Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-rusia-amenaza-a-eeuu-con-tomar-represalias-por-ataques-aereos-en-siria
Advierte que el espacio aéreo de Siria está bajo la protección de Moscú.

Rusia ha emitido una velada amenaza de tomar represalias si los ataques aéreos llevados a cabo por los EE.UU. o sus aliados se dirigen contra el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, dijeron funcionarios de seguridad del Medio Oriente a WND.

Los funcionarios de seguridad dijeron que Rusia se quejó el domingo en conversaciones secretas con representantes de las Naciones Unidas de que la actual campaña aérea de la administración Obama contra los combatientes del Estado Islámico en Siria es una violación de los acuerdos internacionales en materia de control del espacio aéreo sirio.

Los funcionarios dijeron que Rusia advirtió que potencialmente podría tomar represalias si Estados Unidos o los ataques aéreos árabes fueran más allá de los objetivos del Estado Islámico de Irak y Siria, o ISIS, y en su lugar bombardearan cualquier blanco del régimen sirio.

Los funcionarios dijeron a WND que no tienen ninguna información sobre la gravedad de la amenaza de Rusia o si Moscú quería decir que tomarían represalias directas o ayudarían a la fuerza aérea de Assad en una respuesta militar.



Los funcionarios dijeron que los diplomáticos rusos afirmaron que los términos con respecto al espacio aéreo sirio se acordaron en septiembre pasado como parte de un acuerdo para desarmar el arsenal de armas químicas de Siria a mediados de 2014.

En ese momento, la comunidad internacional temía que Assad podría dirigirse a los inspectores de armas químicas que actuaban en Siria. Ese miedo, en parte, propició un acuerdo en el que a Moscú se le proporcionó gran responsabilidad sobre los cielos de Siria, supuestamente para asegurarse contra la actuación de la fuerza aérea de Assad contra los esfuerzos internacionales de desarme.

Las autoridades dijeron además que tanto Rusia como militares iraníes están en alerta elevada en medio de la situación actual en Siria.

El sábado por primera vez aviones de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron objetivos de ISIS en Siria, cerca de la frontera con Turquía, así como posiciones al este del país, de acuerdo con activistas y unos funcionarios kurdos que hablaron a la Associated Press.

Nawaf Khalil, un portavoz kurdo del Partido de la Unión Democrática de Siria, o PYD, dijo a la AP que los ataques estaban dirigidos contra posiciones del Estado islámico cerca de la ciudad kurda de Kobani en Siria.

Los ataques de los Estados Unidos y la coalición también habrían atacado un cuartel local de ISIS en la ciudad al norte de siria de Tel Abyad a lo largo de la frontera con Turquía, incendiando una refinería de petróleo.

"Nuestro edificio se sacudía y vimos el fuego, a unos 60 metros (65 yardas) de altura, procedente de la refinería," dijo el hombre de negocios local Mehmet Ozer a la revista Time.

Time informó que los ataques también fueron confirmados por el Observatorio Sirio con sede en Gran Bretaña para los Derechos Humanos y fueron reportados por la agencia de noticias turca Dogan.

Fuente: WND
El jefe del Estado Mayor conjunto de EE.UU., Martin Dempsey, está convencido de que es imprescindible una operación terrestre para combatir con éxito al Estado Islámico. "No habrá solución solo con fuerza aérea contra el EI en Irak y Siria".

Según explicaba el general en una reciente rueda de prensa, el mando militar estadounidense está dispuesto a "entrenar" entre 12.000 y 15.000 efectivos de infantería para enfrentarse exitosamente con los extremistas y recuperar los territorios no controlados por las autoridades en el este de Siria. Dempsey detalló que en ese país la misión terrestre podría ser encargada a las unidades de la "oposición moderada" y que va a tardar tiempo capacitarlas.

Varios expertos citados por Svobodnaya Pressa han intentado adivinar dentro de qué plazo podría realizarse el despliegue de fuerzas a las que se refiere el militar. ¿Tendrá EE.UU. que intervenir con sus propias tropas en el conflicto de Oriente Medio antes de terminar el entrenamiento a mercenarios árabes? ¿Puede ocurrir si empeora la situación?

"Hasta el último momento, Obama opondrá resistencia a todos los intentos de enviar tropas terrestres estadounidenses a Oriente Medio, pero la situación en la región puede cambiar próximamente", pronostica el colaborador científico del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Ciencias Rusa Grigori Mirski. El experto recuerda que el mandatario dio su palabra, al presentarse a la presidencia, de que pondría fin a las dos guerras que había desatado George W. Bush. Sin embargo, podría pronto cambiar de opinión.

"Es muy posible que el destino próximo de la invasión de los militantes del Estado Islámico sean territorios sunitas: Jordania o Arabia Saudita". También Mirski considera probable que los extremistas se nieguen a expandirse por tierras nuevas y decidan "consolidar las fuerzas" en las vastas áreas que ya están controlando: una tercera parte de Irak y una tercera parte de Siria. Entonces, pronostica, EE.UU. tendrá que "admitir que el asunto queda sin resolver o tomar la decisión sobre el despliegue de las tropas terrestres".



Hay pocos que lo supieran, pero EE.UU. ya empleó sus tropas terrestres contra los yihadistas del Estado Islámico, afirma el experto militar Semión Bagdasárov, dirigente del centro de Investigaciones de los países de Oriente Próximo y Asia Central. Algunos destacamentos de la Infantería de Marina y tropas especiales participaron en el operativo en las montañas de Sinyar tomadas por el Estado Islámico.

Demsey es un buen profesional, cree el analista, y ya por eso se da cuenta que "solo se puede tomar control de un estado con el ejército de tierra".

La causa de que EE.UU. se plantee el despliegue terrestre es la escasa capacidad de combate de las fuerzas que están combatiendo al Estado Islámico, explica Bagdasárov. Aparentemente la proporción de fuerzas no es demasiado favorable para la de los yihadistas. A cada combatiente extremista en Irak le hacen frente unas 70 personas (entre milicias kurdas y tropas gubernamentales). En Siria la proporción es menos impresionante, pero las fuerzas se distribuyen 1 a 20, tratándose en el caso de los últimos de efectivos del Ejército. Sin embargo, los islamistas radicales han salido con éxito de muchas operaciones.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-seguidores-de-estado-islamico-en-reino-unido-podrian-laznar-ataques-terroristas
Expertos advierten que los simpatizantes británicos del Estado Islámico podrían suspender sus planes para combatir en Irak y Siria, organizando en su lugar ataques en territorio del Reino Unido, en respuesta a los bombardeos de la coalición en Oriente Medio.

Analistas del Centro internacional para el estudio de la radicalización y la violencia política del King's College de Londres aseguran haber identificado a un grupo de cientos de partidarios del Estado Islámico que, probablemente, prefieran quedarse en Reino Unido en vez de salir a luchar fuera, informa 'The Guardian'.

"Usan con entusiasmo foros abiertos y Twitter, está claro que están muy radicalizados, son muy extremos", describe al grupo el profesor Peter Neumann, director del centro. "Puede que estén hablando de ir a Siria, pero todavía no lo han hecho. Existen varios centenares de personas en este país que son actores, partidarios del Estado Islámico en Internet, que están divulgando materiales, apoyando la causa, diciendo cosas muy ofensivas", explica.



El profesor asegura que en la mente de los seguidores del EI, la decisión del Reino Unido de lanzar ataques en Irak, desplazó el frente desde Siria e Irak a este país europeo. Además, según él, la dinámica interna de la guerra civil en Siria era menos apasionante para muchos yihadistas potenciales británicos, que el conflicto entre el EI y Occidente.

Las fuentes comunican no disponer de información que apunten a un ataque terrorista concreto planeado para llevarse a cabo en el Reino Unido, pero persiste el miedo a que la forma de ataque más probable sea de bajo nivel tecnológico y poco sofisticada.

Fuente: The Guardian
la-proxima-guerra-se-prepara-turquia-para-la-ocupacion-de-siria
A medida que los terroristas apoyados por Occidente conducen supuestamente a decenas de miles de refugiados hacia territorio turco, y en medio de lo que se llama una "campaña sostenible y persistente" de ataques aéreos, ataques con misiles, y otros surtidos ataques contra territorio sirio, Occidente se prepara para desempolvar los planes para establecer una "zona de seguridad" en el norte de Siria, protegida por tropas de la OTAN - en particular de Turquía.

El periódico Hurriyet Daily News en su artículo, "Turkey’s top soldier inspects troops on Syrian border as gov't signals joining anti-ISIL bid", indicó que Turquía se preparaba para unirse a los ataques unilaterales ilegales en Siria encabezados por los EE.UU. y el respaldo de varias autocracias del Golfo Pérsico. El Hurriyet informó:

El Comandante de las fuerzas terrestres de Turquía inspeccionó las tropas a lo largo de la frontera con Siria el 24 de septiembre, ya que el gobierno turco señaló un cambio de política en unirse activamente a la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra la amenaza yihadista en Irak y Siria.

El comandante de las Fuerzas Terrestres, el Gen. Hulusi Akar visitó las instalaciones y tropas militares turcas desplegadas a lo largo de la frontera con Siria, donde fue informado por los oficiales en el terreno.



Turquía aumentó su presencia militar a lo largo de la frontera con Siria para hacer frente a las corrientes de refugiados en los últimos años y con la potencial ofensiva siria el año pasado. También hay informes de que el ejército ha intensificado su movilidad militar en la región después de que el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) atacaran a los kurdos sirios en la región de Kobane fronteriza con Turquía.

Imagen: Incluso los mapas del territorio de ISIS utilizados por los medios de comunicación occidentales revelan corredores bien definidos que conducen desde el territorio turco tanto hacia Siria como Irak. Está claro que ISIS no es un "estado", sino más bien una invasión y ocupación de territorio procedentes de la OTAN.

Mientras que la ofensiva militar planeada el año pasado fue atacar directamente al Ejército Árabe Sirio con provocaciones que más tarde se reveló que habían sido ataques de bandera falsa realizados contra Turquía por el propio gobierno turco, parece que ahora el llamado "Estado islámico" (ISIS) servirá como cubierta para las ambiciones extraterritoriales de la OTAN. ISIS, que no es ni islámico, ni un estado, es la culminación de años de armar, apoyar de forma encubierta y financiación de Estados Unidos, Europa, el Golfo Pérsico y Turquía.

Turquía, en particular, ha servido como un refugio seguro para los terroristas de ISIS durante los últimos 3-4 años. De hecho, los mapas que muestran el territorio de ISIS "a través de los medios de comunicación occidentales muestran pasillos que conducen directamente desde territorio turco definidos claramente. Los miles de millones en dinero en efectivo, armas, equipos, e incluso los vehículos usados ​​para construir lo que ahora es una fuerza mercenaria para tomar el poder de forma simultánea en tres países - Líbano, Siria e Irak - fueron proporcionados por países como Arabia Saudita y Qatar y canalizados en manos de los terroristas por agentes de la CIA que operan a lo largo de la frontera de Turquía con Siria.

A pesar del juego de la retórica de cambio de nombre de esta fuerza mercenaria para confundir a un público inconsciente, no hay otra explicación de la escala de las operaciones de ISIS más allá de la tutela multinacional estatal. Si Siria, Líbano, Irán e Irak están luchando contra ISIS, a través del proceso de eliminación, estos estados patrocinadores - sea que lo admitan o no - pueden ser fácilmente identificados.

La planificación de Turquía de la ocupación de Siria es una conspiración documentada.

Quitar territorio a Siria y crear "zonas de amortiguación" fue parte de la agenda de Estados Unidos en Siria desde hace años - mucho antes de que la amenaza de ISIS se esgrimiera como pretexto potencial para dirigir la intervención militar estadounidense. ISIS es simplemente la última construcción que se utiliza para implementar la estrategia.

Si bien la idea de una zona de amortiguamiento tiene la intención de parecerse al último intento honesto para resolver una creciente crisis regional y para "ganar" la guerra en Siria, en realidad esto ha sido planeado por lo menos desde marzo de 2012, donde se propuso la idea por parte del corporativo-financiero financiado Brookings Institution en su "Oriente Medio Memo # 21" "Assessing Options for Regime Change" en el que expresamente se decía:

"Una alternativa es que los esfuerzos diplomáticos para centrarse primero en la forma de poner fin a la violencia y la forma de obtener acceso humanitario, como se está haciendo bajo el liderazgo de Annan. Esto puede conducir a la creación de refugios seguros y corredores humanitarios, lo que tiene que ser respaldado por el poder militar limitado. Esto, por supuesto, está a la altura de los objetivos estadounidenses para Siria y podría preservar a Asad en el poder. Desde ese punto de partida, sin embargo, es posible que una amplia coalición con el mandato internacional apropiado podría añadir nuevas medidas coercitivas a sus esfuerzos".

Brookings continúa describiendo cómo la alineación de Turquía de grandes cantidades de armas y tropas a lo largo de su frontera en coordinación con los esfuerzos israelíes en el sur de Siria, podría ayudar a efectuar el cambio de régimen en Siria:

Además, los servicios de inteligencia de Israel tienen un gran conocimiento de Siria, así como activos dentro del régimen sirio que podrían ser utilizados para subvertir la base de poder del régimen y presionar para la eliminación de Asad. Israel podría posicionar fuerzas sobre o cerca de los Altos del Golán y, al hacerlo, podría desviar las fuerzas del régimen de luchar contra la oposición. Esta postura puede conjurar los temores en el régimen de Asad de una guerra de varios frentes, sobre todo si Turquía está dispuesta a hacer lo mismo en su frontera y si la oposición siria está siendo alimentada con una dieta constante de armas y entrenamiento. Tal movilización tal vez podría persuadir al liderazgo militar de Siria a derrocar a Asad con el fin de preservarse a sí mismo. Sus defensores argumentan que esta presión adicional podría inclinar la balanza en contra de Asad en Siria, si otras fuerzas estuvieran alineadas correctamente.

Claramente, una "zona de amortiguación" es el siguiente paso para los diseños occidentales dirigidos a exigentes cambio de régimen en Siria. También es un paso que sólo necesita un pretexto para seguir adelante. En 2012, fabricaron incidentes fronterizos con Turquía que estaban siendo utilizados para ayudar a implementar esta estrategia, pero fracasaron. Ahora la amenaza de ISIS se está utilizando para revender el mismo esquema exacto.

Turkey's Daily Sabah informaría en un artículo titulado, "El Ejército turco será autorizado en Irak y Siria, dice Davutoglu" que:

El Gobierno turco pedirá la autorización del Parlamento para las operaciones militares en Siria e Irak, dijo el recién electo PM Ahmet Davutoglu, en una conferencia de prensa el martes.

El documento también informaría:

"No puede haber dos proyectos de ley diferentes en función de los riesgos en la región", dijo Davutoglu. "Esperamos que la situación de seguridad no se deteriorará para Turquía en la región y que no tendrá que enviar fuerzas armadas."

Turquía, sin embargo, tomará todos los medios necesarios contra los riesgos que pongan en peligro la seguridad nacional del país y la estabilidad de la región, de acuerdo con Davutoglu.



Por supuesto, con ataques aéreos estadounidenses dejando un vacío que pronto se llenará de extremistas no impugnados por el Ejército Árabe Sirio forzados a retroceder en temor a provocar una nueva agresión occidental, la situación sin duda va a "deteriorarse". Así como Turquía organizó operaciones de bandera falsa en su frontera el año pasado en un intento de provocar una guerra con Siria directamente, y mediante el apoyo a los terroristas que resulta en una catástrofe humanitaria predecible ahora se extienda al territorio de Turquía, el vacío que los EE.UU. están creando intencionalmente pretende estar lleno de mercenarios terroristas y fuerzas de la OTAN para protegerlos mientras la parte frontal avanza cada vez más cerca de Damasco, en la forma de una "zona de amortiguación".

La única manera de que Siria evite que esto suceda es que ellos y sus aliados reunan rápidamente los medios tácticos, estratégicos y políticos con los que llenar el vacío en el este de Siria para evitar la "campaña de Occidente sostenible y persistente" de raíz. Porque si esta campaña echa raíces, cualquier intento por parte de Damasco para retomar territorio de Occidente y sus aliados terroristas con los que están operando, puede desencadenar una confrontación directa entre los EE.UU. y Damasco - la provocación final que Occidente está buscando para concluir sus planes estancados para el cambio de régimen en Siria.

Las operaciones en Estados Unidos a largo plazo en territorio sirio, con o sin fuerzas turcas implicadas, todavía podría convertirse en una trampa por parte de Siria y sus aliados. Al evitar las provocaciones y la confrontación militar directa con Occidente, Siria puede utilizar las fuerzas de poder para atrapar a Occidente en otro atolladero prolongado y costoso. Tal estrategia requeriría la construcción de una mayor disuasión contra nuevas incursiones hacia vitales centros de población de Siria, junto con la paciencia política inconmensurable. Occidente se quedará con más retrasos y complicaciones, así como los costos inmensos que se convertirán cada vez en más difíciles de justificar ante un público occidental ya cansados ​​de la guerra.

Fuente: Land Destroyer
la-proxima-guerra-reino-unido-realiza-primeras-misiones-de-combate-contra-estado-islamico-en-irak
Dos cazabombarderos británicos acompañados por un avión cisterna han realizado sus primeras misiones de combate contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Irak, informa BBC.

Dos aviones de combate de la Real Fuerza Aérea (RAF en inglés) ya vuelan, listos para atacar al EI en Irak, informa BBC. El Ministerio británico de Defensa confirmó que los dos cazabombarderos Tornado acompañados por un avión cisterna Voyager despegaron de la base aérea de Akrotiri en Chipre. Los aviones van equipados con bombas y misiles guiados por láser.

Sin embargo, el Ministerio no ha confirmado si la misión de los aviones era de ataque ni cuando regresarían. Seis cazas Tornado británicos permanecen desplegados en Chipre desde hace seis semanas, pero hasta ahora solo llevaban a cabo misiones de vigilancia.

El viernes el Parlamento del Reino Unido dio luz verde a los ataques aéreos en Irak contra el EI a cargo de las Fuerzas Armadas del país, después de que un día antes el Gabinete de Ministros apoyara por unanimidad la acción militar contra el EI hasta un plazo de tres años. Según el Gobierno, los ataques contra las posiciones del EI en Irak no son ilegales, ya que fueron reclamadas por el primer ministro iraquí.

Fuente: BBC


la-proxima-guerra-las-intervenciones-de-eeuu-y-reino-unido-en-irak-video
Aviones de combate de la RAF están listos para lanzar los primeros ataques aéreos de Gran Bretaña contra el Estado Islámico después de que el Parlamento diera luz verde a la acción militar.

Ayer, al final de un debate de seis horas y media en la Cámara de los Comunes, los diputados votaron por 524 a 43 - una mayoría de 481 - a favor de apoyar los ataques contra los militantes en Irak en apoyo a la coalición liderada por Estados Unidos.

La decisión se produce después de que el presidente Barack Obama autorizara a los Estados Unidos a lanzar ataques aéreos en el norte de Irak en agosto como advertencia de que se pondrían en marcha para defender a los estadounidenses del avance de los militantes islámicos y proteger a los civiles asediados.

Los anuncios reflejan el compromiso estadounidense más profundo en Irak desde que las tropas estadounidenses se retiraron a finales de 2011 después de casi una década de guerra.

En 1982, a pesar de la brutalidad reconocida de Saddam Hussein, los EE.UU. tenían una visión mucho más favorable de Irak, apoyando al lider iraquí en su guerra contra Irán, que veía a los EE.UU. como su principal adversario en Oriente Medio tras la Revolución Islámica del Ayotallah Khomenei.



Pero después de que Hussein invadiera la vecina Kuwait en 1990, los EE.UU. bajo George Bush padre lideraron una coalición de tropas, incluyendo al Reino Unido, en su contra en la primera guerra del Golfo.

En 1998, el presidente Bill Clinton participó en una acción militar en el país de nuevo, al tiempo que Estados Unidos y el Reino Unido bombardearon objetivos militares iraquíes en una campaña de bombardeos de cuatro días destinada a destruir los arsenales de Hussein de armas de destrucción masiva.

Las fuerzas estadounidenses y británicas invadieron luego a Irak en marzo de 2003 bajo una nube de controversia política sobre la legalidad de la acción militar, y sobre todo en Gran Bretaña, en medio de una intensa oposición pública al conflicto.


Después de un período inicial de "luna de miel", cuando muchos iraquíes les daban la bienvenida como libertadores, las tropas se vieron sumidas en una insurgencia chiíta respaldada por Irán, con los EE.UU. comprometiéndose a enviar tropas en 2007 para evitar el colapso en una guerra civil abierta.

El presidente Obama ha apostado gran parte de su legado en la terminación de lo que él ha llamado la "guerra tonta" en Irak.

Consciente de la aversión del público a otra larga guerra, ha reconocido que la perspectiva de una nueva ronda de acciones militares podría ser una causa de preocupación entre muchos estadounidenses y se comprometió de nuevo a no poner tropas de combate estadounidenses de vuelta en el terreno en Irak diciendo que no hay una solución militar de Estados Unidos a la crisis.

A pesar de la abrumadora mayoría a favor de la acción militar en la última noche de los Comunes había preocupaciones en todas las partes de la Casa porque, 11 años después de la invasión de Irak, Gran Bretaña se embarcaba de nuevo en la acción militar en el Medio Oriente.

Fuente: Telegraph
la-proxima-guerra-reino-unido-parlamento-da-luz-verde-bombardeos-estado-islamico
La Cámara de los Comunes ha dado luz verde a David Cameron a lanzar ataques aéreos contra objetivos del Estado Islámico (IS) en Irak. Por 524 votos a favor y tan sólo 43 en contra, Cameron salió airoso del trance parlamentario y dará su autorización en las próximas horas, al tiempo que deja abierta la puerta a futuras acciones en Siria.

El 57% de los británicos apoyan los ataques aéreos sobre las bases del IS en Irak y el 51% repaldaría las incursiones sobre suelo sirio, según una reciente encuesta de YouGov. La oposición a una intervención militar, que hace once años era masiva y sacó a decenas de miles de británicos a las calles, ronda apenas el 25%.

Unos doscientos manifestantes se han dado cita en las últimas horas en Downing Street y ante el Parlamento británico con sus pancartas contrarias a una nueva guerra en Irak, la tercera en menos de 25 años.



Cameron no sólo ha logrado esta vez la autorización parlamentaria, sino que ha dejado bien claro que el Reino Unido tiene "la base legal y moral" para poder lanzar ataques aéreos en el futuro en Siria. El premier consevador aseguró que no enviará tropas de tierra, aunque advirtió que las operaciones militares contra el IS pueden durar varios años: "Las claves serán la paciencia y la persistencia; no será una campaña de Conmocion y Espanto".

David Cameron ha logrado el apoyo mayoritario de la oposición laborista, que sin embargo ha logrado demorar de momento cualquier acción sobre suelo sirio. Cameron aseguró ayer que contaba con "la justificación legal y moral" para extender los bombardeos a Siria, aunque prefirió no romper el consenso a riesgo a de enfrentarse a una humillante votación en contra como la de hace un año.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-solo-jordania-apoya-abiertamente-bombardeos-contra-estado-islamico
Arabia Saudí, Emiratos, Bahréin y Qatar guardan silencio sobre una operación a la que su presencia da legitimidad

Estados Unidos comienza a atacar posiciones del Estado Islámico en Siria

Sólo Jordania ha reconocido su participación, junto a EEUU, en los bombardeos contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria esta madrugada. El resto de los países árabes involucrados guarda silencio sobre esta operación que abre un nuevo frente en la lucha contra los yihadistas. Aunque el portavoz del Pentágono no precisó sus nombres, poco después un comunicado militar ha confirmado las filtraciones periodísticas que mencionaban a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Qatar.

“Hemos golpeado al terrorismo en su guarida para proteger la seguridad y la estabilidad de Jordania, y para prevenir que el terrorismo alcance al reino”, ha declarado el ministro jordano de Información, Mohamad al Momani, citado por Al Jazeera.

Al Momani también ha dicho que los bombardeos van a continuar en los próximos días y que han participado cuatro países árabes, incluido Jordania. Los otros tres serían, según Reuters, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, aunque la función de cada uno de ellos en la operación militar no está clara. La agencia, que menciona como fuente a un funcionario estadounidense sin identificar, añade que Qatar sirvió de apoyo para las operaciones aéreas. Un comunicado del Mando Central de las Fuerzas Armadas de EEUU (CENTCOM) ha confirmado poco después la colaboración de esas cinco naciones.



La contribución de los aliados árabes es clave para legitimar la campaña estadounidense contra el EI. Tanto Arabia Saudí como Emiratos tienen unas fuerzas aéreas modernas y dotadas de cazabombarderos de última generación, F-15 norteamericanos y Eurofighters en el caso de los saudíes y Mirage 2000 franceses y F-16 norteamericanos los emiratíes. Además, tanto EAU como Qatar ya tienen experiencia de haber participado en una operación internacional en Libia en 2011.

Sin embargo, las monarquías de la península Arábiga han sido cautelosas en mostrar abiertamente su apoyo a EEUU en la campaña contra los yihadistas. Por un lado, los gobernantes se muestran escépticos sobre el alcance del compromiso de Washington, con quien mantienen crecientes diferencias sobre cómo hacer frente a los cambios que se están produciendo en Oriente Próximo. Por otro, temen las represalias de los extremistas e incluso la eventual reacción de sus poblaciones si el plan se desvía de su objetivo bien porque cause demasiadas víctimas civiles o porque termine ayudando a la causa de Irán en la región.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-quienes-son-los-miembros-del-emirato-islamico

por Thierry Meyssan

Mientras la opinión pública occidental trata de nadar en un verdadero océano de información sobre la formación de una supuesta coalición internacional para la lucha contra el «Emirato Islámico», es este último el que va cambiando discretamente de forma. Sus principales jefes ya no son árabes sino georgianos y chinos. Para Thierry Meyssan, esta mutación demuestra que el objetivo a largo plazo de la OTAN es utilizar el «Emirato Islámico» en Rusia y China. Es por eso que esos dos países están obligados a intervenir desde ahora en contra de los yihadistas, antes de que estos vuelvan para sembrar el caos en sus países de origen.

El «Emirato Islámico» comenzó haciendo ostentación de su origen árabe. Esta organización surgió de «al-Qaeda en Irak», que no luchaba contra los invasores estadounidenses sino contra los chiitas iraquíes. Luego se convirtió en «Emirato Islámico en Irak» y posteriormente en «Emirato Islámico en Irak y el Levante» (EIIL). En octubre de 2007, las fuerzas terrestres de Estados Unidos ocuparon en Sinjar al menos 606 fichas de miembros extranjeros de esa organización, fichas que fueron cuidadosamente analizadas por expertos de la Academia Militar estadounidense de West Point.



Sin embargo, días después de la ocupación de la fichas, el emir al-Baghdadi declaró que su organización contaba solamente con 200 combatientes y que todos eran iraquíes. Esa mentira es comparable a las de las demás organizaciones terroristas que operan en Siria y que declaran que entre sus miembros sólo hay «algunos extranjeros», cuando el Ejército Árabe Sirio estima en al menos 250 000 el número de yihadistas extranjeros que han pasado por Siria en los 3 últimos años. En todo caso, el califa Ibrahim (nuevo nombre del emir al-Baghdadi) ahora reconoce que su organización se compone ampliamente de extranjeros y agrega que el territorio sirio ya no es para los sirios sino para “sus” yihadistas.

Según las fichas ocupadas en Sinjar, un 41% de los terroristas extranjeros miembros del «Emirato Islámico en Irak» ostentaban la nacionalidad saudita, un 18,8% eran libios y solamente un 8,2% eran sirios. Si relacionamos esas cifras con la población de cada uno de los países mencionados veremos que la población libia ha proporcionado 2 veces más combatientes que la de Arabia Saudita y 5 veces más que la de Siria.

En cuanto a los yihadistas sirios, aunque son originarios de diversas regiones de Siria, el 34,3% venían de Deir ez-Zor, ciudad que desde que el «Emirato Islámico» tuvo que retirarse de Raqqa, se convirtió en capital del Califato.

En Siria, la particularidad de Deir ez-Zor es que su población se compone mayoritariamente de árabes sunnitas organizados en tribus y de una minoría de kurdos y armenios. Y, hasta ahora, Estados Unidos sólo ha logrado destruir Estados como los de Afganistán, Irak y Libia, o sea en países cuya población está organizada en tribus. Pero ha fracasado en todos los demás países. Desde ese punto de vista, Deir ez-Zor en particular y el noreste de Siria en general pudieran ser potencialmente conquistados. Pero no sucede lo mismo con el resto de la República Árabe Siria, como ya se ve desde hace 3 años.


Bajo el nombre de Abu Omar al-Shishani, un sargento de la inteligencia militar georgiana, cuyo verdadero nombre es Tarkhan Batirashvili, se ha convertido en uno de los principales jefes del «Emirato Islámico».

Desde hace dos semanas, se ha iniciado una purga entre los oficiales provenientes del Magreb. Los tunecinos que tomaron el aeropuerto militar de Raqqa, el 25 de agosto de 2014, fueron arrestados por desobediencia, juzgados y ejecutados por orden de sus superiores. El «Emirato Islámico» tiene intenciones de restar protagonismo a sus combatientes árabes y promover a los chechenos amablemente puestos a su disposición por los servicios secretos georgianos.


En el centro de la foto, Abu Anisah al-Khazakhi, el primer yihadista chino del «Emirato Islámico» muerto en combate, no era uigur sino kazajo.

Y ahora aparece un nuevo tipo de yihadistas: los yihadistas chinos. Desde junio de 2014, Estados Unidos y Turquía han introducido en el noreste de Siria cientos de yihadistas chinos traídos incluso con sus familias. Algunos se convierten de inmediato en oficiales. Se trata principalmente de miembros de la etnia uigur, o sea chinos de la República Popular China pero musulmanes sunnitas turcófonos.

Es por lo tanto evidente que, a largo plazo, el «Emirato Islámico» extenderá sus actividades a Rusia y China y que esos dos países son los blancos finales de sus acciones.

Así que seguramente seremos testigos de una nueva operación de propaganda de la OTAN: su aviación empujará a los yihadistas fuera de Irak pero los dejará instalarse en Deir ez-Zor. La CIA proporcionará dinero, armas, municiones y datos de inteligencia a los «revolucionarios moderados» (sic) del Ejército Sirio Libre (ESL), quienes cambiarán entonces de casaca para ser utilizados bajo la bandera del «Emirato Islámico», como ha venido sucediendo desde mayo de 2013.


John McCain se reúne con el estado mayor del Ejército Sirio Libre. Durante el encuentro conversa precisamente con Ibrahim al-Badri, el hoy autoproclamado califa Ibrahim. El hombre con gafas que aparece en la foto es el general Salim Idris.

En aquel momento, el senador estadounidense John McCain penetró ilegalmente en territorio sirio, donde se reunió con el estado mayor del ESL. Según puede verse en la foto tomada como prueba del encuentro, entre los miembros del estado mayor del Ejército Sirio Libre estaba en aquel momento un tal Abu Yussef, oficialmente buscado por el Departamento de Estado estadounidense bajo el nombre de Abu Du’a, quien en realidad no era otro que el actual califa Ibrahim. O sea, el mismo individuo era al mismo tiempo jefe moderado en el ESL y jefe extremista en el «Emirato Islámico».

Ya en posesión de esta información, cada cual podrá apreciar el verdadero valor del documento que el embajador sirio Bachar al-Jaafari presentó al Consejo de Seguridad de la ONU el 14 de julio de 2014. Se trata de una carta del 17 de enero de 2014 en la que el general Salim Idriss, comandante en jefe del ESL, escribe lo siguiente:

«Le informo por medio de la presente que las municiones enviadas por el estado mayor a los dirigentes de los consejos militares revolucionarios de la región este deben ser distribuidas, conforme a lo convenido, entregando 2 tercios a los jefes de guerra del Frente al-Nusra, y que el tercio restante se repartirá entre los militares y los elementos revolucionarios para la lucha contra las bandas del EIIL. Le agradeceremos que nos envíe los comprobantes de la entrega del conjunto de municiones, precisando las cantidades y características, debidamente firmados personalmente por los dirigentes y jefes de guerra, para que podamos transmitirlos a los socios turcos y franceses.»

En otras palabras, dos potencias miembros de la OTAN (Turquía y Francia) enviaron volúmenes de municiones y especificaban que dos tercios eran para el Frente al-Nusra (clasificado como miembro de al-Qaeda por el Consejo de Seguridad de la ONU) y que el otro tercio era para que el Ejército Sirio Libre luchara contra el «Emirato Islámico»… cuyo jefe era miembro del estado mayor del propio Ejército Sirio Libre.

La realidad es otra: el Ejército Sirio Libre desapareció del terreno y en realidad dos tercios de las municiones estaban destinadas a al-Qaeda mientras que el otro tercio era para el «Emirato Islámico».

Gracias a ese dispositivo, que podríamos llamar de “casaca reversible”, la OTAN podrá seguir lanzando contra Siria sus hordas de yihadistas mientras sigue afirmando que lucha contra ellos.

Pero cuando la OTAN haya extendido el caos a todo el mundo árabe, incluso en el territorio de su aliado saudita, enfilará el «Emirato Islámico» contra las dos grandes potencias en desarrollo, que son Rusia y China. Es por eso que esas dos potencias deberían intervenir desde ahora y acabar con el embrión de ejército privado que la OTAN está reuniendo y entrenando en el mundo árabe. De no hacerlo ahora, Moscú y Pekín pronto tendrán que enfrentarse a ese ejército de todas maneras… pero será en suelo ruso y chino.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-dos-aviones-rafale-francia-primeros-bombardeos-estado-islamico
El Elíseo ha confirmado que dos aviones Rafale han atacado esta mañana el país

François Hollande ha advertido de que no desplegará tropas sobre el terreno

Apenas unas horas después de que el presidente francés, François Hollande, lo anunciara, Francia ha lanzado los primeros bombardeos aéreos contra las posiciones del Estado Islámico en Irak. Según confirmó el Elíseo, dos aviones de combate Rafale han impactado esta mañana contra objetivos de los yihadistas.

Los Rafale "tenían como objetivo un depósito logístico" de los terroristas de la organización Daech (Estado Islámico) en el noreste del país. "El objetivo ha sido destruido por completo", señaló este viernes el Elíseo, que aseguró que las operaciones militares "se prolongarán en los próximos días".

El lunes el Ejército galo lanzó su primera misión aérea para reconocer la zona e identificar las zonas en las que se mueven los radicales. "En cuanto tengamos identificadas sus posiciones, actuaremos en un plazo corto de tiempo", explicaba ayer François Hollande durante su conferencia semestral ante los medios de comunicación.



"Nuestro objetivo es contribuir a la paz y la seguridad en Irak para debilitar a los terroristas", apuntaba el jefe de Estado galo. De momento Francia no planea enviar tropas terrestres y se va a limitar sólo a los ataques aéreos.

París pasa así al ataque y se suma a la ofensiva militar liderada por Estados Unidos para tratar de aniquilar a los yihadistas del IS que aterrorizan a las minorías en el país. Francia y otros 25 países firmaron el pasado lunes una declaración en la que se comprometían a luchar contra el grupo terrorista. Según el texto, "cualquier ataque se hará de acuerdo a las necesidades de las autoridades iraquíes y respetando la legalidad internacional".

Desde el pasado mes de agosto París trata de liderar la ofensiva europea contra el IS y ya se adelantó con el envío de ayuda humanitaria cuando Estados Unidos lanzó sus primeros ataques aéreos.

La semana que viene el primer ministro, Manuel Valls, explicará al Parlamento cómo se concretarán estas operaciones militares al lado de las fuerzas iraquíes para "restaurar la soberanía iraquí".

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-diplomatico-irak-advierte-asesinato-del-papa-inminente-estado-islamico
El Estado Islámico está planeando un atentado contra el papa Francisco en uno de sus viajes al extranjero, ha advertido el embajador iraquí ante el Vaticano, Habeeb al Sadr.

Según Al Sadr, el movimiento terrorista tiene al papa en el punto de mira debido a que apoya la intervención militar estadounidense en Siria e Irak contra el Estado Islámico, informa 'International Business Times'.

El diplomático iraquí subrayó también que el grupo terrorista cuenta en sus filas con miembros canadienses, estadounidenses, franceses, británicos e incluso italianos, por lo que el movimiento puede instruir a estos para asesinar al sumo pontífice cuando surja la oportunidad.

"Las amenazas contra el papa son creíbles. Las declaraciones públicas del Estado Islámico y sus crímenes contra la cristiandad son un hecho", dijo Al Sadr.



Estas advertencias llegan en vísperas de la visita de Francisco a Albania, que tendrá lugar el próximo domingo. Según el diplomático iraquí, el Estado Islámico anhela establecer su califato en Roma y un día erigir su bandera negra en la basílica de San Pedro. "Estas amenazas no se deberían desatender, el Estado Islámico ya ha destruido algunos de los lugares más sagrados en Irak", agregó.

"Esta banda de criminales dice que quien no está con ellos, está contra ellos. Dan dos opciones: convertirse al islam o morir, y ellos lo están haciendo. Es un genocidio", aseguró Al Sadr.

Además, señaló que si el intento de asesinar al papa fracasa en Albania, la organización podría volver a intentarlo en noviembre en Turquía.

Por su parte, portavoces del Vaticano indicaron que no tienen información sobre planes de un magnicidio, por lo que no cambiarán su itinerario durante la visita a Albania. Indicaron también que no hay razones aparentes para temer por la vida de Francisco ni información fidedigna sobre los supuestos planes del Estado Islámico.

Fuente: International Business Times
la-proxima-guerra-eeuu-no-descarta-usar-tropas-de-tierra-en-irak-siria-estado-islamico
La campaña militar contra el Estado Islámico en Irak y Siria será muy larga y en algún momento puede requerir la participación de tropas en las operaciones en tierra, afirman altos cargos de Defensa de EE.UU.

Así lo afirmaron este martes en el marco de una audiencia del Congreso el ministro de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, y el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de EE.UU., el general Martin Dempsey, informa Itar-Tass.

"Estaremos preparados para atacar los objetivos del Estado Islámico en Siria, lo que reducirá las posibilidades de este grupo" explicó Dempsey, hablando ante el Comité del Senado sobre Servicios Armados. Sin embargo, añadió que las acciones "no se parecerán a 'Shock and Awe' [la doctrina militar desarrollada en 1996 y aplicada durante la invasión a Irak en 2003], ya que el EI se organiza de manera diferente". De acuerdo con el general, se trata de una "campaña estable y de largo plazo".



Además, en Washington no descartan la posibilidad de emplear tropas de tierra estadounidenses contra el Estado Islámico en las operaciones contra este grupo radical en el territorio de Irak y Siria. "Si en algún momento se da una situación en la que yo considere que nuestros consejeros [militares] tienen que acompañar a las tropas iraquíes en la ofensiva contra determinados objetivos del EI, voy a recomendar al presidente [Obama] que dé este paso", dijo el general.

En tal situación, "voy a dirigirme al presidente con una recomendación que probablemente incluirá el empleo de las fuerzas de tierra", repitió Dempsey respondiendo a las preguntas de los senadores.

Anteriormente, el presidente Barack Obama en repetidas ocasiones ha afirmado que las tropas de tierra estadounidenses no participarían en las operaciones contra los islamistas en Irak y Siria. Según Obama, EE.UU. planea atacar sus posiciones desde el aire y espera que a su campaña se unan las fuerzas armadas iraquíes y las fuerzas de la llamada oposición siria moderada.

Fuente: Itar-Tass
la-proxima-guerra-ayatola-jamenei-eeuu-quiere-usar-estado-islamico-pretexto-entrar-en-siria-irak
El ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, líder supremo iraní, afirmó este lunes que EE.UU. quiere usar al Estado Islámico como pretexto para entrar cuando quiera en Irak y Siria.

Según el líder supremo iraní, al declararles la guerra a los insurgentes del grupo yihadista, EE.UU. quiere ampliar su presencia militar en la región de Oriente Próximo.

El ayatolá rechazó la petición presentada por EE.UU. para cooperar contra el grupo yihadista y tachó de "absurdas" las afirmaciones del Gobierno estadounidense acerca de una coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico.



"Desde el principio, EE.UU. nos preguntó a través de su embajador en Irak si podíamos cooperar contra el Estado Islámico", señaló el líder supremo iraní citado por Press TV. "Dije que no, porque tienen las manos sucias", agregó.

"Nuestro desacuerdo respecto a la cooperación de Irán con EE.UU. en el asunto del Estado Islámico se debe a que el propio EE.UU. ha estado involucrado en la creación y difusión del terrorismo", subrayó.

Jameneí hizo estas declaraciones después de recibir el alta del hospital en el que recientemente se sometió a una operación de próstata.

Este lunes los representantes de aproximadamente 20 países se reúnen en París para definir sus funciones dentro de la coalición internacional impulsada por EE.UU. para combatir a los insurgentes del Estado Islámico.

Fuente: Press Tv
Los interesados no se significan, pero su intervención legitimaría la coalición global

Varios países árabes se han ofrecido para participar en los bombardeos aéreos contra el autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak y en Siria, según revelaron funcionarios estadounidenses este domingo en París. Ese paso contrasta con el poco entusiasmo que los árabes han mostrado por el plan de Washington para acabar con ese grupo terrorista. Aunque sin duda ayudará a legitimar la campaña, la ausencia de un anuncio oficial por parte de los implicados pone de relieve las tensiones y contradicciones que abordan estos Gobiernos.

“No quiero dejarles con la impresión de que los miembros árabes [de la coalición] no se han ofrecido para realizar bombardeos porque varios de ellos lo han hecho”, reveló un alto funcionario norteamericano a los periodistas que viajan con el secretario de Estado John Kerry, citado por la agencia Reuters. Los ataques no se limitarían a Irak, ya que “algunos han indicado desde hace tiempo su voluntad de ir más allá”.

Las fuentes se negaron a identificar quiénes están dispuestos a dar ese paso. Se trata de una contribución crucial ya que no sólo significaría la posibilidad de ampliar a Siria la actual campaña estadounidense sobre las posiciones del EI en Irak, sino que reforzaría la credibilidad de ese proyecto en una región que recela enormemente del compromiso norteamericano. De momento, EE UU está identificando las tareas que cada país va a desarrollar en la coalición contra los yihadistas.



Durante su escala en Arabia Saudí el pasado jueves, Kerry logró el apoyo de ese país y otros nueve Estados árabes a la coalición global propuesta pocos días antes por el presidente Barack Obama para hacer frente a la amenaza del EI. El comunicado, firmado además de por los saudíes por Kuwait, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Egipto, Jordania, Líbano y el propio Irak, no concretaba el tipo de asistencia que cada uno se ha comprometido a prestar. Los portavoces norteamericanos han dejado claro que tienen una interpretación amplia de lo que constituye la contribución a la campaña militar: desde el suministro de armas hasta cualquier tipo de entrenamiento, como el ofrecido por Riad para preparar a los insurgentes sirios moderados.

También esa asistencia fue anunciada desde Washington, sin que los responsables saudíes lo hayan desmentido. ¿Por qué no lo hacen oficial? El cauteloso silencio de los Gobiernos árabes parece tener que ver tanto con las diferencias de matices que mantienen con EE UU, como con el temor a que la operación termine volviéndose contra ellos.

Por un lado, Arabia Saudí, Emiratos o Egipto tienen sus propios intereses en juego y temen que los bombardeos contra el EI en Siria terminen beneficiando al régimen de Bachar el Asad, y su mentor en Irán, contra los que han estado apostando en la guerra civil de ese país. Además, les gustaría que la lucha antiterrorista no se limitara a ese grupo, sino que se extendiera a otros islamistas, como los Hermanos Musulmanes, que son los que plantean un desafío directo a sus Gobiernos.

Por otro, a falta de que se perfile un proyecto político paralelo, el mero recurso a los bombardeos sobre regiones eminentemente suníes corre el riesgo de alienar aún más a esta comunidad, mayoritaria en todos los países árabes excepto en Bahréin, Omán y Líbano. Hasta ahora los propagandistas del EI han manipulado a su favor las víctimas civiles de los ataques aéreos llevados a cabo por Damasco y Bagdad.

Fuente: El Pais
EE.UU. utiliza la lucha contra el Estado Islámico como excusa para poner fin al régimen de Bashar al Assad en Siria, afirma el presidente del Instituto de Oriente Medio de Rusia, Yevgeny Satanovsky.

El plan de EE.UU. de realizar ataques aéreos contra los militantes del Estado Islámico es un intento de usar la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 15 de agosto contra Siria como Estado soberano, informa Itar-Tass.

Según el experto, EE.UU. no oculta el hecho de que utiliza la resolución del Consejo de Seguridad como un pretexto para esconder su verdadero objetivo: acabar con Bashar al Assad. Según el experto, el "contrato" con Turquía, Qatar y Arabia Saudita para derrocar al presidente sirio sigue en vigor.



La verdadera intención de EE.UU. es conseguir que la oposición se haga con el poder en Damasco “El presidente y el secretario de Estado de EE.UU. han instado la comunidad internacional a luchar contra el Estado Islámico y, al mismo tiempo, han pedido a sus aliados que apoyen a la oposición siria", continúa Satanovsky. "Es una prueba clara de que la verdadera intención de EE.UU. es conseguir que la oposición se haga con el poder en Damasco”, remata el experto.

"No existe tal oposición siria moderada. Los antiguos miembros del llamado Ejército Sirio Libre se están uniendo a las filas terroristas. Qatar abiertamente apoya y financia el grupo denominado Estado Islámico. Son las políticas estadounidenses las que siguen alimentando el despliegue del terrorismo en Oriente Medio", concluye Satanovsky.

Fuente: Itar-Tass
Los expertos en seguridad nacional dicen que la promesa de Obama de erradicar al Estado Islámico a través de ataques aéreos está condenada al fracaso.

"¡Qué pérdida de tiempo", dijo Larry Johnson, un ex analista de la CIA y funcionario de contraterrorismo del Departamento de Estado, al The Washington Times. "No hemos aprendido nada en 80 años. El Estado Islámico es un ejército. El poder aéreo no va a hacer el trabajo. Hasta que usted no ponga tropas sobre el terreno y mate a esos tíos, van a continuar. Se ajustan a tácticas. Se funden entre la población civil".

Según el Times, los soldados del Estado Islámico se ajustarán a los ataques aéreos y seguirán luchando. Ahora están bien integrados en Mosul, Faluya, Ramadi y otras ciudades iraquíes y hará falta tropas terrestres cualificadas para desalojarlos, casa por casa.

Los republicanos en el Congreso están de acuerdo en que harán falta tropas de tierra para poner fin al Estado Islámico.

"No va a tomar divisiones. Pero no hay manera de evitarlo; Botas americanas se colocarán sobre la arena, dijo el jueves el representante en el Gongreso, el republicano Buck McKeon (California). "Dispararán a los americanos y ellos devolverán los disparos. Simplemente no hay otra manera de hacer esto. Por mucho que me quiero enfocar en el trabajo del Presidente, creo que la estrategia minimalista que esbozó ayer por la noche no nos va a llegar allí."

"Un F-16 no es una estrategia. Ataques aéreos por sí solos no van a lograr lo que estamos tratando de lograr", dijo el presidente de la Cámara, el republicano John Boehner a principios de esta semana. "El presidente ha dejado claro que no quiere tropas sobre el terreno. Bueno, las botas de alguien tienen que estar sobre el terreno".



"De hecho, mi AUMF [Autorización del Uso de Fuerza Militar] no tiene restricciones," dijo el republicano senador James Inhofe a PBS este Miércoles. "No tiene directrices, porque creo que esto es lo que el presidente tiene que hacer. Obviamente, va a hacerlo. En este momento hay tropas de tierra ya allí. Y si se necesitan tropas de tierra, lo que sea necesario.

El senador Marco Rubio, una vez considerado el "príncipe heredero" del Tea Party, también cree que en última instancia, se requerirán las tropas de tierra.

"Espero que no, pero muy bien puede requerir en algún momento la participación de, como mínimo, las fuerzas de operaciones especiales y tropas potencialmente sobre el terreno", dijo a CNN. "Pero no creo que eso sea algo que tengamos que hacer ya. Creo que el resultado ideal sería que en el terreno, fueran las fuerzas locales las que hicieran el trabajo. Pero tenemos que ser honestos con el pueblo estadounidense: Se nos podría exigir que lo hiciéramos nosotros".

En junio, dos divisiones de soldados iraquíes - unos 30.000 hombres - se deshicieron de sus armas y uniformes y huyeron de una fuerza de 800 combatientes del Estado Islámico.

De acuerdo con los expertos sobre una cuarta parte de la fuerza militar de Irak es "ineficaz en el combate" con baja moral y corrupción entre sus dirigentes.

"Este es un ejército en el que sólo una parte está capacitado, el resto ni siquiera se presentó al servicio; y la mayoría de los soldados y oficiales no están subordinados a sus comandantes - sino también a sus líderes políticos y étnicos", explica Zvi Bar'el.

El Peshmerga turco tampoco está preparado para la lucha contra el ISIS.

Aunque ampliamente considerado bien entrenado y competente, en agosto sufrió una humillante derrota a manos de ISIS y se vio obligado a conceder el territorio ganado en décadas de lucha con Saddam Hussein. Hicieron falta ataques aéreos estadounidenses para evitar que ISIS capturara la capital kurda de Erbil.

Los líderes kurdos piden armamento pesado de los Estados Unidos para luchar contra el Estado islámico. "Tanques, helicópteros, armamento pesado, MRAPs especialmente, porque son muy importantes", dijo Masrour Barzani, jefe del servicio de inteligencia kurdo.

Fuente: Infowars
la-proxima-guerra-australia-eleva-alerta-terrorista-alta-posibilidad-atentados-tony-abbott
El riesgo de que se produzca un ataque es «probable» aunque no inminente, ha dicho el primer ministro australiano, Tony Abbott

Australia eleva la alerta terrorista a nivel «alto» ante la posibilidad de atentados

Australia elevó hoy la alerta terrorista al nivel «alto» ante la amenaza de que se produzcan atentados en el país en medio de la ofensiva internacional contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, indicó en Melbourne que el riesgo de que se produzca un atentado terrorista es probable, aunque no «inminente», que es el caso del máximo nivel de alerta «extrema», informó la cadena australiana ABC.

Abbott precisó en una rueda de prensa que los servicios de inteligencia no tienen información de que se esté preparando un atentado terrorista, aunque sí de que hay «personas con la intención y la capacidad de organizar ataques».



El primer ministro indicó que la decisión se produce ante el aumento de los australianos que luchan junto en EI en Siria o Irak o les ayudan a financiarse o reclutar militantes desde Australia.

Precisó que las medidas no afectarán a la vida corriente de los australianos, aunque aumentará la seguridad en los lugares y eventos públicos.

«Lo que la gente notará sin embargo es más seguridad en los aeropuertos, más seguridad en los puertos, más seguridad en las bases militares, más seguridad en los edificios del Gobierno y más seguridad en los eventos públicos», explicó.

Ayer, Abbott, que el próximo 24 de septiembre participará en la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en Nueva York, expresó su apoyo a la coalición anunciada por el presidente estadounidense, Barack Obama, contra el EI en Siria e Irak.

Según la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, el grupo yihadista EI tiene hasta entre 20.000 y 31.500 combatientes en sus filas, aproximadamente el doble de lo que calculaba antes del mes de mayo.

Fuente: ABC
la-proxima-guerra-obama-y-bashar-assad-conversaciones-secretas-cooperacion-siria-con-eeuu-estado-islamico
Poco antes de que el presidente estadounidense Barack Obama fuera a dar a conocer su estrategia para hacer frente al Estado Islámico en Irak y Siria este miércoles 10 de septiembre, oficiales de Estados Unidos y de Siria mantuvieron conversaciones secretas para coordinar sus esfuerzos militares contra el enemigo común, el Estado Islámico de Irak y el Levante. Esto se revela en exclusiva por parte de fuentes militares y de inteligencia de Debkafile.

Los funcionarios sirios, bajo la autoridad del presidente Bashar Assad, se reunieron en secreto varias veces con oficiales estadounidenses en la capital de uno de los emiratos del Golfo - muy probablemente Muscat en Omán - para preparar el terreno para la coalición de EE.UU. para extender la campaña militar contra el Estado Islámico a Siria. Teherán estaba casi seguro en las conversaciones, que reunieron a funcionarios estadounidenses y sirios por primera vez en los casi cuatro años de guerra civil siria.

Nuestros expertos militares dicen que la campaña de Estados Unidos será mucho más complicada militarmente en el lado sirio del Estado Islámico que las operaciones paralelas en Irak - aunque los bastiones del Estado Islámico en el norte y el este de Siria no deberían ser difíciles de bombardear desde el aire.



Pero hay que dar por sentado que el comandante de ISIS, Abu Bakr Al-Baghdadi, quien ha demostrado ser un estratega militar competente, no dejará a sus tropas colocadas en espera de que lleguen los bombarderos estadounidenses, sino que ya los habrá trasladado a refugios seguros, ya sea en las montañas del norte de Siria, el desierto de Siria que se extiende a Irak, o en la densa vegetación en las orillas del río Éufrates, buenos lugares desde los que llevar a cabo una guerra de guerrillas prolongada.

Nuestras fuentes militares creen que Baghdadi probablemente ha descubierto que la campaña militar encabezada por Estados Unidos contra él empezará desde Irak - y sólo entonces podrá expandirse a Siria. Para evitar que una contraofensiva del Estado Islámico se ponga ya en marcha y ganen mas terreno inmediatamente después del discurso de Obama, los militares de Estados Unidos deben entrar en acción contra sus bastiones en Irak. Y sólo entonces expandirse a Siria.

Este también será el mensaje que el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry transmitirá a los ministros de Relaciones Exteriores árabes cuando se encuentre con ellos en Jeddah este miércoles y el jueves en un intento de atraerlos a una coalición para luchar contra los islamistas. Antes de su discurso, el presidente Obama hizo una llamada al rey saudí Abdullah, la clave para una alineación árabe detrás del esfuerzo occidental.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-tropas-iranies-luchan-sobre-el-terreno-en-siria-e-irak-contra-estado-islamico
Cuando el presidente estadounidense Barack Obama haga su discurso la noche del miércoles acerca de acabar con el Estado Islámico, seguro que habla de los nueve países que han firmado para ayudar a los Estados Unidos en la lucha. Él va a dejar fuera al único país que ya ha enviado fuerzas a Irak y Siria para ayudar a hacer retroceder al grupo terrorista: Irán.

Aterrados ante la perspectiva de dar a los militantes sunitas un punto de apoyo permanente en Iraq, el gobierno chií en Teherán está proporcionando abiertamente armas, inteligencia y asesores militares a Bagdad y la matriz de las milicias chiítas que luchan junto a los militares iraquíes asediados. Irán niega tener tropas de combate en Irak, pero un funcionario estadounidense familiarizado con el asunto dijo que Irán tiene a cientos de soldados en tierra que luchan junto a los soldados y milicianos iraquíes.

Irán también está jugando un papel importante en Siria, donde miles de combatientes de Hezbolá, una poderosa milicia chiíta libanesa que está armada, entrenada y equipada por Irán - han pasado los últimos años ayudando al hombre fuerte de Siria, Bashar al-Assad en su brutal ataque contra los rebeldes que tienen la esperanza de derrocarlo. Hezbolá ha aumentado su participación en Siria en los últimos meses debido al ascenso del Estado Islámico, también llamado ISIL, que ve a los chiítas como apóstatas y se ha jactado de matar a 1.700 miembros chiítas de las fuerzas armadas iraquíes después de que se rindieran a los militantes.

Las intervenciones de Teherán en Irak y Siria ponen de manifiesto la extraña alianza que ha surgido a causa de los continuos avances en el campo de batalla del Estado islámico. Obama ha pedido a Assad hacerse a un lado, pero funcionarios estadounidenses han dado la bienvenida en privado a los ataques aéreos en curso del líder sirio contra Estado Islámico, pero Rusia ha enviado a Bagdad una docena muy necesaria de aviones de combate Su-25 de ataque a tierra junto con instructores militares rusos. Mientras tanto, Obama tiene aviones de guerra estadounidenses bombardeando objetivos en Irak en apoyo tácito de las fuerzas iraníes que ayudan a sus homólogos iraquíes sobre el terreno.



Faysal Itani, miembro del Consejo del Atlántico, dijo que altos funcionarios iraníes parecen tener la "libertad y la licencia" de operar dentro de Irak y ayudar a "dar forma a la trayectoria del conflicto y sus prioridades." Itani dijo que Irán mantiene una influencia considerable dentro de su vecino porque, a diferencia de Estados Unidos, nunca retiró sus fuerzas ni se desacopló del país. Además de eso, dijo que Irán hace un buen uso de fuerzas como Hezbolá. "Irán tiene mucha práctica en Irak y Siria", dijo.

El grado de implicación de Irán también fue capturado en una foto del Maj. Gen. Qassem Suleimani, la cabeza de la Fuerza de elite Quds de la Guardia Revolucionaria islámica, sobre el terreno en la ciudad iraquí de Amerli tras un exitoso esfuerzo para romper el asedio del Estado islámico contra la ciudad y evitar la masacre de sus habitantes. Aunque era bien sabido que Suleimani había viajado a Bagdad un puñado de veces en los últimos meses, la foto dio a entender que podría estar jugando un papel más práctico y había ayudado a dirigir las operaciones directamente desde el campo de batalla.

La operación para liberar a Amerli fue una victoria importante contra el Estado islámico, pero también fue notable debido al equipo que se formó para combatir a los militantes. Las fuerzas iraquíes de seguridad, las milicias chiíes y operativos iraníes se enfrentaron al Estado Islámico en el terreno mientras que el poder aéreo estadounidense llevó a cabo los objetivos del Estado Islámico con un aluvión de ataques aéreos.

Los Estados Unidos e Irán dicen que no coordinan su acción militar ni comparten información de inteligencia entre sí y que no tienen planes de hacerlo.

"Hemos sido claros sobre que ISIL representa una amenaza no sólo para los Estados Unidos, sino también - y lo más inmediato - para toda la región", dijo el portavoz del Pentágono, el coronel Steve Warren en un correo electrónico a Foreign Policy. "Creemos que todos los países, independientemente de sus diferencias, deben trabajar hacia el objetivo de degradar y en última instancia derrotar al Estado Islámico."

De hecho, los Estados Unidos e Irán podrían trabajar juntos sin coordinar formalmente sus operaciones. En Amerli, por ejemplo, las milicias retransmiten sus planes operativos a los comandantes iraquíes que supervisan la lucha, quien a su vez pasan la información a los funcionarios estadounidenses para ejecutar la campaña aérea allí. "Cualquier coordinación con las milicias chiítas no fue hecha por nosotros - sino que habría sido hecha por la ISF," dijo un alto funcionario del gobierno al New York Times a finales de agosto, usando un acrónimo de los militares iraquíes.

En Siria, los altos funcionarios del gobierno de Assad, que se ha mantenido en el poder en parte gracias a la ayuda militar de Irán, han dicho explícitamente que están dispuestos a trabajar con los Estados Unidos, aunque el gobierno de Estados Unidos ha dicho de nuevo que no está dispuesto a hacerlo. En declaraciones a los periodistas en agosto, el ministro de Exteriores sirio, Walid al-Moualem dijo que el gobierno sirio está abierto a una alianza con los países occidentales y potencias regionales como Arabia Saudita, que ha estado trabajando para derrocar a Assad pero teme al Estado Islámico aún más. "Ellos son bienvenidos", dijo Moualem cuando le preguntaron sobre el montaje de operaciones conjuntas contra el grupo con Washington y Londres.

Números exactos, tanto para las fuerzas estadounidenses e iraníes son difíciles de conseguir. El último recuento del Pentágono para las tropas estadounidenses en Irak es de 1192. El Pentágono dijo que no podía dar una estimación de las fuerzas iraníes, pero se cree que se cuentan por varios cientos.

Sin embargo, esos números pueden alejarse de los niveles reales de tropas de ambos países. "No se tiene una estimación fiable de los soldados de EE.UU. o de los iraníes, porque los números que tenemos no incluyen a las personas que participan en programas sensibles", dijo Anthony Cordesman, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Dijo que la presencia iraní en Irak ha sido "confinada casi por completo a asesores, transferencias de armas, el apoyo de entrenadores de la Guardia Revolucionaria Islámica, pero no ha habido ninguna presencia significativa en el terreno de soldados iraníes y no han tenido unidades terrestres iraníes."

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y los asesores de la Fuerza Quds juegan un papel muy importante en Irak", pero no tienen que enviar tropas para desempeñar ese papel", añadió Cordesman.

Él señala que la aversión de Washington a desplegar grandes unidades de combate terrestres en Irak se debe a algo más que el que los Estados Unidos estén hartos de guerra. Poniendo un gran número de fuerzas terrestres estadounidenses en Irak podría correr el riesgo de parecer que toma partido en un conflicto sectario. David Petraeus, el ex comandante de las fuerzas de la coalición en Irak, dijo en un discurso de junio que los Estados Unidos no pueden ser "la fuerza aérea de las milicias chiítas o una parte en la lucha árabe entre chiíta y sunitas."



Irán no comparte este tipo de preocupaciones. Por el contrario, apoya abiertamente a las milicias chiítas sobre el terreno. En Siria, hay una presencia mucho mayor de combatientes paramilitares iraníes que luchan contra el Estado Islámico y otros grupos islámicos sunitas en nombre de Assad, más los equipos de fuerzas especiales que ofrecen formación e inteligencia a las fuerzas sirias.
También hay combatientes del grupo libanés Hezbolá sobre el terreno en Siria, que reciben el apoyo de Teherán. Mientras tanto, Irán niega oficialmente cualquier implicación de su Ejército en Siria.

El respaldo de Irán a las milicias chiítas en Irak y al régimen de Assad en Siria habla sobre el hecho de que aunque que los Estados Unidos e Irán comparten objetivos tácticos, especialmente en Irak, sus objetivos estratégicos a largo plazo son muy diferentes.

Fuente: Foreign Policy
La Administración de Barack Obama no descarta que la operación militar de EE.UU. contra los yihadistas del Estado Islámico pudiera tardar varios años en derrotar al movimiento. Es posible que siga tras el fin del mandato del presidente Obama.

Según varios funcionarios de la Administración del presidente Obama citados por el periódico 'New York Times', la lucha contra los islamistas en Irak podría tardar 3 años en completar sus 3 fases.

La primera fase son los bombardeos con el objetivo de frenar el avance del Estado Islámico en el norte y el oeste de Irak, así como la protección de las minorías étnicas y de los diplomáticos estadounidenses, afirma el periódico.

La segunda fase tendrá lugar después de que Irak haya formado un Gobierno estable e inclusivo y comprenderá el entrenamiento, consultas y suministro de armas para el Ejército iraquí, los milicianos kurdos y posiblemente las tribus suníes.



La tercera fase, la más difícil y controvertida políticamente, sería atacar y derrotar a los yihadistas en sus bases dentro de Siria. Esta última podría realizarse tras el fin del mandato de Barack Obama como presidente de EE.UU., indica el 'New York Times'.

Pero EE.UU. no está dispuesto a emprender un esfuerzo militar por sí solo, intenta liderarlo, afirma el periódico. Con el fin de formar una coalición contra los yihadistas, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, realizará próximamente una gira por Oriente Medio: una medida clave para el plan de EE.UU., ya que la posibilidad del envío de más tropas terrestres estadounidenses fue descartada ya en varias ocasiones.

Sin embargo, ciertas tribus suníes reaccionaron con reservas a los planes de EE.UU.: "Anteriormente luchamos contra Al Qaeda y la vencimos aquí, pero los estadounidenses instalaron a [primer ministro Nouri Al] Maliki, quien empezó a detener, matar y expulsar a los comandantes que luchaban contra Al Qaeda", afirmó uno de los líderes tribales citado por el periódico.

Fuente: New York Times