Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la proxima guerra somalia eeuu mapa


El gobierno de Obama está preparando
una nueva intervención militar en Somalia, bajo el pretexto de la preocupación humanitaria para las víctimas de la sequía y el hambre. Los medios de comunicación ha lanzado una campaña mezclando lágrimas de cocodrilo y apretones de manos con las denuncias al movimiento islamista al-Shabaab, al que se culpa de la profundización de la crisis.

Así como la campaña de bombardeos en Libia se inició con un llamamiento para salvar a la población civil de Benghazi de la masacre, ahora
una nueva intervención se está preparando en África, supuestamente para salvar a los niños hambrientos de Somalia. Este es un cínico ejercicio de engaño público.

Al-Shabaab son a lo sumo 10.000 personas, según un informe elaborado por el Consejo de EEUU de Relaciones Exteriores. Sus fuerzas más leales probablemente ascenderían a unos pocos cientos de combatientes. No tiene conexiones con la organización de Al Qaeda, según el Centro Nacional de Contraterrorismo.

la proxima guerra el hambre como arma


La sequía que amenaza a más de diez millones de vidas en el Cuerno de África se ha hecho mucho más mortal por el uso de EEUU y Etiopía de los alimentos como arma de guerra. Los estadounidenses el año pasado obligaron al colapso de la cooperación entre las agencias de ayuda y los combatientes de la resistencia Shabab en Somalia. Y Etiopía, el centro de la sequía, prácticamente ha sellado su región de Ogaden rebelde de observadores externos y proveedores de ayuda, incluyendo la Cruz Roja Internacional, con el fin de ocultar su brutal castigo colectivo de etnia somalí.

"El Gobierno etíope ha bloqueado la Cruz Roja Internacional y otras agencias humanitarias de llevar a cabo tareas de socorro en la región."

Por lo menos 10 millones de personas están en peligro de morir de hambre en Kenia, Djibouti, Etiopía y Somalia, en las peores condiciones de sequía en 60 años. Esto se debe ver como un hecho. Pero cuando se trata de que los seres humanos tienen la culpa de que los suministros de socorro no estén disponible para las víctimas, no creo una palabra de lo que el gobierno de Estados Unidos dice. Washington no sólo es el mayor proveedor de violencia en el mundo, también es el mayor mentiroso del planeta, ninguna de cuyas palabras pueden ser tomadas en serio.