Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los kurdos de Siria declararon un gobierno provincial en el norte del país este martes, consolidando su presencia geográfica y política en vísperas de las conversaciones de paz en Suiza en la que no van a ser representados.

El consejo municipal manejará los asuntos en uno de los tres distritos administrativos establecidos por los kurdos, que han aprovechado el caos de la guerra civil en Siria para ejercer control en el noreste del país.

El cuerpo, que presidirá un área que incluye las ciudades de Hassaka y Qamishli, tiene su propio presidente y sus ministros de relaciones exteriores, defensa, justicia y educación, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El grupo de seguimiento con sede en Gran Bretaña dijo que las elecciones se celebrarán dentro de cuatro meses.

La presión por una mayor autonomía para los kurdos en Siria ha puesto nerviosos a los poderes regionales, en particular a la vecina Turquía que ya se ocupa de demandas similares por parte de su propia población kurda.


También les ha traído a un conflicto directo con los rebeldes y combatientes islamistas, que intentaron el año pasado tomar el territorio para ellos.

Los kurdos se han quedado en gran medida a su suerte hasta el momento ya que las fuerzas gubernamentales sirias están más preocupadas por los rebeldes y los grupos combatientes islamistas.

Los Kurdos pidieron poder enviar una delegación separada a las conversaciones de "Ginebra 2", diciendo que sus demandas en las negociaciones sobre el futuro de Siria se diferenciaban tanto de las del gobierno como las de la opositora Coalición Nacional, que busca poner fin al régimen del presidente Bashar al-Assad.

Pero el Partido Unión Democrática (PYD), el grupo kurdo dominante en Siria, dijo que su solicitud había sido denegada, culpando a potencias regionales como Arabia Saudita y Turquía, así como a los Estados Unidos de obstruirla.

Las conversaciones de paz estaban en desorden este martes antes de que empezaran, azotadas por la chapuza de las Naciones Unidas en cuanto a la invitación a Irán, una explosión en Beirut y las nuevas evidencias que parecen implicar al gobierno de Assad en la tortura y asesinato de miles de prisioneros.

Algunos partidos kurdos han acordado asistir a las conversaciones bajo el paraguas de la Coalición Nacional respaldado por Occidente, pero el PYD ha dicho que no estaría obligado por las resoluciones alcanzadas en Suiza.

El PYD está alineado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una guerra de tres décadas con el Estado turco en la que han muerto ya mas de 40.000 personas.

La semana pasada, el grupo paraguas político del PKK criticó las conversaciones y dijo en un comunicado que la oposición no era mejor que el partido gobernante Baath de Assad, que ha marginado desde hace mucho a la minoría étnica kurda de Siria.

"En un momento en que todas las partes han sido invitadas a la conferencia, la demanda de los kurdos de participar ha sido pasada por alto", decía el comunicado.

"Su actitud (la de la oposición siria) no es diferente de la del régimen Baath. Ellos no toman en serio las demandas del pueblo kurdo, como la actitud de Turquía."

La declaración comparó las negociaciones del Tratado de Lausana en 1923 que dibujó las fronteras de los actuales Irán, Turquía, Irak y Siria, partiendo la patria étnica de los kurdos en cuatro partes.

"Ellos (los kurdos) vivieron un siglo de sufrimientos como resultado de Lausanne", dijo el comunicado. "Por lo tanto, no van a permitir que "Ginebra 2" sea otra Lausana para ellos."

Fuente: Reuters
la proxima guerra kurdos siria combates rebeldes
Combatientes sirios se enfrentaron con las milicias kurdas en el norte de la ciudad de Alepo, dejando 30 muertos y alrededor de 200 capturados, ha dicho un organismo de control el pasado sábado, lo que desató los temores de que se abra un nuevo frente en un país ya fracturado.

Los enfrentamientos entre combatientes armados y miembros del Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD), la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), entró en erupción el viernes en el barrio de mayoría kurda de Ashrafiyeh.

"Hubo 30 personas - árabes y kurdos - que murieron en los enfrentamientos, entre ellos 22 combatientes de ambos lados", dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos en un comunicado, agregando que Ashrafiyeh todavía estaba bajo control de las milicias del PYD.

Unas 200 personas fueron capturadas, todas menos 20 de ellos por los combatientes, dijo el observatorio.



Los residentes dijeron que unos 200 combatientes se habían trasladado a la zona el jueves, anunciando que habían venido a pasar las fiestas musulmanas de Eid al-Adha, a partir del día siguiente, en el barrio.

Antes de que se movieran a la zona kurda de Alepo, esta había estado relativamente libre de la violencia que ha asolado la ciudad desde que los enfrentamientos entre las fuerzas del presidente Bashar al-Assad y los combatientes armados estallaron allí el 20 de julio.

Un 15 por ciento de la población siria, de 23 millones, son kurdos. La minoría ha permanecido neutral durante la guerra civil en el país, lo que ha sembrado divisiones entre su mosaico de grupos étnicos y religiosos.

Rami Abdel Rahman, director del Observatorio con sede en Gran Bretaña, dijo que si las milicias kurdas fueran a unirse a la lucha, los resultados pueden ser devastadores.

"Hay 100.000 kurdos en la provincia de Aleppo dispuestos a luchar si es necesario", dijo. "Si la lucha árabe-kurda realmente comienza, entonces usted puede olvidarse de la revuelta y Assad se quedará".

Los enfrentamientos del viernes fueron los más feroces entre combatientes kurdos y rebeldes desde que en marzo de 2011 se inició el conflicto en Siria.

Estratégicamente importante, Ashrafiyeh se sienta en las alturas de Alepo y en una ruta entre el norte de la ciudad y el centro.

Durante el verano, el ejército se retiró de las zonas de mayoría kurda, incluyendo Ashrafiyeh y varios pueblos de la frontera turca, dejando a los kurdos con cierto grado de autonomía.

A los combatientes rebeldes sólo se les permite entrar en estas áreas no armados y vestidos de civil.

Una declaración del PYD publicada después de los combates culpaba tanto al régimen de Assad como al rebelde Ejército Libre Sirio por la violencia contra los kurdos.

"Hemos optado por permanecer neutrales, y no vamos a tomar partido en una guerra que sólo traerá sufrimiento y destrucción a nuestro país", dijo el comunicado.

Durante dos días antes del choque del viernes, el ejército bombardeó Ashrafiyeh, dijo el PYD dijo. El viernes, el ELS irrumpió en una carretera que atraviesa Ashrafiyeh y el cercano barrio de Sheikh Maksud, agregó.

"Empezaron a disparar contra los miles de peregrinos congregados en los puestos de control de la milicia," dijo. "Estaban protestando, pidiendo a los grupos armados abandonar las zonas residenciales".

Un grupo rebelde describió la violencia del viernes como el resultado de un malentendido y le echó la culpa al régimen de Assad.

"Nuestros hermanos kurdos son compañeros de nuestra nación", dijo la Brigada Libre Siria en un comunicado. "El problema ... fue el resultado de un malentendido que fue creado por un complot del  régimen".

Massud Akko, un prominente activista y periodista kurdo de Siria, dijo que temía que Assad usaría la violencia del viernes para provocar un conflicto entre los anti-Assad y la milicia kurda.

"Aunque estoy en contra de la entrada del Ejército Libre Sirio en las zonas seguras, el régimen de Assad está buscando maneras de crear conflictos entre los sirios", dijo.

El conflicto, que ha enfrentado al régimen contra los combatientes rebeldes desde que una revuelta contra Assad se transformó en una insurrección armada, ha dejado al menos 35.000 muertos, según el Observatorio.

El PKK, considerado un grupo terrorista por Occidente, se levantó en armas en el sureste de mayoría kurda de Turquía en 1984.

Fuente
la proxima guerra venta de petroleo y gas kurdistan a turquia oposicion del gobierno de irak bagdag
La región semi-autónoma del Kurdistán iraquí ha comenzado a vender directamente petróleo y gas a la vecina Turquía a unos niveles que podrían llevar a la objeción por parte del gobierno central en Bagdad.

El Kurdistán envía cada día al menos 15 camiones de combustible líquido condensado de un remoto campo de gas al puerto de la ciudad de Mersin, en la costa mediterránea del sur de Turquía, informó Reuters este domingo.

Ankara, a cambio, devuelve camiones con pequeñas cantidades de combustible diesel y queroseno para las plantas de energía en la región del Kurdistán iraquí.

"Es un comienzo muy sencillo pero simbólico para el comercio de petróleo directo entre el [iraquí] Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) y Turquía - y habrá más por venir", dijo un funcionario no identificado, y agregó: "Ninguna de las partes está pensando en dejarlo."




El desarrollo se produce en medio de crecientes tensiones entre los funcionarios kurdos y el gobierno central en Bagdad por las exportaciones de petróleo y gas mientras Bagdad llama a ese comercio ilegal y quiere que se detenga.

Turquía, sin embargo, alienta el intercambio, que se inició hace casi dos meses. El ministro de Energía turco, Taner Yildiz dijo que el volumen de manera gradual podría aumentar a 200 camiones por día - aproximadamente 40.000 barriles por día.

El 15 de julio, el portavoz del gobierno iraquí Ali al-Dabbagh dijo que Ankara debe detener la "exportación no autorizada de petróleo" de la región del Kurdistán "a través de su tierra."

El Kurdistán también ha probado la determinación de Bagdad durante meses con la firma de acuerdos con grandes compañías petroleras extranjeras como Exxon y Chevron. Sin embargo, el gobierno de Bagdad rechaza los contratos como ilegales y parte de un impulso para una mayor autonomía kurda.

Bagdad ha dicho en repetidas ocasiones que todos los contratos petroleros en el país, en particular en la región kurda, deben pasar por el gobierno central.

Fuentes
la proxima guerra kurdos en turquia siria irak iran mapa
Washington y Ankara se han puesto de acuerdo para crear un "escudo de inteligencia" para evitar que los militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán Libre entren y operen en territorio turco desde Siria mientras discuten el futuro "después de Assad".

El formato de la cooperación turco-americana antiterrorista anticipa la recaudación conjunta y el intercambio de datos de inteligencia sobre las actividades de los militantes en los distritos fronterizos del territorio sirio y turco, incluid el posible traslado de las armas químicas en el territorio sirio.

De acuerdo con el canal turco NTV, el "escudo de inteligencia" será dirigido por agentes de la CIA que han estado previamente trabajando en Afganistán y Pakistán.

La creación del escudo es el primer resultado conocido de "grupo de planificación de operaciones" turco-estadounidense, cuya creación se inició durante la visita de la Secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton a Turquía el 11 de agosto.



"Como ustedes saben, esta reunión fue convocada como resultado de la conversación que la Secretaria [de Estado] y el canciller turco Ahmet Davutoglu tuvieron el 11 de agosto. Y habían acordado mantener conversaciones intensivas sobre la planificación operacional. Así empezaron las conversaciones que hoy entraron en algunos detalles", comentó en la reunión del Departamento de Estado de los EE.UU. la portavoz, Victoria Nuland.

El grupo que se reunió por primera vez el jueves está liderado por el diputado turco del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Subsecretario Cevik Halit y la subsecretaria de Estado de EEUU, Elisabeth Jones. El cuerpo del grupo incluye a funcionarios militares y de inteligencia de ambos países.

"Hablaron de la amplia gama de cuestiones y desafíos con respecto a Siria, los temas de apoyar a la oposición y acelerar el día en que Assad se vaya y comience la transición, y los problemas de los refugiados", dijo Nuland

La atención más completa del grupo se centró en la era "después de Assad", discutiendo la estructura del futuro Estado sirio una vez que el régimen gobernante alauí se haya ido. Ambas partes insisten en que cualquier posibilidad de un vacío de poder debería evitarse, mientras que todos los elementos terroristas deben ser excluidos de la vida política de Siria.

"También existe la necesidad de planificar para el día después. Cuando llegue ese día, cuando el régimen de Assad caiga y nos adentremos en el gobierno de transición, la comunidad internacional tendrá que ofrecer el apoyo al pueblo sirio para la gestión y la eliminación de algunas de las más peligrosas armas del régimen de Assad", señaló el portavoz del Departamento de Estado de los EE.UU..

Turquía ha venido desempeñando un papel activo en el conflicto sirio desde hace bastante tiempo. Los rebeldes sirios han estado utilizando la porosa frontera turco-siria para el contrabando de armas y dinero, mientras que los servicios secretos que ayudan a los rebeldes sirios han estado utilizando el territorio turco para operar contra el régimen del presidente Bashar al-Assad.

Agentes de la CIA han estado presentes en Turquía desde hace meses, recopilando datos sobre los líderes rebeldes sirios y la distribución de armas entre los militantes. A principios de agosto, el presidente Barack Obama oficialmente autorizó el apoyo encubierto apoyo de EE.UU. a los rebeldes sirios.

Pero, finalmente, el gobierno sirio ha encontrado una manera de vengarse de Ankara, presuntamente dando carta blanca a los kurdos sirios en el trato con los rebeldes en las zonas de asentamientos kurdos a cambio de más amplia autonomía.

Los oficiales en Ankara tiene muchas razones para estar preocupados por los militantes kurdos, que han estado en la lucha militar con Turquía durante más de tres décadas. El número de víctimas del conflicto se acerca a 45.000 en ambos lados.

Los 30 millones de kurdos viven en Turquía, Siria, Irak, Irán y en algunas repúblicas del norte del Cáucaso, la nación kurda sigue siendo la mayor del mundo sin patria. Pero eso puede estar sujeto a cambios.

Con una república de facto existente en el vecino Kurdistán de Irak, donde los kurdos no están ya compartiendo los ingresos del petróleo con Bagdad, se espera que los kurdos vayan a "concentrarse" en su lucha con Turquía, donde los kurdos componen hasta el 25 por ciento de la población.

Puesto que la región del Kurdistán obtuvo una independencia considerable en el momento en que Iraq fue ocupado por las tropas de Estados Unidos, uno podría llegar a la conclusión de que a Washington realmente no le importa la creación de un estado kurdo independiente. Para Turquía, aliado de Estados Unidos, por ejemplo, un evento así puede convertirse en una amenaza directa a la integridad del país.

Los actos de terrorismo organizados por militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Turquía están ocurriendo con mayor regularidad. A la luz de esto, la decisión de Ankara de derrocar al presidente del país vecino se ve realmente incomprensible.

Hasta ahora, los kurdos sirios tienen un "acuerdo de caballeros" con el presidente Bashar al-Assad y actuan dentro de un marco determinado. Una vez que Assad se haya ido y una guerra civil engulla a Siria - el no reconocido Kurdistán en Irak es más probable que vaya a expandirse a costa de los territorios sirios poblados por los kurdos.

Lo que los millones de kurdos de Turquía harán entonces sigue siendo una cuestión abierta.

la proxima guerra turquia despliega militares frontera con siria zona norte dominada kurdos
La reciente retirada del ejército del régimen sirio de la zona del norte dominada por los kurdos ha hecho sonar las alarmas en Ankara, que recibió el sábado un aparente respaldo de Washington a una posible operación militar dentro de Siria.

Cuando la crisis estalló en Siria a mediados de marzo de 2011, se sintió con rapidez al otro lado, en Turquía, donde los refugiados comenzaron a llegar en bandadas de la sangrienta represión.

El presidente turco, Abdullah Gül, anunció a principios de mayo de 2011 que su país se estaba preparando para "el peor caso", aparentemente en referencia a la posibilidad de una gran afluencia de refugiados a través de la larga frontera que su nación comparte con Siria.

Pero cuando la crisis se hizo más profunda en Siria, Turquía comenzó a encarar situaciones aún más alarmantes y su paciencia comenzó a erosionarse, desafiando a su política exterior de "cero problemas con los vecinos" que promueve acercamientos diplomáticos y poder blando.

Las fuerzas sirias del régimen bombardearon áreas dentro de las fronteras turcas en varias ocasiones y derribaron un avión de combate turco en junio pasado. La medida que preocupa a Ankara sobre todo, sin embargo, fue la reciente decisión del régimen de retirar las fuerzas sirias de las zonas fronterizas dominada por los kurdos, en una medida que probablemente será explotada por el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha lanzado numerosos ataques terroristas, la mayoría desde sus bases en el norte de Irak, para la causa de un estado kurdo independiente.

A pesar de haber proporcionado campos de entrenamiento a las fuerzas armadas de oposición de Siria y permitido la transferencia de armas de varios países extranjeros para el Ejército Libre Sirio, Turquía afirma que ha mantenido su poder blando en general en su política con Siria. A lo largo de la sublevación de 17 meses en Siria, Turquía proporcionó asistencia humanitaria a los refugiados, apoyo diplomático a la oposición siria y ha ayudado a intensificar las presiones sobre el régimen del presidente Bashar al-Assad.

Pero esta política de poder blando parecía estar hecha jirones poco después de que combatientes kurdos tomaran el control de las zonas dominadas por los kurdos en el norte de Siria. Los informes iniciales sugieren que las fuerzas del régimen fueron expulsadas ​​por combatientes kurdos de la oposición armada, pero los informes posteriores señalaron que el régimen de Assad deliberadamente entregó esas zonas al Partido Democrático Kurdo Unido vinculado al PKK, que lleva una lucha armada contra Turquía.

Algunos observadores dicen que Turquía no va a tolerar el control kurdo de partes del norte de Siria y está avanzando rápidamente hacia una intervención militar allí. Pero otros argumentan que esta evolución en Siria es probable que degenere para Turquía en una guerra potencialmente dañina.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido que su país "no permitirá que un grupo terrorista establezca campamentos en el norte de Siria y amenace a Turquía".



Las declaraciones de Erdogan señalan la posibilidad de una participación militar directa de Turquía en la crisis de Siria.

La Secretaria de Estado, Hillary Clinton, durante una visita a Turquía este sábado, expresó el apoyo de Washington a la posición de Ankara, al declarar que "Siria no debe convertirse en un refugio para los terroristas del PKK".

Clinton dijo en una conferencia de prensa en Estambul que los Estados Unidos y Turquía crearán un g grupo mixto "para entrar en los detalles reales de la planificación operativa ... de forma muy intensa."

Othman Ali, jefe del turco-kurdo Centro de Estudios de Irak, escribió recientemente en Today´s Zaman, "Turquía no puede darse el lujo de ver al PKK vagar libremente por Siria y que lo utilicen como una base desde la cual lanzar ataques armados contra el país".

"El presidente sirio había decidido que era hora de jugar la carta del PKK contra Turquía, una vez más al igual que su política en la década de 1990", agregó Ali.

Turquía y Siria estuvieron al borde de la guerra en 1998, cuando se supo que Damasco estaba dando cobijo al líder del PKK Abdullah Ocalan.

Abdallah Schleifer, investigador adjunto en el Instituto de Medio Oriente en Washington, DC, le dijo a Al Arabiya que "un compromiso militar turco en Siria, ya sea como una sincera preocupación por la seguridad nacional turca o una justificación conveniente para la intervención directa ... es una posibilidad muy fuerte".

Las indicaciones de una eminente participación militar turca en Siria obtuvo un mayor apoyo con los informes que indican que un gran despliegue de tropas turcas se llevaba a cabo cerca de la frontera con Siria. Videos amateur de YouTube mostraron equipo militar siendo trasladado por tren hasta la frontera con Siria.

Sin embargo, estos movimientos pueden ser también más de una demostración de poder y un mensaje a los activistas kurdos en Siria que un período previo a unas operaciones militares directas a gran escala, lo que podría ser costoso y perjudicial para la imagen internacional de Turquía.

Ilnoor Shafiq, un analista político con sede en Ankara, descartó cualquier operación militar a gran escala en Siria, diciendo que Turquía sólo podría interferir en el marco de una alianza internacional contra Siria, pero nunca de manera unilateral - hay pocas ganas de partir contra la política turca de "cero problemas con los vecinos".

"Si hay incursiones de combatientes kurdos en la frontera, Turquía podría responder mediante la persecución de ellos, pero no vamos a ver una operación a gran escala que tenga lugar", dijo Shafiq.

Fuente

CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS DEL FORO SOBRE ESTE TEMA
la proxima guerra rebeldes kurdos pkk turquia siria
Siria ha estado ofreciendo la ciudadanía a los kurdos y permitiendo que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, familiarmente conocido como el PKK y considerado por el Departamento de Estado de EE.UU. como una organización terrorista, opere contra Turquía desde territorio sirio, alimentando aún más el conflicto entre los países vecinos.

"Después de años de ningún vínculo entre ellos, Assad dio la bienvenida una vez más al PKK en Siria", dijo el Dr. Ely Carmon, un Investigador Senior en el Instituto para la lucha contra el terrorismo en el Centro Interdisciplinario (IDC) en Herzliya.


El levantamiento en Siria y la respuesta brutal por parte del régimen de Bashar Assad, han tensado las relaciones entre Turquía y Siria y las empujaron al borde de un conflicto armado.

La tensión aumentó la semana pasada cuando las tropas sirias derribaran un avión supuestamente desarmado del ejército turco que cruzó brevemente sobre los cielos de Siria. Ankara respondió con un despliegue de tropas a los 550 millas de frontera con Siria, que también respondió de la misma forma, enviando unos 170 tanques a la zona.

Los dos países, aliados desde hace 18 años, casi fueron a la guerra en los años 90 por el apoyo de Siria al PKK.

La organización fue fundada en 1978, en el Líbano, un país gobernado por Siria en aquel momento. El PKK lanzó incursiones transfronterizas en Turquía y fue apoyada por Damasco y Moscú - la primera como parte de una disputa territorial y la segunda como parte de las maniobras de la Guerra Fría contra Turquía, un país clave de la OTAN. Siria siguió acogiendo al PKK y su líder Abdullah Ocallan hasta finales de los 90, cuando Turquía amenazó con la guerra. El régimen de Assad cedió, derrocado a Ocallan y firmó un tratado con Turquía.

Esto ha cambiado drásticamente en los últimos 17 meses de levantamiento en Siria.

El liderazgo sunita musulmán en Turquía se apresuró a condenar el derramamiento de sangre en Siria. Se abrió la frontera a decenas de miles de refugiados de Siria y ha estado presuntamente prestando asistencia militar a las guerrillas sunitas que combaten contra el régimen alauí. Damasco respondió con dos jugadas que se refieren a los apátridas, los kurdos minoritarios que viven en el noroeste de Siria, Turquía, Irán e Irak.

la proxima guerra mapa kurdos pkk kurdistan siria turquia iraq iran syria turkey map
La primera es interna. De acuerdo con un artículo escrito por Soner Cagaptay, Director del Programa de Investigación de Turquía en el Instituto Washington para Estudios del Cercano Oriente, a finales de 2011 Assad ofreció la ciudadanía "Árabe Siria" a 300.000 kurdos y a los kurdos en Siria se les permitió la apertura de seis escuelas de lengua kurda en la región. Se les permitió, por primera vez, enseñar a los estudiantes en su lengua y enarbolar su bandera. Cagaptay y otros interpretaron la medida como un intento de aplacar a un enemigo potencial en estado multiétnico que es Siria.

Además, a partir de marzo de 2012, Assad dio la bienvenida de nuevo al PKK en suelo sirio. Cagaptay informó que entre 1500 y 2000 soldados del PKK se trasladaron desde el enclave de Qandil a lo largo de la frontera entre Irán e Irak hacia Siria.

Después de que tres oficiales turcos fueron asesinados en un ataque cerca de la frontera con Siria en mayo, el ministro del Interior turco Naim Şahin Idris confirmó al turco Zaman Times que "la agrupación terrorista que no estaban allí hace un año habían aparecido."

El PKK, según Carmona, está siendo utilizado como un arma de doble filo - "sobre todo frente a Turquía, para tratar de disuadirlos de ayudar a la oposición", dijo Carmona, "pero también internamente."

Un informe de ACNUR, escrito por Emrullah Uslu en abril, confirmó esta sospecha, alegando que el PKK ha ido sofocando la resistencia al régimen de Assad mediante el asesinato de los dirigentes kurdos que quieren unirse a la oposición armada dentro de Siria.

Como respuesta a estos acontecimientos, el Consejo de Seguridad Nacional de Turquía ha estado discutiendo el establecimiento de una zona de seguridad de Turquía dentro de Siria.

"Este podría ser el desencadenante de tales planes", dijo Carmon.


CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS DEL FORO SOBRE ESTE TEMA

la proxima guerra kurdos en siria kurdistan


Asaltados por las fuerzas turcas e iraníes, los rebeldes kurdos están comenzando a unirse, pero los kurdos sirios siguen siendo reacios a trasladarse a la autonomía que sus hermanos iraquíes han obtenido.

El fin de semana, los kurdos sirios se reunieron en Estocolmo para elaborar una hoja de ruta de acción contra el régimen sirio del presidente Bashar Al-Assad. Prácticamente todos los mas de 50 participantes pertenecían a la diáspora kurda de Siria que tenían como objetivo presionar a los kurdos para volver a casa, y mostrarse así mas desafiantes contra el régimen de Assad.

"Queremos ofrecer una visión clara y proyectos prácticos para activar la función de los kurdos en Siria y en el extranjero para derrocar el régimen de Bashar al Assad, y dar la transición pacífica del poder al pueblo", dijo el organizador de la conferencia Massoud Akko, un kurdo activista de los derechos humanos que vive en Noruega, a The Media Line.