Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-mapa-de-qatar-golfo-persico
Arabia Saudí exige que la vecina Qatar corte sus lazos con la Hermandad Musulmana de Egipto, cierre su canal de televisión mundial Al Jazeera y expulse a las secciones locales de los think-tanks Brookings Institution de EE.UU. y de la Rand Corporation.

Si Qatar no cumple con esta demanda, Arabia Saudí amenaza con bloquear el emirato por aire, tierra y mar. La amenaza fue emitida antes de que Riad retirara a su embajador en Doha y marcara como organizaciones terroristas a los Hermanos Musulmanes, Hezbolá del Líbano, y en Siria a las vinculadas a Al Qaeda, Jabhat al Nusra y el Estado Islámico de Irán (ISIS).

Fuente: Debka



la-proxima-guerra-israel-intercepta-envio-de-armas-iranies-cohetes-a-gaza-hermanos-musulmanes-al-qaeda-mapa
La Elite Shayetet 13 de Israel (Flotilla 13) la madrugada del miércoles 5 de marzo, abordó un buque de carga iraní registrado en Panamá con la carga oculta en su bodega situada bajo sacos de cemento de decenas de cohetes de 302mm con un alcance de 150 kms, fabricados en Siria y destinados por parte de Irán a la Franja de Gaza después de ser descargados en Sudán.

Los comandos israelíes se apoderaron del buque en alta mar en la frontera marítima de Sudán y Eritrea, 1500 al sur de Israel, y lo han redirigido hacia Eilat.

Fuentes militares de Debkafile han revelado que Sudán se ha convertido en los dos últimos años en un importante fabricante de armas iraníes y depósito de logística, que suministra a Siria, Hezbolá y Hamas. Port Sudan es también el centro para el contrabando de armas iraníes a varios lugares de Oriente Medio.


El ejército israelí dijo que el cargamento de misiles de Irán estaba destinado para el Hamas palestino que gobierna la Franja de Gaza. Si esto es así, significaría que Irán habría vuelto a armar a Hamas con misiles y cohetes después de una pausa de dos años durante los cuales los extremistas palestinos fueron tratados con frialdad por Teherán por su animadversión hacia el gobernante sirio Bashar Assad.

Por la misma razón, es difícil creer que Al-Assad consentiría redirigir misiles sirios a este enemigo. Algunas fuentes militares en Oriente Medio creen que el traslado no está destinado a que los terroristas palestinos lo usen contra Israel, sino más bien para que los activistas de la Hermandad Musulmana que luchan contra el ejército egipcio desde su base en la Franja de Gaza. Ellos no descartan la posibilidad de que las filiales de Al Qaeda que combaten en el Sinaí fueran también el destino de estas armas. La Inteligencia occidental ha registrado casos en los que Irán ha entrado en colaboraicón operativa indirecta con elementos de Al Qaeda cuando conviene a los planes de Teherán.

La operación se llevó a cabo bajo un paraguas aéreo por cientos de comandos navales sin víctimas. Fue dirigida directamente por el Jefe de Estado Mayor, teniente general Benny Gantz desde la alta sede del comando y el jefe de la Armada Maj Gen Ram Rottberg desde un puesto de mando flotante en el mar.

Los cohetes fueron trasladados desde Siria a Irán, a continuación, se cargaron en una embarcación donde estaban ocultos bajo sacos de cemento dentro de los contenedores. Desde el puerto iraní de Bandar Abbas, el barco tomó rumbo al mar Rojo con destino a Sudán, donde fue interceptado por comandos israelíes.

El progreso de la nave con las armas iraníes fue rastreado todo el camino.

Al felicitar a las fuerzas que se incautaron del envío, el primer ministro Benjamin Netanyahu comentó que este episodio mostró los verdaderos colores de Irán - en contraste con su postura diplomática en las negociaciones nucleares con Occidente. El ministro de Defensa Moshe Yaalon dijo que Irán se expone de nuevo como el mayor exportador de armas en el mundo a organizaciones terroristas.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-egipto-declara-terroristas-hermanos-musulmanes
El Gobierno interino de Egipto, apoyado por los militares, ha decretado que el movimiento de los Hermanos Musulmanes es un grupo "terrorista".

Hossam Eissa, el ministro de Educación Superior de Egipto, dio lectura a la declaración del gabinete después de una larga reunión del Gobierno este miércoles. "El Consejo de Ministros ha declarado al grupo Hermanos Musulmanes y su organización como una organización terrorista", dijo Eissa, citado por la AP.

Eissa agregó que las consecuencias de la declaración castigan a aquellos que pertenecen a la agrupación, la financian y promueven sus actividades.

Este martes el primer ministro de Egipto, Hazem Al Beblawi, calificó al movimiento de la misma manera. Según el portavoz del actual Gobierno egipcio, Sherif Shawki, el primer ministro dijo que los Hermanos Musulmanes "revelaron su cara siniestra, la de una organización terrorista que derrama sangre y siembra el caos en Egipto". No obstante el propio primer ministro en persona todavía no ha confirmado esta información.



Los Hermanos Musulmanes es una organización política egipcia fundada en 1928 con una ideología fundamentada en el islam. Durante la mayor parte de sus 85 años de existencia fue excluida del entorno político del país, pero a partir de 2011 se le permitió trabajar abiertamente y posteriormente consiguió llegar al poder. El grupo ha sido frecuentemente acusado de promover la violencia islamista.

El pasado 23 de septiembre la corte egipcia de Asuntos de Urgencia de Abdín prohibió todas las actividades de los Hermanos Musulmanes en el país y ordenó la congelación de sus fondos.

Fuente: AP
la-proxima-guerra-6-de-octubre-game-over-hermanos-musulmanes-egipto-manifestaciones
Cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas el viernes y el sábado, cuando partidarios de la Hermandad Musulmana se enfrentaron con sus detractores y con las fuerzas de seguridad en El Cairo, Alejandría, Assiut y otras ciudades egipcias. En El Cairo, los disparos desde vehículos blindados y gas lacrimógeno fueron utilizados para sellar la emblemática plaza Tahrir para impedir que las multitudes se reunieran en favor de la Hermandad en la "lucha contra el Gran Golpe de Estado" que se lanzará el 6 de octubre, en el 40º aniversario de la guerra del Yom Kippur en Israel. Durante la semana, hombres armados no identificados atacaron dos objetivos militares y mataron a cinco soldados egipcios.

El primer empuje fuerte de la Hermandad a nivel nacional para revertir el golpe del 3 de julio, que depuso al presidente de la Hermandad, Mohamed Morsi, se basa en cinco tácticas evidentes, reveladas aquí exclusivamente por fuentes de inteligencia de Debkafile sobre Oriente Medio:

1. Millones de egipcios a través de Egipto han recibido peticiones a través de canales secretos de comunicaciones, incluidas mezquitas y seminarios religiosos, para sorprender a las autoridades con una oleada repentina y masiva en las calles en el día señalado, el domingo.

2. El enfoque por ahora está en los pueblos rurales y aldeas circundantes - algunos con poblaciones de un millón o más - donde los hombres uniformados del ejército son pocos sobre el terreno. Sin la ayuda de los militares, las tropas de seguridad interna de Egipto están apenas a la altura y, en lugares pequeños, las fuerzas de policía locales están en su mayoría bajo el control de los jefes de la Hermandad Musulmana.



3. Los islamistas eligieron el 6 de octubre para una exhibición de poder ante el pueblo, ya que se conmemora el día en que un ejército musulmán cruzó el Canal de Suez y se enfrentó a Israel para la recuperación del Sinaí. Sus consignas y cantos contrastarán el ejército egipcio de hace 40 años, cuando los soldados musulmanes lucharon contra el ejército infiel, con el ejército egipcio de hoy, al que acusan de luchar contra su propio pueblo.

4. Los órganos y actividades de la Hermandad Musulmana se han descentralizado. Hasta ahora, toda protesta y su lema requerían la aprobación de la dirección central de El Cairo. Para la próxima campaña, la autoridad ha sido delegada en la sede local en ciudades, pueblos y aldeas.

Cada uno tiene el mandato de contar con mano de obra, componer los motivos de las manifestaciones, dictar el contenido de los discursos y escribir consignas en consonancia con las condiciones locales. Esto da a los activistas locales una licencia excepcional. Tienen además la ventaja de que sus identidades son desconocidas para la seguridad y las agencias de inteligencia y son tan capaces de desplegarse sin temor a ser arrestados.

Esta estratagema fue tomada del movimiento Tamarod, que se levantó contra el presidente Morsi hace seis meses. A pesar de que no tenían identificados a los líderes, este movimiento popular fue capaz de sacar a las masas a El Cairo para una campaña de base que finalmente derrocó al presidente de la Hermandad.

Los estrategas de la Hermandad están contando con que los mítines y manifestaciones del 6 de octubre enciendan un levantamiento ardiente de muchos millones de sus seguidores en todo el país. En primer lugar, estas avanzadillas intentarán arrebatar el control en lugares periféricos a las fuerzas de seguridad y, a continuación, la Hermandad se moverá a la siguiente etapa de su lucha contra el golpe de Estado y la lucha para desplazar a la autoridad militar y de seguridad en las grandes ciudades.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-aviones-combate-israel-atacara-a-iran
Los enfrentamientos entre el ejército y los partidarios de los Hermanos Musulmanes egipcios han dejado ya decenas de muertos y cientos de heridos esta semana, y el experto en Oriente Medio, el Dr. Mike Evans afirma que la agitación a la larga conducirá a una guerra civil en Egipto.

También criticó a la administración Obama por su manejo de la crisis de Egipto y la que hay entre Israel y Palestina, y predijo un ataque militar israelí contra el programa nuclear de Irán muy pronto.

Evans es un veterano estudioso del Oriente Medio y es un viejo amigo del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Declaró a WND que los elementos islámicos radicales van a seguir luchando por su causa y que eso va a significar más miseria para Egipto.

"Vamos a ver una guerra civil en Egipto en última instancia. No hay duda al respecto", dijo. "Esto aún no ha terminado. Esta es una batalla por el Islam. No se trata de la democracia. Nunca lo fue".

Los acontecimientos históricos y sin precedentes se están desarrollando casi a diario en Oriente Medio, pero en ninguna parte es la amenaza más grave y mortal que en la República Islámica de Irán. El "Irán atómico" del Dr. Jerome Corsi es una muy necesaria llamada de atención para los estadounidenses.

Él dijo que la lucha es en realidad entre los elementos radicales sunitas y chiítas que quieren establecer un califato en Oriente Medio. Dijo que los chiítas quieren tener a Irán como el ancla del califato, y los sunitas tienen la esperanza de tener su base en un Egipto controlado por los Hermanos Musulmanes.



Millones de egipcios salieron a las calles para exigir la retirada de Mohammed Morsi y su gobierno de la Hermandad Musulmana en junio y a principios de julio. El ejército respondió quitando a Morsi de en medio el 3 de julio. Pero mientras que el sentimiento popular parece estar del lado de los militares, Evans dijo que la Hermandad Musulmana es muy hábil en moldear la opinión pública.

"Cerca de un tercio de la población es ignorante y otros dos tercios están en el paro. Alrededor del 60 por ciento de la población son jóvenes. Los mullahs y las madrasas están animándolos y embruteciéndolos. Es un problema real", dijo Evans, que teme mucho por la población cristiana en Egipto.

"Están en el punto de mira", dijo. "Es de la misma forma que en los territorios palestinos. Se les odia, se les desprecia, se les considera alineados con Occidente. Es una batalla".

Evans también habló sobre los últimos esfuerzos de Estados Unidos para promover las conversaciones de paz entre Israel y Palestina. La ronda inicial consiste en conversaciones de bajo nivel establecidas por el secretario de Estado, John Kerry.

"Ahí está John Kerry en su caballo blanco, tratando de salvar el día forzando a Israel a liberar a los terroristas y hacer la paz con los palestinos, que no quieren la paz", dijo Evans. "Netanyahu me dijo personalmente que hay cosas que no permitiría: Territorios, tratados, un ejército o espacio aéreo. Para que los palestinos tengan un Estado, tienen que haber tratados. Tienen que tener un ejército. Tienen que tener un espacio aéreo. El primer ministro nunca jamás pasará por ahí. Simplemente no va a suceder.

"Está mal que Kerry, vaya por allí y les dan falsas esperanzas, porque cuando lo hace consigue que haya muertos. Ellos vuelven a la carta del terror y mueren judios", dijo.

Entonces, ¿cómo resumiría Evans el desempeño de la administración Obama sobre la política de Oriente Medio?

"Barack Obama es Jimmy Carter con esteroides. Clinton tenía razón cuando dijo que era un cuento de hadas. Él no tiene ninguna comprensión de lo que está tratando de vender. Él quiere que el Islam tenga su igualdad de derechos. No entiende lo que van a hacer con esos mismos derechos", dijo Evans.

El libro del Dr. Michael Evans, "Jimmy Carter: La izquierda liberal y el Caos Mundial", conecta los puntos y ayuda a comprender cómo hemos llegado a esta crisis. Se divulga el programa de Jimmy Carter, y da una idea de lo que va a hacer Obama en los próximos años - en particular con respecto a Oriente Medio.

El programa nuclear iraní todavía se cierne sobre la región y sobre el mundo también. Evans dijo que la actividad encubierta israelí causó un poco de retraso a Irán. A pesar de eso, dijo que Irán está a un "destornillador de distancia de llegar a ser nuclear." Como resultado, dijo que Israel pronto se verá obligado a tomar medidas preventivas.

"Israel va a hacerlo. Israel será el proxy de EE.UU.. Ellos van a tener que hacer el ataque por su cuenta. Lo que Israel está esperando es que Estados Unidos les dará respaldo para sus objetivos cuando lleguen las represalias. Hay alrededor de 1.100 objetivos difíciles que tienen que conseguir", dijo Evans, quien cree que los EE.UU. van a brindar ese apoyo. Pero está convencido de que el ataque israelí es sólo una cuestión de tiempo.

"Todo está preparado para el ataque. Eso va a suceder. Algo muy importante tiene que suceder para detenerlo", dijo. "Está definitivamente en el calendario."

Fuente: WND
la-proxima-guerra-obama-rueda-de-prensa-egipto
A continuación transcribimos las declaraciones del presidente de EEUU, Barack Obama, en la rueda de prensa que ha dado esta tarde sobre la situación en Egipto:

"Estados Unidos condena enérgicamente las medidas que han sido tomadas por el gobierno interino de Egipto y sus fuerzas de seguridad. Deploramos la violencia contra los civiles. Apoyamos los derechos universales inherentes a la dignidad humana, incluido el derecho a la protesta pacífica. Nos oponemos a la imposición de la ley marcial, que niega los derechos a los ciudadanos en el marco del principio de que la seguridad supera a la libertad individual, o que el poder hace el derecho. Y hoy los Estados Unidos extienden sus condolencias a las familias de aquellos que han muerto y a aquellos que han sido heridos.

Dada la profundidad de nuestra alianza con Egipto, nuestro interés por la seguridad nacional en esta parte vital del mundo y de nuestra convicción de que el compromiso puede apoyar una transición que traiga de vuelta a un gobierno civil elegido democráticamente, hemos sostenido nuestro compromiso de Egipto y su pueblo. Pero mientras nosotros queremos mantener nuestra relación con Egipto, nuestra cooperación tradicional no puede continuar como de costumbre en cuanto los civiles son asesinados en las calles y los derechos se suprimen.

Como resultado de ello, esta mañana hemos notificado al gobierno egipcio que cancelamos nuestros ejercicios militares conjuntos bianuales, que estaban previstos para el próximo mes.

En el futuro, le he pedido a mi equipo de seguridad nacional evaluar las repercusiones de las medidas adoptadas por el gobierno provisional y otras medidas que podamos tomar cuando sea necesario con respecto a la relación entre Estados Unidos y Egipto."




Mientras tanto la situación sigue empeorando en todo Egipto mientras el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Gehad El-Haddad, ha avisado de que la violencia implica que la rabia, un día después de la masacre en Egipto, "está ahora fuera de control".

Los islamistas han convocado para esta tarde una nueva marcha en El Cairo después de la matanza de este miércoles en la que han fallecido según fuentes del Gobierno 525 personas y según los islamistas más de 2.000 muertos.

"La marcha está prevista en la mezquita Al Iman para protestar por las muertes", ha convocado en un comunicado.

Hasta ese lugar, donde se va a celebrar un funeral por las víctimas, se han trasladado miles de personas, tal y como ha informado la CNN.

De hecho, según fuentes de seguridad, la mezquita, situada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, se encuentra ocupada y los islamistas han anunciado que permanecerán asentados en ella.

Mientras tanto, las protestas y los enfrentamientos siguen a las calles de Egipto. En El Cairo, cientos de islamistas han prendido fuego a la sede de un edificio gubernamental.

Fuentes: Al-Jazeera y CNN
la-proxima-guerra-enfrentamientos-el-cairo-egipto-hermanos-musulmanes-desalojo
La Presidencia de Egipto ha declarado el estado de emergencia en todo el país a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT) de hoy y durante un mes. También ha ordenado el toque de queda en varias provincias, incluyendo El Cairo, Suez y Alejandría.

El anuncio, difundido mediante un comunicado a través de la televisión estatal, se produce después de los violentos enfrentamientos entre los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y las fuerzas del orden.

El presidente interino egipcio, Adli Mansur, también ha encargado a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación.

Tras los choques sangrientos, Mansur se ha quedado sin su vicepresidente, Mohamed El Baradei, quien le ha comunicado en una carta que abandona el Gobierno.

La renuncia de El Baradei llega horas después de los choques en El Cairo, donde decenas de personas han muerto durante el desalojo de la policía y del Ejército contra las acampadas de los seguidores de Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya y en la de Al Nahda. El balance de fallecidos, aún provisional, es de 149 en todo el país, mientras que el número de heridos llega a 1.403, según cifras del Gobierno. Tan sólo en El Cairo, los Hermanos Musulmanes sitúan las cifras mortales en 124.



Bastiones islamistas

En los enfrentamientos en El Cairo han fallecido dos periodistas: el cámara de Sky News Mick Deane, de 61 años, y la reportera egipcia Habiba Amed Abelaziz, que trabajaba para la publicación 'Xpress'. También ha muerto tiroteada la hija de uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Beltagy, Asma, de 17 años.

Todo apunta a que la jornada de hoy será recordada como una de las más sangrientas en Egipto. Los periodistas en el lugar de los hechos relatan cómo los cadáveres se amontonan en una improvisada morgue que la Hermandad ha instalado cerca de su cuartel general en Rabea al Adauiya. Los regueros de sangre conducen directamente a la tienda de campaña en la que un periodista de France Presse ha llegado a contabilizar 43 muertos, muchos de ellos alcanzados por las balas.

Alrededor de la tienda de campaña, los gases lacrimógenos y las ensordecedoras ráfagas de ametralladoras automáticas se entremezclan con los cánticos islamistas que llegan desde los altavoces de una tribuna cercana y que arengan a la población a rebelarse contra el golpe militar que depuso a Mursi.

En el mismo lugar donde reposan los muertos, miembros de la Hermandad se afanan por salvar la vida de los heridos que han sido trasladados a la tienda de campaña. Una de las víctimas exhala su último suspiro, con el cráneo perforado por una bala, según ha podido constatar un reportero que estaba a su lado.

Control de las plazas

A un centenar de metros, en la barricada levantada desde hace un mes en la amplia avenida que conduce a la plaza de Rabea al Adauiya, prosiguen los enfrentamientos entre los partidarios de Mursi y los policías y los soldados, que avanzan para controlar la plaza en medio de un incesante sonido de ambulancias.

Mientras que la plaza de Al Nahda se da por desalojada por las fuerzas del orden, en las inmediaciones de Rabea al Adauiya la tensión es creciente. El lugar, principal bastión de los seguidores de Mursi, está cercado por la policía, pero hacia allí se dirigen miles de islamistas pertrechados con piedras y palos, según ha podido constatar la agencia Efe.

La Hermandad señaló a través de la cuenta de Twitter de su portavoz, Gehad El-Haddad, que las autoridades también han detenido a varios manifestantes durante la operación.

Aunque los principales focos de tensión se han registrado en torno a las plazas cairotas de Rabea al Adauiya y Al Nahda, en otros puntos de la capital egipcia también ha habido enfrentamientos. En concerto, decenas de manifestantes se han congregado en la plaza de Mustafa Mahmud, en el distrito de Mohandesin, desde donde arrojan piedras y donde han quemado neumáticos para cortar las calles. La policía ha respondido con disparos, según varios testigos, y hay al menos dos fallecidos.

La agencia de noticias estatal egipcia, Mena, apuntó que se han registrado ataques a comisarías en la capital, en Garbiya (norte) y en Fayum, al sur de El Cairo.

Estado de emergencia

Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, mientras la comunidad internacional reclama a las fuerzas de seguridad contención y a las autoridades diálogo para salir de esta crisis.

El estado de emergencia estuvo en vigor en Egipto con la excusa de la lucha contra el terrorismo desde 1981 hasta mayo de 2012, cuando decidió no renovarlo la junta militar que gobernó el país desde el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak (1981-2011) hasta la ascensión de Mursi al poder en junio del año pasado.

Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-el-mundo-sin-qatar-morsi-emir-hamad-al-thani
A la súbita jubilación política de Qatar del escenario internacional siguió, sólo una semana después, el derrocamiento de Mohamed Morsi en Egipto. A pesar de que no existe relación de simultaneidad entre ambos hechos, ni relación de causa y efecto, el hecho mismo de que se hayan producido viene a cambiar radicalmente el porvenir del mundo árabe.

En sólo dos semanas, la Hermandad Musulmana, a la que Washington prometía el gobierno del mundo árabe, ha perdido dos de sus principales instrumentos de poder. El emir de Qatar Hamad Al-Thani se vio obligado a abdicar, el 25 de junio de 2013, y con él se fue también su inspirador y primer ministro, Hamad ben Jassem (HBJ). El 3 de julio, el presidente Mohamed Morsi fue derrocado por el ejército egipcio y dos órdenes de arresto fueron prontamente emitidas contra los principales responsables de la Hermandad Musulmana en Egipto, incluyendo al Guía Supremo de la cofradía, Mohamed Badieh.

No parece que al empujar al emir Hamad hacia la puerta de salida, Washington haya previsto otro cambio de régimen en Egipto. Estados Unidos, que ya no soportaba más las trapacerías político-financieras del emir Hamad, puso a Qatar en su lugar de micro-Estado. Pero Washington nunca puso en tela de juicio la ayuda que el emir aportaba a la Hermandad Musulmana. Lo que no le gustaba era el papel preponderante que estaba alcanzando el pequeño emirato.

El papel de la Hermandad

En todo caso, la inesperada llegada legal de la Hermandad al poder en Egipto, en junio de 2012, permitía entender cuál era el verdadero objetivo de la «primavera árabe»: una nueva era de colonización basada en la concertación secreta entre la Hermandad Musulmana, Estados Unidos e Israel. Para la cofradía, la islamización forzosa de las sociedades en el norte de África y el Levante; para Washington, la globalización económica, incluyendo privatizaciones masivas; y para Tel Aviv, la continuación de la paz separada pactada en Camp David.



Es importante entender que con ello «la cofradía se convirtió en la punta de lanza del sionismo árabe», según la expresión del pensador libanés Hassan Hamade. Algo que el «consejero espiritual» del canal qatarí al-Jazeera, el jeque Yusuf al-Qaradawi, confirma a su manera cuando predica que si Mahoma estuviese hoy entre nosotros, viviría en paz con los israelíes y apoyaría a la OTAN.

La ideología de la cofradía

Esa posición es favorecida por la estructura misma de la Hermandad Musulmana. Aunque no dispone de una coordinación internacional, la cofradía no es una organización única sino que se compone de numerosos grupos diferentes. Acepta, además, diferentes niveles de adhesión, cada uno con su propia ideología. Pero todos se reúnen alrededor de una sola divisa: «Alá es nuestro objetivo, el Corán es nuestra ley, el Profeta es nuestro líder, la Yihad es nuestro camino y el martirio nuestra mayor esperanza.» Todos se identifican, además, con la enseñanza de Hassan al-Banna (1906-1949) y de Said Qutb (1906-1966).

La cofradía es de hecho la matriz de todos los movimientos salafistas (o sea, de quienes aspiran a vivir como los compañeros del Profeta) y takfiristas (o sea, de quienes luchan contra los apóstatas) que trabajan con la CIA. Ese es precisamente el caso de Ayman al-Zawahiri, actual jefe de al-Qaeda, proveniente de esos movimientos. Fiel agente de Estados Unidos, al-Zawahiri propició el ascenso de Hosni Mubarak a la presidencia de Egipto al organizar el asesinato de Annuar el-Sadat. Y hoy se ha convertido en jefe espiritual de los Contras que operan contra el gobierno sirio.

La cofradía ha sido siempre minoritaria, en todos los Estados donde se ha desarrollado, incluyendo Egipto, donde su victoria en las urnas se debió al hecho que dos tercios de la población boicoteó las elecciones. Así que siempre alentó la creación de grupos armados que trataron de alcanzar el poder mediante la fuerza o el engaño. La característica fundamental del comportamiento de la Hermandad es que para ella «el fin justifica los medios». Es por lo tanto difícil, al estudiar su evolución ideológica, distinguir entre lo verdaderamente autentico y lo que no es otra cosa que pura seducción política. Precisamente, el caso egipcio demuestra de forma fehaciente que la evolución democrática de la Hermandad no pasaba de ser una fachada concebida únicamente para ganar la elección.

Lo más interesante es que, a pesar de haber surgido como un movimiento destinado a luchar contra el imperialismo británico, la Hermandad Musulmana entró rápidamente en conflicto con el nacionalismo árabe, principal adversario del colonialismo en la región. Al comprender el uso que podían hacer de la Hermandad, los británicos –expertos en la manipulación de sectas–, en vez de liquidarla, lograron infiltrar en ella a sus agentes y la apoyaron para luchar contra los nacionalistas árabes. Hoy en día, la coordinación internacional de la Hermandad Musulmana tiene su sede en Londres.

La «primavera árabe» (a partir de diciembre de 2010) no es en el fondo otra cosa que un remake de la antigua estrategia franco-británica de la «revuelta árabe» contra los otomanos (1916-1918). La única diferencia es que el objetivo no era esta vez reemplazar la vieja administración otomana poniendo en el poder a una serie de títeres seudo-independentistas sino sustituir a los aliados ya desgastados por fantoches vírgenes pero dispuestos a plegarse a las nuevas reglas de la globalización.

El repliegue estratégico de Qatar

Con el cambio de equipo en Qatar se interrumpió el flujo de ingentes fondos hacia la Hermandad Musulmana, ya sea en Siria, en Palestina, en Egipto, en Libia o en otras partes. El emirato vuelve a concentrarse ahora en sus ambiciones internas y prevé dedicar 200 000 millones de dólares a la preparación de la Copa Mundial de futbol, para dentro de 5 años.

La brusca desaparición de Qatar de la escena internacional deja el campo libre a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos, dos países que se han apresurado a garantizar su respaldo al nuevo régimen egipcio.

La rivalidad entre Qatar y Arabia Saudita llevó a Irán a expresar su apoyo a Mohamed Morsi en Egipto –mientras que respalda a Bachar al-Assad en Siria. O sea, Teherán se vio de esa manera expresando más afinidad con el proyecto de la Hermandad Musulmana egipcia de «islamizar la sociedad» que con el de los nasseristas favorables a la liberación de Palestina de la ocupación colonial.

La retirada de Qatar corresponde, en definitiva, a un reequilibrio de fuerzas en el mundo anglosajón. Una tras otra, las comisiones de control de los servicios secretos, en el Congreso de Estados Unidos y en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, se han pronunciado contra el envío de armas a los «rebeldes» en Siria.

La caída de la Hermandad Musulmana no significa por lo tanto únicamente el fracaso de esa cofradía sino también el de todos aquellos que, en Londres y Washington, creyeron poder «rediseñar» el norte de África y el Medio Oriente y que, al no lograr hacerlo, han preferido sembrar allí el caos antes que reconocer su derrota.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-caida-hermanos-musulmanes-morsi-en-egipto
Aunque sorprendido por la rapidez de los acontecimientos, Thierry Meyssan celebra la destitución del gobierno de los Hermanos Musulmanes, que anticipaba hace un año. Mientras la prensa atlantista respaldaba a Mohamed Mursi e injuriaba a Bachar al-Assad, Meyssan expresaba la opinión opuesta y denunciaba la «primavera árabe» como una manipulación. El pueblo egipcio acaba de dar su veredicto.

De los 84 millones de egipcios, 33 millones salieron a las calles para festejar el golpe de Estado militar.

Al cabo de 5 días de manifestaciones multitudinarias que exigían la partida del presidente Morsi, el ejército egipcio destituyó al mandatario y designó al presidente de la Corte Constitucional para asumir la jefatura del Estado hasta la convocación de nuevas elecciones.

Para entender la importancia del acontecimiento se hace necesario resituarlo en su contexto.

Una ola de agitación política se extendió por una parte del continente africano, y posteriormente por el mundo árabe, a partir de la mitad de diciembre de 2010. Túnez y Egipto eran los países más sacudidos. El fenómeno se explica primeramente por causas de fondo: un cambio generacional y una crisis alimentaria. Si bien el aspecto demográfico escapa al control humano, el aspecto económico fue ampliamente provocado con pleno conocimiento de causa, primero en 2007-2008 y después en 2010.



En Túnez y Egipto, Estados Unidos había preparado el «cambio de guardia» con nuevos líderes listos a prestar servicio reemplazando a los ya devaluados. El Departamento de Estado había formado jóvenes «revolucionarios» como reemplazo del poder establecido. Así que cuando Washington comprobó que sus aliados se quedaban sin alternativas ante la calle, les ordenó dejar el lugar a la oposición ya prefabricada. No fue la calle sino Estados Unidos quien expulsó del poder a Ben Ali y al general Hosni Mubarak. Y fue también Estados Unidos quien los reemplazó por los Hermanos Musulmanes. Esto último parece menos evidente en la medida en que se organizaron elecciones, tanto en Túnez como en Egipto. Pero la realización de elecciones no siempre es prueba de sinceridad y democracia. Un estudio minucioso demuestra que todo estaba arreglado.

No cabe duda de que Washington había previsto los acontecimientos y que incluso los guió, aunque algo parecido haya podido suceder en otros países, como en Senegal o Costa de Marfil.

Y precisamente se producen entonces disturbios en Costa de Marfil, en ocasión de la elección presidencial. Pero esos hechos nada tienen que ver en la imaginación colectiva con la llamada «primavera árabe» y se terminan con una intervención militar francesa bajo mandato de la ONU.

Ya instalada la inestabilidad en Túnez y Egipto, Francia y Reino Unido dieron inicio al movimiento de desestabilización contra Libia y Siria, conforme a lo previsto en el Tratado de Lancaster House. Aunque realmente se produjeron en esos últimos países algunas micro-manifestaciones en demanda de democracia, lo cierto es que los medios de prensa occidentales se encargaron de exagerar su envergadura mientras que fuerzas especiales occidentales se ocupaban de organizar disturbios con el respaldo de cabecillas takfiristas.

Recurriendo a constantes manipulaciones, la operación de Costa de Marfil fue excluida de la «primavera árabe» (no hay árabes en ese país, donde un tercio de la población es musulmana) mientras que Libia y Siria sí eran incluidas en ella (cuando en realidad se trata de operaciones de carácter colonial). Ese verdadero acto de prestidigitación se concretó de manera relativamente fácil en la medida en que también se registraban manifestaciones en Yemen y Bahréin, donde las condiciones estructurales son muy diferentes. Al principio, los comentaristas occidentales les encajaron la etiqueta de «primavera árabe», pero después se arreglaron para excluirlas de ella porque las situaciones son muy poco comparables.

En definitiva, lo que caracteriza a la «primavera árabe» (Túnez, Egipto, Libia y Siria) no es la inestabilidad ni la cultura sino la solución preconcebida por las potencias occidentales: el acceso de los Hermanos Musulmanes al poder.

Esta organización secreta, supuestamente antiimperialista, siempre ha estado bajo el control político de Londres. Estaba representada en el equipo de Hillary Clinton a través de la señora Huma Abedin, la esposa del dimitente congresista sionista Anthony Weiner. La madre Huma Abedin –Saleha Abedin– dirige la rama femenina mundial de los Hermanos Musulmanes. Por su parte, Qatar ha garantizado el financiamiento de las operaciones, ¡más de 15 000 millones de dólares al año!, y la cobertura mediática de la cofradía, de la que se ha hecho cargo el canal Al-Jazzera desde fines de 2005. Para terminar, Turquía ha puesto el know how político proporcionando una serie de consejeros en comunicación.

Los Hermanos Musulmanes es en el islam lo mismo que los trotskistas en Occidente: un grupo de golpistas que trabajan para intereses extranjeros en nombre de un ideal que siempre se pospone. Después de haberse embarcado en innumerables tentativas golpistas en la mayoría de los países árabes a lo largo de todo el siglo XX, los Hermanos Musulmanes fueron los primeros sorprendidos ante su propia «victoria» de 2011. El problema es que, fuera de las instrucciones de los anglosajones, la cofradía no disponía en realidad de ningún programa de gobierno. Y se aferró a las consignas islamistas: «La solución es el Corán», «No necesitamos constitución, tenemos la charia» y otras por el estilo.

En Egipto, al igual que en Túnez y Libia, el gobierno de los Hermanos Musulmanes abrieron la economía nacional al capitalismo liberal. Confirmó además su complicidad con Israel a costa de los palestinos. Y trató de imponer, en nombre del Corán, un orden moral que nunca ha existido en ese libro.

Las privatizaciones de la economía egipcia al mejor estilo de la señora Thatcher debían alcanzar su punto culminante con la venta del Canal de Suez, joya del país y esencial fuente de sus ingresos, que sería vendido a Qatar. Ante la resistencia de la sociedad egipcia, Doha financió un movimiento separatista en la región del Canal, siguiendo el modelo ya establecido por Estados Unidos en Centroamérica cuando fomentó en Colombia el movimiento separatista que dio lugar a la independencia de Panamá.

Pero la sociedad no soportó ese tratamiento sin anestesia. Como escribí hace 3 semanas en esta misma columna, los egipcios abrieron los ojos al ver la sublevación de los turcos contra el Hermano Erdogan. Y la sociedad egipcia se rebeló, lanzando incluso un ultimátum al presidente Morsi. Después de verificar telefónicamente, con el secretario estadounidense de Defensa Chuck Hagel, que Estados Unidos no tenía intenciones de tratar de salvar al agente Morsi, el general al-Sisi anunció su destitución.

Este último punto merece una explicación: En lo que fue su penúltimo discurso a la nación, Mohamed Morsi se presentó como un «sabio». El hombre es ingeniero espacial, hizo carrera en Estados Unidos, obtuvo la nacionalidad estadounidense, trabajó en la NASA y dispone de una acreditación estadounidense de acceso a información clasificada. Sin embargo, si bien el Pentágono abandonó a Morsi, el que sí lo respaldó –hasta el momento de su arresto– fue el Departamento de Estado, a través de la embajadora estadounidense en El Cairo, de los voceros Patrick Ventrell y Jan Psaki, e incluso del propio secretario de Estado John Kerry. Esta incoherencia ilustra la confusión que reina en Washington: por un lado, el sentido común implica que no es posible intervenir, mientras que por el otro lado sus vínculos con los Hermanos Musulmanes son tan estrechos que dejan a Washington sin solución de repuesto.

La caída de Morsi marca el fin del predominio de los Hermanos Musulmanes en el mundo árabe, sobre todo teniendo en cuenta que el ejército anunció su destitución rodeándose de las fuerzas vivas de la sociedad, incluyendo a los «sabios» de la universidad al-Azhar.

El fracaso de Morsi es un duro golpe para Occidente y sus aliados, Qatar y Turquía. Ahora podemos preguntarnos con toda lógica si no marca el fin de la «primavera árabe» y deja entrever además la posibilidad de nuevos virajes en Túnez, en Libia y, por supuesto, en Siria.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-lideres-de-hamas-hermanos-musulmanes-haniya-morsi
Siete miembros de Hamas fueron detenidos en El Cairo tras ser sorprendidos con los coches cargados de explosivos destinados a ser utilizados en una serie de ataques en Egipto, según un alto funcionario de inteligencia egipcio a dicho a WND.

El funcionario dijo que los hombres armados de Hamas estaban trabajando en conjunto con los miembros de los Hermanos Musulmanes en espera de una decisión de los líderes del grupo islamista de ordenar ataques en represalia por la expulsión de los militares de Mohamed Morsi como presidente después de varios días de protestas populares masivas.

La información llega después de que WND informara ayer de que la Hermandad estaba estudiando cómo formar una llamada ala militar para llevar a cabo ataques terroristas, según un alto funcionario de seguridad egipcio.

El funcionario dijo que las posibilidades que los miembros de la Hermandad Musulmana están discutiendo incluyen renunciar formalmente como miembros de la Hermandad Musulmana para poder dirigir los ataques, incluso contra lugares turísticos de Egipto.



La propuesta ala militar de la Hermandad se modelaría como Al-Gamaa al-Islamiya, un grupo terrorista egipcio famoso fundado por los Hermanos Musulmanes, dijo el funcionario.

Al-Gamaa al-Islamiyya son sospechosos de haber participado en el asesinato en 1981 del presidente egipcio Anwar Sadat, y tomaron el crédito por el intento de asesinato de 1995 del presidente egipcio, Hosni Mubarak. Han realizado decenas de ataques terroristas mortales, algunos orientados hacia turistas extranjeros.

Fuente: WND
la-proxima-guerra-ejercito-egipto-toma-el-edificio-de-la-television-presidente-mursi-arrestado
El Ejército egipcio ha ocupado el edificio de la televisión estatal en El Cairo y ha desplegado sus unidades por otras zonas de la capital, incluidos los alrededores de las embajadas y de la Plaza Tahrir.

Los empleados de la cadena fueron obligados a abandonar el edificio de televisión, que interrumpió su emisión en directo, informa la agencia Reuters. A través de twitter, fuente locales también informan de la presencia de militares armados en la capital.

Los manifestantes que van congregándose en la plaza de Tahrir, corean lemas como “La gente y la Policía van de la mano”. Otros manifestantes que se encuentran frente a El-Quba, uno de los palacios presidenciales en los suburbios del norte de El Cairo, exclaman: “Al-Sisi, ven. Morsi no es mi presidente.”

Al terminar el plazo del ultimátum que el Ejercito dio a los políticos para que respondieran a las demandas de los manifestantes, Morsi dijo que se niega a dimitir y se ofreció a formar un gobierno de consenso para salir de la crisis.

Paralelamente, la cadena ABC, citando a la televisión egipcia, informó que el presidente Morsi se encuentraba bajo arresto domiciliario. Sin embargo, el portavoz presidencial desmintió dicha información.

El movimiento opositor Tamarod se ha dirigido a la juventud de los Hermanos Musulmanes para que se una a ellos en vez de involucrarse en una guerra civil.



Horas antes de que concluyera el ultimátum dado por el Ejercito, el portavoz presidencial declaró este martes que para Morsi “es mejor morir defendiendo la democracia que ser juzgado por la historia”. El mismo presidente egipcio dijo que es mejor morir “plantado como un árbol”, defendiendo la legitimidad electoral, que destruyendo las esperanzas democráticas del pueblo egipcio.

“Solo hay una cosa que podamos hacer: ponernos entre los tanques y el presidente”, afirma el portavoz de los Hermanos Musulmanes.

Anteriormente los jefes militares han emitido un comunicado titulado ‘Las Últimas Horas’, en el que se muestran dispuestos incluso a derramar su sangre para proteger al pueblo egipcio “Juramos a Dios que nos sacrificaremos incluso con nuestra sangre por Egipto y su pueblo, para defenderlo de cualquier terrorista, radical o loco”.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-mohamed-mursi-gobierno-egipto-presenta-su-dimision
Primer movimiento tras el ultimátum del ejército egipcio, ayer, de 48 horas: el Gobierno ha presentado su dimisión al presidente Mohamed Mursi, que no se ha pronunciado aún sobre la petición.

El órdago del ejército, concediendo 48 horas a las fuerzas políticas para cumplir el clamor popular, instaló ayer durante horas a los islamistas en el silencio y el pasmo. Cuando pasada la medianoche hablaron, su voz sonó desafiante. Instaron a sus acólitos a tomar las calles para impedir cualquier "intento de golpe de estado". El ultimátum ni siquiera concitó unanimidad en las deshilachadas filas opositoras acentuando la incertidumbre que reina en el país más poblado del mundo árabe.

'No aceptaremos un golpe de Estado'

"No aceptaremos un golpe a la legitimidad del presidente. Por encima de nuestros cadáveres", manifestó anoche el destacado miembro de los Hermanos Musulmanes, Mohamed el Beltagui, a la multitud que desde el pasado viernes acampa en los aledaños de una mezquita cairota de Medinat Naser. Ya en la madrugada, la Presidencia censuró el comunicado de las fuerzas armadas recelando de las connotaciones de algunas frases "que pueden causar confusión". La nota confirmó que el sucesor de Hosni Mubarak no había sido informado previamente del paso al frente del ejército.

Como era de esperar, el comunicado cayó como un jarro de agua fría en palacio. El pasado miércoles, en su último discurso a la nación, el presidente Mursi quiso callar las especulaciones acerca del ruido de sables y se vanaglorió de ser el comandante en jefe de las fuerzas armadas. Ayer, la salida a la palestra de los uniformados hizo saltar por los aires su fanfarronería. "Los Hermanos Musulmanes subestimaron a la oposición y la posibilidad de que el ejército interviniera para devolver al país a la casilla de salida", apunta a ELMUNDO.es el analista egipcio Jalil al Anani, experto en la Hermandad.

El llamado Frente del 30 de Junio, que aglutina a varios grupos opositores egipcios, ha elegido al ex premio Nobel de la Paz Mohamed El Baradei como representante encargado de preparar una transición política y lograr "las demandas del pueblo".

Uno de los escenarios, el más extremo, llevaría al fiasco argelino. "Los islamistas podrían entenderlo como un golpe contra un presidente elegido democráticamente. Puede conducir a una confrontación sangrienta entre algunos islamistas y los militares como sucedió en Argelia durante la década de 1990", agrega el politólogo. Ayer, la Hermandad -que reunió de urgencia a su buró- rompió el silencio bajo el paraguas de sus aliados salafistas (rigoristas musulmanes). En una rueda de prensa, la coalición de partidos islamistas alentó las manifestaciones y rechazó "cualquier tentativa de enfrentar al ejército contra la legitimidad democrática".



No fueron, sin embargo, miembros de la Hermandad los que tomaron la palabra en la conferencia de prensa. La voz cantante la llevó Al Gama al Islamiya, la ex organización terrorista que renunció a las armas en 1999 y se ha convertido en el principal socio del presidente y su grupo. Otro aliado clave se pasó anoche definitivamente al bando opositor: el partido salafista Al Nur pidió la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.

Pero el presidente no está dispuesto a que las protestas callejeras, que considera una "contrarrevolución" urdida por los nostálgicos de Mubarak con el beneplácito de la oposición liberal e izquierdista, modifiquen su hoja de ruta ni les arrebaten su sillón. Mursi cree además que él es el único legitimado para sacar -sin ayuda de los militares- al país del atolladero. De hecho, su oficina insiste en que el "rais" sigue con la mano tendida para entablar un diálogo y reconciliarse con sus detractores dentro del marco constitucional. El ultimátum del ejército, consideran, "sólo sirve para profundizar la división". A su juicio, la llamada anoche de Barack Obama a Mursi es una prueba de esa autoridad indiscutible.

Opositores divididos

Y ¿al otro lado? La oposición egipcia es una amalgama que mezcla tan mal como el aceite y el agua. Ayer no se pusieron de acuerdo sobre el paso al frente de los militares, lo que dificulta cualquier diálogo en el estrecho plazo de 48 horas. Y, además, siguen en sus trece de que la única opción es que Mursi haga las maletas y se marche. "No hay presidencia con la que negociar", llegó a decir anoche el destacado miembro de un partido opositor. Uno de los escenarios de consenso, con la formación de un gobierno de unidad nacional que revitalice un gabinete herido por la dimisión de seis ministros tecnócratas en las últimas horas, parece condenado de partida al fracaso.

Poco después de la difusión del comunicado, miles de almas celebraron en la plaza Tahrir el regreso del ejército, cuyos helicópteros -en un ataque de patriotismo- lanzaron una lluvia de enseñas egipcias. La campaña opositora 'Tamarrud' (Rebelión, en árabe), que asegura haber reunido 22 millones de firmas exigiendo la marcha de Mursi y la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas, festejó el regreso. "Le está diciendo a Mursi que se marche", opinó el portavoz de la iniciativa Mahmud Badr.

El Frente de Salvación Nacional, la principal alianza opositora, aceptó participar en el diálogo pero interpretó el paso como un apoyo a sus consignas. Las protestas, en cualquier caso, no conocen tregua. Uno de los principales rostros del bloque, el ex secretario general de la Liga Árabe Amro Musa lo calificó de "una oportunidad histórica que no debería ser desperdiciada". Entre los sectores opositores más entusiastas con el ejército, aquellos vinculados al régimen de Mubarak, reinaban las ganas de venganza contra unos barbudos hacia los que sienten alergia. "Yo creo que este régimen acabará completamente en una semana", declaró a Reuters Ahmed Shafik, el ex primer ministro de Mubarak que se enfrentó a Mursi en la segunda vuelta de los comicios del pasado año.

Entre los revolucionarios, activistas de derechos humanos y los grupos izquierdistas, el comunicado del ejército causó pavor. Rechazan su regreso. "Estamos totalmente en contra. Apoyamos el papel del ejército como protector de nuestras fronteras, nuestro pueblo y nuestra seguridad nacional pero no queremos que regrese un régimen militar o imponga una hoja de ruta", declaró al diario estatal Al Ahram Ingi Hamdi, líder del movimiento juvenil 6 de abril. Están demasiado recientes los 16 meses que sucedieron a la salida de Mubarak bajo la desastrosa tutelar castrense. Un rosario de denuncias de infames torturas como las pruebas de virginidad a manifestantes o los más de 15.000 civiles juzgados en tribunales castrenses lo atestiguan.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-egipto-corta-todos-los-lazos-con-siria-assad
El presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, ha dado este sábado un paso al frente en la guerra sectaria que suníes y chíies libran en territorio sirio. El sucesor de Mubarak ha anunciado que Egipto rompe los últimos lazos diplomáticos con la Siria de Bashar al Asad: cierra la embajada siria en El Cairo y retira al encargado de negocios egipcio en Damasco. "Hezbolá debe abandonar Siria", ha apostillado Mursi.

"La historia no nos perdonará", ha advertido Mursi durante una conferencia en solidaridad con Siria organizada por los clérigos suníes que han llamado esta semana desde El Cairo a la "guerra santa" en Siria. El jefe del Estado egipcio ha pedido además la declaración de una zona de exclusión aérea en Siria para detener la ofensiva del régimen de Asad que, con la ayuda de paramilitares de la milicia chií libanesa Hizbulá, recuperaron el pasado 5 de junio la localidad de Quseir.

En este sentido, Mursi -que durante los primeros meses de su mandato trató de relanzar las relaciones diplomáticas con Irán- ha instado a la milicia de Hasan Nasrala a abandonar Siria y cesar su "injerencia". Ante un auditorio abarrotado por islamistas que han ondeado banderas egipcias, sirias y saudíes, el presidente ha instado a los egipcios a acoger a los refugiados sirios y ha insistido en la necesidad de mantener una Siria unificada. "No hay lugar para este régimen en el futuro de siria", ha agregado.



Mursi ha señalado además que ha contactado con países árabes y musulmanes para organizar una reunión de urgencia que aborde la ayuda al castigado pueblo sirio.

El pasado jueves más de 500 ulemas reunidos en El Cairo llamaron a la "yihad" (guerra santa) contra Asad y denunciaron que la injerencia de Irán y Hezbolá es una "declaración de guerra contra el islam". El comunicado final manifestó que participar en los combates en Siria y apoyar con dinero o con armas a los rebeldes resulta "un deber para salvar al pueblo sirio de las manos de la criminalidad sectaria".

En mitad de la escalada sectaria que amenaza Oriente Próximo, los Hermanos Musulmanes -el poderoso grupo al que pertenece Mursi- también se han sumado a la petición. Un asesor presidencial precisó el jueves que los egipcios son libres de viajar a Siria para unirse a la rebelión y aclaró que no serán procesados cuando regresen a Egipto. Aunque no existen cifras, decenas de egipcios han muerto combatiendo en Siria. La mayoría fueron reclutados y enviados por organizaciones salafistas (ultraconservadoras).

Para la oposición egipcia, blanco de duras críticas durante el acto de este sábado, Mursi trata de volcarse en la política internacional y el avispero sirio para desviar la atención de las masivas protestas convocadas por sus detractores para el próximo 30 de junio coincidiendo con el primer aniversario de su investidura. La oposición ha reunido más de 15 millones de firmas pidiendo su renuncia. "Los restos del régimen (de Hosni Mubarak) están tratando de empujar al país hacia una espiral de violencia y caos", ha indicado tras subrayar que no tolerarán manifestaciones violentas.

Fuente: El Mundo
la+proxima+guerra+logo+hermandad+musulmana+hermanos+musulmanes
En 2007, el Wall Street Journal publicó un artículo titulado, "To Check Syria, U.S. Explores Bond With Muslim Brothers". Y aun entonces se observó que la Hermandad guardaba una estrecha relación con grupos que los EE.UU. reconocen y enumeran como organizaciones terroristas, incluyendo a Hamas y Al-Qaeda.

El informe ofrece un inquietante presagio del apoyo de los EE.UU. que finalmente vería el surgimiento de los Hermanos Musulmanes tanto como poder político y terrorista en todo el mundo árabe, después de décadas de duros intentos por aplastar la organización extremista sectaria por todas partes, desde Túnez a Siria, de Egipto a Libia, a Jordania, y más allá. De hecho, en 2007 el Wall Street Journal señaló específicamente que la alianza con EE.UU. podría "desestabilizar a los gobiernos de Jordania y Egipto, dos aliados de Estados Unidos donde la Hermandad es una fuerza de oposición cada vez mayor."

Egipto está ahora dirigido por una dictadura de los sectarios y extremistas Hermanos Musulmanes, después de que los EE.UU. incitaran a los disturbios que se produjeron allí en 2011, y mientras Jordania está experimentando un malestar creciente liderado por el brazo jordano de la Hermandad.

Lo que también es inquietante en el informe de 2007, es que muestra cómo las políticas supuestamente de la "era Bush" trascendieron a la administración de 2000-2008 y continuó en serio con el presidente Obama.



El informe, escrito por Jay Solomon, se hace eco de un presagio semejante de la matanza violenta y sectaria en la que ahora está sumida Siria, que se encuentra en el artículo del ganador del Premio Pulitzer, el periodista del New Yorker,  Seymour Hersh, titulado "La Redirección: ¿Está la nueva política de la Administración beneficiando a nuestros enemigos en la guerra contra el terrorismo?"

Salomón comienza afirmando:

En una tarde húmeda a finales de mayo, unos 100 partidarios del mayor grupo de la oposición siria en el exilio, el Frente de Salvación Nacional, se reunieron fuera de la embajada de Damasco aquí para protestar contra el presidente sirio, Bashar al-Assad. Los participantes gritaron consignas anti-Assad y levantaron pancartas que proclamaban: "Cambien el Régimen ahora".

Más adelante en el artículo, se reveló que el Frente de Salvación Nacional (FSN) estaba en contacto con el Departamento de Estado de EE.UU. y que una firma consultora con sede en Washington, de hecho, ayudó en la organización de las protestas:

En las semanas antes de las elecciones presidenciales, el Middle East Partnership Initiative del Departamento de Estado, que promueve la democracia regional, y los miembros de la NSF se reunieron para hablar de hacer pública la falta de democracia en Siria y la baja participación electoral, dijeron los participantes. Una empresa de consultoría con sede en Washington, C&O Resources Inc., con la asistencia de la NSF en su planificación para la manifestación del 26 de mayo contra Assad en la embajada siria, proporcionaron los medios de comunicación y los contactos políticos. Los funcionarios del Departamento hicieron hincapié en el silencio respecto de cualquier ayuda financiera o técnica a los manifestantes.

Al igual que la primavera árabe, que era en realidad sedición apoyada desde el extranjero, fue pregonada públicamente por profesionales de empresas de relaciones públicas con la ayuda de unos medios de comunicación comprados de fuera, cómplices corporativos, como un levantamiento "pro-democracia".

Y mientras que el Wall Street Journal y, al igual que el Departamento de Estado y los medios occidentales están retratando la oposición siria como la representación de una amplia gama de intereses de toda la sociedad siria, fue admitido entonces, al igual que es claramente evidente ahora, que los sectarios extremistas Hermanos Musulmanes son de hecho el centro mismo de la "sublevación:"

Uno de los miembros más influyentes de la NSF es la rama siria de los Hermanos Musulmanes - el movimiento político con décadas de antigüedad activo en todo el Oriente Medio, cuyos líderes han inspirado a los grupos terroristas Hamas y Al Qaeda. Su rama siria dice que ha renunciado a la lucha armada en favor de la reforma democrática.

El artículo describiría una oposición fracturada, desorganizada, como el "Consejo Nacional Sirio" (NSC) de 2011 y su más reciente reencarnación prefabricada por Estados Unidos y Qatar, la "Coalición Nacional", cuyo único común denominador e ideología predominante era y sigue siendo el extremismo sectario practicado por los Hermanos Musulmanes. Del mismo modo, la actual "Coalición Nacional" está encabezada por al-Khatib Moaz que, en AlJazeera admitió abiertamente sus aspiraciones de establecer un "Estado islámico" en lugar de la actual sociedad secular de Siria. Al-Khatib también protestó enérgicamente el que se incluyera en la lista los EE.UU. el franquiciado terroristas de Al Qaeda, Al Nusra, quienes están peleando abiertamente como parte de la "Coalición Nacional" de Al-Khatib.

Estos son los "luchadores por la libertad" de entonces y de ahora, que los EE.UU. han estado apoyando, financiando y armando de hecho. La acusación más reciente del armamento de EE.UU. a conocidos terroristas vinieron del retirado del Ejército y ex Comandante de las Fuerzas Especiales, William G. Boykin, quien afirmó que los EE.UU. no sólo están armando a los terroristas en Siria, sino que lo están haciendo mediante meter armas a través del emirato terrorista de Bengasi, Libia.

Desde las redes logísticas pan-árabes que la OTAN está utilizando para inundar Siria con armas y terroristas, a los actuales dirigentes de la llamada oposición, y con evidencia documentada desde 2007 de una conspiración de EE.UU. para apuntalar a la Hermandad Musulmana y otros conocidos grupos violentos extremistas en Siria para derrocar al gobierno, está claro que todos los aspectos de la narrativa de los EE.UU., el Reino Unido, la OTAN, e incluso la de la ONU sobre el conflicto en Siria son una fabricación intencional. Por otra parte, indica un engaño mucho más amplio - que implica la idea errónea de que las elecciones presidenciales traerán tanto un nuevo liderazgo como nuevas políticas. Las guerras de ingeniería bajo Bush, se están llevando a cabo bajo Obama, por los mismos  responsables de las políticas de los mismos think-tanks financiados por las corporaciones que proporcionaron a Bush su agenda la vez anterior.

Con las tropas francesas, británicas  y ahora también de Estados Unidos, cada vez más implicadas en Mali, supuestamente combatiendo a terroristas con conexiones directas con los combatientes a los que Occidente armó, financió y dio reconocimiento diplomático en Libia y con el conflicto ya desbordando las fronteras con Argelia, hay que reconocer que un programa se está llevando a cabo tanto contra la voluntad del pueblo como sus intereses. La identificación de los intereses corporativo-financieros que participan en este programa, y ​​tanto el boicot y su sustitución por alternativas locales es nuestro único recurso. Es evidente que - como se ilustra en el caso de la no-transición de la continuidad de la agenda entre la "derecha" republicana de George W. Bush y de la "izquierda" demócrata de Obama - las elecciones no cuentan. Como se ha demostrado con la "primavera árabe" y las protestas preparadas por Estados Unidos de la NSF - las protestas tampoco importan.

Fuente: Land Destroyer
la proxima guerra se egipto mursi proximo iran khamenei
Las recientes decisiones del presidente egipcio Mohamed Morsi han sido vistas por los críticos como un intento de convertir a Egipto en un estado de un solo partido islámico, pero los analistas minimizan esos temores citando el carácter moderado de Egipto y su diversidad cultural.

Algunos expertos políticos entrevistados por Al Arabiya citaron la moderación y la tolerancia como las características principales de Egipto, y agregaron que cualquier intento de cambiar estas "raíces profundas" y transformar a Egipto en una nación islámica fallarán.

En una declaración constitucional emitida el pasado jueves, el presidente Morsi decretó que sus decisiones no podrán ser revocadas por ninguna autoridad, incluido el poder judicial, con lo que se coloca por encima de la ley, como muchos observadores argumentan.

El ex miembro de los Hermanos Musulmanes también despidió al fiscal general Abdel Mahmoud Meguid y nombró un reemplazo. El presidente también ordenó un nuevo juicio para determinadas figuras del antiguo régimen acusadas ​​de matar a manifestantes durante la violencia del año pasado.



En otro decreto, el presidente firmó un escrito para evitar la disolución de la asamblea que escribe la  nueva constitución del país y se la dio más tiempo para terminar su labor.

En la declaración constitucional, Morsi esencialmente amplió sus poderes, en un movimiento que hizo temer que pudiera convertirse en un dictador.

Miles de egipcios salieron a las calles con cientos que siguen reuniéndose en la plaza Tahrir, pidiendo la caída del presidente y de los Hermanos Musulmanes.

Ayman Abdul Waham, un experto en política en el Centro Al Ahram de Estudios Políticos y Estratégicos, dijo que "no hay manera" de que Egipto se convierta en una nación islámica como la República Islámica de Irán, citando las cualidades de moderación, liberalismo, tolerancia, que dijo que caracterizan a la nación árabe mas grande del mundo.

"Los que intentan transformar a Egipto en un estado islámico no saben que el mosaico del país y su diversidad cultural rechazarán eso", dijo Abdul Waham.

Los defensores del islam político en Egipto están "tan ansiosos" por convertir Egipto en una nación islámica, dijo, y agregó que los poderes civiles y liberales se mantendrán firmes para evitar que esto suceda.

"Ciertos hechos surgieron en Egipto después de la revolución del 25 de enero que cada líder que gobierne el país tendrá que tener en cuenta," dijo Abdul Waham, explicando que "el pueblo egipcio, especialmente los jóvenes, ya no permitirán que una cierta minoría o grupo forme su historia y determine su destino".

Pero el experto político admitió que los movimientos liberales, a diferencia del movimiento de la Hermandad Musulmana, están divididos y que esto ha dado a los islamistas la ventaja en la escena egipcia.

"Las indicaciones muestran que los poderes liberales y civiles son cada vez más organizados, probablemente después de haber visto a la Hermandad Musulmana tratando de dominar al país", dijo Abdul Wahab, quien agregó que "los poderes públicos una vez que el poder liberal, secular y otros sean plenamente coherentes, habrá equilibrio en la fórmula política de Egipto."

Haciendo hincapié en que las recientes decisiones de Morsi no estaban destinadas a imponer un "régimen totalitario" o a aumentar la influencia de la Hermandad Musulmana en Egipto, Mohammed Jaafar, profesor de derecho en la Beni-Suef University, dijo que "las decisiones de Morsi eran administrativas y no ideológicas, pero si aún esa fuera su misión, las cualidades culturales del pueblo egipcio no lo permitirán".

"La diversidad cultural de Egipto y su mosaico no permitirán ninguna transformación del país en un estado étnico o ideológico ... bajo cualesquiera circunstancias, el ejemplo de Irán no se puede replicar en Egipto".

Omar Ashour, Director de Estudios de Oriente Medio de la Universidad de Exeter, sin embargo, advirtió de los movimientos "no democráticos" de Morsi, diciendo que tales movimientos "ocurren en períodos de transición, y en la mayoría de los casos, conducen a las dictaduras, no a la democracia".

Fuente
la proxima guerra logo de hamas franja de gaza israel
Occidente creó y dirige a Israel, Hamas, el "Ejército Libre Sirio", y los Hermanos Musulmanes. Cuando el público necesita ser manipulado se produce un ballet mortal.

Las organizaciones extremistas, sectarias, financiadas y dirigidas por Occidente, a saber, Al Qaeda, los Hermanos Musulmanes, sus filiales Hamas y el llamado "Ejército Libre Sirio", se crearon y a día de hoy cuentan con el respaldo específicamente para contrarrestar la oposición real a los diseños occidentales de la hegemonía en todo el mundo musulmán. Occidente ha creado y continúa perpetuando a Israel, tal como existe en su estado actual, una nación militante deliberadamente provocativa que sirve como cabeza de lanza para los objetivos occidentales en toda la región, así como un impulso permanente para llenar las filas de los grupos extremistas que luego son soltados contra los enemigos de Occidente.

Mientras que Israel lleva a cabo operaciones de combate contra Hamás en Gaza, están apoyando a sus afiliados en Siria al otro lado de la frontera en los Altos del Golán, y a través de toda Siria en coordinación con los EE.UU., Francia, Inglaterra, Arabia Saudita y Qatar. Aunque los representantes de EE.UU. con frecuencia se reúnen en Doha, Qatar para apoyar y seguir apuntalando el frente político que sirve como cubierta para los terroristas en Siria respaldados por Occidente, Arabia Saudita y Qatar, el líder vitalicio no electo de Qatar, el jeque Hamad bin Khalifa Al Thani, se escabullía dentro y fuera de Gaza para inyectar 250 millones de dólares para Hamas justo antes del último estallido de violencia entre Israel y Hamas.

Está documentado que desde 2007, los EE.UU., Israel y Arabia Saudita han sido cómplices para armar y dar rienda suelta a los extremistas sectarios, tanto a Al Qaeda como a la Hermandad Musulmana, en contra de sus enemigos colectivos de la región. Con Occidente usando a Qatar como base de operaciones, no sólo para sostener continuamente el llamado "Consejo Nacional Sirio", sino para también basar la corporación financiada por el thin-tank Brookings Institution, el Doha Center, ¿vamos a creer que Qatar está abiertamente tratando de destruir a Israel ante las narices de Estados Unidos? ¿Sin condena o protesta por parte de los EE.UU. ni de ninguno de sus co-conspiradores?



Por difícil que sea de creer, el actual gobierno de Israel está deliberadamente poniendo las vidas de sus ciudadanos y soldados en peligro con la ejecución de una maniobra geopolítica orquestada y  dirigida a la captura de la clase de apoyo popular que Hezbolá consiguió con la defensa de Líbano en 2006. A diferencia de 2006, donde Hezbolá fue apoyado por, según fuentes occidentales, Siria e Irán, hoy, Hamas tiene, como siempre ha tenido, el apoyo de Arabia Saudita y Qatar, con Israel y los EE.UU. jugando un papel más encubierto financiando, infiltrándo, dirigiendo y manipulando a la organización.

The Wall Street Journal informó en su artículo, "Cómo Israel ha contribuido a crear Hamas":

"Hamas, a pesar mío, es una creación de Israel", dice Cohen, un Judio tunecino que trabajó en Gaza durante más de dos décadas. Responsable de asuntos religiosos de la región hasta 1994, el Sr. Cohen observó el movimiento islamista tomar forma, ganar fuerza a movimientos seculares rivales palestinos y luego transformarse en lo que hoy es Hamas, un grupo militante que ha jurado la destrucción de Israel. En lugar de tratar de frenar a los islamistas de Gaza desde el principio, dice el Sr. Cohen, Israel los toleró durante años y, en algunos casos, los animó, como contrapeso a los nacionalistas seculares de la OLP y de su facción dominante Fatah de Yasser Arafat. Israel cooperó con un lisiado, medio ciego clérigo llamado Sheikh Ahmed Yassin, mientras estaba sentando las bases de lo que sería Hamas. Sheikh Yassin sigue inspirando a los militantes de hoy. Durante la reciente guerra en Gaza, los combatientes de Hamas se enfrentaron a las tropas israelíes con "Yassins", primitivas granadas propulsadas por cohetes que llevan el nombre en honor del clérigo.

Esto es de hecho exactamente para lo que sigue utilizando hoy en día a Hamas, para contrarrestar los movimientos reales de oposición al dividir unas contra otras las diferentes facciones de los musulmanes y las organizaciones seculares por igual, en la confusión y el conflicto armado, para prevenir un mayor frente unificado contra la expansión occidental y la explotación en toda la región. Los grupos extremistas estrechamente alineados con Hamas, incluyendo a Al Qaeda y la Hermandad Musulmana, que inundarían Iraq durante la ocupación de EE.UU. y que por "casualidad" rompieron la resistencia unida entre sunitas y Chiítas y crearon una sangrienta lucha interna que desbarató la única posible oposición significativa contra la ocupación extranjera. Estas mismas redes utilizadas para inundar Irak con terroristas de toda la región, han sido utilizadas desde 2007 por Occidente, incluido Israel, para iniciar una confrontación más amplia con Hezbolá en el Líbano, así como con Siria e Irán. Expuesto por el ganador del Premio Pulitzer, el periodista Seymour Hersh en su artículo "La redirección", publicado ese mismo año en la revista The New Yorker, fue revelado que muchos de estos extremistas sectarios estaban en realidad afiliados directamente con Al Qaeda. El artículo afirmaba específicamente:

"Para debilitar a Irán, que es predominantemente chiíta, la Administración Bush ha decidido, en efecto, reconfigurar sus prioridades en Oriente Medio. En el Líbano, la Administración ha cooperado con el gobierno de Arabia Saudita, que es sunita, en operaciones clandestinas que pretenden debilitar a Hezbolá, la organización chií que está respaldada por Irán. EE.UU. también ha tomado parte en operaciones clandestinas dirigidas contra Irán y su aliado Siria. Un subproducto de estas actividades ha sido el fortalecimiento de los grupos extremistas sunitas que propugnan una visión militante del Islam y son hostiles a los Estados Unidos y simpatizantes de Al Qaeda."

El informe de Hersh continuaría diciendo:

"El gobierno saudí, con la aprobación de Washington, proporcionaría fondos y ayuda logística para debilitar al gobierno del presidente Bashar al-Assad, de Siria. Los israelíes creen que al poner tanta presión sobre el gobierno de Assad hará que sea más conciliador y abierto a las negociaciones." 
la proxima guerra bombers bank accounts and bleedout road to al qaeda irak

Imagen: El segundo informe de West Point sobre las redes de Al Qaeda usadas para canalizar a los combatientes extranjeros en Irak titulado "Bombers, bank accounts and bleedout: Al-Qaeda's road in and out of Iraq", va más al fondo sobre quién estaba realmente detrás de la afluencia de terroristas, cómo se llevó a cabo, y una gama de opciones que podrían aplicarse para evitar que suceda. El informe da una gran comprensión de cuanto están usando ahora la OTAN y los estados del Golfo Pérsico a Al Qaeda para desestabilizar a Siria, y cómo estos intereses son mas probablemente financiar, armar y manipular a Hamas.

El vínculo entre los grupos extremistas y la financiación saudí también fue mencionado en el informe, y refleja la evidencia presentada por el Centro de Lucha contra el Terrorismo de West Point que indica que la mayoría de los combatientes y la financiación detrás de la violencia sectaria en Irak, vino de Arabia Saudita.

El informe de Hersh establece específicamente:

"... Bandar y otros saudíes han asegurado a la Casa Blanca que "van a seguir muy de cerca a los fundamentalistas religiosos. Su mensaje para nosotros era: 'Hemos creado este movimiento, y lo podemos controlar.' No es que no queramos que los salafistas lancen bombas, es que las lancen a Hezbolá, Moqtada al-Sadr, Irán, y a los sirios, si continúan trabajando con Hezbolá e Irán."

Y ya en 2007, el apoyo directo occidental a los Hermanos Musulmanes ya estaba en marcha según se informa:

"Hay evidencia de que la estrategia de la Administración de la redirección ya ha beneficiado a la Hermandad. El frente sirio Salvación Nacional es una coalición de grupos de oposición, cuyos miembros principales son una facción liderada por Abdul Halim Khaddam, ex vicepresidente sirio que desertó en 2005, y la Hermandad. Un ex alto oficial de la CIA me dijo: "Los estadounidenses han dado tanto apoyo político y financiero. Los saudíes están tomando la iniciativa con el apoyo financiero, pero no hay participación de Estados Unidos." El dijo que Khaddam, quien ahora vive en París, estaba recibiendo dinero de Arabia Saudita, con el conocimiento de la Casa Blanca. (En 2005, una delegación de miembros del Frente se reunió con funcionarios del Consejo Nacional de Seguridad, según informes de prensa.) Un ex funcionario de la Casa Blanca me dijo que los saudíes habían proporcionado a los miembros del Frente documentos de viaje."

Si Al Qaeda, la Hermandad Musulmana y Hamas son una verdadera amenaza para Occidente y sus aliados, claramente Occidente es el único culpable. Occidente ha estado, y hasta la fecha todavía está apoyando a estos grupos extremistas, hasta el punto de que su credibilidad en todo el mundo musulmán ha comenzado a flaquear.

¿Podría ser esta la razón tras este último intercambio de violencia entre Israel y Hamas? ¿Un intento de reconstruir una tremenda pérdida de credibilidad después de casi dos años de apoyo a los designios de EE.UU., Israel, Arabia y Qatar contra Siria? Es una versión mucho más grande de los prefabricados por Estados Unidos ataques contra sus propias embajadas recientemente, encaminados a reafirmar la narrativa de la "Guerra contra el Terror" después de que Rusia acusara abiertamente a los EE.UU. de armar directamente y financiar a al-Qaeda en Siria? ¿O podría simplemente ser Israel "podando" los inevitables "verdaderos creyentes" en la causa de Hamas, dejando sólo los co-optados agentes dobles en la raíz de la violencia? Tal vez ambas cosas.

la proxima guerra ataque aereo israel sobre gaza 2009 plomo fundidoImagen: Un ataque aéreo en Gaza en 2009. El último conflicto entre Israel y Hamas ha mantenido divididos y en pugna a las personas durante años. Así como la gente comenzó a seguir la correa de Hamas, la Hermandad Musulmana, y el recién inventado "Ejército Libre Sirio" de nuevo en manos occidentales, Israel y Hamas están de nuevo enzarzados en un combate mortal - con el tiempo casi tan impecablemente cronometrado como para que el respaldado por Estados Unidos, el Sheikh de Qatar Hamad bin Khalifa Al Thani visitara con una generosa donación a Hamas justo antes del inicio de las hostilidades.

Una cosa que es cierta: La amenaza que Hamás representa para Israel es directamente proporcional al apoyo que da a la organización en la forma tanto de ayuda financiera y militar encubierta, así como constantemente alimenta su causa retórica a través de provocaciones flagrantes y continuas dirigidas al pueblo de Palestina. Está claro que la única amenaza existencial verdadera para Israel y su gente es la duplicidad, el engaño, y los diseños de su propio gobierno en el poder.

A medida que el conflicto continúa desarrollándose, es absolutamente imprescindible comprender y tener en cuenta la ilegitimidad de Hamas a través de sus filiales de Al Qaeda y la Hermandad Musulmana, mientras cada organización es apoyada por Occidente en todas partes desde Egipto a Siria y desde Libia a Yemen. Aunque inevitablemente muchos morirán en ambos lados, tentándonos a dar un nuevo impulso a nuestros viejos prejuicios pro-palestinos o pro-israelíes, debemos entender que esta división es precisamente lo que Occidente quiere como un medio a través del cual planea continuar con la búsqueda de sus objetivos regionales.

Fuente
la proxima guerra ron paul discurso despedida oriente medio caos destructivo genocida
La operación de Israel "Pilar de defensa" contra los palestinos en Gaza es probable que produzca nuevas tensiones en Oriente Medio y, en definitiva arrastre a los Estados Unidos más adentro en la profundización de las hostilidades contra Siria e Irán con el tiempo.
Durante su discurso de despedida de anoche, el representante Ron Paul dijo: "Nuestra política exterior está destinada a mantenernos involucrados en muchas guerras con las que nada tenemos que ver y estos conflictos interminables se libran sin la aprobación del Congreso y sin quejas del pueblo de los Estados Unidos que han sufrido más de una década de guerra perpetua. Porque es el gobierno el que inicia la fuerza, la mayoría de la gente lo acepta como legítimo", dijo Paul.

Paul se opuso a lo que denominó en agosto la "obsesión con Irán" y se ha manifestado en contra de las políticas que a la larga se traducirán en el derrocamiento violento de Siria. Paul se quedó prácticamente solo en contra de otras sanciones punitivas contra Irán, con la excepción del demócrata de Ohio, Dennis Kucinich, quien también abandonará el Congreso a finales de año.



Con valentía aunque inútilmente, en junio Paul introdujo un proyecto de ley para impedir a la administración una mayor participación en el pantano de Siria. "Esta semana voy a introducir una legislación para prohibir a la administración, en ausencia de una declaración de guerra por parte del Congreso, de que apoye directa o indirectamente las operaciones militares o paramilitares en Siria. Espero que mis colegas se unan a mí en este esfuerzo".

Pocos respondieron, y mucho menos firmaron...

"La acción militar que estamos viendo en Oriente Medio en este momento es sólo una vista previa de las próximas atracciones", escribe Michael Snyder hoy. "Las tensiones en la región están aumentando con cada día que pasa, y todas las partes han estado anticipando futuros conflictos y preparándose para la guerra durante décadas".

"En este momento, Israel, Hamas, Hezbolá, los Hermanos Musulmanes, Siria e Irán están preparándose para la guerra", advierte.

Como señala Snyder, la mayoría de los estadounidenses no están preocupados por los acontecimientos lejanos que puedan conducir a una guerra mundial más grande y mucho más portentosa, porque son ignorantes de manera uniforme cuando se trata de historia, política, e incluso geografía. La educación pública ha hecho un trabajo admirable de embrutecimiento en el estadounidense promedio hasta el punto de que es relativamente fácil para la élite mundial fabricar el consentimiento para la guerra. De hecho, las campañas de asesinatos más masivas organizadas por el gobierno no están en las pantallas de radar de la mass-media de América debido a que no están cubiertas por los medios corporativos.

El consenso prefabricado también permite a una elite global psicópata evitar la crítica más rudimentaria de un público cegado.

"Cuando el gobierno ejerce el poder sobre los demás funcionarios para rescatar a los intereses particulares, incluso con resultados desastrosos para el ciudadano medio, no sienten culpa por el daño que hacen. Los que nos llevan a guerras no declaradas con muchas bajas resultantes, nunca pierden el sueño por la muerte y destrucción que causan sus malas decisiones. Están convencidos de que lo que hacen está moralmente justificado, y el hecho de que muchos sufran simplemente es algo con lo que no se puede hacer nada", explicaba Paul en su discurso de despedida.

La salida de Ron Paul de la Cámara de Representantes le proporcionará la oportunidad de organizar y dirigir un movimiento de libertad recién fortalecido para hacer frente a la guerra y al imperio de una élite autoritaria.

Hay poco tiempo para el esfuerzo, sin embargo. En las próximas horas, días y semanas que vienen,  Oriente Medio puede verse irreversiblemente comprometido en el caos destructivo y genocida. No está claro en la actualidad si el conflicto que se perfila entre Israel y Hamas arrastrará también a Hezbolá y posiblemente a Egipto, ahora gobernado por los Hermanos Musulmanes.

Fuente