Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-mv-22-osprey-aviones-rescate-sudan-del-sur-atacados-disparos
Dos aviones militares de Estados Unidos han recibido disparos durante una misión de evacuación en Sudán del Sur, según los informes.

Resultaron heridos tres miembros del personal de servicio de los Estados Unidos, con uno de ellos en estado crítico. Se piensa que por lo menos uno de los aviones fue dañado.

Sudán del Sur ha culpado del ataque a las tropas rebeldes.

Las autoridades dijeron que el avión se dirigía a Bor, capital del estado de Jonglei y escenario de algunos de los peores escenarios de violencia del país en la última semana.



Después de ser disparados los aviones dieron la vuelta y se dirigieron a Kampala, en Uganda. Desde allí los miembros del personal heridos fueron trasladados a Nairobi, Kenia para recibir tratamiento médico.

Los combates estallaron en la capital de Sudán del Sur, Juba entre facciones del ejército el domingo pasado y se han extendido a otras regiones.

Los refugiados huyen de la violencia mortal en el sur de Sudán

Kenya dijo el sábado que va a enviar tropas a Sudán del Sur para evacuar a unos 1.600 ciudadanos. Muchos están atrapados en Bor, que ha sido tomada por los rebeldes.

El Presidente Uhuru Kenyatta ha "ordenado a la KDF (Fuerzas de Defensa de Kenia) comenzar la evacuación inmediata de los 1.600 kenianos atrapados en el sur de Sudán", dijo un portavoz en un comunicado.

"A pesar de la relativa calma en Juba, una serie de otras ciudades del sur de Sudán están bajo el fuego", añadió, diciendo que los kenianos "están principalmente en la ciudad de Bor".

Otros, en las ciudades de Rumbek, Ayod y Panyabol "también serán trasladados en avión a un lugar seguro."

"El presidente también ha ordenado la entrega inmediata de alimentos, agua y medicinas a Sudán del Sur para ayudar a hacer frente a la emergencia", añadió el portavoz.

"La entrega de estos suministros de emergencia se inició esta mañana. Aviones militares de Kenia están entregando envíos a Sudán del Sur."

Kenia, que fue sede de las conversaciones de paz que pusieron fin a la guerra civil de 1983-2005, en Sudán, y que allanó el camino para la independencia de Sudán del Sur hace dos años, también está apoyando los esfuerzos para poner fin a la última crisis.

El viernes Uganda desplegó tropas en Sudán del Sur para reforzar la seguridad y ayudar a su gente a escapar de manera segura.

Un número de otras naciones incluyendo a Gran Bretaña han enviado vuelos de emergencia para evacuar a sus ciudadanos.

Fuente: Sky News
la-proxima-guerra-ataque-centro-comercial-westgate-nairobi-kenia-tropas-israelies
Así como Estados Unidos y Gran Bretaña prestaron ayuda a las fuerzas de seguridad kenianas, luego de la toma del centro comercial Westgate, el Gobierno israelí también tiene intereses geopolíticos en Kenia y Somalia.

Desde que surgió la noticia de la ocupación del centro comercial en Nairobi por milicias islámicas Al Shabab de Somalia, un avión militar israelí llegó a la capital de Kenia para apoyar a las ya presentes fuerzas estadounidenses y británicas a liberar junto con soldados y policías kenianos a la mayor cantidad de rehenes posibles.

Al Shabab —Al Qaeda en Somalia— había advertido que cometería atentados en el vecino Kenia por la ayuda militar que presta este país en la lucha por el caótico Cuerno de África, que se encuentra inmerso en una guerra civil desde 1991.

Intereses geopolíticos

Tel Aviv y Kenia reforzaron sus lazos militares en 2002 luego de que una bomba de Al Qaeda estallara en el hotel Paradise en Mombasa matando a 13 kenianos y tres israelíes. Ese mismo día, en una acción coordinada, 261 pasajeros a bordo de un avión de la compañía israelí Arkia corrieron un gran riesgo luego de que dos misiles no pudieran impactar contra la nave. Desde ese momento, instructores israelíes entrenan soldados antiterroristas kenianos.

Israel —al igual que Estados Unidos y Gran Bretaña— se acerca a Kenia porque es un país clave en la lucha geopolítica contra Sudán —que es aliado de Irán y China— y para combatir a Al Shabab en Somalia.



Además, Kenia se transformó en un país vital para el transporte de petróleo, tras la partición sudanesa en 2011 —quedando Sudán por un lado y Sudán del Sur por el otro—.

Los hidrocarburos que antes controlaba Sudán ahora pasan a manos occidentales a través de su alianza con Sudán del Sur. Aunque China construyó un oleoducto desde Sudán del Sur que atraviesa Kenia y que desemboca en el Océano Índico, para su exportación.

De esta manera Pekín no queda aislada de la separación de Sudán.

El nexo con Somalia

Desde 1991 Somalia no solo no tiene un Gobierno central estable sino que está viviendo una guerra civil entre clanes que buscan controlar el Cuerno de África de manera casi feudal, con el aditamento de la aparición, en 2004, de guerrillas islámicas que intentan transformar al país en un Estado religioso al estilo talibán.

Así surgió Al Shabab, como un desprendimiento de los Tribunales Islámicos. Las ventajas de Somalia para Occidente son varias. Una de las más importantes es la situación geográfica, ya que por sus costas transita el 13 % del comercio mundial, barcos que atraviesan el canal de Suez que van y vienen de Europa, y además circula gran parte del petróleo de Medio Oriente.

Su riqueza pesquera está siendo aprovechada por buques de todo el mundo ante la ausencia de control estatal de los mares. Entre su patrimonio cuenta además con uno de los más grandes acuíferos de agua dulce del continente, que comparte con Eritrea y Etiopía.

Kenia fue clave en 2004 en la formación de un Gobierno de transición somalí, primero en territorio keniano y luego en la ciudad de Baidoa.

El apogeo de las milicias islámicas fue alcanzado en junio de 2006 cuando lograron controlar vastas regiones del país. Dos meses después, Estados Unidos dio el visto bueno para que Etiopía interviniera militarmente para respaldar al Gobierno de transición y luchara contra las guerrillas musulmanas.

Washington reforzó el apoyo a los militares etíopes bombardeando, en enero de 2007, supuestas bases rebeldes en donde se entrenan combatientes de Al Qaeda procedentes de todo el mundo musulmán, de acuerdo con las declaraciones del Gobierno estadounidense.

Israel, Al Shabab y el terrorismo en Siria

Sin embargo, Etiopía se tuvo que retirar por el repudio de la población. Fue entonces cuando Al Shabab se hizo más fuerte, a pesar de soportar esporádicos bombardeos estadounidenses contra sus bases, la lucha contra los clanes y contra una fuerza multinacional africana encabezada por Kenia y del combate contra los piratas que amenazan las costas somalíes. Se cree que disponen de entre 7.000 y 9.000 combatientes y que la inspiración religiosa es wahabita, como la de Al Qaeda y Arabia Saudita, cuando la mayoría de los ciudadanos somalíes son sufíes. Junto con Etiopía, Kenia es clave para defender los intereses occidentales e israelíes en el este de África y luchar contra el extremismo islámico en Somalia, que a su vez afecta al vecino Yemen en la península arábiga.

Aunque Israel no apoye a ningún bando concreto en la guerra de Siria entre el Gobierno laico de Bashar Al Assad y grupos heterogéneos rebeldes, en los que predominan combatientes wahabitas ligados a Al Qaeda, un artículo del diario 'Jerusalem Post' rebeló que el embajador israelí en Estados Unidos, Michael Oren, manifestó: "Los malos muchachos apoyados por Irán son peores para Israel que los malos muchachos que Irán no apoya".

Siguiendo esta línea de pensamiento, es contradictorio que Israel combata a los wahabitas infiltrados en Kenia y los prefiera en Siria antes que a Al Assad, que se ha abstenido de atacar territorio israelí, por una cuestión claramente estratégica.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-ataque-centro-comercial-westgate-nairobi-kenia
¿Cuáles son las posibilidades de que los únicos miembros de la familia del presidente keniano Uhuru Kenyatta que visitaban el centro comercial Westgate de Nairobi en medio de un ataque transfronterizo sin precedentes por parte de terroristas de Al Qaeda Al Shabaab -y que estos miembros de la familia fueran aislados con éxito y asesinados? La BBC informó en su artículo, "Nairobi Westgate attack: The victims", que:

El sobrino del Presidente Uhuru Kenyatta, Mbugua Mwangi y su prometida Rosemary Wahito son algunos de los muchos kenianos que murieron en el ataque contra el centro comercial Westgate.

¿Cuáles son las posibilidades de que Al Qaeda fuera armada y financiada por los EE.UU. en Afganistán en la década de 1980, en Libia en 2011, y ahora en Siria para socavar a los enemigos de Wall Street y Londres, pero no lo esté en Somalia para socavar a la vecina Kenia, cuyo nuevo presidente ganó en parte debido a una reacción popular contra la desacreditada Corte Penal Internacional de Occidente (ICC)?

De hecho, el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta fue acusado por la Corte Penal Internacional por "crímenes contra la humanidad", aun cuando se postuló para presidente. El periódico keniano, The Standard, publicó "¿Se repite la historia mientras Uhuru Kenyatta, al igual que su padre, se enfrenta a un juicio?", donde la persecución del actual presidente Kenyatta por parte de la ICC es vista como un paralelo de la persecución a su padre, Jomo Kenyatta, por parte del dominio colonial británico.

Afirmó :

En abril de 2011, Ngengi Muigai, un pariente cercano de Uhuru estableció paralelismos entre sus cargos en la Corte Penal Internacional y el juicio, la detención y el encarcelamiento ilegal de su padre por el gobierno colonial británico.



¿Cuánto puede una esposa y una madre aguantar? Las tribulaciones de su marido por los colonialistas británicos y ahora de su hijo por los neo-colonialistas, dijo Ngengi.

Mama Ngina había dicho en el mismo lugar: Estoy seguro de que Uhuru, Ruto y el resto irán a La Haya y volverán para que podamos proceder con la construcción nacional.

Lo dijo el día en que puso sus manos tanto sobre su hijo como sobre Ruto mientras rezaba por su retorno seguro de La Haya.

Ella dijo que los cargos que enfrenta su hijo y sus compañeros sospechosos eran obra de los neocolonialistas e instó a los kenianos a apoyar a Uhuru y a resistir al igual que habían resistido al dominio colonial británico.

Los colonialistas nos dieron problemas y ahora está claro que nunca han cedido, dijo la ex primera dama.


La ex primera dama no es la única en ver a la ICC como la sucesora del día moderno del antiguo sometimiento y colonización europea. La persecución del presidente Kenyatta por la Corte Penal Internacional es un signo revelador de que se ha creado enemigos en Occidente. La Corte Penal Internacional es una institución en sí desacreditada abiertamente colaborando junto a la OTAN y, en particular, junto a los EE.UU., Reino Unido y Francia para atacar a enemigos políticos de todo el mundo.

Esto se hizo muy claro en Libia en 2011, donde la Corte Penal Internacional ha desempeñado un papel crucial en la campaña de propaganda de la OTAN contra Trípoli, con la "confirmación" del Fiscal de la CPI Luis Moreno-Ocampo de que el hijo del líder libio Muammar Gaddafi, Saif Al-Islam fue "capturado" por militantes libios y estaba de camino a la Haya. Saif Al- Islam volvería al día siguiente, muy libre y seguiría liderando la defensa de Trípoli. Es decir, la CPI mintió como parte de una operación psicológica más amplia de la OTAN para retratar la capital de Libia, abrumada y capturada.

La Corte Penal Internacional, es totalmente rechazada por la Unión Africana (UA), según ha señalado el artículo del Economist, "Disparando a tus propios pies", donde dijo:

Los jefes de Estado de todo el continente se reunieron en Addis Abeba, la capital etíope, el 27 de Mayo para celebrar el 50 aniversario de la Unión Africana y su precursor, la Organización de la Unidad Africana. Se felicitaron por lo bien que habían supuestamente colaborado en las últimas décadas, y entonces aderezaron un poco las cosas disparando andanadas contra la Corte Penal Internacional de La Haya. Guiados por el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, quien preside el sindicato en ese momento, lanzaron diversas acusaciones al tribunal de racismo y de "cazar" africanos.

The Economist, con su habitual arrogancia neo-imperialista, sostuvo que el respeto a la CPI sería esencial para el continuo crecimiento de África, ya que era parte de las "normas internacionales" que África debe seguir a fin de seguir atrayendo inversión extranjera.

Cuando una orden de arresto fue emitida para el líder libio Muammar Gadafi por la institución Occidental, la Unión Africana la rechazó también. AP informó en su artículo, "La Unión Africana hace caso omiso de la orden de arresto de Gadafi", que:

El órgano de representación de los países africanos ha pedido a sus miembros hacer caso omiso de la orden de detención emitida para el líder libio, Muammar Gaddafi, en un movimiento que va a debilitar gravemente la capacidad de la Corte Penal Internacional para llevarlo ante la justicia.

El desmoronamiento de las "instituciones internacionales" de Occidente representa una disminución de su influencia en el mundo y su capacidad para vaciar el Tercer Mundo de sus recursos para su propio beneficio. Los que están en el continente africano y en otros lugares que desafían el orden internacional de Occidente, pagan por ello con represalias rápidas ya sean duras sanciones económicas, operaciones militares encubiertas, o en el caso de Libia, la agresión militar a gran escala.

Este nuevo presidente de Kenia, que fue elegido en lo que podría interpretarse fácilmente como un ataque contra la ya tambaleante legitimidad de la CPI y sus intereses corporativo-financieros que ideó y actualmente perpetua la institución, parece ser el motivo más convincente detrás del reciente ataque en Nairobi. Si se permite a las naciones desafiar abiertamente y erosionar el estado de occidente como autoproclamado árbitro internacional, el gran castillo de naipes socioeconómicos geopolíticos construido sobre esta mesa inestable caerá con ella.

En efecto, al igual que Occidente utiliza enumeradas organizaciones terroristas, como el Grupo Islámico Combatiente Libio (LIFG) en Libia, y ahora el frente Al-Nusra en Siria, para atacar y derrocar a los gobiernos de su desagrado, Al Shabaab, que mantiene vínculos directos con ambas organizaciones terroristas parece haber sido soltada en Kenia.

El atentado de Nairobi representa una escala y nivel de sofisticación que requiere la tutela estatal y la inteligencia a la par en el interior de Kenia con el fin de apuntar como objetivos y asesinar a varios miembros de la familia del presidente. Ese patrocinio estatal sin duda no está en un lugar en el vecino del norte de Kenia, Somalia, sino más bien en Washington, Londres, París, Tel Aviv, Doha y/o Riad.

Atacar a un centro comercial lleno de civiles, en su valor nominal, representa un nivel muy bajo de pensamiento estratégico corto de vista, a pesar de la magnitud de la operación, y teniendo en cuenta que los miembros de la familia del presidente estuvieron presentes y fueron localizados y aislados, indica un nivel mucho más alto de sofisticación -un nivel de sofisticación que determina fácilmente que un ataque serviría para galvanizar a la opinión pública de Kenia a favor del aventurerismo militar de EE.UU. y su AFRICOM en África en la búsqueda de "al-Qaeda", Kony y otros, no en su contra.

Mientras los hechos siguen apareciendo, y con los líderes occidentales pidiendo al mundo una vez más de manera rápida y colectivamente reaccionar en base a las emociones de rabia, odio y miedo, las preguntas básicas de "¿qui bono?" y quien en realidad poseía la capacidad operativa para llevar a cabo o al menos dirigir tal ataque, deben ser hechas y contestadas. Si, efectivamente, Al Shabaab llevó a cabo este ataque, ¿fueron ellos armados, financiados y dirigidos por intereses especiales occidentales como sus asociados en las filas del Grupo Islámico Combatiente Libio y Al Nusra que se encuentran en Libia y Siria? ¿A qué presión someterán Occidente ahora a Kenia a raíz de este ataque para que actúe fuera de sus fronteras en conjunto con las campañas de AFRICOM en curso?

Por el futuro de Kenia, la razón y los hechos deben prevalecer, no las emociones y la propaganda.

Fuente: Landestroyer
la-proxima-guerra-lista-de-objetivos-militares-eeuu-kenia-somalia
Según informes, los Estados Unidos están preparando una lista de objetivos para posibles ataques militares en Kenia y otros países africanos.

El ex general de EE.UU. Vice Jefe del Estado Mayor, el General Peter Chiarelli dijo que los ataques estarían dirigidos a objetivos militantes involucrados en el ataque mortal del domingo a un centro comercial en la ciudad capital de Kenia, Nairobi.

Presuntamente combatientes somalíes de Al-Shabab se han atribuido la responsabilidad del ataque, diciendo que es una represalia por las acciones militares de Kenia en Somalia.

"Se están preparando los objetivos... y perfeccionando las listas de objetivos, tratando de llenar los vacíos que posiblemente tenemos", dijo el ex general de cuatro estrellas en una entrevista con el programa This Week de ABC, este domingo.

"La inteligencia se ha reunido y continuará reuniéndose para rellenar los agujeros que tenemos sobre lo que pasó en este ataque en particular y lo que podría pasar en el futuro", añadió el general Chiarelli.



Chiarelli describió la situación como "caótica", y agregó que los funcionarios militares de Estados Unidos están "haciendo toda clase de cosas que se pueden hacer para obtener información."

Él, sin embargo, se negó a entrar en cómo y con qué medios las fuerzas de EE.UU. y sus aliados irán a por los objetivos de los escondites del grupo en Kenia.

Esto mientras fuentes de seguridad en Nairobi revelaron que Israel ha enviado a sus fuerzas especiales a Kenia para luchar contra los militantes en el centro comercial Westgate en Nairobi, según un informe de AFP.

El informe agrega que comandos israelíes fueron trasladados al país del este africano justo después del comienzo del ataque.

Fuente: Press Tv
la-proxima-guerra-comandos-fuerzas-especiales-israel-se-unen-a-ejercito-kenia-ataque-al-shabab-nairobi-centro-comercial
La AFP informa según una fuente de seguridad en Nairobi que fuerzas especiales israelíes se han unido a las fuerzas armadas de Kenia en el asalto al centro comercial Westgate, este domingo 22 de septiembre, para romper el punto muerto en el que una docena de hombres armados somalíes vinculados a Al Qaeda se han atrincherado con rehenes por segundo día. La cifra de muertos por el ataque del Sábado por disparos y granadas se ha elevado a 59, con 205 personas heridas.

Debkafile, la única publicación del mundo que reveló la participación israelí desde el inicio del ataque al centro comercial en Nairobi ayer sábado, ahora da a conocer que los comandos israelíes fueron trasladados a Kenia cuando el centro comercial Westgate fue atacado. Nairobi invocó un pacto de seguridad secreto entre los dos gobiernos en el que Jerusalén garantiza la asistencia militar al gobierno de Kenia si se ve amenazada por una fuerza extranjera.

Esta fue la primera vez que las fuerzas antiterroristas especiales israelíes han luchado contra terroristas de Al Qaeda cara a cara en suelo extranjero. El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí se negó a confirmar o negar cualquier envolvimiento en Kenia.

Debkafile informó en exclusiva el sábado que los terroristas somalíes respaldados por AQAP tenían como objetivo atacar a dos objetivos: Kenia e Israel.



Después de la liberación de los musulmanes, los asaltantes se apoderaron de un número indeterminado de rehenes, algunos en la planta baja donde se encuentran las tiendas israelíes y también en otras partes del edificio de siete pisos. Desconocido es también el número de víctimas heridas y posiblemente muertos, incluidos los extranjeros, que aún se encuentran atrapados en el edificio. Se informó de muertos o heridos de entre los ciudadanos americanos, británicos, franceses y canadienses, en el ataque inicial del Sábado.

Las autoridades de Kenia e Israel han mantenido en secreto la escena del interior del centro comercial, de la que se escucharon una ráfaga de disparos y explosiones durante la mañana. La policía local y las fuerzas especiales están tratando de forzar a los hombres armados islamistas a rendirse y renunciar a los rehenes.

Los expertos de seguridad israelíes se sabe que están ayudando en la operación.

Los EE.UU. enviaron un comando a Nairobi desde sus bases en Italia y el Reino Unido, un equipo avanzado de lucha antiterrorista. El gabinete Cobra está celebrando sesiones continuas en Londres al tiempo que la situación se desarrolla.

En Israel, ninguna autoridad está dispuesta a comentar sobre el incidente, a pesar de la participación de Israel. Se ha informado que tres israelíes fueron rescatados del centro comercial el sábado, pero no hay ni una palabra sobre algunos que todavía puedan estar atrapados allí.

Desde su creación en 2006, el grupo terrorista somalí Al-Shabab ha mantenido fuertes vínculos operativos con el comando AQPA con base en Yemen por su larga y sangrienta insurgencia contra el gobierno de Mogadiscio. Nuestras fuentes antiterroristas informan de que la banda somalí recibe capacitación, municiones y atención médica en los campamentos de Yemen de Al Qaeda. Ellos interactúan con frecuencia por medio de lanchas que navegan con regularidad entre Yemen y Somalia.

La escala del ataque al centro comercial Westgate, que ha implicado hasta una veintena de combatientes bien entrenados, armados con grandes cantidades de munición, señaló a la participación de AQAP desde el primer momento.

En el pasado, Al Qaeda ha distinguido notoriamente objetivos estadounidenses e israelíes en el este de África - los ataques de 1998 contra las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania, y el asalto de 2002 a turistas israelíes en Mombasa.

Sin embargo, el atentado de Nairobi estaba relacionado con el presente.

A los ojos y los oídos de Al Qaeda en Kenia no han pasado desapercibidas la asistencia militar y de inteligencia que Israel presta a Kenia para sus operaciones contra el terrorismo islamista en dos áreas: El ejército israelí y los cuerpos de seguridad envían equipos de combate y ofrecen consejos tácticos a las unidades de Kenia que están luchando junto al gobierno somalí contra las fuerzas de Al Shabab, y los organismos y la policía de inteligencia de Israel que están ayudando al gobierno de Kenia a construir un escudo o barrera fuerte contra el desbordamiento de la guerra somalí, para evitar que Al Shabab abra un segundo frente a la retaguardia de las fuerzas kenianas que luchan por la frontera.

Esta barrera protectora tuvo claramente una fuga este sábado.

Fuente: AFP y Debkafile
la-proxima-guerra-tiroteo-atentado-islamista-alshabab-kenia-nairobi-centro-comercial
Una decena de hombres armados han participado en un tiroteo en un centro comercial en Nairobi en el que han muerto al menos 30 personas y unas 50 han resultado heridas. Según la Cruz Roja hay un "masivo número" de víctimas mortales. Los asaltantes, que según los primeros indicios podrían ser miembros del grupo radical islamista Al-Shabab, mantiene como rehenes a un número indeterminado de personas.

A falta de una confirmación oficial, Al-Shabab ha reclamado el asalto a través de su cuenta de Twitter asegurando que va a a ser "una larga odisea". "¿Recordais Bombay? (...) Va a ser un largo calvario en Westgate", afirmaron los integristas en su cuenta en la red de microblogging, en alusión a los ataques de la ciudad india, en los que murieron 166 personas tras la toma de rehenes en hoteles de lujo, la estación de trenes y un centro cultural judío.

El incidente ha comenzado sobre las 12 del mediodía y al poco tiempo ya se habían hecho con el control de la mayor parte del edificio. A esa hora, según agentes de la Policía que pidieron el anonimato, el centro estaba muy concurrido, posiblemente por unas tres mil personas, que habían acudido a tomar su almuerzo en las cafeterías o hacer compras de fin de semana en el supermercado y las tiendas que hay en su interior. Al parecer también habrían lanzado algunas granadas, aunque este extremo no se ha podido confirmar.

Sobre las 19.00 hora local (18.00 en España) se ha producido un nuevo tiroteo, en esta ocasión, dirgido desde el interior del edificio hacia fuera. Los periodistas y otras personas que permanecen en las inmediaciones del edificio han sido evacuadas tras los disparos, que pudieron escucharse desde el exterior y se prolongaron durante unos 15 segundos.



A continuación, "los atacantes fueron aislados y rodeados en una de las plantas. El resto del centro comercial parece seguro", aseguró una fuente policial.

Un 'ataque terrorista'

La policía ha rodeado el recinto, frecuentado por expatriados y keniatas adinerados y ha instado a los residentes a mantenerse alejados de la zona. El ataque es obra de "un grupo terrorista", según fuentes policiales.

El ataque ha sido perpetrado por un "grupo terrorista" formado por una docena de hombres, según han explicado a AFP fuentes policiales. "El estilo del ataque y la forma en que (los atacantes) hablan con sus objetivos muestran claramente que están bien preparado para un ataque terrorista", dijo un policía que también explicó que el comando estaba formado por unos 10 miembros todos vestidos igual.

Este ataque "no puede ser un simple robo ya que todos los supervivientes dicen el grupo atacó y abrió fuego", explicó el policía.

La policía ha detenido a un sospechoso que estaba herido y mantiene a varios inmovilizados, según ha confirmado el inspector jefe de la Policía, David Kimaiyo, a través de su cuenta de Twitter. "Se trata de un sospechoso y se le trata como tal. Ha sido llevado al hospital y permanece bajo supervisión para ser interrogado", dijo una fuente policial. Los policías que detuvieron "tiene razones para creer que es uno de los atacantes".

Un testigo ha explicado a ELMUNDO.es que los atacantes han empezado a disparar indiscriminadamente contra la gente. "Estábamos en el segundo piso y hemos oído un estruendo. Al principio creímos que una parte del techo se había desplomado, pero luego hemos empezado a oír más tiros y la gente ha salido corriendo".

Los testimonios

Algunos testigos han explicado que los asaltantes hacían preguntas a los rehenes relacionadas con el Islam y si no eran capaces de contestarlas les disparaban. Otros dicen que le daban un texto en árabe y si no podían leerlo eran ejecutados.

"En la parte trasera del centro comercial, hay 13 cuerpos en diversos lugares. Mis colegas que se encontraban en los pisos superiores dicen que hay más muertos, pero yo sólo he visto 13", ha explicado un oficial de policía de alto rango a Afp.

Las informaciones sobre el suceso todavía son muy confusas y la policía está centrada en liberar a la gente que todavía está atrapada en el interior, pues es un centro comercial muy concurrido. Por el momento hay cinco muertos confirmados y se especula con que habría al menos una 40 más.

Kena Claude, un fotoperiodista keniano que ha llegado hasta uno de los niveles superiores del aparcamiento adyacente al centro comercial, explica que ha contado "por lo menos 42 cuerpos tendidos en el suelo y tapados con mantas". Al parecer entre los muertos hay muchas mujeres y jóvenes, pues hoy se celebraba un concurso de cocina para adolescentes.

Un grupo de 20 personas que se escondía en una juguetería ubicada en uno de los pisos superiores del centro -que tiene cuatro plantas- ha sido evacuado.

Los atacantes hablan un idioma extranjero, quizá árabe o somalí, según un testigo de la matanza. "No hablan suajili, hablaban algo que parecía árabe o somalí. Pero no estoy seguro porque no hablo esos idiomas", aseguro la fuente después de haber logrado escapar del centro comercial. "He visto que ejecutaban a personas después de que les pidieran que dijeran algo".

Dos españolas

La Embajada española ha confirmado que entre la gente atrapada en el centro comercial se encontraba al menos una española y su hija, que estaba escondida en una de las tiendas del centro comercial y que ya ha sido liberada.

"Están bien, a salvo", ha declarado una fuente del Ministerio a Europa Press. La fuente ha matizado que en ningún momento las dos españolas fueron tomadas como rehenes por los atacantes.

Según Exteriores, no hay constancia de que haya más españoles implicados, "ni entre los rehenes ni entre las víctimas". La Embajada española en Nairobi está siguiendo este incidente.

El Departamento de Estado de EEUU ha admitido tener conocimiento de que varios ciudadanos estadounidenses han resultado heridos en el ataque.

Fuente: El Mundo
la proxima guerra mapa kenia somalia aviones de combate bombardean ciudad somalia
Aviones de combate kenianos han bombardeado un aeropuerto en el sur de Somalia, donde se lucha contra combatientes de al-Qaeda vinculados a al-Shabab, según informaron funcionarios.

Los ataques tuvieron lugar en la ciudad portuaria de Kismayo la noche pasada de este martes.

"Nuestras fuerzas han llegado a Kismayo con cazas y han destruido el arsenal y un almacén utilizado por al-Shabab en el aeropuerto", dijo Cyrus Oguna, un portavoz del ejército keniano.

No pudo dar cifras sobre el número de víctimas en el que se haya incurrido.



Ali Mohamud Rage, un portavoz de al-Shabab, minimizó el impacto del bombardeo y dijo que no había dado lugar a ninguna muerte.

"Nadie murió y no hubo daños a la propiedad", dijo a la agencia de noticias AFP. "La fuerza aérea de Kenia tal vez estaba tratando de levantar la moral a sus soldados desmoralizados".

"Fuertes explosiones"

Los residentes informaron de al menos tres pesadas explosiones cerca del aeropuerto, donde los combatientes tienen su base.

"Las explosiones fueron muy pesadas ​​y sacudieron el aeropuerto", dijo Abdi Ugas, un testigo.

"Se dirigían al aeropuerto... una de ellas fue muy pesada", dijo Osman Ali, otro residente de Kismayo.

La ciudad es el último bastión importante de al-Shabab, que ha perdido la mayoría de sus otras fortalezas frente a la fuerza de la Unión Africana de 17.000 soldados, avalada por la ONU, de la que Kenia es parte, así como las fuerzas aliadas etíopes.

Las tropas de Kenia han tenido el objetivo de derrotar a al-Shabab en Kismayo desde que fueron desplegadas en la frontera entre Kenia y Somalia hace casi un año.

Soldados kenianos siguen estando a unos 40 kilómetros de Kismayo.

Fuente|
la proxima guerra disturbios en mombasa kenia asesinato lider musulman
Jóvenes lanzando piedras se han enfrentado con la policía en la ciudad keniana de Mombasa, la segunda ciudad más grande de Kenia, en un segundo día de violencia provocada por el asesinato de un líder religioso musulmán acusado por los EE.UU. de ayudar a los combatientes en Somalia.

La policía lanzó gases lacrimógenos y disparos de advertencia este martes mientras los jóvenes levantaron barricadas con neumáticos en llamas en las calles del barrio de mayoría musulmana de Majengo.

Los jóvenes también lanzaron una granada contra un camión de la policía, hiriendo a 16 policías, dos de ellos de gravedad.

Las turbas se movieron alrededor del centro de la ciudad de Mombasa, burlándose de la policía que arrestó a algunos de los manifestantes, que son miembros de la minoría musulmana de la ciudad.



Los comerciantes reportaron saqueos en algunas zonas de Mombasa, un centro turístico y el principal puerto del Océano Índico.

Los disturbios comenzaron después de que hombres armados mataran a Mohamed Aboud Rogo el lunes, acribillando su coche a balazos en un ataque del que muchos musulmanes en Mombasa culpan a la policía, que negó su participación.

Rogo era el líder espiritual del Centro de Juventud Musulmana (MYC), un grupo considerado como un aliado del grupo armado islamista somalí al-Shabab.

Iglesias incendiadas

Una persona murió en los disturbios del lunes, cuando los manifestantes incendiaron algunas iglesias, aumentando los temores de que los disturbios puedan llegar a ser más sectarios en una ciudad donde los ataques con granadas atribuidos a combatientes somalíes y a sus simpatizantes ya han tensado las relaciones entre musulmanes y cristianos.

La policía y los líderes musulmanes habían descrito la quema de iglesias como impulsiva y no premeditada. El martes, bandas de jóvenes aparecieron para centrar su ira más contra la policía.

Los líderes de la Iglesia desecharon los planes para una marcha pacífica por temor a que podrían inducir a nuevos enfrentamientos en un país donde las relaciones generales con la minoría musulmana han sido relativamente buenas.

El Consejo Supremo de los musulmanes en Kenia condenó la violencia, especialmente la focalizada en las iglesias.

"Este tipo de violencia va en contra de nuestra fe. Los manifestantes no deben esconderse detrás del Islam o de cualquiera de sus enseñanzas", dijo Adan Wachu, el secretario general del consejo. "Estos son criminales y deben ser tratados como tal".

La policía keniana pidió el martes al público obtener información sobre la matanza de Rogo. Raila Odinga, primer ministro de Kenia, ha condenado el "horrible" asesinato, y agregó que el gobierno estaba "comprometido a llevar al responsable a la justicia".

Rogo había sido acusado por la ONU de utilizar el grupo MYC como "una vía para la radicalización y el reclutamiento de africanos principalmente de habla swahili para llevar a cabo la actividad militante violenta en Somalia".

También está acusado de haber presentado a Fazul Abdullah Mohammed - el último jefe de la célula de al-Qaeda en África, asesinado a balazos el año pasado en la guerra en Mogadiscio, la capital de Somalia - a por lo menos a uno de los hombres que lo ayudaron a llevar a cabo el doble atentado con bombas contra la embajada de EE.UU. en 1998.

Al-Shabab, por su parte, instó a los musulmanes de Kenia el martes a proteger su religión a toda costa y boicotear las elecciones presidenciales del próximo año. Se condenó lo que llamó una "caza de brujas" contra los musulmanes por las autoridades kenianas.

"Los musulmanes deben tomar el asunto en sus propias manos, permanecer unidos contra los kuffar [los incrédulos] y adoptar todas las medidas necesarias para proteger su religión, su honor, su propiedad y su vida de los enemigos del Islam", dijo al-Shabab en un comunicado publicado en Twitter.

La violencia podría empeorar si se nutre de viejos agravios locales sobre la propiedad de la tierra y el desempleo, así como la demanda del Consejo Republicano de Mombasa (MRC) para la secesión de la franja costera.

El MRC dijo que no estaba involucrado en los disturbios.

Los problemas prolongados en Mombasa podrían golpear la vital industria turística de Kenia, ya dañada por el secuestro de turistas occidentales femeninas de resorts de playa por combatientes somalíes.

Los disturbios también podrían golpear el comercio y el transporte a los vecinos sin litoral de Kenia. Ruanda y Uganda se basan en el puerto de Mombasa para las importaciones de alimentos, bienes de consumo y combustibles.

Fuente
la proxima guerra cuerno de africa kenya somalia
El conflicto en Somalia se ha elevado a niveles mucho más altos este fin de semana después de que tropas etíopes ocuparon una ciudad central de Somalia, dirigiendo a los militantes de Al Shabab en una lucha que se ha cobrado decenas de vidas.

Los militares etíopes entraron en la ciudad de Beledweyne cerca de su frontera en la mañana del sábado junto con las tropas somalíes pertenecientes al respaldado por Occidente, Gobierno Federal de Transición. Este último ha estado luchando con los militantes islámicos de Al Shabab en los últimos dos años, pero sólo ha logrado mantener un control débil de la capital, Mogadiscio. Grandes áreas del país, especialmente en el sur, han estado bajo el mando de los militantes.

Informes anteriores de tropas etíopes que invadieron Somalia con armamento pesado fueron negados por el gobierno de Addis Abeba. Pero la ofensiva de este fin de semana, ahora confirma la participación de Etiopía en su vecino del este.

Casi todos los países del Cuerno de África tienen una presencia militar en la guerra en Somalia. A mediados de octubre, las fuerzas de Kenia organizaron una invasión a gran escala de Somalia con miles de tropas respaldadas por tanques y aviones de combate. Casi tres meses después, las fuerzas de Kenia aún luchan con los militantes de Al Shabab, principalmente en el territorio al sur de Mogadiscio, en el noreste de la frontera Kenia.





El mes pasado, un contingente de tropas de Yibuti llegó a Mogadiscio, recibió la bienvenida oficial por parte del gobierno somalí para unirse a las fuerzas de Burundi y Uganda, que han estado presentes en Somalia en los últimos dos años como parte de la "misión de mantenimiento de la paz" de la Unión Africana (UA) para combatir a los militantes.

Además de estas contingencias está la participación de los Estados Unidos y Francia. Washington y París han dado apoyo militar a las fuerzas de Kenia y la Unión Africana. Los ataques aéreos por drones  estadounidenses y el poderío naval de Francia se han coordinado con el asalto por tierra de Kenia.

Una semana antes de que las tropas de Yibuti fueran enviadas a Somalia, el secretario de Defensa, Leon Panetta, visitó Yibuti, donde se advertía sobre "los nodos clave de terrorismo en Yemen y Somalia".

Etiopía también es un cercano aliado de Washington. Al gobierno de Addis Abeba se le dio la luz verde por el entonces presidente George W. Bush para invadir Somalia en 2006 en un intento por derrocar a la Unión de Tribunales Islámicos que estaba en el poder entonces.

La última intervención de Etiopía, es poco probable que haya sido sancionada sin el visto bueno de Washington.

Superficialmente, parecería que Washington está orquestando una ofensiva de varias puntas contra los milicianos somalíes. La agenda de los EE.UU. tiene poco que ver con la lucha contra el terrorismo y está motivada por el interés geopolítico de afirmar el control sobre el país del este de gran importancia estratégica de África. El país ha sido sacudido por el conflicto en las últimas dos décadas desde que la dictadura de Siad Barre respaldada por EEUU fue derrocada en 1991.

Con su costa con vistas a las rutas clave del petróleo del Golfo de Yemen y el Mar Rojo, los EE.UU. han sido vejados por la inestabilidad incesante de Somalia, inestabilidad que ha sido engendrada en gran parte por el poder belicista de Washington en la región. El gobierno respaldado por Estados Unidos en Mogadiscio, que está acusado de corrupción y mal gobierno, ha demostrado ser incapaz de controlar de manera decisiva el país. A pesar de la generosa ayuda de Washington y el apoyo militar de países vecinos respaldados por los EEUU, incluyendo la presencia de mercenarios de EE.UU., el gobierno en Mogadiscio sólo puede aferrarse a su sede central del poder.

La entrada de las fuerzas de Kenia, Etiopía y Yibuti, podría ser vista como que Washington está tratando de aumentar la presión militar sobre Al Shabab.

Pero de más profunda preocupación es que el proxy de EE.UU. para hacer la guerra en el este de Africa podría atizar las rivalidades nacionalistas que pueden ser contraproducentes en una guerra regional entre los diferentes actores que hasta el momento parecen estar en el mismo lado, es decir, en hacer el trabajo sucio de Washington contra Al Shabab.

En los últimos años el liderazgo regional de Etiopía ha sido desafiado por el surgimiento de Kenia. Ambos países comparten frontera con Somalia, e históricamente anteriores demarcaciones coloniales, y ambos reclaman los territorios adyacentes de Somalia. Cuando las fuerzas de Kenia invadieron Somalia en octubre, hubo un silencio marcado de la diplomacia de Etiopía. Etiopía había sufrido una humillante derrota cuando se llevó a cabo su respaldada por Estados Unidos similiar táctica militar en Somalia en 2006. Con los EE.UU. convirtiendo últimamente a Kenia como su apoderado favorito parecía haber una cierta desazón en Addis Abeba.

Mientras parecen hacer la voluntad de Washington contra Al Shabab, fuentes políticas en Kenia han dicho a Global Research que la agenda de Nairobi es anexar una gran franja de territorio al sur de Somalia Jubbaland, conocido históricamente como Azania. También ha habido informes de políticos de Kenia cerrando subrepticiamente acuerdos petroleros con la empresa francesa Total en esta parte de Somalia. Otro de los recursos naturales esenciales para Kenia en ese territorio es la adquisición de agua dulce, del que Kenia es escaso.

Con la integridad territorial de Somalia en situación de riesgo desde 20 años de violencia interna y anarquía - a pesar de los esfuerzos de Washington para apuntalar el gobierno federal - puede ser visto sólo como una cuestión de tiempo antes de que Etiopía se una a una disputa por tierras vecinas. Es significativo que la última invasión de Etiopía se ha centrado en la parte central de Somalia, el sur ya está siendo atacado por las fuerzas de Kenia.

Hasta ahora, la orquestación de Washington del conflicto en Somalia puede aparecer como un intento inteligente para el control neocolonial. Pero el verdadero peligro es cuando las profundas rivalidades regionales de los proxys de Washington comiencen a entrar en conflicto entre ellos. Y dada la necesidad imperiosa de recursos naturales en esta región propensa a las hambrunas, las apuestas de cualquier conflicto general resultante adquieren mayor urgencia y mayor mordacidad.

Fuente
la proxima guerra al-shabab atacara kenia tropas somalia


Los combatientes de Al-Shabab atacarán a Kenia a menos que retire sus tropas de Somalia, ha amenazado un portavoz del grupo armado
. Los analistas dicen que el grupo tratará de seguir adelante con su amenaza.

Cientos de soldados de Kenia entraron en Somalia el domingo, apoyados por helicópteros y tanques. Las autoridades en Somalia también informaron que aviones habían bombardeado los campos de Al Shabab, aunque Nairobi no ha confirmado que los aviones fueran suyos.

Se informa que las tropas han avanzando hacia Afmadow, una ciudad a unos 120 km al este de la frontera. El Gobierno de Kenia dice que han recibido la orden de atacar a Al Shabab en sus bases del sur de Somalia. El grupo ha sido relacionado con varios secuestros recientes en Kenia.

la proxima guerra el hambre como arma


La sequía que amenaza a más de diez millones de vidas en el Cuerno de África se ha hecho mucho más mortal por el uso de EEUU y Etiopía de los alimentos como arma de guerra. Los estadounidenses el año pasado obligaron al colapso de la cooperación entre las agencias de ayuda y los combatientes de la resistencia Shabab en Somalia. Y Etiopía, el centro de la sequía, prácticamente ha sellado su región de Ogaden rebelde de observadores externos y proveedores de ayuda, incluyendo la Cruz Roja Internacional, con el fin de ocultar su brutal castigo colectivo de etnia somalí.

"El Gobierno etíope ha bloqueado la Cruz Roja Internacional y otras agencias humanitarias de llevar a cabo tareas de socorro en la región."

Por lo menos 10 millones de personas están en peligro de morir de hambre en Kenia, Djibouti, Etiopía y Somalia, en las peores condiciones de sequía en 60 años. Esto se debe ver como un hecho. Pero cuando se trata de que los seres humanos tienen la culpa de que los suministros de socorro no estén disponible para las víctimas, no creo una palabra de lo que el gobierno de Estados Unidos dice. Washington no sólo es el mayor proveedor de violencia en el mundo, también es el mayor mentiroso del planeta, ninguna de cuyas palabras pueden ser tomadas en serio.