás», no para crearse puestos de reyes y presidentes en nuevos Estados sino para proseguir con la política que Estados Unidos ha venido aplicando desde los tiempos de la administración de Jimmy Carter.

En su discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el 23 de enero de 1980, el entonces presidente Jimmy Carter planteaba la doctrina que lleva su nombre: Estados Unidos considera que los hidrocarburos del Golfo son indispensables para su economía y que por lo tanto le pertenecen. Así que cualquier forma de poner en duda ese axioma será considerada «un acto contra los intereses vitales de los Estados Unidos de América y ese acto será rechazado con todos los medios necesarios, incluyendo el uso de la fuerza militar». Con el tiempo, Washington se ha dotado del instrumento necesario para aplicar esa política –el CentCom– y ha extendido su zona vedada hasta el Cuerno de África.

A partir de lo anterior, la actual campaña de bombardeos de la coalición ya no tiene nada que ver con la voluntad inicial de derrocar la República Árabe Siria. Tampoco tiene relación alguna con la supuesta «guerra contra el terrorismo». Sólo busca defender los intereses económicos exclusivos de Estados Unidos, incluso en caso de que eso implique la creación de nuevos Estados aunque no obligatoriamente recurriendo a ello.

En este momento, unos cuantos aviones de Arabia Saudita y Qatar prestan al Pentágono una ayuda puramente simbólica, pero ni Francia ni Turquía lo están haciendo. El propio Pentágono dice haber realizado más de 4 000 misiones aéreas en las que habrían muerto sólo un poco más de 300 combatientes del Emirato Islámico. Si nos atenemos al discurso oficial, eso representa más de 13 misiones aéreas y ni se sabe cuántas bombas y misiles para matar un solo yihadista. Se trataría entonces de la campaña aérea más costosa y más ineficaz de toda la Historia. Pero si tenemos en cuenta el razonamiento anterior, el ataque de Daesh contra Irak corresponde a una manipulación de los precios del petróleo que ha hecho caer los precios del barril de crudo en un 25% (de 115 dólares a 83 dólares el barril). Nuri al-Maliki, el primer ministro iraquí democráticamente electo que vendía a China la mitad del petróleo iraquí, fue súbitamente vilipendiado y derrocado. Daesh y el gobierno regional del Kurdistán iraquí redujeron por sí mismos su robo de petróleo y sus exportaciones de crudo en alrededor del 70%. El conjunto de las instalaciones petroleras utilizadas por las compañías chinas simplemente fueron destruidas. De hecho, el petróleo iraquí y el petróleo sirio ya no están ahora al alcance de los compradores chinos… pero volvieron al mercado internacional controlado por Estados Unidos.

La actual campaña de bombardeos aéreos es, en definitiva, una aplicación directa de la «doctrina Carter» y una advertencia al presidente chino Xi Jinping, quien actualmente intenta concluir una serie de contratos bilaterales destinados a garantizar el aprovisionamiento de su país sin pasar por el mercado petrolero internacional.

Prever el futuro

Como resultado de este análisis, podemos concluir que:

- En el actual periodo, Estados Unidos únicamente está dispuesto a aceptar guerras que tengan como objetivo la defensa de su propio interés estratégico en controlar el mercado internacional del petróleo. Por consiguiente, podría entrar en guerra contra China pero no contra Rusia.

- Francia y Turquía nunca lograrán realizar sus sueños de recolonización. Francia debería reflexionar sobre el papel que el AfriCom le ha asignado en África. Podrá seguir interviniendo en todos los Estados que tratan de acercarse a China (Costa de Marfil, Mali y la República Centroafricana) y reinstaurar el orden «occidental» pero nunca logrará restaurar su imperio colonial. Turquía también deberia bajar el tono. Aunque el presidente Erdogan lograra concretar una alianza contranatura entre la Hermandad Musulmana y los oficiales kemalistas turcos, de todas maneras tendría que renunciar a sus ambiciones neootomanas. Y tendría que recordar sobre todo que, como miembro de la OTAN, Turquía está mucho más expuesta que otros países a ser víctima de un golpe de Estado proestadounidense, como ya sucedió en Grecia en tiempos de Georgios Papandreu y en la propia Turquía en tiempos de Bulent Ecevit.

- Arabia Saudita y Qatar nunca lograrán recuperar los miles de millones de dólares que invirtieron tratando de derrocar la República Árabe Siria. Peor aún, es probable que tengan que pagar parte de la reconstrucción de ese república laica. La familia reinante en Arabia Saudita tendrá que seguir plegándose a los intereses económicos de Estados Unidos, pero debería evitar seguir metiéndose en guerras de gran envergadura y tener en cuenta que en cualquier momento Washington puede decidir dividir el país que los Saud consideran de su propiedad.

- Israel puede abrigar la esperanza de seguir jugando por debajo de la mesa a provocar a mediano plazo la división de Irak en 3 Estados diferentes. Así obtendría la creación de un Kurdistán iraquí comparable al Sudán del Sur que ya creó anteriormente. Pero es poco probable que pueda incorporar de inmediato el norte de Siria a ese «Kurdistán». Es también poco probable que logre expulsar a la FINUL del sur del Líbano y reemplazarla por al-Qaeda, como ya hizo con los cascos azules que garantizaban la separación entre las fuerzas israelíes y sirias en la frontera siria. Pero, a lo largo de 66 años, Israel se ha acostumbrado a tratar siempre de ir más lejos y a menudo ha logrado avanzar siempre un poco más. Israel es, en realidad, el único ganador de la guerra contra Siria en el seno de la coalición. No sólo ha debilitado por un buen rato a su vecino sirio sino que además logró obligarlo a renunciar a su arsenal químico. Por lo tanto, Israel es actualmente el único país del mundo que dispone oficialmente tanto de un arsenal atómico perfeccionado como de un arsenal químico y biológico.

- Irak ya está divido de facto entre Estados diferentes. Uno de ellos, el Califato proclamado por el Emirato Islámico, nunca podrá obtener el reconocimiento de la comunidad internacional. En cambio, no hay a la vista razones que parezcan impedir la secesión del Kurdistán, aparte de lo difícil que resultará explicar cómo fue que logró expandir su territorio en un 40%, apoderándose además de los campos petrolíferos de Kirkuk. El califato podría ir cediendo poco a poco su lugar a un Estado sunnita, probablemente gobernado por individuos que «abandonarían» Daesh oficialmente. Se trataría entonces de un proceso comparable al de Libia, donde los ex combatientes de al-Qaeda fueron aupados al poder sin que nadie protestara por ello.

- Siria volverá paulatinamente a la paz y habrá de dedicarse a su larga reconstrucción. Para ello se volverá hacia las empresas chinas, pero mantendrá a Pekín al margen de sus hidrocarburos. Para reconstruir su industria del petróleo y explotar sus reservas de gas, Siria tendrá que volverse hacia las empresas rusas. El tema de los oleoductos o gasoductos que podrían transitar por su territorio dependerá del apoyo que puede encontrar en Irán y Rusia.

- El Líbano seguirá viviendo bajo la amenaza de Daesh, que nunca obtendrá más papel que el de grupo terrorista. Los yihadistas sólo serán la herramienta necesaria para prolongar un poco más el congelamiento del funcionamiento político de un país que sigue hundiéndose en la anarquía.

- Para terminar, Rusia y China deberían intervenir urgentemente contra Daesh, en Irak, Siria y Líbano, no por compasión hacia las poblaciones locales sino porque Estados Unidos utilizará próximamente contra ellas ese grupo yihadista –también denominado como Emirato Islámico. Aunque está bajo las órdenes del príncipe saudita Abdul Rahman –el hombre que pone el dinero– y del autoproclamado califa Ibrahim, Daesh ya cuenta en este momento con georgianos –todos miembros de los servicios secretos de Georgia– que fungen como sus principales oficiales y con algunos chinos de lengua turca. El ministro georgiano de Defensa incluso reconoció, antes de corregir esas declaraciones, la existencia en Georgia de campos de entrenamiento de yihadistas. Si Moscú y Pekín no se deciden pronto, tendrán que acabar enfrentando a Daesh en el Cáucaso, en el valle de Ferghana y en la región china de Xinjiang.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-kurdistan-dispuesto-enviar-tropas-a-kobane-siria-irak-estado-islamico
Los peshmerga están dispuestos a mandar sus tropas 'ya sea por tierra o por aire'

El Gobierno regional del Kurdistán está cooperando con Turquía y EEUU para ayudar

Turquía anunció que permitirá el acceso de los uniformados al enclave desde su frontera

El Kurdistán iraquí está preparado para enviar sus tropas a la ciudad kurdo-siria de Kobane con el objetivo de unirse al frente kurdo contra el Estado Islámico después de que Turquía haya anunciado que permitirá el acceso de los uniformados al enclave desde su frontera.

Así lo ha declarado este lunes el portavoz de los peshmerga (el ejercito de facto de la región autónoma del Kurdistán) Jabar Yawar. "Hay esfuerzos y estamos dispuestos a enviar algunas fuerzas de reserva, ya sea por tierra o por aire", ha señalado.

Unas horas antes, el Gobierno turco -presionado desde hace días por Estados Unidos, cuya aviación lanzó el domingo munición, armamento y material médico a los milicianos kurdos- ha aceptado la llegada de militares de la región autónoma a Kobane.

"El Gobierno regional del Kurdistán ha dicho que está cooperando con Turquía y EEUU para ayudar a Kobane. De hecho, estamos ayudando también a los 'peshmerga' para que crucen a Kobane en busca de ayuda. Nuestras conversaciones sobre este tema continúan", ha indicado el ministro turco de Exteriores Mevlut Cavusoglu.



Hasta la fecha, Ankara -que bombardeó recientemente las posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)- había rechazado todas las llamadas a permitir el paso por su territorio de combatientes procedentes de otras zonas kurdas de Siria. Las autoridades kurdas consideran a las Unidades de Defensa Popular (YPG) y su brazo político Partido de la Unión Democrática (PYD) sucursales en suelo sirio del PKK, designado organización terrorista tras tres décadas de enfrentamiento.

El avance, que podría decantar la batalla de Kobane del lado kurdo, coincide con las nuevas embestidas lanzadas por el Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) en el norte de Irak. Los yihadistas han logrado conquistar varias poblaciones del Monte Sinyar, hogar de la minoría yazidí, seguidores de una religión vinculada con el zoroastrismo que mezcla elementos de antiguas creencias mesopotámicas con las fe cristiana y musulmana. Varios cientos de miles de habitantes abandonaron la zona el pasado agosto tras la ofensiva del IS y algunos miles permanecen en la montaña.

Fuente: El Mundo
Extremistas del Estado Islámico se apropiaron de varios aviones militares de la Fuerza Aérea siria y los utilizan para entrenar a los futuros pilotos de su propia aviación. Así lo señalan fuentes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El director de este organismo no gubernamental con sede en Londres, Rami Abdulrahman, dijo a la prensa que varios pilotos del Ejército de Irak que estaban en servicio en la época de Saddam Hussein han pasado a integrar las tropas extremistas y transmiten sus conocimientos para instruir a los jóvenes pilotos del Estado Islámico.

La captura de varios cazas interceptores operables, del modelo MiG 21 o MiG 23, en los aeródromos del norte de Siria abrió ante los extremistas una perspectiva muy prometedora. Últimamente estos aparatos despegan con regularidad desde la base aérea de Jarra, situada en la provincia de Alepo. Realizan vuelos a muy baja altura para no ser detectados por los radares de Damasco.



"Algunas personas han visto esos vuelos, ha habido muchos despegues de aviones desde el aeropuerto", aseguró el director del Observatorio, citado por la agencia RIA Novosti.

Desde el año 2011, cuando se desató el conflicto en Siria, los integrantes del movimiento extremista en muchas ocasiones publicaron fotos en las que posaban al lado de los aviones que habían capturado o derribado en las zonas no controladas por las tropas leales a Bashar al Assad. Pero ninguno de esos aparatos aéreos aparentemente estaba en condiciones para despegar.

Fuentes del Pentágono no han podido confirmar los datos de Abdulrahman sobre los pilotos iraquíes y la apropiación de aviones por falta de información operacional, según el periódico 'Deutsche Welle'. Tampoco ha habido ningún informe por parte de Damasco sobre ataques aéreos de los terroristas contra las posiciones del Ejército de Siria.

Fuente: Deutsche Welle
la-proxima-guerra-las-chicas-austriacas-yihadistas-quieren-volver-a-su-pais-decepcionadas-con-estado-islamico
Las adolescentes austriacas de origen bosnio Samra Kesinovic, de 17 años, y Sabina Selimovic, de 15, que habían viajado a Siria el pasado mes de abril desde Viena para unirse al esfuerzo yihadista del Estado Islámico, han decidido volver a su país, "decepcionadas" con lo que han visto y el trato que les han dispensado sus anfitriones en Raqqa, la capital del califato islamista y el "estilo de vida" que llevaban allí, según informa el diario británico 'Daily Mail'.

Es lo que le han contado a sus familias gracias a el contacto que mantienen con ellas a través de las redes sociales. El problema es que ahora su gobierno no les deja regresar, aunque vuelvan embarazadas las dos, como han declarado.

Por si fuera poco, informaron en Facebook que ahora están casadas y cuáles son sus inquietantes planes: "No tenemos miedo de la muerte. La muerte es nuestro objetivo". Sin embargo, no está confirmado que hayan sido ellas las autoras de los tétricos mensajes.

Sus familias aseguran que han sido víctimas de un "lavado de cerebro", pero les cuesta dar crédito a los textos aparecidos en la red social. "Eso no lo han escrito ellas, han tenido que ser otras personas", afirma el tío de Sabina. Su padre ha mostrado a través de un comunicado su angustia y ha llamado a la colaboración ciudadana: "Estamos desesperados. Pedimos a todas las personas que nos ayuden a encontrar a nuestras niñas".



El Estado Islámico las usó como propaganda para atraer a otros jóvenes parados y desilusionados del mundo árabe con la promesa de armas, chicas y riquezas. Samra y sabina aparecen en vídeos de reclutamiento, disparando AK47 y jurando lealtad a su dios: "No os preocupéis por nosotras. Serviremos a Alá y moriremos por él", fue la nota que dejaron a sus padres antes de partir a la 'guerra santa'.

Las autoridades austriacas han advertido que sus propios captores ya no les dejarán abandonar el lugar en el que están y la labor que les han encomendado, sobre todo después de que toda esa propaganda las haya hecho famosas. El Estado Islámico sabe que dejarlas marchar y que puedan contar lo que han visto le perjudica.

Las noticias que salen respecto a las jóvenes son hasta el momento contradictorias. Por un lado, se las describe como dos chicas muy normales que vestían a la moda, les gustaba salir con chicos de su edad. Nunca antes dieron signos de haberse convertido al islamismo y llevaban el cabello largo. Este es al menos el aspecto que muestran en algunas imágenes que ha distribuido la interpol donde posan sonrientes y con el pelo suelto.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-aviones-de-la-coalicion-bombardean-al-estado-islamico-en-kobane
La aviación de la coalición liderada por EE.UU. ha atacado las posiciones de los yihadistas del Estado Islámico que asaltan la ciudad siria de Kobane. El ataque se produce después de las alarmantes informaciones sobre el avance de los radicales.

Los bombardeos lograron destruir varios edificios controlados por el EI y algunos de los vehículos militares de los yihadistas, según informa Interfax.

Los ataques aéreos se realizan en el marco de una serie de informaciones respecto a la degradación de la situación en la ciudad kurda de Kobane, situada en la frontera turca-siria. La localidad está asediada por los milicianos del Estado Islámico que utilizan armamento pesado. La población kurda ha denunciado en varias ocasiones que las milicias locales carecen de fuerzas y armas para frenar el avance de los yihadistas.



A comienzos de esta semana el presidente de Turquía había admitido que la ciudad de Kobane se encontraba a punto de ser tomada por el EI. Turquía, que ya autorizó a sus Fuerzas Armadas terrestres a intervenir en el conflicto si resultara necesario, expresó su deseo de que EE.UU. llevara a cabo un ataque contra el Gobierno del presidente de Siria Bashar al Asad.

ONU: Más de 12.000 personas morirán si el Estado Islámico se hace con el control de Kobane

La ONU ha asegurado que más de 12.000 habitantes de Kobane podrían perder la vida si los extremistas del Estado Islámico se hacen con el control de la ciudad y avanzan hacia la frontera sirio-turca.

En la ciudad permanecen aún unas 700 personas y entre 10.000 y 13.000 residentes de la misma se han refugiado en la zona fronteriza con Turquía, según el organismo. "Si los milicianos del Estado Islámico avanzan, toda esta gente podría morir a sangre fría", advirtió el emisario especial de la ONU Staffan de Mistura.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-iran-dispuesto-ayudar-a-siria-contra-estado-islamico-en-kobane
Teherán ha mostrado su disposición a colaborar con el Gobierno sirio para repeler la ofensiva del Estado Islámico (EI) contra la ciudad de Kobane, enclave kurdo al norte del país y escenario reciente de intensos combates.

Marzieh Afjam, portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, dijo este miércoles que "Kobane es parte de la soberanía e integridad territorial siria y, si el Gobierno sirio lo solicita, estamos preparados para dar cualquier tipo de ayuda que requiera", informa la agencia iraní de noticias FARS.

La funcionaria expresó su preocupación por los ataques de la milicia islámica contra Kobane, ante lo cual Irán está preparando el envío de ayuda humanitaria para auxiliar a los residentes de la localidad. No obstante, también subrayó que, hasta el momento, el Gobierno sirio no ha solicitado ayuda alguna.



Afjam también alertó sobre los altas probabilidades de que ocurra una catástrofe humanitaria en Kobane, debido a que la ciudad ha sido sometida a un sitio militar por parte de las fuerzas del EI, e hizo un llamado a la comunidad internacional para respaldar al Gobierno de Siria en la lucha contra la milicia yihadista.

Kobane es el nuevo foco de atención en Siria durante la lucha contra el EI ya que el avance de la milicia hacia ese enclave kurdo ha desplazado a 180.000 personas a la vecina Turquía, lo que agrava la crisis humanitaria en la zona.

Fuente: FARS
Turquía exige que EE.UU. lance una acción militar contra Siria como condición para que Ankara intensifique su cooperación con la coalición de Washington contra el Estado Islámico (EI).

En una entrevista concedida a CNN News, Ahmet Davutoglu, primer ministro de Turquía, insistió en que se establezca una zona de exclusión aérea en Siria, lo que requeriría que se ataquen las defensas antiaéreas del Ejército nacional, así como la creación de refugios en el interior del país para los posibles refugiados.

"Queremos tener una zona de exclusión aérea, queremos un refugio seguro en nuestra frontera", afirmó Davutoglu. "De lo contrario, todas estas cargas seguirán recayendo sobre los hombros de Turquía y otros países vecinos", añadió, en referencia a los 1,6 millones de refugiados sirios que, según el jefe del Ejecutivo turco, se encuentran ahora en su país.

Davutoglu dio a entender que Turquía podría incluso enviar tropas terrestres si el objetivo es derrocar a Assad y agregó que su país está "dispuesto a hacer todo lo necesario si hay una estrategia clara de que, después del EI, podemos estar seguros de que nuestra frontera será protegida", afirmó, según lo cita 'Financial Times'.



Queremos tener una zona de exclusión aérea, queremos un refugio seguro en nuestra frontera

La contribución de Turquía a la coalición liderada por Washington para combatir al EI será discutida esta semana, cuando altos funcionarios estadounidenses visiten Ankara a raíz de la votación del Parlamento turco de la semana pasada para autorizar el uso de la fuerza.

Sin embargo, hay pocos indicios de que Washington esté considerando ampliar su lucha contra el EI para incluir entre sus objetivos a Assad o el establecimiento de refugios, una tarea que podría requerir la participación de fuerzas terrestres.

"Esta es una manera de gastar el tiempo, porque se trata de demandas que no van a ser satisfechas", afirmó Soli Ozel, de la Universidad Kadir Has de Estambul. "Turquía hará todo lo posible para no enfrentarse directamente al Estado Islámico", agregó.

Este lunes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmaba que el bloque militar apoyará militarmente a Turquía si los yihadistas del Estado Islámico lanzan ataques contra el país.

Fuente: Financial Times
Un representante de la inteligencia kurda advierte que el Estado Islámico podría tomar pronto la ciudad siria de Kobani, en la frontera con Turquía, y desencadenar "una masacre terrible".

La revista 'The Atlantic' cita a un oficial de la inteligencia kurda que alerta ante una posible masacre en la ciudad siria de Kobani, en la frontera con Turquía. La ciudad se encuentra asediada por unos 9.000 milicianos del Estado Islámico armados con tanques y lanzacohetes.

El periodista de 'The Atlantic', Jeffrey Goldberg, habló por teléfono con un oficial de la inteligencia kurda, Rooz Bahjat, que advierte que Kobani podría ser tomada por el Estado Islámico en 24 horas. Si los yihadistas logran entrar en la ciudad, según dijo el oficial, podrían matar a miles de los residentes locales y a los refugiados kurdos, turcomanos, cristianos y árabes que han llegado desde otras partes del país. Según Bahjat, unas 50.000 personas permanecen en la ciudad.



"Podrá producirse una masacre terrible. Si logran tomar la ciudad, deberemos esperar 5.000 muertes en 24 o 36 horas", dijo Bahjat. "Será peor que Sinjar", dijo el oficial refiriéndose al lugar de la masacre tras la que el presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó bombardear posiciones del Estado Islámico. Bahjat afirmó que los bombardeos no tienen una escala significativa y no son eficaces.

Bahjat asegura haber confirmado que Turquía está retirando sus tropas de la zona fronteriza para evitar una confrontación con el Estado Islámico. "Es increíble. Turquía forma parte de la OTAN, por eso aquí vemos que la OTAN no hace más que mirar lo que está pasando aquí. Todo el mundo puede verlo a través de las cámaras", dijo el representante de la inteligencia kurda.

"No podemos dejar que esto pase. A mí, como kurdo, me indigna ver a mis hermanos asesinados. Como secular, me preocupa ver cómo muere la esperanza de libertad, y como ser humano me indigna ver a estos monstruos cometer un genocidio", lamentó el oficial.

Los kurdos tienen menos tropas que el Estado Islámico y no tienen armas pesadas. "La situación se vuelve más y más desoladora. En este momento la indecisión de la comunidad internacional no puede ser perdonada", concluye Jeffrey Goldberg.

Fuente: The Atlantic
la-proxima-guerra-terroristas-estado-islamico-entrar-europa-disfrazados-refugiados-desde-turquia
Yihadistas del Estado Islámico intentan entrar a Turquía bajo la apariencia de refugiados sirios y desde allí desplazarse con pasaportes falsos hasta Europa occidental para cometer actos terroristas, afirman medios alemanes.

Según el diario alemán 'Bild am Sontag', que cita altas fuentes de Inteligencia de Alemania y EE.UU., los estadounidenses lograron obtener esta información tras 'hackear' la comunicación cifrada de la dirección del Estado Islámico.

El plan de los yihadistas consiste en aprovecharse de que cientos de miles de personas huyen de Siria a Turquía y, disfrazados como refugiados, cruzar la frontera con Turquía en grupos formados por cuatro terroristas.



Una vez en Turquía, los yihadistas tienen previsto viajar con pasaportes falsos a países de Europa occidental, entre ellos Alemania, para llevar a cabo ataques terroristas.

Los islamistas quieren evitar viajar en aviones en su camino hacia Europa occidental debido a los estrictos controles que se realizan en los aeropuertos. Las autoridades alemanas están al corriente de esta situación, dijo a 'Bild am Sontag' un portavoz del Ministerio del Interior germano: "Alemania sigue siendo objetivo del terrorismo yihadista. Esto representa para la seguridad interior una gran amenaza abstracta que en cualquier momento puede convertirse en real bajo la forma de ataques de diferentes dimensiones e intensidad".

El diario subraya que la situación caótica que se vive la frontera sirio-turca hace que sea casi imposible descubrir a terroristas del Estado Islámico entre el flujo de refugiados.

Fuente: Bild am Sontag
El jefe del Estado Mayor de Israel, Benny Gantz, ha anunciado que Israel podría lanzar en Líbano una operación militar similar a la de Gaza. Además, mencionó Egipto, Siria e Irán como enemigos de Israel en cuyo territorio no descarta "actuar".

"[El líder de Hezbolá, Sayyed Hassan] Nasrallah ve que la sociedad israelí no se ha fracturado y está dispuesta a aceptar las consecuencias [en Gaza], y que vamos a hacer en el Líbano lo que hicimos en Gaza", dijo Gantz al diario 'Yedioth Aharonoth' en su primera declaración desde el fin de la guerra de Israel contra Gaza que tuvo lugar en agosto. Explicó que Hezbolá "representa una amenaza mayor que Gaza".

Gantz dijo que Israel sigue siendo un objetivo para sus enemigos, que actualmente están enzarzados en conflictos regionales. "Ahora nuestros enemigos están ocupados con otros problemas, pero ¿quién será el siguiente en la lista? ¡Nosotros!", dijo Gantz.

"Si Hezbolá no estuviera ocupado actuando al dictado de Irán en Siria, ¿quién es su enemigo habitual? Nosotros", añadió el jefe del Estado Mayor de Israel.



"Si las fuerzas terroristas en el Golán dejan de tratar con [el presidente sirio, Bashar] Assad, ¿quién es su enemigo? Si los miles de refugiados en Jordania tienen que actuar, ¿a quién van a elegir como enemigo? ¿Actuarán los yihadistas en el Sinaí solo contra Egipto?", preguntó Gantz.

"Estamos preparados para actuar en Irán, y debemos ser realistas acerca de esta amenaza que todavía existe", dijo Gantz.

En agosto Israel llevó a cabo una operación militar a gran escala en Gaza en la que fueron detenidos cientos de palestinos y que costó la vida a unas 2.100 personas.

Fuente: Ynet
Unos 150 yihadistas del Estado Islámico se han rendido a las fuerzas kurdas Peshmerga en Khurmatu, en el norte de Irak.

Después de liberar del control de Estado Islámico a una serie de pueblos en el área de Khurmatu, la cooperación entre las fuerzas iraquíes y las fuerzas Peshmerga contribuyó a la rendición de los islamistas.

Ali Abdulkarim, comandante de las fuerzas iraquíes en la zona de Khurmatu, dijo que un gran número de militantes del Estado Islámico murieron en los enfrentamientos y que sus cadáveres han quedado en las líneas del frente.

"Actualmente los 'peshmergas' y las fuerzas iraquíes están avanzando continuamente y solo 10 kilómetros les separan de la base principal del Estado Islámico en el oeste de Khurmatu", dijo Abdulkarim citado por BasNews.



El martes las fuerzas kurdas Peshmerga atacaron al Estado Islámico en Rabia, Zumar y Mosul, en el norte de Irak, y consiguieron tomar el control de Rabia, una localidad de vital importancia estratégica en la frontera con Siria.

El viernes funcionarios iraquíes informaron que un helicóptero de ataque Mi-35 del Ejército de Irak había sido derribado con un lanzacohetes por el grupo Estado Islámico entre las localidades de Beiji y Al Senniyah, en el norte de Irak.

Fuente: BasNews
la-proxima-guerra-turquia-autoriza-a-su-ejercito-a-entrar-en-siria-irak
El texto habilita tanto el envío de tropas a ambas naciones en guerra

Para Mehmet Sandir, diputado del MHP, era necesario para "salvaguardar la seguridad"

Con 298 de 550 escaños a favor, la Gran Asamblea Nacional de Turquía ha dado luz verde en la noche del jueves al primer ministro, Ahmet Davutoglu, para lanzar operaciones militares en los países vecinos de Irak y Siria.

En concreto, el texto habilita tanto el envío de tropas a ambas naciones en guerra como habilitar las zonas militares turcas para la actividad de otros países aliados. Eso permitirá, por ejemplo, que puedan despegar cazas de la base aérea de Incirlik -en la ciudad sureña de Adana- para golpear al Estado Islámico (IS en siglas inglesas) en la próxima Siria.

Tanto el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) como el turquista Partido de Acción Nacionalista (MHP) han apoyado la moción presentada. Para Mehmet Sandir, diputado del MHP, esta era necesaria para "salvaguardar la seguridad nacional".

El Partido Popular Republicano (CHP), el principal opositor, ha defendido su no a la iniciativa y la ha tildado de "grito de guerra". Ha sido esta agrupación la que ha destacado que ni en una sola línea del texto propuesto no aparecía el término Estado Islámico.

"¿Dónde está el IS en la moción?", se ha preguntado el parlamentario del CHP Akif Hamzaçebi. "El señor Presidente fue puesto en evidencia ayer, cuando resaltó al Parlamento que su intención final es derrocar el régimen [de Bashar Asad]", prosiguió. "Simplemente, no queremos arrastrar Turquía hacia esa hoguera", concluyó, resaltando que tamaña intención meterá a su país en una guerra de final imprevisible.



La falta de referencias al Estado Islámico, principal motivo de la formación de una coalición internacional que, liderada por EEUU, está golpeando posiciones del IS en Irak y Siria, invitaba a la intriga. Aunque algo menos desde que durante el debate en el hemiciclo el ministro de Defensa, Ismet Yilmaz, dejara entrever que su objetivo final era derrocar la dictadura de los Asad.

"La fuente del IS es el régimen sirio", aseguró Yilmaz. "La amenaza contra Turquía ha sido elevada a una nueva dimensión. Es nuestra obligación adoptar medidas contra esta amenaza y proteger a nuestros ciudadanos en el marco de la legalidad internacional", proclamó ante los parlamentarios.

El titular de Defensa no ha detallado en ningún momento qué rol adoptará Turquía en su esfuerzo castrense, aunque sí ha matizado que, aunque la moción permite atacar desde este viernes, no habrá acción armada inmediata.

Ismet Yilmaz señaló tres prioridades para el ejecutivo turco: crear una 'zona tampón' en la franja norte de Siria para proveer asistencia humanitaria a los desplazados dentro de su país, establecer un área de exclusión aérea en ese espacio y entrenar y facilitar la logística del Ejército Libre de Siria (ELS), primer grupo armado alzado contra Damasco.

Quienes se han mostrado más indignados por el sí han sido los diputados del pro kurdo Partido Demócrata de los Pueblos (HDP). Uno de ellos, Ertugrul Kürkçü, ha acusado a la administración turca de no estar preocupada por el IS, y de tratar, con esta moción, sólo de lograr otras ambiciones regionales.

"Permanecéis inmóviles ante las masacres del IS. No tuvisteis preocupación alguna al respecto hasta que Obama los puso en su objetivo", ha criticado Kürkçü. Estas palabras venían a colación de la pasiva actitud que el ejército turco está mostrando estos días contemplando el salvaje asedio que el IS inflige a la ciudad kurdo siria de Kobane.

EL MUNDO está siendo testigo, estos días, de lo que lamenta el HDP. Kobane está a apenas 300 metros de la frontera turca y recibe, con cada vez más intensidad, el castigo de la artillería del IS, que cerca la ciudad por este, sur y oeste. La mayoría teme que la ciudad, de no recibir apoyo castrense, pueda caer en cuestión de días.

Al norte, las tropas turcas han montado un imponente dispositivo para evitar que voluntarios kurdos de Turquía y armas puedan entrar en Siria a apoyar la defensa de Kobane. Este bloqueo se ha extendido a la prensa, cada vez menos capaz incluso de moverse por la zona de la frontera para ser testigo directo del asedio.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-estado-islamico-sigue-avanzando-hacia-kobani-frontera-con-turquia
Los combates entre las fuerzas kurdas y el Estado islámico (EI) en los alrededores de la ciudad kurda siria de Kobani, muy cercana a la frontera con Turquía, se han recrudecido hoy. Diversos testigos han explicado que desde la frontera se han oído diversas explosiones y se divisaban columnas de humo negro procedentes de edificios bombardeados por la artillería de los yijadistas.

El Estado Islámico está cada día más cerca de Kobani, a pesar de los bombardeos lanzados por EEUU y sus aliados árabes en la coalición contra los yihadistas, que intentan acabar con la ofensiva del EI, iniciada hace dos semanas.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha prometido que haría todo los que pudiera para evitar la caída de Kobani. Davutoglu ha hablado horas después de que el Parlamento turco autorizara que Turquía participe en operaciones militares contra los yihadistas en Irak y Siria porque ponen en peligro la seguridad de este país. El Parlamento también dio permiso para que fuerzas extranjeras utilicen bases militares turcas.

Los bombardeos del EI han alcanzado hoy las afueras de la zona este de Kobani y una colina estratégica desde la que se divisa la ciudad. A pocos metros, se encuentran unos tanques del Ejército turco, ya al otro lado de la frontera. Pero hoy no ha habido ninguna señal de que las fuerzas turcas intervinieran. El Gobierno turco no desea implicarse en la guerra de Siria, a pesar de haber prometido ayuda a los kurdos de Kobani.



El régimen sirio ha advertido hoy que considerará como una "agresión" cualquier intervención turca en su territorio. El ministerio de Exteriores sirio ha llamado a la comunidad internacional a solicitar a Turquía que "deje de inmiscuirse en los asuntos de Siria", según la televisión siria.

Damasco acusa a Turquía, desde que empezó la guerra en Siria hace tres años y medio, de apoyar "a grupos terroristas" que luchan contra las fuerzas del presidente sirio, Bashar el Asad.

En la frontera entre Siria y Turquía están atrapados unos 3.000 kurdos sirios, según el Observatorio Sirio de derechos Humanos (OSDH). Las autoridades turcas no les permiten entrar en su territorio y tampoco pueden volver a Kobani u otras poblaciones de la zona por la ofensiva del EI.

Fuente: Ria Novosti
Si bien cualquiera puede estar de acuerdo con el discurso antiterrorista de Washington y sus aliados del Golfo, todo el mundo se da cuenta de que sólo es la justificación oratoria de una guerra que en realidad persigue otros fines. Estados Unidos dice querer destruir el Emirato Islámico –organización que él mismo creó y que realiza, precisamente para Estados Unidos, la limpieza étnica necesaria para concretar el plan de rediseño del «Medio Oriente ampliado». Más contradictorio aún, Estados Unidos dice querer combatir en Siria del lado de la oposición, supuestamente moderada, de la que forman parte los mismos yihadistas del Emirato Islámico. Y, para terminar, Estados Unidos ha destruido en Raqqa edificios que el Emirato Islámico había abandonado 2 días antes de los bombardeos estadounidenses. Thierry Meyssan estima que, tras esas aparentes contradicciones, estamos viendo la continuación de la guerra del gas.

La campaña de bombardeos aéreos de Estados Unidos en Irak y en Siria resulta sorprendente en la medida en que es imposible destruir un grupo terrorista solamente con bombardeos aéreos. En Irak, Estados Unidos y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) han sincronizado sus bombardeos con las acciones de las fuerzas terrestres iraquíes o kurdas. Pero en Siria no disponen de ninguna fuerza terrestre realmente capaz de luchar contra el Emirato Islámico. Y aunque la tuviesen, «esos bombardeos no pueden afectar las capacidades del Emirato Islámico ni sus operaciones en otras regiones de Irak o de Siria», según el general William Mayville, jefe de operaciones del estado mayor estadounidense.



En todo caso, y a pesar de las declaraciones oficiales, el Emirato Islámico es una creación de Estados Unidos y del Consejo de Cooperación del Golfo. Y esa criatura sirve a los intereses de sus creadores, tarea que está cumpliendo al pie de la letra:

• En mayo de 2013, el senador estadounidense John McCain entraba ilegalmente en territorio sitio para reunirse allí con el estado mayor del Ejército Libre Sirio (moderado), estado mayor del que formaba parte Abu Yussef, alias Abu Du’a, alias Ibrahim al-Baghdadi, el actual califa Ibrahim (jefe de los extremistas del Emirato Islámico).

• En enero de 2014, la agencia de prensa Reuters revelaba que el presidente Obama había convocado a una sesión secreta del Congreso en la que los congresistas decidieron armar y financiar a los «rebeldes» que operan en Siria, entre los que se incluye el Emirato Islámico, hasta septiembre de 2014. No se trataba de una sesión a puertas cerradas sino de una sesión secreta que la prensa estadounidense nunca mencionó, en estricta aplicación de la orden de censura que había recibido.

• Orgullosa de este reconocimiento, la televisión pública de Arabia Saudita proclamó que el Emirato Islámico obedece a las órdenes del príncipe saudita Abdul Rahman al-Faisal.

• Por su parte, el jefe de la inteligencia militar de Israel, general Aviv Kochavi, lanzaba una advertencia ante un aumento del número de combatientes antisirios y revelaba que los miembros de al-Qaeda –entre ellos el Emirato Islámico, que todavía no se había divorciado de al-Qaeda– estaban entrenándose (bajo control de la OTAN) en Turquía, más exactamente en 3 campamentos situados en Sanlıurfa, Osmaniye y Karaman.

• En mayo de 2014, Arabia Saudita entregó al Emirato Islámico armamento pesado nuevo comprado en Ucrania y grandes cantidades de vehículos de la marca Toyota, también nuevos, para invadir Irak. Para el transporte de todo ese material se utilizó un tren especial contratado por los servicios secretos de Turquía.

• El 27 de mayo, el presidente del gobierno regional kurdo de Irak, Masud Barzani, viajaba a Amman, la capital de Jordania, para coordinar la invasión de Irak entre los kurdos iraquíes y el Emirato Islámico. El 1º de junio tuvo lugar otra reunión, también en Amman, con numerosos cómplices sunnitas.

• A principios de junio, el Emirato Islámico y el gobierno regional del Kurdistán pasaban al ataque. En cumplimiento de su misión, el Emirato Islámico sembraba el terror al realizar la limpieza étnica que el ejército de Estados Unidos no pudo hacer en 2003. De esa manera se concreta el plan del estado mayor estadounidense para el rediseño del «Medio Oriente ampliado», adoptado desde el año 2001.

No hay por lo tanto razón alguna para que Estados Unidos se esfuerce por destruir el Emirato Islámico, aparte de las muertes ampliamente divulgadas por los medios –y altamente sospechosas– de 3 ciudadanos estadounidenses, pero esos crímenes no justifican por sí solos el diluvio de fuego estadounidense.

Si bien es evidente que el principal blanco de la campaña de bombardeos no es el anunciado, nadie dice con precisión qué es lo que se quiere destruir. Lo que sí se sabe es que hasta el momento Estados Unidos y sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo han estado bombardeando edificios vacios en Raqqa –de donde el Emirato Islámico se había retirado 2 días antes– y una docena de refinerías en el este de Siria.

¿Qué tienen que ver estas refinerías con una supuesta guerra contra el terrorismo? Según el Pentágono, esas instalaciones estaban bajo control del Emirato Islámico y le reportaban grandes ganancias.

Pero se trata de otra justificación falsa. Cuando países sometidos a embargos tratan de vender gas o petróleo en el mercado internacional simplemente no logran hacerlo. Pero el Emirato Islámico sí logra vender el petróleo robado, a pesar de las resoluciones 1373 y 2170 adoptadas respectivamente en 2011 y 2014 por el Consejo de Seguridad de la ONU. Es de público conocimiento que el Emirato Islámico está robando hidrocarburos en Irak y Siria y que los envía a través de los oleoductos existentes hasta el puerto turco de Ceyhan, de donde son transportados por barco hasta Israel por los tanqueros de la Palmali Shipping & Agency JSC, la compañía del millonario turco-azerí Mubariz Gurbanoglu. Ya en el puerto israelí de Ascalón, las autoridades de Israel “blanquean” el petróleo robado proporcionando certificados falsos, como si viniera del yacimiento de Eilat. El petróleo robado por el Emirato Islámico es exportado entonces hacia la Unión Europea, cuyos miembros fingen creer que se trata de petróleo israelí.

Es importante señalar que por esa misma vía también se exportan el gas y el petróleo robados por el gobierno regional del Kurdistán iraquí. O sea, si Estados Unidos y el Consejo de Cooperación del Golfo actuasen conforme a las resoluciones 1373 y 2170 del Consejo de Seguridad de la ONU también tendrían que bombardear el Kurdistán iraquí. Pero lo que hacen es respaldarlo, no en contra del Emirato Islámico sino en contra del gobierno central de Irak.

En resumen, lo que se busca con los bombardeos contra las refinerías situadas en territorio sirio es privar a la República Árabe Siria de sus posibilidades de refinar su propio petróleo si recupera esas instalaciones.

Cualquiera es capaz de notar que en todo este asunto Estados Unidos se apoya en las monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo, sobre todo en Arabia Saudita. Es evidente que los aviones de Arabia Saudita no despegan desde su propio suelo. Según la prensa iraní están operando desde Israel, lo cual, aunque no está comprobado, es muy probable.

A menudo hemos señalado que uno de los principales objetivos de la guerra contra Siria es el control de sus gigantescas reservas de gas natural y del territorio sirio por donde podría pasar un pipeline proveniente de Qatar y Arabia Saudita… o de Irán, rival de esas dos monarquías.

Pero, a partir del inicio de la resistencia de la Novorossia y del respaldo que Rusia le aporta, la Unión Europea está tratando de reducir su dependencia del gas ruso. De ahí la idea del gobierno iraní de proponer su propio gas a ese mercado, como anunció el viceministro iraní del Petróleo, Ali Majedi, el 9 de agosto de 2014. Para Irán, eso sería una alternativa ante el hecho que el Emirato Islámico le ha cortado el camino hacia Siria a través de Irak.

Esa opción, que defiende los intereses de Irán como Estado pero abandona el combate antiimperialista iniciado por el presidente Ahmadinejad, podría obtener el aval de Washington en el marco de un acuerdo más amplio durante las negociaciones 5+1. Irán aceptaría renunciar a sus investigaciones revolucionarias sobre un modo de producción de energía nuclear capaz de liberar el Tercer Mundo de su dependencia del petróleo mientras que los «occidentales» levantarían sus sanciones contra Irán.

Pero ese viraje, si tuviese lugar, modificaría profundamente todo el equilibrio regional. Y sería difícil obtener su aceptación por parte de la misma Rusia que acaba de acoger a Irán en el seno de la Organización de Shanghai. Por otro lado, eso exigiría una inversión de 8 500 millones de dólares para la construcción de 1 800 kilómetros de tubería y conectar los campos petrolíferos iraníes al sistema Nabucco. El gas iraní transitaría entonces por Azerbaiyán y Turquía antes de hacerlo a través de Bulgaria, Rumania y Hungría para ser finalmente distribuido en la Unión Europea a partir de Austria. Así lo confirmó el ayatola Hassan Rohani al presidente austriaco Hans Fischer en un encuentro al margen de la Asamblea General de la ONU.

La resurrección del sistema Nabucco sería un excelente negocio para Azerbaiyán, que podría entonces exportar más fácilmente la producción de su yacimiento de gas de Shah Deniz. Y al mismo tiempo Bakú se alejaría de Moscú para acercarse a Washington, lo que quizás explica sus inesperadas compras de armas a Israel.

Desde el punto de vista sirio, un viraje de la política energética iraní no sería necesariamente algo negativo ya que la mayoría de los enemigos de Siria –con excepción de Israel– ya no tendrían así razones para continuar la guerra. Por otro lado, el alejamiento de Irán fortalecería la utilidad de Siria para Rusia. Ante ese tipo de acuerdo, Washington seguiría estimulando la inestabilidad en la región sunnita de Irak para mantener la separación territorial entre Teherán y Damasco, y seguramente apoyaría la permanencia del Emirato Islámico en la región siria de Deir ez-Zor, pero dejaría tranquilo el resto de Siria.

Fuente: Voltairenet
EE.UU. tiene razones ocultas para bombardear las posiciones de la milicia yihadista del Estado Islámico, sostienen medios chinos. La campaña antiterrorista es un mero pretexto para derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad.

La coalición internacional presidida por Washington realiza ataques aéreos en Siria sin que haya una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto y también sin el consentimiento de Damasco: se llevan a cabo con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, pero es evidente que el objetivo último –después de acabar con la organización terrorista– es derrocar al régimen de Assad, insiste el portal chino de noticias Sina Military según recoge Want China Times. "China no está cayendo en ese plan enrevesado de EE.UU.", asegura el portal.

De acuerdo con Sina Military, los verdaderos motivos de EE.UU. "se deducen razonablemente" de un simple análisis de sus intereses y la historia moderna del juego geopolítico. "Washington dirige su atención a Oriente Medio después de enturbiar con éxito la situación entre Rusia y Ucrania a principios de este año. […] Ahora está aprovechando el caso del Estado Islámico para alinear sus intereses en Oriente Medio", sostiene el portal, que acentúa que Washington ya cuenta con el apoyo de varios países europeos y la Liga Árabe.



China rechaza involucrarse en el juego de EE.UU., subraya Sina Military, que explica por qué es así: "Washington busca hacerse amigo de Pekín solo porque quiere poner fin al continuo apoyo de China a Rusia". El portal acentúa que Pekín ya rechazó la propuesta de la Administración de Obama de unirse a su alianza militar contra el Estado Islámico basándose en su política de no interferencia en los asuntos internos de otros países. Menciona, además, que China ya anunció que no participará ni apoyará las sanciones occidentales contra Rusia.

De acuerdo con el citado portal, en los últimos tiempos Washington está aumentando su presión contra Pekín. Pone como ejemplos una cooperación más tensa con Japón, con el que China está en conflicto a propósito de las islas Diaoyu (Senkaku) y los planes de levantar el embargo contra las ventas de armas a Vietnam (país con el que Pekín también mantiene una disputa territorial). Sin embargo, frente a esta "ofensiva" China no ha de hacer nada: solo seguir el camino en el que se encuentra ahora y "permanecer en calma", ya que EE.UU. por sí mismo "está perdiendo el control sobre su ritmo", concluye Sina Military.

Fuente: Want China Times
la-proxima-guerra-tanques-turcos-se-enfrentan-al-estado-islamico-en-frontera-con-siria
Turquía despliega tanques en la colina frente a la ciudad fronteriza siria asediada por ISIL, mientras la coalición liderada por EE.UU. lleva a cabo ataques aéreos en Siria.

Tanques turcos han sido enviados a las colinas con vistas a la ciudad fronteriza siria de Ain al-Arab asediada por ISIL, mientras que una coalición liderada por Estados Unidos intensifica sus bombardeos contra el grupo en el norte y el este de Siria.

Su despliegue del lunes se produjo después de que ISIL disparara proyectiles cerca de un campo de refugiados en suelo turco. Al menos 15 tanques fueron colocados, algunos de ellos con sus armas apuntando hacia territorio sirio.

La corresponsal de Al Jazeera, Stefanie Dekker, informando desde la ciudad fronteriza turca de Suruc, dijo que tres proyectiles cayeron en Turquía", muy cerca de un campo de refugiados, fuerzas de seguridad y un número de manifestantes que se habían reunido para expresar su enojo por lo que dicen fue un apoyo limitado proporcionado a los combatientes kurdos que luchan contra ISIL".

"No ha habido ninguna respuesta por parte de la parte turca, hasta ahora", dijo nuestra corresponsal. Los militares dijeron previamente que habían disparado de vuelta el domingo después de que dos bombas de mortero cruzaran la frontera.

Dekker añadió que proyectiles impactaron al menos contra tres casas y una escuela en Ain al-Arab, una ciudad en gran parte kurda conocida por sus residentes como Kobane. "No hubo informes de lesiones, ya que los objetivos estaban vacíos".



Más de 150.000 kurdos sirios se han trasladado a Turquía desde la semana pasada, mientras los combatientes de ISIL presionan hacia Ain al-Arab.

"Las cosas se están intensificando. Esto no significa que ISIL están avanzando, porque tienen artillería de largo alcance, pero se nota que la lucha está en marcha", dijo Dekker.

Los ataques aéreos

Mientras tanto, Estados Unidos lideró los ataques aéreos de la coalición contra pueblos y aldeas en el norte y el este de Siria controladas por ISIL.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Reino Unido que monitorea la violencia en Siria, dijo que la coalición se dirigió contra áreas de almacenamiento de grano en la fortaleza de ISIL en Manbij, al este de Aleppo, matando a los trabajadores y no a combatientes.

El observatorio informó que 10 ataques aéreos contra diversos puntos de la provincia de Idlib, mataron a por lo menos un niño y otras seis personas, entre ellas cinco miembros de una misma familia.

Al Jazeera no puede verificar de forma independiente los informes.

Las supuestas víctimas civiles se sumarían a los 19 civiles que el Observatorio dice que ya han muerto en ataques contra el grupo.

Según el corresponsal de Al Jazeera en Beirut, Zeina Khodr, los sentimientos anti-occidentales están aumentando a medida que más civiles son asesinados.

Un activista en una ciudad controlada por ISIL, que pidió no ser identificado, dijo a Al Jazeera: "Estos ataques aéreos están causando una crisis económica ahora que el invierno está a la vuelta y la gente necesita combustible para calefacción. La mayor parte de las instalaciones petroleras no están en funcionamiento, incluso aquellas que no se han visto afectadas porque la gente tiene miedo".

El domingo, Human Rights Watch dijo que había confirmado la muerte de al menos siete civiles - dos mujeres y cinco niños - por ataques aparentemente de misiles estadounidenses el 23 de septiembre en la localidad de Kafr Derian en la provincia de Idlib.

Basó sus conclusiones en conversaciones con tres residentes locales.

Fuente: Aljazeera
la-proxima-guerra-rusia-amenaza-a-eeuu-con-tomar-represalias-por-ataques-aereos-en-siria
Advierte que el espacio aéreo de Siria está bajo la protección de Moscú.

Rusia ha emitido una velada amenaza de tomar represalias si los ataques aéreos llevados a cabo por los EE.UU. o sus aliados se dirigen contra el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, dijeron funcionarios de seguridad del Medio Oriente a WND.

Los funcionarios de seguridad dijeron que Rusia se quejó el domingo en conversaciones secretas con representantes de las Naciones Unidas de que la actual campaña aérea de la administración Obama contra los combatientes del Estado Islámico en Siria es una violación de los acuerdos internacionales en materia de control del espacio aéreo sirio.

Los funcionarios dijeron que Rusia advirtió que potencialmente podría tomar represalias si Estados Unidos o los ataques aéreos árabes fueran más allá de los objetivos del Estado Islámico de Irak y Siria, o ISIS, y en su lugar bombardearan cualquier blanco del régimen sirio.

Los funcionarios dijeron a WND que no tienen ninguna información sobre la gravedad de la amenaza de Rusia o si Moscú quería decir que tomarían represalias directas o ayudarían a la fuerza aérea de Assad en una respuesta militar.



Los funcionarios dijeron que los diplomáticos rusos afirmaron que los términos con respecto al espacio aéreo sirio se acordaron en septiembre pasado como parte de un acuerdo para desarmar el arsenal de armas químicas de Siria a mediados de 2014.

En ese momento, la comunidad internacional temía que Assad podría dirigirse a los inspectores de armas químicas que actuaban en Siria. Ese miedo, en parte, propició un acuerdo en el que a Moscú se le proporcionó gran responsabilidad sobre los cielos de Siria, supuestamente para asegurarse contra la actuación de la fuerza aérea de Assad contra los esfuerzos internacionales de desarme.

Las autoridades dijeron además que tanto Rusia como militares iraníes están en alerta elevada en medio de la situación actual en Siria.

El sábado por primera vez aviones de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron objetivos de ISIS en Siria, cerca de la frontera con Turquía, así como posiciones al este del país, de acuerdo con activistas y unos funcionarios kurdos que hablaron a la Associated Press.

Nawaf Khalil, un portavoz kurdo del Partido de la Unión Democrática de Siria, o PYD, dijo a la AP que los ataques estaban dirigidos contra posiciones del Estado islámico cerca de la ciudad kurda de Kobani en Siria.

Los ataques de los Estados Unidos y la coalición también habrían atacado un cuartel local de ISIS en la ciudad al norte de siria de Tel Abyad a lo largo de la frontera con Turquía, incendiando una refinería de petróleo.

"Nuestro edificio se sacudía y vimos el fuego, a unos 60 metros (65 yardas) de altura, procedente de la refinería," dijo el hombre de negocios local Mehmet Ozer a la revista Time.

Time informó que los ataques también fueron confirmados por el Observatorio Sirio con sede en Gran Bretaña para los Derechos Humanos y fueron reportados por la agencia de noticias turca Dogan.

Fuente: WND
El jefe del Estado Mayor conjunto de EE.UU., Martin Dempsey, está convencido de que es imprescindible una operación terrestre para combatir con éxito al Estado Islámico. "No habrá solución solo con fuerza aérea contra el EI en Irak y Siria".

Según explicaba el general en una reciente rueda de prensa, el mando militar estadounidense está dispuesto a "entrenar" entre 12.000 y 15.000 efectivos de infantería para enfrentarse exitosamente con los extremistas y recuperar los territorios no controlados por las autoridades en el este de Siria. Dempsey detalló que en ese país la misión terrestre podría ser encargada a las unidades de la "oposición moderada" y que va a tardar tiempo capacitarlas.

Varios expertos citados por Svobodnaya Pressa han intentado adivinar dentro de qué plazo podría realizarse el despliegue de fuerzas a las que se refiere el militar. ¿Tendrá EE.UU. que intervenir con sus propias tropas en el conflicto de Oriente Medio antes de terminar el entrenamiento a mercenarios árabes? ¿Puede ocurrir si empeora la situación?

"Hasta el último momento, Obama opondrá resistencia a todos los intentos de enviar tropas terrestres estadounidenses a Oriente Medio, pero la situación en la región puede cambiar próximamente", pronostica el colaborador científico del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Ciencias Rusa Grigori Mirski. El experto recuerda que el mandatario dio su palabra, al presentarse a la presidencia, de que pondría fin a las dos guerras que había desatado George W. Bush. Sin embargo, podría pronto cambiar de opinión.

"Es muy posible que el destino próximo de la invasión de los militantes del Estado Islámico sean territorios sunitas: Jordania o Arabia Saudita". También Mirski considera probable que los extremistas se nieguen a expandirse por tierras nuevas y decidan "consolidar las fuerzas" en las vastas áreas que ya están controlando: una tercera parte de Irak y una tercera parte de Siria. Entonces, pronostica, EE.UU. tendrá que "admitir que el asunto queda sin resolver o tomar la decisión sobre el despliegue de las tropas terrestres".



Hay pocos que lo supieran, pero EE.UU. ya empleó sus tropas terrestres contra los yihadistas del Estado Islámico, afirma el experto militar Semión Bagdasárov, dirigente del centro de Investigaciones de los países de Oriente Próximo y Asia Central. Algunos destacamentos de la Infantería de Marina y tropas especiales participaron en el operativo en las montañas de Sinyar tomadas por el Estado Islámico.

Demsey es un buen profesional, cree el analista, y ya por eso se da cuenta que "solo se puede tomar control de un estado con el ejército de tierra".

La causa de que EE.UU. se plantee el despliegue terrestre es la escasa capacidad de combate de las fuerzas que están combatiendo al Estado Islámico, explica Bagdasárov. Aparentemente la proporción de fuerzas no es demasiado favorable para la de los yihadistas. A cada combatiente extremista en Irak le hacen frente unas 70 personas (entre milicias kurdas y tropas gubernamentales). En Siria la proporción es menos impresionante, pero las fuerzas se distribuyen 1 a 20, tratándose en el caso de los últimos de efectivos del Ejército. Sin embargo, los islamistas radicales han salido con éxito de muchas operaciones.

Fuente: RT