Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-call-of-duty-2014-guerra-ucrania-irak-siria-franja-de-gaza-libia-petroleo-eeuu-rusia

por Alfredo Jalife-Rahme

Alfredo Jalife, especialista mexicano en geopolítica, estima que la simultaneidad de los acontecimientos explica el significado de estos: después de anunciar la creación de una institución alternativa al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial –y por ende al dólar– Rusia está teniendo que enfrentar simultáneamente la acusación de haber destruido en pleno vuelo el avión de pasajeros de la Malaysian Airlines, el ataque de Israel contra la franja de Gaza –perpetrado con la complicidad de los servicios de inteligencia militares de Estados Unidos y Gran Bretaña–, el caos en Libia y la ofensiva del Emirato Islámico en el Levante. Además, en cada uno de esos teatros de operaciones, los combates giran alrededor del control de los hidrocarburos, cuyo mercado funcionaba –hasta ahora– única y exclusivamente en dólares.

Los juegos de vidéo de la série «Call of Duty: Modern Warfare» (los más vendidos a nivel mundial) presentan la confrontación entre Estados Unidos y Rusia con la guerra por el petróleo como telón de fondo.

Los cronogramas, organigramas, infogramas y genealogías son seminales para el análisis geopolítico. Dos días antes del misterioso y letal misil que derribó en el cielo tempestuoso ucraniano el avión de Malaysia Airlines –como todo lo recóndito que ha ocurrido con sus dos recientes vuelos–, fue clausurada la histórica VI cumbre del BRICS y su conexión con UNASUR, donde concurrieron notablemente Colombia y Perú.

Un día antes del misil letal, Obama elevó la puja de las sanciones contra Rusia y su binomio inextricable de la banca y los energéticos. "Coincidiendo" el mismo día con el letal misil misterioso en los cielos de Ucrania, «Netanyahu, jefe de un Estado nuclear, ordenaba a su ejército invadir la franja de Gaza»: apreciación sugerente de Fidel Castro, quien en su filípica acusa de «provocación insólita» al gobierno golpista de Ucrania bajo la férula de Estados Unidos.



¿Qué sabrá perturbadoramente el caribeño viejo zorro de mil batallas?

Mientras el misil misterioso derribaba el vuelo de Malaysia Airlines, el Estado racista/paria/apartheid de Israel invadía la franja de Gaza, lo cual le han puesto en desacato de las resoluciones de la ONU y de «aislarse con la opinión pública mundial», como señala el ex presidente Bill Clinton y coincide marcadamente con mi opinión en la radio mexicana.

Al unísono de la «coincidencia» (Castro dixit) de las agendas geopolíticas de Ucrania y Gaza, arreciaban los enfrentamientos sectarios y energéticos en tres países árabes: Libia, Siria e Irak –tildados de «fallidos» por los estrategas de Estados Unidos–, sin contar las guerras de Yemen y Somalia.

En Libia –balcanizada y vulcanizada como consecuencia de la intervención "humanitaria" de Gran Bretaña y Francia, con Estados Unidos hipócritamente instalado en el asiento trasero–, 2 días antes del letal misil misterioso en Ucrania, las milicias rebeldes de las brigadas Zintan cerraron el aeropuerto internacional de Trípoli (la capital libia), mientras recrudecían los enfrentamientos entre clanes rivales en Bengazi, de donde salieron las armas para abastecer a los yihadistas de Siria e Irak, en medio del extraño asesinato del embajador de Estados Unidos en Libia.

Más allá de la interconectividad del torrencial flujo de armas entre Libia, Siria e Irak en la geografía de Al-Qaeda/Al Nusra y el nuevo califato Daesh, lo fundamental para las trasnacionales petroleras/gaseras/acuíferas de Estados Unidos/Gran Bretaña/Francia radica en el control de las materias primas (gas y agua dulce) de Libia, donde Rusia y China se dejaron embaucar inocentemente.

Resulta aburridamente tautológico abundar sobre la captura del petróleo de Irak, también balcanizado y vulcanizado, lo cual le ha valido «una guerra de 30 años» de parte de la dupla anglosajona Estados Unidos/Gran Bretaña.

En mi reciente estadía en Damasco, donde fui entrevistado por Thierry Meyssan, el director del portal galo Red Voltaire, este me confió que la súbita voltereta de «Occidente» (whatever that means) contra Bachar al-Assad se debió en gran medida –más allá del gas en su costa del mar Mediterráneo– a sus pletóricos yacimientos de hidrocarburos en tierra firme, que hoy se encuentran bajo control del «nuevo califato Daesh del siglo XXI».

La interconectividad petrolera/gasera vuelve a resaltar en Gaza 5 años después del operativo «Plomo Fundido», cuya estrategia es refrendada por la operación «Escudo Defensivo» (sic) en curso, sin una investigación concluyente sobre la culpabilidad del deleznable asesinato de 3 jóvenes israelíes –como había previsto premonitoriamente el "visionario" jefe del Mossad, Tamir Pardo y que fue pretexto desproporcionado para la enésima invasión israelí en Gaza con sus atrocidades de infanticidio masivo.

Manlio Dinucci, del rotativo italiano Il Manifesto, aduce que una de las causas del irredentismo israelí se debe a los pletóricos yacimientos gaseros que Gaza posee en su zona marítima.

Asimismo, el pletórico gas de esquistos en la República Autónoma de Donetsk –que busca la separación de Ucrania y/o la federación– muy bien vale la feroz guerra sicológica de propaganda entre los multimedia pro-estadounidenses y pro-rusos para echarse la culpa del derribo del avión de Malaysia Airlines. ¿El derribo del avión de Malasia Airlines pudo haber sido un operativo de «falsa bandera» del gobierno ucraniano que con «grabaciones», que muy bien pueden ser editadas, acusa de «terrorismo» a los separatistas para aplastarlos higiénicamente?

Hace dos meses, el canal de TV Russia Today, cada vez más consultado en Latinoamérica para contrastar la intoxicación desinformativa de los multimedia israelí-anglosajones –lo cual le ha valido el exorcismo del secretario de Estado estadunidense, John Kerry– destaca la importancia del gas de esquistos en Donetsk (la parte oriental de Ucrania que busca su separación) y pregunta si «los intereses de las petroleras gigantes occidentales se encuentran detrás de la violencia».

El oriente de Ucrania, hoy en plena guerra civil, posee «carbón y pletóricos yacimientos de gas shale en la cuenca Dnieper-Donets». En Donetsk la petrolera británica Shell firmó en febrero de 2013 un acuerdo de reparto de utilidades por 50 años con el gobierno de Ucrania (Nota: el anterior gobierno depuesto por los golpistas neonazis apuntalados por Estados Unidos) para explorar y extraer su gas de esquistos.

Russia Today argumenta que son tan elevadas «las ganancias que Kiev no desea perder», por lo que ha emprendido una desproporcionada «campaña militar contra su propia población».

Chevron firmó un acuerdo similar el año pasado (con el mismo gobierno depuesto) por 10 000 millones de dólares.

Hunter Biden, hijo del vicepresidente de Estados Unidos, acaba de ser nombrado en el consejo directivo de Burisma, el mayor productor privado (¡supersic!) de gas en Ucrania, lo cual «coloca la explotación del gas de esquistos ucraniano en una nueva perspectiva»”, porque «posee licencias que cubren la cuenca de Dnieper-Donets». Kerry no se queda atrás en el reparto de utilidades y Devon Archer, su anterior asesor y compañero de dormitorio de su hijastro, pertenece desde abril a la polémica Burisma.

¿Sirven las "licencias" de enajenación catastral para explotar el gas de esquistos ucraniano como "licencias para asesinar" inocentes?

¿El fracking del gas de esquistos fractura a Ucrania? Tal ha sido la tónica de la trágica historia de los hidrocarburos en el siglo XX y su explotación por las petroleras «occidentales».

Que conste que en todos los frentes bélicos enunciados –Ucrania, Gaza, Irak, Siria y Libia– el común denominador son los hidrocarburos.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-la-otan-busca-apoderarse-recursos-de-rusia-ucrania
La OTAN se marca como objetivo prioritario apoderarse de las riquezas naturales de Rusia impidiendo una resolución pacífica a la crisis de Ucrania y poniendo a prueba la paciencia de Moscú, opina el periodista Pepe Escobar.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, trata de ejercer presión sobre las causas de la tragedia del avión malasio, asevera la misión permanente de Rusia ante la OTAN. "El secretario general de la OTAN decidió no esperar hasta que acabe la investigación sobre el MH17 y ejerce la presión sobre su curso", afirma la misión en su cuenta de Twitter.

El periodista Pepe Escobar opina en un artículo publicado en el portal OpEdNews que para los plutócratas occidentales que tratan de regir el orden mundial Rusia representa "una gran gollería", ya que es un tesoro de recursos naturales desde los bosques y el agua dulce hasta el petróleo y gas. Para apoderarse de estos recursos, EE.UU. usa su 'policía global': la Alianza del Atlántico Norte. "La OTAN planea una guerra para apoderarse de los recursos de Rusia", remata el autor.

La primera etapa del plan de la OTAN es desplegar sus lanzadores de misiles en el territorio de Ucrania. Esta variante ya está siendo discutida por los miembros de la Alianza en el marco de los preparativos para la cumbre que tendrá lugar en septiembre en el Reino Unido, recuerda Escobar. Entretanto, Washington va a tratar de malquistar a los partidarios de la federalización en el este de Ucrania con Rusia y, paralelamente, suministrar a Kiev asesores militares, armas y medio millón de mercenarios.



Para llevar a cabo su plan EE.UU. aprovecha la situación creada en torno al derribo del Boeing-777 de Malaysia Airlines en el este de Ucrania. Los expertos occidentales –inspectores de la OSCE y pilotos– evidencian que el avión no pudo ser derribado por el sistema de misiles Buk, como divulgaron medios de comunicación estadounidenses inmediatamente después de la catástrofe, escribe Escobar. Sin embargo, Malasia ya entregó los registradores de la aeronave siniestrada al Reino Unido, lo que significa que están al alcance de la OTAN y, en última instancia, de la CIA. Según el periodista, todo apunta a que el siniestro del MH17 fue un error cometido por la parte ucraniana mientras llevaba a cabo una operación orquestada por EE.UU.

El columnista recuerda que, a pesar de que el avión de Air Algerie AH5017 se estrelló después del MH17, el análisis de las causas del accidente ya se ha hecho público. El hecho de que el estudio de las cajas negras del vuelo malasio tome tanto tiempo significa que están manipulando los datos, afirma Escobar.

Entretanto, Occidente insiste en "castigar" a Rusia con sanciones pese a carecer de pruebas sólidas. En este asunto, Europa obedece a EE.UU., lamenta el periodista. Los intentos de los Gobiernos occidentales de calumniar a Rusia se replican en medios de comunicación de todo el mundo, aunque sean básicamente un "conjunto de clichés en una búsqueda infructuosa de la tesis básica", concluye el periodista.

Fuente: OpEdNews
la-proxima-guerra-estado-islamico-abandonara-siria-traslada-a-arabia-saudita
Desertor de la milicia yihadista del Estado Islámico (EI) predice que la organización se trasladará a Arabia Saudita, ya que abandonó el objetivo de conquistar territorios por buscar el control de yacimientos de petróleo.

El periódico libanés 'As-Safir' entrevistó a Sheikh Maher Abu Ubaida, uno de los ex-líderes de la milicia yihadista del Estado Islámico (EI), también conocida como EIIL. El portal 'Al Monitor' publicó un resumen de la conversación.

El entrevistado dijo que ocupó el puesto de Wali (gobernante) del desierto durante su militancia en el grupo yihadista. "El Estado Islámico se ha desviado de sus objetivos básicos y se ha transformado en una milicia compuesta de mercenarios que tienen, como única meta, robar el petróleo", dijo Ubaida. También contó que se unió al grupo en 2013 tras entrenarse en el campamento de Anbar, en Irak, luego de encontrarse con el líder de la formación Abu Bakr al-Baghdadi.

Ubaida también informó al periódico que el verdadero nombre de Baghdadi es Ibrahim Awad al-Badri, el cual tiene 44 años de edad y tres mujeres. Según Ubaida, Baghdadi trabajaba como profesor de estudios islámicos y era imán en una mezquita en Irak. Tras viajar a Afganistán y reunirse con el líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahri, Baghdadi estableció una red de señores de la guerra que después llevó a Irak y Siria.



El entrevistado también afirma que el Estado Islámico tiene una estructura compleja. Baghdadi es quien encabeza la formación, mientras las operaciones militares son controladas por Shaker Wahib, ciudadano saudí que acaba de ser designado como comandante general. De acuerdo a Ubaida, hay una profunda desinformación sobre lo que ocurre con la milicia, ya que la mayoría de los líderes del EI están vivos mientras los medios de comunicación anuncian sus muertes. Los rumores se difunden para que los servicios de inteligencia finalicen con su búsqueda.

Sin embargo, para Ubaida el EI vive una crisis debido a la falta de miembros, por lo cual trata de compensarlo presionando a las tribus locales para que juren lealtad a la formación. "Actualmente el EI no tiene más de 10.000 guerrilleros, mientras unos 2.000 han fallecido desde el surgimiento de la milicia", afirmó el entrevistado.

Ubaida también compartió que el EI tenía un plan de formar un frente mediante la unión de las tribus locales, matando a aquéllos que se opusieran someterse a la formación y a la guerra en contra del régimen de Asad. Sin embargo, el EI se desvió de sus planes y optó por el control de los yacimientos de petróleo. "El Estado Islámico abandonó las batallas porque el dinero le pareció más atractivo, por eso en Siria va a desaparecer pronto", sostuvo el entrevistado.

Sheikh Maher Abu Ubaida cree que el EI se retirará gradualmente de Siria y en un año dejará las áreas actualmente controladas, para buscar reforzar su presencia en las regiones petrolíferas. Según su opinión, el EI podría trasladarse a Arabia Saudita, donde ya existen células de la organización.

"Muchos guerrilleros del EI son saudíes que tratan de llevar la organización hasta su país. Pronto el Estado Islámico llegará a la región de Nadj, porqué, según dijo Mahoma, en aquel lugar surgirá la cuerna del diablo", concluyó Ubaida.

Fuente: Al Monitor
la-proxima-guerra-mapa-de-kurdistan-independiente
Mientras los radicales agudizan la crisis en Irak, las autoridades del Kurdistán iraquí (entidad federal autónoma rica en petróleo) dicen que dentro de pocos meses celebrarán un referéndum sobre la independencia. Israel y Turquía apoyan la decisión.

El presidente de la autonomía kurda, Masud Barzani, ha acusado a Bagdad de implementar políticas catastróficas que llevaron a los terroristas radicales a acercarse a las fronteras kurdas. Asimismo, ha insistido en que su población no está obligada a pagar por los errores políticos de Bagdad y que la independencia del Kurdistán iraquí es un "derecho natural".

Por su parte, el ministro de Recursos Naturales del Gobierno Regional del Kurdistán, Ashti Hawrami, ha señalado que la autonomía no debe contar con la opinión de Bagdad, y menos aún con la del grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que anunció esta semana la restauración del califato. "Al mirar el mapa debemos pensar: ¿dónde está nuestro futuro?", expresó el político.



Según informa el periódico turco 'Hürriyet', el ministro kurdo adelantó que se llevarán a cabo una serie de consultas con Turquía antes de realizar el referéndum sobre la independencia. "Nuestras relaciones son estratégicas, no tácticas. Así que no creo que nuestro Gobierno tome medidas [para establecer un Estado kurdo] sin informar a Ankara", sostuvo.

Por otro lado, la idea de crear un Kurdistán independiente con el fin de fortalecer la lucha contra el EIIL ha sido apoyada por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. "Los kurdos son un pueblo de guerreros que demostraron sobriedad política y han merecido su propio Estado", indicó el mandatario israelí.

Cabe recordar que las tensiones entre las autoridades iraquíes y kurdas se han intensificado en los últimos meses después de que esta autonomía comenzara a exportar crudo al margen de Bagdad. Irak, que defiende que la venta de crudo solo puede ser administrada desde Bagdad, ha advertido que estudia la posibilidad de llevar el asunto hasta la ONU. Por su parte, la entidad federal autónoma recuerda que casi la mitad del petróleo iraquí se explota en territorio kurdo.

El analista Carlos Martínez cree que Israel tiene dos motivos para apoyar un Kurdistán independiente. "El primero es conseguir petróleo a unas condiciones muy ventajosas que no le facilitan otros Gobiernos de la región, y la segunda, creo que la principal, es seguir sembrando la cizaña, la división y los conflictos internos entre los árabes", explicó Martínez.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-fuerzas-especiales-saudies-en-alerta
Este Jueves, 26 de junio, el día antes de que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, estuviera en Riad, el Rey Abdullah convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional "sobre los acontecimientos actuales de seguridad en la región, especialmente en Irak", y ordenó "todas las medidas necesarias para proteger al reino contra las amenazas terroristas." Esto significó una llamada general a filas de las unidades militares para un alto nivel de preparación.

Fuentes militares de Debkafile revelan que Egipto está reuniendo una fuerza de comandos expedicionaria para volar a Arabia Saudí y reforzar sus defensas fronterizas.

Este aluvión de medidas militares sauditas y egipcias viene a raíz de la inteligencia recogida por aviones de reconocimiento saudíes que muestran a combatientes sunitas vinculados a Al-Qaeda en Irak (ISIS) en dirección a la frontera con Arabia Saudita y con el objetivo de tomar el control del cruce iraquí-saudí de ArAr. (población: 200.000)

ISIS y sus aliados suníes están todavía en marcha después de la captura de los pasos fronterizos de Irak con Siria y Jordania a principios de esta semana.

El miércoles, Kerry advirtió a las naciones del Medio Oriente en contra de tomar nuevas acciones militares en Irak que pudieran aumentar las divisiones sectarias.



Para entonces, había sido superado por una avalancha de acontecimientos, como Debkafile ha informado esta mañana.

Cuando el primero de los 300 asesores militares de EE.UU. que el presidente Barack Obama prometió al gobierno iraquí llegó a Bagdad el miércoles, 25 de junio, los envíos de armas iraníes y saudíes ya estaban en pleno desarrollo a bandos opuestos en el asediado Irak, según fuentes militares de Debkafile.

Por lo menos dos aviones de carga desde bases en Irán estaban aterrizando diariamente en el aeropuerto militar de Bagdad, llevando 150 toneladas de equipo militar. Más de 1.000 toneladas fueron transportadas sólo en la semana pasada. Teherán ha replicado para el ejército iraquí la rutina que estableció para el ejército de Bashar Assad, el suministro de sus necesidades diariamente según las peticiones de sus comandantes. Estas solicitudes se presentan ante un cuartel iraní-iraquí común creado en el alto mando iraquí en Bagdad para su aprobación y la asignación de prioridades para el envío.

Al mismo tiempo, las armas saudíes están fluyendo a las tribus suníes iraquíes que luchan al lado del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) contra el ejército iraquí y el gobierno chiíta de Nuri al-Maliki.

Vienen tanto por tierra como por transporte aéreo.

Convoyes de armas sauditas están cruzando la frontera hacia Irak con la cobertura de la fuerza aérea saudita y jordana y hacia el norte hasta el distrito de Al-Qaim, cerca de la frontera con Siria. Allí, los combatientes sunitas e ISIS, después de capturar este distrito clave de Anbar, han comenzado la restauración de las bases y pistas de aterrizaje en H-2, la que una vez fue una de las bases aéreas más grandes de Saddam Hussein. Situada a 350 kilómetros al oeste de Bagdad, la base aérea cuenta con dos pistas largas y hangares para aviones de combate y helicópteros.

Fuentes militares de Debkafile dan a conocer que, el martes 24 de junio aviones de carga sin marcar aterrizaron en la base, con envíos de armas de Arabia Saudita.

La respuesta no se hizo esperar. Aviones de combate sirios, en su primera misión de bombardeo en Irak, trataron de dañar las pistas parcialmente reparadas en H-2 para evitar que mas envíos aéreos sauditas de aterrizaran.

Fuentes militares en Washington confirmaron el miércoles 25 de junio que los ataques aéreos se llevaron a cabo por la Fuerza Aérea Siria "en la provincia de Anbar", y dejaron al menos 57 muertos y 120 heridos - la mayoría de ellos civiles iraquíes. Ellos se negaron a decir qué fue atacado, sólo se refirieron a objetivos relacionados con el ISIS.

Ese incidente fue una demostración sorprendente de la sincronización operativa estrecha entre los centros de mando de Irán en Damasco y Bagdad, que se unen, respectivamente, a los altos mandos de los ejércitos de Siria e Iraq. Esta coordinación ofrece a Teherán flexibilidad para sus centros de mando en ambas capitales árabes para enviar drones iraníes desde las bases aéreas de Siria o Irak para alimentar a aquellos centros con la inteligencia que necesitan para la planificación estratégica de las operaciones militares que serán llevadas a cabo por los ejércitos de Siria e Iraq.

Los centros de mando iraníes en Bagdad y Damasco están completamente equipados por lo tanto para decidir qué fuerza siria, iraquí o de Hezbolá llevará a cabo una operación prevista en Siria o Irak. Ambos están ahora presionando la espalda contra el avance de ISIS hacia su objetivo de un califato suní que abarque ambos países.

Esto es justo lo que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry quiso decir cuando dijo en Bruselas el miércoles 25 de junio, después de dos días de conversaciones sobre Irak, que "la guerra en Irak se está ampliando".

Tenía buenas razones para sonar preocupado. Poco antes de hablar, el primer grupo de personal militar de EE.UU., de los 300 que el presidente Obama había prometido, había llegado a Bagdad. Pero ni Teherán ni Riyadh habían consultado a Washington antes de que se organizaran los envíos de armas pesadas a sus respectivos aliados en Irak.

El campo de batalla de Irak se ha convertido en una verdadera Babel de la guerra. Hasta el momento, seis países están implicados en diversos grados: Estados Unidos, Irak, Irán, Siria, Jordania y Arabia Saudita.

Fuente: Debkafile
El conflicto intenso entre el Ejército ucraniano y los defensores de Slaviansk puede basarse entre otras cosas en los intereses comerciales de la transnacional Shell. Varios expertos examinan las causas clandestinas de la lucha.

La persistencia del Ejército ucraniano en tomar el control sobre la cuidad de Slaviansk –con una población cercana a los 120.000 habitantes– puede tener como pretexto su situación geográfica. Slaviansk se halla en el centro de la denominada cuenca de Yusof, que forma parte del contrato firmado en 2012 entre Ucrania y la multinacional Shell sobre la explotación en yacimientos ucranianos del gas de esquisto, reporta 'Rosbalt'.

Existen ciertas cláusulas en el contrato que podrían aumentar tensiones en el sudeste de Ucrania. Primero, la tecnología de explotación será la fracturación hidráulica –'fracking'–, que lleva a la contaminación de aguas y suelos, a la liberación del metano en la atmósfera y en algunos casos al aumento del nivel de radioactividad en las inmediaciones del recinto de extracción.

Segundo, los sitios de exploración suelen ocupar superficies considerables, y según el contrato firmado con Shell el Gobierno ucraniano está obligado a facilitar el traslado de los habitantes locales si sus casas se hallan en las regiones prometedoras, lo que claramente no coincide con los planes de la población.

Según el analista de la Fundación Rusa de la Cultura Estratégica, Aleksander Donetskiy, esta circunstancia supone una perspectiva diferente sobre la verdadera causa de las batallas en la región de Slaviansk.


Slaviansk parece ser el principal centro de atención para la mayor parte de las fuerzas ucranianas. Además del Ejército regular, participan en la operación punitiva contra la ciudad también la Guardia Nacional, destacamentos de nacionalistas y, como supone prensa alemana, mercenarios estadounidenses.

Si el Ejército ucraniano no aplasta a la naciente República Popular de Donetsk, el contrato con la transnacional podría ser revisado, lo que supondría pérdidas financieras para Shell, que ya invirtió recursos considerables en la exploración geológica en la región.

El experto en relaciones internacionales Neboysa Malic, en declaraciones a RT, dijo que los intereses económicos son la "razón clave de la operación militar de Kiev".

Esta opinión coincide con el interés firme de EE.UU. en la industria de hidrocarburos de Ucrania, lo que se confirma por el nombramiento del hijo del vicepresidente estadounidense, Hunter Biden, como director de consejo de administración de la petrolera ucraniana Burisma Holding. Este no es el único caso donde las compañías y funcionarios estadounidenses resultan tener intereses comerciales en regiones ucranianas.

Fuente: Rosbalt
la-proxima-guerra-que-interes-tiene-occidente-en-ucrania-kosovo
¿A qué se debe el interés del Occidente en Ucrania? Una de las principales razones es el acceso a recursos naturales. Se puede comparar a Ucrania con Kosovo, donde EE.UU. tiene el dominio sobre la tercera cuenca 'hullera' en importancia de Europa.

La cantidad de carbón en Kosovo y Metojia ronda los 15.000 millones de toneladas, yacimientos tan enormes que serían capaces de abastecer con energía eléctrica a todos los países balcánicos durante varios siglos. Además de carbón, Kosovo posee cadmio, zinc, bauxita, magnesio, cromo, estaño, níquel, plata y oro.

La base de Camp Bondsteel, con 10.000 efectivos de Estados Unidos acuartelados, sirve también como 'perro guardián' de un corredor energético que atraviesa la antigua Yugoslavia: el petróleo y el gas del Cáucaso y Asia Central a Occidente pasa por ese territorio.

Desde 2000, Estados Unidos tiene una influencia decisiva en todo lo que ocurre en Kosovo. Sin la aprobación suya no se puede cerrar ni un contrato más o menos importante en el sector energético, en la minería, en el área de las telecomunicaciones. No es casual que el magnate George Soros y el multimillonario estadounidense de procedencia local Sahit Muja hayan cerrado el contrato de exploración de yacimientos hulleros de la zona. Con una tasa de desempleo del 50% y, por lo tanto, la mano de obra casi regalada, Kosovo se convierte en un paraíso para las multinacionales.


A raíz de la agresión militar de la OTAN contra Yugoslavia de 1999, las multinacionales occidentales se apropiaron de instalaciones industriales y yacimientos minerales clave de esta autonomía serbia. Es más, no solo se apropiaron, sino que convirtieron este territorio en campo de pruebas para tecnologías más sucias. Tan sucias que se podría hablar sobre una catástrofe ecológica.

¿Y qué tiene que ver Ucrania?

A Ucrania, uno de los países más ricos del mundo en recursos minerales (primer lugar en yacimientos mundiales de magnesio, cuarto en yacimientos de hierro, además de la existencia de uno de los depósitos de uranio más grandes del mundo cerca de la ciudad de Kirovograd y de riquísimos yacimientos de metales de tierras raras), le toca recorrer el triste camino kosovar en términos de autodestrucción de la economía, transferencia de los principales sectores a manos de las empresas transnacionales y cierre de transacciones que amenazan a la población con una catástrofe económica.

El problema vino a nuestra casa

A principios de enero de 2014 se informó de que Ucrania tiene previsto extraer gas de esquisto. Los funcionarios ucranianos encontraron socios para la exploración en Shell y Chevron, en 2012. Según estos acuerdos las transnacionales extraerán el gas de esquisto de dos áreas gasíferas: Olessky (Lvov y la región de Ivano-Frankovsk, en el oeste del país) y Yuzovsky (regiones de Donetsk y Járkov, en el este). Según lo previsto, los trabajos empezarán este año.

Con ello, el país se convertiría en un enorme campo de pruebas para las tecnologías de extracción de este gas, conocidas como unas de las más sucias del mundo.

Un experto ucraniano expresó la opinión general de todos los opositores al gas de esquisto con la siguiente frase: "El problema vino a nuestra casa."

Fuente: RT
la-proxima-guerra-en-oriente-medio-israel-turquia-libano-hezbola-iran-campos-de-gas-petroleo-mediterraneo
Los rumores de guerra en Oriente Medio podrían hacerse realidad, dada la 'competición' que Israel está manteniendo con otras naciones por el control de los campos de gas en el Mediterráneo, algo que, opinan los expertos, es un peligro real.

"Si hay un lugar donde puede estallar una guerra de repente y fuera de control, probablemente no será en el Sinaí, el Golán ni Cisjordania (o Judea y Samaria). [Ese lugar] Se llamará Leviathan, Dalit y Karish, los inmensos campos de gas natural y petróleo descubiertos en aguas profundas entre Israel y Chipre durante los últimos cinco años", señala el corresponsal de 'The Daily Beast', Christopher Dickey.

Quién controle esa riqueza controlará probablemente el futuro económico de la región. "Los israelíes lo saben. Al igual que sus aliados, sus rivales y sus enemigos. Y las tensiones van en aumento día tras día", opina Dickey.


Por su parte, Pierre Terzian, editor del semanario de la industria petrolera 'Petrostrategies' corrobora esta teoría, añadiendo que "todos los elementos de peligro están ahí".

Mientras Washington está reduciendo su presencia en Oriente Medio, muchos países están aumentando la suya. Especialmente Israel, que se ha apresurado a crear "la flota más avanzada tecnológicamente en el Mediterráneo oriental", según un informe publicado en la revista 'Tablet'.

En este sentido, si bien Turquía puede ser un obstáculo para los planes de Israel de controlar los recursos petroleros de la región, dado que bajo la presidencia del mandatario turco Recep Tayyip Erdogan las relaciones entre ambos países se han enfriado, la verdadera preocupación para Israel en la disputa por el petróleo o el gas podría ser el Líbano.

El Líbano e Israel continúan formalmente en un estado de guerra. Naciones Unidas delimitó su frontera terrestre común en el año 2000, pero no las líneas de demarcación entre las 200 millas náuticas de sus respectivas "zonas económicas exclusivas", superponiéndose sus intereses sobre 860 kilómetros cuadrados de la cuenca del Levante (un área del Mediterráneo oriental con unos 3,5 billones de metros cúbicos de gas natural y 1.600 millones de barriles de petróleo).

Asimismo Israel percibe a Hezbolá e Irán como una amenaza. No obstante, el Estado hebreo es el único país de la zona cuyas empresas realmente tienen la capacidad de operar en alta mar y su potente Ejército está preparado para proteger sus intereses en la zona y, aseguran, está dispuesto a usar la fuerza si fuera necesario.

Fuente: The Daily Beast
la-proxima-guerra-obama-promete-vetar-nuevas-sanciones-contra-iran-en-el-congreso
El presidente de EE.UU., Barack Obama ha prometido vetar cualquier legislación que promueva nuevas sanciones contra Irán durante el periodo de la negociación entre Irán y el Sexteto.

"La imposición de sanciones adicionales ahora solo arriesgará nuestros esfuerzos para resolver este asunto pacíficamente, y voy a vetar cualquier legislación que promueva nuevas sanciones durante la negociación", dijo Obama, citado por Reuters.

En particular, asegura que vetará el proyecto de ley propuesto por 59 senadores que demandan sanciones contra Irán, aplicando recortes en las exportaciones de petróleo. Obama dijo que vetará este documento incluso si el Congreso lo aprueba.


Según el mandatario estadounidense, EE.UU. y otras naciones deben ofrecer a Irán "un alivio modesto" de las sanciones económicas, siempre que Irán respete el acuerdo alcanzado este domingo. "Con el acuerdo de hoy, hemos hecho avances concretos. No me hago ilusiones sobre lo difícil que será lograr este objetivo, pero por el bien de nuestra seguridad nacional, la paz y seguridad del mundo, ahora es el momento de dar a la diplomacia la oportunidad de abrir el camino", dijo Obama.

Este domingo Irán y el Sexteto han logrado acordar una serie de cuestiones pendientes sobre el programa nuclear iraní, con lo que el tratado de Ginebra entrará en vigor el próximo 20 de enero.

A su vez, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la república islámica, Marzieh Afkham, precisó que se trata del acuerdo sobre la implementación de la primera fase del plan de acción conjunto.

De hecho, ya se prevén eliminar varias sanciones. Los funcionarios de la Administración de EE.UU. dicen que, en particular, hay planes de levantar la prohibición de exportar productos petroquímicos, piezas de automóviles, oro y otros metales preciosos iraníes. Al mismo tiempo, las exportaciones de petróleo de Irán se mantendrán en el nivel actual, que es un 60% más bajo que hace dos años, antes de las sanciones.

Fuente: Reuters
la-proxima-guerra-rusia-ofrece-acuerdo-con-iran-para-cambiar-petroleo-por-bienes-y-equipos-anula-sanciones
El Viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araqchi dijo la noche del viernes 10 de enero: "Hemos encontrado soluciones para todos los puntos de desacuerdo", tras dos días de conversaciones nucleares con las cinco potencias en Ginebra. Añadió que la implementación depende ahora de "la ratificación final de las delegaciones de negociación en sus respectivas capitales para el acuerdo final."

El portavoz de la UE, en nombre de las seis potencias era más ambivalente. Elogió el "muy buen ritmo en todas las cuestiones pertinentes. Esto está ahora en proceso de validación a nivel político en las capitales".

Los estadounidenses y los europeos, evidentemente, no estaban satisfechos, pero estaban decididos a toda costa a evitar colocarse de espaldas a los iraníes diciendo que sí. Y así, el mundo y el público iraní se permitió creer que Occidente finalmente había aceptado la presentación de Teherán de que su programa nuclear únicamente es pacífico.

Este juego de palabras proporciona una pantalla semántica para ocultar el importante cambio en el balance de la negociación: Esta vez, el equipo iraní llegó a Ginebra sin la autoridad para finalizar ninguno de los puntos controvertidos.


Ellos trabajaban bajo una directiva clara del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei de remitir todas las decisiones de nuevo a una autoridad superior establecida en Teherán para la concesión de una aprobación previa a cualquier decisión que vaya a entrar en vigor. Esta autoridad representa a la administración del gobierno, el poder legislativo y el poder judicial.

Dictando esta directiva, Jamenei ha conseguido una fuerte ventaja negociadora frente a las potencias mundiales:

1. Un nivel doble de ratificación potencia a Teherán y debilita la mano de las potencias mundiales y los EE.UU. en la determinación de conseguir un acuerdo nuclear incipiente y de decir la última palabra. Los líderes estadounidenses, rusos, franceses, británicos y chinos se vieron obligados a la posición de tener que esperar a su repuesta antes de seguir adelante.

2. Para superar las disputas internas en la parte superior del régimen iraní sobre los pros y los contras del acuerdo nuclear provisional, Jamenei dio a la línea dura liderada por los Guardianes de la Revolución el derecho a vetar las decisiones tomadas por el presidente Hassan Rouhani y el canciller Javad Zarif.

El líder iraní retiró su confianza para llevar a cabo las negociaciones en curso con las seis potencias mediante negociar con Rusia una transacción de petróleo a cambio de bienes por valor de $1.5 mil millones al mes, que ayudaría considerablemente a levantar las exportaciones de petróleo de Irán fuera del alcance de las sanciones occidentales.

Fuentes rusas e iraníes cercanas a las negociaciones dijeron que los detalles finales del intercambio estaban en discusión para una transacción que llevará a Moscú a comprar hasta 500.000 barriles diarios de petróleo iraní a cambio de equipos y bienes de Rusia.

"Se está avanzando mucho en este momento con fuertes posibilidades de éxito", dijo una fuente rusa.

Una fuente iraní dijo: "Nuestros funcionarios están discutiendo el asunto con los rusos y es de esperar que se firmen en breve, independientemente de si podemos llegar a un acuerdo (nuclear) en Ginebra."

Mediante esta acción, el presidente Vladimir Putin no sólo le ha quitado los dientes a las sanciones, mediante las cuales el presidente Barack Obama y el primer ministro Benjamin Netanyahu tratan de obligar a los iraníes a renunciar a sus aspiraciones nucleares. Ha fortalecido la mano de Teherán en contra de ceder en concesiones como la de congelar las actividades nucleares durante seis meses, que fueron proporcionadas en el acuerdo provisional de Ginebra como base para las futuras negociaciones sobre un acuerdo final.

Ni el Departamento de Estado de EE.UU. ni la UE hasta ahora han respondido con una sola palabra sobre el golpe de muerte que Putin ha asestado a la diplomacia nuclear con Irán.

Lo que sale seis meses después del acuerdo ruso-estadounidense para la eliminación de los arsenales químicos de Bashar Assad, y dos meses después del acuerdo nuclear provisional de la seis potencias con Irán, es una América retirando su participación en Oriente Medio y despejando el camino para que los rusos entren y tomen su lugar.

Irán sale de estos pasos bien blindado con el apoyo económico y estratégico de Rusia, mientras que Israel se queda en el lado negativo de la nueva ecuación regional que tan rápido se ha desplegado en este Año Nuevo.

Fuente: Debkafiles
la-proxima-guerra-soldado-sudan-del-sur-malakal-cae-en-manos-rebeldes
Malakal, capital de la principal región petrolera de Sudán del Sur, el Alto Nilo, ha caído en manos de los rebeldes, según han anunciado los insurgentes. La localidad fue tomada anoche en medio de intensos combates de los que la población civil trata de escapar, de acuerdo con un responsable militar rebelde, que ha asegurado que sus fuerzas pronto dominarán los yacimientos de crudo.

La agencia independiente de Sudán del Sur, SSNA, ha confirmado la información y ha señalado que el gobernador de Alto Nilo, Simon Kun Puoch, huyó después de haberse refugiado en instalaciones de la ONU. El ministro sursudanés del Petróleo, Stephen Dau, aseguró este miércoles que la producción nacional de crudo ha bajado desde 250.000 a 200.000 barriles diarios, procedentes en su totalidad de la región de Alto Nilo.

El país africano sufre desde el pasado 15 de diciembre los combates entre el Ejército y una facción de militares sublevados, leales al exvicepresidente Riak Mashar, acusado de un fallido golpe de Estado aquel día. Los combates persisten en el estado oriental de Jonglei, limítrofe con Kenia, donde el martes las tropas gubernamentales retomaron el control de la capital estatal, Bor.

Los combates se han cobrado ya las vidas de miles de personas y más de 80.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares huyendo de los enfrentamientos, según Naciones Unidas.



Más de la mitad de los desplazados han buscado refugio en las instalaciones de la misión de la ONU en Sudán del Sur, UNMISS, y solo en la capital, Juba, hay más de 20.000 refugiados en esas bases. El organismo internacional reveló ayer la existencia en Bentiu de una fosa común, que podría contener hasta 75 cadáveres, y de otras dos en la capital.

Este miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad el envío de 5.500 cascos azules a UNMISS, aumentando sus efectivos hasta los 12.500 efectivos. Mientras tanto, los acontecimientos en Sudán del Sur, que logró la independencia de Sudán en julio de 2011, son motivo de preocupación en su vecino del norte.

El presidente sursudanés, Salva Kir, declaró que el Ejército continuará sus operaciones para expulsar a los insurgentes de las zonas que controlan. También se comprometió a proteger a los ciudadanos del país y se mostró "profundamente preocupado" por el curso de los acontecimientos, al tiempo que pidió a las fuerzas del orden que se abstengan de cometer abusos contra la población. "Personas inocentes han sido asesinadas en una lucha de poder político que ha sido utilizada por algunos en aras de sus propias ambiciones tribales", destacó Kir.

El mandatario se pronunció así después de que la representante de la ONU en Sudán del Sur, Hilde Johnson, rechazase recientemente calificar lo ocurrido como un conflicto étnico e insistiese en la existencia de una lucha por el poder. Kir —que pertenece a la tribu Dinka— volvió a ofrecer negociar "sin condiciones" a Mashar, su principal rival político, que fue apartado del poder en julio de este año y es miembro del clan Lou Nuer.

El exvicepresidente, no obstante, ha condicionado el diálogo a la liberación de 11 políticos y militares detenidos y su traslado a Adis Abeba (Etiopía), donde podrían llevarse a cabo las negociaciones.

Además de intereses comunes en el sector petrolero, existe un número creciente de sursudaneses que se dirigen a Sudán para buscar refugio. El gobernador del estado de Nilo Blanco (fronterizo con Sudán del Sur), Yusef al Shanbali, ha prometido acoger a estos desplazados.

Varios grupos de Derechos Humanos han reclamado el fin de los combates y el inicio del diálogo entre ambas partes, para lo que han solicitado al mandatario sursudanés que libere a todas las personas detenidas por expresar opiniones políticas contrarias al Gobierno y que comience un proceso de reconciliación nacional con los rebeldes.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-eeuu-se-retirara-de-oriente-medio-mayor-influencia-china-petroleo
Desde la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. se ve involucrado en la mayoría de los conflictos de Oriente Próximo y su interés principal es el petróleo. Pero especialistas predicen que en unos 15 años podría ceder su influencia en la zona a China.

Hoy en día, para garantizar la continuidad del flujo petrolero, EE.UU. tiene alianzas estratégicas con todos los Estados de Oriente Próximo posibles y tiene desplegadas sus fuerzas militares en la región. La causa palestino-israelí es un punto clave de su política exterior, junto con Siria e Irak. Mientras tanto, los especialistas calculan que para el año 2020 Washington reducirá sus importaciones de crudo de Oriente Próximo a la mitad y para 2030 dejará de comprarlo.

La causa son sus avances en la extracción del petróleo de esquisto bituminoso. Se trata de petróleo no convencional sintético que se produce a partir de esquistos bituminosos mediante diferentes procesos, tipo pirólisis, hidrogenación o disolución térmica. El producto resultante puede ser utilizado como combustible o ser mejorado mediante el agregado de hidrógeno y la eliminación de impurezas como azufre y nitrógeno: los productos refinados pueden ser utilizados para los mismos fines que aquellos obtenidos a partir del petróleo crudo. Pero, ¿qué será de balanza de fuerzas a nivel mundial el día que Washington deje de necesitar el crudo de Oriente Próximo?



EE.UU. no podrá dejar abandonar Oriente Próximo para siempre, ya que el crudo regional seguirá siendo importante para el mercado internacional y Washington tendrá que reaccionar a las alteraciones en los precios causados por los procesos políticos en la zona, opina Gönül Tol, columnista del diario turco 'Aksam'. Sin embargo, insiste en que el nivel de su involucración tanto militar como diplomática en los conflictos locales quedará muy reducido.

La retirada parcial de Washington de la región influirá, en primer lugar, en los Estados del polfo Pérsico, señala la analista. Deberán buscar otro socio estratégico que esté dispuesto a defenderlos de Irán: ninguno de ellos, menos Arabia Saudita, tiene una fuerza armada suficiente para protegerse por sí mismo. Lo más probable es que el país que llene el vacío sea China: su demanda de recursos energéticos siempre está al alza y ya hoy en día refuerza su involucración en los procesos locales, argumenta Tol.

Otro Estado que quedará afectado será Israel. Las fuerzas armadas de EE.UU. sirven actualmente de escudo para Israel frente a Irán y agrupaciones islamistas radicales. El Congreso estadounidense siempre aprueba con unanimidad la ayuda militar a Tel Aviv porque esta defiende también los intereses petroleros estadounidenses, destaca la analista. La caída de la demanda del crudo de Oriente Próximo por un lado dificultará la legitimación de la ayuda a Israel y, por otro lado, aislará al país aún más, comenta.

Otro factor de suma importancia es Irán. Si finalmente cumple con todos los puntos del plan acordado en Ginebra y el boicot en su contra se levanta, la influencia de Teherán en el golfo Pérsico crecerá exponencialmente, lo que supondrá una reconfiguración política completa de toda la región, asegura Tol.

Fuente: Aksam
la-proxima-guerra-bandera-de-siria-ondeando
Rusia tomará las riendas de Oriente Medio en vez de EE.UU., lo que supondrá una "respuesta" por los intentos de EE.UU. de ganar terreno en el espacio post-soviético, opinan los expertos.

"No hay duda de que la política tal y como la conocíamos en Oriente Medio está cambiando ante nuestros ojos y con ese cambio en la política vendrá, inevitablemente, un cambio en las políticas de petróleo, ya que ambas políticas van de la mano en la región y los países árabes han aprendido desde la guerra árabe-israelí de octubre de 1973 que el petróleo puede ser un arma muy poderosa", explica el analista político Claude Salhani en su artículo en oilprice.com.

Pero ahora EE.UU. tiene su propia arma en forma de petróleo de esquisto que se produce en el país. "Esto representa, en cierto sentido, un punto final en medio siglo de liderazgo de EE.UU. en Oriente Medio: EE.UU. no puede y no quiere defender los intereses de las monarquías petroleras de la península Arábiga", opinan por su parte expertos del sitio Finmarket.



El primero de los grandes cambios de las últimas semanas ha sido el enfriamiento de las relaciones entre Arabia Saudita y Estados Unidos; discrepancias que se manifiestan en una serie de cuestiones, en particular por cómo manejar la guerra civil en Siria.

Arabia Saudita espera un enfoque más agresivo de EE.UU., especialmente en respuesta a la supuesta utilización de armas químicas por parte de las fuerzas sirias contra las zonas controladas por los rebeldes. El distanciamiento entre Washington y Riad se ha deteriorado hasta el punto de que el jefe de la inteligencia saudí se encuentra ahora de gira por capitales europeas tratando de recabar apoyos sobre cómo se debe combatir la guerra en Siria.

"Los saudíes están dispuestos a destinar todos los petrodólares que sean necesarios para derrocar al presidente Bashar Assad […]", indica Claude Salhani. "¿Pero quiénes son los poderes que pueden ejercer la suficiente influencia para reemplazar a Washington en Oriente Medio?", se pregunta el experto.

"Los europeos no son de ninguna manera capaces de reemplazar a los estadounidenses y de tomar la iniciativa en las cuestiones más importantes, como la guerra en Siria", indica Salhani, destacando que el único poder que es capaz de hacerlo es Rusia.

"En primer lugar, sin duda daría a Rusia una gran satisfacción hacerse cargo de una relación tan importante como la de Arabia Saudita y, en el proceso, responder a EE.UU. (en represalia por su éxito en disociar a Georgia, Polonia, Armenia, Kazajistán, la República Checa, Rumania, y otros estados del antiguo espacio soviético)", explicó el analista.

"O tal vez China pueda meterse en el juego, ya que Pekín siempre está ansioso por adquirir nuevas fuentes para saciar su creciente apetito de petróleo", resume.

Fuente: Oilprice
la-proxima-guerra-bandera-eeuu-estados-unidos-union-europea-sanciones-iran-petroleo-bolsa
El acuerdo nuclear conseguido con Irán finalmente este 24 de noviembre tras aproximadamente 10 años de negociaciones prevé levantar de inmediato parte de las sanciones económicas contra el país. Pero, ¿por qué Occidente hizo esta concesión?

Según expertos de EE.UU., se trata un acto de buena voluntad para dar un impulso positivo a Teherán. Según la firma de investigación estadounidense Roubini Global Economics, las sanciones exprimieron a Irán. Indicadores económicos como la inflación y el paro alcanzaron niveles récord del 30% y el 20%, respectivamente, mientras que las ventas de petróleo, que representan el 80% de los ingresos del Gobierno, se redujeron a la mitad. El rial iraní se devaluó en casi un 100% frente al dólar, mientras que la cesta de la compra se puso por las nubes: productos de primera necesidad como el pollo, la leche o los huevos duplicaron sus precios.

La primera etapa del levantamiento de las sanciones aportaría entre 7.000 millones y 8.000 millones de dólares al presupuesto de Teherán. Esta suma se obtendría dando a Irán acceso a 3.600 millones de dólares de los activos que tiene congelados en el extranjero y suavizando las restricciones sobre el comercio de productos petroquímicos, metales preciosos y piezas de recambio para coches y aviones. Si la República Islámica cumple con todos los detalles del acuerdo, que le obliga a congelar su programa atómico durante medio año, después del cual se levantaría otra parte de las sanciones. Sin embargo, hay analistas que opinan que no todo es tan simple como parece y que el compromiso conseguido favorece, en primer lugar, a los países occidentales.



La Unión Europea, sacudida por la profunda crisis financiera, será la que más se beneficiará del acuerdo. Tradicionalmente, es uno de los socios más importantes de la República Islámica, ya que el volumen del comercio bilateral supera los 27.000 millones de dólares anuales. Según comentó el analista político Emmanuel Navon al diario israelí 'The Jerusalem Post', los gigantes del sector automovilístico, entre ellos BMW, Mercedes-Benz, Rover, Audi, Volkswagen, Renault y Peugeot, aprovecharán el momento para intensificar sus exportaciones al país asiático. Se filtra que el Gobierno sueco ya está sondeando el terreno para que su 'monstruo' de telecomunicaciones, Ericsson, pueda robustecer su negocio gracias a Teherán. El diario estadounidense 'The Wall Street Journal', por su parte, revela que la petrolera francesa Total y la anglo-neerlandesa Royal Dutch Shell han estado negociando activamente con Irán.

Según el economista ruso Valentín Katasónov, la vigencia del embargo a Irán amenaza también las bases del sistema económico de EE.UU. El analista insiste en que Teherán ha creado un precedente para tambalear el estatus del dólar como divisa internacional, ya que este se basa en el poderío del petrodólar. La República Islámica ha logrado demostrar al mundo que se puede crear un ciclo de comercio totalmente independiente del dólar, subraya Katasónov. A pesar de las sanciones, Teherán siguió exportando crudo a más de 30 países, los gigantes asiáticos de China y la India entre ellos.

Los volúmenes anuales del comercio entre Irán y China equivalen a un monto de entre 20.000 millones y 30.000 millones de dólares anuales. A inicios de 2012 los dos países empezaron a usar el yuan para los pagos: ahora la divisa china cubre, aproximadamente, la mitad de este volumen, según la cifra del economista. El resto de intercambios se materializan mediante el trueque: a cambio de petróleo, Irán recibe todo tipo de mercancías de fabricación china, desde tejidos hasta equipamiento técnico. La rupia cubre un 45% del comercio entre la República Islámica y la India. Siria exporta al país persa productos textiles y agrícolas a cambio de productos petroquímicos. En febrero de 2012 el Banco Central de Irán declaró que aceptaba oro y, según Katasónov, esta divisa es la principal en los negocios que Irán realiza con Irak y Turquía.

El paquete de sanciones impuesto por Washington a finales del mismo año prohibió usar el oro para realizar pagos a las entidades físicas y jurídicas iraníes. Sin embargo, expertos insisten en que es prácticamente imposible controlar las operaciones con oro. A los inicios de 2013 Teherán dio una cifra oficial: su banca posee unos recursos en oro de 340 toneladas. Pero existen también estimaciones alternativas que ponen la cifra en más de 900 toneladas, una cantidad que prácticamente equivale a las importaciones del país durante un año.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-alejamiento-arabia-saudita-y-estados-unidos-obama-bandar
Arabia Saudita, que durante muchos años ha sido un aliado fiel y estratégico de EE.UU., cambia radicalmente su política exterior. Como resultado podría estallar una guerra religiosa en Oriente Próximo, vaticinan expertos rusos.

El 17 de octubre la Asamblea General de la ONU mediante una votación secreta ofreció a Arabia Saudita el puesto de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU; sin embargo, Riad, en un movimiento sin precedentes en la historia, se negó a ocupar el puesto. El hecho de que Riad decidiera alejarse de la obra colectiva del Consejo de Seguridad se debe a su "aparente falta de voluntad para contribuir al éxito del proceso de paz", afirma el politólogo ruso Shamsudín Mamáyev, citado por el diario ruso 'Kommersant'.

Pocos días después de esta declaración, el príncipe Bandar bin Sultán, jefe de la inteligencia de Arabia Saudita y responsable de apoyar la yihad siria, invitó a varios diplomáticos europeos y les dijo que la decisión de Riad de no entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU es un mensaje para los Estados Unidos.



Según la versión de los diplomáticos, el príncipe Bandar, apodado 'Bandar Bush' tras vivir 22 años en EE.UU. como embajador de su país y aproximarse a la familia Bush, comienza a alejarse de EE.UU. sobre todo en las políticas referentes al suministro de armas y entrenamiento de los rebeldes sirios.

De acuerdo con el príncipe, dado que Washington se niega a tener en cuenta los intereses de Arabia Saudita en Oriente Próximo, Riad revisará sus relaciones con EE.UU. y "cambiará el rumbo de la política exterior".

En los últimos meses, las tensiones entre EE.UU. y Arabia Saudita aumentaron drásticamente: la CIA tardó con el suministro de armas a los rebeldes sirios, surgieron contradicciones sobre el golpe militar en Egipto y en septiembre el presidente Barack Obama se negó a bombardear Siria y empezó un diálogo con el nuevo presidente de Irán.

"Ya que Riad termina la cooperación con Washington sobre Siria, da rienda suelta a su política en este asunto, y en el futuro, actuando a su discreción, tomará sus propias decisiones", predice Mamáyev.

De acuerdo con Reuters, Bandar ya ha comenzado a organizar grupos de muyahidines en Damasco. Se trata de la creación del 'Ejército del Islam', cerca de 50 brigadas de combate compuestas de varios miles de muyahidines en el área de la capital. Están liderados por Zahran Aluche, jefe de la brigada Liwa al Islam, una de las mejores brigadas salafistas. Esta "tercera fuerza" islámica ha sido creada por Arabia Saudita como contrapeso a los grupos asociados con Al Qaeda, y a la Coalición Nacional Siria, que es prooccidental, explica el politólogo ruso.

El presidente del Instituto de Religión de Rusia, Alexánder Ignatenko, supone que estamos ante la formación de una Santa Alianza idéntica a la que vio Europa en 1815. Precisamente esta nueva alianza organizó el envió de muyahidines a Siria y se hizo cargo de la financiación de los grupos rebeldes, afirma Mamáyev.

Según el experto, cuando el 30 de julio las fuerzas de Bashar al Assad ocuparon Homs, Riad se vio obligado a aumentar la presión sobre EE.UU. para lograr una intervención en Siria siguiendo el modelo libio. El rey saudita, Abdalá, ordenó al príncipe Bandar "sobornar" a Rusia. El 31 de julio, inmediatamente después de la caída de Homs, Bandar se reunió en Moscú con el presidente Vladímir Putin, pero al líder ruso no le gustó la idea del "camino de la guerra".

Después de la afirmación del jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, el general Martin Dempsey, de que la intensificación de las hostilidades en Siria arrastraría a EE.UU. al conflicto, Riad perdió toda esperanza de una intervención militar de Washington.

El 5 de septiembre el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, anunció que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos habían ofrecido financiar el ataque contra Siria. "Kerry mencionó solo la mitad de la verdad. En realidad las monarquías del Golfo no solo querían financiar el ataque desde el aire, sino también la operación terrestre", afirma el diputado ruso Rudik Iskuzhin, vicepresidente del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia.

Mamáyev considera que Bandar sufrió una derrota con el apoyo de Putin a Al Assad, algo inaceptable para Riad ya que en este caso Siria seguirá siendo un aliado chií de Irán. Aunque el frente principal está en Siria, se extendió nuevamente a Irak y poco a poco arrastra al Líbano, supone el experto.

En su opinión, la crisis actual en las relaciones entre Arabia Saudita y EE.UU. es aún más grave para Riad que la crisis que surgió tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. "Parece que en este momento incluso el príncipe Bandar se ha dado cuenta, y de ahora en adelante los yihadistas sirios serán 'los mejores amigos' de Riad en lugar del Consejo de Seguridad de la ONU, el Ejército y la Marina de EE.UU.", predice el experto ruso.

Fuente: The Kommersant
la-proxima-guerra-por-el-gas-natural-siria-turquia-europa
Mientras prosigue la guerra en Siria, la prensa dominante, que arremete constantemente contra el Estado sirio, olvida sin embargo de manera recurrente abordar uno de los aspectos más importantes de ese conflicto: su vertiente energética, vinculada fundamentalmente a las reservas de gas. Ese aspecto explica en gran parte el activo respaldo de Rusia, no a la persona de Bachar al-Assad sino al régimen sirio para evitar su caída ya que, provocada por una voluntad externa, esta habría de convertirse en un elemento geopolítico dentro de un dispositivo mucho más amplio y en gran medida directamente enfilado contra la propia Rusia.

Cuando Rusia empieza a levantarse de nuevo, a partir de los años 2000, se convierte en el principal obstáculo al plan destinado a apoderarse del control de las vías energéticas entre Europa y Eurasia a través de los Balcanes, plan que los estrategas estadounidenses habían trazado y comenzado a poner en práctica fundamentalmente con la guerra contra Serbia, en 1999.

Estados Unidos y la Unión Europea tratarán entonces por todos los medios de diversificar el aprovisionamiento de los países europeos para reducir su potencial dependencia de Moscú. Surge así el proyecto del gasoducto Nabucco, hoy prácticamente abandonado, que consistía en garantizar que Europa se alimentara con el gas proveniente de Azerbaiyán y de Turkmenistán, recurso que transitaría a través de Turquía, evitando el territorio de Rusia y bordeando Grecia. Alrededor de ese proyecto existía un ambicioso plan geopolítico estadounidense que consistía en convertir al aliado turco en eje de un «Medio Oriente ampliado», que habría que remodelar previamente, y en centro regional del tránsito energético entre el Medio Oriente y los Balcanes.



Eso explica el deseo de Estados Unidos de ver a Turquía convertida en miembro de la Unión Europea y en garantizar que ese país se mantenga dentro de la órbita estadounidense, lo cual permitiría a Washington controlar indirecta pero firmemente el aprovisionamiento energético de Europa y, sobre todo, impedir una alianza continental energética euro-rusa, considerada contraria a los intereses de Estados Unidos en Eurasia.

Pero el proyecto Nabucco fracasó porque Turkmenistán se volvió hacia China y Azerbaiyán se acercó por su parte al proyecto ruso denominado South Stream. Desarrollado en 2007, el objetivo de South Stream es permitir a Rusia mantener el control del aprovisionamiento a Europa esencialmente a través del Mar Caspio y de Kazajstán (país miembro de la Unión Aduanera), incorporando a la vez a Serbia, cuya importancia para la Unión Europea en el plano energético será en el futuro tan grande como lo es hoy la de Ucrania. Con la diferencia de que se evitará definitivamente el tránsito por Ucrania para impedir que se reproduzcan los incidentes de 2006 y los cortes del aprovisionamiento a Europa.

A raíz de la quiebra de Grecia a causa de la crisis financiera, Rusia está gestionando la compra del consorcio griego del gas a través de Gazprom. Las negociaciones en ese sentido están detenidas desde que el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió simplemente una advertencia a Atenas contra toda cooperación con Moscú en el sector de la energía y se pronunció contra la venta a Gazprom indicando que ello «permitiría a Moscú reforzar su dominación sobre el mercado energético de la región». A pesar de todo, South Stream incluye una conexión hacia Grecia, lo cual convierte ese proyecto en una especie de puente energético ortodoxo hacia Europa.

La posición de Ankara es actualmente bastante ambigua. Fuertemente vinculada a Rusia en el plano energético a través de Blue Stream, Ankara también aceptó que se estableciese una conexión entre Blue Stream y South Stream. Turquía, que es la segunda potencia de la OTAN, se declaró además candidata a unirse a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS, la alianza política encabezada por China y Rusia), con la que firmó en 2013 una asociación de diálogo con vista a su posterior adhesión. ¿Será ese el inicio de un profundo cambio de dicha alianza?

Siria, actualmente enfrascada en una guerra civil interconfesional entre chiitas y sunnitas, está directamente implicada en dos proyectos de gasoductos vinculados a los ya mencionados proyectos Nabucco y South Stream.

En 2009, Irán, Irak y Siria –siendo los dos primeros países con gobiernos musulmanes chiitas y el tercero con un gobierno laico– emprendieron un proyecto llamado Friendship Pipeline. Este gasoducto transportaría hasta el Mediterráneo el gas iraní destinado a Europa, pero sin pasar por el territorio turco. Ese proyecto, que permitiría a Irán vender su gas a Europa, incluye una extensión hacia el Líbano y, según Roland Lombardi, debía terminar conectándose con el proyecto ruso South Stream. Hay que recordar que Irán, destinado inicialmente a ser el proveedor fundamental de Nabucco, fue rápidamente excluido de este último por razones políticas, sobre todo desde que el derrocamiento de su régimen es visto como una opción cada vez más improbable, ya sea por la fuerza o a través de métodos menos violentos, como el intento de revolución de color iniciado en 2009.

Precisamente en 2009 apareció un proyecto de varios países sunnitas que hubiese podido contar con el aval del Pentágono. El gas qatarí sería enviado a Europa a través de un gasoducto que partiría de Qatar, atravesaría Arabia Saudita y posteriormente Siria hasta llegar a Turquía. Ese proyecto resucitaría el Nabucco, respaldado por turcos y estadounidenses pero abandonado por el momento debido a la ausencia de proveedores confiables. Es evidente que ese proyecto de Qatar es irrealizable sin el derrocamiento de la administración de Bachar al-Assad y sin su reemplazo por un gobierno dócil, lo cual explica las razones que han llevado a cierto número de países a implicarse activamente en el respaldo a la oposición siria.

Como puede verse el punto sobre el cual se focaliza toda esta competencia entre los productores de gas es la Unión Europea, enorme y solvente mercado cuyo consumo de gas debe seguir creciendo a pesar de la crisis.

Más que nunca, los acontecimientos tendrán que producirse en el Mediterráneo, donde nuevos actores están a punto de aparecer en el mercado. Israel y Chipre han descubierto reservas muy importantes de gas en las aguas de sus zonas económicas exclusivas y deben convertirse a mediano plazo en importantes exportadores. Y es posible que los descubrimientos de yacimientos de gas en la cuenca del Mediterráneo oriental estén solamente comenzando porque el Líbano y Siria al parecer disponen también de importantes reservas.

Para la exportación de esos nuevos recursos existen dos soluciones que ya están enfrentándose y en las que se entremezclan comercio y geopolítica. Estados Unidos es partidario de una red de gasoductos que alimentarían Europa a través de Turquía y ya se han iniciado las presiones sobre Israel. Por su parte, los rusos preferirían que el gas, previamente licuado, fuese transportado por barco con destino al Asia industrial.

La gran partida de este ajedrez energético parece estar acelerándose. Se enfrentan en ella varios proyectos energéticos y civilizacionales que reflejan claramente las ambiciones políticas y estratégicas de bloques políticos entre los cuales la guerra por las fuentes de energía está intensificándose.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-vladimir-putin-principe-bandar-bin-sultan-arabia-saudita-petroleo-amenaza-juegos-olimpicos-rusia
La inteligencia saudí ha emitido una amenaza tácita de que se produzcan ataques terroristas en Rusia en los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero de 2014, si el Estado sigue apoyando al régimen de Assad en Siria.

La amenaza fue revelada en las transcripciones filtradas de una reunión a puerta cerrada hace tres semanas entre el ruso Vladimir Putin y el príncipe saudí Bandar bin Sultan.

Parece que tras las primeras preocupaciones vocales expresadas por los diplomáticos de los Estados del Golfo y los altos dirigentes de la oposición siria, el material filtrado se proporcionó a los medios de comunicación rusos. Más detalles a continuación aparecieron en el diario libanés As-Safir, que es favorable a Hezbolá y por lo tanto muy inhóspitos hacia Arabia Saudita.

La respetada agencia de noticias de Oriente Medio Al monitor publica una versión traducida del informe As-Safir, que sugiere que durante las conversaciones, Bandar, jefe del servicio de inteligencia primaria de Arabia Saudita, al parecer presentó una gran abundancia de ofertas y amenazas con respecto a Siria.

A cambio de la cooperación de Rusia, Bandar alega que se han comprometido a salvaguardar la base naval rusa de Tartus en Siria si Assad es expulsado del poder.

Tal vez el fragmento más interesante en el informe, es el de Bandar sugiriendo que si Rusia optara por no llegar a un acuerdo sobre Siria, pudieran producirse ataques de terroristas chechenos en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en Rusia el próximo año en Sochi.



"Te puedo dar una garantía de proteger los Juegos Olímpicos de Invierno del próximo año." habría dicho Bandar. Lo que hace la amenaza mas real es lo que también añadió: "Los grupos chechenos que amenazan la seguridad de los juegos los controlamos nosotros."

Bandar también supuestamente declaró que los terroristas chechenos actualmente en Siria eran un instrumento que podría ser utilizado a su antojo.

"Los grupos chechenos que amenazan la seguridad de los juegos son controlados por nosotros, y no se mueven en dirección al territorio sirio sin coordinarse con nosotros." habría afirmado Bandar. "Estos grupos no nos asustan. Los utilizamos de cara al régimen sirio pero no tendrán ningún papel o influencia en el futuro político de Siria.", agregó.

Bandar también habría dicho que estaba hablando con el pleno respaldo del gobierno de EE.UU..

The London Telegraph también informó sobre las notas filtradas, señalando el intento del príncipe saudí por endulzar a Putin con un acuerdo petrolero secreto y una promesa de salvaguardar los contratos de gas de Rusia en caso de que abandone su apoyo al gobierno de Assad.

El acuerdo parece estar en la forma de una oferta para formar una alianza rusa con la OPEP que afectaría significativamente a la producción de petróleo y a los mercados globales. Mientras que Siria no es un importante productor de petróleo, cualquier acción militar contra el país podría tener repercusiones más amplias en los mercados del petróleo.

Vladimir Putin se dice que habría respondido: "Sabemos que han apoyado a los grupos terroristas chechenos durante una década. Y ese apoyo, que francamente ha mencionado hace un momento, es completamente incompatible con los objetivos comunes de lucha contra el terrorismo global que usted ha mencionado. Estamos interesados ​​en el desarrollo de relaciones amistosas de acuerdo con principios claros y fuertes".

El presidente ruso también se dice que comentó: "Nuestra postura sobre Assad nunca va a cambiar. Creemos que el régimen sirio es el mejor portavoz del pueblo sirio, y no esos comedores de hígados.", en referencia a los rebeldes.

Bandar se dice que ha respondido que no habría "ningún escape de la opción militar" si Rusia rechaza los términos saudíes del acuerdo.

Las transcripciones filtradas encajan con los informes iniciales que provienen de diplomáticos europeos y árabes anónimos.

Es posible que las transcripciones filtradas puedan ser adornadas por la inteligencia rusa, con fines de propaganda. Sin embargo, el detalle que figura en su interior hace que parezcan auténticos. En cualquier caso, el informe es una lectura convincente, sobre todo teniendo en cuenta el afán de Arabia Saudita de tomar medidas decisivas para derrocar y eliminar al gobierno sirio de forma permanente.

Fuente: Infowars
la-proxima-guerra-arabia-saudita-ofrece-acuerdo-petrolero-a-rusia-retirar-su-apoyo-a-siria
Arabia Saudita ha ofrecido a Rusia un acuerdo petrolero secreto si Moscú abandona su apoyo al Gobierno del presidente sirio Bashar al Assad.

Según informa 'The Telegraph', el jefe de inteligencia saudita, el príncipe Bandar bin Sultan, supuestamente hizo la oferta durante una reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin, en Moscú a principios de este mes.

Además de una serie de incentivos, que incluyen la garantía de los contratos de gas de Rusia y su alianza con la OPEP, Bandar también se comprometió a salvaguardar la base naval rusa en Siria si el presidente Al Assad es derrocado.

A principios de agosto varios medios occidentales ya filtraron la información de que durante la reunión el príncipe había ofrecido a Rusia 15.000 millones de dólares y el abandono de la competición con Rusia por el suministro de gas natural a Europa si Putin dejaba de respaldar al presidente sirio, Bashar al Assad.

El ayudante del presidente ruso Yuri Ushakov señaló que Vladímir Putin no ha participado en ninguna negociación.



Las revelaciones llegan en medio de la alta tensión en Oriente Próximo, cuando EE.UU. y sus aliados amenazan a Siria con una acción militar acusando al Gobierno sirio de utilizar armas químicas en los suburbios de Damasco el 21 de agosto.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, por su parte, ha advertido de que cualquier intervención en Siria sin un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU sería "una grave violación del derecho internacional".

Fuente: RT
la-proxima-guerra-hugo-chavez-ha-muerto-en-caracas-2013
El think-tank de EE.UU. financiado por corporativas financieras, el American Enterprise Institute (AEI), declaró en su "lista de tareas post-Chávez" para los políticos de Estados Unidos" que los EE.UU. deben actuar con rapidez para reorganizar Venezuela de acuerdo a los intereses estadounidenses. Tras su lista estaban "demandas fundamentales" como:

-La expulsión de los narco-capos que ahora ocupan altos cargos en el gobierno.

-El respeto por una sucesión constitucional.

-La adopción de significativas reformas electorales para asegurar un ambiente de campaña limpia y transparente de recuento de votos en las elecciones presidenciales previstas.

-El desmantelamiento de las redes de Irán y Hezbolá en Venezuela.

En realidad, el AEI está hablando de desmantelar por completo los obstáculos que han impedido que los EE.UU. y los intereses corporativo-financieros que lo dirigen, instalen un régimen cliente y extraigan por completo la riqueza de Venezuela, mientras que obstruye e incluso desmantela el progreso y la influencia geopolítica alcanzada ultimamente por el presidente Hugo Chávez en América del Sur y más allá.

La "lista de tareas" del AEI continúa diciendo:

Ahora es el momento para los diplomáticos de Estados Unidos para iniciar un diálogo silencioso con las principales potencias regionales para explicar el alto costo del régimen criminal de Chávez, incluyendo el impacto de la complicidad chavista con narcotraficantes que siembran el caos en Colombia, América Central y México. Quizás entonces podamos convencer a los líderes regionales para que muestren su solidaridad con los demócratas venezolanos que quieren restaurar un compromiso con el Estado de derecho y la reconstrucción de una economía que puede ser un motor para el crecimiento en América del Sur.

Por supuesto, con "demócratas venezolanos" AEI quiere decir figuras respaldadas por Wall Street, como Henrique Capriles Radonski y su frente político "Primero Justicia", dos entidades que los medios occidentales ya se preparan para apoyar antes de las elecciones anticipadas.



Occidente ha posicionado ya sus apoderados para esquilmar a Venezuela hasta los huesos después de morir Chávez.

"Primero Justicia" fue co-fundada por Leopoldo López y Julio Borges, quien al igual Radonski, han sido respaldados por casi una década por el Departamento de Estado de EE.UU.. Primero Justicia y la red de ONGs con fondos extranjeros que lo apoyan han sido receptores de apoyo extranjero directa e indirectamente por lo menos durante el mismo tiempo.



Imagen: Un documento del Departamento de Estado de EE.UU. (archivado) que ilustra el papel que las ONGs financiadas por la National Endowment for Democracy (NED) desempeñan en el apoyo de EE.UU. a figuras de la oposición en Venezuela. Los EE.UU. regularmente fallan a la hora de listar con transparencia a quien se incluye en el extenso financiamiento que la NED proporciona a los grupos de la oposición en Venezuela, por lo que documentos como éste dan una vista poco común sobre los nombres y las dinámicas realmente involucradas. Como se sospechaba, el dinero de la NED está entrando en redes que prestan apoyo al candidato presidencial actual, Henrique Capriles Radonski. En este documento en particular, la NED escribe sobre los problemas legales en relación con su intento de defensa de Radonski. En el momento de escribir este documento, Radonski estaba en la cárcel en espera de juicio por su papel en la facilitación del intento de golpe d estado en 2002 respaldado por Estados Unidos, contra el presidente Hugo Chávez. 

Los tres cofundadores fueron educados en EE.UU. - Radonski asistió a la Universidad de Columbia en Nueva York (Español), Julio Borges asistió al Boston College y a Oxford (español), y Leopoldo López asistió a la escuela de Harvard Kennedy de Gobierno (KSG).

La Harvard Kennedy School, que alberga el notorio Centro Belfer, incluye a los facultativos y ex-compañeros de facultad López, co-fundador de la actual oposición apoyada por Estados Unidos en Venezuela:

John P. Holdren, Samantha Power, Lawrence Summers, Robert Zoellick, (todos en la facultad), así como Ban Ki-Moon (84), Paul Volcker ('51), Robert Kagan (91), Bill O'Reilly ('96), Klaus Schwab (67), y, literalmente, cientos de senadores, embajadores, y administradores del orden económico actual de Wall Street y Londres. La Harvard Kennedy School de Gobierno (KSG) es claramente una de las varias universidades que forman el fundamento del colectivo empresarial-financiero que impulsa políticas internacionales globalistas, al tiempo que cultiva legiones de administradores para ejecutarlas.

Para entender plenamente las implicaciones de la educación de López, ayuda entender el liderazgo y los principios que rigen la declaración de intenciones de Harvard, cuyo mejor ejemplo es el KSG Belfer Center, que a día de hoy, presta su apoyo público a López y su partido de oposición Primero Justicia.



Imagen: John P. Holdren (con barba, a la izquierda), un defensor de la reducción de la población a través de la esterilización forzada supervisada por un "régimen planetario", es sólo uno de los muchos variopintos personajes que se encuentran dentro de los pasillos de la Harvard Kennedy School of Government de la que el co-fundador de Primero Justicia, Leopoldo López se graduó. A día de hoy, KSG ofrece foros en apoyo de las fuerzas de oposición apoyadas por Estados Unidos que buscan tomar el poder en Venezuela.

Nombrada así por Robert Belfer, de la Corporación Belco Petroleum y más tarde, director de la fallida Enron Corporation, el Centro Belfer se describe a sí mismo como "el centro de investigación de la Harvard Kennedy School, que enseña y capacita en asuntos de seguridad internacional, medioambientales y de recursos, y ciencia y tecnología." Robert Belfer todavía se sienta como miembro del Consejo Internacional.

El Director de Belfer, Graham Allison es un ejemplo del corporativismo que se sirve a sí mismo en la  política de EE.UU.. Fue fundador de la Comisión Trilateral, un director del Council on Foreign Relations (CFR), un consultor de la RAND Corporation, Director de la Empresa Petrolera Getty, Natixis, Loomis Sayles, Hansberger, Taubman Centers, Inc., y Belco Petróleo y Gas, así como un miembro de los consejos asesores de Chase Bank, Chemical Bank, Hydro-Quebec, y la sombría Internacional Energy Corporation, todo de acuerdo a su biografía oficial en el Belfer Center.

Otras personalidades cuestionables que participan como ex alumnos de Belfer son el miembro de Goldman Sachs, CFR, y ex-presidente del Banco Mundial Robert Zoellick. Sentado en el consejo de administración está el miembro del CFR y ex consultor de Goldman Sachs, Ashton Carter. Hay también un ex director de Citigroup y Raytheon, ex director de la CIA y miembro del CFR John Deutch, que solicitó el indulto por Clinton para evitar un juicio sobre una violación de la seguridad mientras ejercía sus funciones en la CIA. Mientras tanto, Nathaniel Rothschild de Atticus Capital Partners y RIT Capital, Paul Volcker de la Reserva Federal, y el ex secretario del DHS, Michael Chertoff, todos sirven como "asesores" del Belfer Center.

Por último, pero no menos importante, está John P. Holdren, que también es miembro del Consejo sobre Relaciones Exteriores, asesor científico del presidente Clinton y el presidente Obama, y ​​co-autor con Pablo Ehrilich, de la ahora famosa "Ecoscience". Cuando Holdren no está creando la marca para el "trastorno climático", está soñando con un maltusiano gobierno totalitario mundial que esteriliza a la fuerza a la población mundial. Temía, erróneamente, que la superpoblación sería el fin de la humanidad. Afirmó en su deficiente y lleno de arrogancia libro, "La Sociedad del no Crecimiento", que para el año 2040, los Estados Unidos tendrían una población peligrosamente insostenible de 280 millones que llamaba "demasiados". La actual población de EE.UU. es de más de 300 millones y a pesar de sus líderes y de sus imprudentes políticas, sigue siendo sostenible.

Se podría argumentar que la educación de López está en su pasado, independiente de sus actividades políticas actuales, sin embargo, los intereses que impulsan la agenda del Centro Belfer son evidentemente todavía respaldar la candidatura de su partido Primero Justicia para tomar el poder en Venezuela. López, Radonski, y Borges hoy en día siguen recibiendo fondos sustanciales y apoyo a través de las redes de ONGs financiadas directamente por la National Endowment for Dmocracy del Departamento de Estado de EEUU, y están claramente favorecidos por la prensa occidental. Por otra parte, el CFR, la Fundación Heritage, y otros think-tanks impulsados por corporaciones financieras han salido en apoyo de Radonski y Primero Justicia, en su intento de "restaurar la democracia" al estilo estadounidense en Venezuela.

Con la muerte de Chávez, los nombres de estas figuras de la oposición serán los pilares de la información Occidental antes de las elecciones anticipadas que Occidente está ansioso de que se celebren. Las elecciones para las que Occidente está en buena posición para manipular a favor de López, Radonski, y Borges.

Cualquier cosa podría haber pensado uno sobre las políticas del presidente venezolano Hugo Chávez. Nacionalizó el petróleo de su país, lo que obligó a marcharse a las corporaciones multinacionales extranjeras, diversificó sus exportaciones para reducir la dependencia de los mercados occidentales (con las exportaciones estadounidenses en un mínimo de 9 años), y se opuso abiertamente al neo-imperialismo corporativo-financiero en todo el mundo. Él era un obstáculo a la hegemonía occidental. Una obstrucción que ha provocado el júbilo abierto y depravado de sus oponentes después de su muerte.

Y mientras que muchos críticos se apresuran a reivindicar las políticas del presidente Chávez como un "fracaso", sería útil recordar que los EE.UU., históricamente, han dispuesto de sus vastos recursos, tanto abierta como encubiertamente contra el pueblo venezolano en los últimos años para garantizar que cualquier sistema fuera de la esfera de influencia de Occidente inevitablemente fracasase.

Los oscuros días venideros.

Días oscuros en realidad le esperan a Venezuela, con la "lista de tareas" de AEI presagiando un "levantamiento", afirmando:

"Mientras los demócratas venezolanos luchan contra el chavismo, los líderes regionales deben dejar en claro que la represión al estilo Siria nunca será tolerada en las Américas. Debemos defender el derecho de los venezolanos a luchar democráticamente para recuperar el control de su país y su futuro. Sólo Washington puede dejar claro a los líderes chinos, rusos, iraníes y cubanos que sí, que a los Estados Unidos les importa si tratan de mantener un régimen antidemocrático y hostil en Venezuela. Cualquier intento de suprimir su autodeterminación con dinero chino, armas rusas,  terroristas iraníes, o matonería cubana se encontrará con una respuesta regional coordinada."

Contratistas militares estadounidenses y fuerzas especiales han sido vistas operando en y alrededor de Venezuela. Así como ha habido señales de advertencia en los años antes de que el conflicto de Siria comenzara en 2011, las "intenciones de derramamiento de sangre y de provocar un cambio de régimen en Venezuela" se remontan hasta 2002. Al igual que Siria se enfrenta ahora a una guerra de poder prefabricada por Occidente, Venezuela también lo hará, con la AEI declarando ya los planes de Estados Unidos para librar una guerra de poder al estilo de Siria en América del Sur.

La AEI también recuerda a los lectores la propaganda de derechos humanos, "desarrollo económico" y "promoción de la democracia" que Hugo Chávez había expulsado de Venezuela y se había esparcido hacia diversas partes de América del Sur, y el deseo de Occidente de restablecerla:

"Las agencias de desarrollo deben trabajar con sus amigos en la región para formar un grupo de trabajo de representantes del sector privado, economistas e ingenieros para trabajar con los venezolanos para identificar las reformas económicas, inversiones en infraestructura, asistencia, seguridad y ayuda humanitaria que serán necesarias para estabilizar y reconstruir ese país. Por supuesto, la expectativa será que todos los costos de estas actividades correrán a cargo de un sector petrolero restaurado hacia la productividad y la rentabilidad.

Por último, tenemos que trabajar con naciones con ideas afines para revitalizar las organizaciones regionales comprometidas con la democracia, los derechos humanos, la cooperación antidrogas y la solidaridad hemisférica, que han sido neutralizadas por la agenda destructiva de Chávez."

Mientras los EE.UU. abiertamente financian y respaldan a Al Qaeda en Siria y opera un archipiélago internacional de mazmorras de torturas,  y sólo ahora está terminando una década de sometimiento y asesinato en masa en Irak y Afganistán, que sigue cobrándose vidas y poniendo en peligro el futuro de millones de dólares a día de hoy, es difícil discernir cual es la audiencia a la que se dirige la AEI. Es muy probable que los que saben leer entre líneas - los buitres corporativo-financieros que esperan el momento oportuno para despojar a Venezuela hasta los huesos.

El destino de Venezuela está en manos de su pueblo. La desestabilización encubierta debe ser enfrentada por el pueblo venezolano, mientras que los medios alternativos deben hacer todo lo posible para desentrañar las mentiras que ya se han puesto en circulación desde hace tiempo de cara a la era "post-Chávez de Venezuela". Para el resto de nosotros, hay que identificar los intereses de las corporaciones financieras que impulsan esta agenda, los intereses que más frecuentemente encontramos a diario, y al mismo tiempo boicotearlos y reemplazarlos de forma permanente para erosionar la influencia indebida que han usado y siguen usando contra el pueblo venezolano, así como contra la gente de todo el mundo.

Fuente: Land Destroyer