Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-congreso-espana-aprueba-reconocimiento-estado-palestino
El texto ha salido adelante con 319 votos a favor, dos votos en contra y una abstención

El Congreso ha aprobado este martes con el apoyo de todos los grupos una proposición no de ley que insta al Gobierno a reconocer a Palestina como Estado, un reconocimiento que debe ser consecuencia de un proceso de negociación que garantice la paz, el respeto a los derechos ciudadanos y la estabilidad regional.

El texto ha salido adelante con 319 votos a favor, dos votos en contra y una abstención, y su aprobación ha motivado el aplauso general de la Cámara y de los representantes de la autoridad nacional palestina presentes en la tribuna de invitados.

La iniciativa, impulsada por el PSOE, reafirma la convicción de que la "única solución posible" para el conflicto en la zona es la coexistencia de dos Estados: Israel y Palestina.

El Congreso pide también al Ejecutivo que promueva de manera coordinada en el seno de la UE el reconocimiento de Palestina como Estado soberano en el marco de un proceso de paz en Oriente Próximo y teniendo plenamente en cuenta "las legítimas preocupaciones, intereses y aspiraciones de Israel".

Al debate en el pleno del Congreso ha asistido el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que se ha felicitado por la unanimidad alcanzada, al tiempo que ha expresado su confianza en que este pronunciamiento del Parlamento sirva para "desatascar" el proceso de paz en la zona.



Tras manifestar su deseo de que se abran negociaciones que terminen "llevando la paz a una región que lleva sangrando muchos años", ha apuntado que así se evitarán "tragedias" como la que ha costado hoy la vida a seis personas en una sinagoga de Jerusalén y "declaraciones de apoyo tan repugnantes como las que hemos oído -ha dicho-".

Margallo ha manifestado asimismo el compromiso del Gobierno por llegar también a acuerdos en la UE y por explorar, como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, una vía para que la comunidad internacional impulse un diálogo que devuelva la paz, la estabilidad y el desarrollo de una región que lleva sufriendo durante mucho tiempo.

La 'mejor contribución' de la Cámara

Por parte del PSOE, su portavoz de Exteriores, Trinidad Jiménez, impulsora de la iniciativa, también ha considerado que el apoyo unánime del Congreso al reconocimiento del Estado palestino es "la mejor contribución" que la Cámara puede hacer a la paz en Oriente Próximo.

En presencia del embajador de Palestina sentado en la tribuna de invitados, Jiménez ha censurado la actitud de Israel por seguir obstaculizando con su política la resolución del conflicto, aunque ha recalcado que el texto "no va contra nada ni contra nadie".

"En este momento, debemos dar un paso más, no solo hacer un llamamiento al diálogo, sino lanzar un mensaje cargado de valor político", ha señalado la ex ministra de Exteriores.

Para Jiménez, la medida adoptada por España y por otros Parlamentos europeos de apoyar el reconocimiento de Palestina es un "avance histórico" y está contribuyendo a "conformar una voluntad política europea" que debe conducir a una posición común.

Por su parte, la diputada del PP Beatriz Rodríguez-Salmones se ha felicitado del consenso alcanzado, pero ha reprochado a Jiménez que haya criticado la actuación de Israel tras haber sufrido un atentado tan doloroso como el de hoy en Jerusalén, acción terrorista que ha sido condenada por todos los portavoces que han intervenido ante el pleno.

"No me parece el momento de hacer la lista de agravios contra nadie. Ha cargado contra un Estado que está en el momento de máximo dolor y peligrando su supervivencia, y esto no se puede hacer", le ha reprochado a Jiménez.

Rodríguez-Salmones ha destacado que el apoyo del reconocimiento de Palestina es un paso hacia la paz, pero ha precisado que aunque "la meta es la paz entre dos Estados, el método es el acuerdo entre ellos", por lo que no es viable reconocer a Palestina de forma unilateral.

Sin condena al terrorismo

Por CiU, Jordi Xuclá, ha aplaudido el acuerdo y la "política de pacto con mayúsculas" entre todas las partes, mientras que Irene Lozano, de UPyD, ha anunciado su apoyo a la iniciativa aunque ha lamentado que no se haya incluido una condena del terrorismo, razón por la que su formación no ha estampado su firma en el texto acordado por los grupos.

Lozano ha alertado además de que no podrá haber estabilidad en la zona si la autoridad nacional palestina no evoluciona hacia un Estado democrático de derecho.

Joan Josep Nuet, de la Izquierda Plural, ha asegurado que este reconocimiento es "el mejor favor" que España puede hacer a la causa palestina y que debe obligar a Israel a "reflexionar".

En el grupo mixto la diputada del BNG Rosana Pérez ha recordado que su partido lleva décadas apoyando la causa palestina y condenando la política de ocupación de Israel.

Por ello, y en aras del consenso, han apoyado la iniciativa a pesar de que tiene algunos puntos que no comparten.

Joan Tardà, de ERC, ha expresado su "profundo asco" por la utilización de la violencia para "masacrar al pueblo palestino" y ha dado la bienvenida a la proposición no de ley, aunque no sea el texto que su partido hubiera deseado. "¡Viva Palestina libre!", ha proclamado.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-pablo-iglesias-podemos-quiere-sacar-a-españa-de-la-otan-romper-con-eeuu
Pablo Iglesias, nuevo secretario general del partido español Podemos, ha asegurado que si llega a la presidencia del Gobierno apoyaría la salida de España de la OTAN y rompería el convenio de Defensa con EE.UU.

En relación al acuerdo de Defensa con Estados Unidos, que permite la presencia de militares estadounidenses en las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla), Iglesias enfatizó que tratará de deshacer ese convenio "por todos los medios".

"Yo soy patriota y no me gusta que haya militares de otros países en territorio nacional. No me gusta que la OTAN esté en nuestro país, creo que nos pone en riesgo", ha asegurado Iglesias en declaraciones a la emisora de radio española 'Cadena SER'.

El recién nombrado líder de Podemos ha admitido que no sería "una cosa sencilla" sacar a España de la OTAN pero que, si pudiera, lo haría con seguridad.



A su modo de ver, tras la caída del muro de Berlín la organización militar ha perdido sentido y, además, formar parte de ella tiene que ver con "lo que le está pasando a los agricultores españoles por el veto ruso", dijo Iglesias, en relación a la prohibición a las exportaciones agrícolas europeas como respuesta a las sanciones de la Unión Europea a raíz del conflicto en Ucrania.

El nuevo secretario general aboga por la realización de un referéndum en el que se plantease la continuidad de España en la OTAN, argumentando que eso no implicaría que el país quedase aislado. "Significa hacer una política exterior propia de un país, no subordinada a intereses exteriores", concluyó.

Fuente: SER
la-proxima-guerra-mezquita-en-la-plaza-de-toros-monumental-de-barcelona
Mientras los catalanes esperan conocer si podrán votar el 9 de noviembre sobre su futuro, algunos líderes prometieron a la comunidad musulmana construir la primera mezquita en la ciudad sobre una emblemática plaza de toros.

En su búsqueda de apoyos para el plan soberanista, el Gobierno catalán de CiU ha puesto ahora sus ojos en un colectivo muy jugoso, el inmigrante, y, en particular, en la comunidad musulmana, una de la más numerosas en Cataluña. El Ejecutivo de Artur Mas pretende conseguir su respaldo concediéndoles algo que llevan años demandando.

"Construir una mezquita, no una base militar. Se trata de encontrar un centro espiritual que puedo cortar totalmente con lo que hay fuera. Yo quiero mi ambiente, donde rezar. Lo que pido no es mucho. No quiero rezar en un local comercial, poque pasan los coches", comenta Mowafak Kanfach, fundador y presidente de la federación islámica de Cataluña.

El voto musulmán podría ser determinante para inclinar la balanza hacia un lado u otro en la consulta soberanista. Según el estudio demográfico sobre ciudadanos musulmanes del 2013 elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas y el Observatorio Andalusí, en Cataluña viven 465.142 musulmanes. Gráficamente puede parecer poco, pero estamos hablando de un 6% de la población y de ellos 100.121 tienen derecho a voto.



"Los musulmanes que tienen la nacionalidad española no van a apoyar la independencia si no hay una mezquita", asegura Mowafak.

Una de las opciones donde podría ser construida la mezquita es la emblemática plaza de toros de la Monumental: el proyecto ya está sobre la mesa. El emir de Catar ya ha mostrado su disposición a invertir 2.200 millones de euros para reconvertirla en un enorme centro espiritual. En cambio, la familia Balañá, propietaria del recinto y el Ayuntamiento de Barcelona no lo confirman.

La política nacionalista ha sido siempre un gran enemigo de los toros, quizá porque representa algo que para ellos es español cuando aquí en Cataluña desde hace más de 600 años se han dado fiestas de toros. Pero se lo han montado de esa manera hasta que al final lo han prohibido De llevarse a cabo, Barcelona tendría la tercera mezquita más grande del mundo, sólo por detrás de las ciudades santas de la Meca y Medina. Con un minarete de 300 metros de altura y una capacidad para albergar a unas 40.000 personas, estaría lista en el año 2020.

A día de hoy la Monumental se mantiene firme, eso sí, sin saber cuál será su futuro. Ahí no hay toros, porque en estos momentos todo depende de la decisión del Tribunal Constitucional que debe pronunciarse sobre el recurso que el PP presentó en el año 2010 contra la prohibición de las corridas de toros en Cataluña y que entró en vigor el 1 de enero del 2012. ¿Podría tener alguna conexión esta prohibición con el movimiento independentista de Cataluña?

"La realidad nos ha mostrado que el mundo de los toros no gusta en Cataluña a algunos políticos porque tiene relación con España", explica Marilé Barceló, presidenta en funciones de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña.

"La política nacionalista ha sido siempre un gran enemigo de los toros, quizá porque representa algo que para ellos es español cuando aquí en Cataluña desde hace más de 600 años se han dado fiestas de toros. Pero se lo han montado de esa manera hasta que al final lo han prohibido", comenta, por su parte, el novillero Fernando García.

Fernando García confiesa con tristeza que detrás de la propuesta de convertir la Monumental en una mezquita, al igual que pasó con la de las Arenas (ahora centro comercial) existe una forma más de acabar con el mundo de los toros.

Las Arenas fue la primera en caer; la Monumental podría correr una suerte similar. Lo que está claro es que la comunidad musulmana quiere un sitio digno donde rezar. Si finalmente lo consiguen, Barcelona dejaría de ser, tras años de lucha, la única ciudad española que no tiene mezquita.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-espana-ejercito-se-entrena-actuar-como-antidisturbios
López Garrido: "Esto es muy llamativo, y hay que saber el alcance que tiene"

El Ejército se prepara para actuar en revueltas ciudadanas

La Policía Militar entrena a soldados para actuar como antidisturbios ante población civil

Defensa alega que hace años que militares destinados al extranjero entrenan técnicas antidisturbios

Coscubiela pregunta al Gobierno por el entrenamiento de soldados como antidisturbios

El portavoz de Defensa del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, ha registrado una pregunta al Gobierno para que aclare la información de Público en la que se afirma que la Policía Militar entrena a soldados para actuar contra antidisturbios ante la población civil.



López Garrido se limita a preguntar qué aclaraciones puede facilitar el Ejecutivo "sobre los ejercicios reseñados en esta información", afirma.

López Garrido cree que es una información "muy llamativa" porque estas prácticas no parecen ser habituales. El dirigente socialista explicó a Público que es una información "muy llamativa" en estas circunstancias "pero también en cualquier otra", porque no parece ser muy habitual este tipo de prácticas.

Garrido no quiso ir más allá ni, en modo alguno, vincularlo con la situación de Cataluña y a la consultada del 9-N. "Lo que necesitamos es saber más detalles y tener unas explicaciones claras", dijo. A partir de ahí, el PSOE tomará otras iniciativas parlamentarias si es necesario.

Fuente: Publico.es
la-proxima-guerra-vehiculos-militares-entran-en-barcelona-espana
El Ejército afirma que es un desplazamiento "rutinario" de "recambios" hacia el cuartel del Bruc. El convoy ha sorprendido a los conductores de la A-2

Los conductores que circulaban la tarde de este miércoles por la A-2 en dirección a Barcelona se han encontrado con 15 vehículos militares todoterreno que han entrado en la ciudad condal. Las redes sociales se han hecho eco de este hecho con múltiples comentarios y fotografías.

El Ejército ha explicado que este desplazamiento es "rutinario" y se trataba de un convoy que transportaba "recambios destinados al cuartel del Bruc de Barcelona", recoge el portal digital del diario 20Minutos. Fuentes militares han indicado que dichos vehículos proceden de Zaragoza, donde han hecho una parada en el transporte de tropas de infantería desde Madrid.



El jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante general Fernando García Sánchez, ha afirmado hoy que las Fuerzas Armadas no tienen ninguna instrucción y están tranquilas ante la consulta alternativa del 9 de noviembre en Cataluña.

"Las Fuerzas Armadas están tranquilas", dice el jefe del Estado Mayor de la Defensa. Así se ha pronunciado el máximo responsable de la cúpula militar sobre el proceso participativo convocado por la Generalitat el próximo domingo, en declaraciones a un grupo de periodistas tras inaugurar unas jornadas sobre Defensa y Seguridad.

García Sánchez ha dicho que la convocatoria es "un tema a nivel político" y que en lo que afecta a las Fuerzas Armadas no hay ninguna instrucción. "Las Fuerzas Armadas están tranquilas y no hay ningún elemento distinto ni ningún cambio" ante el próximo domingo, ha precisado el JEMAD.

Fuente: Publico.es
la-proxima-guerra-podemos-pone-fin-al-bipartidismo-en-españa
El partido de Pablo Iglesias, el que más respaldo cosecha en voto directo, con un 17,6%

El PSOE queda en segundo lugar, con el 14,3%, y el PP se queda en el 11,7%

En estimación de voto, Podemos ocuparía la tercera posición, con el 22,5%

El PP ganaría las elecciones generales, con el 27,5%, seguido del PSOE (23,9%)

El líder de los socialistas supera a Rajoy en valoración ciudadana

El PP cree que los españoles apostarán por 'la estabilidad' y no apoyarán 'experimentos'

Pedro Sánchez: 'Las encuestas las vemos con humildad'

La última encuesta [léala en PDF] del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha confirmado el meteórico ascenso de Podemos y el importante declive de PP y PSOE como partidos de referencia para la sociedad española.

Podemos es, según el sondeo, el partido que más respaldo cosecha en intención de voto directo (17,6%), es decir, en el resultado de las entrevistas, sin las proyecciones que después realizan los especialistas del CIS a partir de los datos.



Adelanta a PSOE (14,3%) y a PP (11,7%), con la novedad de que los populares se sitúan como tercera fuerza política en intención de voto directo. Una vez realizado el trabajo de campo, (la llamada cocina), la foto fija que refleja la encuesta es que, si las elecciones generales fueran en este momento, el PP obtendría un 27,5%, el PSOE, 23,9% y Podemos, un 22,5%.

El resultado formal de la encuesta apunta a una caída del PP, que sólo hace tres meses, en agosto pasado, lograba, según el CIS, un apoyo del 30% y a una subida del PSOE (21,2%) y, sobre todo, de Podemos (15,3%), que escala siete puntos en sólo 90 días.

La rebaja de las perspectivas electorales del PP es previa a la concatenación de casos de corrupción que han afectado a miembros del partido, ya que la encuesta (2.500 entrevistas telefónicas) se realizó entre el 1 y el 13 de octubre.

En ese momento, estaba de plena actualidad el escándalo de las tarjetas 'black' de la Caja Madrid, pero aún no se había imputado al ex secretario general del PP Ángel Acebes por la compra de acciones de Libertad Digital con dinero procedente de la caja B del PP, según el auto del juez Ruz, ni se había detenido a Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid y ex consejero, en la llamada operación Púnica, consistente en cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones públicas.

Bajan IU y UPyD

El CIS consolida a Podemos como tercera fuerza política en España, tras su irrupción en este puesto en el último barómetro. Además, apunta a una destacada bajada de IU (4,8%) y de UPyD (4,1%), que, en agosto, conseguían un respaldo del 8,9%, en el caso de la formación de Cayo Lara, y del 5,9%, en el partido de Rosa Díez.

Pesimismo por la situación económica

Pese a la mejora de los datos económicos, la sensación de los españoles sobre los signos de recuperación sigue siendo negativa. Para el 42,3% de los entrevistados sigue siendo muy mala y para el 39,9%, mala. El pesimismo también se percibe en la valoración de la situación política de España. Casi la mitad de los consultados (49,5%) cree que es muy mala.

Fuente: El Mundo
España autorizará el uso de Rota y Morón por la coalición contra el Estado Islámico

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar mañana viernes el envío de un contingente de militares a Irak para instruir al Ejército iraquí, dentro de la coalición internacional encabezada por EE UU para luchar contra el autodenominado Estado Islámico. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, comparecerá en el Congreso para informar de esta nueva misión y pedir la aprobación prevista en la Ley de Defensa Nacional de 2005.

Además del envío de instructores, que supondrá la presencia de militares españoles en suelo iraquí por primera vez tras la retirada de las tropas hace ahora una década, el Gobierno autorizará el uso de las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) como tránsito para las fuerzas de la coalición antiyihadista y la entrega de equipos al Ejército iraquí y a las milicias kurdas (peshmergas), con el visto bueno del Gobierno de Bagdad. Inicialmente se contempla la entrega de material militar no letal, aunque se deja la puerta abierta a la donación de armamento.



España también ha ofrecido apoyo al transporte estratégico —es decir, transporte de material y personal al teatro de operaciones—, así como aviones cisterna de reabastecimiento en vuelo y capacidades de mando, control e inteligencia. El reparto de funciones entre los países que participan en la coalíción se ha realizado en el cuartel general del Mando Central de EE UU, con base en Tampa (Florida), donde España tiene destinados un general y siete oficiales.

En declaraciones a la Cadena SER, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, solo ha excluido el despliegue de tropas de combate españolas sobre el terreno y la participación en los bombardeos que EE UU y otros aliados están realizando sobre bases del EI en Irak y Siria. Morenés ha asegurado que España participa en la coalición antiyihadista “desde el principio” y que la actual misión no tiene nada que ver con la invasión de Irak en 2003 porque “las circunstancias son distintas”.

Fuente: El País
De acuerdo con la visión más extendida, Franco siempre mantuvo una buena relación con Hitler. Pero el blog 'Cuaderno de Historias' derrumba definitivamente esta teoría.

Las tensiones entre los dos llegaron a ser tormentosas después del histórico encuentro en la estación de tren de la localidad francesa de Hendaya, en frontera con España, en octubre de 1940, insiste el blog citado por el diario español 'ABC'. En la reunión, Hitler exigió una participación activa de Madrid en la Segunda Guerra Mundial. Franco se limitó con prometer el envío de una unidad de voluntarios, la División Azul, y apoyar la invasión de Gibraltar.

La falta de un compromiso firme llevó al líder nazi a idear un plan para desalojar del poder al dictador español. Para septiembre de 1941 el plan ya había tomado una forma más clara. El Führer se reunió en el cuartel general de Rastenburg con Agustín Muñoz Grandes, comandante de la División Azul. Según subraya el blog, durante esta entrevista le propuso claramente al militar español colocarlo al frente de un complot antifranquista. Muñoz saludó la idea. Las causas que motivaron a Hitler a preparar esta operación iban desde su convicción de que la implicación española en la guerra debía ser mayor hasta sus malas relaciones con varios políticos madrileños, como, por ejemplo, el ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer.



Pero el militar no compartía el deseo de Hitler de derrocar a Franco del poder. Desde su punto de vista, era mucho más oportuno que el carismático dictador español se convirtiera en un jefe de Estado de paja, mientras él mismo se situaba como presidente del Gobierno y actuaba en este puesto como el hombre de confianza del Führer.

Sin embargo, Franco resultó ser más eficaz en las maniobras diplomáticas que Hitler. Al conocerse los rumores sobre el supuesto complot, el exjefe del Estado español hizo a Muñoz que volviera a Madrid, lo ascendió al rango de teniente general y lo designó jefe de su Casa Militar, lo que lo dejaba sin mando sobre tropas. Pero Franco fue más allá: le prometió también la cartera de un Ministerio importante en un futuro próximo. Con el tiempo, Muñoz llegaría a ocupar los cargos de ministro del Ejército y, posteriormente, de vicepresidente del Gobierno. En cuanto al plan secreto de Hitler, el tema no volvería a plantearse por falta de un candidato fiable.

Fuente: ABC
la-proxima-guerra-el-estado-islamico-llamara-a-las-puertas-de-españa
'En muchos aspectos el Estado Islámico es mejor que cualquier otro país del mundo', asegura el clérigo.

'El pueblo esta harto de dictadores chiíes, por eso el Estado Islámico se ha extendido tan rápido', añade.

Anjem Choudary, el principal rostro del islamismo radical en Reino Unido, reconoce que pecó de joven cuando era un fiestero empedernido. Hijo de emigrantes paquistaníes, se redimió abrazando la interpretación más fundamentalista del Islam. En las últimas décadas ha llamado a aplicar la 'sharia' (ley islámica) desde organizaciones como Al Muhajirun y Estado Islam4UK, ilegalizadas por Londres. La pasada semana fue detenido por Scotland Yard acusado de "actividades relacionadas con el terrorismo" y puesto en libertad bajo fianza unos días más tarde. "Me arrestaron para alimentar titulares de prensa y para que pareciera que David Cameron está luchando contra el terrorismo pero no es cierto que esté formando y enviando musulmanes al Estado Islámico", asegura Choudary en una entrevista exclusiva a EL MUNDO en la que ofrece una encendida defensa del califato y sus métodos.

Ha advertido en alguna ocasión que los ataques contra el Estado Islámico no serán gratuitos. ¿Qué precio habrá que pagar?

Las acciones de los ejércitos estadounidense y británico en tierra musulmana provocan inestabilidad en esos países e inseguridad en casa. La mejor prueba la vimos el 7 de julio de 2005 [los atentados contra el transporte público en Londres dejaron 56 muertos]. Si continúan los ataques contra los musulmanes en Siria e Irak, el gobierno británico embarcará a sus ciudadanos en una guerra sangrienta. Los países occidentales no luchan contra una guerrilla sino contra una nación, el Estado Estado Islámico, con una superficie mayor que la del Reino Unido y un ejército poderoso.



En los últimos meses no ha parado de divulgar las bondades de vivir en el califato. ¿Cuáles son esas supuestas ventajas?

Si conoce a gente que reside allí -tengo contacto con algunos-, sabría que tienen acceso gratuito a una casa y alimentos además de disfrutar sin coste alguno de suministro de electricidad, gas y agua y disponer de seguridad. Son muchas de las cosas con las que la gente sueña en Occidente. Si reside en Reino Unido, hay que trabajar duro durante toda la vida para lograr una vivienda y no siempre se obtiene. En el Estado Islámico tiene casa gratis, un salario de 500 dólares al mes y una asignación según los hijos a su cargo. En muchos aspectos el Estado Islámico es mejor que cualquier otro país del mundo. Además, se han eliminado las desviaciones de la pornografía, el alcohol, las apuestas, los homosexuales o la explotación. Es una sociedad ideal para quienes temen a dios.

Una tierra en la que, sin embargo, se fomenta la esclavitud. Cientos de mujeres y niños yazidíes han sido apresados...

No es cierto. Eso es propaganda. La realidad es que los yazidíes han abrazado el Islam y viven con el resto de los musulmanes. El pueblo está harto de dictadores chiíes como Bashar Asad y Nuri al Maliki y quiere vivir bajo la 'sharia'. Es ese deseo el que explica que el Estado Islámico se haya extendido tan rápido.

En unas declaraciones muy controvertidas, aseguró que no sentía compasión por el británico Alan Henning, el último rehén decapitado por el Estado Islámico...

Y lo mantengo. Pero no se trata de un ser humano en particular. El Corán dice que no se puede compadecer la muerte de los infieles. Eso no significa que Henning no pudiera haber tenido un destino distinto: Haber sido liberado o intercambiado.

¿Justifica entonces los crímenes del Estado Islámico?

Creo que toda acción tiene una reacción. La que vemos es la respuesta a una larga década de ocupación occidental de tierra musulmana. Hay que contemplar la imagen completa. ¿Por qué no se habla de los cientos de miles de personas que han sido asaltadas en Irak? ¿Cuántos nombres sabemos de los civiles asesinados en Gaza o de los prisioneros de Guantánamo? Nadie sabe nada sobre ellos. Solo interesan los periodistas extranjeros.

La reivindicación de Al Andalus ha aparecido en algunos de los mapas divulgados por el Estado Islámico. ¿Es España un objetivo?

Por supuesto. Al Andalus es una tierra musulmana como también lo es la Palestina ocupada por los judíos o toda la India. Todos esos lugares serán recuperados algún día. Mi opinión personal es que no se necesitará un lapso muy largo de tiempo. Tariq ibn Ziyad [el general que lideró la conquista musulmana de Hispania] se hizo con España en ocho años. Se sorprendería si supiera como de rápido serán anexionadas esas tierras. Los musulmanes están hartos de dictadores. Los líderes de los países musulmanes serán derribados pronto y surgirá un super poder que avanzará por el mundo. Será cuestión de tiempo que llame a las puertas de España otra vez.

¿Ese 'super poder' será el Estado Islámico?

Hay al menos cuatro formas de que la 'sharia' sea reimplantada en España: impuesta por sus seguidores; por parte de la sociedad con mecanismos como un golpe militar; mediante una guerra o a través del Estado Islámico. Éste último es el escenario más probable: que llegue el Estado Islámico y elimine todos los obstáculos.

¿Qué apoyos tiene el califato en Occidente?

Es imposible disponer de una cifra pero le aseguro que son muchos. Y no solo en Occidente sino también en Indonesia, África u Oriente Medio. El Estado Islámico cuenta con un ejército extraordinario, con unas tropas que llegan a los 100.000 efectivos, lejos de las estimaciones del gobierno estadounidense.

¿Los bombardeos destruirán al Estado Islámico?

No tendrán ningún efecto. Es lo mejor que le podría haber pasado al Estado Islámico. Unirá a los musulmanes de todo el mundo. Ningún hermano respaldará el asesinato de mujeres y niños. Es imposible derrotar a quienes aman la muerte tanto como ustedes adoran la vida.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-arrancan-los-ejercicios-militares-otan-en-mar-negro
La OTAN inicia ejercicios bélicos en aguas internacionales de los Balcanes, con buques de guerra y tropas de varios países miembros que también 'estarán de visita' en Bulgaria hasta el 22 de septiembre.

Se llevarán a cabo ejercicios navales de la OTAN al sureste del puerto de Constanza, fuera de las aguas territoriales de Rumania. El grupo marítimo de la Alianza incluye las tropas de EE.UU., el Reino Unido, Alemania, Grecia, España, Italia, Países Bajos y Turquía, así como las fuerzas navales de Bulgaria, Rumania y Canadá.

Los ejercicios incluyen tareas de comunicación, maniobras tácticas conjuntas, intercambio de datos sobre situación en superficie y bajo el agua. Las fuerzas navales del bloque también tendrán que derrotar a enemigos simulados en el aire y en el mar.



Los ejercicios de la OTAN arrancan justamente después de la integración en las fuerzas efectivas de la Flota rusa del Mar Negro del primer submarino de clase Varshavianka, capaz de detectar la presencia enemiga a distancias hasta cuatro veces superiores al alcance que tienen submarinos análogos de otros países, según RIA Novosti.

Los submarinos del proyecto 636.3 clase Varshavianka pertenecen a buques de tercera generación, desplazan 3.100 toneladas y pueden navegar a una velocidad de hasta 20 nudos y descender a 300 metros de profundidad.

Su armamento incluye seis tubos lanzatorpedos de 533 milímetros, minas y sistemas de misiles Kalibr. La OTAN los ha denominado "agujero negro en el mar" por lo difícil que resulta descubrirlos.

Fuente: Ria Novosti
la-proxima-guerra-españa-desplegara-bateria-antimisiles-patriot-en-turquia
El destacamento del Ejército español sustituirá a otro de Holanda

España destacará una batería de misiles antimisil balístico Patriot en Turquía a finales de enero de 2015 en el marco de la OTAN, según anunció el miércoles en el Congreso el ministro de Defensa, Pedro Morenés. El destacamento, con 130 militares y seis lanzadores, tomará el relevo a otro de Holanda y trabajará en cooperación con unidades similares de Alemania y EE UU.

La OTAN desplegó este dispositivo defensivo a petición de Turquía el año pasado, después de que proyectiles procedentes de Siria, donde el Ejército de Bachar el Asad se enfrentaba a las milicias opositoras, cayeran en territorio turco. Defensa compró en 2004 una batería de misiles Patriot de segunda mano a Alemania por 60 millones de euros. El sistema, de fabricación estadounidense, incluye un radar AN/ MPQ-53 y misiles MIM-104, capaces de detectar un misil balístico a 150 kilómetros e interceptarlo a unos 70 de distancia y a 30 o 40 de altura. Está previsto que el despliegue rotativo —el primero de carácter operativo de una unidad antiaérea del Ejército español en el extranjero— dure seis meses, aunque podría prolongarse hasta un año.



Ante la Comisión de Defensa, Morenés detalló las capacidades militares que podría aportar España a la coalición internacional contra el autodenominado Estado Islámico (EI), que ocupa amplias zonas de Siria e Irak. El listado fue el mismo que desgranó el martes su colega de Exteriores, José Manuel García-Margallo —uso de las bases de Rota y Morón; transporte estratégico; otras capacidades de apoyo aéreo, así como de mando, control e inteligencia; asesoramiento y formación del Ejército iraquí y entrega de material militar letal y no letal—, con la diferencia de que no se trataría de contribuciones hipotéticas, sino de capacidades que ya están ofrecidas y cuya materialización dependerá de que se soliciten. Un general y siete oficiales españoles trabajan en el cuartel general del Mando Central del Ejército de EE UU en Tampa (Florida) en el planeamiento de la operación, junto a militares de 47 países.

Morenés solo puso dos límites a la contribución militar española: no estará “ni en la tierra”, con tropas de combate sobre el terreno, “ni en los bombardeos”, con aviones lanzando ataques. También dejó claro que cualquier entrega de armamento se hará “al Gobierno iraquí legalmente constituido” y no a las milicias kurdas (peshmergas). De igual modo, España quiere centrar su contribución militar a la campaña en Irak —donde cree que cuenta con base jurídica suficiente— y evitar Siria, donde carece de cobertura legal.

En respuesta a la mayoría de los grupos —y en especial al portavoz socialista, Diego López Garrido, quien le reprochó su “falta de liderazgo”—, el ministro aseguró que España ha estado “desde el primer momento” en primera línea de la lucha contra el yihadismo y restó importancia a la reunión que EE UU y otros nueve países celebraron en los márgenes de la cumbre de la OTAN en Gales, de la que España estuvo ausente, asegurando que fue un encuentro entre Gobiernos que habían decidido actuar unilateralmente, y que la coalición internacional se encuentra todavía hoy “en fase embrionaria”.

Tras comprometerse a pedir permiso al Parlamento cuando se concrete la aportación española, Morenés insistió en el riesgo que el terrorismo yihadista supone para la seguridad de España. “Más vale pararlo lejos de nuestras fronteras que en nuestras fronteras”, advirtió.

Fuente: El Pais
El ministro de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, ha planteado este martes la posibilidad de suspender la autonomía de Cataluña para evitar el referéndum sobre su independencia, previsto para el 9 de noviembre.

"El Gobierno lo único que puede hacer es utilizar todos los medios de a su alcance, toda la ley, sólo la ley pero toda la ley, para evitar un referéndum de secesión contrario al ordenamiento jurídico español, rechazable por la comunidad internacional y que produciría efectos pésimos para Cataluña, España y la Unión Europea", ha dicho Margallo en una clara apelación a la aplicación del artículo 155 de la Constitución del país. Dicho artículo contempla la posibilidad de suspender la autonomía, la catalana en este caso, "cuando se produzca o amenace producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España".

El jefe de la diplomacia española ha hecho su declaración durante un desayuno informativo de Europa Press sobre la respuesta del Gobierno ante la posible convocatoria de la consulta yla aprobación de la ley de consultas el próximo viernes en el Parlamento catalán.



Artículo 155

"1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas".

Fuente: RT
la-proxima-guerra-españa-gastara-millones-en-material-antidisturbios-otoño-caliente-protestas
Entre junio y agosto se han licitado, adjudicado o resuelto seis contratos por esta cuantía. Se han adquirido espinilleras, escudos, cascos, chalecos, botes de humo y el famoso camión que lanza agua que ha costado menos de lo presupuestado. La Coordinadora 25-S, surgida del 15-M, ya ha anunciado protestas en los próximas semanas y la 'Marea Verde' anuncia un otoño caliente en la educación. En 2013 creció mucho el gasto en este material, una tendencia que se mantiene en 2014 y 2015.

El ministerio del Interior ultima contratos por valor de 1,1 millones de euros en material policial antidisturbios ante la previsión de un otoño caliente en las calles de las principales capitales españolas, sobre todo en Madrid. Entre junio y agosto de este año Interior, a través del Cuerpo Nacional de Policía, ha licitado, adjudicado o resuelto seis contratos que dotarán a los efectivos policiales de cascos, escudos, chalecos, espinilleras, cartuchos de humo y un novedoso camión lanza agua que al final ha costado menos de lo presupuestado y que aún no ha sido entregado a la Policía por la empresa adjudicataria. La compra de todo este material antidisturbios coincide con la llegada de un otoño caliente, con muchas manifestaciones programadas, a nueve meses de las próximas elecciones municipales y autonómicas. Y eso que en el primer semestre del año, por ejemplo, las manifestaciones en Madrid descendieron. Hubo 1.856 protestas, un 38% menos que en el mismo periodo de 2013. No obstante, se espera un otoño y un noviembre movidito, que se puede acentuar si el Gobierno aprueba en solitario la ley que cambiaría la elección de alcaldes.



Hay varios frentes abiertos. La Coordinadora 25-S, surgida a partir del movimiento 15-M, ha difundido en su web un itinerario de protestas a las que ha bautizado 'Otoño Deconstituyente', donde habrá acciones contra la Corona y el PP. Por ejemplo, el 25-S, dentro de su campaña Rodea el Congreso, ha convocado para el próximo 4 de octubre una concentración en la Plaza de Neptuno de Madrid con el lema 'Monarquía no es democracia, es dictadura. Procesos constituyentes. Felipe VI no te queremos'. La Diada (11 de septiembre); concentraciones a favor del aborto libre, seguro y gratuito (28 de septiembre); una manifestación el 24 de octubre contra la Monarquía en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias; la consulta independentista prevista para el 9 de noviembre en Cataluña y lo más importante, la reedición de las Marchas de la Dignidad a finales de noviembre también son citas importantes. Sin olvidar que 'la marea verde' ya ha anunciado que la educación madrileña vivirá un "otoño caliente" este próximo curso para reivindicar el cese del cierre de centros, mostrar su rechazo a la LOMCE y exigir una educación "pública, laica y gratuita, por y para todos". Habrá huelga de la enseñanza el 21, 22 y 23 de octubre.

El sindicato SUP defiende que los agentes deben hacer su trabajo con garantías de seguridad Los sindicatos policiales no creen que la compra de todo este material antidisturbios esté relacionado con la llegada de un otoño caliente, ya que "la gran mayoría de las manifestaciones no son conflictivas", explica un portavoz del SUP, el sindicato mayoritario. Se debe, según este portavoz, a la renovación de material obsoleto y a las nuevas necesidades de protección de los agentes. "Los policías son trabajadores con riesgos laborales, y el Estado ha de procurar que hagan su trabajo con todas las garantías de seguridad. Hay que renovar el material mirando nuevos parámetros de seguridad". Los sindicatos policiales elevaron sus quejas después de que las últimas marchas de la Dignidad terminarán en graves altercados el pasado 22 de marzo, dejando 29 detenidos y 131 heridos, entre ellos 67 policías. Los sindicatos demandaron entonces mejores medidas de seguridad. Espinilleras, cascos y escudos Una de ellas ha sido la compra de 1.395 espinilleras, adjudicado ya a una empresa a finales de julio por 162.000 euros, material del que hasta ahora no disponían los agentes destinados en las unidades antidisturbios. Se trata de uno de los seis contratos que se han gestionado este verano.

La Policía también ha comprado 448 chalecos antitrauma por 154.000 euros a principios de agosto. El 9 de agosto también se formalizó el contrato de 400 cascos por 156.000 euros. Y en agosto se adjudicó también la compra de 1.248 escudos por 113.256 euros. El polémico camión que lanza agua, que no fue reclamado por los sindicatos, ha costado finalmente menos de lo presupuestado. Adjudicado a finales de junio, su precio es de 348.480 euros. Aún no ha sido entregado ni se conoce aún el protocolo de actuación que tendrán que conocer los agentes que lo utilicen, señalan fuentes policiales. Interior también ha adquirido a finales de julio 7.000 artificios fumígenos y artificios lacrimógenos (botes de humo), por un coste de 196.000 euros.

Los botes de humo sí que son una compra periódica por parte de Interior. También se adquirieron en 2013, 2012, 2009, 2008 y 2007. No el resto de material. En marzo de 2013, Interior también adjudicó la compra de 19.991 chalecos antibala por 6,4 millones de euros. Pero no es material antidisturbios, sino que serán distribuidos a los agentes operativos que patrullan las calles, como medida de protección para su trabajo. Era un contrato por tres años, hasta 2015. Esta importante compra de chalecos hizo que 2013 fuera un año importante en inversión, por parte del Gobierno, en "Material Antidisturbios y Equipamientos Específicos de Protección y Defensa". Interior presupuestó 3,26 millones de euros en gasto, 19 veces más que lo que presupuesto en 2012. Dinero que se está utilizando en los contratos que se ultiman ahora en 2014. El objetivo del Gobierno es gastar otros tres millones entre 2014 y 2015 en estos materiales.

Fuente: 20 Minutos
la-proxima-guerra-estado-islamico-quiere-conquistar-españa-califato-mapa
"Es la tierra de mis abuelos", recuerdan dos yihadistas marroquíes en un vídeo

En las redes sociales proliferan fotos de monumentos españoles con la bandera del IS

El Estado Islámico (IS), probablemente la organización terrorista más poderosa de la historia, sueña con liberar Al Andalus. Y esa tierra, que recuerda a los musulmanes su era de máximo esplendor, no es sólo Andalucía sino toda la Península Ibérica, excepto una parte de la cornisa cantábrica, y una pequeña porción del sureste de Francia.

A medida que en verano el IS se expandía por Siria e Irak -controla aproximadamente un tercio de cada país-, algunos de sus cabecillas recordaban que España estuvo ocho siglos (del VIII al XV) regida por el islam y que ya era hora de que volviese a formar parte de la umma (comunidad musulmana).

"Y os digo España es la tierra de nuestros abuelos y vamos a abrirla (sic), si Dios quiere, con el poder de Alá", anuncia en español, en un vídeo colgado en julio, un yihadista del norte de Marruecos que el diario 'Al Massae' de Casablanca identificó como Nouredin Majdoubi. Le presenta, también en español, Salahedin Ghaitun. Más de 1.200 marroquíes se han incorporado al IS. En sus filas hay también medio centenar de españoles o extranjeros residentes en España.



El verano está siendo fértil en producciones yihadistas relacionadas con Al Andalus. Hasta Mohamed Hamduch, más conocido por su apodo de 'Kokito', se ha sumado públicamente al deseo de volver a España "para conquistarla". Él es marroquí, de Castillejos, pero pasó tiempo en el barrio del Príncipe en Ceuta y está casado con una española. Se dio a conocer la pasada primavera cuando colgó en las redes sociales una foto suya exhibiendo las cabezas de cinco soldados sirios a los que había matado.

Otra modalidad de reivindicar consiste en colocar en Twitter fotomontajes de monumentos históricos erigidos en la España musulmana, como el palacio de la Aljafería, en Zaragoza; o la Alhambra, en Granada, con, delante del edificio, la bandera negra del IS y una inscripción en árabe: "Somos todos el Estado Islámico".

A veces, sin embargo, el monumento elegido no tiene nada de islámico como, por ejemplo, el Sagrado Corazón que culmina el monte Urgull, en San Sebastián. También los simpatizantes del IS pusieron ante esa imagen una bandera negra, pese a que en la costa de Guipúzcoa no hubo presencia musulmana.

"España forma parte de los objetivos estratégicos de la yihad global", reconoció, ya en marzo, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras el desmantelamiento de una célula terrorista. Más contundente el rey Abdalá de Arabia Saudí advirtió el pasado fin de semana: "Si nos descuidamos, estoy seguro de que el Estado Islámico de Irak y del Levante [antiguo nombre del IS] alcanzará Europa dentro de un mes y América en otro mes más".

la-proxima-guerra-el-califato-que-estado-islamico-quiere-conquistar-mapa


No siempre los sueños yihadistas se convierten, aunque sólo sea un poco, en realidad. El egipcio Ayman al Zawahiri, actual líder de la decrépita Al Qaeda, exigió "restablecer Al Andalus" y llegó a comparar Ceuta y Melilla con Chechenia bajo "ocupación rusa". Desde 2004, España apenas ha sufrido, sin embargo, el azote del terrorismo islamista.

Proclamas incendiarias

Algunos analistas, como Abdalá Rami, investigador del Centro Marroquí de Ciencias Sociales, sostienen que "Al Andalus es un objetivo tan confuso que no hay que atribuirle gran importancia". A diferencia de Al Qaeda, que intentó golpear a diestro y siniestro, el IS parece, pese a sus proclamas incendiarias, muy concentrado en consolidar su poder en Siria e Irak.

El califa Aboubakr el Bagdadi, líder del mastodonte yihadista, habla de conquistar Bagdad, capital del califato abasí, y Damasco, capital de los omeyas, pero no menciona a Córdoba, capital del califato de Occidente. El riesgo son más bien, por ahora, los llamados lobos solitarios, jóvenes radicales que desde su casa en Europa estén tentados de emprender la guerra por su cuenta.

Otros académicos insisten en que Al Andalus no sólo es un espacio geográfico sino que va más allá. "Es el mito de la unidad de los musulmanes, el de una gran civilización, alternativa a Occidente, y dominada por los musulmanes", asegura Mohamed Tozy, el más conocido de los politólogos marroquíes.

"La reivindicación de Al Andalus es más que un problema de percepción o, mejor dicho, de alucinación ideológica", escribió Kamel Daoud, columnista en el diario argelino 'Le Quotidien d'Oran'. "Es el reconocimiento de que [los árabes] hemos terminado por fabricar una generación que, sin presente y sin futuro, delira sobre su propio pasado".

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-cataluña-declarara-su-independencia-unlateralmente-el-23-abril-2015
La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha elaborado un calendario para que un parlamento paralelo declare de manera unilateral la independencia de Cataluña el 23 de abril de 2015.

La fecha figura en el plan de escenarios de la separación de España, diseñado por la principal entidad independentista catalana, y estará vigente celébrese o no la consulta soberanista programada para el próximo 9 de noviembre, informó el periódico 'ABC'.

El plan prevé que si no se celebra la consulta, se convocarán elecciones anticipadas, en las que la ANC "constituiría una candidatura unitaria política y social y una Asamblea que declare la independencia de Cataluña".

La ANC además planea realizar el 11 de septiembre de 2015 un referendo sobre la nueva constitución catalana.



El plan supone "ejercicios de soberanía" para asegurar el funcionamiento plenamente independiente de Cataluña a través del control de "grandes infraestructuras y fronteras, así como puertos y aeropuertos, la seguridad pública y las comunicaciones".

A principios de abril, la gran mayoría de los diputados españoles votó en contra del proyecto de referéndum sobre la independencia de Cataluña que el Gobierno regional catalán, con un fuerte respaldo popular, quiere llevar a cabo el 9 de noviembre. No obstante, los partidos independentistas catalanes continúan trabajando para hacer realidad la consulta soberanista.

Fuente: ABC
la-proxima-guerra-espana-y-francia-apoyan-bombardeos-de-eeuu-en-irak-estado-islamico
El Gobierno de España ha expresado su apoyo a la decisión de Estados Unidos de realizar ataques aéreos selectivos contra las posiciones ofensivas de las milicias del denominado Estado Islámico (EI) en el Norte de Irak.

En una nota difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores se asegura que dichos grupos "constituyen un gravísimo peligro para la población civil de la región, especialmente las minorías cristianas y yazidíes que son actualmente objeto de persecución por parte de los terroristas del EI".

El Gobierno manifiesta su "profunda preocupación" por la situación de todos los colectivos de la sociedad iraquí que están sufriendo la violencia del EI, en particular los civiles, mujeres y niños, así como las minorías étnicas y religiosas, y por el aumento durante los últimos días de la violencia, el terrorismo y las violaciones de los derechos más elementales.

Además, añade la nota "España reitera su firme apoyo al pueblo y a las instituciones iraquíes, y reitera su confianza en la superación de la actual situación de violencia sectaria, la recuperación de la convivencia política y el respeto de los Derechos Fundamentales de todos los individuos y de la diversidad étnica, religiosa y social en Irak".



Hollande llama a participar a la UE

El presidente de Francia, François Hollande, ha respaldado los bombardeos estadounidenses en el norte de Irak y llamó a la Unión Europea (UE) a "desempeñar un papel activo" en respuesta la "catastrófica" situación.

"La comunidad internacional no puede quedarse sin reaccionar ante las amenazas que representan los avances de ese grupo terrorista, para la población y para la estabilidad, no solamente de Irak sino de toda la región", declaró Hollande en un comunicado.

Por su parte, aviones del Reino Unido lanzarán suministros a los iraquíes que han huido de sus casas y se han refugiado en el norte de Irak ante el avance de la ofensiva de los extremistas del Estado Islámico (EI), informó el Gobierno de Londres.

El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, hizo el anuncio después de mantener una reunión del comité de emergencia Cobra en Londres y expresó su confianza en que la operación de ayuda comenzará en "los próximos dos días".

El ministro señaló que los suministros están destinados principalmente a la minoría religiosa de los yazidís, que se han refugiado en la zona de Sinjar, al noroeste de Irak.

Fallon agregó que el Ejecutivo que dirige el conservador David Cameron está también preparado para ofrecer "asistencia técnica" a los esfuerzos humanitarios liderados por Estados Unidos.

Fuentes del Pentágono han confirmado que tres aviones de carga, escoltados por dos aviones de combate, lanzaron suministros para los miles de iraquíes que han huido a Sinjar.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-españa-enviara-cuatro-cazas-al-baltico-otan
España enviará cuatro cazas a los países bálticos para respaldar los planes de la OTAN de reforzar su presencia en el este de Europa ante la crisis ucrania y la creciente tensión con Rusia.

Se trata de cuatro aviones de combate Eurofighter y el envío se llevará a cabo el próximo otoño boreal, explicó el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, que se encuentra de visita oficial en España, donde se ha reunido con el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

"Forma parte de nuestras medidas de garantía y seguridad a las que es importante que los aliados contribuyan de una forma u otra", aseguró Rasmussen, que destacó que esta contribución es "muy importante y muy apreciada".



Por su parte, Margallo recordó que España ha puesto a disposición de la OTAN un avión Boeing 707 de guerra electrónica, dos fragatas (una para el Báltico y otra para el Mediterráneo oriental), un batallón mecanizado y el cuartel general de Bétera, ubicado en Valencia.

El secretario general de la OTAN también se reunió con el rey, Juan Carlos I, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, durante su estancia en España. La situación de seguridad en Europa a raíz del conflicto ucraniano, la cooperación de España con la Alianza Atlántica y el papel desempeñado por ese país en Afganistán fueron algunos de los temas que los políticos y el rey abordaron con Rasmussen.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-rey-juan-carlos-españa-principe-felipe
Análisis de Luis del Pino: Lo primero que hay que aclarar es que el Rey no ha abdicado. Lo que ha hecho es comunicar a Rajoy (y a todos los españoles) su decisión de abdicar, no su abdicación. Y esa distinción es importante, como luego veremos. Así pues, a fecha de hoy, Don Juan Carlos I sigue siendo Rey de España, y no sabemos con exactitud hasta cuándo.

¿Por qué el Rey anuncia precisamente ahora su decisión de abdicar? ¿Y por qué no ha puesto fecha a esa abdicación?

Para responder a esas preguntas, y entender qué está pasando, les invito a fijarse en dos detalles ciertamente llamativos de lo que ha sucedido hoy:

1) La extremada precipitación con la que se han desarrollado los acontecimientos. El anuncio ha sido realizado por sorpresa. Tanto es así, que ha habido que adelantar el regreso del Príncipe (que estaba fuera de España); ha habido que cancelar la comida que el Rey tenía hoy en Barcelona; ha habido que convocar de urgencia un consejo de ministros extraordinario para mañana martes; ha habido que cancelar actos que los miembros del gobierno tenían preparados... ¿Por qué tanta improvisación? Aparentemente, no tiene ningún sentido. Y menos si, como nos dicen, el Rey tenía tomada la decisión desde enero, y Rajoy y Rubalcaba la conocían desde marzo. ¿Qué es lo que ha pasado, que ha obligado a acelerar las cosas tan chapuceramente?

2) La anormalidad protocolaria del anuncio. De la misma manera que no tendría ningún sentido que la dimisión de Rajoy la anunciara la vicepresidenta Sáenz de Santamaría (sino que tendría que ser el propio Rajoy quien la comunicara a los ciudadanos), tampoco tiene ningún sentido que la abdicación del Jefe del Estado sea anunciada por alguien distinto del Jefe del Estado. El que haya sido Rajoy el que comparezca en primer lugar es algo completamente anormal, desde el punto de vista protocolario: lo normal hubiera sido que el propio Rey comunicara a los españoles su decisión de abdicar, y que después Rajoy hubiera comparecido para hacer las declaraciones que quisiera. Así se hizo en Holanda: la reina Beatriz hizo una comparecencia televisiva anunciando su decisión de abdicar, y a continuación hizo su declaración el primer ministro holandés. Y así se hizo también en Bélgica: primero habló el rey Alberto y luego el primer ministro. ¿Por qué, entonces, se invierte el protocolo normal y sale Rajoy a comparecer primero?

La respuesta a todas estas preguntas es, como vamos a ver, muy simple.

El Rey no ha puesto fecha a su abdicación por la sencilla razón de que no puede abdicar mientras no se le garantice, mediante Ley Orgánica, que va seguir gozando de la misma inviolabilidad de la que goza ahora. Si no se le garantizara esa inviolabilidad, el Rey correría el riesgo de que algún partido (por ejemplo ERC, o Bildu, o Podemos) o algún particular presentara una denuncia contra él por cualquier presunto caso de corrupción (por ejemplo, el caso Urdangarín). Y si un juez decidiera admitir una denuncia contra el ciudadano Juan Carlos de Borbón, nos podríamos encontrar con el espectáculo de un ex-Rey sentado en el banquillo.

Ni el Rey, ni Rajoy, ni Rubalcaba, van a consentir esa eventualidad. Por tanto, el Rey comunica su decisión de abdicar, pero no la materializará hasta que se apruebe, como Rajoy ha anunciado, la correspondiente Ley Orgánica.

Hasta aquí, todo normal. Pero ese procedimiento (elaboración de la necesaria Ley Orgánica que proteja al Rey, y posterior abdicación) podría haberse realizado con tranquilidad en los próximos meses. ¿Por qué, entonces, se aceleran los acontecimientos y se anuncia por sorpresa la abdicación esta mañana? Aquí es donde entran en juego las elecciones europeas del pasado 25-M.

Para elaborar esa Ley Orgánica que blinde judicialmente al ex-Rey, PP y PSOE tienen que apoyarla sin fisuras, tanto en el Parlamento como ante la opinión pública. Y si el resultado hubiera sido el que todas las encuestas preveían (descenso del bipartidismo, pero sin hundimiento), ese proceso podría haberse desarrollado tranquilamente y sin sobresaltos, en los plazos previstos: de aquí al otoño.

Pero hete aquí que el 25-M ha traído un hundimiento por sorpresa de los dos partidos mayoritarios, y que ese resultado ha provocado el anuncio de dimisión de Rubalcaba. En principio, eso no hubiera debido representar un problema, si la sucesión de Rubalcaba hubiera sido convenientemente controlada. Pero de repente, el PSOE ha estallado en pedazos, y lo que parecía una sucesión controlada se ha convertido en un proceso bastante imprevisible, en el que puede salir elegido secretario general cualquiera, y en el que el PSOE podría caer en la tentación de escorarse a la izquierda y hacia el populismo, para contrarrestar el ascenso de Podemos.

Lo cual quiere decir, claro está, que podría darse el caso de que la nueva dirección del PSOE no estuviera dispuesta a apoyar la Ley Orgánica que el Rey necesita para blindarse. Y esa es la causa de tanta precipitación: alguien se ha molestado en echar las cuentas de los días que hacen falta para tramitar una Ley Orgánica, y se ha dado cuenta de que, o se empieza a tramitar ya, o se corre el riesgo de que la ley no esté aprobada antes de que Rubalcaba pierda definitivamente el control del partido.

De ahí el anuncio sorpresa, de ahí la convocatoria de un consejo de ministros extraordinario para mañana y de ahí la premura en tramitar la Ley.

¿Y por qué esa anormalidad protocolaria, consistente en que Rajoy comparezca antes que el propio Jefe del Estado? Pues porque no estamos ante una abdicación normal. ¿Qué fue lo que hizo la Reina Beatriz de Holanda? Anunciar que iba abdicar y poner fecha a esa abdicación. Pero Don Juan Carlos I no podía hacer lo mismo, porque la suya es una abdicacióncondicionada: condicionada a que se apruebe la Ley Orgánica prometida. Una abdicación que, por tanto, no tiene fecha todavía.



Y, como el Rey no podía anunciar fecha concreta, ni tampoco hubiera quedado bien que fuera él quien enunciara la condición de abdicación, por eso ha tenido que salir Rajoy en primer lugar y encargarse él de enunciar esa condición: "... será necesario aprobar una ley orgánica específica...". Una vez dejado eso claro por Rajoy, el Rey podía salir a la palestra y hacer una declaración en la que se obviara ese espinoso asunto, y se obviara también el poner fecha a la abdicación.

Si alguien nos hubiera dicho hace dos semanas que las elecciones europeas no solo iban a provocar la dimisión de Rubalcaba, sino que también iban a precipitar la abdicación del Rey, creo que nadie lo habría creído.

Fuente: Por Andalucía Libre
la-proxima-guerra-pilar-urbano-nuevo-libro-revelaciones-sobre-el-23-f-rey-adolfo-suarez
Entrevista con Pilar Urbano, autora de 'La gran desmemoria'.

El lacónico e intrigante arranque que el Nobel de Literatura Coetzee utiliza en su novela Tierras de Poniente sirve para entender la trayectoria de Pilar Urbano (1940): "Me llamo Eugene Dawn. No puedo hacer nada al respecto. Empiezo, pues". La periodista tampoco puede hacer nada, ni quiere, al respecto: cada libro de investigación que publica se convierte, irremisiblemente, en luminosos fuegos explosivos que alumbran rincones desconocidos de la Historia reciente y provocan sonoras polémicas. 'La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar', a la venta desde el jueves próximo, no dejará indiferente a nadie, ni a los dos grandes protagonistas, Juan Carlos de Borbón y Adolfo Suárez (éste, desde el más allá), ni a los lectores. Y contribuirá, seguro, a poner luz en aquel ominoso episodio del 23-F, repleto de claves ocultas e historias no contadas. Pilar Urbano las desentraña con la pasión y el atrevimiento de quien se empecina en buscar la esquiva verdad. Adolfo Suárez ya descansa en paz en su morada eterna, la catedral de Ávila. El duque del Olvido. Y el Rey permanece en el Palacio de la Zarzuela, en las mismas estancias en las que, según Urbano, se preparó la Operación Armada contra el presidente Suárez. En esos aposentos donde los artífices del paso de la dictadura a la democracia se pelearon al borde de lo físico, como el libro descubre. El Rey vive sin querer recordar, mientras el fantasma conciliador del gran presidente de la democracia revive en el espíritu de un libro preñado de datos y fuentes.

Tras leer su libro, no me extraña que el Rey y Suárez no quisieran recordar episodios que cuenta.

¿A qué se refiere?

Especialmente a seis encuentros calientes, explosivos, que el Jefe de Estado y el presidente del Gobierno tuvieron el 4, 10, 22, 23 y 27 de enero de 1981. Y el día después del golpe, el 24 de febrero del 81.

Empecemos por el 4 de enero de 1981. Un día antes, en vísperas de la Pascua Militar, el Rey recibe a Alfonso Armada en Baqueira, en La Pleta. Como venía haciendo al menos desde julio de 1980, el general calienta la cabeza a don Juan Carlos, le come la oreja, sobre la situación límite que vive España. Ese día, insisto, dos jornadas antes de la Pascua Militar del 5, día del cumpleaños de su Majestad, le da una «solución de Estado». Le plantea que ya tiene a punto, no un golpe de Estado, sino un golpe de timón, un golpe de Gobierno. Armada, en el que el Rey confía plenamente, ha tenido numerosas reuniones con políticos en activo de todos los signos. ¡Cuidado! No son el búnker. Son políticos de partidos con representación parlamentaria, como el PSOE y Alianza Popular, entre otros.




El gran obstáculo para el Rey para este golpe de timón, por lo que cuenta en su libro, sigue siendo Adolfo Suárez. «No sé cómo quitármelo de encima», exclama durante meses ante diferentes interlocutores.

Efectivamente. Por eso el Rey no espera a volver a Madrid y llama a Suárez, que descansa en Ávila, para que se presente en Baqueira de manera urgente el 4 de enero. A Adolfo le parece rara tanta urgencia, se desplaza a Baqueira en helicóptero. Esa conversación será el primer choque de una serie encadenada en las semanas siguientes. La reunión empieza sin crispación. Poco a poco se va calentando. No hay insultos, pero sí «tuteos». Se hablan claro. El Rey le dice al presidente que, si no hacen algo, los militares se le echarán encima. Don Juan Carlos siempre tuvo miedo a los ejércitos.

El Rey tendría presente lo que Armada le había dicho el día antes.

Sí. El mensaje de Armada fue muy claro: Suárez sobra y es urgente poner remedio a esta situación. El general le pinta al Rey una situación de pregolpe. Le informa de que con Suárez fuera del Gobierno podría armarse un gobierno de concentración nacional que evitaría el golpe militar. Y que desde Fraga a Felipe González están dispuestos a entrar en el Gobierno. Por eso, don Juan Carlos tiene urgencia para que Suárez visualice que sobra. Y lo hace el 4 de enero. Suárez intuye que podría estar en marcha una moción de censura contra él, orquestada por Armada con la ayuda de numerosos diputados, entre ellos, muchos de su mismo partido, que cuenta con 168 diputados.

¿El Rey expone con claridad a Suárez que la solución pasa por un militar al frente de ese gobierno de concentración?
El Rey habla con Suárez de un problema militar y de que Armada puede solucionarlo. Pero no le dice que Armada iría de presidente, sino que podría reconducir la situación. Don Juan Carlos traslada al presidente el panorama apocalíptico militar descrito por Armada, con varios golpes militares en marcha. La realidad es que había sido el propio Armada, con el CESID (Centro Superior de Información de la Defensa, precedente del actual CNI) y el comandante Cortina junto a civiles, políticos, empresarios, periodistas..., quienes habían puesto en marcha el ventilador para crear ese clima de ruido de sables. Se había ido creando un ambiente para que pareciera que antes de que llegara lo peor, un golpe militar puro y duro, lo intermedio, o sea, la Operación Armada, el golpe de timón o golpe de gobierno, sería lo mejor. El Rey le insiste a Suárez que son necesarios remedios extraordinarios. Y cuando Suárez le pregunta que a qué se refiere, don Juan Carlos, tras hablarle de ministros inteligentes, de que la oposición le está tendiendo la mano, de que se olvide de sus sueños de grandeza..., concluye: «Voy a serte franco, con otro hombre en la presidencia». Suárez vuelve destrozado a Madrid. Se da cuenta de que le han encontrado sucesor.

10 de enero de 1981. El Rey se presenta en Moncloa en moto, sin avisar.

Ese día hay una gran gresca entre los dos. El Rey solía llegar de improviso a Moncloa. Con su desparpajo conocido, pedía: «¿Me dais de comer? ¿Ha sobrado paella?». Esta vez la visita no era tan amigable. Quería hablar de una vez por todas con claridad con Suárez. Salen a dar un paseo por los jardines. «Vengo a hablarte de dos asuntos que alguna vez ya te he esbozado, pero hoy quiero resolverlos. Mi viaje al País Vasco y el traslado de Armada a Madrid». La conversación sube de tono. Un testigo me cuenta que el Rey y el presidente gesticulan cada vez de manera más ostensible. Armada, destinado en Lérida, es un tema tabú para Suárez. El Rey quiere traerlo a Madrid, al Estado Mayor, de segundo JEME. Es la bicha para Suárez; sabe que es el hombre destinado a cortarle la cabeza. Es entonces cuando Suárez vaticina al Rey que Armada no es la solución al golpe militar del que el Rey le habla insistentemente, sino el problema.

El Rey piensa lo contrario: tú eres el problema y el otro la solución.

Su Majestad llevaba año y medio oyendo de militares, de empresarios, de banqueros, de algunos obispos, de catedráticos, de gente de distintos sectores sociales, de algunos periodistas, que todo iba muy mal y que había que cambiar el Gobierno y a su presidente. Lo que un banquero, ya en el verano de 1980, en su visita al monarca definió como «cambiar el alambre, pero no los postes». Todos parecían olvidar, empezando por el Rey, que sólo las urnas pueden cambiar al partido gobernante y a su presidente. En realidad fue el 5 de julio de 1980, siete meses antes del 23-F, cuando se produjo un primer anuncio en Zarzuela de que el Rey había decidido entrar en acción.
Sigamos con la visita del Rey a Moncloa.

El Rey, en un momento, coge del codo al presidente. Lo agarra para que se pare. Suárez, según mi testigo presencial, se desembaraza de un tirón. Nada que ver con la foto amable que años después el hijo de Suárez tomaría, con el Rey y el ex presidente, ya enfermo de alzheimer, paseando por el jardín de la casa familiar. «Un momento, no te embales», dice el Rey a Suárez, y éste le contesta: «Me embalo porque sé lo que digo; Armada es un enredador que vende humo, que vende conspiraciones, sediciones, sublevaciones. Y lo malo es que se las vende al propio Rey». Suárez se mantiene en sus trece y se niega a traer a Armada a Madrid. Ahí rompieron.

El Rey ya no controla a Suárez. No puede conseguir ni traer a Armada a Madrid...

Nunca pensó que la persona que él eligió como presidente (julio de 1976) pudiera llegar a este extremo. Él, que muchos años atrás, cuando empezaba a reinar, había dicho a Torcuato Fernández Miranda: «Hombre, yo creía que iba a ser como Franco pero en Rey».

22 de enero de 1981. Suárez está en Zarzuela...

Aquello fue muy fuerte. Suárez subió a Zarzuela como solía hacer en vísperas del consejo de ministros. Lo cuento en el capítulo titulado Suárez, el Rey, un perro, una pistola.... Ya no son desencuentros, ya están a mandoblazos, sobre todo por parte del Rey. «El Rey consulta, escucha y hace caso a cualquiera antes que a mí», se queja Suárez. Don Juan Carlos ve al jefe del Gobierno sin rumbo. Utiliza en algún momento la frase de Abril Martorell, íntimo y fiel colaborador de Suárez: «Eres un arroyo seco», sin un norte ilusionante. Tras combatir en una esgrima de reproches, Suárez espeta al Rey: «Hablemos claro, señor, yo no estoy en el cargo de presidente porque me haya puesto ahí su Majestad». «Lo que no es normal, por muy legítimo que sea, es que yo diga blanco y tú negro. Las cosas han llegado a un punto en que cada vez coincidimos en menos temas», expresa don Juan Carlos. El cruce de reproches crece en grados. «Me temo que empezamos a dar la impresión de dos jefaturas que en lo importante discrepan», dice Suárez. Y recuerda al Rey que es presidente por las urnas, en las que obtuvo 6.280.000 votos (en 1979). «Tú estás aquí porque te ha puesto el pueblo con no sé cuántos millones de votos... Yo estoy aquí porque me ha puesto la Historia, con setecientos y pico años. Soy sucesor de Franco, sí, pero soy el heredero de 17 reyes de mi propia familia. Discutimos si OTAN sí u OTAN no, si Israel o si Arafat, si Armada es bueno o peligroso. Y como no veo que tú vayas a dar tu brazo a torcer, la cosa está bastante clara: uno de los dos sobra en este país. Uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar».
(Pilar Urbano relata que cuando Suárez oye la palabra abdicar, él mismo dice que sería el mayor fracaso de todos sus empeños y que, llegados a este punto, lo mejor es disolver las Cortes para que el pueblo hable, ya que no cuenta con el apoyo del Rey ni con parte de su partido, y sí con la animadversión de la oposición. El Rey le responde que eso sería una locura y que se niega a disolver las Cortes).

¿Plantea el Rey a Adolfo Suárez la dimisión?

En realidad le dice que no puede impedir que dimita, pero que disolver las Cámaras supondría un nuevo parón nacional, con la crisis económica que había. «Aquí lo que hace falta es un gobierno fuerte, cohesionado, que cuente con una mayoría estable y que gestione. Por tanto, no voy a firmar el decreto de disolución». La bronca crece y crece cuando el presidente recuerda al Rey que, según la Constitución, la disolución no corresponde al jefe del Estado y que éste no puede negarse a firmarla.

Con la Constitución como arma arrojadiza...

Y el Rey, entonces, comete una indiscreción al recordar a Suárez que también el artículo 115 advierte que no se podrán «disolver las Cortes si está en trámite una moción de censura». Nadie había hablado de moción de censura. Se le escapó inconscientemente lo que le daba vueltas por la cabeza: una dimisión repentina invalidaría el plan de derrocarle por la vía intachablemente parlamentaria de la moción de censura. Y una disolución dejaría la Operación Armada en papel mojado. Por tanto, el Rey no quería que Suárez dimitiera todavía, ni disolviera las Cortes. Y de manera entre infantil y desesperada le dice a Suárez que no piensa firmar, que se irá de viaje, que se pondrá enfermo... La discusión subía y subía de tono. Llegaron a alzarse la voz con tal rudeza que el perro del Rey, Larky, un pastor alemán, tumbado en la alfombra del despacho real, comenzó a ladrar y, excitado, se arrojó contra Suárez. «Casi me muerde los coj...», me contó Suárez tiempo después. El Rey saltó y sujetó al perro. Más allá de esta anécdota, Suárez le leyó la cartilla al Rey, el hombre que lo había elegido para, juntos, hacer Historia.

23 de enero. El Rey precipita su regreso a Madrid. Está de cacería, pero cuatro tenientes generales se han presentado en Zarzuela.

Cuatro y un almirante. Los tenientes generales Elícegui, Merry Gordon, Milans del Bosch y Campano López, de las regiones de Zaragoza, Sevilla, Valencia y Valladolid. Desde Zarzuela avisan al Rey, que tiene que suspender la cacería. Por cierto, los compañeros de montería se indignan con el Rey porque el helicóptero ahuyenta las piezas. Estos generales están pensando un golpe a la turca. Ya habían enviado una carta a Zarzuela, por el conducto reglamentario, como me dijo el general González del Yerro. Al no obtener respuesta, se presentan en Zarzuela. Entra el Rey, jefe y compañero de armas, y cuando comienzan con la retahíla de quejas, les dice: «Un momento, yo soy el Rey. El Rey reina, pero no gobierna. Decídselo al jefe de Gobierno». Llama a Suárez. En un rato está en Zarzuela. «Realmente estos que hay dentro quieren verte a ti». Y don Juan Carlos se ausenta. Nadie se sienta y Suárez advierte a los entorchados que Zarzuela no es el sitio para hablar; que si quieren, él los recibe en Moncloa, que es la sede del presidente de Gobierno.

Y aparece la primera pistola.

Milans dice a Suárez que por el bien de España debe dimitir ya, cuanto antes. Y es cuando Suárez pide al luego golpista que le dé una razón para ello. En ese momento, Pedro Merry Gordon saca del bolsillo de su guerrera una pistola Star 9mm, se la pone en la palma de la mano izquierda y mostrándola dice al presidente: «¿Le parece bien a usted esta razón? ». El Rey, en la escalera, le advierte: «¿Te das cuenta de hasta dónde me estás haciendo llegar?». Y le reitera que la solución para evitar el golpe militar pasa por un cambio de Gobierno.

Dos últimas fechas para olvidar esta tragedia en las relaciones de los dos parteros de la Transición. 27 de enero, con el golpe en puertas.

Suárez acude a Zarzuela para comunicar al Rey que tira la toalla, que se va. Antes almuerza con los Reyes. Al acabar, suben los dos al despacho. «¿Qué es eso tan importante que tienes que decirme?», inquiere el Rey. «Que me voy, señor. Sí, he pensado muy seriamente que debo irme. Irme y, como decía Maura, que gobiernen los que no me dejan gobernar». El Rey escucha en silencio, sin mover un músculo. Con pose de rey, no de amigo. Asiste, impávido, a la explicación de Suárez, que se queja de tener el enemigo dentro. Él ya sabe, como me dijo años después Sabino, que estaba en marcha una moción de censura movida y encabezada por Armada. Gente de su partido, como Herrero de Miñón, participa activamente. Piensa que con su dimisión podrá desactivarla. Pero Armada se veía ya como presidente de un gobierno de concentración, una operación que comenzó a trazarse en Zarzuela en julio de 1980. Ya hablaremos luego de esto...

¿El Rey no hizo el menor amago pidiéndole que siguiera?

En absoluto. Descuelga el telefonillo interior y llama a Sabino: «Sabino, sube, sube inmediatamente». Cuando llega, don Juan Carlos le suelta: «Sabino, que éste se va». Ni un abrazo, ni un gesto. Como si se sintiera liberado. «¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué pasos? Es la primera dimisión de un presidente en democracia», pregunta al fiel secretario. Punto y final. Al día siguiente, el 28, Suárez lleva la carta de dimisión a Zarzuela. Su publicación en el BOE se retrasa durante semanas. El acto de Suárez de dimitir por sorpresa tiene enormes consecuencias porque deja a los golpistas, militares y civiles, sin argumentos para la sublevación.

Última fecha. 24 de febrero de 1981. Horas después de acabar el secuestro de Tejero. Suárez se presenta en Zarzuela.
Suárez, tras ser liberado, es informado por Francisco Laína de que ha sido Armada quien ha arreglado la liberación de los secuestrados y de que el mismo Armada había estado metido en el golpe hasta las cejas. Ya en Moncloa, se encierra con sus colaboradores directos Arias-Salgado y Meliá, y les pide un informe técnico urgente para revocar su dimisión. La investidura de Calvo-Sotelo, interrumpida por Tejero, se reanudará el día siguiente, 25, a las seis de la tarde. El cese de Suárez aún no se ha publicado en el BOE. «Hay mucho que limpiar, apuntalar, poner coto a los que quieren quitarnos la libertad. Si legalmente puedo, volveré. Eso sí, respaldado por la más Grosse Koalition que pueda constituir», dice a sus íntimos.

Y acto seguido, va a Zarzuela a hablar con el Rey. Por llamarlo cortésmente.
Es el enfrentamiento más duro, durísimo, que Suárez tiene con el Rey. Se lo contó a muy pocas personas recién ocurrido, y 12 años después lo revivía con las mismas palabras. Leo a partir de la página 701 de mi libro: «Arriba, en la puerta, me espera Sabino. Me da un abrazo. Yo se lo tomo. Al que no se lo puedo tomar es al "Otro". Entro en el despacho del Rey. Está vestido de uniforme. Es mediodía. Tiene allí a su perro Larky, el que me atacó la otra vez. Estamos solos, le tuteo.

-Nos la has metido doblada.

-¿De qué me hablas?




-Hablo de que, alentando a Armada y a tantos otros, jaleándolos, dándoles la razón en sus críticas, diciéndoles lo que querían oír de boca del Rey, tú mismo alimentaste el dichoso malestar militar (...) Sabes cómo entre el Guti (el general Gutiérrez Mellado), Agustín (Rodríguez Sahagún) y yo hicimos trigonometría para desplazar al quinto moño a los generales golpistas, a los que tú a la semana siguiente recibías; y cómo me opuse al traslado de Armada.

-Pero ¿tú te das cuenta de lo que dices... y a quién se lo dices?

-Sé demasiado bien a quién se lo digo. Esta situación la has provocado tú.

-Noooo. Al revés, la has provocado tú y la he evitado yo».

O sea, que Suárez acusa al Rey de promover el golpe de Armada.

Para Suárez está clarísimo ya en ese momento que la Operación Armada nace en Zarzuela y que el alma es el Rey: que don Juan Carlos es el muñidor para que Armada sea el presidente de un gobierno de concentración. Incluso que el mismo Rey conocía el Gobierno que el golpista tenía preparado. Un Gobierno en el que, entre otros, Felipe González iba de vicepresidente. En el transcurso de esa conversación con tono elevadísimo, Suárez alaba el comportamiento digno del «pobre Guti, un anciano, cuatro huesos», y critica, en cambio, al «otro», «a gatas debajo del escaño», refiriéndose al presidente a punto de ser investido, Calvo-Sotelo. Pero el clímax de la pelea verbal se alcanza cuando Adolfo advierte al Rey lo siguiente: «Quiero revocar mi dimisión. Traigo un estudio jurídicoconstitucional del proceso...». Y saca el folio del bolsillo y lo despliega ante el Rey. Le anuncia que piensa hacer depuraciones en el Ejército, llegando hasta donde haya que llegar. «Me estás amenazando, so cabrón? ¿Te atreves a hablarme de responsabilidades a mí? ¿Tú... a mí? Mira -le dice el jefe del Estado-, ni tú puedes retirar ya la dimisión ni yo voy a echarme atrás en la propuesta de Leopoldo. ¿Todavía no te has enterado de que ha sido a ti a quien le han dado el golpe? A ti, a tu política, a tu falta de política, a tu pésima gestión. ¿Responsabilidades? ¡Tú eres el auténtico responsable de que hayamos llegado a esto!». El rifirrafe entre los dos continúa y se despeña hasta el punto de que don Juan Carlos le dice: «O te vas tú o me voy yo», no sin recordarle que no podrá formar ningún gobierno de unidad «porque nadie va a querer ir contigo... Políticamente estás muerto. No revoques tu dimisión. No intentes volver. Tienes que saber poner punto y final a tu propia historia». Viéndolo así, en pie, con el uniforme de capitán general y al otro lado de la mesa, Suárez se da cuenta, según él mismo contaba después, de que ese señor imponente que tiene delante es el Rey. «Junto los talones, doy un cabezazo, paso al usted y le presento mis excusas: "Disculpe, Señor, me he excedido"». Larky, el perro, esta vez no atacó al indignado visitante.

Pilar, esto que usted cuenta, desconcertante por la gravedad de las acusaciones pronunciadas por Suárez, así como por las que el jefe de Estado dirige al presidente dimisionario, lo tendrá muy contrastado...

No me hubiese atrevido a escribirlo si no hubiera tenido varios testigos y confidentes de Adolfo Suárez.
(Efectivamente, en el apéndice de notas se citan las fuentes con nombres y apellidos.)

Perdóneme que le insista más sobre sus fuentes, porque la gravedad de su narración lo exige...

Como están documentadas en el libro, no tengo ningún problema. He hablado con decenas de personas, y no una, ni dos, ni tres veces. Algunos de los trances sobre los que escribo me los han ratificado Aurelio Delgado Lito, el cuñado de Suárez e íntimo ayudante, y colaboradores inmediatos del presidente como Antonio Navalón, Eduardo Navarro, Jaime Lamo de Espinosa, José Pedro Pérez-Llorca, Rafael Arias-Salgado, Francisco Laína... Lito me recordaba: «Me acuerdo que eran las cinco de la madrugada, y tú seguías hablando con Adolfo en Galicia, en un hotel, pese a que unas horas después él tenía una entrevista política importante». Suárez era noctámbulo y si por la noche pegaba la hebra en confidencias, contaba cosas, sobre todo a los que nos veía interesados en asuntos como el 23-F, sobre el que yo escribí un libro, Con la venia, yo indagué. Adolfo iba dando pistas, claves. Tengo escrito un capítulo sobre el GAL, que no he incluido en el libro... Adolfo era un hombre de Estado, ante la idea de que por él pudiera sobrevenir un golpe, no lo dudó, se fue; y cuando ocurrían cosas turbias en torno al Monarca y alguien quiso aprovecharse o apalancarse en el Rey, Adolfo saltaba.

¿Quién era más hombre de Estado, Suárez o don Juan Carlos?

Si Adolfo hubiese sobrevivido a todos los golpes morales que le asestaron, podría haber llegado a ser el único candidato a la República capaz de competir con Felipe VI. Aunque su esencia era republicana, hizo una especie de voto de lealtad al Rey desde el republicanismo nato de su padre y de su madre. Creía en el chusquerismo: que desde abajo se puede llegar hasta arriba, si se trabaja; y que un rey tiene que estar sometido a una disciplina constitucional. Déjeme decirle lo siguiente sobre las fuentes de mi libro, con datos que he ido recopilando durante años. Adolfo no ha sido un bocazas ni un voceras, pero en ocasiones se ha desahogado. Sobre todo, no ha querido que la Historia se escribiera mal. Por eso escribió su 'Yo disiento de la sentencia del 23-F'. Él me dijo más de una vez: «No dejes que te equivoquen, Pilar, eso no fue así». Allí, en su despacho de la calle Antonio Maura, en Madrid, hemos tenido conversaciones larguísimas y relajadas, explayándonos con la confianza de la amistad. Con su hija Marian cerca, que le advertía «Papá, papá...» para que no contara de más. Él, con su simpática picardía, decía: «No, aquí con ésta puedo, ésta es del Opus».
Sé que su libro es mucho más que el 23-F y sus circunstancias, que en él habla de episodios llamativos en los prolegómenos de la Transición, como el día en que el Rey se atrevió a echar al presidente Arias, o aquel momento en el que Suárez legaliza el PCE y don Juan Carlos, curiosamente, está en París.

Claro, el libro abarca bastante más, pero usted quiere hablar del 23-F y de sus lados oscuros.

Un poco más. Una aclaración: ¿Qué diferencia hay entre la Operación Armada y el 23-F?

El golpe de Armada, el golpe de timón o de gobierno, presidido por él, tendría que haber acabado en el momento en el que don Juan Carlos comienza a hacer consultas para sustituir a Suárez. Por fin, se decide por Leopoldo Calvo-Sotelo, pero tiene enormes dudas. Tantea a Lamo de Espinosa, a Pérez Llorca, a Rodríguez Sahagún. En realidad, cualquiera menos Leopoldo. Hasta que Leopoldo le soluciona la papeleta. Convence al jefe del Estado diciéndole que él es el hombre de la derecha que busca, bien visto por el empresariado; que sacará adelante el ingreso en la OTAN, el gran marrón del Rey ante los EEUU; la LOAPA para armonizar el tiberio de las autonomías; que tranquilizará a los militares, porque al fin y al cabo su apellido es Calvo-Sotelo. Además, ha sido elegido por el partido, la UCD, que en las elecciones del 79 sacó más de 6.200.000 votos. No hay duda de que la sustitución con Calvo-Sotelo, y no a través del montaje Armada, es constitucional. El Rey ve que puede tener una salida fácil, libre de Suárez, y sin correr tantos riesgos como con Armada; y es cuando abandona la Operación Armada. Estamos hablando del 10 de febrero de 1981, a 13 días del golpe. Hasta ese momento, la Operación Armada no tenía nada que ver con el 23-F. Terminaba ahí.

Pero el golpe se produce.

El 23-F, como le digo, no debería haberse producido. Pero a Armada el Rey le había puesto los patines, y ya no quiere parar. Y se produce el recurso a Tejero, que es un autor por convicción. De hecho,Jordi Pujol y Marta Ferrusola, su esposa, hacen los honores de despedida a Armada, que viene a Madrid desde su destino en Lérida. Los Pujol comentan al general que Calvo-Sotelo será el nuevo presidente, y Armada deja caer un enigmático «ya veremos». Lo está diciendo el día 9 de febrero. En las fechas siguientes, Armada se ve no sé cuántas veces con el Rey: el 10, el 11, el 12, el 13. En la agenda de Armada aparece todo eso pormenorizado. Sabino, que ya se da cuenta de que Armada está lanzado, empieza a cerrarle las puertas de palacio. El día 13 de febrero, el Rey y Armada tienen una conversación tan importante y grave que don Juan Carlos aconseja a Armada que vaya a contarle a Gutiérrez Mellado todo eso de que Leopoldo no es la solución para calmar la división del Ejército. Mellado manifestaría luego que le dieron ganas de detener a Armada por todo lo que le dijo. A partir de ese momento podemos decir que el Rey ya se sacude de las manos el tema Armada y sigue la senda de Leopoldo, con un Gobierno de UCD.

Pero Armada, como usted decía antes, «tiene puestos los patines».

Armada está motivado, Armada quiere ser presidente, ayudado por el CESID con el comandante Cortina al frente de la operación. Si el Rey está o no está en el 23 de febrero, si está enterado o no... Hay cosas llamativas, raras, anómalas. Que los hijos del Rey no vayan ese día al colegio, como tampoco fueron al colegio los hijos de los americanos de Torrejón, que le dijeran al médico de Zarzuela que ese día estuviera en Palacio desde por la mañana, que cierta vedette, Bárbara Rey, declarara, ¡vaya usted a saber si es cierto!, que el Rey la llamó diciéndole, «oye, el lunes, 23, procura no ir a recoger al colegio a los niños, porque puede pasar algo...». Y otras curiosas coincidencias. Igual que no se entiende lo de Osorio diciéndole a Fraga en el Congreso, en pleno golpe, «Manolo, baja y dile a Tejero que llame a Armada». ¿Por qué quiere llamar Osorio a Armada? ¿Qué sabe él? O, también, que de los siete padres de la Constitución, cinco conocieran en qué consistía la Operación Armada y que durante los acontecimientos del 23-F en el Congreso estuvieran relativamente tranquilos en sus escaños, leyendo o prestando sus abrigos a los rehenes de oro.
Leían tranquilamente Gregorio Peces-Barba, Miguel Herrero, Gabi Cisneros, Jordi Solé Tura y Fraga, padres constituyentes, también estaban en la lista de Gobierno de Armada. Al Rey, en cualquier caso, la actuación de Tejero le resultó antiestética, irreflexiva, repugnante por la violencia de los tiros... Eso no era presentable. Lógicamente, yo tengo que pensar que el Rey no estaba en el 23-F; otra cosa es que, bueno, Armada sí que habla con el Rey ese día, aunque luego en los juicios se quiso borrar la interlocución del Rey esa noche. No aparece en las actas, como si se hubiera pasado un típex: en lugar del Rey aparece Sabino.

Lo que queda meridianamente claro en su libro es que la gestación de la Operación Armada, que deriva en el golpe de Estado del 23-F, pasa por Zarzuela.

Sale de Zarzuela y sigue en Zarzuela desde julio del 80 hasta la segunda semana de febrero de 1981. Yo dejo al Rey fuera del golpe del 23-F. Pero sí digo que, si esa noche Armada se hubiese llegado a entender con Tejero, y Tejero le hubiese dejado pasar, como me decía Pablo Castellano, «en esa situación, bajo la amenaza de las metralletas, todos hubiésemos aceptado cualquier solución que no fuese una junta militar». Y mucho más si todo se anunciaba en nombre del Rey, que es como Tejero entró en el Congreso: «¡Paso, en nombre del Rey!».

De hecho en su relato de aquel día pone nombre al Elefante Blanco, la máxima autoridad militar...

Lo dice Sabino. El Sabino de los últimos tiempos, que no estaba gagá en absoluto. Con el que fuera secretario y luego jefe de la Casa Real mantengo unas veintitantas conversaciones, en las que se va viendo su evolución en cuanto a libertad verbal. Sabino va contando cada vez más, sobre todo si tú tienes la mitad del billete; entonces él te completa la otra mitad. Igual que Suárez, tenía un deseo imponente de ser honesto. Si no le preguntabas, no te contaba; pero si le preguntabas, sí te contaba, y te contaba la verdad; yo no sé si toda, pero creo que casi toda...

Hablábamos del Elefante Blanco...

Le pregunté a Sabino por el famoso tema del Elefante, y me confesó que don Juan Carlos metió la pata en el libro de Vilallonga (una biografía del Rey, basada en varias conversaciones con el protagonista), cuando dijo que él «sabía, desde el primer momento, quién era el Elefante Blanco». Suárez también dijo que «sólo dos personas saben quién era el Elefante Blanco, y yo soy una». Si Suárez lo sabía, y desde luego él no lo era, y el Rey también lo sabía, según él mismo le dijo a Vilallonga, y está en la edición francesa y en la inglesa. Ergo... Después, en la versión española eso se corrigió, porque se hubiese tenido que reabrir el sumario del 23-F. El Rey también decía en la primera edición, la francesa, que él habló con Armada varias veces esa noche. En fin, hay un momento en el que Sabino me dice que, en el supuesto de que, tomado el Congreso, Armada hubiera conseguido proponer su Gobierno de concentración, y hubiese sido necesaria la presencia de una autoridad superior al nuevo presidente del Gobierno y que ratificara moralmente su elección, en ese caso... el Elefante Blanco sólo podía ser el Rey.

Me ha sorprendido el papel de Sabino en el arranque de la Operación Armada. En julio de 1980 habla de Armada como presidente alternativo a Suárez; en cambio, el

Porque se dio cuenta pronto de que la Operación Armada desembocaría en una junta militar.

Pronto... o tarde, porque Fernández Campo conoce la Operación Armada desde julio de 1980, en el momento en el que el comandante Cortina, del CESID, expone al Rey cómo tendría que llevarse a cabo el golpe de timón para cambiar a Suárez por un independiente. «Todo dentro de la legalidad», pedía el Rey, según su libro.

Cortina se inspira en la Operación De Gaulle y pretende hacer lo mismo en España, con una gran coalición de partidos que apoyen a un hombre independiente. Plantea dos candidatos apartidistas, como posibles presidentes: un civil, José Ángel Sánchez Asiaín, y un militar, Alfonso Armada. Sabino está convencido de que el presidente en aquella situación tenía que ser militar, y que ese hombre era Armada.

Tres nombres propios más: Carlos Ollero, Jaime Carvajal y Urquijo, y Paddy Gómez Acebo.

Carlos Ollero, catedrático de Teoría del Estado y de Derecho Constitucional, hombre próximo al PSOE, es el encargado de
elaborar un informe sobre la licitud de investir a un candidato extraparlamentario. Había sido senador real. A mediados de agosto de 1980, ese informe llega a Armada, no a Zarzuela o Marivent. Y Armada se lo envía a Sabino para que lo entregue al Rey. Ahí se indicaban dos vías: una, la de la moción de censura, con un candidato alternativo, su propuesta al Rey y la posterior investidura de éste si conseguía los votos de los dos tercios de la Cámara; y otra, no constitucional, por la que el Jefe del Estado, «dadas las graves circunstancias nacionales», propondría a la Cámara un presidente no parlamentario para que fuese investido por los diputados, y que en torno a él se nucleara un gobierno de unidad nacional. Un calco de la Operación De Gaulle, que luego tomaría cuerpo en la Operación Armada.
Ollero era simpatizante socialista y Felipe González también simpatizaba con la movida anti-Suárez...

Tanto que estaba dispuesto a entrar en el Gobierno de Armada. Enmi libro cuento el almuerzo que en el segundo semestre del 80 tieneSabino con Felipe, Peces-Barba y Múgica. Le preguntan sobre los rumores de golpes. Decían saber que, al menos, había dos dispositivos golpistas, el de Tejero con la banda borracha y el de los generales. Según mis fuentes, González dejó claro que prefería esperar a las elecciones, previstas para 1983; pero que, como político con sentido de Estado, estaba dispuesto a meterse debajo del paso, y arrimar el hombro en un Gobierno de concentración que presidiera otro, por supuesto no Suárez. Entonces Sabino se mojó y lanzó en ese almuerzo el nombre de Armada, a lo que Felipe respondió que la figura de Armada, aunque personalmente no lo conocían, podría ser bien aceptada por ellos, por ser quien era.

¿Qué papel juegan en su relato Ignacio, Paddy, Gómez Acebo, hermano de Luis, cuñado del Rey, y Jaime Carvajal y Urquijo?

Paddy Gómez Acebo, duque de Estrada, era presidente del Instituto Gallup en España. El Rey y él se tenían gran confianza. Un día de aquel invierno de 1980, don Juan Carlos le confiesa que la única manera de reconducir la situación de España era formando un gobierno de coalición o de concentración nacional, presidido por un independiente, ajeno al Mundo político, que gobierne con energía, con firmeza. El Rey llama a Sabino para que explique la envoltura legal de la operación y cuando éste acaba, Gómez Acebo, que al principio se quedó bloqueado no dando crédito a lo que estaba escuchando allí, en palacio, por fin suelta lo que piensa: «Lo mío no es una opinión, es una definición: eso se llama primorriverismo, y me permito recordarle a Su Majestad lo que le pasó a su abuelo, Alfonso XIII, al colocar a un general para reconducir la situación de España ». Esa misma tarde, y con idénticos términos, el Rey explica su plan a su amigo y compañero de colegio Jaime Carvajal y Urquijo, que le dice exactamente lo mismo que el duque de Estrada: «Todo eso se parece demasiado a lo que hizo vuestro abuelo nombrando a Primo de Rivera». Jaime Carvajal ha tenido un detallazo de confianza conmigo: me dejó un buen lote de páginas de su diario, muy ilustrativas.

¿Y no le asusta que todas sus fuentes, las vivas, claro, se echen atrás y le desmientan ante la fuerza de sus
acusaciones?

Yo no acuso. Yo investigo e informo de unos hechos históricos que nos conciernen y que estaban desfigurados, tergiversados, mal historiados. Artículo 20 de la Constitución: el derecho a obtener y transmitir información veraz. Siempre puede haber una operación desde el gran poder influyente de la Zarzuela para silenciar mi libro... Más que por decisión del Rey, por celo excesivo de sus edecanes y cuidadores. Sinceramente, yo no he pretendido ir contra nadie. Pero a mi edad no sería honesto ocultar la verdad. Yo pienso que el periodista no sólo tiene que contar historias, tiene que contar la historia verdadera. ¿Entera? No, siempre queda mucho más. No se llega a todo. Entiendo que habría que volver atrás para desentrañar la historia oculta de muy altos protagonistas, con medallas colgadas por tales y cuales acciones, que no las habían merecido porque, sencillamente, ellos no habían sido «los héroes».

¿A quién se refiere? ¿A su Majestad el Rey?

Bueno... la gran desmemoria de Suárez no sólo ha beneficiado al Rey, también a Felipe González, a Osorio, a Fraga, a Herrero de Miñón, a Segurado y a todos los comparsas de la Operación Armada, militares, empresarios, periodistas... Yo he podido poner negro sobre blanco determinados episodios que permanecían brumosos porque he tenido acceso a ciertos documentos, anotaciones y diarios de Armero, de Carvajal, de Eduardo Navarro, del propio Suárez; o porque testigos de primera fila como Martín Villa, Lamo de Espinosa, Arias Salgado, Landelino Lavilla, Santiago Carrillo han querido contarme cómo fue la legalización del PCE, quién estimuló y quién puso palos en las ruedas de la Constitución... Si no, yo hubiese seguido creyendo que el Rey fue «el motor del cambio». Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia. Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno.
Durante la legalización del PCE se fue a París...

Se fue a París. Doy noticias de 11cartas del Rey a Suárez. Sobre esto del medallero no siempre meritado, me rechina escuchar y leer el tópico de que «el Rey nos salvó del golpe». El Rey nos salvó in extremis de un golpe que él mismo había puesto en marcha, no queriendo que fuera un golpe, queriendo una solución fraguada en el Parlamento; pero Suárez le advertía: «¡Esto es un golpe!».

Traiciones, miserias, héroes que, según usted, no lo son... ¡para echarse a llorar!

Sí, también el Rey se echó a llorar en la madrugada del 23 al 24 de febrero. Se narra en 'La gran desmemoria'. Sabino me lo contó varias veces. El Rey ya ha dado el discurso en televisión en la medianoche del 23-F al 24-F. Tejero continúa en el Congreso con sus guardias civiles. De pronto, don Juan Carlos rompe en sollozos. «Sollozaba, recordaba Sabino, como si se le hubiera roto un juguete. No, más que un juguete: el gran juguete, la Corona. Fue un momento en el que el Rey no sabía cómo acabaría aquello, qué reacción militar podría haber, él había tenido muchas conversaciones con gentes diversas, se habían prometido carteras, estaba formado prácticamente un Gobierno... ¿Quiénes iban a callar? ¿Quiénes iban a hablar? ¿Qué se iba a decir...?». Era de madrugada. Todo incierto. Hacía frío físico en la Zarzuela. A las 11 o las 12 de la noche habían apagado la calefacción en el edificio. Es entonces cuando el Rey se pone una cazadora negra, la de piloto, no sé por qué no su guerrera militar con la que había grabado el mensaje. Quizás el subconsciente... En la gaveta de su mesa de despacho tenía una pistola. En aquel momento, según me contó Gómez Acebo, la puso encima de la mesa, y luego se la metió en el cinto.

¿Suárez debería haber sido nombrado Duque del Olvido?

Y de la lealtad. Por no contar los servicios de lealtad que hizo al Rey. Suárez decía que tenía que «proteger al Rey
del Rey mismo», de sus campechanías, de su verbosidad, porque lgún malintencionado podía tirarle de la lengua y grabarle diciendo cosas inconvenientes, incluso peligrosas...

No entiendo.

La historia del Rey y su reinado no termina el 23-F. Podríamos decir que casi empieza otra vez, ¿no? Y empieza, página nueva, con los socialistas, largos gobiernos en los que ocurren muchas cosas en España y en el extranjero con relación a España. Lo insinúo en el epílogo cuando sugiero que alguien quiso blindarse en el Rey tomando precauciones y diciendo: bueno, yo quiero defender al Rey, pero si a mí me tiran al foso difícilmente voy a poder defenderle. En esos momentos hay un patriota que sale a proteger al Rey: Adolfo Suárez.

Sigo sin entender a qué se refiere.

¿Quiere usted que se lo diga más claro? Suárez salió del Gobierno sin Toisón. El Rey se lo concedió muchos años después...

¿Por otros servicios?

Servicios legítimos, legales y patrióticos prestados por Suárez. Y el Rey lo sabe.
Intuyo que lo contará en su próximo libro...

Mire, le estoy hablando de..., pero, por favor, apague la grabadora.

Fuente: El Mundo