Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la proxima guerra minority report precrimen sistema estados unidos
Consciente del hecho de que quitarles las armas a ciudadanos respetuosos de la ley no evita que  psicópatas participen en tiroteos masivos, el ex jefe de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, cree que el gobierno debe afinar su capacidad de detectar criminales y terroristas antes de que inflijan daño a la sociedad.

"Tenemos que entender más sobre las señales que indican que alguien está perturbado o es probable que se convierta en un terrorista, porque hay una conducta de comunidad que vemos una y otra vez,  un cambio repentino en el comportamiento, por lo general algún elemento que lo aísla cada vez mas y cambia la forma en que te relacionas con la gente", dijo Chertoff el fin de semana en el programa de NBC "Meet the Press".

Chertoff trató de vincular el tiroteo en Aurora con el terrorismo islámico al mencionar al Mayor Hasan.

"La cuestión no es otra vez ¿cómo es que el Mayor [Nidal Malik] Hasan no fue detectado antes del horrible tiroteo en Fort Hood", dijo. "Fue, en cierto sentido, la falta de imaginación. Aquí hay alguien que se estaba radicalizado, que se estaba comunicando con un terrorista a través de Internet y, sin embargo las personas que investigan no podía entrarles en la cabeza la suposición de que de alguna manera porque se trataba de un oficial del ejército, no podía estar desviándose hacia una mala dirección. Así que tenemos que repensar el enfoque de esto".

Hasan, supuestamente colaboró con Anwar al-Awlaki, el invitado a la cena del Pentágono supuestamente muerto en Yemen por la CIA y el Comando Conjunto de Operaciones Especiales.

Los tiroteos de Aurora y Fort Hood no tienen absolutamente nada en común - excepto que son los dos asesinatos en masa - pero esto es irrelevante para el oportunista Chertoff, que está más interesado en imponer su agenda neoconservadora de guerra constante contra los enemigos de Israel. Él también tiene un interés financiero en la guerra contra los enemigos prefabricados - su agencia de consultoría de seguridad, Chertoff Group, que incluye un cliente que fabrica los porno-escáneres corporales de los aeropuertos de los Estados Unidos.


Chertoff tiene un interés creado en mantener la guerra contra el terrorismo como lucrativa durante el mayor tiempo posible y puede tener la oportunidad en noviembre. En 2011, fue invitado a unirse a un selecto número de compañeros neoconservadores - incluyendo a Robert Kagan, Eliot Cohen, Dan Senor y otros restos de la era Bush- como "equipo de asesores" de política exterior del candidato Romney.

A pesar de la obsesión de Chertoff con la amenaza planteada por completo exagerada de los musulmanes radicalizados, el Departamento de Seguridad Nacional se ha movido para incorporar Precrimen en su modus operandi y los tiroteos en Colorado pueden trabajar en su favor.
En octubre, Declan McCullagh informó de que un programa diseñado para predecir si una persona va a cometer un delito se estaba probando.

A principios de 2011, se informó sobre los esfuerzos del DHS por someter a los estadounidenses a interrogatorios y exploraciones fisiológicas precrimen para detectar a "malintentencionados" en los estadios deportivos, centros comerciales, aeropuertos y otros lugares públicos.

Los planes de Precrimen son una expansión de la campaña "Ves algo, di algo", el programa lanzado por la agencia. El programa es escalofriante inquietantemente parecido a los esfuerzos de la Stasi de Alemania del Este por convertir a los ciudadanos en chivatos.

"En el apogeo de su influencia en torno a uno de cada siete de la población de Alemania Oriental era un informante de la Stasi. Al igual que en la Alemania nazi, la creación de un sistema de informantes se centró por completo en torno a la identificación de los disidentes políticos y los que tienen motivos de queja contra el Estado, y había poco o nada que ver con las preocupaciones de seguridad genuinas", escribió el Washington´s Blog en febrero.

Del mismo modo, la sugerencia de Chertoff que oficialmente dice de alguna manera descubrir a "terroristas dementes" y descontentos no es un esfuerzo serio para poner fin a los tiroteos en masa, sino parte de una agenda política (en el caso de Chertoff, mantener vivo el mito yihadista de la amenaza islámica).

Más allá de la amenaza musulmana, el Estado está interesado en encontrar "enloquecidos" adversarios políticos antes de que ejerzan su derecho a la Primera Enmienda de buscar la reparación de agravios y otras soluciones terroristas a la tiranía.

Chertoff y el establishment saben que es prácticamente imposible evitar que los lunáticos participen en asesinatos en masa. En su lugar, se están moviendo para crear un marco de vigilancia y una red de informantes "ver algo, decir algo" que se utilizarán con fines políticos con el pretexto transparente de proteger a los inocentes de los terroristas.


CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS DEL FORO SOBRE ESTE TEMA