Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la proxima guerra gran hermano 2.0


¿Estás listo para el Gran Hermano 2.0? Si piensa que los
cientos de formas en que el gobierno nos observa, monitoriza y controla son malos, espera a ver lo que viene. Vivimos en una época en la que la paranoia está desbocándose. Mientras la tecnología sigue desarrollándose a un ritmo exponencial, los gobiernos de todo el mundo descubren una multitud de nuevas formas de espiar y controlar el comportamiento de la población. 

En un mundo donde todo el mundo es un "terrorista potencial", se nos dice que cosas como la libertad y la privacidad son "lujos" que ya no pueden permitirse. Se nos asegura que sólo si se permite al gobierno ver todo lo que hacemos e investigarnos a todos, estaremos a salvo. Pero no es sólo el gobierno el que nos está mirando. Ahora se nos enseña a espiarnos  unos a otros y a informar de cualquier rastro de "actividad sospechosa" al gobierno de inmediato. Todo el mundo civilizado se está transformando en una gigantesca prisión, y muchas de las nuevas tecnologías que están siendo introducidas van a hacer las cosas aún peores.

Las siguientes son algunas maneras nuevas en las que el gobierno espía y controla su comportamiento:

la proxima guerra china quiere comprar facebook



El Business Insider dio la noticia el jueves de que China quiere comprar Facebook, al menos un buen trozo. De acuerdo con el sitio web de noticias de negocios,
Pekin se acercó a un fondo que compra acciones de los ex empleados de Facebook para ver si se podía armar un juego lo suficientemente grande para "importar." Por otra parte, se rumorea que CitiBank está tratando de adquirir hasta US $ 1.2 mil millones de acciones para dos fondos soberanos de inversión, uno de Oriente Medio y el otro chino. Business Insider informa que una tercera fuente, de un fonde de inversión "muy influyente" de Silicon Valley, confirma que CitiBank representa a China.

¿Que ocurre si Pekin pudiera comprar una parte del sitio de Mark Zuckerberg? Business Insider nos dice que hay "poca necesidad" de preocupación por los censores chinos mirando las fotos y los anuncios de los 700 millones de personas que confían a Facebook su actividad personal en línea.