Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-la-otan-amenaza-con-aumentar-sus-tropas-terrestres-en-europa-del-este
En relación a los últimos acontecimientos en Ucrania, la OTAN podría enviar a Europa del Este un contingente de tropas para apoyar a los Estados miembros, anunció el comandante de las fuerzas de la OTAN en Europa, Philip Breedlove.

"Estamos estudiando la posibilidad de utilizar un paquete de medidas terrestres, aéreas y marítimas que garanticen seguridad a nuestros aliados en el este", dijo el alto representante de la Alianza en una entrevista con la agencia AP, y agregó que en esta operación puede participar cualquier miembro de la OTAN "incluyendo a EE.UU.", dijo.

De acuerdo con Breedlove, la OTAN estima que cerca de la frontera con Ucrania hay alrededor de 40.000 soldados rusos y su número no se ha reducido. "Este contingente tiene todas las facilidades para realizar tareas militares, si reciben la orden", señaló el general.



Este miércoles el Ministerio de Exteriores ruso volvió a recordar a la comunidad internacional que Rusia no lleva a cabo en la frontera con Ucrania ninguna actividad militar inusual o imprevista y que lo ha repetido en varias ocasiones.

El viceministro de Defensa de Rusia, Anatoli Antonov, indicó que "en relación con la situación en Ucrania nos encontramos frente a una presión externa. Nos sancionan, nos amenazan con castigos. Suspendieron nuestra colaboración militar con la OTAN. Hasta restringen la entrada a nuestros diplomáticos en la sede de la OTAN".

"Nosotros estamos atentos a los planes de algunos países de la OTAN que colocan en su territorio cerca de la frontera rusa un gran potencial militar del bloque del Atlántico Norte, lo que contradice completamente los acuerdos con la OTAN", dijo Antonov, quien advirtió que "a raíz de los sucesos en Ucrania se nota claramente la creciente atención de la OTAN no solo hacia Ucrania, sino también hacia Moldavia y Georgia", dijo.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-mapa-ucrania-dividida-rusia
Lo que ocurre en Ucrania es una "guerra de continentes" y en la que, en cierto sentido, ese país no tiene nada que ver, solo es una ficha de EE.UU. en un intento de seguir controlando el mundo, opinan expertos en geopolítica.

"Hay que mirar la situación ucraniana desde el contexto geopolítico. Es necesario mirar más allá de las relaciones ruso-ucranianas y de las relaciones Rusia-Ucrania-Europa. Es un modelo mucho más complejo, se trata de una guerra de continentes: Eurasia-Atlántico", dijo el filósofo y geopolítico Alexander Dúgin, director del Centro de Estudios Conservadores de la Universidad Estatal de Moscú, en una entrevista con el diario 'Vzglyad'.

"En esta lucha de continentes, en cierto sentido, los ucranianos no tienen nada que ver y solo son fichas de EE.UU., que está luchando porque su derecho a disponer del mundo sea ilimitado (…) Lo que ocurre en Ucrania es una lucha de un mundo unipolar encarnado en la hegemonía estadounidense contra Rusia y otros países que insisten en limitarle ese derecho y construir un mundo multipolar", agregó.


Según el filósofo, la hegemonía de Washington se está desmoronando en un mundo globalizado, por lo que "está histérico ante la inminente pérdida del control de la economía mundial". "EE.UU. está en vísperas de su ocaso y como cualquier imperio quiere extender su existencia. Ellos lo saben y por eso viven según el principio 'muere hoy tú y yo mañana'", sostuvo.

EE.UU. está en vísperas de su ocaso y ellos lo saben, por lo que viven según el principio 'muere hoy tú y yo mañana'

"EE.UU. está jugando a este juego y está dispuesto a sumergir a cualquier país del mundo que interfiera en sus planes en sangrientos conflictos como ya lo ha hecho en otras naciones. En Ucrania ya han iniciado una guerra civil y para Washington solo es una forma de posponer su propio colapso".

De acuerdo con Dúgin, el Gobierno estadounidense tiene otro plan que no es la democracia para Kiev. Económicamente Ucrania no le es necesaria, lo que pretende es establecer un régimen nacionalista antiruso. Es la única forma de que la Ucrania occidental pueda controlar la región oriental del país, donde aún no están muy conscientes del riesgo que representa para ellos la guerra civil".

Además, al controlar "con sus drásticas políticas a la Ucrania oriental, el régimen antiruso, bajo el mando norteamericano, exigirá la inmediata retirada de la Flota rusa de Sebastopol, en el mar Negro, amenazándola con una guerra nuclear".

"Ya intentaron algo parecido en 2008 en Georgia con Saakashvili y pretenden hacer lo mismo en Ucrania, pero rectificando los errores cometidos en Osetia del Sur".

Advierte también que, en caso de que falle la instalación de un régimen nacionalista en Ucrania, emprenderán el plan de desintegración de ese país. "Cualquiera que sea el escenario, pretenden arrastrar a Rusia hacia el caos ucraniano y luego tener excusas para futuras medidas", finalizó.

Fuente: Vzglyad
EE UU y Rusia quieren poner Tiflis bajo su órbita de poder.

El candidato opositor Bizdina Ivanishvili ganó las elecciones en Georgia con una amplia mayoría. El bloque de partidos que lidera, Sueño Georgiano, no tendrá que hipotecarse al partido desbancado del poder, el Movimiento Nacional Unido (MNU) del actual presidente, Mijaíl Saakashvili.

Los detractores de Ivanishvili, sin embargo, consideran que sí se supeditará a Rusia; dicen que es un agente del FSB (servicio de espionaje), una idea que a lo largo de toda la campaña se ha encargado de extender Saakashvili. “Putin reclama sus favores”, insistían desde Tiflis, donde miran con reticencia cualquier atisbo de “rusificación”.



Ivanishvili ha intentado por todos los medios exorcizar la imagen de “prorruso” que le ha adjudicado el MNU. Por ello, durante la campaña defendió que su formación buscaría la inclusión de Georgia en la OTAN: “Estamos llamados a ser parte de las instituciones europeas y atlánticas”, y se cuadró junto a Tiflis en el conflicto más reciente del país: “Estamos determinados a liberar los territorios actualmente ocupados por Rusia”, en referencia a Osetia del Sur y Abjasia.

A pesar de ser una pequeña república anclada en el remoto Cáucaso sur, Georgia tiene una importancia vital para Estados Unidos y Rusia, que desean poder influir en la política de Tiflis a través del presidente, Saakashvili, y del líder del ganador Sueño Georgiano, Ivanishvili.

Ambos políticos representan a uno y otro bando. El primero tiene un perfil prooccidental y desde hace años persigue la inclusión de Georgia en la OTAN para protegerse de Rusia, a la que considera el principal peligro para la paz de la región y de la que independizó políticamente a su país tras la Revolución de las rosas, en 2003. Su rival político, Ivanishvili, responde a la mentalidad rusa, fruto de haber residido durante 20 años en Rusia, donde amasó su millonaria fortuna y por la que los seguidores de Saakashvili le acusan de espía al servicio de Putin.

Estas dos fuerzas –la occidental y la rusa–, en su interés por controlar Tiflis, casi provocan una guerra global en agosto de 2008. El presidente georgiano había recibido desde Washington, de boca del propio George Bush, un “sí” a su entrada en la OTAN. Georgia se hipotecaría a EE UU fronterizo con Rusia, la posición adelantada de Occidente en un territorio que históricamente ha estado bajo influencia de Moscú. Era abril de 2008. Cuatro meses más tarde, los territorios georgianos de Osetia del Sur y Abjasia declaraban su independencia y Saakashvili mandaba los tanques. Era lo que necesitaba Rusia: alegando que el conflicto atentaba contra su seguridad, atacó Georgia, la derrotó y reconoció la independencia de las dos nuevas repúblicas, ahora bajo su égida.

De haber entrado Georgia en la OTAN, todos sus miembros, cumpliendo el artículo 5 de sus Estatutos (defender al miembro atacado), hubiéramos –incluida España– tenido que entrar en guerra con Rusia. A día de hoy, Georgia aún está a la espera de su inclusión.
Otros escenarios

En el tablero de juego de la geopolítica mundial, Georgia es sólo una de las piezas por las que se enfrentan EE UU y Rusia: Serbia, la aliada mediterránea de Moscú, ya perdió Kosovo tras la presión estadounidense. Y Ucrania, que vivió una Revolución naranja que la acercó a Occidente entre 2005 y 2010, sigue ahora, de nuevo, la estela de Moscú.

Fuente
la proxima guerra eeuu construye hospitales georgia preparacion iran
Estados Unidos está patrocinando la construcción de instalaciones militares en Georgia en el umbral de un conflicto militar con Irán, ha declarado Elizbar Javelidze, un miembro de la Asamblea Pública del Movimiento de oposición de Georgia.

Según el académico, esto explica por qué el presidente Mikhail Saakashvili está recorriendo toda la República abriendo nuevos hospitales en las regiones.

"Se trata de hospitales de 20 camas ... Es un proyecto americano. Una gran guerra entre los EE.UU. e Irán se está iniciando en el Golfo Pérsico. $ 5 mil millones se destinaron a la construcción de estos hospitales militares de 20 camas", dijo Javelidze en una entrevista con el periódico de Georgia Kviris Kronika (Noticias de la Semana), citado por la página web Newsgeorgia.

El opositor afirmó que la construcción está pagada principalmente por el bolsillo americano.



Además, se están construyendo rápidamente aeropuertos en Georgia y se habla de construir un puerto para buques submarinos en Kulevi, al este de la costa del Mar Negro de Georgia.

Javelidze cree que todo está relacionado con el despliegue de bases militares de EE.UU. en territorio de Georgia. Lazika - uno de los mega-proyectos de Saakashvili, una nueva ciudad que se construirá prácticamente de la nada - será "una ciudad militar estadounidense". Según el político, "un aeródromo secreto" ya se ha erigido en la ciudad de Marneuli, al sur de Georgia.

El miembro de la oposición se preguntó quién protegería a Georgia en caso de que Irán disparara sus misiles contra las instalaciones militares de EE.UU. en el territorio del Estado del Cáucaso.

En total, alrededor de 30 nuevos hospitales y centros médicos se abrieron en la ex república soviética en diciembre del año pasado. El plan es construir más de un centenar más.

En cuanto a Lazika, el presidente georgiano anunció su ambiciosa idea de construir la segunda ciudad más grande de Georgia, su centro económico y comercial de occidente, a finales de 2011. De acuerdo con el plan - que fue criticado por sus opositores y muchos analistas - Saakashvili sueña con que la ciudad se convertirá en el hogar de al menos medio millón de personas dentro de una década.

Fuente
la proxima guerra manifestaciones en georgia


Sólo en Georgia se puede ver en un día y en el mismo lugar
una pelea entre la policía y los manifestantes que conduce a la muerte de dos personas, y seguidamente un desfile militar. Al final de lo cual la vida reanuda su curso con total normalidad.

Presumiblemente, Nino Burjanadze sabía que estaba buscando pelea cuando se quedó parada en la avenida Rustaveli de Tbilisi y amenazó con interrumpir el 26 de mayo el desfile del Día de la Independencia, un evento que había tenido un ensayo general completo - aviones de combate y helicópteros del ejército incluidos - sólo una semana antes.

proxima guerra mundial misiles siria

Hace una semana, Israel y Rusia vivían una luna de miel con la firma en Moscú del primer acuerdo militar significativo centrado básicamente en el intercambio de información y la instrucción en Israel de 50 oficiales de la Fuerza Aérea rusa para aviones sin piloto. Rusia dispone actualmente de 12 aparatos no tripulados israelíes y comprará otros 36 en el futuro.

Hoy, sin embargo, la luna de miel es un lejano recuerdo borrado por un serio enfrentamiento tras el anuncio de Moscú de vender a Siria misiles crucero supersónicos P-800 Yakhont. "Si la venta se completa, no haremos más caso a las peticiones de Rusia y nos plantearemos vender modernos sistemas militares a lugares estratégicamente importantes desde su punto de vista como por ejemplo Georgia", advierten como respuesta en Israel que no esconde hoy su enfado y sorpresa.

El temor israelí es que los misiles P-800 Yakhont-con una cabeza de 300 kg de explosivos y un alcance de 300 kilómetros-lleguen a manos del grupo chií libanés, Hezbollah. Una fuente del ministerio de Defensa en Tel Aviv afirma a ELMUNDO.es: "Esta venta preocupa mucho a Estados Unidos pero sobre todo a nosotros ya que sabemos que tarde o temprano las
armas de Siria acaban en poder del grupo terrorista Hezbollah".
Si los misiles llegan a manos de Siria, todos los buques israelíes que patrullan en las costas mediterráneas estarán bajo su alcance. Además, tienen la capacidad de ser disparados no tan sólo desde buques sino también desde tierra.

"Esta vez han ido demasiado lejos y no corresponde con la cooperación militar bilateral y la mejora de las relaciones. Otorgar armas estratégicas y sofisticadas a
Siria, uno de los dos principales países que apoya a Hezbollah y cuando se ha reanudado el proceso de paz, es dar un impulso a los radicales", denuncia una fuente del Gobierno israelí al diario Yediot Ajaronot.

La fuerte oposición de Israel, compartida activamente por Estados Unidos, se ha traducido en una presión desde que Moscú y Damasco firmaran el acuerdo en el 2007. En su visita a Rusia a inicios de mes, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, pidió a su homólogo ruso, Anatoly Serdyukov y al primer ministro, Vladimir Putin, que no hiciera efectiva la venta. Tanto el jefe de Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, como el Pentágono y la Casa Blanca pidieron a Putin que anulara o aplazara la transacción.

Rusia niega rotundamente que alguno de sus misiles finalicen en el movimiento que lidera el jeque Hassan Nasralá. "No es posible porque Rusia siempre incluye severas condiciones en los contratos de armas.Este acuerdo con
Siria fue firmado en el 2007 y debemos cumplir el contrato", señala Serdyukov.

Cabe recordar que en el último conflicto bélico entre Rusia y Georgia, Moscú protestó enérgicamente ante la alianza estratégica traducida en armas e instrucción, sellada entre su país vecino e Israel. Tras la dura protesta de Rusia, los israelíes cesaron la venta de armas a Tiflis.



Fuente: El Mundo