Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Reino Unido podría buscar en la ONU la aprobación de una operación militar internacional contra los yihadistas del Estado Islámico en Irak, escribe el diario británico 'The Times'.

Londres estudia llevar a cabo una serie de consultas en la ONU "que podrían ser clave para la aprobación de una operación militar internacional contra el Estado Islámico", según el diario.

"Se espera que David Cameron aproveche su discurso en la Asamblea General de la ONU para convocar una coalición militar contra el grupo. […] Los militares ya han empezado la preparación de Reino Unido para la operación", escribe el diario.

El motivo de la eventual preparación de dicha operación sería la decapitación del rehén británico David Haines, cuyo video los yihadistas difundieron este domingo.



Mientras tanto, otras fuentes citadas por Reuters informan que Reino Unido se resiste a seguir la estela de EE.UU. en la campaña de ataques aéreos contra el Estado Islámico. Cameron explicó durante una reunión del comité de respuesta de emergencia del Gobierno que Londres combate al Estado Islámico en numerosos frentes, pero que por ahora no emprenderá ataques aéreos.

Esta semana el mismo diario 'The Times' informó, citando sus fuentes en el ministerio de defensa británico, que Londres podría abrir tres bases militares en el Golfo Pérsico para contrarrestar el extremismo islámico. Como posibles países para desplazar a sus tropas Londres estaría contemplando Emiratos Árabes Unidos, Omán y Bahréin.

Fuente: The Times
Los interesados no se significan, pero su intervención legitimaría la coalición global

Varios países árabes se han ofrecido para participar en los bombardeos aéreos contra el autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak y en Siria, según revelaron funcionarios estadounidenses este domingo en París. Ese paso contrasta con el poco entusiasmo que los árabes han mostrado por el plan de Washington para acabar con ese grupo terrorista. Aunque sin duda ayudará a legitimar la campaña, la ausencia de un anuncio oficial por parte de los implicados pone de relieve las tensiones y contradicciones que abordan estos Gobiernos.

“No quiero dejarles con la impresión de que los miembros árabes [de la coalición] no se han ofrecido para realizar bombardeos porque varios de ellos lo han hecho”, reveló un alto funcionario norteamericano a los periodistas que viajan con el secretario de Estado John Kerry, citado por la agencia Reuters. Los ataques no se limitarían a Irak, ya que “algunos han indicado desde hace tiempo su voluntad de ir más allá”.

Las fuentes se negaron a identificar quiénes están dispuestos a dar ese paso. Se trata de una contribución crucial ya que no sólo significaría la posibilidad de ampliar a Siria la actual campaña estadounidense sobre las posiciones del EI en Irak, sino que reforzaría la credibilidad de ese proyecto en una región que recela enormemente del compromiso norteamericano. De momento, EE UU está identificando las tareas que cada país va a desarrollar en la coalición contra los yihadistas.



Durante su escala en Arabia Saudí el pasado jueves, Kerry logró el apoyo de ese país y otros nueve Estados árabes a la coalición global propuesta pocos días antes por el presidente Barack Obama para hacer frente a la amenaza del EI. El comunicado, firmado además de por los saudíes por Kuwait, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Egipto, Jordania, Líbano y el propio Irak, no concretaba el tipo de asistencia que cada uno se ha comprometido a prestar. Los portavoces norteamericanos han dejado claro que tienen una interpretación amplia de lo que constituye la contribución a la campaña militar: desde el suministro de armas hasta cualquier tipo de entrenamiento, como el ofrecido por Riad para preparar a los insurgentes sirios moderados.

También esa asistencia fue anunciada desde Washington, sin que los responsables saudíes lo hayan desmentido. ¿Por qué no lo hacen oficial? El cauteloso silencio de los Gobiernos árabes parece tener que ver tanto con las diferencias de matices que mantienen con EE UU, como con el temor a que la operación termine volviéndose contra ellos.

Por un lado, Arabia Saudí, Emiratos o Egipto tienen sus propios intereses en juego y temen que los bombardeos contra el EI en Siria terminen beneficiando al régimen de Bachar el Asad, y su mentor en Irán, contra los que han estado apostando en la guerra civil de ese país. Además, les gustaría que la lucha antiterrorista no se limitara a ese grupo, sino que se extendiera a otros islamistas, como los Hermanos Musulmanes, que son los que plantean un desafío directo a sus Gobiernos.

Por otro, a falta de que se perfile un proyecto político paralelo, el mero recurso a los bombardeos sobre regiones eminentemente suníes corre el riesgo de alienar aún más a esta comunidad, mayoritaria en todos los países árabes excepto en Bahréin, Omán y Líbano. Hasta ahora los propagandistas del EI han manipulado a su favor las víctimas civiles de los ataques aéreos llevados a cabo por Damasco y Bagdad.

Fuente: El Pais
la-proxima-guerra-reino-unido-abrira-tres-nuevas-bases-militares-golfo-persico-luchar-estado-islamico
Reino Unido podría abrir tres bases militares en el Golfo Pérsico para contrarrestar el extremismo islámico, según el diario 'The Times', que cita sus fuentes en el ministerio británico de Defensa.

Como posibles países para desplazar a sus tropas Londres estaría contemplando Emiratos Árabes Unidos, Omán y Bahréin.

"Reino Unido planea crear tres bases militares en Oriente Medio que le ayuden a eliminar la amenaza que representa el grupo Estado Islámico", escribe el diario, subrayando que Londres planeaba el envio de sus militares al Golfo Pérsico antes de que el Estado Islámico ocupara la mayor parte de Irak, ya que considera importante aumentar la presencia militar en la región después de que las tropas de EE.UU., Reino Unido y sus aliados abandonan Afganistán para finales de año.



Reino Unido ya usa la base militar de Al Minhad, en Emiratos Árabes Unidos, como escala para sus tropas destinadas en Afganistán.

"En la base de Al Minhad podrían ser alojada la infanteria, que podría entrenarse con los militares de los emiratos", escribe el diario, al que fuentes en el Ejército británico informan que la decisión podría ser tomada en los próximos meses.

El violento levantamiento de la milicia del Estado Islámico (antiguo Estado Islámico de Irak y el Levante, EIIL) ha sumido a Irak en una nueva situación de guerra que amenaza a toda la región. Se cree que la milicia del Estado Islámico, que opera en Irak y Siria, controla 2.000 millones de dólares y se compone de 10.000 combatientes, lo que permite a este grupo combatir exitosamente al Ejército iraquí e intentar controlar una región que se extiende desde la ciudad de Alepo en Siria, hasta las ciudades de Faluya, Mosul y Tal Afar en Irak.

Fuente: The Times
la-proxima-guerra-monarquias-del-golfo-persico-crean-fuerza-defensa-comun
Seis monarquías del Golfo Pérsico planean crear unas fuerzas de defensa y seguridad comunes con un contingente de unos 100.000 soldados y oficiales.

El Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), que reúne a seis monarquías árabes de la región (Baréin, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos), planean crear un fuerza de seguridad colectiva, informó el ministro de Estado y jefe de la Guardia Nacional de Arabia Saudita, príncipe Mutaib bin Abdullah.

Los países del Golfo envían a EE.UU. una señal política, afirmando que los miembros del CCEAG están descontentos por la política estadounidense en la región.

"Se planea unificar el mando militar de un contingente de 100.000 soldados, si Dios quiere", citó las palabras del ministro la cadena Al Arabia. El príncipe bin Abdullah añadió que la nueva estructura militar será destinada a cumplir misiones en materia de defensa y seguridad común, así como a combatir las amenazas regionales. Tampoco se descarta la participación de la Guardia Nacional saudí en las nuevas fuerzas.



A principios de diciembre los líderes del CCEAG acordaron otra iniciativa en el área de defensa relacionada con la fundación del mando militar unificado con sede de la capital saudí, Riad, que estará encabezado por un oficial saudí.

"Los países del Golfo envían a EE.UU. una señal política, afirmando que los miembros del CCEAG están descontentos por la política estadounidense en la región, sobre todo en lo que se refiere a los últimos acuerdos con Siria e Irán", explicó Matteo Legrenzi, profesor asociado de la Universidad de Venecia a Al Arabiya News.

"Los países del CCEAG tratan de decir que están juntos y están dispuestos a enfrentarse a Irán si fuera necesario", señala.

Fuente: Al Arabiya
la proxima guerra consejo cooperacion golfo logo CCG


Las monarquías árabes del Golfo, con Arabia Saudí a la cabeza, denunciaron "las injerencias flagrantes" de Irán en la región, al término de una reunión ministerial la noche del domingo al lunes en Riad.

Los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos, Oman, Qatar y Kuwait) expresaron su "gran inquietud ante la persistencia de las injerencias iraníes" en la región, según el comunicado oficial.

El CCG acusó a Teherán de "fomentar conspiraciones contra la seguridad nacional" de esos países, así como de "sembrar la sedición y la disensión confesionales entre sus ciudadanos" y "causar perjuicios a la soberanía" de los Estados de la agrupación regional.