Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-tiroteo-atentado-islamista-alshabab-kenia-nairobi-centro-comercial
Una decena de hombres armados han participado en un tiroteo en un centro comercial en Nairobi en el que han muerto al menos 30 personas y unas 50 han resultado heridas. Según la Cruz Roja hay un "masivo número" de víctimas mortales. Los asaltantes, que según los primeros indicios podrían ser miembros del grupo radical islamista Al-Shabab, mantiene como rehenes a un número indeterminado de personas.

A falta de una confirmación oficial, Al-Shabab ha reclamado el asalto a través de su cuenta de Twitter asegurando que va a a ser "una larga odisea". "¿Recordais Bombay? (...) Va a ser un largo calvario en Westgate", afirmaron los integristas en su cuenta en la red de microblogging, en alusión a los ataques de la ciudad india, en los que murieron 166 personas tras la toma de rehenes en hoteles de lujo, la estación de trenes y un centro cultural judío.

El incidente ha comenzado sobre las 12 del mediodía y al poco tiempo ya se habían hecho con el control de la mayor parte del edificio. A esa hora, según agentes de la Policía que pidieron el anonimato, el centro estaba muy concurrido, posiblemente por unas tres mil personas, que habían acudido a tomar su almuerzo en las cafeterías o hacer compras de fin de semana en el supermercado y las tiendas que hay en su interior. Al parecer también habrían lanzado algunas granadas, aunque este extremo no se ha podido confirmar.

Sobre las 19.00 hora local (18.00 en España) se ha producido un nuevo tiroteo, en esta ocasión, dirgido desde el interior del edificio hacia fuera. Los periodistas y otras personas que permanecen en las inmediaciones del edificio han sido evacuadas tras los disparos, que pudieron escucharse desde el exterior y se prolongaron durante unos 15 segundos.



A continuación, "los atacantes fueron aislados y rodeados en una de las plantas. El resto del centro comercial parece seguro", aseguró una fuente policial.

Un 'ataque terrorista'

La policía ha rodeado el recinto, frecuentado por expatriados y keniatas adinerados y ha instado a los residentes a mantenerse alejados de la zona. El ataque es obra de "un grupo terrorista", según fuentes policiales.

El ataque ha sido perpetrado por un "grupo terrorista" formado por una docena de hombres, según han explicado a AFP fuentes policiales. "El estilo del ataque y la forma en que (los atacantes) hablan con sus objetivos muestran claramente que están bien preparado para un ataque terrorista", dijo un policía que también explicó que el comando estaba formado por unos 10 miembros todos vestidos igual.

Este ataque "no puede ser un simple robo ya que todos los supervivientes dicen el grupo atacó y abrió fuego", explicó el policía.

La policía ha detenido a un sospechoso que estaba herido y mantiene a varios inmovilizados, según ha confirmado el inspector jefe de la Policía, David Kimaiyo, a través de su cuenta de Twitter. "Se trata de un sospechoso y se le trata como tal. Ha sido llevado al hospital y permanece bajo supervisión para ser interrogado", dijo una fuente policial. Los policías que detuvieron "tiene razones para creer que es uno de los atacantes".

Un testigo ha explicado a ELMUNDO.es que los atacantes han empezado a disparar indiscriminadamente contra la gente. "Estábamos en el segundo piso y hemos oído un estruendo. Al principio creímos que una parte del techo se había desplomado, pero luego hemos empezado a oír más tiros y la gente ha salido corriendo".

Los testimonios

Algunos testigos han explicado que los asaltantes hacían preguntas a los rehenes relacionadas con el Islam y si no eran capaces de contestarlas les disparaban. Otros dicen que le daban un texto en árabe y si no podían leerlo eran ejecutados.

"En la parte trasera del centro comercial, hay 13 cuerpos en diversos lugares. Mis colegas que se encontraban en los pisos superiores dicen que hay más muertos, pero yo sólo he visto 13", ha explicado un oficial de policía de alto rango a Afp.

Las informaciones sobre el suceso todavía son muy confusas y la policía está centrada en liberar a la gente que todavía está atrapada en el interior, pues es un centro comercial muy concurrido. Por el momento hay cinco muertos confirmados y se especula con que habría al menos una 40 más.

Kena Claude, un fotoperiodista keniano que ha llegado hasta uno de los niveles superiores del aparcamiento adyacente al centro comercial, explica que ha contado "por lo menos 42 cuerpos tendidos en el suelo y tapados con mantas". Al parecer entre los muertos hay muchas mujeres y jóvenes, pues hoy se celebraba un concurso de cocina para adolescentes.

Un grupo de 20 personas que se escondía en una juguetería ubicada en uno de los pisos superiores del centro -que tiene cuatro plantas- ha sido evacuado.

Los atacantes hablan un idioma extranjero, quizá árabe o somalí, según un testigo de la matanza. "No hablan suajili, hablaban algo que parecía árabe o somalí. Pero no estoy seguro porque no hablo esos idiomas", aseguro la fuente después de haber logrado escapar del centro comercial. "He visto que ejecutaban a personas después de que les pidieran que dijeran algo".

Dos españolas

La Embajada española ha confirmado que entre la gente atrapada en el centro comercial se encontraba al menos una española y su hija, que estaba escondida en una de las tiendas del centro comercial y que ya ha sido liberada.

"Están bien, a salvo", ha declarado una fuente del Ministerio a Europa Press. La fuente ha matizado que en ningún momento las dos españolas fueron tomadas como rehenes por los atacantes.

Según Exteriores, no hay constancia de que haya más españoles implicados, "ni entre los rehenes ni entre las víctimas". La Embajada española en Nairobi está siguiendo este incidente.

El Departamento de Estado de EEUU ha admitido tener conocimiento de que varios ciudadanos estadounidenses han resultado heridos en el ataque.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-mohamed-mursi-gobierno-egipto-presenta-su-dimision
Primer movimiento tras el ultimátum del ejército egipcio, ayer, de 48 horas: el Gobierno ha presentado su dimisión al presidente Mohamed Mursi, que no se ha pronunciado aún sobre la petición.

El órdago del ejército, concediendo 48 horas a las fuerzas políticas para cumplir el clamor popular, instaló ayer durante horas a los islamistas en el silencio y el pasmo. Cuando pasada la medianoche hablaron, su voz sonó desafiante. Instaron a sus acólitos a tomar las calles para impedir cualquier "intento de golpe de estado". El ultimátum ni siquiera concitó unanimidad en las deshilachadas filas opositoras acentuando la incertidumbre que reina en el país más poblado del mundo árabe.

'No aceptaremos un golpe de Estado'

"No aceptaremos un golpe a la legitimidad del presidente. Por encima de nuestros cadáveres", manifestó anoche el destacado miembro de los Hermanos Musulmanes, Mohamed el Beltagui, a la multitud que desde el pasado viernes acampa en los aledaños de una mezquita cairota de Medinat Naser. Ya en la madrugada, la Presidencia censuró el comunicado de las fuerzas armadas recelando de las connotaciones de algunas frases "que pueden causar confusión". La nota confirmó que el sucesor de Hosni Mubarak no había sido informado previamente del paso al frente del ejército.

Como era de esperar, el comunicado cayó como un jarro de agua fría en palacio. El pasado miércoles, en su último discurso a la nación, el presidente Mursi quiso callar las especulaciones acerca del ruido de sables y se vanaglorió de ser el comandante en jefe de las fuerzas armadas. Ayer, la salida a la palestra de los uniformados hizo saltar por los aires su fanfarronería. "Los Hermanos Musulmanes subestimaron a la oposición y la posibilidad de que el ejército interviniera para devolver al país a la casilla de salida", apunta a ELMUNDO.es el analista egipcio Jalil al Anani, experto en la Hermandad.

El llamado Frente del 30 de Junio, que aglutina a varios grupos opositores egipcios, ha elegido al ex premio Nobel de la Paz Mohamed El Baradei como representante encargado de preparar una transición política y lograr "las demandas del pueblo".

Uno de los escenarios, el más extremo, llevaría al fiasco argelino. "Los islamistas podrían entenderlo como un golpe contra un presidente elegido democráticamente. Puede conducir a una confrontación sangrienta entre algunos islamistas y los militares como sucedió en Argelia durante la década de 1990", agrega el politólogo. Ayer, la Hermandad -que reunió de urgencia a su buró- rompió el silencio bajo el paraguas de sus aliados salafistas (rigoristas musulmanes). En una rueda de prensa, la coalición de partidos islamistas alentó las manifestaciones y rechazó "cualquier tentativa de enfrentar al ejército contra la legitimidad democrática".



No fueron, sin embargo, miembros de la Hermandad los que tomaron la palabra en la conferencia de prensa. La voz cantante la llevó Al Gama al Islamiya, la ex organización terrorista que renunció a las armas en 1999 y se ha convertido en el principal socio del presidente y su grupo. Otro aliado clave se pasó anoche definitivamente al bando opositor: el partido salafista Al Nur pidió la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.

Pero el presidente no está dispuesto a que las protestas callejeras, que considera una "contrarrevolución" urdida por los nostálgicos de Mubarak con el beneplácito de la oposición liberal e izquierdista, modifiquen su hoja de ruta ni les arrebaten su sillón. Mursi cree además que él es el único legitimado para sacar -sin ayuda de los militares- al país del atolladero. De hecho, su oficina insiste en que el "rais" sigue con la mano tendida para entablar un diálogo y reconciliarse con sus detractores dentro del marco constitucional. El ultimátum del ejército, consideran, "sólo sirve para profundizar la división". A su juicio, la llamada anoche de Barack Obama a Mursi es una prueba de esa autoridad indiscutible.

Opositores divididos

Y ¿al otro lado? La oposición egipcia es una amalgama que mezcla tan mal como el aceite y el agua. Ayer no se pusieron de acuerdo sobre el paso al frente de los militares, lo que dificulta cualquier diálogo en el estrecho plazo de 48 horas. Y, además, siguen en sus trece de que la única opción es que Mursi haga las maletas y se marche. "No hay presidencia con la que negociar", llegó a decir anoche el destacado miembro de un partido opositor. Uno de los escenarios de consenso, con la formación de un gobierno de unidad nacional que revitalice un gabinete herido por la dimisión de seis ministros tecnócratas en las últimas horas, parece condenado de partida al fracaso.

Poco después de la difusión del comunicado, miles de almas celebraron en la plaza Tahrir el regreso del ejército, cuyos helicópteros -en un ataque de patriotismo- lanzaron una lluvia de enseñas egipcias. La campaña opositora 'Tamarrud' (Rebelión, en árabe), que asegura haber reunido 22 millones de firmas exigiendo la marcha de Mursi y la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas, festejó el regreso. "Le está diciendo a Mursi que se marche", opinó el portavoz de la iniciativa Mahmud Badr.

El Frente de Salvación Nacional, la principal alianza opositora, aceptó participar en el diálogo pero interpretó el paso como un apoyo a sus consignas. Las protestas, en cualquier caso, no conocen tregua. Uno de los principales rostros del bloque, el ex secretario general de la Liga Árabe Amro Musa lo calificó de "una oportunidad histórica que no debería ser desperdiciada". Entre los sectores opositores más entusiastas con el ejército, aquellos vinculados al régimen de Mubarak, reinaban las ganas de venganza contra unos barbudos hacia los que sienten alergia. "Yo creo que este régimen acabará completamente en una semana", declaró a Reuters Ahmed Shafik, el ex primer ministro de Mubarak que se enfrentó a Mursi en la segunda vuelta de los comicios del pasado año.

Entre los revolucionarios, activistas de derechos humanos y los grupos izquierdistas, el comunicado del ejército causó pavor. Rechazan su regreso. "Estamos totalmente en contra. Apoyamos el papel del ejército como protector de nuestras fronteras, nuestro pueblo y nuestra seguridad nacional pero no queremos que regrese un régimen militar o imponga una hoja de ruta", declaró al diario estatal Al Ahram Ingi Hamdi, líder del movimiento juvenil 6 de abril. Están demasiado recientes los 16 meses que sucedieron a la salida de Mubarak bajo la desastrosa tutelar castrense. Un rosario de denuncias de infames torturas como las pruebas de virginidad a manifestantes o los más de 15.000 civiles juzgados en tribunales castrenses lo atestiguan.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-levantamiento-revuelta-revolucion-manifestaciones-turquia
Para Thierry Meyssan, los turcos no están protestando contra el estilo autoritario de Recep Tayyeb Erdogan sino en contra de su política, o sea contra la Hermandad Musulmana, a la que Erdogan apadrina. No se trata de una revolución de color en la plaza Taksim en contra de un proyecto inmobiliario sino de un levantamiento en todo el país, de una verdadera revolución que está cuestionando la «primavera árabe».

La sublevación turca tiene sus raíces en la incoherencia del gobierno de Erdogan. Después de haberse presentado como un «demócratamusulmán» –al estilo de los «demócratacristianos»–, Erdogan mostró súbitamente su verdadero rostro al producirse las «revoluciones de colores» de la primavera árabe.

En materia de política interna y exterior, puede verse un verdadero viraje que permite hablar de un antes y un después. Antes, existió una técnica de infiltración en las instituciones. Después vino el sectarismo. Antes, se aplicaba la política de Ahmed Davutoglu de «cero problemas» con los vecinos. El antiguo imperio otomano parecía salir de su letargo y volver a la realidad. Después fue lo contrario: Turquía se enemistó nuevamente con todos y cada uno de sus vecinos y se involucró en la guerra contra Siria.

La Hermandad Musulmana

Tras ese viraje está la Hermandad Musulmana, organización secreta a la que siempre pertenecieron Erdogan y los miembros de su equipo, aunque siempre lo niegan. Si bien ese viraje es posterior al de Qatar, padrino financiero de la Hermandad Musulmana, su significado es exactamente el mismo: son regímenes autoritarios, aparentemente antiisraelíes cuya profunda alianza con Tel Aviv aparece súbitamente.

Es importante recordar aquí que la expresión «primavera árabe», surgida y acuñada en Occidente, no es más que un engaño tendiente a hacernos creer que los regímenes de Túnez y Egipto fueron derrocados por los pueblos. Si bien es cierto que en Túnez hubo un levantamiento popular, también lo es que su objetivo no era llegar a un cambio de régimen sino lograr una evolución económico-social. No fue la gente que se lanzó a las calles sino Estados Unidos quien ordenó a Zinedin el-Abidin Ben Ali y a Hosni Mubarak que abandonaran el poder. Posteriormente, fue la OTAN la que derrocó a Muammar el-Khadafi y provocó su linchamiento. Y ahora son nuevamente la OTAN y el Consejo de Cooperación del Golfo quienes han alimentado la agresión contra Siria.

En todo el norte de África –con excepción de Argelia– la Hermandad Musulmana llegó al poder gracias al respaldo de Hillary Clinton. Y en toda esa región, la Hermandad Musulmana tiene a cargo de la comunicación una serie de consejeros turcos, amablemente puestos a su disposición por el gobierno de Erdogan. Y en cada uno de esos casos, la «democracia» no ha sido otra cosa que una apariencia que ha permitido a la Hermandad Musulmana islamizar la sociedad, a condición de que ella misma respalde el capitalismo seudoliberal de Estados Unidos.

El término «islamizar» no es una referencia a la realidad sino a la retórica de la Hermandad Musulmana. Esa cofradía pretende controlar la vida privada de los individuos basándose para ello en principios externos al Corán. Rechaza el papel de la mujer en la sociedad e impone una vida de austeridad, sin alcohol, tabaco ni sexo… al menos para los demás.



Durante una decena de años, la Hermandad Musulmana optó por la discreción, dejando la transformación de la enseñanza pública en manos de la secta de Fetullah Gulen, a la que pertenece el presidente de Turquía, Abdulla Gul.

Aunque la Hermandad Musulmana proclama a los cuatro vientos su odio por el American Way of Life, el hecho es que opera bajo la protección de los anglosajones (Gran Bretaña, Estados Unidos e Israel), que siempre han sabido utilizar la violencia de dicha cofradía contra todo el que se resiste a los designios imperiales. La hasta hace poco secretaria de Estado Hillary Clinton tenía en su equipo de trabajo a su ex asistente personal, la señora Huma Abedin –esposa del dimitente diputado sionista estadounidense Anthony Weiner. La madre de Huma Abedin, Saleha Abedin, dirige la rama femenina mundial de la Hermandad Musulmana. Es por esa vía que la señora Clinton azuzaba a la cofradía.

La Hermandad Musulmana proporcionó la ideología de al-Qaeda a través de un miembro de la cofradía: Ayman al-Zawahiri, organizador del asesinato del presidente egipcio Annuar el-Sadat y actual líder de esa organización terrorista. Al-Zawahiry, al igual que Osama ben Laden, ha sido desde siempre un agente de los servicios de inteligencia estadounidenses. A pesar de ser presentado oficialmente como el enemigo público de Estados Unidos, el hecho es que se reunía con mucha regularidad con los representantes de la CIA, en la embajada de Estados Unidos en Bakú, desde 1997 hasta 2001, según el testimonio de la ex traductora de la CIA Sibel Edmonds, en el marco de la operación «Gladio B».

El asesinato del presidente egipcio Sadat.


Una dictadura paulatina

Durante su estancia en la cárcel, Erdogan afirmó haber roto sus vínculos con la Hermandad Musulmana y abandonó el partido de la cofradía. Logró ser electo y poco a poco fue instaurando una dictadura. Arrestó y encarceló a dos tercios de los generales turcos, acusándolos de haber participado en el Gladio, la red secreta de influencia estadounidense. Bajo el régimen de Erdogan, Turquía se ha convertido en el país con la mayor tasa mundial de encarcelamiento de periodistas, dato que la prensa occidental ocultó hasta ahora, por tratarse de un país miembro de la OTAN.

El ejército turco siempre ha sido el guardián tradicional del laicismo kemalista. Y desde el 11 de septiembre de 2001, oficiales de alto rango que veían con inquietud la deriva de Estados Unidos hacia el totalitarismo, se pusieron en contacto con sus homólogos de Rusia y China. Para erradicar con esa tendencia, varios jueces fueron utilizados entonces para recordar a esos militares sus antecedentes proestadounidenses.

Como en toda profesión, puede haber periodistas delincuentes. Pero si Turquía muestra el promedio de encarcelamiento de periodistas más elevado del mundo es porque existe una política sistemática de intimidación y represión. Con excepción del canal Ululsal, la televisión turca se había convertido en un permanente panegírico al régimen de Erdogan. Y la prensa escrita iba por el mismo camino.

«Cero problemas» con los vecinos

Igualmente risible era la política exterior de Ahmed Davutoglu. Después de tratar de resolver los problemas que el imperio otomano había dejado pendientes hace más de un siglo, el profesor Davutoglu trató de utilizar al presidente estadounidense Obama contra el primer ministro israelí Netanyahu organizando la «Flotilla de la Libertad» hacia Palestina. Sin embargo, menos de 2 meses después del acto israelí de piratería contra la flotilla, el propio Davutoglu aceptaba la creación de una comisión investigadora internacional encargada de enterrar el incidente y retomaba, por debajo de la mesa, la cooperación con Tel Aviv.

Otro indicio de la cooperación entre la Hermandad Musulmana y al-Qaeda: la cofradía embarcó en el Marvi Marmara a Mahdu al-Hatari, el número 2 de al-Qaeda en Libia y probable agente de los servicios británicos de inteligencia.

Debacle económica

¿Cómo es posible que Turquía echara a perder no sólo toda una década de esfuerzos diplomáticos de restauración de sus relaciones internacionales sino incluso su crecimiento económico? En marzo de 2011, Turquía participa en la operación de la OTAN contra Libia, uno de sus principales socios económicos. Al terminar esa guerra, Libia quedó destruida y Turquía perdió aquel mercado. Pero al mismo tiempo, Ankara se lanzó en la guerra contra su vecino sirio, con el que acababa de firmar un año antes un acuerdo de liberalización del comercio. El resultado no se hizo esperar: el crecimiento, que había sido del 9,2% en 2010, cayó en 2012 al 2,2% y sigue bajando.

Relaciones públicas

A Erdogan se le subió a la cabeza la llegada de la Hermandad Musulmana al poder en el norte de África. Al expresar abiertamente su ambición imperial otomana, el primer ministro turco incomodó, para empezar, al público árabe. Y luego se ganó la desconfianza de la mayoría de su pueblo.

Por un lado, el gobierno turco financia Fetih 1453, largometraje que –con un presupuesto faraónico para las posibilidades de Turquía– supuestamente debía celebrar la conquista de Constantinopla, pero basado en un argumento históricamente falso. Pero por otro lado trata de prohibir la serie televisiva más célebre de todo el Medio Oriente –El harem del sultán– porque la verdad no ofrece una imagen pacífica de los otomanos.

La verdadera razón de la sublevación

La prensa occidental resalta, en el actual levantamiento, varios puntos que en realidad son detalles: un proyecto inmobiliario en Estambul, la prohibición de la venta nocturna de alcohol, declaraciones que alientan la natalidad. Todo eso existe, pero no basta para provocar una revolución.

Al mostrar su verdadero rostro, el régimen de Erdogan se separó de la población. Sólo una minoría de los sunnitas puede identificarse hoy con el programa retrógrado e hipócrita de la Hermandad Musulmana. Pero si bien el 50% de los turcos son sunnitas, un 20% son alevíes (o sea, alauitas), otro 20% son kurdos y el 10% restante pertenece a otras minorías. Las estadísticas muestran, por lo tanto, que Erdogan no puede resistir ante la sublevación que su política ha provocado.

Al derrocar a Erdogan los turcos no resolverían únicamente su propio problema. También pondrían fin a la guerra de Turquía contra Siria. He señalado varias veces que ese conflicto se detendría si llegara a desaparecer uno de sus padrinos. Lo cual sucederá pronto. Los turcos pondrían fin así a la expansión de la Hermandad Musulmana. La caída de Erdogan sería el preludio de la de sus amigos, desde Ghannouchi en Túnez hasta Morsi en Egipto. Es, en efecto, poco probable que esos gobiernos artificiales, impuestos a través de elecciones “arregladas”, logren sobrevivir a la caída de su poderoso padrino.

Fuente: Voltairenet
la proxima guerra lanzamisiles anti tanque fagot siria hezbola libano bosnia albania
Los informes de este lunes 18 de febrero de que Hezbolá ha transferido 1.000 combatientes al distrito sirio de Homs son una cortina de humo para distraer la atención de seis nuevos desarrollos importantes en el conflicto civil de Siria, reveladas por fuentes militares y de inteligencia de Debkafiles:

1. Contrariamente a los informes sobre ataques de Hezbolá contra las aldeas de la región de Homs, los miles de milicianos de Hezbolá se han movido hacia la defensa de los pueblos predominantemente chiítas de la zona cuya población es leal a Bashar Assad.

Ellos están allí para aliviar al ejército sirio de la carga de la defensa de estos chiitas contra el ataque de los rebeldes. Hezbolá se ha comprometido a proteger los santuarios chiíes en Siria.

2. Las facciones musulmanas de la revuelta siria han recibido sus primeros envíos de armas pesadas, en su mayoría misiles anti-tanque Kornet y Fagot. Sus armas mejoradas dan cuenta del nuevo empuje que muestran en los combates con el ejército de Bashar Assad, aunque los informes de sus conquistas son mucho más exagerados.



3. Estas armas vienen de dos fuentes: Los organizaciones radicales islamistas en Bosnia y Kosovo, algunas de ellas relacionadas con Al Qaeda - al menos ideológicamente. Es difícil decir quién está organizando y financiando la nueva ruta marítima de las armas hacia Siria. Según una teoría, es la mafia albanesa la que lo hace.

4. Por primera vez, los rebeldes sirios están recibiendo armas sin supervisión de ninguna de las  agencias occidentales o árabes que participan en la revuelta siria.

5. La mayoría de las armas recibidas se destinan a los islamistas de Jabhat al-Nusra, la facción rebelde identificada con Al Qaeda.

6. Jabhat al-Nusra, recién armados con equipo procedente de Bosnia y Kosovo, han empujado a través de la frontera hacia el Líbano, según revelan nuestras fuentes, y están acosando a Hezbolá en sus bases en el valle de Bekaa. Noche tras noche, en los últimos diez días, pequeños grupos de combatientes islamistas, abrumados por ataques pesados con cohetes, están atacando bastiones de Hezbolá, zonas protegidas aisladas, puestos de vigilancia y emboscando vehículos militares.

Ambos están designados como grupos terroristas por el gobierno de Estados Unidos.

El conflicto sirio se ha desbordado ya de hecho a través de la frontera con el Líbano. También se está convirtiendo cada vez más en un enfrentamiento sectario entre extremistas suníes y chiíes radicales.

Fuente: Debka
la proxima guerra yihadistas mercenarios extranjeros siria estados unidos
Desde inicios de los años 80, la inteligencia militar de EEUU diseño un plan para crear una vasta red de combatientes islámicos fundamentalistas contra la Unión Soviética que venía de invadir Afganistán. La mano derecha del Pentágono en Afganistán en aquella época fue Osama bin Laden quien recibió la más grande suma de dinero en la historia de operaciones secretas de insurrección y sabotaje. Desde entonces los EEUU continúan fomentando y manipulando a grupos de mercenarios islámicos fanáticos que utilizan a su conveniencia para sus planes militares y que les otorga una cobertura política. Siria se inscribe como una víctima más en esta vieja tradición de guerra secreta con fines geopolíticos.

Yihadistas, de hecho mercenarios árabes extranjeros, operan en Siria con el apoyo de Estados Unidos, Catar, Francia, Gran Bretaña y Arabia Saudita principalmente.
Entonces habló marcialmente Bashar al-Asad –por primera vez en siete meses– y culpó, como era de esperar, a los «terroristas» y «títeres occidentales» de la guerra civil siria.

El Ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, el de la política de «cero problemas con nuestros vecinos», comentó que Asad solo lee los informes de sus servicios secretos. Estás bromeando, Ahmet; puede que Bashar no sea un Stephen Hawking, pero es seguro que sabe dónde están sus agujeros negros.

Asad, además, tiene un plan: un diálogo nacional que lleve a una carta nacional –que sea sometida a referéndum– y luego un gobierno ampliado y una amnistía general. El problema es quién va a compartir tanta felicidad embotellada, porque Asad descarta totalmente a la nueva coalición opositora siria así como al Ejército Libre Sirio (ELS), describiéndolos como bandas reclutadas por el extranjero que reciben órdenes de potencias extranjeras para implantar una agenda suprema: la partición de Siria.

A pesar de todo, Asad tiene un plan. Primera etapa: todas las potencias extranjeras que financian a los «terroristas» –como el complejo Organización del Tratado del Atlántico Norte-Consejo de Cooperación del Golfo– deben dejar de hacerlo. Ya es un importante factor negativo. Solo en una segunda etapa el ejército sirio cesaría todas sus operaciones, pero se reserva el derecho a responder a cualquier –inevitable– «provocación».

El plan de Asad no menciona lo que pasará con él mismo. Lo único en lo que las múltiples tendencias de la oposición están de acuerdo es en que «el dictador debe partir» antes de que tenga lugar cualquier negociación. Pero quiere ser candidato a su propia sucesión en 2014.



Como si esto no fuera un inmenso «detalle» que torpedea todo el edificio del actual mediador de la ONU Lakhdar Brahimi, todavía existe el punto crucial de que Brahimi insiste en que se incluya a la Hermandad Musulmana (HM) en un gobierno de transición sirio. Brahimi tendría que saberlo mejor. Es como si la ONU rezara por un «pase Avemaría», es decir, la abdicación voluntaria de Asad.

No se trata de Tora Bora

Si queréis saber lo que pasa realmente en Siria, basta con escuchar al secretario de Hizbulá, el general Jeque Nasralá. Dice las cosas tal como son.

Y luego tenemos lo que Ammar al-Musawi, el número 3 de Hizbulá, –su ministro de Exteriores de facto– dijo a mi colega italiano Ugo Tramballi. El más probable escenario post Asad, si existe, «no será un Estado unitario, sino una serie de emiratos cerca de la frontera turca, y alguien que proclame un Estado islámico». La inteligencia de Hizbulá –la mejor existente respecto a Siria– insiste: «un tercio de los combatientes de la oposición son extremistas religiosos, y dos tercios de las armas están bajo su control». El resultado neto, se trata de una guerra occidental por encargo, en la cual el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) actúa como «vanguardia» de la OTAN.

Mis lectores ya lo saben desde hace tiempo, tal como conocen la falacia de las placas tectónicas en movimiento de autocracias del CCG promoviendo la «democracia» en Siria. Mientras la Casa de Saud, bendita por la geología, ha sobornado cada grano de arena a la vista para inmunizarse contra el menor atisbo de la Primavera Árabe; en Kuwait, por lo menos, los vientos del cambio están obligando a la familia Al-Sabah a aceptar un primer ministro que no es un títere del emir. Sí, petromonarcas; tarde o temprano caeréis todos.

En cuanto a los que ignoran a Musawi, lo hacen a costa de su propia seguridad; la reacción es y será inevitable, «como en Afganistán», agrega Musawi, «Siria no es Tora Bora; está en la costa del Mediterráneo, cerca de Europa». Siria en los años 2010 es el remix afgano de los años ochenta con una reacción exponencial incluida.

Y para los que siguen a ciegas a los ciegos repitiendo que Hizbulá es una organización «terrorista», Hizbulá está cooperando estrechamente con la ONU –en el terreno con más de 10.000 cascos azules, bajo el comando del general italiano Paolo Serra– para mantener el sur del Líbano libre de contaminación de la guerra civil siria.

El dictador vuelve a caer

No es sorprendente que esa pandilla variopinta identificada como «oposición siria» haya rechazado a Asad en bloque. Para la Hermandad Musulmana –el autoproclamado poder en espera– es un «criminal de guerra» que debería ser juzgado. Para Georges Sabra, vicepresidente de ese brebaje estadounidense-catarí, la Coalición Nacional, las palabras de Asad fueron una «declaración de guerra contra el pueblo sirio».

Predeciblemente, el Departamento de Estado de EE.UU. –antes de estar bajo control de John Kerry– dijo que Asad está «lejos de la realidad». Londres dijo que todo era hipocresía y lanzó de inmediato otra conferencia «secreta» de dos días para esta semana en Wilton Park en West Sussex, mezclando a miembros de la coalición con la acostumbrada bandada de «expertos», académicos, funcionarios del CCG y «agencias multilaterales». El espectacularmente patético Secretario de Exteriores del Reino Unido, William Hague, tuiteó –por la enésima vez– que la «salida de Asad del poder es inevitable».

Sin embargo, la realidad en el terreno dice que Asad no se irá a ninguna parte en el futuro previsible.

En cuanto a las afirmaciones británicas de que «la comunidad internacional puede suministrar apoyo para una futura autoridad de transición», eso no llega muy lejos entre sirios informados cansados de la guerra que saben que esta guerra ha sido financiada, provista y ampliamente coordinada por Occidente, o sea por el componente OTAN en el complejo OTAN/CCG.

Huelen una rata –occidental– en la obsesiva caracterización de todo en Siria como una guerra sectaria, al ver que numerosos suníes influyentes se han mantenido leales al gobierno.

Huelen una rata –occidental– cuando miran hacia atrás y ven que todo este asunto comenzó precisamente cuando el gasoducto Irán-Irak-Siria de 10.000 millones de dólares (soslayando crucialmente al miembro de la OTAN, Turquía) tenía una probabilidad llevarse a cabo. Esto habría representado un importante auge económico para una Siria independiente, algo impensable en lo que respecta a los intereses occidentales.

El gobierno de Obama 2.0 –e Israel– se sentirían más que cómodos con la HM en el poder en Siria, siguiendo el modus operandi egipcio. La Hermandad promueve la idea de un «Estado civil»; basta con ver las pocas «áreas liberadas» de Siria para detectar la civilidad rebelde introducida en la Sharía dura y las decapitaciones correspondientes.

Lo que en realidad quieren el complejo OTAN/CCG e Israel es un modelo yemení para Siria; una dictadura militar sin el dictador. Lo que están logrando en su lugar, para el futuro previsible, es el Paraíso Yihadista.

Hace casi un año, el número uno de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, llamó a todos los suníes de la línea dura desde Irak y Jordania al Líbano, Turquía y más allá a viajar a Siria y aplastar alegremente a Asad.

Por lo tanto han estado llegando, incluyendo –como en Afganistán– a chechenos y uigures y asiáticos del Sudeste, uniéndose a todo, desde el ELS a Jabhat al-Nusra, la principal milicia asesina, que cuenta ahora con más de 5.000 yihadistas.

Un informe publicado esta semana por la Quilliam Foundation, el grupo de contraterrorismo basado en Londres, confirma el rol de al-Nusra. El principal autor del informe, Noman Benotman, es un antiguo yihadista libio con muy buenas relaciones con al-Zawahiri y el difunto «Gerónimo», también conocido como Osama bin Laden.

Al-Nusra es en realidad una filial siria de al-Qaeda en Irak (AQI), la marca terrorista del difunto Abu Musab al-Zarqaui, también conocida como Estado Islámico de Irak, después de que Zarqaui fue incinerado por un misil estadounidense en 2006. Hasta el Departamento de Estado sabe que el emir de AQI, Abu Dua, dirige AQI y Al-Nusra, cuyo propio emir es Abu Muhammad al-Jawlani.

AQI facilita el ir y venir de comandantes iraquíes –con mucha experiencia combativa en el terreno contra los estadounidenses– a áreas conflictivas en Siria, donde sirios, iraquíes y jordanos de al-Nusra también hacen funcionar los teléfonos para obtener financiamiento de las fuentes en el Golfo. Al-Nusra quiere –qué otra cosa iba a ser– un Estado islámico no solo en Siria sino en todo el Levante. Por el momento, mantiene un régimen de tensa colaboración/competencia con el ELS (el "Ejército Libre Sirio").

¿Qué nos espera? La nueva Coalición Nacional Siria es un chiste. Esos bastiones de la democracia del CCG están ahora totalmente asustados ante el tsunami yihadista. Rusia trazó la línea roja y la OTAN no se atreve a bombardear; rusos y estadounidenses discuten ahora los detalles. Y tarde o temprano Ankara verá lo que viene y volverá a una política que por lo menos minimice los problemas con los vecinos.

Asad vio El Gran Cuadro, evidentemente, de ahí su discurso «confiado». Ahora es Asad contra los yihadistas. A menos, o hasta que la nueva CIA bajo el Terminator John Brennan se lance a la escena (de la guerra en las sombras) con sus aviones sin tripulación.

Fuente: Red Voltaire
la proxima guerra se egipto mursi proximo iran khamenei
Las recientes decisiones del presidente egipcio Mohamed Morsi han sido vistas por los críticos como un intento de convertir a Egipto en un estado de un solo partido islámico, pero los analistas minimizan esos temores citando el carácter moderado de Egipto y su diversidad cultural.

Algunos expertos políticos entrevistados por Al Arabiya citaron la moderación y la tolerancia como las características principales de Egipto, y agregaron que cualquier intento de cambiar estas "raíces profundas" y transformar a Egipto en una nación islámica fallarán.

En una declaración constitucional emitida el pasado jueves, el presidente Morsi decretó que sus decisiones no podrán ser revocadas por ninguna autoridad, incluido el poder judicial, con lo que se coloca por encima de la ley, como muchos observadores argumentan.

El ex miembro de los Hermanos Musulmanes también despidió al fiscal general Abdel Mahmoud Meguid y nombró un reemplazo. El presidente también ordenó un nuevo juicio para determinadas figuras del antiguo régimen acusadas ​​de matar a manifestantes durante la violencia del año pasado.



En otro decreto, el presidente firmó un escrito para evitar la disolución de la asamblea que escribe la  nueva constitución del país y se la dio más tiempo para terminar su labor.

En la declaración constitucional, Morsi esencialmente amplió sus poderes, en un movimiento que hizo temer que pudiera convertirse en un dictador.

Miles de egipcios salieron a las calles con cientos que siguen reuniéndose en la plaza Tahrir, pidiendo la caída del presidente y de los Hermanos Musulmanes.

Ayman Abdul Waham, un experto en política en el Centro Al Ahram de Estudios Políticos y Estratégicos, dijo que "no hay manera" de que Egipto se convierta en una nación islámica como la República Islámica de Irán, citando las cualidades de moderación, liberalismo, tolerancia, que dijo que caracterizan a la nación árabe mas grande del mundo.

"Los que intentan transformar a Egipto en un estado islámico no saben que el mosaico del país y su diversidad cultural rechazarán eso", dijo Abdul Waham.

Los defensores del islam político en Egipto están "tan ansiosos" por convertir Egipto en una nación islámica, dijo, y agregó que los poderes civiles y liberales se mantendrán firmes para evitar que esto suceda.

"Ciertos hechos surgieron en Egipto después de la revolución del 25 de enero que cada líder que gobierne el país tendrá que tener en cuenta," dijo Abdul Waham, explicando que "el pueblo egipcio, especialmente los jóvenes, ya no permitirán que una cierta minoría o grupo forme su historia y determine su destino".

Pero el experto político admitió que los movimientos liberales, a diferencia del movimiento de la Hermandad Musulmana, están divididos y que esto ha dado a los islamistas la ventaja en la escena egipcia.

"Las indicaciones muestran que los poderes liberales y civiles son cada vez más organizados, probablemente después de haber visto a la Hermandad Musulmana tratando de dominar al país", dijo Abdul Wahab, quien agregó que "los poderes públicos una vez que el poder liberal, secular y otros sean plenamente coherentes, habrá equilibrio en la fórmula política de Egipto."

Haciendo hincapié en que las recientes decisiones de Morsi no estaban destinadas a imponer un "régimen totalitario" o a aumentar la influencia de la Hermandad Musulmana en Egipto, Mohammed Jaafar, profesor de derecho en la Beni-Suef University, dijo que "las decisiones de Morsi eran administrativas y no ideológicas, pero si aún esa fuera su misión, las cualidades culturales del pueblo egipcio no lo permitirán".

"La diversidad cultural de Egipto y su mosaico no permitirán ninguna transformación del país en un estado étnico o ideológico ... bajo cualesquiera circunstancias, el ejemplo de Irán no se puede replicar en Egipto".

Omar Ashour, Director de Estudios de Oriente Medio de la Universidad de Exeter, sin embargo, advirtió de los movimientos "no democráticos" de Morsi, diciendo que tales movimientos "ocurren en períodos de transición, y en la mayoría de los casos, conducen a las dictaduras, no a la democracia".

Fuente
la proxima guerra rey abdullah-jordania-hermandad-musulmana-hermanos-musulmanes-elecciones-derrocar-rey
Los Hermanos Musulmanes de Jordania han dado al rey Abdullah II la notificación de que tiene hasta octubre para someterse a su demanda de transformar el Reino Hachemita en una monarquía constitucional o afrontará la presión de la Primavera Arabe para para su abdicación. Fuentes militares de Debkafiles informan de que los observadores de inteligencia de Israel y Arabia Saudita están cada vez más preocupados por el cercano clímax del conflicto en Amman entre los islamistas y la monarquía.

Para Israel, un trastorno en Jordania presagia el endurecimiento de la soga islamista alrededor de sus fronteras -Egipto y Libia al sur y Siria al norte- con consecuencias impredecibles con respecto a la población palestina de Jordania.

Arabia Saudita, ya amenazada por la agresión iraní, teme que el reino petrolero pudiera ser el próximo en la lista si su vecino del norte es aplastado bajo los pies de la marcha de la "primavera árabe".



Los gobernantes reales del reino del petróleo han despertado tardíamente al peligro y se encuentran en estado de pánico. Se dan cuenta de que su preocupación por ayudar a los rebeldes sirios a derrocar a Bashar Assad ha distraído su atención de los enemigos que acechan en su propia puerta. Miles de artículos en la prensa árabe en el último año han predicho que después de que la Hermandad Musulmana tomara el poder en Damasco, Amman sería el próximo en el punto de mira seguido de Riyadh.

En el último informe de Debka del 21 de septiembre se analizó la situación que se está cerrando en torno a la monarquía jordana y esbozó tres de sus opciones:

1. Él podría inclinarse a la principal demanda de los Hermanos Musulmanes mediante la presentación de una transición del reino hacia una monarquía constitucional y traspasar el poder ejecutivo a un gobierno dirigido por la Hermandad por medio de las reformas electorales para las que los Hermanos han estado presionando durante años. En Jordania como en Egipto, los Hermanos Musulmanes esperan una mayoría de dos tercios en unas elecciones libres.

2. Él podría hacer frente a las demandas de la Hermandad y ordenar a sus fuerzas de seguridad, de inteligencia y militares reprimir a la oposición. Este curso tiene el riesgo de sumergir a Jordania en la carnicería de la guerra civil entre los diversos segmentos de la población. Los mayores peligros provienen de las tribus beduinas, cuya tradicional lealtad al trono hachemita se ha debilitado en los últimos años, y los palestinos que constituyen el 60 por ciento de la población.

3. Se podría tratar de negociar un compromiso a través de diversos intermediarios. Nuestras fuentes informan de que varios intentos de mediación se han aventurado en los últimos tiempos, pero no llegaron a nada porque los Hermanos Musulmanes enviaron a sus líderes más radicales a la mesa y dejaron muy poco margen para el compromiso.

Según fuentes de la corte real, Abdullah se reunirá muy pronto con los líderes de la Hermandad  en una apelación personal a la calma después de años de acalorados debates. La mayoría de los observadores creen que él lo ha dejado para demasiado tarde y ahora la Hermandad Musulmana tiene el bocado entre los dientes.

De hecho, según un memorando interno filtrado al periódico Al-Hayat, la Hermandad ya ha fijado una fecha para que las manifestaciones masivas contra el Rey comiencen el 10 de octubre y ha ordenado a sus miembros para ir a trabajar a la vez para movilizar al menos a 50.000 manifestantes en protestas diarias contra el rey y la familia real hasta que se inclinen ante su voluntad.

El memorando dice: "Todos los miembros deben estar dedicados a comunicarse con sus familiares, amigos, conocidos, compañeros de trabajo y los diversos grupos islámicos y patriotas..." Hace un llamamiento a la formación de "focos que se centren en la participación de los grupos afiliados a universidades, escuelas y organizaciones de mujeres." Los manifestantes también se les aconsejará sobre tácticas para superar una operación de seguridad.

Los Hermanos Musulmanes de Jordania por lo tanto, han avanzado desde la propaganda de  oposición, el debate y la presión política hacia el activismo contra el trono.

Ambos campos jordanos están observando ansiosamente para ver qué camino toma el viento en la Casa Blanca.

El presidente Barack Obama tiene un acto de equilibrio para resolver: Por un lado, el rey jordano ha sido un firme aliado estadounidense y amigo, su apoyo principal en muchas de las crisis regionales. Por otro lado, Obama se refiere a los Hermanos Musulmanes como el eje de su política exterior de acercamiento al mundo musulmán.

Fuente
la proxima guerra estados unidos islamismo radical islamofobia al-qaeda
En Francia, donde la gente va a la cárcel por "negar el Holocausto", considerado por ley un delito de odio religioso, resulta extraño que unas bien planificadas caricaturas diseñadas exclusivamente para insultar e inflamar el odio contra los musulmanes en todo el mundo sean defendidas vigorosamente por los políticos franceses y que digan, según el Christian Science Monitor, que "la libertad de prensa no debe ser infringida".

Con los neoconservadores belicistas detrás de la película inflamatoria titulada "La inocencia de los musulmanes", y sus homólogos entre los radicales extremistas sectarios que llevan adelante las violentas protestas en todo Oriente Medio y el Norte de África, casi parece como si la publicación de las caricaturas insultantes por el diario francés "Charlie Hebdo", fuera parte de una estrategia más grande para crear un conflicto preparado entre el Islam y Occidente, sentando las bases para las operaciones militares más evidentes que se harán cargo de las operaciones encubiertas que hasta ahora se van vacilantes en Siria y más allá.

Francia (y Occidente) están jugando en ambos lados

Es un hecho que la propia Francia ha proporcionado patrocinio estatal al terrorismo desde Libia a Siria, armando, financiando y respaldando políticamente a los mismos grupos que toman las calles, queman consulados occidentales, y matan a transeúntes, diplomáticos y fuerzas de seguridad por igual. Francia había armado, entrenado, financiado y proporcionado apoyo aéreo a la clasificada por la ONU como organización terrorista, el Grupo Islámico Combatiente Libio (LIFG) el año pasado en Libia, en su intento de derrocar al gobierno de Muammar Gadafi.



El LIFG se había fusionado oficialmente con al-Qaeda, de acuerdo con un informe del West Point Combating Terrorism Center del ejército de EEUU en 2007, mucho antes de que los franceses a sabiendas ayudaran e incitaran a estos terroristas en su intento de derrocar e invadir Libia. Actualmente, el gobierno de Francia está financiando y armando a los mismos terroristas, a los que rápidamente transfieren armas, dinero y combatientes a Siria para comenzar las operaciones de terrorismo allí.

El informe titulado "combatientes extranjeros de al-Qaeda en Irak", dijo específicamente:

El aumento aparente en los reclutas libios que viajan a Irak puede estar vinculado a la relación cada vez mas cooperativa del Grupo Islámico Combatiente Libio (LIFG) con al-Qaeda, que culminó con el Grupo Islámico Combatiente Libio oficialmente uniéndose a al-Qaeda el 3 de noviembre de 2007.

Francia ha anunciado recientemente su intención de armar abiertamente a estos grupos terroristas que operan en Siria, hoy expuestos por Human Rights Watch como los que están llevando a a cabo atrocidades sistemáticas y generalizadas contra la población siria.

The Hindu, en su artículo, "Francia financiará a la oposición en Siria", informó:

"Reuters citó a una "fuente diplomática" que, afirmó que Francia había comenzado a apoyar algunas partes de Siria, que aparentemente están siendo controladas por la oposición armada. Lo que es más alarmante, el informe señaló que París estaba considerando el suministro de artillería pesada a los combatientes contra el gobierno - un movimiento que endurecería la posibilidad de una guerra civil en toda regla en el país".

Ahora Francia, a través de sus medios de comunicación, y la complicidad del apoyo tácito de sus políticos, está proporcionando a sus aliados terroristas algo nuevo: Un casus belli para la confrontación con Occidente para volver a insertar en la mente del público el recurso argumental necesario para introducir una intervención militar más directa donde el apoyo encubierto a los grupos terroristas aparentemente ha fallado.

La mentira que se espera que creas:

Lo que ahora se espera que se crea es que Francia, los EE.UU., Reino Unido y otras naciones estaban con toda su buena intención ayudando a estos grupos a llegar al poder, sólo para ser traicionados por los extremistas.

En realidad, la naturaleza de estos grupos militantes era conocida años antes, estos grupos específicamente elegidos para dirigir la subversión violenta de los blancos occidentales en el mundo árabe - con la posibilidad de un genocidio sectario y un retroceso significativo reconocido como un riesgo aceptable.

En 2007, un artículo que Seymour Hersh publicó en el New Yorker titulado "La redirección", admitió que:

"Para debilitar a Irán, que es predominantemente chiíta, la Administración Bush ha decidido, en efecto, reconfigurar sus prioridades en Oriente Medio. En el Líbano, la Administración ha cooperado con el gobierno de Arabia Saudita, que es sunita, en operaciones clandestinas que tienen por objeto debilitar a Hezbolá, la organización chií que está respaldada por Irán. Los EE.UU. también han tomado parte en operaciones clandestinas dirigidas contra Irán y su aliado Siria. Un subproducto de estas actividades ha sido el fortalecimiento de los grupos extremistas sunitas que propugnan una visión militante del Islam y son hostiles a Estados Unidos y simpatizantes de al-Qaeda".

El informe de Hersh también incluye:

"El gobierno saudí, con la aprobación de Washington, proporcionaría fondos y ayuda logística para debilitar al gobierno del presidente Bashar Assad, de Siria. Los israelíes creen que al poner tanta presión sobre el gobierno de Assad hará que sea más conciliador y abierto a las negociaciones."

Es evidente que Occidente, incluyendo los regímenes cómplices de Nicolas Sarkozy y François Hollande ahora, a sabiendas financia a terroristas. El informe de Hersh admite que todas las partes involucradas incluso en 2007 sabían muy bien los peligros potenciales implicados en la financiación de grupos terroristas, pero creían que estas fuerzas podrían ser controladas:

"...Bandar [de Arabia Saudita] y otros saudíes han asegurado a la Casa Blanca que "van a seguir muy de cerca a los fundamentalistas religiosos. Su mensaje para nosotros era 'Hemos creado este movimiento, y lo podemos controlar." No es que no queramos que los salafistas lancen bombas. Es que las lancen a Hezbolá, Moqtada al-Sadr, Irán, y a Siria, si continúan trabajando con Hezbolá e Irán".

Para Occidente fingir que la evidencia de que al-Qaeda está ahora invadiendo Oriente Medio es de alguna manera una consecuencia no deseada, cuando los funcionarios en 2007 estaban al tanto de todo y aplicaron esa política, es de hecho una mentira descarada. Para ayudar a vender la mentira, Occidente está pidiendo a sus facciones neo-conservadoras, y en particular, desempolvando sus brigadas de islamofobia dirigidas por gente como Daniel Pipes, un miembro de la administración Bush, un signtario del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (PNAC ), y un principal defensor de la guerra contra Siria e Irán, así como menores demagogos como Robert Spencer, Pamella Geller, y Horowitz David.

La creación de un frente extremista sectario para socavar y destruir a los gobiernos de Siria e Irán empezó con Bush en 2007 - siendo Siria e Irán los objetivos específicos con los que entrar en guerra que los neoconservadores han defendido sin cesar. Reclamar el aumento de este frente terrorista que ellos mismos ayudaron a crear es de alguna manera el resultado de un "Obama pro-Islam". Es una inmensa propaganda diseñada para las mentes más impresionables.

El Plan: La vuelta al guión (de nuevo)

En realidad, Obama dio cobertura de izquierdas a un programa singular corporativo-financiero impulsado y decidido hace décadas, y parte de los patrones y temas recurrentes que definen todos los imperios del pasado y del presente.

Parece que el público está cada vez más conscientes de que los EE.UU. acaban de entregar la nación de Libia a los extremistas sectarios y ahora apoya a brigadas de estos mismos terroristas, que ahora opera en Siria. La operación en Siria parece haber llegado a un punto muerto, en el que enviar mas armamento y respaldo a las fuerzas terroristas cada vez más visibles, es una opción políticamente insostenible.

Parece que el plan alternativo consiste en dar la vuelta al guión una vez más, convirtiendo a al-Qaeda, que comenzaron como luchadores por la libertad, que lucharon contra los célebres soviéticos en las montañas de Afganistán, a los terroristas denostados que han librado una década de guerra con Estados Unidos en Irak y Afganistán, a los combatientes de la libertad tratando de derrocar a Gadafi y al presidente Bashar al-Assad, para una vez más volver a ser vilipendiados, como atacantes de embajadas, y asesinos de embajadores.

Al parecer totalmente comprometidos con provocar un "choque de civilizaciones", el terreno se está preparando para ataques de bandera falsa y preparando la opinión pública para una mayor intervención militar directa en lugares como Siria e Irán. Los fracasos de los últimos cuatro años de política empresarial-financiera están siendo compartimentados en torno a Obama y se irán por el desagüe con su mandato, ya sea en 2012 o en 2016, con la esperanza de que la propia agenda sobreviva y siga adelante.

Una victoria de Obama en 2012 permitiría a Occidente seguir financiando a terroristas en todo el mundo más abiertamente en contra de los gobiernos de Siria, Irán e incluso Rusia y China - culpando de todo al "Obama pro-Islam". Una victoria de Romney podría permitir una intervención militar más agresiva y directa. De cualquier manera, las naciones de Siria, Irán, Rusia y China continuarán encontrándose en la línea de fuego tanto de operaciones encubiertas como de abiertas agresiones militares extranjeras.

La agenda global es la hegemonía global corporativo-financiera, la destrucción de la nación-estado, y la primacía de Wall Street-Londres dictando el "derecho internacional" para un "orden internacional" corporativo-financiero. Robert Kagan, de un importante think-tank reconoce que "sirve a las necesidades de los Estados Unidos y de sus aliados, que lo construyeron".

Al reconocer la agenda singular que hombres como Bush, Obama y Romney cubren, podemos exponer los intereses corporativo-financieros verdaderamente especiales que dictan la política occidental. Al comprender que se trata de intereses de empresas financieras, no políticos, los que impulsan estas agendas nefastas, podemos formular soluciones basadas en socavar y reemplazar su poder e influencia, en lugar de perdernos en miopes batallas políticas que en última instancia sólo cambian al cabeza visible, no al propio programa.

Fuente
la proxima guerra disturbios protestas en pakistan islamabad pelicula mahoma caricaturas
En estos momentos se están produciendo violentas protestas frente a la embajada de EE.UU. en Pakistán, en contra de la polémica película que se burla del Islam, lo que ha derivado en fuertes enfrentamientos con la Policía. Más de un millar de estudiantes indignados portan pancartas antiestadounidenses en las que expresan su rechazo a la película ‘La inocencia de los musulmanes’, producida en EE.UU., que ha desatado una serie de disturbios en todo el mundo islámico.

Al menos ocho agentes de la policía han resultado heridos hasta ahora. Los medios de comunicación de Islamabad informan que la Policía ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. La embajada de EE.UU. en Islamabad está localizada en una zona en la que además de edificios gubernamentales, también se ubican las embajadas de países como Reino Unido y Francia. Recordemos que es en este último país donde hace todavía pocas horas salieron a la luz unas caricaturas sobre Mahoma en las que aparece desnudo, llegando a dibujar sus genitales en una de ellas.




Es por ello que la policía está intentando por todos los medios bloquear el acceso a todo este barrio diplomático. Aún así los manifestantes intentan romper los cordones de seguridad para llegar al palacio presidencial. Las autoridades han enviado a la capital pakistaní varias unidades del Ejército, según informan medios locales.

Varios grupos de manifestantes también han tomado las calles de la ciudad situada al sur, Karachi, el centro financiero y de transporte por mar de Pakistán. La manifestación de estudiantes está teniendo lugar justo el día antes del día oficial “de expresión de amor” por el profeta Mahoma. Un día que anunció el Gobierno pakistaní en respuesta a la película anti-Islam. Pakistán se ha sumado a la iniciativa de otros países que han decidido bloquear el acceso al portal de videos Youtube ante la avalancha de enlaces a fragmentos del film que se han colgado en esa página.
la proxima guerra ataque a la embajada en bengasi libia pelicula musulmanes video
La circulación en Internet del trailer de una película, "La inocencia de los musulmanes", ha provocado manifestaciones en todo el mundo y dado lugar a la matanza en Bengasi del embajador de EE.UU. en Libia y a otros tres miembros de su equipo.

A primera vista, estos eventos se podrían simplemente añadir a la larga fila que conduce desde los Versos satánicos de Salman Rushdie a la quema del Corán del pastor Terry Jones. Sin embargo, este nuevo ataque se diferencia de otros incidentes en que la película no fue dirigida a un público occidental, sino que fue concebida únicamente como un instrumento de provocación dirigida a los musulmanes.

En términos políticos, el asunto se puede analizar desde dos puntos de vista: Desde el punto de vista táctico como una manipulación anti-Estados Unidos, o de carácter estratégico, como un ataque psicológico contra los musulmanes.

La película fue producida por un grupo sionista compuesto de judíos con doble nacionalidad israelí-estadounidense y por un copto egipcio. Se terminó hace varios meses, pero fue lanzada a la red en un momento concreto calculado para provocar disturbios contra los Estados Unidos.

Agentes israelíes fueron desplegados en varias grandes ciudades con la misión de canalizar la rabia de la multitud contra objetivos estadounidenses o coptos (aunque no a objetivos israelíes). Como era de esperar, el efecto máximo se alcanzó en Bengasi, la capital de la región Cirenaica en Libia.




La población de Bengasi es conocida por albergar a grupos particularmente reaccionarios y racistas. Es útil recordar que en la época en que las caricaturas de Mahoma aparecieron, en septiembre de 2005, los salafistas atacaron el consulado danés. De acuerdo con la Convención de Viena sobre diplomacia, el gobierno libio de Muammar al-Gaddafi desplegó tropas para proteger el servicio diplomático que entonces estaba bajo ataque. La represión de la revuelta dio lugar a numerosas muertes. Posteriormente, Occidente, tratando de derrocar al régimen libio, financió publicaciones salafistas que acusaron a  Gadafi de proteger el consulado danés por haber estado supuestamente detrás de la operación de las caricaturas.

El 15 de febrero de 2011, los salafistas organizaron una manifestación en Bengasi que conmemoraba la masacre durante la cual ocurrieron disparos, un incidente que marcó el comienzo de la insurrección de Bengasi que abrió el camino a la intervención de la OTAN. La policía libia arrestó a tres miembros de las fuerzas especiales italianas que confesaron haber disparado desde los tejados al aire sobre los manifestantes y la policía para sembrar el caos y la confusión. Mantenidos como prisioneros durante la guerra que siguió, fueron puestos en libertad cuando la OTAN se apoderó de la capital y los sacó clandestinamente fuera del país a Malta en un pequeño barco pesquero en el que yo también era un pasajero.

Esta vez, la manipulación de la gente de Bengasi por agentes israelíes tuvo como objetivo el asesinato del embajador de EE.UU., un acto de guerra que no se veía desde el bombardeo israelí del USS Liberty por la Fuerza Aérea y la Marina israelí en 1967. Esto constituye el primer asesinato de un embajador en el cumplimiento del deber desde 1979. El acto es tanto mas grave teniendo en cuenta que en un país donde el gobierno central es una ficción puramente legal, el embajador de EE.UU. no era simplemente un diplomático, sino que funcionaba como gobernador, como jefe de Estado de facto.

Cabe destacar que en las últimas semanas, los oficiales de más alto rango del ejército estadounidense han entrado en conflicto abierto con el gobierno israelí. Se han emitido declaraciones que significan su intención de poner fin al ciclo de guerras iniciadas después del 11-S (Afganistán, Irak, Libia y Siria) y que, a la luz de los acuerdos informales de 2001, se ampliará aún más (Sudán, Somalia e Irán). El primer disparo de advertencia ocurrió en Afganistán, en agosto de 2012, cuando dos misiles fueron disparados contra el avión estacionado del general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU.. Esta segunda advertencia ha resultado ser aún más brutal.

Si, por otro lado, se analiza este asunto desde el punto de vista de la psicología social, la publicación del trailer de la película y sus secuelas parecen ser un ataque frontal a las creencias de los musulmanes. En este sentido, es similar en naturaleza al episodio de las Pussy Riots pisoteando la libertad religiosa en el interior de la catedral ortodoxa de Cristo Salvador en Moscú y en las posteriores actuaciones de pornografía conceptual en las que el grupo estuvo involucrado. Se trata de operaciones destinadas a violar las sociedades que se resisten al proyecto de dominación global.

En las sociedades democráticas y multiculturales, lo sagrado es visto como algo que pertenece y se expresa en la esfera privada. Sin embargo, está en proceso de elaboración un nuevo espacio colectivo de lo sagrado. Los estados de Europa occidental han aprobado leyes de "memoria histórica" ​que han transformado un acontecimiento histórico -la destrucción nazi de los judíos europeos- en un acontecimiento religioso: La "Shoa" en terminología judía, o el "Holocausto", tal como se expresa en el lenguaje cristiano evangélico.

Los crímenes nazis de este modo se elevan al nivel de un evento único a costa de las víctimas de otras masacres, incluyendo otras víctimas de los nazis. Cuestionar el dogma, es decir, esta interpretación religiosa de los hechos históricos, está sujeto a una sanción penal, al igual que la blasfemia se castigaba en el pasado. Del mismo modo, en 2001, los EE.UU., la Unión Europea Estados y varios de sus aliados impusieron por decreto que poblaciones enteras de las naciones deben guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados del 11 de Septiembre. Esta decisión se sustenta en una interpretación ideológica de las causas de la masacre. En ambos casos, el haber sido asesinado porque era judío o porque era estadounidense le confiere un estatus especial a estas víctimas ante las que el resto de la humanidad debe hacer una genuflexión.

Durante los Juegos Olímpicos de Londres, tanto las delegaciones israelí y estadounidense intentaron ampliar su espacio sagrado aún más mediante la imposición de un minuto de silencio durante la ceremonia de apertura del evento más visto por televisión en todo el mundo, esta vez en nombre de los asesinados en los Juegos de Munich de 1972. Al final, la propuesta fue rechazada por el Comité Olímpico celebrando una ceremonia aparte. Esto es sólo una prueba más de los esfuerzos para crear una liturgia colectiva legitimando el imperio global.

"La inocencia de los musulmanes" sirve a la vez como un instrumento para traer de vuelta a Washington a la primera línea en un momento en que pudieran estar dando algún paso atrás en la agenda sionista y también como un medio de conseguirlo mediante atacar la fe de otros que se resisten.

Fuente
El líder de Hezbollah Hassan Nasrallah ha pedido una semana de protestas en contra del video que se burla del profeta Mahoma y que ha provocado protestas en el mundo musulmán y al que ha llamado el "peor ataque jamás hecho contra el Islam".
El líder de Hezbollah Hassan Nasrallah ha pedido una semana de protestas en contra del video que se burla del profeta Mahoma y que ha provocado protestas en el mundo musulmán y al que ha llamado el "peor ataque jamás hecho contra el Islam".

"Todo el mundo necesita ver la ira en vuestros rostros, en vuestros puños y vuestros gritos", dijo Nasrallah en un discurso televisado el domingo.

El jefe de la poderosa organización chiita libanesa habló apenas unas horas después de que el Papa Benedicto XVI abandonara el país luego de una histórica visita de tres días en la que oró para que los líderes de Oriente Medio pudieran trabajar por la paz y la reconciliación.

Nasrallah señaló que él deliberadamente había postergado su llamada a las protestas hasta después de la partida del Papa.




"Todo el mundo debe saber que el profeta tiene seguidores que no se quedarán en silencio frente a la humillación", dijo Nasrallah.

La película de bajo presupuesto titulada "La inocencia de los musulmanes", ha desatado la furia entre los musulmanes desde Londres a Nairobi por burlarse del Profeta Mahoma y por retratar a los musulmanes como inmorales y gente de violencia gratuita.

Nasrallah dijo a sus seguidores aumentar sus protestas en todo el país. Hizo un llamamiento a las protestas en el sur de Beirut el lunes, en la ciudad sureña de Tiro el miércoles, en la ciudad oriental de Baalbek el viernes, en Bint Jbeil en el sur de Líbano el sábado, y en Hermel en la región oriental del valle de Bekaa el domingo. Todas son zonas de mayoría chiíta.

También hizo un llamado para que la gente de todo el mundo islámico, se manifestara en contra de la película, que ha calificado como "el peor ataque contra el Islam jamás realizado, peor que los versos satánicos de Salman Rushdie, la quema del Corán en Afganistán y las caricaturas de Mahoma en los medios europeos".

"Debe haber acuerdos adoptados en las principales instituciones internacionales, que sean vinculantes para todos los Estados y gobiernos del mundo, para prohibir la difamación de las religiones", dijo Nasrallah, añadiendo que los ataques contra los musulmanes son "frecuentes".

"Los que escriben o dibujan o hacen una película deberían saber que serán castigados dondequiera que estén, y no deberían sentirse protegidos", dijo el jefe de Hezbollah.

También culpó a Estados Unidos por la película.

"La película fue hecha y se extendió desde los EE.UU.", dijo Nasrallah. "Los musulmanes deben decir a los EE.UU.: "Esto ha sucedido en su país".

El gobierno de EE.UU. impuso el jueves nuevas sanciones a Nasrallah y a otras dos figuras en el importante grupo chiíta por su apoyo al presidente sirio Bashar al-Assad.

Las sanciones del Departamento del Tesoro se añaden a las medidas ya impuestas contra Hezbolá, que fue designado por primera vez por Washington como un grupo terrorista en 2001.

En su discurso, Nasrallah dijo que el Líbano debe pedir una reunión de emergencia de la Liga Árabe para discutir la película anti-islam.

Y poco después de que su discurso terminara, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Líbano, dijo en un comunicado que el Ministro de Exteriores Adnan Mansur había solicitado una reunión del bloque de 22 miembros.

Fuente
la proxima guerra campaña protestas anti islam excusa para mas tropas en oriente medio
Un analista político estadounidense dice la última película anti-islam y los disturbios mortales tras su publicación en internet es un pretexto para que los EE.UU. libren más guerras en el mundo musulmán, informa Press TV.

"Esta crisis importante en todos los países será una justificación para más tropas sobre el terreno de la misma manera que están listos para entrar en Libia ahora mismo... Se convertirá en un pretexto para matar a más musulmanes, para robar más recursos", dijo el miembro de Dignity, Human Rights and Peace, Randy Short, durante una entrevista de televisión en Press TV el sábado.

El analista criticó el mensaje de la película anti-islam hecha en los Estados Unidos y la falta de una restricción a su publicación destinada a crear disturbios en todo el mundo bajo la bandera de la libertad de expresión.




"El Profeta Muhammad (la paz sea con él), tiene que ser, si no el único, uno de los más grandes de las tres personas que han vivido. Insultarle a él y no ser capaz de hacer algo para limitar el insulto de una personalidad tan importante de la religión, es algo hecho a conciencia", añadió Short.

Short argumentó que, si bien insultar al profeta del Islam y "herir los sentimientos" de los musulmanes es tolerado por los políticos estadounidenses y los medios occidentales; hacer comentarios acerca de la fe judía no quedaría sin castigo.

"Les aseguro que si esto hubiera sido algo sobre la fe judía, sobre el Talmud, que tiene algunos comentarios muy interesantes, si usted usara las palabras del Talmud sobre ciertas cosas, seguro que  se metería en problemas. Usted sería atacado por la simple reimpresión de lo que hay en el libro sin comentarios".

"Imagínese la poca libertad de expresión que tenemos para no poder hablar de lo que realmente es, y sin embargo, demonizar al Profeta Muhammad (la paz sea con él) es libertad de expresión", añadió Short.

Short cree que la fuerte presencia de importantes elementos judíos en los medios de comunicación occidentales pueden estar detrás de esta libertad de expresión selectiva.

En cambio, dijo que la respuesta por lastimar a "nuestros hermanos y hermanas de Oriente Medio", lo más probable es que sería con bombas y aviones no tripulados.

Short culpó esos casos de agresión en la voluntad de Occidente de "ignorar la importancia del Islam" y una falta general de "deseo de comprender a los musulmanes o al Islam", a pesar del hecho de que el Islam es "la religión de más rápido crecimiento en el mundo".

Fuente
la proxima guerra ataudes de los diplomaticos asesinados en libia
Los Estados Unidos están posicionando fuerzas militares de manera que puedan responder a los disturbios en un máximo de 17 o 18 lugares en el mundo islámico, anunció el secretario de Defensa, Leon Panetta, a última hora del viernes. "Tenemos que estar preparados en caso de que estas manifestaciones se salgan de control", dijo.

Esas palabras acabaron con las esperanzas de Washington de que la masacre islamista contra Estados Unidos que por ahora está barriendo a través de 21 países por causa de un video que ridiculiza el Islam, había pasado ya su pico mas alto. De hecho, en su sexto día, este sábado 15 de septiembre, las protestas callejeras contra embajadas de Estados Unidos y otros símbolos de influencia de Estados Unidos crecieron en más violentas y más organizadas, amenazando no sólo las vidas de estadounidenses, sino que está rompiendo toda la política del presidente Barack Obama de acercamiento a los árabes y a los musulmanes.

Por lo menos en cuatro países árabes, manifestantes anti-estadounidenses ya no tiraban sólo piedras sino que usaban armas de fuego. El más grave ocurrió en el Sinaí egipcio, donde decenas de beduinos armados salafistas vinculados a Al Qaeda dispararon misiles, granadas, morteros y armas automáticas, y fueron capaces de derribar dos puestos de guardia en la Fuerza Multinacional dirigida por Estados Unidos cerca de la base de El Arish, en busca de víctimas americanas. Un batallón de tropas colombianas combatió a los invasores en una feroz batalla feroz durante horas, lo que les impidió llegar a los cientos de oficiales estadounidenses, soldados y tripulaciones inmovilizados en los cuarteles fortificados.




En El Cairo, los manifestantes islamistas comenzaron a disparar balas de goma contra las fuerzas de seguridad egipcias que todavía no logran contener los disturbios.

En Trípoli, Líbano, los manifestantes y el ejército libanés intercambiaron disparos. En Jartum, los islamistas dispararon en su camino a la embajada de EE.UU. y la escuela americana antes de prenderles fuego.

En Túnez, el embajador de Estados Unidos casi sufrió la misma suerte que su colega, Chris Stevens y tres empleados del consulado que fueron asesinados en Bengasi, Libia, el pasado martes, 11 de septiembre. El embajador y varios diplomáticos estadounidenses fueron rescatados del edificio de la embajada en llamas por una unidad especial antiterrorista tunecina y llevado a un lugar seguro. El viernes tuvieron lugar las primeras cinco víctimas mortales, así como la primera manifestación violenta musulmana en la ciudad australiana de Sydney.

Fuentes de inteligencia y antiterroristas de Debkafiles sacan siete conclusiones de casi una semana de oleada de violencia anti-estadounidense en todo el Oriente Medio, Asia del Sur y mas allá:

1. La película de video anti-islámica no fue la causa de la convulsión, sólo un pretexto.

2. Los brotes fueron orquestados por una serie de organizaciones radicales islámicas que van desde los salafistas ultraconservadores a los terroristas de al-Qaeda. Se aprovecharon del creciente sentimiento antiestadounidense en muchos países árabes y musulmanes para debilitar a los gobiernos locales que mantienen lazos con los Estados Unidos, incluidos los Hermanos Musulmanes.

3. No se sabe todavía cómo funciona el mecanismo de coordinación de operaciones entre esos grupos islamistas extremistas, pero ya ha demostrado que es más rápido y más eficiente que la inteligencia estadounidense y los organismos antiterroristas en hacer el seguimiento de los mismos. Día a día, Washington está sorprendido por nuevos estallidos.

4. Después de encender las calles árabes y musulmanas, esta coalición radical cree que sus organizaciones que la integran están reuniendo suficiente fuerza como para empezar a empujar hacia fuera a las "moderadas" ramas de la Hermandad Musulmana que han llegado al poder por la primavera árabe respaldada por Estados Unidos con el fin de ocupar su lugar. La agitación contra Estados Unidos por lo tanto no se reducirá, como espera Washington, hasta lograr su objetivo.

5. Los EE.UU. han enviado a dos pelotones de 50 hombres cada uno de infantes de marina especialmente entrenados para proteger sus embajadas en Libia y Yemen, y puede enviar un tercer equipo a Sudán. De lo contrario, la administración Obama no se atreve a enviar tropas estadounidenses para apoyar a los nuevos regímenes árabes. Cualquier intervención militar visible de EE.UU. en esos países sólo aumentaría la popularidad de los radicales y debilitaría a los regímenes  que luchan por eliminar.

6. Los nuevos dirigentes de los Hermanos Musulmanes de Egipto, Túnez y Libia se enfrentan a un dilema estratégico difícil, aumentar la influencia del apoyo norteamericano para salvar sus regímenes, o acercarse a los extremistas islámicos, dar la espalda a Estados Unidos y darles un lugar en el gobierno.

7. El compartir el poder con los radicales ya ha comenzado en algunos países árabes, empezando la reversión de las políticas de Obama y los objetivos de la "primavera árabe"

Las políticas encaminadas a la eliminación ingenuamente en nombre de la democracia de los gobernantes autocráticos árabes seculares, para dar paso a "moderados" Hermanos Musulmanes,  regímenes elegidos por el pueblo y dispuestos a trabajar con Estados Unidos. Este ideal se redujo violentamente a cenizas en la segunda semana de septiembre de 2012.

Es difícil no recordar otra debacle de hace 33 años, cuando el presidente Jimmy Carter ayudó a derrocar al Sha de Persia sólo para que subieran al poder el implacable régimen de los ayatolás en Teherán.

Fuente
la proxima guerra leon panetta pentagono desplegado militares marines paises musulmanes estrategicos
Los EE.UU. han desplegado equipos militares para responder a los disturbios en 17 o 18 lugares de las naciones musulmanas que son de interés estratégico para el Pentágono.

"Tenemos que estar preparados en caso de que estas manifestaciones se salgan de control", dijo el secretario de Defensa, Leon Panetta, en una entrevista el viernes con Foreign Policy.

Panetta no ofreció más detalles sobre la declaración, pero la revista citó a un funcionario de defensa de EE.UU., quien confirmó que el Pentágono ha desplegado a 100 marines a Libia, Trípoli y Yemen, y también está considerando la posibilidad de enviar 50 soldados a Sudán.

Los comentarios se produjeron después de cuatro días de protestas contra Estados Unidos en el mundo musulmán en países como Libia, Egipto, Túnez, Líbano y Sudán. Las tensiones llegaron a un punto después de las oraciones del viernes, en las que miles de musulmanes se concentraron cerca de las embajadas de Estados Unidos para expresar su enfado por la película amateur estadounidense "La inocencia de los musulmanes" que ridiculizaban al profeta Mahoma.

Con la excepción del ataque contra el consulado de EE.UU. en Bengasi, Libia, en el que murieron cuatro estadounidenses, entre ellos el Embajador Chris Stevens, Panetta argumentó que la película probablemente era la razón principal de la violencia. Oriente Medio está pasando por "convulsiones", después de las revoluciones históricas del año pasado, y los extremistas están tratando de explotar los disturbios, dijo.




Panetta también restó importancia a las protestas en todo el mundo, en las que al menos seis manifestantes han muerto y decenas han resultado heridos, al decir que "una manifestación de los  extremistas, no es más que una manifestación del Ku Klux Klan en los Estados Unidos; no es necesariamente un reflejo de lo que el resto de el país siente."

El asalto al consulado de Bengasi está "bajo evaluación y se está investigando para determinar exactamente lo que ocurrió allí", dijo.

Fuente
la proxima guerra mapa protestas paises musulmanes pelicula mahoma
El FBI y el Departamento de Seguridad Nacional han emitido una advertencia terrorista no específica mientras ruge la violencia en Oriente Medio en respuesta al trailer de una película anti-islámica que apareció en Youtube.

El boletín de inteligencia advierte que "el riesgo de la violencia podría aumentar en el país y en el extranjero ya que la película sigue ganando atención" debido en gran parte a la cobertura sensacionalista de los medios corporativos.

A pesar de la falta de una amenaza creíble, el boletín dice que "los violentos extremistas en Estados Unidos podrían explotar la ira sobre la película para avanzar en sus esfuerzos de reclutamiento."

-->

El vídeo de corta duración parece ser "un fraude inventado diseñado para provocar disturbios en Oriente Medio mientras distrae de los verdaderos motivos detrás del asesinato del Embajador Chris Stevens," escribió Paul Joseph Watson para Infowar.com el jueves.

"Todo en la película sugiere que es un fraude inventado para fabricar artificialmente disturbios en Oriente Medio en un momento en que se especula sobre que los EE.UU. e Israel están a punto de lanzar intervenciones militares en Irán y Siria", señala Watson.

Otros han sugerido que el video fue producido por el Mossad israelí, la CIA y otras agencias de inteligencia.

"Los equipos de emergencia deben ser conscientes de la posibilidad de que grandes multitudes espontáneas y protestas podrían colapsar los recursos y deben estar atentos a los posibles esfuerzos  para alentar a los manifestantes pacíficos a cometer actos de violencia", dijo el boletín del FBI y Seguridad Nacional, según ABC.

A finales de agosto, el FBI emitió un boletín de alerta policial sobre que "extremistas anarquistas" usarían armas improvisadas en las convenciones nacionales republicana y demócrata.

El "FBI y el DHS evaluaron con alta confianza que altos extremistas anarquistas se centrarán en las infraestructuras... en Tampa y Charlotte, con impactos potenciales significativos en la seguridad pública y el transporte", informó CNN.

A pesar de la "alta confianza" del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, no se produjeron ataques con armas improvisadas en ninguna de las dos convenciones.

Fuente