Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-eeuu-ataca-refinerias-bajo-control-estado-islamico-en-siria
El Pentágono destaca que han participado más aviones árabes que estadounidenses

'Las indicaciones iniciales apuntan a que las acciones tuvieron éxito'

Además, EEUU sobrevuela Siria con aviones y drones para marcar objetivos

Estados Unidos ha reanudo junto con sus aliados árabes los ataques aéreos contra posiciones del autodenominado Estado Islámico (IS) en Siria, esta vez dirigidos a las instalaciones petrolíferas controladas por los yihadistas.

El Mando Central, encargado de las operaciones militares estadounidenses en Oriente Medio, explicó que se realizaron 13 ataques aéreos con cazas y aviones no tripulados contra doce refinerías bajo control del EI en "zonas remotas" en el este de Siria.

La madrugada del lunes, Estados Unidos y cuatro aliados árabes (Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Jordania), con el apoyo logístico de Catar, atacaron desde el aire varios fortines del IS dentro de Siria por primera vez.

En una entrevista con la cadena CNN, el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, destacó que, en esta ocasión, los ataques aéreos contaron con un mayor número de aviones de aliados árabes que de estadounidenses, en concreto de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí.

El Mando Central especificó que los bombardeos, que se prolongaron durante unas dos horas, se produjeron en las cercanías de las localidades de Al Mayadín, Al Hasakah, Abu Kamal y Deir al Zur.

"Aún estamos evaluando la efectividad de los ataques en las refinerías, pero las indicaciones iniciales apuntan a que tuvieron éxito", detalló el Mando Central en su comunicado.

Las refinerías petroleras están siendo utilizadas por los yihadistas suníes del EI para obtener más de dos millones de dólares diarios en ingresos con la venta de hasta medio millar de barriles al día, según la inteligencia estadounidense, aunque algunos expertos creen que el monto podría ser mayor.

Estados Unidos ha estado lanzando gran parte de los ataques desde el portaaviones George W. Bush en el Golfo Pérsico; desde el crucero USS Philippine Sea, parte del grupo de ataque del portaaviones, y desde el destructor USS Arleigh Burke en el Mar Rojo. Además, Estados Unidos está sobrevolando Siria con aviones tripulados y drones para recopilar inteligencia y marcar objetivos.



El lunes, Estados Unidos comenzó a liderar una ofensiva contra los bastiones del IS en Siria, donde la milicia suní ha medrado, gracias a la guerra civil, hasta controlar vastas zonas del centro y este sirio, entre ellas centrales energéticas y pozos petrolíferos.

Este martes, las Fuerzas Armadas estadounidenses y sus aliados árabes realizaron otra ronda de ataques en la frontera siria-iraquí y en Irak, donde los bombardeos contra el Estado Islámico llevan en marcha desde comienzos de agosto, debido a que Washington es aliado de Bagdad.

El IS ha aumentado significativamente sus ingresos, que antes provenían esencialmente de donaciones de organizaciones islamistas, vendiendo petróleo en el mercado negro, mediante la extorsión o la venta de piezas históricas.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-estado-islamico-amenaza-responder-bombardeos-eeuu-en-siria
Participaron cazas y bombarderos y se lanzaron 47 misiles Tomahawk desde buques

La aviación estadounidense, respaldada por varios países del Golfo Pérsico, ha inaugurado este martes la ofensiva contra el Estado Islámico (IS) en suelo sirio lanzando 50 ataques contra sus posiciones en Raqqa, su cuartel general, y zonas fronterizas con Irak. Los bombardeos, que el IS ha jurado responder, abren una nueva e incierta etapa en la lucha contra la organización yihadista anunciada por Barack Obama el pasado 10 de septiembre.

Los primeros ataques, según funcionarios estadounidenses, se han iniciado en las primeras horas de la madrugada y han golpeado arsenales, puestos de control y edificios administrativos empleados por los militantes yihadistas en las provincias de Al Raqa y Deir al Zur. Han participado cazas y bombarderos junto a la aviación de al menos cinco aliados árabes: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Jordania y Bahrein. Además, se han lanzado 47 misiles Tomahawk desde buques de la Marina estadounidense situados en el golfo o el mar Rojo.

"Teniendo en cuenta que estas operaciones están en curso, no estamos en condiciones de proporcionar detalles adicionales en este momento", precisó el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, en un comunicado publicado anoche.

Decenas de yihadistas muertos



Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que cuenta con una red de informantes y activistas sobre el terreno, los bombardeos han causado un número indeterminado de víctimas. Una veintena de ataques se han centrado en Raqqa, la capital 'de facto' del califato proclamado a finales de junio; su periferia norte y oeste y localidades como Tabaqa, Tel Abiad y Ain Aisa, ubicadas en la provincia de Raqqa. Uno de los blancos ha sido la antigua sede del Gobierno provincial de Raqqa, transfigurado en centro clave del IS. Más de 20 yihadistas perdieron la vida en el ataque contra dos posiciones del IS en la zona, según la citada ONG.

En la provincia de Deir al Zur, la coalición internacional ha lanzado 22 ataques contra posiciones yihadistas en la villa de Abu Kamal, limítrofe con Irak, y otros ocho en la periferia de la ciudad de Deir al Zur. El IS -que capturó en junio Mosul, la segunda ciudad de Irak- ha logrado con sus arremetidas borrar la frontera entre Siria e Irak consolidando su control sobre amplias zonas de ambos países y gobernando a unos 11 millones de habitantes.

La escalada fue anunciada el pasado 10 de septiembre por Barack Obama en su discurso a la nación. Hace un mes EEUU inició los vuelos de vigilancia sobre Siria y, ante la inminente ofensiva, las huestes del IS evacuaron sus oficinas, reubicaron el armamento pesado y trasladaron a sus familias fuera de la ciudad. Los bombardeos también han alcanzado a militantes del frente Al Nusra, la sucursal autorizada de Al Qaeda en Siria. Al menos 30 de sus miembros habrían muerto en ocho ataques contra campos de entrenamiento, fábricas de armamento y edificios administrativos en la provincia de Alepo.

Las reacciones no se han hecho esperar. Un combatiente del IS ha asegurado que "los ataques serán respondidos" en declaraciones a Reuters. El régimen de Bashar Asad -que, según su ministro de Exteriores, fue informado del ataque estadounidense a través del enviado permanente de Siria ante la ONU- declaró que apoya todos los esfuerzos contra los yihadistas. Rusia, su principal valedor internacional, ha insistido en que la ofensiva supone "una violación de la soberanía" siria y "agrava aún más la situación" en la región.

Obama -que durante el último año se mostró reticente a iniciar ataques aéreos sobre Siria- aseguró en su alocución de hace dos semanas que, en ningún caso, coordinaría con Asad las embestidas contra el IS y se comprometió a entrenar y armar al Ejército Libre Sirio en un programa diseñado por el Pentágono que se llevará a cabo en bases de Arabia Saudí. La incógnita de esta nueva ofensiva, sin embargo, es saber a quien beneficiará sobre el terreno.

Los movimientos de Asad

Funcionarios estadounidenses reconocen que el Ejército Libre Sirio -al menos hasta que no se mejore su formación y armamento- carece de capacidad para hacerse con las posiciones de las que pueda replegarse el IS. Podrían ser, por tanto, las tropas de Asad las que recuperen el control de las zonas abandonadas por los extremistas.

Los ataques estadounidenses, en coordinación con sus socios árabes, coinciden con el drama que se vive en los alrededores de la ciudad de Kobani, en la provincia siria de Alepo. Durante la última semana más de 150.000 kurdos han escapado del lugar -la mayoría hacia Turquía- ante el avance del IS, que ha capturado más de 60 villas del área. Precisamente Obama inició el pasado 8 de agosto los bombardeos sobre Irak para detener los progresos del IS en la región autónoma del Kurdistán que obligaron a cientos de miles de cristianos y yazidíes -entre otras minorías- a dejar sus hogares.

Las decapitaciones de rehenes occidentales -difundidas por internet- y amenazas como las de ayer -en la que el portavoz del IS llamó a asesinar a "civiles y militares" occidentales en cualquier lugar del mundo y mediante cualquier método- han empujado a Obama a mover ficha. De momento, el presidente estadounidense -que ha intentado alejarse de las guerras en Irak y Afganistán heredadas de George W. Bush- mantiene que la ofensiva no incluirá el despliegue de tropas terrestres pero incluso sus asesores se muestran escépticos de que una campaña áerea -que podría durar años- pueda "degradar y, en última instancia, destruir" a la organización yihadista, tal y como promete el demócrata.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-solo-jordania-apoya-abiertamente-bombardeos-contra-estado-islamico
Arabia Saudí, Emiratos, Bahréin y Qatar guardan silencio sobre una operación a la que su presencia da legitimidad

Estados Unidos comienza a atacar posiciones del Estado Islámico en Siria

Sólo Jordania ha reconocido su participación, junto a EEUU, en los bombardeos contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria esta madrugada. El resto de los países árabes involucrados guarda silencio sobre esta operación que abre un nuevo frente en la lucha contra los yihadistas. Aunque el portavoz del Pentágono no precisó sus nombres, poco después un comunicado militar ha confirmado las filtraciones periodísticas que mencionaban a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Qatar.

“Hemos golpeado al terrorismo en su guarida para proteger la seguridad y la estabilidad de Jordania, y para prevenir que el terrorismo alcance al reino”, ha declarado el ministro jordano de Información, Mohamad al Momani, citado por Al Jazeera.

Al Momani también ha dicho que los bombardeos van a continuar en los próximos días y que han participado cuatro países árabes, incluido Jordania. Los otros tres serían, según Reuters, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, aunque la función de cada uno de ellos en la operación militar no está clara. La agencia, que menciona como fuente a un funcionario estadounidense sin identificar, añade que Qatar sirvió de apoyo para las operaciones aéreas. Un comunicado del Mando Central de las Fuerzas Armadas de EEUU (CENTCOM) ha confirmado poco después la colaboración de esas cinco naciones.



La contribución de los aliados árabes es clave para legitimar la campaña estadounidense contra el EI. Tanto Arabia Saudí como Emiratos tienen unas fuerzas aéreas modernas y dotadas de cazabombarderos de última generación, F-15 norteamericanos y Eurofighters en el caso de los saudíes y Mirage 2000 franceses y F-16 norteamericanos los emiratíes. Además, tanto EAU como Qatar ya tienen experiencia de haber participado en una operación internacional en Libia en 2011.

Sin embargo, las monarquías de la península Arábiga han sido cautelosas en mostrar abiertamente su apoyo a EEUU en la campaña contra los yihadistas. Por un lado, los gobernantes se muestran escépticos sobre el alcance del compromiso de Washington, con quien mantienen crecientes diferencias sobre cómo hacer frente a los cambios que se están produciendo en Oriente Próximo. Por otro, temen las represalias de los extremistas e incluso la eventual reacción de sus poblaciones si el plan se desvía de su objetivo bien porque cause demasiadas víctimas civiles o porque termine ayudando a la causa de Irán en la región.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-eeuu-y-paises-arabes-comienza-bombardeos-contra-estado-islamico-en-siria
Junto a los aviones de guerra estadounidenses han volado aparatos de Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Bahrein y Jordania

Estados Unidos y varios países aliados lanzaron la pasada madrugada los primeros ataques aéreos contra posiciones en Siria del grupo yihadista Estado Islámico, concretamente sobre la provincia de Raqa, bastión de facto de los integristas, en la frontera con Irak, según ha confirmado el Pentágono. “Fuerzas de Estados Unidos y de naciones aliadas han comenzado los ataques contra el EI en Siria usando una combinación de cazas, bombarderos y misiles tierra-aire”, ha declarado el portavoz del Pentágono, el almirante John Kirby, en un comunicado. Desde el mar, portaaviones norteamericanos en la zona han servido de base para el lanzamiento de misiles de crucero como los Tomahawk.

Junto a los aviones de guerra estadounidenses volaron aparatos de “naciones aliadas”, según la información del Pentágono, entre las que se encuentran Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Qatar y Jordania, como resultado de la amplia coalición de naciones reunida por el presidente Barack Obama con el objetivo de aniquilar al Estado Islámico. Hasta el momento, ha admitido su colaboración Jordania, Bahréin y Emiratos.



Un portavoz del Ministerio de Exteriores sirio, en un comunicado televisado este martes por la mañana, comunicó que el Gobierno fue informado unas horas antes de comenzar la ofensiva. Según esta información, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, notificó a Damasco, a través del ministro de exteriores de Irak, las intenciones de Washington de atacar a los yihadistas. El portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki desmintió este extremo en otro comunicado.

El régimen, según el portavoz de Exteriores, mantiene su voluntad por seguir cooperando con el Gobierno iraquí en la lucha contra el EI. En la declaración, el portavoz informó de que el Ejército sirio seguirá combatiendo contra el EI y el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda. Precisamente durante la visita a Damasco del asesor de Seguridad Nacional iraquí Falah Fayad, el presidente sirio, Bachar el Asad, que no ha dado formalmente su aprobación a la ofensiva, afirmó que defiende "cualquier esfuerzo internacional en la lucha contra el terrorismo".

El Ejército norteamericano ha detallado a primera hora de la mañana que en total han sido 14 los ataques llevados a cabo contra el EI. La ofensiva conjunta ha contado con la participación de cazas, bombarderos, drones y lanzamisiles Tomahawk accionados desde el mar. La operación ha golpeado a los yihadistas en las provincias de Raqa, Deir al Zor y Hasakah, además de la localidad de Abu Kamal, junto a la frontera iraquí, cerca del río Eufrates. Esta localidad estuvo en manos de Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, hasta que el EI se la arrebató en el mes de julio.

Según la información de Washington, en el ataque se utilizaron 47 Tomahawk lanzados desde los destructores norteamericanos USS Arleigh Burke y USS Philippine Sea, situados en el mar Rojo y el Golfo Pérsico, así como desde los drones desplegados por EE UU. Entre los objetivos de los bombardeos están combatientes del EI, campos de entrenamiento, centros de financiación y camiones y vehículos de abastecimiento.

EE UU, esta vez en solitario, ha alcanzado también posiciones del grupo radical Khorasan, vinculado a Al Qaeda, liderado por el kuwaití Mohsin al Fadhli y formado, principalmente por veteranos de la guerra de Afganistán. El grupo, según los argumentos de Washington, que preveía un ataque inminente "contra EE UU e intereses occidentales", utiliza Siria para reclutar yihadistas extranjeros, probar explosivos y planear atentados en el extranjero.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado igualmente de que la ofensiva guiada por EE UU ha causado la muerte de al menos 58 personas, entre ellas 50 miembros del Frente al Nusra, rama iraquí de Al Qaeda, y ocho civiles.

Los ataques llegan menos de dos semanas después de que Obama anunciara en un discurso a la nación que había autorizado extender la campaña militar iniciada en agosto contra el EI en Irak a Siria. El presidente viaja este martes a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas y todo apunta a que ha preferido llegar a la sede de la organización con un plan en marcha, pero no con una agenda abierta para discutir qué hacer con los yihadistas, que en poco tiempo han tomado grandes extensiones de territorio en Irak y Siria.

Más de dos tercios de los hasta 35.000 yihadistas que podría tener el Estado Islámico están basados en Siria. El resto se ha expandido y ha capturado amplias partes del norte de Irak, aunque los bombardeos comenzados por EE UU el pasado 8 de agosto han frenado esa rápida conquista. A los ataques del Pentágono sobre Irak, unos 190 hasta el momento, se sumaron la semana pasada aviones de guerra franceses.

Con los ataques aéreos por primera vez sobre Siria, EE UU se implica de una manera totalmente distinta en la guerra civil en aquel país, conflicto del que hasta el momento Washington se ha mantenido alejado. El año pasado, Obama dio marcha atrás en su plan de atacar el régimen de Bachar El Asad, pero la decapitación en las últimas semanas por miembros del Estado Islámico de dos reporteros de EE UU dio un giro total a la opinión pública norteamericana que reclamó la intervención del Pentágono ante la amenaza yihadista.

“He dejado claro que daremos caza a los terroristas que amenacen nuestro país, se encuentren donde se encuentren”, dijo Obama en su discurso del pasado 10 de septiembre. “Eso significa que no dudaré en tomar acción contra el EI en Siria, así como en Irak”, prosiguió el mandatario. “Esto es un principio básico de mi presidencia: Si amenazan América, no encontrarán refugio”, finalizó Obama. Las palabras del presidente eran claras: solo estaba en cuestión cuándo se atacaría Siria, no si se atacaría.

Al final de la semana pasada, antes de que el Congreso entrara en receso casi hasta las elecciones del 4 de noviembre, tanto la Cámara como el Senado aprobaban una ayuda de 500 millones de dólares para entrenar y equipar a las fuerzas moderadas sirias como contrapeso al EI. Estos efectivos recibirán entrenamiento en Arabia Saudí.

La Casa Blanca no se ha pronunciado sobre los bombardeos. Se prevé que Obama abandone Washington pasadas las diez de la mañana de este martes martes, rumbo a Nueva York, donde expondrá con hechos su caso, en esta ocasión ante los líderes y presidentes de 140 naciones del planeta.

El objetivo de la Administración de Obama es construir una coalición lo más amplia posible de países para vencer a los yihadistas, sin cruzar una primera línea roja para diferenciarse de lo ocurrido con George W. Bush que actuó en solitario. La otra línea roja es que no haya tropas de combate terrestres, por lo que el presidente estadounidense insiste en que esta operación no será un nuevo Irak ni un nuevo Afganistán, las guerras que heredó de Bush.

Fuente: El País
EE.UU. ha empezado a movilizar a una amplia coalición de sus aliados ante una posible operación militar en Siria contra el Estado Islámico y ante el aumento de los ataques aéreos sobre el norte de Iraq, según los representantes de la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Barack Obama, está extendiendo su campaña contra los milicianos sunitas del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria y además está a un paso de aprobar la distribución aérea de agua y alimentos en la region de la ciudad Amerli, situada en el norte de Irak, donde vive la minoría turcomana de Irak, según representantes de la Casa Blanca citados por el diario estadounidense 'The New York Times'.

"Mientras Obama contempla nuevos ataques, la Casa Blanca inició su campaña diplomática para recabar aliados y vecinos de la región que puedan aumentar su apoyo a la oposición moderada de Siria y, en algunos casos, proporcionar apoyo en las posibles operaciones militares de EE.UU. Entre los países proclives a alinearse están Australia, Reino Unido, Jordania, Qatar, Arabia Saudita, Turquía y los Emiratos Árabes Unidos", escribe el diario citando a fuentes oficiales bajo condición de anonimato.

Además, se subraya que es muy probable que Reino Unido y Australia estén dispuestos a unirse a EE.UU. en una eventual campaña aérea. Los funcionarios dijeron que también esperan que Turquía, que cuenta con bases militares que podrían ser utilizadas durante las operaciones en Siria, preste su apoyo.



Turquía es una ruta de tránsito para los combatientes extranjeros, entre ellos los de EE.UU. y Europa que viajan a Siria para unirse al EI. Según el diario, Washington espera que Ankara aumente el control de la frontera. Además el Gobierno estadounidense está buscando el apoyo en inteligencia y vigilancia de Jordania, así como la ayuda financiera de Arabia Saudita.

Este lunes el Pentágono comenzó a efectuar vuelos de vigilancia sobre Siria en un esfuerzo para localizar potenciales blancos de ataques aéreos contra las milicias del EI.

Sin embargo, convencer a los aliados que le ayuden en su campaña militar en Siria no será una tarea fácil para EE.UU., escribe el diario. De hecho, mientras Turquía se encuentra ahora en medio de una transición política, Arabia Saudita y los emiratos del Golfo Pérsico son importantes fuentes de financiación de los rebeldes, aunque hay desacuerdos entre ellos. Qatar, por ejemplo, ayudó a negociar la liberación del estadounidense Peter Theo Curtis, que fue detenido por el Frente Nusra. Por su parte, Arabia Saudita no negocia con el Frente Nusra, mientras Washington trata de "navegar" entre los países del golfo que están en disputa.

Fuente: The New York Times
la-proxima-guerra-mapa-de-qatar-golfo-persico
Arabia Saudí exige que la vecina Qatar corte sus lazos con la Hermandad Musulmana de Egipto, cierre su canal de televisión mundial Al Jazeera y expulse a las secciones locales de los think-tanks Brookings Institution de EE.UU. y de la Rand Corporation.

Si Qatar no cumple con esta demanda, Arabia Saudí amenaza con bloquear el emirato por aire, tierra y mar. La amenaza fue emitida antes de que Riad retirara a su embajador en Doha y marcara como organizaciones terroristas a los Hermanos Musulmanes, Hezbolá del Líbano, y en Siria a las vinculadas a Al Qaeda, Jabhat al Nusra y el Estado Islámico de Irán (ISIS).

Fuente: Debka



la-proxima-guerra-CCG-reunion-arabia-saudi-bahrain-uae-llaman-embajadores-de-qatar
En un movimiento sorpresa, Arabia Saudita, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos este miércoles retiraron a sus embajadores en Qatar.

Los tres países dijeron que la decisión fue tomada para "proteger su seguridad y estabilidad", dijo un comunicado de la Agencia de Prensa Saudita.

El trío también dijo que Qatar no se había "comprometido con los principios" del Consejo de Cooperación del Golfo de seis miembros (GCC), y dijo: "Qatar tiene que tomar las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de los Estados del CCG."

Ellos tomaron la decisión después de lo que los medios de comunicación del Golfo describieron como una "tormentosa" reunión tuvo lugar este martes entre los ministros de exteriores de los países del CCG en Riad, según la Agencia France-Presse.

Los ministros de Relaciones Exteriores del CCG dijeron que se habían reunido en Riad para tratar de persuadir a Qatar para implementar el acuerdo. "Pero, por desgracia, estos esfuerzos no se han traducido en un acuerdo para que Qatar acate estas medidas, lo que llevó a los tres países a iniciar lo que consideraban necesario para proteger su seguridad y estabilidad, mediante la retirada de sus embajadores de Qatar a partir de hoy, 5 de marzo 2013", dijo el comunicado.


Seguridad y estabilidad "amenazada"

Los países del CCG "han realizado esfuerzos enormes para contactar con Qatar en todos los niveles para ponerse de acuerdo sobre una política unificada ... para asegurar la no injerencia, directa o indirecta, en los asuntos internos de cualquier estado miembro", dijo el comunicado. Las naciones también han pedido a Qatar, un patrocinador del movimiento de la Hermandad Musulmana que está prohibido en la mayoría de los estados del Golfo, a "no apoyar ninguna de las partes con el objetivo de poner en peligro la seguridad y la estabilidad de cualquier miembro del CCG", agregó, citando a las campañas mediáticas contra ellos en particular. La declaración hizo hincapié en que a pesar del compromiso del emir de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad al-Thani a estos principios durante una minicumbre celebrada en Riad en noviembre con el emir de Kuwait y el monarca saudí, que su país no ha cumplido.

Un acuerdo de seguridad firmado el año pasado por el CCG se centró en la cooperación en el intercambio de información y localizar a los delincuentes y los que violan la ley.

Lazos deshilachados

Más temprano el miércoles, un organismo de derechos en Qatar dijo que buscará la liberación de un ciudadano que fue encarcelado siete años por conexiones con un grupo islamista en una "injusta" sentencia de los Emiratos Árabes Unidos, informó la prensa local.

La decisión se produjo un mes después de que Abu Dhabi convocara al embajador de Qatar a los EAU, Faris al-Naimi el domingo, y le diera un memorando para protestar por las declaraciones del clérigo religioso con sede en Doha, Yusuf al-Qaradawi contra el Estado del Golfo.

En los últimos meses, los Emiratos Árabes Unidos también encarcelaron a un grupo de 30 emiratíes y egipcios a penas de entre tres meses y cinco años por la formación de una célula de la Hermandad Musulmana.

La Hermandad está prohibida en gran parte de la región, y los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Arabia Saudita se comprometieron con miles de millones de dólares en ayuda a Egipto tras el derrocamiento del presidente egipcio islámico Mohammad Mursi, quien es oriundo de la organización islamista.

Fuente: Al-Arabiya
la-proxima-guerra-monarquias-del-golfo-persico-crean-fuerza-defensa-comun
Seis monarquías del Golfo Pérsico planean crear unas fuerzas de defensa y seguridad comunes con un contingente de unos 100.000 soldados y oficiales.

El Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), que reúne a seis monarquías árabes de la región (Baréin, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos), planean crear un fuerza de seguridad colectiva, informó el ministro de Estado y jefe de la Guardia Nacional de Arabia Saudita, príncipe Mutaib bin Abdullah.

Los países del Golfo envían a EE.UU. una señal política, afirmando que los miembros del CCEAG están descontentos por la política estadounidense en la región.

"Se planea unificar el mando militar de un contingente de 100.000 soldados, si Dios quiere", citó las palabras del ministro la cadena Al Arabia. El príncipe bin Abdullah añadió que la nueva estructura militar será destinada a cumplir misiones en materia de defensa y seguridad común, así como a combatir las amenazas regionales. Tampoco se descarta la participación de la Guardia Nacional saudí en las nuevas fuerzas.



A principios de diciembre los líderes del CCEAG acordaron otra iniciativa en el área de defensa relacionada con la fundación del mando militar unificado con sede de la capital saudí, Riad, que estará encabezado por un oficial saudí.

"Los países del Golfo envían a EE.UU. una señal política, afirmando que los miembros del CCEAG están descontentos por la política estadounidense en la región, sobre todo en lo que se refiere a los últimos acuerdos con Siria e Irán", explicó Matteo Legrenzi, profesor asociado de la Universidad de Venecia a Al Arabiya News.

"Los países del CCEAG tratan de decir que están juntos y están dispuestos a enfrentarse a Irán si fuera necesario", señala.

Fuente: Al Arabiya
la-proxima-guerra-qatar-entrena-rebeldes-para-luchar-contra-assad-en-siria
Fuentes informadas han revelado recientemente que en el corazón de la capital catarí, Doha, se encuentran varios centros de formación para asesinos de diferentes nacionalidades que se envían a Siria para luchar contra el Gobierno de Al Assad.

Ahora es más evidente que nunca que Qatar está jugando un papel vital en atizar el caos que desgarra Siria, asegura la ONG canadiense Global Research.

Según denuncia Global Research, los servicios secretos de Qatar reclutan a los candidatos en varios países, entre ellos Afganistán, Pakistán, Yemen y la república rusa de Chechenia. De acuerdo con la ONG, los países pobres son "un buen mercado de guerreros de la muerte" para los servicios de seguridad cataríes.

El reclutamiento, por su parte, lo llevan a cabo en secreto organizaciones de fachada que trabajan bajo la bandera de centros de trabajo para extranjeros.

Después de ser reclutados, estos aspirantes a asesinos se someten a una intensa instrucción militar y a un adoctrinamiento ideológico wahabí bajo la supervisión de los servicios de seguridad del Estado de Qatar en Doha hasta que se convierten en guerreros listos para el combate.

Tras la formación y adoctrinamiento, los guerreros entrenados se infiltran en el territorio sirio a través de terceros países como Libia, Turquía y Jordania.

Según los datos obtenidos por la ONG, entre el 3 de enero de 2012 y abril de 2013 los aviones militares de Qatar realizaron cerca de 90 vuelos a esos países para trasladar a la zona del conflicto a los guerreros de la muerte entrenados.



Global Research también señala que desde 2011 el emirato petrolero ha estado financiando a los rebeldes sirios que luchan contra el Ejército gubernamental y enviándoles armas y material bélico como lanzamisiles de hombro a través de Turquía. Según fuentes cercanas al Gobierno de Qatar, hasta ahora el país del Golfo ya ha gastado más de 3.000 millones de dólares en la subversión en Siria.

En apoyo a esta "estrategia enferma" -como la define la ONG- que ha provocado la muerte de miles de personas en Siria, el primer ministro de Qatar, el jeque Hamad bin Jalifa al Tani, ha declarado al respecto: "Como no existe una clara decisión internacional para poner fin a la crisis en Siria, estamos apoyando a la oposición con todo lo que necesita, incluso armas para la autodefensa".

La ONG también destaca que Qatar ha logrado llegar al escenario global de la política a través de su amistad y el coqueteo con Washington y, al mismo tiempo, está financiando el terrorismo en Siria y en otros lugares del mundo, bloqueando, por su parte, todo acceso posible a la libertad de expresión en el país.

Fuente: Global Research
la-proxima-guerra-Wesley-Clark-iraq-libya-lebanon-syria-sudan-iran
The Associated Press revela que la reciente y contínua inestabilidad "al estilo de la primavera árabe" en la capital de Jartum en Sudán está liderada por la oposición de Sudán apoyada por Occidente, el Partido Nacional Umma, y las diversas ONGs de imitación y los medios de comunicación "independientes" creados por Occidente para apoyarles. Esto revela otro levantamiento diseñado por Occidente construído para el cambio de régimen en favor de un nuevo régimen cliente amigable con Occidente. El artículo de AP, "los manifestantes sudaneses exigen el derrocamiento del régimen", primero declara:

Los activistas reconocen que no tienen un liderazgo unificado ni el apoyo de los partidos políticos, pero expresan la esperanza de que la naturaleza espontánea de la actual ronda de protestas signifique que están ganando impulso.

Sin embargo, AP luego admite:

Uno de los más prominentes líderes de la oposición de Sudán, Sadiq al-Mahdi, del Partido Nacional Umma, dijo a los fieles en una mezquita en el barrio de Omdurman que al-Bashir ha estado gastando el presupuesto del Estado en "la consolidación del poder" y no "para levantar la agonía de los hombros de los ciudadanos." Después del sermón, los manifestantes marcharon por el distrito, un bastión de la oposición desde hace mucho tiempo, cantando "el pueblo quiere la caída del régimen", el lema oído en los levantamientos de la Primavera Árabe que comenzaron a finales de 2010 y han dado lugar al derrocamiento de los líderes en Túnez, Egipto, Libia y Yemen.

Es evidente que los "activistas" de hecho tienen un líder - Sadiq al-Mahdi, del Partido Nacional Umma que estaba literalmente dirigiendo a los manifestantes a las calles. Y aunque las comparaciones con la "primavera árabe" evocan imágenes de las protestas pacíficas "pro-democracia", AP admite que los manifestantes ya están recurriendo a la violencia:

Los manifestantes furiosos prendieron fuego a comisarías de policía y decenas de gasolineras y edificios gubernamentales, y los estudiantes marcharon cantando por la destitución de al-Bashir.

AP, tal vez con la esperanza de que los lectores no se molestarían en investigar el asunto, también cita a un "bloguero y periodista del Reem Shawka" para reforzar su narrativa. Shawka es columnista en la revista "500 Palabras" de Sudán. Mientras que "500 palabras" sostiene que se trata de "una revista online sudanesa independiente", anuncia con orgullo en la columna derecha de su página web un próximo Instituto de Paz de EE.UU., un "Programa de Líderes Jóvenes del Sur de Sudán y Sudán." Como la engañosa propaganda financiada por Estados Unidos en Tailandia, el frente Prachatai, "500 palabras" es mas probablemente financiad directamente por el gobierno de los EE.UU., y está sin duda en consonancia con la agenda y los puntos de vista del Departamento de Estado de EE.UU. sobre Sudán.

la-proxima-guerra-500words-sudan-financiada-por-eeuu

Imagen: "La revista online independiente" de Sudán "500 Palabras" anuncia con orgullo al Instituto de paz de EE.UU. en su sitio web (lado derecho), dejando al descubierto los vínculos predecibles entre el apoyo de la oposición respaldada por Occidente en el interior de Sudán y el Departamento de Estado de EE.UU. a través de la Fundación Nacional para la Democracia y otros, que muy probablemente provean de fondos al frente online de propaganda.

En efecto el editor jefe de "500 Palabras", Moez Ali, tiene su propia página en "Open Democracy" -financiada por el Open Society Institue del criminal convicto George Soros, la Fundación Oak, el Sigrid Rausing Trust, TIDES y muchos otros. Cabe mencionar que el Instituto de Paz de EE.UU. - anunciado por "500 palabras" - ha jugado un papel instrumental en el oeste de la ingeniería "primavera árabe", donde, literalmente, se preparan las constituciones y la estructura de los regímenes que Occidente planea crear una vez que esas naciones sean derrocadas.

¿Quién es líder de la oposición Sadiq al-Mahdi?

Sadiq al-Mahdi, líder del Partido Nacional Umma de Sudán, es miembro de la Fundación Arabe para la Democracia (puesta en marcha por UE-Estados Unidos-Arabia-Qatar) y el Club de Madrid, que cuenta con el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton como "miembro pleno", entre muchos otros, y está respaldado por Wall Street y la miríada de "instituciones internacionales" y fundaciones como el Banco Mundial, el Fondo de los Hermanos Rockefeller, la Fundación Ford, Walmart, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Microsoft y muchos otros. Al-Mahdi mismo fue educado en Oxford, según su biografía oficial del Club de Madrid, que también declara:

Al-Mahdi fue elegido presidente del partido Umma en noviembre de 1964, y encabezó una campaña de promoción de la actividad política, desarrollo del Islam político, y reforma del partido para ampliar su base y promocionar comportamientos democráticos. A pesar de sus esfuerzos en pro de un gobierno democrático, hubo otro golpe de Estado en 1969 que condujo a una dictadura denominada el Régimen de mayo.

Pronto fue detenido por el gobierno militar, exiliado en Egipto, y detenido en las cárceles del Sudán en varias ocasiones hasta 1974. Más tarde ese año, él viajó al extranjero y visitó las capitales árabes y africanas donde pronunció una serie de conferencias. Durante su exilio, formó el Frente Democrático Nacional (NDF), compuesto por Umma, el Partido Unionista Democrático, y la Hermandad Musulmana. A través de sus esfuerzos, el NDF fue capaz de hacer un acuerdo de reconciliación nacional en 1977 con el Régimen de mayo que ordenó la reforma democrática.

Su asociación directa con la Hermandad Musulmana es importante, ya que es la organización que remontándonos a 2007, bajo el entonces presidente de EE.UU. George Bush, comenzó a recibir apoyo saudita-estadounidense-israelí para preparar el derrocamiento violento de varias naciones, incluyendo, en particular, Siria. El ganador del Premio Pulitzer, el periodista Seymour Hersh en su artículo 2007 en el New Yorker, "La Redirección: ¿Está la nueva política de la Administración beneficiando a nuestros enemigos en la guerra contra el terrorismo?" revelaría el apoyo saudita-estadounidense-israelí detrás de financiar y armar a los Hermanos Musulmanes en Siria:

"El gobierno de Arabia Saudita, con la aprobación de Washington, proporcionaría fondos y ayuda logística para debilitar al gobierno del presidente Bashar al-Assad, de Siria. Los israelíes creen que poner tanta presión sobre el gobierno de Assad hará que sea más conciliador y abierto a las negociaciones."

Hersh informó también que un partidario de la facción libanesa Hariri pro-estadounidense-saudí se había reunido con Dick Cheney en Washington y transmitido personalmente la importancia de la utilización de la Hermandad Musulmana en Siria en cualquier movimiento en contra del gobierno de turno:

"Walid Jumblatt entonces me dijo que se había reunido con el vicepresidente Cheney en Washington el pasado otoño para discutir, entre otros temas, la posibilidad de socavar a Assad. Él y sus colegas aconsejaron a Cheney que, si los Estados Unidos iba a por Siria, los miembros de la Hermandad Musulmana siria serían con "los que habría que hablar", dijo Jumblatt".

El artículo seguirá explicando cómo ya en 2007 el respaldo de EE.UU. y Arabia a favor de los Hermanos Musulmanes había comenzado ya:

"Hay evidencia de que la estrategia de cambio de dirección de la Administración ya ha beneficiado a la Hermandad. El Frente de Salvación Nacional de Siria es una coalición de grupos de la oposición, cuyos miembros principales son una facción liderada por Abdul Halim Khaddam, un ex vicepresidente sirio que desertó en 2005, y la Hermandad. Un ex alto funcionario de la CIA me dijo: "Los estadounidenses han proporcionado tanto apoyo político como financiero. Los saudíes están tomando la iniciativa con el apoyo financiero, pero no hay participación de Estados Unidos." Dijo que Khaddam, quien ahora vive en París, estaba poniendo el dinero de Arabia Saudita, con el conocimiento de la Casa Blanca. (En 2005, una delegación de miembros del Frente se reunió con funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional, según informes de prensa.) Un ex funcionario de la Casa Blanca me dijo que los saudíes habían proporcionado a los miembros del Frente los documentos de viaje."


Aquel al-Mahdi, cuya coalición incluyó a la Hermandad Musulmana que ha jugado un papel fundamental en la ejecución de los recientes designios occidentales en Siria y Egipto, y de cuyo levantamiento y llamadas a las reformas se han hecho eco personajes de Sudán de la talla del lider extremista Hassan al-Turabi (quien de hecho invitó a Osama Bin Laden a Sudán), es ahora el líder de los manifestantes que campan por las calles de la capital de Sudán, quemando infraestructuras, edificios del gobierno y estaciones de policía (al igual que se hizo a través de Egipto y Siria), y que indica que hay un nuevo intento por parte de Occidente de derrocar al Gobierno de Sudán a través de los militantes.

Que Occidente ha vuelto "casualmente" a poner sus vastos recursos en manos de una revolución de al-Mahdi, que incluye a líderes vinculados a Al Qaeda como al-Turabi, una vez más, pone de manifiesto que el llamado extremismo "islámico" es una herramienta geopolítica que tanto crea como perpetúa intencionalmente Occidente, tanto como pretexto para la invasión militar directa y la ocupación (Malí, Afganistán) como una fuerza mercenaria de representación inagotable para derrocar a naciones específicas (Libia, Egipto, Siria).

Lo que hay que vigilar.

Sudán comparte fronteras con la derrocada por la OTAN, Libia, el desestabilizado Egipto y el proxy militar de EE.UU., Etiopía. Va también a través del Mar Rojo desde la propia Arabia Saudí. Tanto Libia y Egipto tienen organizaciones terroristas respaldadas por Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar e Israel y sus brazos políticos afiliados - siendo los Hermanos Musulmanes el más prominente. Sudán es un polvorín potencial hecho más volátil todavía en los últimos años debido al auge propiciado por Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar e Israel, de los Hermanos Musulmanes, junto con las organizaciones terroristas apoyadas por Occidente, como Al Qaeda, que forman sus facciones armadas. El interés de Occidente en Sudán no es causal o espontáneo. Fue incluida como una de varias naciones que los EE.UU. tenían la intención de derrocar violentamente y subyugar como un régimen cliente por lo menos desde 2001, según se reveló en un discurso pronunciado por el General de Ejército de EE.UU., Wesley Clark en 2007.


Con el reciente ataque terrorista de la armada y respaldad por EE.UU., Al Qaeda, en Nairobi, Kenia amenazando justificar nuevos incursiones estadounidenses y conjuntas de la Unión Africana y el AFRICOM en Somalia y las desestabilizaciones en curso en Egipto y en mucha mayor medida en Siria, las palabras del general Wesley Clark son a la vez proféticas e indicativo de la verdadera naturaleza tanto de la llamada "primavera árabe" como de los intentos de cambio de régimen violentos que se organizan detrás de la cortina de humo de las "manifestantes pro-democracia."

Aunque Sudán no parezca tener importancia para la mayoría a través de Occidente, las implicaciones geopolíticas de toda una región de Mali a Pakistán bajo la desestabilización occidental afecta directamente al petróleo, la logística y la estabilidad de todo el mundo. Países como China, que se basan en África y el comercio con Oriente Medio, se ven afectados directamente por los intentos de EE.UU. de desestabilizar y derrocar a Sudán - y de hecho es una de las motivaciones de la llamada "primavera árabe" dirigida por Occidente.

Siguiendo el libro de jugadas de la "primavera árabe", debemos esperar intentos de justificar el aumento de la militarización de la llamada "oposición", que al principio será presentado como "pro-democracia" moderados obligados a "defenderse", pero que se revelarán plenamente como Al Qaeda con la plena escala de las operaciones militares proxy que se pondrán en marcha. La única forma de evitar un conflicto militar destructivo es que el gobierno sudanés aplaste rápidamente y severamente a la oposición y asegure las fronteras donde los militantes respaldados por la OTAN y sus equipos tienen más probabilidades de fluir.

El gobierno de Sudán también debe hacer un intento real de reforma, mientras que expone la naturaleza externa del respaldo de los líderes de la oposición que tratan de dividir y destruir a la nación. Mediante romper el predecible molde de "malvado dictador" en el que Sudán ha sido encajado por los medios de comunicación occidentales, pueden igualar las probabilidades formuladas contra ellos por la prensa occidental que sigue siendo formidable y sus socios propagandísticos a través de Arabia Saudita, Qatar e Israel.

Cantidades sin precedentes de recursos se han comprometido con la reordenación geopolítica del Norte de África, Oriente Medio y Asia Central. Sería un error considerable para cualquier nación abiertamente enumerada por los EE.UU. como "en espera de un cambio de régimen" subestimar los inicios de los disturbios claramente respaldados por intereses extranjeros. Mientras que algunas operaciones pueden estar "tanteando el terreno", el empuje final puede llegar en cualquier momento con los proxies totalmente militarizados pre-posicionados y preparados para sembrar la misma destrucción genocida que los terroristas apoyados por EEUU en Siria están llevando a cabo.

Fuente: Land Destroyer
la-proxima-guerra-hermandad-china-eeuu-estados-unidos
Clausewitz reconocido estratega militar del siglo XIX concebía la guerra como una empresa política, una manera de continuar y de conseguir eso que no se había podido conseguir por la diplomacia o la negociación. Los EEUU de América desde hace años aplican con su imperialismo la política de la cañonera. Cualquier cosa que no han podido obtener por las buenas tratan de conseguirlo por las malas, por la fuerza bruta. Pero los tiempos han cambiado y los nuevos competidores mundiales se hacen cada día más fuertes y organizados, tejen alianzas anti-hegemónicas y están resueltos a defender sus intereses, cueste lo que cueste. En pleno siglo XXI no se puede aguantar tanta estupidez y abuso. La ceguera de Washington ante esta realidad conduce a los EEUU a la ruina.

La quinta vuelta del Diálogo Estratégico y Económico China-EE.UU. comenzó este jueves en Washington. Esta «Hermandad» China-EE.UU. involucra bastante parloteo, sin una acción perceptible. El Think-land-EE.UU. [1] trata de producir la impresión de que Pekín se encuentra ahora en una posición más frágil con respecto a Washington en comparación con el entorno posterior a la crisis financiera en 2009. Una tontería.

Es como si el continuo escándalo (global) de la NSA no hubiera tenido lugar; Edward Snowden sacó a la luz cómo el gobierno de EE.UU. se ha vuelto contra sus propios ciudadanos incluso mientras espía a virtualmente a todo el planeta. Luego existe el meme de que la economía china tiene «problemas», cuando en realidad Pekín está lanzando una compleja estrategia de largo alcance para calibrar los efectos de una relativa desaceleración económica.



Finalmente, la supuesta «conducta agresiva china» en términos de seguridad asiática no es más que propaganda. Pekín, por supuesto, está reforzando su ejército, pero al mismo tiempo tanto China como algunos miembros seleccionados de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático están afinando sus tácticas antes de emprender conversaciones multilaterales sobre un código de conducta para cualesquiera problemas serios en el Mar del Sur de China. Sería insensato que Pekín decidiera elegir una diplomacia del tipo cañonera, que ciertamente atraería un contragolpe estadounidense.

Atascado, a lo largo y a lo ancho

Pekín ha interpretado claramente que la «liberación» por la OTAN de Libia, devuelta ahora a la condición de Estado fallido; el apoyo de EE.UU. para la destrucción de Siria y el «giro» hacia Asia está todo relacionado, tiene como objetivo la ascensión de China y se ha diseñado para afectar la compleja estrategia china de un corredor energético eurasiático.

Pero no parece funcionar, el gasoducto Irán-Pakistán (IP) puede terminar siendo IPC, la «C» es una extensión a Xinjiang en China occidental. Pekín también sabe perfectamente que el propuesto gasoducto Irán-Irak-Siria ha sido un motivo clave para el enfático ataque contra Siria orquestado por actores como Catar, Arabia Saudí y Turquía. Pekín sabe que si Bacher al-Asad se queda y el gasoducto de 10.000 millones de dólares llega a terminarse (ciertamente con ayuda financiera china y rusa) puede resultar que el mejor cliente sea la propia China, y no Europa Occidental.

Considerando su relación estratégica con Islamabad, Pekín también es muy consciente de cualquier acción estadounidense para provocar problemas en el geoestratégicamente crucial Baluchistán en Pakistán, con una posible extensión a la vecina provincia Sistán-Baluchistán en Irán. Paralelamente, Pekín interpreta las bravatas e intransigencia de EE.UU. respecto al programa nuclear de Irán como una historia de cobertura para perturbar su sólida asociación de seguridad energética con Teherán.

Respecto a Afganistán, los corredores en el Zhongnanhai en Pekín deben de estar resonando con risas mientras Washington vuelve atrás no menos de 16 años, al segundo gobierno de Bill Clinton –una eternidad en política– para hablar con los talibanes en Doha esencialmente sobre una de las jugadas más antiguas del “Oleoductistán”.
«Queremos un gasoducto» (el TAPI, Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India) dice Washington. «Queremos nuestra tajada», responden los talibanes. Es política como en «El día de la marmota».

El problema es que Washington no tiene absolutamente nada que ofrecer a los talibanes. Los talibanes, por su parte, mantendrán su programa de ofensiva de verano, sabiendo perfectamente que podrán hacer lo que quieran después que el presidente Hamid Karzai caiga en el olvido. En cuando a la noción de Washington de que Islamabad podrá mantener bajo control a los talibanes afganos, hasta las cabras en el Hindu Kush se ríen ante la idea.

Todo tiene que ver con Siria

Siria, no obstante, sigue siendo la historia crucial – como el pivote de un cáncer que se expande, una guerra sectaria suní/chií alentada en gran parte por la Casa de Saud y otros actores del Consejo de Cooperación del Golfo, y aceptada sin matices por el gobierno de Obama.

Fue necesario un valeroso diplomático para filtrarla, más traducciones del ruso al árabe y luego al inglés, para que el mundo tuviera una idea de lo que los políticos discuten realmente en esas vacuas cumbres útiles para efectos fotográficos. Lo que el presidente ruso Vladimir Putin dijo cara a cara a Obama, al británico David Cameron y al presidente francés François Hollande en la reciente cumbre del Grupo de Ocho en Irlanda del Norte es nada más y nada menos que apasionante. Ejemplos:

Putin dirigiéndose a la mesa: «¿Queréis que el presidente Bacher al-Asad renuncie? Mirad a los dirigentes que habéis instalado en Medio Oriente durante lo que habéis bautizado como ‘Primavera Árabe’.»

Putin dirigiéndose a Obama, Cameron y Hollande: «Queréis que Rusia abandone a Asad y su régimen y apoye a una oposición cuyos líderes no saben nada excepto emitir fatuas declarando quiénes son herejes, y cuyos miembros –que provienen de un montón de países diferentes y tienen múltiples orientaciones– no saben nada excepto masacrar gente y comer carne humana».

Putin dirigiéndose directamente a Obama: «Su país envió su ejército a Afganistán en el año 2001 con la excusa de que estáis combatiendo a los talibanes y a la organización al Qaida y otros terroristas fundamentalistas a quienes vuestro gobierno acusó de realizar los ataques del 11 de septiembre en Nueva York y Washington. Y aquí estáis ahora haciendo una alianza con ellos en Siria. Y usted y sus aliados están declarando su deseo de enviarles armas. Y ahí tenéis a Catar donde vosotros (EE.UU.) tenéis vuestra mayor base en la región y donde los talibanes están abriendo una oficina de representación».

La mejor parte es que la canciller alemana Angela Merkel luego corroboró todas las palabras de Putin. Y el presidente chino Xi Jinping ciertamente hubiera hecho lo mismo.

Sigue tejiendo esa red, hermano

Incluso si la brillante idea del gobierno de Obama de seleccionar a los rebeldes «buenos» para que reciban armas ligeras funcionara (y no lo hará; en un escenario bélico las fuerzas combatientes verdaderamente duras –como las bandas al estilo de Jabhat al-Nusra– terminan por apoderarse de las mejores armas); no existe evidencia de que las fuerzas de Bacher al-Asad vayan a ser doblegadas.

Al contrario. Habrá una ofensiva para reconquistar todo Alepo – ya está en progreso, así como una ofensiva hacia el sur a Daraa para asegurar la frontera con Jordania; las armas financiadas por las petro-monarquías para los «rebeldes» en el sur de Siria pasan por Jordania. Rumores de «extensión excesiva» son fuertemente exagerados; esto se puede lograr por etapas.

Rusia, mientras tanto, seguirá realizando un juego muy astuto; asegurando armas esenciales al gobierno sirio mientras se mantiene dispuesta a entregar material aún más letal en caso de que Washington decidiera aumentar su armamentización.

la-proxima-guerra-poster-satirico-burlon-hamad-al-thani-qatar

Un poster burlón en las calles de Egipto muestra el rostro del emir de Catar (Qatar), Hamad al-Thani cubierto de plátanos, en referencia a la falta de soberanía, sinónimo de «república bananera», después que los EEUU lo forzara a demitir de su trono. El afiche hace también referencia al canal T.V. Al-Jazzera (emblema del canal), y su política pro-israelí en contra de los intereses árabes.

Y luego existe todo el lío de los Hermanos Musulmanes. Al-Akhbar ha detallado deliciosamente cómo la Casa de Saud prácticamente destruyó a Catar en Egipto – así como en Siria. Nunca se puede recordar lo suficiente que la Casa de Saud apoya a retrógrados partidos salafistas en Egipto y arma a retrógrados combatientes salafistas en Siria.

En Egipto, los nuevos jefes –saudíes y emiratíes– son como el antiguo jefe – los cataríes. Antes de decidir recientemente que se depondría a sí mismo, Emir al-Thani gastó hasta 17.000 millones de dólares en diversos partidarios de la Primavera Árabe, en su mayoría para Mursi en Egipto. Ahora la Casa de Saud ya ha ofrecido 5.000 millones, y los Emiratos 3.000 millones. Obviamente, ninguno de ellos ha leído en [el diario] Asia Times Online los puntos de vista de Spengler – quien ha demostrado que Egipto, para gran pesar de su maravillosa gente, seguirá siendo una república bananera – sin las bananas (vea: “Islam’s civil war moves to Egypt”, texto en inglés, Asia Times Online, 8 de julio de 2013.)

El resultado neto: Pekín apuesta a que ganará en Pakistán, en Irán, en Siria (ya está ganando en Iraq), en el “Oleoductistán”, además del Mar del Sur de China, mientras Washington sigue atrapado en su propia red de la Hermandad. ¿«Frágil»? Qué más quisieras.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-el-mundo-sin-qatar-morsi-emir-hamad-al-thani
A la súbita jubilación política de Qatar del escenario internacional siguió, sólo una semana después, el derrocamiento de Mohamed Morsi en Egipto. A pesar de que no existe relación de simultaneidad entre ambos hechos, ni relación de causa y efecto, el hecho mismo de que se hayan producido viene a cambiar radicalmente el porvenir del mundo árabe.

En sólo dos semanas, la Hermandad Musulmana, a la que Washington prometía el gobierno del mundo árabe, ha perdido dos de sus principales instrumentos de poder. El emir de Qatar Hamad Al-Thani se vio obligado a abdicar, el 25 de junio de 2013, y con él se fue también su inspirador y primer ministro, Hamad ben Jassem (HBJ). El 3 de julio, el presidente Mohamed Morsi fue derrocado por el ejército egipcio y dos órdenes de arresto fueron prontamente emitidas contra los principales responsables de la Hermandad Musulmana en Egipto, incluyendo al Guía Supremo de la cofradía, Mohamed Badieh.

No parece que al empujar al emir Hamad hacia la puerta de salida, Washington haya previsto otro cambio de régimen en Egipto. Estados Unidos, que ya no soportaba más las trapacerías político-financieras del emir Hamad, puso a Qatar en su lugar de micro-Estado. Pero Washington nunca puso en tela de juicio la ayuda que el emir aportaba a la Hermandad Musulmana. Lo que no le gustaba era el papel preponderante que estaba alcanzando el pequeño emirato.

El papel de la Hermandad

En todo caso, la inesperada llegada legal de la Hermandad al poder en Egipto, en junio de 2012, permitía entender cuál era el verdadero objetivo de la «primavera árabe»: una nueva era de colonización basada en la concertación secreta entre la Hermandad Musulmana, Estados Unidos e Israel. Para la cofradía, la islamización forzosa de las sociedades en el norte de África y el Levante; para Washington, la globalización económica, incluyendo privatizaciones masivas; y para Tel Aviv, la continuación de la paz separada pactada en Camp David.



Es importante entender que con ello «la cofradía se convirtió en la punta de lanza del sionismo árabe», según la expresión del pensador libanés Hassan Hamade. Algo que el «consejero espiritual» del canal qatarí al-Jazeera, el jeque Yusuf al-Qaradawi, confirma a su manera cuando predica que si Mahoma estuviese hoy entre nosotros, viviría en paz con los israelíes y apoyaría a la OTAN.

La ideología de la cofradía

Esa posición es favorecida por la estructura misma de la Hermandad Musulmana. Aunque no dispone de una coordinación internacional, la cofradía no es una organización única sino que se compone de numerosos grupos diferentes. Acepta, además, diferentes niveles de adhesión, cada uno con su propia ideología. Pero todos se reúnen alrededor de una sola divisa: «Alá es nuestro objetivo, el Corán es nuestra ley, el Profeta es nuestro líder, la Yihad es nuestro camino y el martirio nuestra mayor esperanza.» Todos se identifican, además, con la enseñanza de Hassan al-Banna (1906-1949) y de Said Qutb (1906-1966).

La cofradía es de hecho la matriz de todos los movimientos salafistas (o sea, de quienes aspiran a vivir como los compañeros del Profeta) y takfiristas (o sea, de quienes luchan contra los apóstatas) que trabajan con la CIA. Ese es precisamente el caso de Ayman al-Zawahiri, actual jefe de al-Qaeda, proveniente de esos movimientos. Fiel agente de Estados Unidos, al-Zawahiri propició el ascenso de Hosni Mubarak a la presidencia de Egipto al organizar el asesinato de Annuar el-Sadat. Y hoy se ha convertido en jefe espiritual de los Contras que operan contra el gobierno sirio.

La cofradía ha sido siempre minoritaria, en todos los Estados donde se ha desarrollado, incluyendo Egipto, donde su victoria en las urnas se debió al hecho que dos tercios de la población boicoteó las elecciones. Así que siempre alentó la creación de grupos armados que trataron de alcanzar el poder mediante la fuerza o el engaño. La característica fundamental del comportamiento de la Hermandad es que para ella «el fin justifica los medios». Es por lo tanto difícil, al estudiar su evolución ideológica, distinguir entre lo verdaderamente autentico y lo que no es otra cosa que pura seducción política. Precisamente, el caso egipcio demuestra de forma fehaciente que la evolución democrática de la Hermandad no pasaba de ser una fachada concebida únicamente para ganar la elección.

Lo más interesante es que, a pesar de haber surgido como un movimiento destinado a luchar contra el imperialismo británico, la Hermandad Musulmana entró rápidamente en conflicto con el nacionalismo árabe, principal adversario del colonialismo en la región. Al comprender el uso que podían hacer de la Hermandad, los británicos –expertos en la manipulación de sectas–, en vez de liquidarla, lograron infiltrar en ella a sus agentes y la apoyaron para luchar contra los nacionalistas árabes. Hoy en día, la coordinación internacional de la Hermandad Musulmana tiene su sede en Londres.

La «primavera árabe» (a partir de diciembre de 2010) no es en el fondo otra cosa que un remake de la antigua estrategia franco-británica de la «revuelta árabe» contra los otomanos (1916-1918). La única diferencia es que el objetivo no era esta vez reemplazar la vieja administración otomana poniendo en el poder a una serie de títeres seudo-independentistas sino sustituir a los aliados ya desgastados por fantoches vírgenes pero dispuestos a plegarse a las nuevas reglas de la globalización.

El repliegue estratégico de Qatar

Con el cambio de equipo en Qatar se interrumpió el flujo de ingentes fondos hacia la Hermandad Musulmana, ya sea en Siria, en Palestina, en Egipto, en Libia o en otras partes. El emirato vuelve a concentrarse ahora en sus ambiciones internas y prevé dedicar 200 000 millones de dólares a la preparación de la Copa Mundial de futbol, para dentro de 5 años.

La brusca desaparición de Qatar de la escena internacional deja el campo libre a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos, dos países que se han apresurado a garantizar su respaldo al nuevo régimen egipcio.

La rivalidad entre Qatar y Arabia Saudita llevó a Irán a expresar su apoyo a Mohamed Morsi en Egipto –mientras que respalda a Bachar al-Assad en Siria. O sea, Teherán se vio de esa manera expresando más afinidad con el proyecto de la Hermandad Musulmana egipcia de «islamizar la sociedad» que con el de los nasseristas favorables a la liberación de Palestina de la ocupación colonial.

La retirada de Qatar corresponde, en definitiva, a un reequilibrio de fuerzas en el mundo anglosajón. Una tras otra, las comisiones de control de los servicios secretos, en el Congreso de Estados Unidos y en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, se han pronunciado contra el envío de armas a los «rebeldes» en Siria.

La caída de la Hermandad Musulmana no significa por lo tanto únicamente el fracaso de esa cofradía sino también el de todos aquellos que, en Londres y Washington, creyeron poder «rediseñar» el norte de África y el Medio Oriente y que, al no lograr hacerlo, han preferido sembrar allí el caos antes que reconocer su derrota.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-emir-de-qatar-guerra-en-siria
Hasta ahora no se conoce exactamente cuáles han sido las verdaderas razones de la caída del emir de Qatar, implicado directamente desde hace más de dos años en financiar y pagar a todos los fanáticos islámicos infiltrados en Siria para fomentar una guerra civil en dicho país. Todavía no se sabe exactamente cuál será la nueva estrategia del nuevo emir de Qatar designado por los Estados Unidos y de la geopolítica que aplicará frente a Siria, pero lo que sí sabemos es que las cosas están evolucionando tal como las describe nuestro colega Pepe Escobar.

Es el perfecto “Amigo de Siria”. ¿Pero qué se propone realmente Qatar? Se dice en Doha que Qatar puede haber gastado hasta 3.000 millones de dólares para asegurar que “Asad se fuera”. Pero no se ha ido a ninguna parte. Incluso el Emir de Qatar, Hamad bin Khalifa al-Thani, renunció esta semana a favor de su hijo, el ex “heredero forzoso” Tamim Bin Hamad al-Thani. Pero Bacher al-Asad se queda en su puesto. ¿Quién cede?

Qatar ha gastado una fortuna para armar a la miríada de facciones “rebeldes” sirias [terroristas en su mayoría ndlr], comprando de todo, desde armas de contrabando en Libia hasta material nuevo en Croacia, aerotransportado como carga y distribuido por los servicios de inteligencia turcos (hay un flujo de armas alternativas desde los suníes libaneses conectados a los saudíes). El principal proveedor de armas es un general qatarí.

Doha ha enviado Fuerzas Especiales qataríes al terreno –como en Libia– para asesorar a “su” colección favorita de rebeldes. Crucialmente, esas Fuerzas Especiales son instructores experimentados. No son qataríes, sino paquistaníes.



Sobra decir que estos paquistaníes proceden de la misma tradición de formación de los muyahidines de los años 80 y de los talibanes en los noventa. Todos sabemos cuál fue el resultado. Rebelión.org ha informado ampliamente de que Siria es el nuevo Afganistán, pero ahora con un bono adicional de derramamiento de sangre yihadista, desarrollado en la guerra de Irak, como los atentados suicidas, las decapitaciones y la ingestión de intestinos.

No es ningún secreto que la mayoría de los rebeldes son mercenarios [terroristas] remunerados usualmente con 1.300 dólares al mes directamente por los qataríes y 1.000 dólares adicionales si realizan una operación especial. Muchos de ellos han desarrollado también una carrera secundaria como proveedores de vídeos en YouTube, el arma preferida en las redes árabes (y por las occidentales), para demostrar lo “malo” que es el régimen de Asad.

Junto a Washington, Doha [capital de Qatar] también perpetúa el mito de que los agentes de la CIA ayudan a examinar minuciosamente a estos rebeldes y que el Consejo Militar Supremo recoge todas las armas y organiza la distribución. El que crea esto también cree que las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein se venden en eBay.

Además, la embajada siria en Doha es única e incomparable en el mundo, está enteramente poblada por “rebeldes”. Un duro cabildeo qatarí obligó a las 22 naciones de la Liga Árabe –que ahora es, esencialmente, la Liga del Consejo de Cooperación del Golfo– a que entregara el puesto de Siria a los rebeldes. La Coalición Nacional Siria (CNS) –el último y heteróclito grupo político rebelde– fue anunciada –dónde iba a ser– en Doha en noviembre de 2012. Dependiendo de la latitud árabe involucrada, la agenda qatarí es presentada como unificadora o divisora de la CNS.

El único elemento que se mantiene estable en la directiva de la política exterior qatarí es que no niega nada a la Hermandad Musulmana como, por ejemplo, el apoyo a las brigadas al-Faruq que, en teoría, controlan algunos suburbios de Alepo.

Pillados en una trampa

Con el ascenso de Tamim, el nuevo emir, la pregunta crucial es si esta orgía de armamento, montones de dinero, cabildeo y cobertura diplomática ha producido, o producirá, algún beneficio tangible al emirato.

La simplista línea oficial formulada por Doha es que el emir y su hijo aconsejaron a Asad que no reprimiera las primeras protestas sirias a principios de 2011. Pero entonces, como si tal cosa, decidió “matar gente” según del exprimer ministro Hamad bin Jassim, también conocido como HBJ, dicho convenientemente en un festival oratorio de Brookings Institution. Lo que no se admite es que Doha aprovechó la oportunidad para que Siria se convirtiera en la nueva Libia, como cuando Qatar literalmente abrió los cielos para los bombardeos de la OTAN.

Si alguien sigue los medios corporativos occidentales y árabes, será perdonado por pensar que Tamim es el nuevo Mesías. Se le celebra sin cesar como el “monarca de la Primavera Árabe”, tan “joven” y “moderno”, un corredor entusiasta de los autos y del deporte y ya orgulloso marido de dos esposas.

Más bien es el emir de la Primavera de la Hermandad Musulmana, considerando sus vínculos estrechísimos con la superestrella extremadamente sectaria, el tele-clérigo Jeque Yusuf al-Qaradawi de Al Jazeera, quien para todos los efectos prácticos ha llamado a una yihad contra alauíes y chiíes en Siria. El jeque es uno de los asesores más cercanos de Tamim.

Tampoco es ningún secreto que la política exterior de Qatar recibe esencialmente órdenes de Washington. Por supuesto hay matices; Qatar puede haber convencido al gobierno de Obama de que alinee su política exterior con los Hermanos Musulmanes o el gobierno de Obama puede haber tomado por sí mismo esa imprudente decisión. Tamim puede haber convencido a los talibanes de que abran una oficina en Doha por sí solo, o puede haber recibido una “sugerencia” del gobierno de Obama. Sigue estando el hecho de que Tamim se reúne permanentemente con partidarios incondicionales del Departamento de Estado y del Pentágono. También está a cargo de esos preciosos contratos de armas con EE.UU. y también con Francia.

Y luego tenemos las relaciones fragmentadas con la Casa de Saud. En Doha se dice que Tamim fue responsable del diálogo estratégico de 2010 con los saudíes. Oficialmente es el presidente del Consejo Superior Saudí-Qatarí. Esto significa que está siempre en contacto con el jefe supremo de los servicios de inteligencia saudíes, el príncipe Muqrin bin Abdul Aziz quien, aparentemente, fue un gran partidario de la transmisión del poder qatarí. Tampoco es un secreto que el verdadero poder detrás de la transmisión del poder fue la impresionante Jequesa Mozah, la madre de Tamin.

La conexión Muqrin tiene sentido porque la Casa de Saud aborrecía absolutamente al relativamente extravagante HBJ, aparte de albergar extremas sospechas sobre el emir anterior. La pandilla de HBK ha sido más o menos marginada en Doha. Tamim nombró al Jeque Abdullah bin Khalifa bin Nasser al-Thani nuevo primer ministro. Desde ahora HBJ estará involucrado de por vida en la vía rápida en Londres, administrando la multimillonaria Autoridad de Inversión de Qatar. No es un mal negocio.

No se sabe si la influencia de Qatar en Siria seguirá siendo tan prominente. Todos saben ahora que la CIA está juntando formidables reservas de armas en Jordania para que se entreguen -a través de su “complejo” sistema de examen– solo a unos centenares de rebeldes sirios “buenos” entrenados por EE.UU. Jordania y los Emiratos se están lanzando a la primera línea privilegiada y los saudíes suministran grandes cantidades de armas antiaéreas portátiles. Puede ocurrir que Qatar se vea limitado a armar solo a un puñado de milicias inconsecuentes. Queda por ver en agosto, con un publicitado ataque rebelde a Damasco.

Es probable que la guerra por encargo se haga aún más horrenda. Y no hay ninguna garantía de que Asad se vaya. El “joven y moderno” emir de la Primavera de la Hermandad Musulmana podría llegar pronto a la conclusión de que está atrapado en una trampa hecha por él y por su padre.

Fuente: Voltairenet
la+proxima+guerra+osama-bin-laden-al-jazeera
Imagen: ¿Podrá echar raíces en Estados Unidos el canal de noticias que muchos americanos relacionan con los videos emitidos en exclusiva de las declaraciones de Osama Bin Laden?

El ex vicepresidente Al Gore se ha hecho un hombre mucho, mucho más rico con la venta de su poco visto canal por cable Current TV al canal árabe de noticias financiado por el Emir de Qatar, Al-Jazeera.

Gore se anotó $100 millones con su participación del 20 por ciento en la red al haberse vendido por $500 millones según se informó este miércoles.

Al-Jazeera planea sacrificar al canal que lleva siete años de dificultades para subsistir, Current TV y convertirlo en Al-Jazeera América mediante la adición de cinco a diez nuevas sucursales en EE.UU. que se unirán a las cinco que tiene ahora. Más de la mitad de su contenido serán noticias de EE.UU., y la red tendrá su sede en Nueva York, según un representante.

Pero mientras que Al-Jazeera ahora estará disponible en millones mas de hogares estadounidenses, no se emitirá en el segundo mayor operador nacional de televisión, Time Warner Cable, ya que el grupo eliminó de sus cadenas a Current TV inmediatamente después de que la venta fue definitiva.

"Nuestro acuerdo con Current TV ha terminado y ya no proveeremos ese servicio. Estaremos quitando el servicio tan pronto como sea posible", dijo la compañía en un comunicado.



El movimiento de Time Warner Cable es una señal de que Al-Jazeera tendrá un camino cuesta arriba para deshacerse de su reputación como un proveedor de propaganda, aunque la adquisición de Current TV instantáneamente aumente su alcance en los EE.UU. casi nueve veces, a cerca de 40 millones de hogares.

Pero incluso si fuera parte de su plan de cable, ¿la sintonizaría la gente?

"Todavía hay gente que no va a verla, que dirán que se trata de una "red terrorista", ha dicho Philip Seib, autor de "El Efecto Al Jazeera", al New York Times.

Al-Jazeera ha sido criticada por tener una inclinación pro-islamista, y acusados ​​de trabajar con miembros de Al Qaeda. Uno de sus periodistas fue detenido en Israel en 2011 bajo sospecha de ser un agente del grupo palestino Hamas. Dave Marash, un ex reportero de "Nightline" que trabajaba para Al-Jazeera en Washington, dijo que dejó la red en 2008, en parte porque sentía un sesgo anti-americano.

Otro obstáculo para Al-Jazeera es que pocos ven ahora mismo Current TV, con una audiencia promedio en prime time en torno a 42.000 para espectáculos protagonizados por el caído en desgracia gobernador de Nueva York Eliot Spitzer, Jennifer Granholm y otros expertos liberales.

Pero Gore, en su camino hacia la puerta, ve un futuro brillante para Al-Jazeera América donde su canal Current TV falló, diciendo que ambas redes se fundaron "para dar voz a los que no se suelen oír, decir la verdad al poder, proporcionar independientes y diversos puntos de vista, y contar las historias que nadie más está contando".

Fuente: Fox News
la proxima guerra base aerea militar estados unidos qatar al-Udeid
El ex jefe de la Liga Arabe, Amr Moussa, ha revelado que Qatar se ha ofrecido a pagar "en su totalidad" el coste de la expansión de la presencia militar de EE.UU. en su territorio a cambio de protección.

En una entrevista en el periódico árabe con sede en Londres, al-Hayat, Moussa dijo que el Emir de Qatar, el príncipe Sheikh Hamad bin Khalifa Al Thani dijo a los EE.UU. que estaba dispuesto a pagar todos sus gastos militares si Washington acordaba establecer más bases militares en el rico en gas país del Golfo Pérsico.

"El jeque Hamad Bin Khalifa es el poder real de Qatar y el Jeque Hamad Bin Jassim le asiste. El príncipe ha gestionado los asuntos del país bien y toma decisiones cruciales muy fácilmente", dijo Moussa.



"Cuando pensaba en la protección y vio que los estadounidenses son los únicos dispuestos a proporcionarla, aquí pensó en el ejército estadounidense, para los que instalar una base en Qatar no estaba entre sus prioridades. Sin embargo, el jeque Hamad dijo a los estadounidenses que garantizaba que sus gastos serían pagados en su totalidad, por lo que ahora goza de seguridad y se ha movido hacia adelante", añadió.

Qatar, que alberga la mayor base militar estadounidense de cualquier Estado árabe, es un importante productor de petróleo y gas en la región del Golfo Pérsico.

La base de Al Udeid, situada en el oeste de la capital de Qatar, Doha, alberga personal estadounidense y equipos. Es el hogar de un cuartel general avanzado del Comando Central de Estados Unidos, la sede del 83º Grupo Aereo Expedicionario RAF de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos Central y del 379ª Ala Aérea Expedicionaria de la USAF.

En 1999, el emir de Qatar habría dicho a los funcionarios estadounidenses que le gustaría ver a unos 10.000 soldados estadounidenses estacionados permanentemente en Al Udeid.

Fuente
la proxima guerra aviones awacs otan turquia siria
Mientras la Operación Columna de Nube de Israel seguía en plena racha sobre la Franja de Gaza y el sur de Israel, Estados Unidos, Rusia, Irán, Israel y Turquía fueron cada uno, respectivamente, preparando sus próximos movimientos en la zona en un radio más amplio, según informes de Debkafiles.

El sábado, 17 de noviembre, América actuó para reforzar sus fuerzas navales y marinas de la región. Washington dio su visto bueno a la OTAN para enviar baterías antimisiles Patriot a Turquía frente a la frontera con Siria, junto con aviones de alerta avanzada electrónica AWACS. Ambos sistemas de armas deben ser tripulados por militares estadounidenses. A continuación, el USS Iwo Jima Amphibious Ready Group tomó posiciones frente a las costas de Israel y Siria, añadiendo otra sección al anillo amenazante formado en torno a Siria.

Moscú, Irán y Damasco, por su parte, decidieron que la misma coalición que apoyó una pista de desastre para sus aliados en la Franja de Gaza, Hamas y la Jihad Islámica, ahora estaban a punto de saltar sobre el mejor amigo de Irán, Bashar Assad, con medidas para hacer cumplir zonas protegidas y zonas de exclusión aérea en Siria.



En Teherán y Moscú, la ofensiva de Gaza no se percibe como una operación israelí en solitario, sino más bien como la toma de contacto para una ofensiva más amplia de los EE.UU., Turquía y Qatar y el producto de sus cerebros combinados de inteligencia más que de planificadores militares de guerra.

Irán había ido sistemáticamente construyendo en la Franja de Gaza su "frente sur" para luchar contra los enemigos que atacaron a sus instalaciones nucleares. La destrucción de una gran parte de la infraestructura militar que Hamas y la Jihad Islámica habían acumulado han dejado este plan en ruinas. Moscú y Teherán tienen plena confianza en que Washington dará la siguiente vuelta de tuerca con el equipo de inteligencia que elegantemente barrió las esperanzas de Irán en Gaza hacia Siria y Hezbolá, explotando la debilidad momentánea de Teherán.

Moscú reaccionó mediante el despliegue de la Flota rusa del Mar Negro frente a las costas de Gaza, es decir, frente a la costa israelí, el viernes, 11 de noviembre, supuestamente para rescatar a los ciudadanos rusos en problemas "si la lucha entre israelíes y palestinos en Gaza empeoraba".

Su llegada fue anunciada el 23 de noviembre dos días después de que un alto el fuego entró en vigor en Gaza.

El grupo de trabajo ruso incluye el crucero de misiles Moskva, el destructor Smetlivy, los grandes buques de desembarco Novocherkassk y Saratov, el remolcador MB 304- y el gran petrolero Iván Bubnov.

Fuentes militares de Debkafiles dicen que su verdadera misión tiene que ver con los próximos acontecimientos en Siria en lugar de con un empeoramiento de las hostilidades en Gaza. De hecho, se ha estacionado frente al USS Iwo Jima, que está apostado frente a las costas de Israel y Siria.

En cuanto a Teherán, el sábado, 24 de noviembre, el presidente Mahmud Ahmadinejad llamó al primer ministro de Hamas de la Franja de Gaza, Ismail Haniya, y a los líderes de la Jihad Islámica para asegurarles que Irán seguirá proporcionándoles municiones como antes y volverán a llenar sus arsenales agotados en pocas semanas.

Esta afirmación fue ampliamente publicitada por Teherán como disuasión para el plan estadounidense-egipcio-israelí de cerrar las rutas de armas de Irán de contrabando a través del Sinaí hacia la Franja de Gaza. La promesa del presidente Barack Obama de enviar tropas estadounidenses al Sinaí para esta misión finalmente convenció al Primer Ministro Benjamín Netanyahu para que suspendiera la operación de Israel en la Franja de Gaza el pasado Jueves, 21 de noviembre, después de ocho días y aceptar un alto el fuego.

La próxima semana tiene tres grandes eventos, informan fuentes militares de Debkafiles.

1. No se espera que Irán deje sin respuesta su debacle en Gaza - probablemente mediante algún acto de violencia militar o terrorista. La inteligencia israelí ha seguido de cerca al portavoz parlamentario iraní Ali Larijani tratando el cómo hacer para castigar a Israel con Bashar Assad en Damasco el viernes, 23 de noviembre, y con Hassan Nasrallah de Hezbolá en Beirut al día siguiente.

2. Una nueva escalada de guerra en Siria está sobre la mesa en respuesta a la implementación de las baterías Patriot antimisiles tripuladas por EEUU y los AWACS en la frontera de Turquía con Siria. Siria puede decidir dar rienda suelta a su ira contra Israel.

3. Los movimientos pro-democracia, liberales y anti-Hermanos Musulmanes de Egipto están dispuestos para una gran batalla contra el presidente Mohamed Morsi por su asunción de poderes extraordinarios. Esta contienda tiene el potencial de deshacer el frágil alto el fuego alcanzado entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza. Parte del trato era que Morsi supervisara personalmente y arbitrara en la aplicación de los acuerdos secretos para Gaza y el Sinaí que fueron negociados entre los EE.UU., Egipto e Israel con el fin de abrir la puerta al alto el fuego.

Fuente