Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la proxima guerra pauline marois partido quebeques gana las elecciones en quebec separatista referendum tiroteo
La Policía de Montreal ha informado que ha muerto una persona y otra está herida en estado crítico tras un tiroteo en la sede donde celebraban la victoria la candidata independentista Pauline Marois y sus seguidores. El indivíduo de unos 50 años habría disparado contra la lider del Partido Quebequés, aunque salió ilesa del incidente ya que su servicio de seguridad irrumpió de repente en el escenario sacándola del local.

Un portavoz de la policía informó que el sospechoso disparó al menos una vez dentro del local y que previamente había provocado un incendio en la parte trasera del edificio. En principio un portavoz del  PQ había dicho que las balas habían sido de fogueo.

La líder del Partido Quebequés, que tras ganar las elecciones este martes, se convertirá en la primera mujer en la historia de Quebec en gobernar la provincia, salió ilesa del incidente, añadió la policía.




Marois acababa de proclamar "queremos un país" delante de sus muchos seguidores del Partido Quebequés que la acompañaban en la celebración en un local de Montreal cuando dos miembros de su equipo de seguridad saltaron al escenario y sacaron a toda velocidad a la próxima primera ministra de Quebec.

Poco después, Marois reapareció en el escenario del local donde el PQ celebraba su victoria electoral y pidió a todos los presentes que evacuaran con tranquilidad el local.

Las televisiones del país mostraban instante después imágenes del incendio en la puerta trasera del local donde tuvo lugar la reunión del PQ y también como detenían a un individuo varios agentes de la policía. También se pudieron ver imágenes de un agente de policía recogiendo un rifle del suelo.

La Policía de Montreal ha confirmado a través de su cuenta de Twitter la detención de una persona y que dos personas habían resultado heridas.

La televisión pública canadiense CBC dijo que el individuo arrestado había gritado previamente en francés: "Los anglos están despertando".

Uno de los principales temas de la campaña electoral de Quebec ha sido la posibilidad de que una victoria del Partido Quebequés en las elecciones abra la puerta para convocar un tercer referéndum separatista, tras los celebrados en 1980 y 1995.
la proxima guerra protestas canada independencia de quebec
El Partido separatista de Quebec está esperando un regreso en medio de las protestas estudiantiles y la incertidumbre económica. Al tiempo que los votantes van a las urnas a elegir a su gobierno, la provincia francófona parece estar en camino a un nuevo referéndum para separarse de Canadá.

Las elecciones provinciales del martes es una lucha a tres bandas entre los liberales preexistentes, la recién formada coalición Avenir Québec, y el separatista Partido Quebecois (PQ).

El PQ ha demostrado ser más popular en las encuestas, marchando delante de los demás en torno al 33 por ciento.

El liberal primer ministro, Jean Charest, jefe de gobierno de Quebec durante casi una década, llamó a unas elecciones anticipadas el pasado 1 de agosto debido a la amenaza de protestas estudiantiles. Sin embargo, durante la campaña electoral se ha rezagado ante el avance en las encuestas del partido separatista, el Partido Quebequense y su líder Pauline Marois.




La popularidad del PQ significa que el tema de la separación de Quebec de Canadá ha surgido de nuevo. Quebec ya ha tenido dos referendums sin éxito que estuvieron a punto de dividir Quebec de Canadá en el pasado: Uno en 1980 con el 40 por ciento de apoyo y otro en 1995, con casi el 50 por ciento de la votación a favor de la separación.

Los separatistas que lideran las encuestas afirman que su prioridad a corto plazo sería levantar la economía de sus rodillas, en lugar de impulsar un voto separatista de inmediato.

"Es muy importante para nosotros manejar nuestras finanzas de manera responsable. Es sin duda por eso que nuestros compromisos son los menos costosos de todos los partidos", dijo Marois a los medios canadienses, mientras esbozaba un programa que establece el nuevo gasto de mil millones de dólares en cinco años.

Al mismo tiempo, declaró que iba a celebrar una votación sobre la independencia "mañana por la mañana" si las condiciones eran adecuadas. Además, el líder del partido aclaró que un referéndum sobre la independencia de Quebec sólo se celebrará si hay plena confianza en la victoria. Por ahora, las encuestas de opinión sugieren que menos del 40 por ciento de la población de la provincia apoyaría una división.

El nuevo rumor sobre Quebec llega después de meses de protestas estudiantiles y sindicales que rabiaban en la primavera y el verano contra el aumento de las matrículas en la provincia y el polémico  nuevo proyecto de ley 78, que restringe las reuniones masivas en la provincia.

Decenas de miles de estudiantes han hecho pública su indignación con manifestaciones y enfrentándose a la policía en los titulares de todo el mundo. Las protestas comenzaron en febrero, lo que resultó en cerca de 2.500 detenciones. La votación del martes es vista por muchos como un eco de este descontento público.

Los expertos creen que cuanto más continúe la incertidumbre económica más fuerte serán las convocatorias de la soberanía de Quebec.

Después de nueve años de liberales gobernando Quebec, la gente se ha hecho mas cautelosa y reacia a volver a elegirlos teniendo en cuenta la agitación estudiantil que se convirtió en una protesta social más grande, dice el profesor de ciencias políticas de Concordia, Bruce Hicks.

"Los quebequenses tienden a cansarse del gobierno y los echan fuera", dice. "Es una especie de  tradición en la política de Quebec."

"No va a ser un referéndum o nada", dijo Antonia Maioni, una politóloga de la Universidad McGill. "La idea es tener pequeñas victorias y avanzar hacia tal vez un eventual referéndum. Al menos [Pauline Marois] puede volver luego a su partido y decir: "nos movemos hacia un tercer referéndum".

La agenda de PQ sobre el referéndum consta de dos fases. En primer lugar, Marois planea pedir a Ottawa un mayor control en áreas tales como la política exterior y el desarrollo económico. Cualquier tipo de denegación de Ottawa se encontrará con una lucha legislativa y cualquiera de las pérdidas de PQ se añadirían a la lista de razones por las cuales Quebec debe separarse.

La segunda fase es la creación del movimiento por el referéndum. PQ ya ha transferido la responsabilidad de pedir un referéndum al público en general. En la actualidad, tan pronto como 850.000 personas firman una petición - el 15 por ciento de la población de Québec - el público puede exigir un referéndum. Por otra parte, Marois se propone establecer un nuevo puesto en el gabinete que gestionaría esas solicitudes, informó CBC.

El periodista canadiense Michael Forian dice que Quebec está distanciándose del resto de Canadá, mientras que a la mitad de los canadienses ya no le importa si Quebec decide separarse o no.

"La población más joven siente que el Partido Quebecoise es un paso hacia un mensaje más progresista en la provincia", dijo Forian.