Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los interesados no se significan, pero su intervención legitimaría la coalición global

Varios países árabes se han ofrecido para participar en los bombardeos aéreos contra el autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak y en Siria, según revelaron funcionarios estadounidenses este domingo en París. Ese paso contrasta con el poco entusiasmo que los árabes han mostrado por el plan de Washington para acabar con ese grupo terrorista. Aunque sin duda ayudará a legitimar la campaña, la ausencia de un anuncio oficial por parte de los implicados pone de relieve las tensiones y contradicciones que abordan estos Gobiernos.

“No quiero dejarles con la impresión de que los miembros árabes [de la coalición] no se han ofrecido para realizar bombardeos porque varios de ellos lo han hecho”, reveló un alto funcionario norteamericano a los periodistas que viajan con el secretario de Estado John Kerry, citado por la agencia Reuters. Los ataques no se limitarían a Irak, ya que “algunos han indicado desde hace tiempo su voluntad de ir más allá”.

Las fuentes se negaron a identificar quiénes están dispuestos a dar ese paso. Se trata de una contribución crucial ya que no sólo significaría la posibilidad de ampliar a Siria la actual campaña estadounidense sobre las posiciones del EI en Irak, sino que reforzaría la credibilidad de ese proyecto en una región que recela enormemente del compromiso norteamericano. De momento, EE UU está identificando las tareas que cada país va a desarrollar en la coalición contra los yihadistas.



Durante su escala en Arabia Saudí el pasado jueves, Kerry logró el apoyo de ese país y otros nueve Estados árabes a la coalición global propuesta pocos días antes por el presidente Barack Obama para hacer frente a la amenaza del EI. El comunicado, firmado además de por los saudíes por Kuwait, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Egipto, Jordania, Líbano y el propio Irak, no concretaba el tipo de asistencia que cada uno se ha comprometido a prestar. Los portavoces norteamericanos han dejado claro que tienen una interpretación amplia de lo que constituye la contribución a la campaña militar: desde el suministro de armas hasta cualquier tipo de entrenamiento, como el ofrecido por Riad para preparar a los insurgentes sirios moderados.

También esa asistencia fue anunciada desde Washington, sin que los responsables saudíes lo hayan desmentido. ¿Por qué no lo hacen oficial? El cauteloso silencio de los Gobiernos árabes parece tener que ver tanto con las diferencias de matices que mantienen con EE UU, como con el temor a que la operación termine volviéndose contra ellos.

Por un lado, Arabia Saudí, Emiratos o Egipto tienen sus propios intereses en juego y temen que los bombardeos contra el EI en Siria terminen beneficiando al régimen de Bachar el Asad, y su mentor en Irán, contra los que han estado apostando en la guerra civil de ese país. Además, les gustaría que la lucha antiterrorista no se limitara a ese grupo, sino que se extendiera a otros islamistas, como los Hermanos Musulmanes, que son los que plantean un desafío directo a sus Gobiernos.

Por otro, a falta de que se perfile un proyecto político paralelo, el mero recurso a los bombardeos sobre regiones eminentemente suníes corre el riesgo de alienar aún más a esta comunidad, mayoritaria en todos los países árabes excepto en Bahréin, Omán y Líbano. Hasta ahora los propagandistas del EI han manipulado a su favor las víctimas civiles de los ataques aéreos llevados a cabo por Damasco y Bagdad.

Fuente: El Pais
la-proxima-guerra-egipto-y-emiratos-arabes-unidos-realizan-ataques-aereos-secretos-sobre-libia2
Egipto y los Emiratos Árabes, aliados clave de EE.UU. en Oriente Próximo, actúan militarmente a las espaldas de Washington, y es probable que utilicen armas adquiridas a EE.UU., violando así los acuerdos de compra.

Aviones de combate no identificados atacaron las posiciones de milicianos nacionalistas cerca del aeropuerto nacional en la capital de Libia, Trípoli, dos veces la semana pasada. Una semana después algunos funcionarios estadounidenses comentaron a varios medios, como el periódico 'The New York Times' o BBC, que los ataques aéreos fueron realizados en secreto por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto.

A pesar de los ataques, los islamistas lograron tomar el control del aeropuerto tras un mes de combates intensos contra las Brigadas de Zintan, aliados, pero separados del Ejército del país, que tomaron el control del aeropuerto hace tres años. Ni Egipto ni EAU confirmaron su participación en los ataques.



No obstante, algunos funcionarios estadounidenses no dudan de que los ataques fueron realizados por EAU, que proporcionó aviones, y Egipto, desde cuyas bases militares despegaron las naves. Un funcionario informó a la BBC de que estos países no consultaron con EE.UU. la misión y que Washington es como un "guardia pillado por sorpresa". Además a EE.UU. le preocupa que armas producidas en su país hayan podido ser usadas en el ataque, violando los acuerdos de compraventa, según el mismo alto cargo.

Tres años después de la destitución del mandatario libio Muammar Gaddafi, Libia está de nuevo sumergida en una nueva ola de violencia desde mayo de 2014. Y ahora el país es blanco de Ejércitos de otros países. Mientras Egipto y EAU emprenden ataques aéreos contra grupos islamistas, Catar les abastece de armas y fondos a esas mismas organizaciones, informa la BBC.

Fuente: BBC
la-proxima-guerra-egipto-y-emiratos-arabes-unidos-realizan-ataques-aereos-secretos-sobre-libia
Egipto y los Emiratos Árabes Unidos unieron sus fuerzas en secreto para llevar a cabo ataques aéreos contra Libia, según revelaron a los medios bajo condición de anonimato funcionarios de alto rango de EE.UU. El hecho sorprendió a Washington.

Según las informaciones, los dos países se coordinaron y realizaron ataques dos veces en la última semana. Egipto y los Emiratos Árabes Unidos realizaron las operaciones sin informar a EE.UU. y sin recibir su consentimiento, según dijeron a 'New York Times' funcionarios estadounidenses.

"No lo vemos como un hecho constructivo en absoluto", dijo al periódico uno de los funcionarios, que informó de que los diplomáticos estaban "furiosos" por los bombardeos.

Mientras Egipto negó su participación en los ataques aéreos, los Emiratos Árabes Unidos decidieron no comentarlo en absoluto. Egipto y los Emiratos Árabes Unidos son aliados militares sólidos y están respaldados por EE.UU., recuerda la publicación.



Sin embargo, la fuente del 'New York Times' señaló que los pilotos de los aviones de combate y los aviones de reabastecimiento eran de Emiratos Árabes, mientras que se usaron las bases egipcias para atacar Trípoli en dos ofensivas, una de las cuales tuvo lugar hace una semana y otra se produjo el sábado pasado.

En el primer ataque aéreo resultó afectada una instalación de armas, y en el segundo fueron dañados lanzacohetes, vehículos militares y un almacén. Ambas áreas estaban bajo el control de las fuerzas de la milicia islamista local.

Los funcionarios estadounidenses dijeron al periódico que estos episodios no han sido los únicos casos en los que los dos países unen sus fuerzas contra Libia. Y en este contexto señalaron que en los últimos meses un equipo de fuerzas especiales con sede en Egipto destruyó un campamento islamista en el este de Libia. También se sospecha que personal de Emiratos Árabes participó en la operación.

Fuente: New York Times
¿Cuáles son las claves de la nueva situación geopolítica en el Oriente Próximo, con la expansión del fundamentalismo islámico por un lado y la formación del "eje de seguridad" Egipto–Israel–Kurdistán por el otro?

"La aceleración de desmembración de Siria e Irak así como el agravamiento de los enfrentamientos regionales entre chiitas y sunitas islamistas en el Oriente Medio ahondan en los profundos cambios ocurridos bajo el impacto de las 'primaveras árabes' e inviernos islámicos", escribe el periodista y politólogo israelí Richard Darmon en el periódico francés 'Le Figaro'. Estos cambios podrían alterar por completo Oriente Medio como en estos momentos los conocemos, heredero del colonialismo británico y francés.

El autor predice el fin inevitable de Irak después del fin de Siria. Debido al avance rápido del grupo islamista suní Estado Islámico (EL, el ex EIIL) en Irak, el país podría dividirse en al menos cuatro partes, de la misma manera que Siria, destrozada por grupos rivales como Frente Al Nusra, el grupo suní sirio, vinculado con Al Qaeda, que se opone tanto al gobierno del presidente alauita Bashar al-Asad y al mismo Estado Islámico.



La destrucción de estos dos países significará el fin del Oriente Próximo creado por poderes coloniales, Francia y Reino Unido, con sus fronteras artificiales, y regreso de los pueblos a las formas de existencia más tradicionales como la comunidad de creyentes umma.

Al mismo tiempo, la confrontación entre chiitas y sunitas se empeora hasta el punto que es Irán, el país mayormente chiita, se vuelve el mayor enemigo de sunitas en vez de Israel o EE.UU., escribe el politólogo.

Entretanto, la creciente violencia suní permite el acercamiento hasta hace poco imposible "eje estratégico" entre Irán y EE.UU. La alianza entre los dos países se forma ante el fondo de la ausencia militar y estratégica de EE.UU. en la región y el "fiasco total" de la política regional de la administración de Barack Obama. Por medio de Irán, EE.UU. busca detener la ofensiva suní en Irak que amenaza con tomar Bagdad.

Jordania y Líbano son los dos países que más se exponen a la amenaza de desintegración por la ola de disensiones en los países vecinos, Irak y Siria. Líbano, de por sí un país dividido entre diferentes etnias y religiones, se ve involucrado directamente en el conflicto entre chiitas y sunitas a través de la organización política chií Hezbolá. Radicada en este país, EE.UU., al igual que Israel y Egipto, la consideran una organización terrorista. A su vez el vecino de Siria e Irak, Jordania, país poblado mayormente por palestinos, se ve amenazado tanto por los Hermanos Musulmanes, que según el autor ya preparan allí un "tsunami fundamentalista suní", como por el Frente Al Nusra y EL.

Con el fondo de la nueva guerra entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, no deja los intentos de reconciliar la organización política moderada Fatah con Hamás, que se destaca por su posición agresiva hacia Israel. No obstante, el fruto de esta reconciliación podría ser un verdadero monstruo, en la condiciones actuales, cree el autor. Teniendo en cuenta la situación tan compleja y tensa que se está creando en la región, la resolución del conflicto palestino-israelí podría agravar la situación geopolítica en el caso de que en el territorio palestino se cree un nuevo estado musulmán, "terrorista y agresivo", concluye el autor.

Según él, Israel y Egipto son los únicos dos estados que permanecen estables y fuertes "en el tsunami, que está borrando la mayoría de los estados-naciones árabes" en la región. Egipto, que antes fue el principal apoyo de Hamás, prohibió con la llegada de las nuevas autoridades a través de golpe de estado hace un año a los Hermanos Musulmanes y Hamás. Al mismo tiempo, como resultado de la creciente violencia suní en Irak, los kurdos de este país reclamaron la independencia y se manifestaron "listos para cooperar con Israel y Egipto económicamente y militarmente". La creación del eje "moderado" Egipto–Israel–Kurdistán para enfrentarse al fundamentalismo islámico podría devolver el equilibrio a la región, opina el analista.

Fuente: Le Figaro
la-proxima-guerra-fuerzas-especiales-saudies-en-alerta
Este Jueves, 26 de junio, el día antes de que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, estuviera en Riad, el Rey Abdullah convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional "sobre los acontecimientos actuales de seguridad en la región, especialmente en Irak", y ordenó "todas las medidas necesarias para proteger al reino contra las amenazas terroristas." Esto significó una llamada general a filas de las unidades militares para un alto nivel de preparación.

Fuentes militares de Debkafile revelan que Egipto está reuniendo una fuerza de comandos expedicionaria para volar a Arabia Saudí y reforzar sus defensas fronterizas.

Este aluvión de medidas militares sauditas y egipcias viene a raíz de la inteligencia recogida por aviones de reconocimiento saudíes que muestran a combatientes sunitas vinculados a Al-Qaeda en Irak (ISIS) en dirección a la frontera con Arabia Saudita y con el objetivo de tomar el control del cruce iraquí-saudí de ArAr. (población: 200.000)

ISIS y sus aliados suníes están todavía en marcha después de la captura de los pasos fronterizos de Irak con Siria y Jordania a principios de esta semana.

El miércoles, Kerry advirtió a las naciones del Medio Oriente en contra de tomar nuevas acciones militares en Irak que pudieran aumentar las divisiones sectarias.



Para entonces, había sido superado por una avalancha de acontecimientos, como Debkafile ha informado esta mañana.

Cuando el primero de los 300 asesores militares de EE.UU. que el presidente Barack Obama prometió al gobierno iraquí llegó a Bagdad el miércoles, 25 de junio, los envíos de armas iraníes y saudíes ya estaban en pleno desarrollo a bandos opuestos en el asediado Irak, según fuentes militares de Debkafile.

Por lo menos dos aviones de carga desde bases en Irán estaban aterrizando diariamente en el aeropuerto militar de Bagdad, llevando 150 toneladas de equipo militar. Más de 1.000 toneladas fueron transportadas sólo en la semana pasada. Teherán ha replicado para el ejército iraquí la rutina que estableció para el ejército de Bashar Assad, el suministro de sus necesidades diariamente según las peticiones de sus comandantes. Estas solicitudes se presentan ante un cuartel iraní-iraquí común creado en el alto mando iraquí en Bagdad para su aprobación y la asignación de prioridades para el envío.

Al mismo tiempo, las armas saudíes están fluyendo a las tribus suníes iraquíes que luchan al lado del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) contra el ejército iraquí y el gobierno chiíta de Nuri al-Maliki.

Vienen tanto por tierra como por transporte aéreo.

Convoyes de armas sauditas están cruzando la frontera hacia Irak con la cobertura de la fuerza aérea saudita y jordana y hacia el norte hasta el distrito de Al-Qaim, cerca de la frontera con Siria. Allí, los combatientes sunitas e ISIS, después de capturar este distrito clave de Anbar, han comenzado la restauración de las bases y pistas de aterrizaje en H-2, la que una vez fue una de las bases aéreas más grandes de Saddam Hussein. Situada a 350 kilómetros al oeste de Bagdad, la base aérea cuenta con dos pistas largas y hangares para aviones de combate y helicópteros.

Fuentes militares de Debkafile dan a conocer que, el martes 24 de junio aviones de carga sin marcar aterrizaron en la base, con envíos de armas de Arabia Saudita.

La respuesta no se hizo esperar. Aviones de combate sirios, en su primera misión de bombardeo en Irak, trataron de dañar las pistas parcialmente reparadas en H-2 para evitar que mas envíos aéreos sauditas de aterrizaran.

Fuentes militares en Washington confirmaron el miércoles 25 de junio que los ataques aéreos se llevaron a cabo por la Fuerza Aérea Siria "en la provincia de Anbar", y dejaron al menos 57 muertos y 120 heridos - la mayoría de ellos civiles iraquíes. Ellos se negaron a decir qué fue atacado, sólo se refirieron a objetivos relacionados con el ISIS.

Ese incidente fue una demostración sorprendente de la sincronización operativa estrecha entre los centros de mando de Irán en Damasco y Bagdad, que se unen, respectivamente, a los altos mandos de los ejércitos de Siria e Iraq. Esta coordinación ofrece a Teherán flexibilidad para sus centros de mando en ambas capitales árabes para enviar drones iraníes desde las bases aéreas de Siria o Irak para alimentar a aquellos centros con la inteligencia que necesitan para la planificación estratégica de las operaciones militares que serán llevadas a cabo por los ejércitos de Siria e Iraq.

Los centros de mando iraníes en Bagdad y Damasco están completamente equipados por lo tanto para decidir qué fuerza siria, iraquí o de Hezbolá llevará a cabo una operación prevista en Siria o Irak. Ambos están ahora presionando la espalda contra el avance de ISIS hacia su objetivo de un califato suní que abarque ambos países.

Esto es justo lo que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry quiso decir cuando dijo en Bruselas el miércoles 25 de junio, después de dos días de conversaciones sobre Irak, que "la guerra en Irak se está ampliando".

Tenía buenas razones para sonar preocupado. Poco antes de hablar, el primer grupo de personal militar de EE.UU., de los 300 que el presidente Obama había prometido, había llegado a Bagdad. Pero ni Teherán ni Riyadh habían consultado a Washington antes de que se organizaran los envíos de armas pesadas a sus respectivos aliados en Irak.

El campo de batalla de Irak se ha convertido en una verdadera Babel de la guerra. Hasta el momento, seis países están implicados en diversos grados: Estados Unidos, Irak, Irán, Siria, Jordania y Arabia Saudita.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-isil-siria-egipto-sinai-israel-al-qaeda
Está ganando terreno en Israel la idea de que el ataque con bomba en una posición del Golan israelí este Martes, 18 de marzo, hiriendo a cuatro paracaidistas, puede no haber sido la obra de Hezbolá, sino del afiliado de Al-Qaeda, el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), que se ha revelado ahora que se ha podido infiltrar en el Golán sirio así como el Sinaí.

Fuentes militares de Debka informan de dos hechos preocupantes en este sentido: Las células del ISIS en el Sinaí están tramando una gran operación coordinada para atacar Egipto e Israel de forma simultánea. La otra es que la inteligencia militar siria está armando y financiando al Al-Qaeda iraquí y algunos de sus comandantes están trabajando directamente para Siria.

Estos enlaces clandestinos se han estado desarrollando desde hace algún tiempo y fueron recogidos por las agencias antiterroristas que miran las relaciones que se están creando en la frontera entre Siria e Israel.

Descubrieron que el régimen de Assad había decidido utilizar al ISIS como un sustituto para golpear las FDI en el Golán.


Esto sigue a una decisión siria anterior de utilizar la rivalidad del grupo iraquí de Al Qaeda con el Frente sirio Al-Nusra para su propio propósito. En consecuencia, el régimen de Assad desató al grupo iraquí de Al Qaeda para luchar contra Al-Nusra y así ahorrarle al gobierno sirio el problema de aplastar al frente islamista sirio.

Para ayudar al ISIS, el gobierno sirio ha abierto su frontera con Irak para permitir a los yihadistas establecer sedes operativas al lado de la frontera y disfrutar de paso libre entre los dos países.

Las agencias occidentales dicen que si Assad está dispuesto a utilizar jihadistas iraquíes contra los rebeldes islamistas sirios, no tendría ningún reparo para usarlos como sus mercenarios para atacar objetivos militares israelíes en el Golán.

Según fuentes antiterroristas de Debka, los combatientes del ISIS obtuvieron acceso al Golán a través de los cruces de frontera sirio-iraquí-jordanos antes de tomar una ruta que rodeara el Jebel Druso.

Otro grupo del ISIS llegó al Sinaí a través de Jordania: Viajaron por senderos remotos a través de las montañas edomitas y hacia el sur hasta el puerto de Aqaba en el Mar Rojo. Allí, los contrabandistas beduinos del Sinaí afiliados a las células del Sinaí de Al Qaeda y listo para servir a cualquiera por dinero, estaban esperando con barcos para llevarlos a través de la península egipcia.

Fuente: Debka
la-proxima-guerra-israel-intercepta-envio-de-armas-iranies-cohetes-a-gaza-hermanos-musulmanes-al-qaeda-mapa
La Elite Shayetet 13 de Israel (Flotilla 13) la madrugada del miércoles 5 de marzo, abordó un buque de carga iraní registrado en Panamá con la carga oculta en su bodega situada bajo sacos de cemento de decenas de cohetes de 302mm con un alcance de 150 kms, fabricados en Siria y destinados por parte de Irán a la Franja de Gaza después de ser descargados en Sudán.

Los comandos israelíes se apoderaron del buque en alta mar en la frontera marítima de Sudán y Eritrea, 1500 al sur de Israel, y lo han redirigido hacia Eilat.

Fuentes militares de Debkafile han revelado que Sudán se ha convertido en los dos últimos años en un importante fabricante de armas iraníes y depósito de logística, que suministra a Siria, Hezbolá y Hamas. Port Sudan es también el centro para el contrabando de armas iraníes a varios lugares de Oriente Medio.


El ejército israelí dijo que el cargamento de misiles de Irán estaba destinado para el Hamas palestino que gobierna la Franja de Gaza. Si esto es así, significaría que Irán habría vuelto a armar a Hamas con misiles y cohetes después de una pausa de dos años durante los cuales los extremistas palestinos fueron tratados con frialdad por Teherán por su animadversión hacia el gobernante sirio Bashar Assad.

Por la misma razón, es difícil creer que Al-Assad consentiría redirigir misiles sirios a este enemigo. Algunas fuentes militares en Oriente Medio creen que el traslado no está destinado a que los terroristas palestinos lo usen contra Israel, sino más bien para que los activistas de la Hermandad Musulmana que luchan contra el ejército egipcio desde su base en la Franja de Gaza. Ellos no descartan la posibilidad de que las filiales de Al Qaeda que combaten en el Sinaí fueran también el destino de estas armas. La Inteligencia occidental ha registrado casos en los que Irán ha entrado en colaboraicón operativa indirecta con elementos de Al Qaeda cuando conviene a los planes de Teherán.

La operación se llevó a cabo bajo un paraguas aéreo por cientos de comandos navales sin víctimas. Fue dirigida directamente por el Jefe de Estado Mayor, teniente general Benny Gantz desde la alta sede del comando y el jefe de la Armada Maj Gen Ram Rottberg desde un puesto de mando flotante en el mar.

Los cohetes fueron trasladados desde Siria a Irán, a continuación, se cargaron en una embarcación donde estaban ocultos bajo sacos de cemento dentro de los contenedores. Desde el puerto iraní de Bandar Abbas, el barco tomó rumbo al mar Rojo con destino a Sudán, donde fue interceptado por comandos israelíes.

El progreso de la nave con las armas iraníes fue rastreado todo el camino.

Al felicitar a las fuerzas que se incautaron del envío, el primer ministro Benjamin Netanyahu comentó que este episodio mostró los verdaderos colores de Irán - en contraste con su postura diplomática en las negociaciones nucleares con Occidente. El ministro de Defensa Moshe Yaalon dijo que Irán se expone de nuevo como el mayor exportador de armas en el mundo a organizaciones terroristas.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-egipto-declara-terroristas-hermanos-musulmanes
El Gobierno interino de Egipto, apoyado por los militares, ha decretado que el movimiento de los Hermanos Musulmanes es un grupo "terrorista".

Hossam Eissa, el ministro de Educación Superior de Egipto, dio lectura a la declaración del gabinete después de una larga reunión del Gobierno este miércoles. "El Consejo de Ministros ha declarado al grupo Hermanos Musulmanes y su organización como una organización terrorista", dijo Eissa, citado por la AP.

Eissa agregó que las consecuencias de la declaración castigan a aquellos que pertenecen a la agrupación, la financian y promueven sus actividades.

Este martes el primer ministro de Egipto, Hazem Al Beblawi, calificó al movimiento de la misma manera. Según el portavoz del actual Gobierno egipcio, Sherif Shawki, el primer ministro dijo que los Hermanos Musulmanes "revelaron su cara siniestra, la de una organización terrorista que derrama sangre y siembra el caos en Egipto". No obstante el propio primer ministro en persona todavía no ha confirmado esta información.



Los Hermanos Musulmanes es una organización política egipcia fundada en 1928 con una ideología fundamentada en el islam. Durante la mayor parte de sus 85 años de existencia fue excluida del entorno político del país, pero a partir de 2011 se le permitió trabajar abiertamente y posteriormente consiguió llegar al poder. El grupo ha sido frecuentemente acusado de promover la violencia islamista.

El pasado 23 de septiembre la corte egipcia de Asuntos de Urgencia de Abdín prohibió todas las actividades de los Hermanos Musulmanes en el país y ordenó la congelación de sus fondos.

Fuente: AP
la-proxima-guerra-egipto-rusia-Varyag-Alexandria-base-militar
El Ministro de Exteriores ruso Sergey Lavrov y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu inician una visita de dos días a El Cairo mañana Miércoles, 13 de noviembre, para cerrar una venta importante de avanzado armamento ruso para el ejército egipcio y acordar el acceso de la Armada rusa a sus instalaciones portuarias en el Mediterráneo.

Fuentes militares de Debkafile revelaron por primera vez las próximas transacciones en la última semana de octubre, ampliando el informe al revelar que Moscú se ha comprometido a dotar a Egipto con un sistema sofisticado de doble capa combinado, que abarca tanto sus necesidades defensivas como ofensivas.

1. La primera capa proporcionará un escudo contra los ataques de los aviones stealth, drones y misiles de crucero en todo el espacio aéreo de Egipto, incluyendo el Canal de Suez, el mar Rojo y sus aguas costeras, hasta el Mediterráneo central. Nuestras fuentes militares añaden que parte del sistema se colocará en el este de Egipto para la protección de las ciudades Saudíes clave.

2. La segunda capa se construye alrededor de sofisticados misiles con un alcance que cubre todos los puntos en el Oriente Medio como Irán. Moscú y El Cairo están manteniendo en secreto el tipo de misiles.

Arabia Saudita está colocando sobre la mesa los 4 mil millones de dólares para pagar por la transacción.

La delegación rusa incluirá el primer subdirector del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar, Andrei Boitsov y funcionarios de Rosoboronexport, el exportador estatal de armas.

Funcionarios egipcios continuaron este martes negando como ilógicos los informes de que una base naval rusa se establecería en un puerto egipcio, diciendo que "socavaría la independencia y la soberanía del país."

Sin embargo, según nuestras fuentes, la planificación ya está en marcha para el despliegue de unos 1.500 efectivos militares rusos en Egipto para que los nuevos misiles en servicio y el personal capacitado esté en activo a mediados de 2014. Un número similar de soldados navales y marinos rusos se han asignado a la creación de la base naval, probablemente en Alejandría.

Hemos sabido que los ministros rusos y los gobernantes de Egipto también discutirán el permiso para que los buques de guerra rusos atraquen en aguas del Mar Rojo de Egipto frente a las costas de Arabia Saudí.



Varios miles de militares rusos por lo tanto pronto serán desplegados en Egipto, 42 años después de que todo el cuerpo de "asesores militares" rusos fuera expulsado del país por el presidente Anwar Sadat.

La visita a Egipto por parte de Lavrov y el general Shoigu, fue anunciada en el puerto de Alejandría con la llegada del buque insignia de la Flota del Pacífico Soviética, el crucero de misiles Varyag. Los comandantes de la marina de guerra egipcios recibieron la nave con honores poco comunes, que incluyeron un saludo de armas. El Varyag permanecerá en el puerto egipcio toda la duración de la estancia de los ministros rusos.

Cuando el Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry visitó El Cairo el 3 de noviembre, trató de inducir al ministro de Defensa, el general Abdel-Fattah El-Sisi a suspender el acuerdo de armas con Rusia, ofreciendo restaurar en su totalidad el paquete de ayuda militar de EE.UU., unos 1.3 mil millones dólares que la administración Obama dejó colgando después del golpe de Estado que depuso a Mohamed Morsi como presidente en julio.

El General El-Sisi respondió que El Cairo no tiene intención de cortar sus lazos militares con Washington y preferiría seguir recibiendo aviones y tanques norteamericanos, pero que también espera recibir la entrega de armas avanzadas rusas que los EE.UU. han retenido a Egipto.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-secretario-de-estado-john-kerry-arabia-saudita
La petición de Moscú para montar una base naval en Egipto presentada la semana pasada por un general ruso de visita provocó la decisión del Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry de darse prisa y visitar El Cairo y Riad en un intento de suavizar sus relaciones espinosas sobre la política de Washington hacia Siria e Irán. Sin embargo, el domingo, 3 de noviembre, el día que hizo escala en El Cairo en ruta hacia Riyadh, vio una fuerte acumulación de fuerza naval rusa en el Mediterráneo.

El buque insignia de la flota rusa del Pacífico, el Varyag, y el poderoso acorazado nuclear Pyotr Veliky llegaron para llevar a cabo "una serie de tareas" con otros buques de la Armada de Rusia en la región, de acuerdo con la declaración oficial de Moscú. Fuentes militares de Debkafile informan que los dos recién llegados expanden la presencia naval mediterránea de Rusia hasta los 16 buques. Entre ellos se encuentran el crucero de misiles Moskva y tres de las más grandes naves de la armada rusa anfibias, el Shabalin Aleksandr, el Novocherkassk y el Minsk, todos llevando a bordo grandes destacamentos de marines, y una cuarta nave de aterrizaje, el Azov, allí desde el mes pasado.

La flota rusa ha llenado el vacío dejado por la retirada de los buques de guerra estadounidenses que siguió a la decisión del presidente Barack Obama de no atacar las armas químicas de Siria. Se ha establecido la mayor presencia rusa que ha habido nunca en el Mediterráneo, con la potencia de fuego más fuerte que cualquier otra fuerza en los tramos oriental y central de estas aguas. Los buques de guerra rusos están ahora presentes frente a Chipre, Siria, Líbano, Israel, Egipto, el Canal de Suez y Libia.

La petición de Moscú para una base militar para servir a esta flota se cernía en el fondo de la conversación de John Kerry con el rey saudita Abdullah y el ministro de Relaciones Exteriores Saud al-Faisal el pasado lunes, 4 de noviembre. Su partida de El Cairo fue seguida por los rumores de una inminente visita a Egipto por parte del presidente Vladimir Putin.



Como Debkafile informó anteriormente, Arabia Saudita diseñó el acercamiento entre Rusia y Egipto con el fin de traer asesores militares rusos de nuevo a Egipto por primera vez desde que fueron expulsados ​​en 1972. Moscú fue designado como el principal proveedor de armas para el ejército egipcio en lugar de Washington.

Fuentes de Debka revelan las cuatro ubicaciones que Moscú ha elegido entre las instalaciones portuarias para dar cabida a su flota de guerra:

-Alejandría: Un muelle o atracadero en el gran puerto de Alejandría y el uso de un grupo de almacenes del puerto que se convertirían en instalaciones navales de la clase que Rusia construyó en el puerto sirio de Tartus. Moscú no indicó ningún plan de abandonar Tartus, pero la urgencia de su solicitud a Cairo sugirió su deseo de una base mediterránea alternativa en caso de que tuviera que salir de Siria a toda prisa. En cualquier caso, Tartus sólo ha sido operativa en parte en los últimos meses.

-Damietta: Este puerto se encuentra en el afluente occidental del Nilo, a 15 km del mar Mediterráneo y a 70 km de Port Said.

-Port Said: En el extremo norte del Canal de Suez.

-Rosetta (Rasid): En el delta del Nilo, a 65 km al este de Alejandría.

Nuestras fuentes militares dicen que una base militar en cualquiera de estos puertos daría a Rusia un punto de apoyo en una orilla del Mediterráneo central y sería la única superpotencia con una presencia naval y militar en el control del Canal de Suez, muy importante para el transporte marítimo mundial y el comercio y principal enlace para la Marina estadounidense para conectar sus fuerzas navales y militares del Mediterráneo con las del Golfo Pérsico.

Que no hubieran comunicados conjuntos antes de que Kerry partiera del Cairo y Riad ilustra la dificultad de su pelea con Washington.

El Secretario de Estado de EE.UU. habló en nombre propio al personal de la embajada de EE.UU. en la capital saudí.

La relación de Washington con los saudíes es crucial, ya que la región enfrenta los cambios y retos desde la transición en Egipto a la guerra civil en Siria, dijo, y pasó a decir: "Los saudíes son muy, muy importante para todos nosotros. Los saudíes son realmente un jugador de alto nivel en el mundo árabe, junto con Egipto." Los observadores señalaron que Kerry no mencionó ningún acuerdo alcanzado con los gobiernos de Egipto y Arabia en sus dos días de conversaciones con sus dirigentes.

Su visita a Egipto fue la primera de un alto funcionario de EE.UU. desde que Mohamed Morsi fuera depuesto como presidente en julio, y el primero en Arabia Saudí desde que el jefe de inteligencia, el príncipe Bandar bin Sultan advirtiera el mes pasado de un "aljamiento" de Washington y anunciara que Arabia rechazaba su puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Después de Riyadh, el Secretario de Estado continúa su gira por Oriente Medio, llegando la noche del martes a Jerusalén y planeando reunirse con líderes palestinos en Belén el miércoles. Él también hará paradas en Jordania, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Marruecos.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-relaciones-diplomaticas-entre-rusia-y-egipto
La política exterior de Egipto está experimentando grandes cambios. El Estado árabe más poblado del mundo cambia de orientación, buscando reforzar la amistad con Rusia.

Las recientes tensiones entre Egipto y EE.UU. por la posición de Washington acerca del derrocamiento de Mohamed Morsi, han llevado a El Cairo a reavivar los lazos con un viejo aliado: Rusia. El jueves una delegación de la diplomacia pública egipcia encabezada por Ahmed Abdullah, gobernador de la provincia del Mar Rojo, comenzó una serie de reuniones con los funcionarios rusos en Moscú.

Mohamed Salmawi, jefe de la federación de escritores y portavoz oficial de la comisión para la reforma de la Constitución egipcia -formada por 50 notables- y uno de los miembros de esta delegación, dijo en una rueda de prensa que la visita a Moscú ha sido para mostrar el respeto y la gratitud por la postura de Rusia acerca del levantamiento del 30 de junio que condujo al derrocamiento del expresidente Mohamed Morsi.

"El motivo de esta visita es mostrar nuestra gratitud por la posición cautelosa y objetiva de Rusia. Además también consideramos que es nuestro deber mantener a Rusia informada acerca de la situación actual en Egipto", dijo el alto cargo, subrayando que "Egipto está reconstruyéndose en este momento y está tratando de crear una sociedad democrática".



Las relaciones de Egipto con Washington empeoraron cuando hace dos semanas EE.UU. anunció la reducción de su ayuda al país. Como resultado, el Estado árabe 'perdió' diez helicópteros Apache por valor de más de 500 millones de dólares, cuatro cazas F-16, un gran lote de misiles antibuque Harpoon, repuestos para tanques y una ayuda financiera de 250 millones de dólares. Los resultados de los acuerdos de Camp David de 1979, en virtud de los cuales EE.UU. arrastraba a Egipto a su órbita durante los próximos años, se han ido por el desagüe. El Gobierno egipcio respondió diciendo que estaba "sorprendido por esta decisión en este momento crítico en el que Egipto está luchando contra el terrorismo".

El ministro egipcio de Relaciones Exteriores de Egipto, Nabil Fahmy, declaró en aquel entonces que la relación con Estados Unidos "ha entrado en un período de problemas y dificultades", y que Egipto está obligado "a buscar otras fuentes" de armas y ayuda militar. Según el diario 'The Times of Israel', "otros" podría significar Rusia, con la que Egipto tiene intención de firmar un gran acuerdo para comprar armas.

"Estados Unidos es nuestro socio clave desde finales de 1970, hemos recibido de ellos unas cuantas decenas de miles de millones de dólares, lo que nos permitió mantener durante décadas la seguridad en la región. Esta congelación es claramente inoportuna. Los islamistas ahora representan una gran amenaza terrorista," dijo un portavoz del Ejército egipcio, el coronel Ahmed Ali, al periódico ruso 'Kommersant'. En este sentido dijo que Egipto "quiere cooperar más activamente con otros países, como Rusia".

Raouf Saad, exembajador de Egipto en Rusia, también afirma que el verdadero objetivo de la visita a Moscú es "reforzar" las relaciones entre Egipto y Rusia. "El objetivo de esta visita es reforzar las antiguas relaciones entre el pueblo ruso y nosotros. Estas relaciones históricas demuestran que existe una amistad que se ha prolongado durante más de 70 años", dijo al diario 'Al Arabiya'.

Fuente: Al Arabiya
la-proxima-guerra-yom-kippur-octubre-1973-moshe-dayan-golda-meir-israel-egipto
Sábado 6 de octubre de 1973. Oz C., oficial de la Fuerza Aérea israelí, hace guardia en una base al sur del país. El descanso del Shabat coincide con Yom Kipur, el día más sagrado del judaísmo. En otras palabras, Israel completamente paralizada. En la base de C. sin embargo, hay mucha tensión. "Sabíamos que los egipcios y sirios nos atacarían ese día. Pero la primera ministra israelí, Golda Meir, no quiso realizar un ataque preventivo por miedo a la protesta internacional. Pagamos un precio muy alto en vidas humanas", recuerda a ELMUNDO.es.

Tras la aplastante victoria en la Guerra de los Seis Días (67), Israel se sentía tan invulnerable que nadie veía posible una ofensiva árabe. "Es una posibilidad reducida", estimó la Inteligencia militar israelí a principios de los 70.

"Israel estaba más preocupada por los ataques terroristas palestinos", recuerda C., que durante la guerra se encargó de administrar el envío de cazas F-4 al encuentro con los Mig egipcios. "Fue la guerra más difícil en la historia de Israel. De rozar el gran desastre nacional, acabamos con una gran victoria militar llegando a 101 kilómetros de El Cairo y a varias decenas de Damasco. La tregua evitó una mayor humillación de los ejércitos de Siria y Egipto", afirma, reconociendo "el gran trauma" provocado en Israel.

En la mañana del 6 de octubre, Golda reunió a sus ministros ante las informaciones sobre el inminente ataque. El presidente de Egipto, Anuar Sadat, y de Siria, Hafez Asad, prometieron recuperar el Sinaí y el Golán, ocupados por Israel en la guerra del 67. Contingentes de otros países árabes acudieron a su llamamiento contra Israel en el 73. La sed de venganza del 67 necesitaba ser resuelta.



A las tres de la tarde, la radio pública israelí rompió el silencio en las ondas (debido a Kipur) con un boletín ya histórico: "El portavoz del Ejército informa que a las 14.00 de la tarde, fuerzas egipcias y sirias iniciaron un ataque en el Sinaí y los Altos del Golán...".

En concreto a las 13.47. Estalla la Guerra de Yom Kipur o la Guerra de Octubre. La última en la que Israel y los países árabes se enfrentan de forma abierta con tanques, aviones y carros blindados. La ofensiva árabe dinamitó la eufórica sensación de superioridad militar que se vivía en Israel, pero terminó con las tropas israelíes contraatacando en Egipto y Siria.

Sadat y la 'Victoria de Octubre'

Pese a los miles de muertos y a no recuperar el Sinaí por las armas, los egipcios se sentían vencedores y cada 6 de octubre celebran la victoria. Más allá de intentar borrar la huella del 67, sorprendieron al gran enemigo para recuperar Sinaí años después de los combates. "Los árabes habíamos perdido tres guerras con Israel, por lo que éramos muy pesimistas e inseguros", recuerda el actual ministro egipcio de Exteriores, Nabil Fahmy, en una entrevista a la documentalista norteamericana Yael Lavie. Tras el 67, los egipcios no dudaron en criticar a su Ejército y burlarse de sus oficiales. Algo que cambió radicalmente (hasta el día de hoy) gracias a ese 6 de octubre.

"No hay duda de que Egipto ganó la guerra del 73. Las guerras no son un partido de baloncesto donde cuenta el marcador puntual. Lo que cuenta es el balance final. Sin esta guerra, las negociaciones no hubieran sido posibles", declara Fahmy. Según Sadat, la guerra convenció a los dirigentes israelíes de la necesidad de negociar por el Sinaí.

Los regímenes árabes descubrieron un arma muy poderosa con la que poder presionar a Israel a través del bolsillo mundial: el petróleo.

El papel de Golda Meir

"Nunca podré perdonarme", lamentó la jefa de Gobierno. Para los israelíes, la guerra de Yom Kipur sigue siendo una dolorosa herida. La victoria final en términos militares fue acompañada por una indignación social que llevó a la creación de una comisión de investigación. Enfado por sus 2.656 soldados muertos y la actitud negligente del liderazgo antes del estallido de la guerra.

Ante la Comisión Agranat, Meir explicó que no ordenó un ataque preventivo al temer la reacción internacional que hubiera puesto en peligro la ayuda militar de Estados Unidos. A partir del 13 de octubre, Washington lanzó un decisivo puente aéreo armamentístico.

"Todos en su parcela se equivocaron un poco. No creo que alguien pueda levantarse y decir que no se equivoca", señaló Meir según documentos desclasificados ahora. Reconoció que no movilizó a los reservistas antes del ataque árabe por temor a enfrentarse a la cúpula militar. "No podía enfrentarme con el jefe de la Inteligencia militar o el jefe del Ejército. Habrían pensado que soy tonta".

También se criticó a Meir por no saber leer los mensajes de Sadat a favor de una negociación. "Para ella, Sadat era el enemigo y alguien no fiable", afirma Yigal Kipnis, autor del libro 'Hacia la Guerra', que cita unas palabras del secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, a la Dama de Hierro de Jerusalén: "Yo no quiero culpar a nadie, pero durante 1973 la guerra se pudo haber evitado".

La Inteligencia israelí lo considera el fallo más grande de su historia. "Lo tenemos presente en cada decisión que tomamos", nos dice un oficial, 40 años después.

El enfrentamiento bélico aceleró la vía diplomática hasta Camp David (79), en la que, a cambio del Sinaí, Egipto se convirtió en el primer país árabe en firmar la paz con Israel. En el 81, Sadat fue asesinado por un extremista islamista.

Moshe Dayan y la opción nuclear

El Wilson Center publica el testimonio de un ayudante del dirigente Israel Galili, en el que recuerda la reunión del Gobierno del 7 de octubre. Según él, el general Dayan, jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, estaba tan angustiado y preocupado por la existencia de su país que propuso lo que nadie se había atrevido antes: la opción no convencional. Las informaciones del frente dibujaban un panorama desolador y Dayan pronosticó "la destrucción del Tercer Templo" en alusión al fin de Israel.

Cuando la reunión tocaba su fin, Dayan lanzó la bomba: "Pensé que, como la situación es muy mala y no tendremos tiempo y muchas opciones, conviene que preparemos la exposición de la opción nuclear". La idea (¿se refería a su uso o a la amenaza de hacerlo para frenar a Egipto y Siria?), fue rechazada de inmediato por Meir. "Olvídate de eso", le dijo al famoso general y dirigente del parche en un ojo.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-6-de-octubre-game-over-hermanos-musulmanes-egipto-manifestaciones
Cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas el viernes y el sábado, cuando partidarios de la Hermandad Musulmana se enfrentaron con sus detractores y con las fuerzas de seguridad en El Cairo, Alejandría, Assiut y otras ciudades egipcias. En El Cairo, los disparos desde vehículos blindados y gas lacrimógeno fueron utilizados para sellar la emblemática plaza Tahrir para impedir que las multitudes se reunieran en favor de la Hermandad en la "lucha contra el Gran Golpe de Estado" que se lanzará el 6 de octubre, en el 40º aniversario de la guerra del Yom Kippur en Israel. Durante la semana, hombres armados no identificados atacaron dos objetivos militares y mataron a cinco soldados egipcios.

El primer empuje fuerte de la Hermandad a nivel nacional para revertir el golpe del 3 de julio, que depuso al presidente de la Hermandad, Mohamed Morsi, se basa en cinco tácticas evidentes, reveladas aquí exclusivamente por fuentes de inteligencia de Debkafile sobre Oriente Medio:

1. Millones de egipcios a través de Egipto han recibido peticiones a través de canales secretos de comunicaciones, incluidas mezquitas y seminarios religiosos, para sorprender a las autoridades con una oleada repentina y masiva en las calles en el día señalado, el domingo.

2. El enfoque por ahora está en los pueblos rurales y aldeas circundantes - algunos con poblaciones de un millón o más - donde los hombres uniformados del ejército son pocos sobre el terreno. Sin la ayuda de los militares, las tropas de seguridad interna de Egipto están apenas a la altura y, en lugares pequeños, las fuerzas de policía locales están en su mayoría bajo el control de los jefes de la Hermandad Musulmana.



3. Los islamistas eligieron el 6 de octubre para una exhibición de poder ante el pueblo, ya que se conmemora el día en que un ejército musulmán cruzó el Canal de Suez y se enfrentó a Israel para la recuperación del Sinaí. Sus consignas y cantos contrastarán el ejército egipcio de hace 40 años, cuando los soldados musulmanes lucharon contra el ejército infiel, con el ejército egipcio de hoy, al que acusan de luchar contra su propio pueblo.

4. Los órganos y actividades de la Hermandad Musulmana se han descentralizado. Hasta ahora, toda protesta y su lema requerían la aprobación de la dirección central de El Cairo. Para la próxima campaña, la autoridad ha sido delegada en la sede local en ciudades, pueblos y aldeas.

Cada uno tiene el mandato de contar con mano de obra, componer los motivos de las manifestaciones, dictar el contenido de los discursos y escribir consignas en consonancia con las condiciones locales. Esto da a los activistas locales una licencia excepcional. Tienen además la ventaja de que sus identidades son desconocidas para la seguridad y las agencias de inteligencia y son tan capaces de desplegarse sin temor a ser arrestados.

Esta estratagema fue tomada del movimiento Tamarod, que se levantó contra el presidente Morsi hace seis meses. A pesar de que no tenían identificados a los líderes, este movimiento popular fue capaz de sacar a las masas a El Cairo para una campaña de base que finalmente derrocó al presidente de la Hermandad.

Los estrategas de la Hermandad están contando con que los mítines y manifestaciones del 6 de octubre enciendan un levantamiento ardiente de muchos millones de sus seguidores en todo el país. En primer lugar, estas avanzadillas intentarán arrebatar el control en lugares periféricos a las fuerzas de seguridad y, a continuación, la Hermandad se moverá a la siguiente etapa de su lucha contra el golpe de Estado y la lucha para desplazar a la autoridad militar y de seguridad en las grandes ciudades.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-canal-de-suez-egipto-uss-eisenhower-uss-dunham
Washington se ha negado a cortar su ayuda anual a Egipto porque el ejército de los EE.UU. es "muy dependiente" del país del norte de África, según un nuevo informe.

El ejército de EE.UU. no puede ejercer presión sobre los militares egipcios por la última ofensiva contra el pueblo mientras mueva personal y equipo a Afganistán y otras partes inestables de Oriente Medio, informó USA Today.

"Egipto ha sido una piedra angular de la presencia militar de EE.UU. en el Medio Oriente", dijo James Phillips, quien es analista de la Fundación Heritage.

El Comando Central de EE.UU. anunció que más de 2.000 aviones militares de EE.UU. sobrevolaron el espacio aéreo egipcio durante el año pasado, en apoyo a guerras en Afganistán y en todo Oriente Medio.

De acuerdo con la flota basada en Bahréin, de 35 a 45 buques de guerra de la Quinta Flota estadounidenses pasan por el Canal de Suez anualmente.



Egipto ha permitido a los buques de guerra de Estados Unidos acelerar su paso por Suez, lo que a menudo significa ponerse los primeros de una larga fila de barcos que esperan para acceder al canal, según el informe.

"El ejército egipcio ha sido siempre bueno con nosotros", afirma Kenneth Pollack, analista de la Brookings Institution.

A pesar del golpe militar que derrocó al presidente egipcio, Mohamed Morsi, en julio, el presidente de EEUU, Barack Obama no llegó a cortar los $ 1.3 mil millones en ayuda militar que suministra a Egipto.

La violenta represión en Egipto ha dejado más de 600 muertos y muchos más heridos cuando las fuerzas de seguridad egipcias atacaron a los partidarios de Morsi.

Según los analistas, los militares gobernantes en Egipto probablemente no cortarían el acceso aéreo y marítimo de inmediato si la ayuda de EE.UU. se redujera, pero la relación puede deteriorarse rápidamente, sobre todo si los generales egipcios sienten que ya no necesitan tal ayuda.

Los EE.UU. dan $ 1.5 mil millones en ayuda militar y económica a Egipto cada año, marcando la nación del norte de África como el segundo mayor receptor de ayuda de EE.UU. después de Israel.

Fuente: Press Tv
la-proxima-guerra-aviones-combate-israel-atacara-a-iran
Los enfrentamientos entre el ejército y los partidarios de los Hermanos Musulmanes egipcios han dejado ya decenas de muertos y cientos de heridos esta semana, y el experto en Oriente Medio, el Dr. Mike Evans afirma que la agitación a la larga conducirá a una guerra civil en Egipto.

También criticó a la administración Obama por su manejo de la crisis de Egipto y la que hay entre Israel y Palestina, y predijo un ataque militar israelí contra el programa nuclear de Irán muy pronto.

Evans es un veterano estudioso del Oriente Medio y es un viejo amigo del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Declaró a WND que los elementos islámicos radicales van a seguir luchando por su causa y que eso va a significar más miseria para Egipto.

"Vamos a ver una guerra civil en Egipto en última instancia. No hay duda al respecto", dijo. "Esto aún no ha terminado. Esta es una batalla por el Islam. No se trata de la democracia. Nunca lo fue".

Los acontecimientos históricos y sin precedentes se están desarrollando casi a diario en Oriente Medio, pero en ninguna parte es la amenaza más grave y mortal que en la República Islámica de Irán. El "Irán atómico" del Dr. Jerome Corsi es una muy necesaria llamada de atención para los estadounidenses.

Él dijo que la lucha es en realidad entre los elementos radicales sunitas y chiítas que quieren establecer un califato en Oriente Medio. Dijo que los chiítas quieren tener a Irán como el ancla del califato, y los sunitas tienen la esperanza de tener su base en un Egipto controlado por los Hermanos Musulmanes.



Millones de egipcios salieron a las calles para exigir la retirada de Mohammed Morsi y su gobierno de la Hermandad Musulmana en junio y a principios de julio. El ejército respondió quitando a Morsi de en medio el 3 de julio. Pero mientras que el sentimiento popular parece estar del lado de los militares, Evans dijo que la Hermandad Musulmana es muy hábil en moldear la opinión pública.

"Cerca de un tercio de la población es ignorante y otros dos tercios están en el paro. Alrededor del 60 por ciento de la población son jóvenes. Los mullahs y las madrasas están animándolos y embruteciéndolos. Es un problema real", dijo Evans, que teme mucho por la población cristiana en Egipto.

"Están en el punto de mira", dijo. "Es de la misma forma que en los territorios palestinos. Se les odia, se les desprecia, se les considera alineados con Occidente. Es una batalla".

Evans también habló sobre los últimos esfuerzos de Estados Unidos para promover las conversaciones de paz entre Israel y Palestina. La ronda inicial consiste en conversaciones de bajo nivel establecidas por el secretario de Estado, John Kerry.

"Ahí está John Kerry en su caballo blanco, tratando de salvar el día forzando a Israel a liberar a los terroristas y hacer la paz con los palestinos, que no quieren la paz", dijo Evans. "Netanyahu me dijo personalmente que hay cosas que no permitiría: Territorios, tratados, un ejército o espacio aéreo. Para que los palestinos tengan un Estado, tienen que haber tratados. Tienen que tener un ejército. Tienen que tener un espacio aéreo. El primer ministro nunca jamás pasará por ahí. Simplemente no va a suceder.

"Está mal que Kerry, vaya por allí y les dan falsas esperanzas, porque cuando lo hace consigue que haya muertos. Ellos vuelven a la carta del terror y mueren judios", dijo.

Entonces, ¿cómo resumiría Evans el desempeño de la administración Obama sobre la política de Oriente Medio?

"Barack Obama es Jimmy Carter con esteroides. Clinton tenía razón cuando dijo que era un cuento de hadas. Él no tiene ninguna comprensión de lo que está tratando de vender. Él quiere que el Islam tenga su igualdad de derechos. No entiende lo que van a hacer con esos mismos derechos", dijo Evans.

El libro del Dr. Michael Evans, "Jimmy Carter: La izquierda liberal y el Caos Mundial", conecta los puntos y ayuda a comprender cómo hemos llegado a esta crisis. Se divulga el programa de Jimmy Carter, y da una idea de lo que va a hacer Obama en los próximos años - en particular con respecto a Oriente Medio.

El programa nuclear iraní todavía se cierne sobre la región y sobre el mundo también. Evans dijo que la actividad encubierta israelí causó un poco de retraso a Irán. A pesar de eso, dijo que Irán está a un "destornillador de distancia de llegar a ser nuclear." Como resultado, dijo que Israel pronto se verá obligado a tomar medidas preventivas.

"Israel va a hacerlo. Israel será el proxy de EE.UU.. Ellos van a tener que hacer el ataque por su cuenta. Lo que Israel está esperando es que Estados Unidos les dará respaldo para sus objetivos cuando lleguen las represalias. Hay alrededor de 1.100 objetivos difíciles que tienen que conseguir", dijo Evans, quien cree que los EE.UU. van a brindar ese apoyo. Pero está convencido de que el ataque israelí es sólo una cuestión de tiempo.

"Todo está preparado para el ataque. Eso va a suceder. Algo muy importante tiene que suceder para detenerlo", dijo. "Está definitivamente en el calendario."

Fuente: WND
la-proxima-guerra-obama-rueda-de-prensa-egipto
A continuación transcribimos las declaraciones del presidente de EEUU, Barack Obama, en la rueda de prensa que ha dado esta tarde sobre la situación en Egipto:

"Estados Unidos condena enérgicamente las medidas que han sido tomadas por el gobierno interino de Egipto y sus fuerzas de seguridad. Deploramos la violencia contra los civiles. Apoyamos los derechos universales inherentes a la dignidad humana, incluido el derecho a la protesta pacífica. Nos oponemos a la imposición de la ley marcial, que niega los derechos a los ciudadanos en el marco del principio de que la seguridad supera a la libertad individual, o que el poder hace el derecho. Y hoy los Estados Unidos extienden sus condolencias a las familias de aquellos que han muerto y a aquellos que han sido heridos.

Dada la profundidad de nuestra alianza con Egipto, nuestro interés por la seguridad nacional en esta parte vital del mundo y de nuestra convicción de que el compromiso puede apoyar una transición que traiga de vuelta a un gobierno civil elegido democráticamente, hemos sostenido nuestro compromiso de Egipto y su pueblo. Pero mientras nosotros queremos mantener nuestra relación con Egipto, nuestra cooperación tradicional no puede continuar como de costumbre en cuanto los civiles son asesinados en las calles y los derechos se suprimen.

Como resultado de ello, esta mañana hemos notificado al gobierno egipcio que cancelamos nuestros ejercicios militares conjuntos bianuales, que estaban previstos para el próximo mes.

En el futuro, le he pedido a mi equipo de seguridad nacional evaluar las repercusiones de las medidas adoptadas por el gobierno provisional y otras medidas que podamos tomar cuando sea necesario con respecto a la relación entre Estados Unidos y Egipto."




Mientras tanto la situación sigue empeorando en todo Egipto mientras el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Gehad El-Haddad, ha avisado de que la violencia implica que la rabia, un día después de la masacre en Egipto, "está ahora fuera de control".

Los islamistas han convocado para esta tarde una nueva marcha en El Cairo después de la matanza de este miércoles en la que han fallecido según fuentes del Gobierno 525 personas y según los islamistas más de 2.000 muertos.

"La marcha está prevista en la mezquita Al Iman para protestar por las muertes", ha convocado en un comunicado.

Hasta ese lugar, donde se va a celebrar un funeral por las víctimas, se han trasladado miles de personas, tal y como ha informado la CNN.

De hecho, según fuentes de seguridad, la mezquita, situada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, se encuentra ocupada y los islamistas han anunciado que permanecerán asentados en ella.

Mientras tanto, las protestas y los enfrentamientos siguen a las calles de Egipto. En El Cairo, cientos de islamistas han prendido fuego a la sede de un edificio gubernamental.

Fuentes: Al-Jazeera y CNN
la-proxima-guerra-enfrentamientos-el-cairo-egipto-hermanos-musulmanes-desalojo
La Presidencia de Egipto ha declarado el estado de emergencia en todo el país a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT) de hoy y durante un mes. También ha ordenado el toque de queda en varias provincias, incluyendo El Cairo, Suez y Alejandría.

El anuncio, difundido mediante un comunicado a través de la televisión estatal, se produce después de los violentos enfrentamientos entre los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y las fuerzas del orden.

El presidente interino egipcio, Adli Mansur, también ha encargado a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación.

Tras los choques sangrientos, Mansur se ha quedado sin su vicepresidente, Mohamed El Baradei, quien le ha comunicado en una carta que abandona el Gobierno.

La renuncia de El Baradei llega horas después de los choques en El Cairo, donde decenas de personas han muerto durante el desalojo de la policía y del Ejército contra las acampadas de los seguidores de Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya y en la de Al Nahda. El balance de fallecidos, aún provisional, es de 149 en todo el país, mientras que el número de heridos llega a 1.403, según cifras del Gobierno. Tan sólo en El Cairo, los Hermanos Musulmanes sitúan las cifras mortales en 124.



Bastiones islamistas

En los enfrentamientos en El Cairo han fallecido dos periodistas: el cámara de Sky News Mick Deane, de 61 años, y la reportera egipcia Habiba Amed Abelaziz, que trabajaba para la publicación 'Xpress'. También ha muerto tiroteada la hija de uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Beltagy, Asma, de 17 años.

Todo apunta a que la jornada de hoy será recordada como una de las más sangrientas en Egipto. Los periodistas en el lugar de los hechos relatan cómo los cadáveres se amontonan en una improvisada morgue que la Hermandad ha instalado cerca de su cuartel general en Rabea al Adauiya. Los regueros de sangre conducen directamente a la tienda de campaña en la que un periodista de France Presse ha llegado a contabilizar 43 muertos, muchos de ellos alcanzados por las balas.

Alrededor de la tienda de campaña, los gases lacrimógenos y las ensordecedoras ráfagas de ametralladoras automáticas se entremezclan con los cánticos islamistas que llegan desde los altavoces de una tribuna cercana y que arengan a la población a rebelarse contra el golpe militar que depuso a Mursi.

En el mismo lugar donde reposan los muertos, miembros de la Hermandad se afanan por salvar la vida de los heridos que han sido trasladados a la tienda de campaña. Una de las víctimas exhala su último suspiro, con el cráneo perforado por una bala, según ha podido constatar un reportero que estaba a su lado.

Control de las plazas

A un centenar de metros, en la barricada levantada desde hace un mes en la amplia avenida que conduce a la plaza de Rabea al Adauiya, prosiguen los enfrentamientos entre los partidarios de Mursi y los policías y los soldados, que avanzan para controlar la plaza en medio de un incesante sonido de ambulancias.

Mientras que la plaza de Al Nahda se da por desalojada por las fuerzas del orden, en las inmediaciones de Rabea al Adauiya la tensión es creciente. El lugar, principal bastión de los seguidores de Mursi, está cercado por la policía, pero hacia allí se dirigen miles de islamistas pertrechados con piedras y palos, según ha podido constatar la agencia Efe.

La Hermandad señaló a través de la cuenta de Twitter de su portavoz, Gehad El-Haddad, que las autoridades también han detenido a varios manifestantes durante la operación.

Aunque los principales focos de tensión se han registrado en torno a las plazas cairotas de Rabea al Adauiya y Al Nahda, en otros puntos de la capital egipcia también ha habido enfrentamientos. En concerto, decenas de manifestantes se han congregado en la plaza de Mustafa Mahmud, en el distrito de Mohandesin, desde donde arrojan piedras y donde han quemado neumáticos para cortar las calles. La policía ha respondido con disparos, según varios testigos, y hay al menos dos fallecidos.

La agencia de noticias estatal egipcia, Mena, apuntó que se han registrado ataques a comisarías en la capital, en Garbiya (norte) y en Fayum, al sur de El Cairo.

Estado de emergencia

Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, mientras la comunidad internacional reclama a las fuerzas de seguridad contención y a las autoridades diálogo para salir de esta crisis.

El estado de emergencia estuvo en vigor en Egipto con la excusa de la lucha contra el terrorismo desde 1981 hasta mayo de 2012, cuando decidió no renovarlo la junta militar que gobernó el país desde el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak (1981-2011) hasta la ascensión de Mursi al poder en junio del año pasado.

Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-israel-intercepta-por-primera-vez-misil-contra-eilat
La Yihad Global en el Sinaí apunta a Israel. La batería defensiva Kipat Barzel (Cúpula de Hierro) ha interceptado por primera vez un misil disparado desde Egipto contra la ciudad turística israelí de Eilat, al sur del país.

Un grupo terrorista yihadista, que opera en el Sinaí y en la Franja de Gaza, ha reivindicado el ataque que tenía como objetivo el centro urbano de la localidad playera. Como en las ciudades cercanas a Gaza cuando sufren proyectiles de las milicias palestinas, Eilat activó la sirena advirtiendo del proyectil provocando el desconcierto en una ciudad llena de turistas y que tiene 50.000 habitantes.

!El sistema de Cúpula de Hierro ha neutralizado por primera vez un misil dirigido contra la ciudad de Eilat!, confirma el Ejercito israelí en un comunicado.

En declaraciones a la emisora Galei Tsahal, el alcalde de Eilat, Meir Yitzhak Halevy, ha afirmado esta mañana que "Israel debe pedir a Egipto que tome el control del caos en el Sinaí. Los grupos terroristas islamistas intentan atentar contra la rutina y vida de la ciudad".

Ante los ataques yihadistas en el caótico Sinaí, incrementados tras el golpe de estado en Egipto y el derrocamiento del presidente, el islamista Mohamed Mursi, Israel situó de forma permanente una de sus baterías defensivas en los accesos de Eilat. Hace unas semanas, varios proyectiles cayeron en campo abierto cerca de la ciudad, sin provocar heridos o daños.

El estado de alerta israelí en la zona fronteriza es notable y se debe también a la operación militar egipcia contra focos yihadistas. Israel y Egipto han estrechado su cooperación militar (básicamente a nivel de información) para neutralizar una amenaza mutua.



Más de 3.000 miembros vinculados a la Yihad Global actúan en el Sinaí ya sea contra gasoductos, objetivos militares y gubernamentales egipcios o contra Israel.

El ataque contra Eilat se produce cuatro días después de que un comando terrorista en el Sinaí fuera atacado por un drone cuando se disponía a lanzar proyectiles contra el sur de Israel. Ansar Beit al Maqdis, grupo vinculado a Al Qaeda, acusó a la Fuerza Aérea israelí y prometió venganza por la muerte de cuatro de sus miembros en la egipcia Rafah: "Nuestros héroes se han convertido en mártires durante sus obligaciones de la Yihad contra los judíos en un ataque contra territorio ocupado".

Pese a que en un principio, diversas fuentes revelaron que Israel operó contra ese comando en el Sinaí, el portavoz del Ejército egipcio, el coronel Ahmed Ali, lo negó rotundamente. El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, no quiso confirmar ni desmentir lo que definió como "rumores".

"Israel respeta la plena soberanía de Egipto", afirmó Yaalon añadiendo: "Somos conscientes de la actividad creciente del Ejército egipcio, incluyendo este fin de semana, contra la infraestructura terrorista en la Península del Sinaí y la valoramos ya que combaten en primer lugar y por encima de todo para proteger a los ciudadanos y la soberanía de Egipto".

Un día antes, Israel cerró durante dos horas el aeropuerto de Eilat y el espacio aéreo de la zona ante la información concreta sobre un inminente ataque desde el Sinaí.

Grupos yihadistas, con presencia masiva en el Sinaí y con cada vez mayor en Gaza, reivindicaron en el pasado diversos ataques contra el sur de Israel. Hoy, sin embargo, es la primera vez que un misil apunta al centro urbano de Eilat lo que activó la Cúpula de Hierro.

Hace exactamente dos años, una ofensiva armada lanzada desde el Sinaí al norte de Eilat provocó la muerte de ocho israelíes.

La amenaza yihadista del Sinaí pone en un serio dilema a Israel. A diferencia de Gaza controlada por el islamista Hamas y donde actúan grupos vinculados a Al Qaeda, no puede atacar en Egipto a comandos a puntos de disparar contra su territorio. De ahí que si las informaciones iniciales se confirman, el ataque aéreo del viernes sería el primero y contaría con la luz verde de Egipto. En el pasado, la represalia militar israelí se centró en atacar cabecillas de milicias salafistas en Gaza.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-el-mundo-sin-qatar-morsi-emir-hamad-al-thani
A la súbita jubilación política de Qatar del escenario internacional siguió, sólo una semana después, el derrocamiento de Mohamed Morsi en Egipto. A pesar de que no existe relación de simultaneidad entre ambos hechos, ni relación de causa y efecto, el hecho mismo de que se hayan producido viene a cambiar radicalmente el porvenir del mundo árabe.

En sólo dos semanas, la Hermandad Musulmana, a la que Washington prometía el gobierno del mundo árabe, ha perdido dos de sus principales instrumentos de poder. El emir de Qatar Hamad Al-Thani se vio obligado a abdicar, el 25 de junio de 2013, y con él se fue también su inspirador y primer ministro, Hamad ben Jassem (HBJ). El 3 de julio, el presidente Mohamed Morsi fue derrocado por el ejército egipcio y dos órdenes de arresto fueron prontamente emitidas contra los principales responsables de la Hermandad Musulmana en Egipto, incluyendo al Guía Supremo de la cofradía, Mohamed Badieh.

No parece que al empujar al emir Hamad hacia la puerta de salida, Washington haya previsto otro cambio de régimen en Egipto. Estados Unidos, que ya no soportaba más las trapacerías político-financieras del emir Hamad, puso a Qatar en su lugar de micro-Estado. Pero Washington nunca puso en tela de juicio la ayuda que el emir aportaba a la Hermandad Musulmana. Lo que no le gustaba era el papel preponderante que estaba alcanzando el pequeño emirato.

El papel de la Hermandad

En todo caso, la inesperada llegada legal de la Hermandad al poder en Egipto, en junio de 2012, permitía entender cuál era el verdadero objetivo de la «primavera árabe»: una nueva era de colonización basada en la concertación secreta entre la Hermandad Musulmana, Estados Unidos e Israel. Para la cofradía, la islamización forzosa de las sociedades en el norte de África y el Levante; para Washington, la globalización económica, incluyendo privatizaciones masivas; y para Tel Aviv, la continuación de la paz separada pactada en Camp David.



Es importante entender que con ello «la cofradía se convirtió en la punta de lanza del sionismo árabe», según la expresión del pensador libanés Hassan Hamade. Algo que el «consejero espiritual» del canal qatarí al-Jazeera, el jeque Yusuf al-Qaradawi, confirma a su manera cuando predica que si Mahoma estuviese hoy entre nosotros, viviría en paz con los israelíes y apoyaría a la OTAN.

La ideología de la cofradía

Esa posición es favorecida por la estructura misma de la Hermandad Musulmana. Aunque no dispone de una coordinación internacional, la cofradía no es una organización única sino que se compone de numerosos grupos diferentes. Acepta, además, diferentes niveles de adhesión, cada uno con su propia ideología. Pero todos se reúnen alrededor de una sola divisa: «Alá es nuestro objetivo, el Corán es nuestra ley, el Profeta es nuestro líder, la Yihad es nuestro camino y el martirio nuestra mayor esperanza.» Todos se identifican, además, con la enseñanza de Hassan al-Banna (1906-1949) y de Said Qutb (1906-1966).

La cofradía es de hecho la matriz de todos los movimientos salafistas (o sea, de quienes aspiran a vivir como los compañeros del Profeta) y takfiristas (o sea, de quienes luchan contra los apóstatas) que trabajan con la CIA. Ese es precisamente el caso de Ayman al-Zawahiri, actual jefe de al-Qaeda, proveniente de esos movimientos. Fiel agente de Estados Unidos, al-Zawahiri propició el ascenso de Hosni Mubarak a la presidencia de Egipto al organizar el asesinato de Annuar el-Sadat. Y hoy se ha convertido en jefe espiritual de los Contras que operan contra el gobierno sirio.

La cofradía ha sido siempre minoritaria, en todos los Estados donde se ha desarrollado, incluyendo Egipto, donde su victoria en las urnas se debió al hecho que dos tercios de la población boicoteó las elecciones. Así que siempre alentó la creación de grupos armados que trataron de alcanzar el poder mediante la fuerza o el engaño. La característica fundamental del comportamiento de la Hermandad es que para ella «el fin justifica los medios». Es por lo tanto difícil, al estudiar su evolución ideológica, distinguir entre lo verdaderamente autentico y lo que no es otra cosa que pura seducción política. Precisamente, el caso egipcio demuestra de forma fehaciente que la evolución democrática de la Hermandad no pasaba de ser una fachada concebida únicamente para ganar la elección.

Lo más interesante es que, a pesar de haber surgido como un movimiento destinado a luchar contra el imperialismo británico, la Hermandad Musulmana entró rápidamente en conflicto con el nacionalismo árabe, principal adversario del colonialismo en la región. Al comprender el uso que podían hacer de la Hermandad, los británicos –expertos en la manipulación de sectas–, en vez de liquidarla, lograron infiltrar en ella a sus agentes y la apoyaron para luchar contra los nacionalistas árabes. Hoy en día, la coordinación internacional de la Hermandad Musulmana tiene su sede en Londres.

La «primavera árabe» (a partir de diciembre de 2010) no es en el fondo otra cosa que un remake de la antigua estrategia franco-británica de la «revuelta árabe» contra los otomanos (1916-1918). La única diferencia es que el objetivo no era esta vez reemplazar la vieja administración otomana poniendo en el poder a una serie de títeres seudo-independentistas sino sustituir a los aliados ya desgastados por fantoches vírgenes pero dispuestos a plegarse a las nuevas reglas de la globalización.

El repliegue estratégico de Qatar

Con el cambio de equipo en Qatar se interrumpió el flujo de ingentes fondos hacia la Hermandad Musulmana, ya sea en Siria, en Palestina, en Egipto, en Libia o en otras partes. El emirato vuelve a concentrarse ahora en sus ambiciones internas y prevé dedicar 200 000 millones de dólares a la preparación de la Copa Mundial de futbol, para dentro de 5 años.

La brusca desaparición de Qatar de la escena internacional deja el campo libre a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos, dos países que se han apresurado a garantizar su respaldo al nuevo régimen egipcio.

La rivalidad entre Qatar y Arabia Saudita llevó a Irán a expresar su apoyo a Mohamed Morsi en Egipto –mientras que respalda a Bachar al-Assad en Siria. O sea, Teherán se vio de esa manera expresando más afinidad con el proyecto de la Hermandad Musulmana egipcia de «islamizar la sociedad» que con el de los nasseristas favorables a la liberación de Palestina de la ocupación colonial.

La retirada de Qatar corresponde, en definitiva, a un reequilibrio de fuerzas en el mundo anglosajón. Una tras otra, las comisiones de control de los servicios secretos, en el Congreso de Estados Unidos y en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, se han pronunciado contra el envío de armas a los «rebeldes» en Siria.

La caída de la Hermandad Musulmana no significa por lo tanto únicamente el fracaso de esa cofradía sino también el de todos aquellos que, en Londres y Washington, creyeron poder «rediseñar» el norte de África y el Medio Oriente y que, al no lograr hacerlo, han preferido sembrar allí el caos antes que reconocer su derrota.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-USS-Kearsarge-USS-San-Antonio-frente-costas-egipto
La administración Obama está significando su fuerte desaprobación contra Israel y Egipto por manejar por su cuenta los asuntos en las últimas dos semanas, según informan fuentes militares de Debka y de Washington: Israel fue acusado de una acción militar independiente contra Siria y el ejército egipcio de perseguir a los Hermanos Musulmanes después de deponer al presidente Mohamed Morsi.

Washington también está muy disgustado con la campaña que el ejército egipcio lanzó después del golpe de Estado, con el apoyo activo de Israel, para acabar con el terrorismo islamista en la península del Sinaí. Buques de guerra y marines de EE.UU. están estacionados frente a las costas del Mar Rojo de Egipto como un elemento de disuasión para los generales en El Cairo.

Para mantener a Israel a raya, la administración utiliza otro método, es decir, las filtraciones del Pentágono acusando a Israel del los ataques aéreos responsables de las explosiones en el depósito de armas sirio fuera de la ciudad portuaria de Latakia, el 5 de julio, que demolió un envío de nuevos misiles rusos Yakhont (nombre clave para la OTAN: SS-N-26), misiles tierra-buque, junto con sus radares avanzados.

Aunque la CNN difundió esta filtración el viernes 7 de julio, nombrando a tres funcionarios estadounidenses no identificados como fuentes, el New York Times repitió la historia el sábado y fue recogida por más medios de comunicación de Estados Unidos por tercer día consecutivo el domingo.



Israel se negó a comentar sobre el informe. Este exceso de exposición de la supuesta culpabilidad de Israel ciertamente aumentó la posibilidad de que el presidente ruso Vladimir Putin y el gobernante sirio Bashar Assad tomen represalias por el bombardeo en Latakia.

Nuestras fuentes encuentran un segundo motivo de EE.UU. detrás de esta táctica - éste en relación con el enfrentamiento entre Washington y Moscú sobre Edward Snowden, que ha estado encerrado durante tres semanas en un hotel en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú en claro desafío a EE.UU. que exige su extradición para ser juzgado por espionaje.

Putin se ha negado constantemente a entregarlo a Estados Unidos. La idea de Washington fue poner la credibilidad del presidente ruso en tela de juicio y avergonzarlo, mostrando a Moscú habiendo "perdido" un gran cargamento de misiles rusos para Siria.

Cuando Putin apareció dispuesto a ofrecer al joven asilo político de Estados Unidos, Washington parece haber decidido utilizar el incidente de Latakia para apretarle los tornillos y, al mismo tiempo, darle una lección: Si los rusos quieren que Washington mantengan al ejército israelí a raya, deben dejar de cuestionar los puntos de vista de Estados Unidos sobre la cuestión de Siria y empezar a jugar a la pelota con Obama.

Para enseñar a los generales egipcios una lección, el gobierno recurrió a medidas militares tangibles: Dos buques de asalto anfibio que transportan 2.600 marines fueron trasladados al sur de Egipto en la costa del Mar Rojo.

El General James Amos, comandante de la Infantería de Marina, informó el jueves que el enorme USS Kearsarge (1800 Marines) y el USS San Antonio (con 800 Marines) tenían "que trasladarse hasta el mar Rojo y estacionarse frente a Egipto", hace un par de noches, "porque no sabemos lo que va a suceder." Fuentes militares de Debka informan que los dos barcos también tienen una flota de helicópteros para transportar a los Marines a las playas de la costa. Los EE.UU. han colocado unidades marinas adicionales en la base de Signonella en el sur de Italia y en la de Morón de la Frontera en España en alerta con la orden de estar listos para moverse con 60 minutos de antelación.

Para calmar la tensión, la Embajada de EE.UU. en Egipto dijo en su página web este sábado: "Negamos las afirmaciones falsas de la prensa egipcia de que los buques de guerra de Estados Unidos se encuentran en las inmediaciones de la Península Arábiga y el Canal de Suez para invadir militarmente a Egipto."

Según nuestras fuentes, la flotilla de EE.UU. fue desplegada para advertir al hombre fuerte de Egipto, el general Abdel Fattah al-Sisi y a sus generales de que si se toman demasiado en serio su persecución de los Hermanos Musulmanes, la Infantería de Marina estadounidense está dispuesta a entrar.

También están a la mano para dos contingencias adicionales:

1. En caso de que la navegación a través de una de las arterias principales del mundo, el Canal de Suez, se pusiera en peligro - como en el caso de un sabotaje por parte de los Hermanos Musulmanes o los salafistas armados del Sinaí, una amenaza planteada en varias ocasiones por Debka, los militares de EE.UU. estarían allí para tomar a cargo el asegurar el transporte marítimo internacional por el canal.

2. Los EE.UU. mantienen a 1.000 efectivos militares en el Sinaí, la mayoría miembros de la primera división de caballería, como parte de la fuerza multinacional que supervisa las disposiciones egipcio-israelíes del tratado de paz de 1979. La administración Obama está manteniendo una estrecha vigilancia sobre la violencia islamista que aumenta en la península y la campaña militar egipcia que se montó en estrecha cooperación de inteligencia con Israel y el ejército israelí, en contra de dos elementos terroristas: Los beduinos salafistas armados asociados con Al Qaeda y los palestinos de Hamas procedentes de Gaza, cuyas operaciones se han filtrado al Sinaí.

Los estrategas estadounidenses ven la lucha en el Sinaí aumentando y difundiéndose y dan su permiso para que se pueda pedir la intervención militar estadounidense, especialmente si el personal de servicio estadounidenses estuvieran en peligro.

Fuente: Debka