Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-manifestantes-pro-rusia-este-de-ucrania
La tensión continúa en el este de Ucrania, donde los manifestantes a favor de la unión con Rusia han ocupado varios edificios de la administración en Jarkov y Donetsk, las principales ciudades de la región.

Los manifestantes, en torno a un millar en Donetsk, pide celebrar referendums de anexión a Rusia como sucedió con Crimea. En esta ciudad industrial ocuparon la sede del gobierno regional y varios edificios de seguridad agitando banderas rusas.

También en Jarkov, la segunda ciudad más grande del país, salieron a las calles unos 1.500 manifestantes prorrusos en dos marchas diferentes. En esta ciudad ocuparon también la sede del gobierno regional. Tras las protestas, decenas de activistas lanzaron piedras y otros objetos contra algunos miembros del gobierno.

En Odesa, a orillas del Mar Negro, miles de personas se manifestaron para pedir un mayor federalismo de la ex república soviética y exigir el ruso como lengua administrativa.

El ministro del Interior, Arsen Avakov, aseguró que la policía podría restaurar el orden en las dos ciudades sin recurrir a la violencia. No obstante, acusó al derrocado presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, de conspirar con el presidente ruso, Vladimir Putin, para alimentar las protestas.

Fuente: El Mundo



Grupos paramilitares colombianos están en la frontera con Venezuela en espera de que se agrave la situación de orden público en el vecino país para ingresar a su territorio. Sobre este peligro avisa la inteligencia militar venezolana.

Según reveló en una emisión televisiva el político y presentador del programa 'Los Confidenciales', José Vicente Rangel, en la localidad de Ragonvalia del Departamento de Norte de Santander "están en la actualidad concentrados aproximadamente 200 efectivos de irregulares con abundante armamento y logística". Agregó, con referencia a unos informes de la inteligencia militar, que lo mismo ocurre en otros lugares fronterizos.

La situación en el propio territorio venezolano sigue siendo alarmante. A juicio del experto, está en preparación una segunda ofensiva. El saldo de víctimas mortales de los sangrientos enfrentamientos que se desencadenaron en Venezuela en febrero pasado ha ascendido este fin de semana a 39.


En el Gobierno y el Ejército venezolano creen que las fuerzas antirrevolucionarias en la vecina Colombia buscan aprovecharse de esta situación y entrar en el escenario.

Rangel abordó también el tema de la táctica de lucha que llevan a cabo los sectores radicales de la oposición y que se suele denominar en Caracas como 'guarimba'. El presentador recordó que ya había sido ensayada en los años 2002–2003 y "ahora se repite con mayor organización, recursos y logística".

Entre los métodos novedosos, destacó la masiva tala de árboles que se registra en las grandes ciudades. Supuso que en los próximos enfrentamientos esos troncos podrían servir para montar barricadas en las calles por parte de las fuerzas antigubernamentales.

Fuente: Aporrea.org
la-proxima-guerra-la-oposicion-venezuela-busca-internvencion-militar-de-la-otan-simulando-enfrentamiento-civil
En su intervención ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el representante de Venezuela, Germán Saltrón, argumentó que la oposición intenta simular un enfrentamiento civil para solicitar la intervención militar extranjera en el país.

"El objetivo es provocar enfrentamientos entre los venezolanos para simular una guerra civil y solicitar la intervención extranjera de militares de la OTAN y, de esta forma, terminar con la revolución bolivariana y entregar los mayores recursos petroleros del mundo a Estados Unidos", denunció Saltrón durante la primera de las cuatro audiencias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Asimismo el representante de Venezuela acentúo que en la historia venezolana ha habido varios intentos de golpes de Estado y de desestabilización, lo que indica que el país nunca tuvo una "oposición seria y responsable", siendo un grupo que "se alimenta de la banalidad e inclinado a transitar vías antidemocráticas".

Anteriormente en una entrevista a la cadena Telesur Saltrón explicó que la misión ante la CIDH, una institución de la Organización de los Estados Americanos, la misión venezolana iba a desmontar toda la campaña mediática de desprestigio que pesa sobre el país tras las protestas iniciadas el 12 de febrero, que se han cobrado la vida de 37 personas.

"Vamos a exponer la verdad (...). Existe una campaña internacional que desvirtúa el papel de la oposición ante esos hechos violentos en las llamadas 'guarimbas'", acentuó, agregando que Venezuela podrá desmentir "las falsas denuncias de organizaciones no gubernamentales de EE.UU. que desprestigian al Gobierno venezolano".

Fuente: EFE



la-proxima-guerra-manifestantes-pacificos-en-venezuela-preparan-coctel-molotov
Los analistas políticos siguen con toda atención los esfuerzos de Estados Unidos por provocar «cambios de régimen» simultáneos en Venezuela, Ucrania y Siria. Washington pretende demostrar así que sigue siendo una superpotencia capaz de controlar el curso de los acontecimientos en varias regiones geográficas al mismo tiempo y amedrentar de esa manera a quienes crean poder sustraerse a su predominio recurriendo a nuevas alianzas. Nil Nikandrov analiza en este trabajo la crisis en Venezuela y pone los puntos sobre las íes ante la ola de mentiras de los medios de prensa occidentales.

En Venezuela, los bolsones aislados de manifestaciones estudiantiles que subsistían en algunas grandes ciudades, desaparecieron como por arte de magia durante el reciente carnaval. Para ser más exactos, desaparecieron en los barrios más acomodados de esas ciudades. Olvidando la tradición de viajar a las playas del Caribe durante esta temporada, los organizadores de las manifestaciones antigubernamentales habían declarado que las protestas continuarían porque «el descontento popular» había alcanzado un punto culminante. Un empujoncito más y el régimen se iría a pique, el presidente Nicolás Maduro y sus compañeros huirían a Cuba y Venezuela volvería a ser «una verdadera democracia». Los principales canales de televisión occidentales dieron amplia cobertura a las manifestaciones. Y después… silencio total. Los venezolanos se relajaron y celebraron su carnaval.

El papel protagónico de la guerra psicológica contra Venezuela lo desempeñan las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Durante toda la presidencia de Hugo Chávez, Washington desató una intensión guerra mediática destinada a desacreditar la idea misma de que pudiese existir un socialismo del siglo 21.



Chávez nunca prometió un éxito rápido. Pero su bien pensada política social permitió lograr muchas cosas. Según los sondeos de opinión, los venezolanos están entre los pueblos más felices de América.

Los progresos de la revolución bolivariana en materia de salud, de educación y construcción de viviendas a precios accesibles garantizaron a Hugo Chávez el respaldo popular. Ese sólido frente interno le permitió enfrentar exitosamente las actividades subversivas de Estados Unidos, no sólo en Venezuela sino también en la arena internacional.

Un punto fundamental de esta guerra mediática fue la creación del canal de televisión TeleSur con la participación de países aliados de Latinoamérica y la subsiguiente creación de la estación radial RadioSur y de un estudio nacional de cine que produce largometrajes sobre temas patrióticos. Casi cada semana aparece en las pantallas un nuevo film atrayendo a través de todo el país tantos espectadores como las películas de acción de Hollywood. También se ruedan documentales que explican la política de Estados Unidos en Latinoamérica, incluyendo cómo se apoderó ese país del petróleo de otros y la eliminación de los políticos que no son del agrado de Washington.

Desde que murió Hugo Chávez ha podido verse un recrudecimiento de la propaganda de guerra contra su sucesor, Nicolás Maduro. Washington decidió que ha llegado el momento de derrocar el régimen. Para ello ha movilizado todo su arsenal desestabilizador –desde los paramilitares colombianos que infiltra en Venezuela para perpetrar actos de terrorismo hasta el sabotaje económico y financiero y la utilización de las redes sociales en internet.

Haciendo uso de la palabra en la ONU, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Elías Jaua declaró que los medios de prensa de la oposición venezolana –así como los medios extranjeros– están inmersos en una intensa campaña tendiente a derrocar al presidente Maduro. Jaua explicó posteriormente que se refería «a campañas bien preparadas que han sido puestas en práctica a través de influyentes redes de televisión». Observó que personalidades de Estados Unidos y artistas europeos «que apenas saben dónde está Venezuela» son utilizados para atacar el gobierno venezolano. Ejemplo de ello son varias declaraciones que se hicieron en plena ceremonia de entrega de los premios Oscar.

Jaua se refería en particular a la cadena de televisión CNN, corrientemente utilizada por la CIA para propagar noticias falsas, que difunde constantemente todo tipo de comentarios negativos contra el gobierno de Venezuela y el presidente Nicolás Maduro. Así ha sucedido con la cobertura tendenciosa de las manifestaciones callejeras, descrita en CNN como pacíficas, a pesar de que los manifestantes bloquean las calles, incendian automóviles, agreden a los policías y arremeten contra las infraestructuras urbanas, como los transportes públicos.

Entre otros actos agresivos, los partidarios de la oposición utilizan barreras metálicas erizadas de clavos para interrumpir la circulación de los vehículos, ocasionando así numerosos accidentes. También instalan cuerdas de nylon a través de las vías con la intención expresa de atentar así contra las vidas de los «motorizados» –trabajadores que utilizan motocicletas para la entrega y distribución de bienes, medicamentos, correo, etc. Estos trabajadores motociclistas, generalmente favorables al gobierno bolivariano, son vistos por la oposición como una fuerza hostil.

A pesar de lo anterior, la CNN guarda silencio sobre el comportamiento abiertamente agresivo y peligroso de los manifestantes de la oposición.

Los medios internacionales en general también guardan silencio sobre los esfuerzos del presidente Nicolás Maduro por establecer un diálogo sereno y abrir canales de comprensión mutua con la oposición y los círculos oligárquicos que organizan y financian una campaña ya prolongada de desobediencia civil. La tolerancia de las autoridades comienza incluso a verse entre la población como una debilidad.

Ante esta cobertura sesgada –a veces incluso incendiaria– de los acontecimientos en Venezuela, las autoridades bolivarianas decidieron expulsar del país a los corresponsales de CNN. Pero los periodistas de otros medios, como la agencia estadounidense Associated Press, la francesa AFP, la española EFE y la británica Reuters, también divulgan una visión tendenciosa de los hechos, al extremo que yo no logro definir un momento en que los periodistas occidentales acreditados en Venezuela hayan dado la menor prueba de independencia en su interpretación de lo que allí sucede. En materia de política internacional, prácticamente todos se alinean fundamentalmente con la manera de pensar de Washington.

El gobierno de Nicolás Maduro hace todo lo posible por contrarrestar la propaganda hostil a través de la cual Washington trata de exacerbar la situación con la esperanza de obtener un pretexto para justificar la intervención directa en Venezuela. El gobierno venezolano ha enfrentado múltiples amenazas y advertencias de la administración estadounidense, que pretende que el gobierno libere a los individuos arrestados durante las manifestaciones callejeras.

El propio presidente Barack Obama se refirió a esto, el 20 de febrero de 2014, en Toluca durante una reunión con sus homólogos de Canadá y México.

El senador republicano John McCain emitió, por su parte, una declaración que suena a ultimátum: «Tenemos que estar dispuestos a utilizar la fuerza militar para entrar en Venezuela e instaurar allí la paz». El senador subrayó que esa operación debería incluir la participación de soldados de Colombia, Perú y Chile. Incluso dijo que varios líderes democráticos están enteramente dispuestos a asumir la responsabilidad de gobernar Venezuela, con el pleno consentimiento de Washington.

McCain explicó incluso por qué Estados Unidos necesita «marionetas democráticas» en Venezuela. Porque se trata, primero que todo, de garantizar la entrega rápida de hidrocarburos a Norteamérica. El petróleo proveniente del norte de África y del Medio Oriente demora generalmente 45 días en llegar a Estados Unidos. El que viene de Venezuela llega en unas 70 horas.

Para explicar la situación en Venezuela y la posición del gobierno de ese país, el ministro de Relaciones Exteriores Elías Jaua inició una gira por varios países de Latinoamérica y Europa mientras que el ministro de Energía Rafael Ramírez se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin y con responsables del gobierno chino.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, declaró que existe una verdadera amenaza de «golpe de Estado suave» contra Venezuela. Y agregó:

«No estoy aquí para defender a Venezuela o al presidente Maduro. Estoy aquí para defender el sistema democrático de un país, como lo hemos hecho con Bolivia, Ecuador o cualquier otro país de la región sin importar que sean de izquierda o de derecha.
La democracia no es propiedad de la derecha o de la izquierda.
La democracia es mostrar respeto por la voluntad del pueblo.
Sería fatal para la región, para los grandes progresos que Latinoamérica ha alcanzado en los últimos años en materia de integración, que permitiésemos que vientos extranjeros arrasen nuestros países y destruyan nuestra fraternidad.»

Cristina Fernández recordó también que ha habido en los últimos 14 años ha habido en Venezuela 19 elecciones, con una sola derrota para el partido actualmente en el poder.

Conforme a la Constitución de Venezuela, un referéndum revocatorio podría realizarse en 2016 y esa sería la única vía legítima para cambiar el gobierno, opinión que comparten la mayoría de los dirigentes de Latinoamérica.

Los analistas políticos se mantienen atentos a la sincronización de los esfuerzos del Imperio por concretar sus «cambios de régimen» en Venezuela, Ucrania y Siria. Washington pretende demostrar al mundo que sigue siendo una superpotencia capaz de dirigir el curso de los acontecimientos en varias regiones del planeta al mismo tiempo.

Barack Obama quiere concluir su periodo como presidente con victorias espectaculares en el este de Europa y en Latinoamérica. Convertir Ucrania en un Estado satélite permitiría garantizar la presencia militar de Estados Unidos en las fronteras de Rusia y un «cambio de régimen» en Venezuela pondría fin a los proyectos independientes de integración en Latinoamérica.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-eeuu-alerta-venezuela-se-precipita-hacia-la-catastrofe
El jefe del Comando Sur sugiere que en el seno de las Fuerzas Armadas venezolanas hay división sobre la deriva del país pero que, de momento, son leales a Maduro

“La situación [en Venezuela] se está cayendo a pedazos delante de nosotros y, salvo que no ocurra un milagro, que provoque que la oposición o del Gobierno de [Nicolás] Maduro se replieguen, va a precipitarse hacia la catástrofe económica y democrática”. Así de pesimista se ha mostrado el general John Kelly, jefe del comando Sur de Estados Unidos –que abarca la región de Sudamérica, América Central y el Caribe- sobre la deriva de la crisis por la que atraviesa Venezuela, que se ha cobrado ya casi una treintena de víctimas mortales.

La inestabilidad en ese país ha centrado buena parte de la comparecencia de Kelly ante el Comité de Asuntos Armados del Senado. Allí, el marine ha manifestado su preocupación por “la degradación” democrática de Venezuela y su confianza en que sean los propios venezolanos los que “resuelvan” esta situación “sin que todo se vaya de control y precipite una mayor violencia”.


El general ha reconocido que no tiene contacto militar con las Fuerzas Armadas venezolanas pero ha asegurado que, “de momento”, sus mandos siguen siendo leales al presidente Nicolás Maduro, si bien, ha sugerido que en su seno “probablemente hay presiones y divergencias y opiniones determinadas sobre la dirección que debería seguirse”. Kelly ha llamado la atención sobre el hecho de que, hasta ahora, Maduro haya apelado a la policía y no al Ejército para hacer frente a las protestas ciudadanas. “Lo cual dice bastante sobre la opinión que tiene el Gobierno sobre lo que puedan hacer los militares”, ha señalado.

Los senadores del comité han hecho varias preguntas sobre la presencia y el grado de implicación de países como Cuba y Rusia –que recientemente ha manifestado su deseo de establecer una base en Venezuela- en la crisis venezolana y, concretamente, en la estrategia de “represión” por parte del Gobierno chavista. Interpelado al respecto por la senadora republicana y favorita del Tea Party, Kelly Ayotte, Kelly ha sido preciso a la hora de aclarar que quien realmente “tiene influencia” en el país sudamericano es Cuba. “Tiene asesores militares y de inteligencia sobre el terreno”, ha reconocido el general.

La situación en Venezuela preocupa en el Capitolio y prueba de ello es que el miércoles el secretario de Estado, John Kerry, fue preguntado sobre la política de la Administración respecto de esa crisis. El jefe de la Diplomacia estadounidense reconoció que el Gobierno se reserva la posibilidad de imponer sanciones, pero que, de momento, prefería que el resto de los países de la región trataran de fomentar el diálogo entre el Gobierno y la oposición. El Senado está dispuesto a aplicar medidas de castigo cuanto antes tal y como dejó claro esa misma tarde al aprobar por unanimidad una resolución que insta al presidente Barack Obama a que autorice la prohibición de visados y la congelación de activos a particulares que hayan participado, de manera directa o indirecta, en la violación de derechos humanos en Venezuela.

El jefe del comando Sur también ha sido preguntado sobre la conveniencia y los potenciales efectos de esas sanciones. “Yo diría que cuanto más se limite su libertad de movimientos y sus cuentas bancarias en este país [por EE UU mayor efecto tendrá en sus reflexiones sobre el futuro”, ha sostenido. “Cualquier cosa que se pueda hacerse para que comiencen a tratar bien a su propia gente, para que den un paso atrás y se aparten del camino que han tomado, será muy beneficioso para el maravillo pueblo de Venezuela”.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-filtracion-conversacion-oposicion-ucrania-contrato-francotiradores
Filtran un diálogo entre el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Paet, y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, que confirma que los francotiradores de Kiev fueron contratados por la oposición.

Funcionarios del Servicio de Seguridad ucranianos interceptaron la conversación telefónica en la que los políticos intercambiaban sus impresiones sobre los recientes acontecimientos en Ucrania.

Cuando abordaron el uso de la fuerza durante las protestas, Paet ofreció información que confirma los rumores de que los francotiradores fueron contratados por los propios líderes de Maidán.

Es preocupante el hecho de que la nueva coalición no quiera investigar el asunto y ahora se hace más evidente que detrás de los francotiradores hay personas de la nueva coalición, y no Yanukóvich Según el ministro de Estonia, las pruebas que le mostraron evidencian el hecho de que tanto los manifestantes como los agentes de la Policía fueron asesinados por los mismos francotiradores.

"Es preocupante el hecho de que la nueva coalición no quiera investigar el asunto y ahora se hace más evidente que detrás de los francotiradores no estaba [Víktor] Yanukóvich, sino que había personas de la nueva coalición", agregó.

"Creo que sí queremos investigarlo [...]. Eso es interesante", respondió Ashton sorprendida.


A continuación, el político estonio señaló que se trata de un "factor muy irritante". "Desacredita a la nueva coalición desde el principio", aseguró.

Paet mencionó que, según tiene entendido, los políticos que formaron parte del autoproclamado Gobierno no gozan de confianza. "Representantes de la sociedad civil afirman todos tienen un pasado oscuro", indicó.


RT se puso en contacto con la portavoz de la alta representante de la Unión Europea, Maja Kocijancic, para aclarar los hechos. Sin embargo, Kocijancic se limitó a contestar: "no haremos comentarios sobre la conversación filtrada", dando entender que es un diálogo auténtico.

Por su parte, Paet, confirmó la autenticidad de la grabación. El ministro explicó a la agencia rusa RIA Novosti que se sentía "decepcionado" por que la llamada hubiera sido interceptada y aseguró que "no es una coincidencia" que esta conversación haya sido difundida en Internet precisamente este miércoles.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso afirmó sentirse sorprendido por la negativa de la Unión Europea a hacer comentarios sobre la polémica grabación.

La llamada se produjo después de que el canciller estonio visitara Kiev el pasado 25 de febrero, justo cuando en la ciudad se producían fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad ucranianas.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-protestas-disturbios-en-donetsk-crimea-este-de-ucrania-pro-rusia
Decenas de miles de personas salieron a las calles de Donetsk y Járkov, dos de las tres principales ciudades en el Este rusoparlante de Ucrania, para expresar su rechazo a las nuevas autoridades del país que asumieron todo el poder hace una semana tras deponer al ya expresidente Víktor Yanukóvich. En esta última localidad, se han producido violentos enfrentamientos entre manifestantes prorrusos convocados por el alcalde, Guennadi Kersén, y los activistas del movimiento popular europeísta conocido como Euromaidán.Varias personas resultaron heridas.

Más de 10.000 personas se manifestaron en la plaza de la Libertad de Járkov para exigir al nuevo Gobierno la progresiva federalización de Ucrania y el archivo de las causas penales contra los policías que cumplieron con su deber. Los organizadores del mitin, liderado por el exgobernador de la región de Járkov, Mijail Dobkin, y el alcalde de la ciudad homónima, Guennadi Kernés, también exigieron al Gobierno central de Arseni Yatseniuk que desarme a los grupos armados de civiles (autodefensas del Maidán) y que les obligue a desalojar todos los edificios oficiales que han tomado en Kiev y otras ciudades del país.


Tras unos enfrentamientos en los que se oyeron disparos, según las agencias locales, los manifestantes prorrusos rompieron el cordón de los europeístas y tomaron la Delegación del Gobierno central en Járkov, sobre cuya puerta desplegaron enseguida una bandera rusa.

Mientras, alrededor de 10.000 personas concentradas en la plaza Lenin de Donetsk eligieron a mano alzada a Pável Gúbarev, jefe de la Milicia Popular de Donbass (como se conoce la zona minera en el Este ucraniano), nuevo gobernador popular de la región, según medios ucranianos.

Gúbarev lanzó un ultimátum a las autoridades de la región de Donetsk para que desobedezcan a las nuevas autoridades de Ucrania en Kiev y pidió a los manifestantes que levanten un campamento frente a la Delegación del Gobierno.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-hombres-armados-toman-edificio-gobierno-banderas-rusas-crimea-ucrania
Un grupo armado ha tomado en la madrugada de este jueves las sedes de Parlamento y el Gobierno de la república autónoma ucraniana de Crimea, en el sur del país. Los asaltantes, unas 60 personas según un testigo citado por la agencia Interfax, han izado la bandera rusa y un cartel en el que se lee "Crimea es Rusia". Según la agencia ucraniana Unian y el portal ruso LifeNews, el grupo se hace llamar Autodefensa de la Población Rusoparlante de Crimea. Conforme a los informes de LifeNews, este grupo está formado por exmilitares y antiguos agentes de los servicios secretos, sin que se precise de qué país son. Por otra parte, el depuesto Víktor Yanukóvich ha reaparecido este jueves en declaraciones a agencias rusas para reivindicar que sigue siendo el presidente legítimo y pedir a Rusia que garantice su seguridad. Yanukóvich está en paradero desconocido.

El Gobierno interino de Ucrania, desde Kiev, ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad y la policía ha acordonado los edificios. El asalto, en la única región del país con mayoría étnica rusa, se produce un día después de que el presidente de la vecina Rusia, Vladímir Putin, elevara la tensión al ordenar maniobras militares en las zonas fronterizas.

"Me han informado de que los edificios han sido tomados por hombres armados uniformados y sin distintivos. De momento no han presentado demandas", escribió en Facebook Refat Chubárov, diputado de la minoría tártara de Crimea en la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania.

Posteriormente, la portavoz del Gobierno de Crimea, Violetta Lísina, ha explicado que un grupo de 30 personas ocupó la sede del Ejectivo hacia las cuatro y media de la madrugada, hora local (una hora menos en la España peninsular), en una acción sin víctimas. Lísina ha precisado que los asaltantes permitieron a los policías que custodiaban la sede abandonar el edificio con sus armas de reglamento.


El ministro de Interior interino, Arsen Avakov, ha anunciado la puesta en alerta de la policía y de las fuerzas especiales en la península de Crimea para evitar "un baño de sangre entre la población civil" y que la situación "degenere en enfrentamientos armados", ha afirmado en la misma red social. Avakov ha calificado a los asaltantes, que están pertrechados de fusiles automáticos y ametralladoras, de "provocadores". "Es la hora de mantener la cabeza fría", ha dicho.

El presidente interino, Alexander Turchínov, ha exigido al mando de la flota rusa del mar Negro que mantenga en sus bases a las tropas que tiene en territorio ucranio. "Cualquier movimiento de efectivos será considerado una agresión". Turchínov hizo esta advertencia al inaugurar la sesión de la Rada Suprema (Parlamento), y tras informar de la situación en Crimea.

El primer ministro de Crimea, Anatoli Mogilev, se ha dirigido a los ciudadanos para pedir calma y que no vayan a la zona del Parlamento, en un mensaje televisado, según Ukrainska Pravda. Mogilev participa en las negociaciones que se han iniciado con los asaltantes.

"Escuché disparos esta noche, vine y vi a mucha gente entrando. Algunos se fueron. No estoy seguro de cuántos siguen dentro", ha explicado un testigo a Reuters.

Simferópol fue un día antes escenario de manifestaciones proucranianas y prorrusas que tuvieron lugar junto a la sede del Parlamento autonómico, donde se produjeron algunos incidentes en el curso de los cuales una persona murió de un ataque cardíaco.

La península de Crimea, bañada por el mar Negro, cuenta con unos dos millones de habitantes, de los cuáles casi un 60% son rusos, un 25% ucranianos y un 12% tártaros. Es la única región ucrania con mayoría étnica rusa, y el último gran bastión opositor a la coalición que ha tomado el poder tras el derrocamiento del presidente Víctor Yanukóvich el sábado pasado.

Los dirigentes provisionales que le sustituyen en Kiev han alertado sobre los signos separatistas en Crimea. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ignorado hasta ahora los llamamientos de algunos rusos de Crimea de que reclame el territorio entregado por Nikita Jruschov en 1954. Este miércoles, elevó la tensión de la crisis al poner en alerta a las tropas en los distritos militares fronterizos con Ucrania. Aunque Moscú desvincula los movimientos de soldados con la situación en el país vecino, se trata de una indudable demostración de fuerza ante las nuevas autoridades de Kiev, que Putin no reconoce.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-la-revolucion-derriba-al-regimen-en-ucrania
La lógica revolucionaria se impuso este sábado en Ucrania donde el poder cambiaba de manos a una velocidad de vértigo sin que sea aún posible prever las consecuencias para el futuro del país y las repercusiones sobre su entorno internacional. La ciudad Járkov se constituía como un polo de oposición a lo que sucedía Kiev, aunque está por ver cuál será su fuerza de atracción para las regiones rusoparlantes del sur y el este del país, si es que la primera capital de la Ucrania soviética llega a constituirse como un polo alternativo de poder, lo que hasta ahora no ha llegado a ocurrir.

La ex primera ministra YuliaTimoshenko comenzó una intervención muy emotiva y dramática ante el Maidán, en la que pidió a los manifestantes que no se fueran de la plaza hasta que no haya acabado el proceso de transformación que tiene lugar ahora en el país.

La ex primera ministra dijo erigirse en “garante” de que la política a partir de ahora no se hará en los pasillos. “Ustedes se han ganado el derecho a dirigir Ucrania”, dijo. Timoshenko se deshizo en cumplidos al Maidán y en lamentos por no haber podido estar con ellos mientras se encontraba en la cárcel. El pánico y la confusión hizo que Timoshenko tuviera que poner fin a su discurso. La primera ministra hablaba sentada en una silla de ruedas.

Timoshenko fue liberada y abandonó la clínica de Jarkov donde ha cumplido dos años y medio de los siete a los que fue condenada por haber firmado unos gravosos contratos de compra de gas a Rusia en 2009. A su llegada en avión a Kiev, Timoshenko, con aspecto emocionado y débil y sostenida por sus ayudantes, fue a depositar flores a un improvisado monumento a los manifestantes del Maidán caídos en los enfrentamientos. Este personaje carismático y controvertido se configura como la nueva fuerza tal vez capaz de unir con su liderazgo las fisuras que se han formado en el país. Todo depende de si en ella predomina la visión de Estado o el deseo de vengarse de Yanukóvich, cuya victoria electoral en enero de 2010 nunca llegó a aceptar.


Antes de que Timoshenko se convirtiera en la nueva protagonista del día, el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, que se encontraba en Járkov, fue “destituido” por la Rada Suprema sin más formalismo que la votación de 328 diputados que apoyaron una disposición al efecto en vista de que, según dijeron, Yanukóvich había renunciado él mismo al poder, cosa que el jefe del Estado desmintió en un video difundido este sábado.

La Rada destituyó a Yanukóvich alegando que éste había “dejado de cumplir sus competencias constitucionales, lo que amenaza la gobernabilidad del Estado y la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, y la transgresión masiva de los derechos y libertades de los ciudadanos”. Desde el punto de vista constitucional la “destitución” del presidente es más que cuestionable, ya que, además de una mayoría de dos tercios de la cámara (450 diputados), se requiere también la formación de una comisión investigadora de los motivos por los que se pretende destituirlo. A todo eso se superponía la ambigüedad sobre el marco jurídico, entre la constitución de 2010 y la constitución de 2004, a la que Ucrania retorna en función de un acuerdo firmado la víspera entre los jefes del la oposición parlamentaria y Yanukóvich.

En sus declaraciones desde Járkov, Yanukóvich calificó lo que estaba a sucediendo en Kiev de “golpe de Estado” y “vandalismo” y lo comparó con “la toma del poder por los nazis en la Alemania de los años treinta”. “No tengo intención de presentar mi dimisión”, dijo Yanukóvich, que anunció su deseo de viajar por el Este y sur del país y encontrarse con la gente en las zonas donde es “menos peligroso”. Manifestó también Yanukóvich que su coche había sido tiroteado y que iba a dirigirse a los observadores y mediadores internacionales para que “paren” a los bandidos. “No son la oposición, son bandidos y las decisiones que tomaron son ilegales. No firmaré nada con los bandidos que aterrorizan al país y avergüenzan a Ucrania”, manifestó. Yanukóvich dijo haber hablado con Putin la víspera y haber enviado al jefe del parlamento, Vladímir Ribak, al extranjero para curarse, ya que, según dijo, le habían pegado y habían disparado sobre su coche.

La Rada Suprema aprobó también una resolución para celebrar elecciones presidenciales el 25 de mayo y comenzó a elegir nuevos cargos, comenzando por Alexandr Turchínov, el vice del grupo parlamentario de Timoshenko, que pasa a ser el nuevo jefe del parlamento. Los diputados se dedicaron a nombrar ministros, incluidos aquellos que en teoría son competencia del presidente. Al frente del Ministerio de Defensa, fue elegido el general Vladímir Zamánov, que dimitió como jefe del Estado Mayor por no querer ser involucrado en el uso de la fuerza contra la población civil. Como jefe de los servicios de Seguridad, eligieron al almirante Valentín Naliváichenko, que ya desempeñó este cargo siendo presidente Víctor Yúshenko. Al frente de la Fiscalía del Estado, se eligió a Oleg Mojnitski, un abogado miembro del partido nacionalista Libertad. Como jefe del Ministerio del Interior fue nombrado Arsen Avakov, del partido de Yulia Timoshenko.

En lo que se refiere a las presidenciales anticipadas, el presidente de la Comisión Electoral Central, Mijail Ojendovski, anunció que el principal problema era la falta de recursos financieros para llevarlas a cabo, según el periódico Zérkalo Nedelii.

Todo esto sucedía, mientras los órganos de orden público y los militares anunciaban que no se inmiscuirían en política. Este tipo de comunicados de neutralidad (lo que en realidad equivale a aceptación del nuevo orden) venían del Ministerio de Defensa, de las Unidades de Infantería de Marina y de los Servicios de Seguridad y Espionaje.

Yanukóvich debería haber acudido el sábado a un congreso de dirigentes de las regiones rusoparlantes del sureste del país y de Crimea que se celebraba en Járkov, pero el jefe del Estado no apareció en este foro, que había sido cuidadosamente coordinado con medios rusos próximos al Kremlin y que muchos consideraban como una plataforma desde la cual se podía dirigir una escisión del país. El foro fue muy crítico con la oposición y los sucesos en Kiev, pero no llegó a adoptar resoluciones radicales, en parte, según medios informados, porque los representantes de la provincia de Donetsk, de la que es oriundo Yanukóvich, intervinieron con mucha moderación a favor de la integridad de Ucrania y en contra de una federalización del Estado que actualmente tiene carácter unitario. Al parecer detrás de esta intervención está la figura del oligarca Rinat Ajmétov. En las resoluciones del foro se recomienda a los órganos de poder local que ejerzan sus competencias y defiendan el orden constitucional en el ámbito de las mismas. El diputado del partido de las Regiones, Oleg Tzarev, acusó al parlamento en Kiev de haber tomado ya el poder con ayuda “extranjera” y de querer alejar de la capital a los 20.000 hombres armados que han defendido el Maidán. Tzarev hizo alusión a la inseguridad en la que se sienten los diputados del partido de las Regiones. También el ex vicejefe del Parlamento, Stepan Gavrish, en unas declaraciones al canal Inter, se refirió al peligro que corre Yanukóvich, desprovisto de su apoyo institucional.

Los organizadores del foro de Járkov, el alcalde de la ciudad Gennadi Kernes, y el jefe de la administración provincial, Mijail Dóbkin, salieron por la puerta de servicio y no participaron en el mitin que los esperaba en el centro de la localidad, según fuentes locales. Ambos políticos abandonaron Ucrania camino de Rusia, según confirmó el servicio de guardafronteras a la agencia Interfax Ukraina. Otros dos altos funcionarios, el fiscal general Víctor Shonga, y el ministro de hacienda, Alexandr Klimenko, fracasaron en su intento de cruzar la frontera hacia Rusia en un puesto en la región de Donetsk, y huyeron hacia paradero desconocido.

Mientras tanto, la señorial villa de Víctor Yanukóvich en las afueras de Kiev, fue tomada por los destacamentos de autodefensa del Maidán, que organizaron excursiones por el territorio que rodea la mansión. Las lujosas verjas de hierro forjado se abrieron al pueblo y éste se precipitó en riada hacia los jardines. La villa en sí misma permaneció cerrada aunque por los cristales era posible ver los jarrones y los mármoles del interior. Las colas de los ucranianos que emprendían excursiones en coche deseosos de ver la villa de Yanukóvich llegaron a alcanzar varios kilómetros.

El servicio de autodefensa del Maidán se apoderó también de los edificios oficiales, Gobierno y Administración presidencial incluidos, y montó guardia alrededor y frente al parlamento, formando un corredor para abuchear o vitorear a los diputados. Desde el viernes, todas las fuerzas del Ministerio del Interior y de las unidades antidisturbios habían sido trasladadas fuera de la capital, lo que dejó Kiev en manos de los manifestantes. En el pueblo de Brovarski, en las afueras de Kiev, un autobús cargado de tropas de intervención especial (las Berkut) que abandonaban la capital, fue tiroteado y saqueado a conciencia. El jefe de la unidad, que se marchaba de la capital, Vladímir Turenko, dijo que dos de sus hombres habían sido llevados a paradero desconocidos por los asaltantes, y las armas que llevaban, robadas.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-parlamento-aprueba-destitucion-de-presidente-de-ucrania-victor-Yanukovich
El Parlamento ucraniano ha aprobado la destitución del presidente, Víktor Yanukóvich, que anteriormente anunció que no iba a dimitir y tachó lo sucedido en el país de "golpe de Estado".

La Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania, ha aprobado una resolución para destituir al presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, acusando al actual mandatario de dejadez de sus funciones, informa la agencia Interfax-Ukraina. A favor de esta decisión han votado 328 diputados.

Además, esta tarde el Parlamento de Ucrania aprobó la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas para el próximo 25 de mayo de 2014.


Víktor Yanukóvich este mismo día, en una entrevista televisiva, ha anunciado que todas las decisiones tomadas por el Parlamento no son legítimas, por lo cual no va a firmar ninguna de ellas. Además, el mandatario de Ucrania ha anunciado que no va a dimitir y ha calificado lo sucedido en Ucrania como un "golpe de Estado".

Yanukóvich ha añadido en el marco de su declaración que hará todo lo posible para evitar que se derrame más sangre.

Cabe mencionar el parlamento ucraniano también ha aprobado una resolución sobre "el cumplimiento del compromiso internacional de Ucrania sobre la liberación de Yulia Timoshenko", la ex primera ministra que se encuentra en prisión en Járkiv, el que todavía no ha sido firmado por el mandatario ucraniano Víktor Yanukóvich.

Según la actual dirección parlamentaria, el formato de la resolución aprobada permite liberar a la opositora sin la firma del jefe del Estado, lo que no ha sido aceptado por este último.

Fuente: Interfax
la-proxima-guerra-protestas-disturbios-en-venezuela
El Gobierno de EE.UU. y sectores de la oligarquía colombiana, encabezada por Álvaro Uribe, están detrás del plan orquestado para desestabilizar el Gobierno de Venezuela, aseguró el canciller venezolano, Elías Jaua, en una entrevista exclusiva con RT.

"No nos queda la más mínima duda de que el propio Gobierno de Barack Obama (…) y sectores de la oligarquía colombiana, especialmente expresados por Álvaro Uribe, quien es asesor y financista directo del [líder opositor venezolano] Leopoldo López, están detrás de este plan de desestabilización de la revolución bolivariana y del Gobierno del presidente Nicolás Maduro", dijo Jaua.

Según el canciller, "hay testimonios, imágenes, gráficos e informes de inteligencia de diverso tipo" que demuestran que el expresidente colombiano colabora con López.

El propio Gobierno de Barack Obama y sectores de la oligarquía colombiana, especialmente expresados por Álvaro Uribe, están detrás de este plan de desestabilización Además denunció que la Administración de Obama pretende derrocar al Gobierno venezolano; prueba de ello, conforme Jaua, es "la declaración del secretario de Estado, John Kerry, y la grave llamada telefónica a nuestro embajador ante la OEA condicionando o exigiendo que nos abstuviéramos de arrestar a López porque si no tendríamos graves consecuencias".


Este martes el dirigente opositor venezolano, contra quien pesaba una orden de captura por los violentos incidentes de la semana pasada, se entregó a las fuerzas del orden.

"Somos un país independiente y soberano con un sistema de justicia autónomo el cual dictaminará el destino de López. Nosotros queremos tener una relación de respeto con EE.UU., pero no aceptamos que venga a opinar o a condicionar las decisiones de poderes públicos autónomos del país", agregó Jaua.

Además, en repetidas ocasiones el Gobierno venezolano ha denunciado que en Venezuela hay un rebrote neofascista.

Hay un núcleo de la oposición que es de ideología fascista que se caracteriza por una ideología de intolerancia política y social hacia el socialismo "Hay un núcleo de la oposición que es de ideología fascista (…), que se caracteriza por una ideología de intolerancia política y social hacia el socialismo, de promoción y estímulo al odio de clases y racial como elementos de hacer política y de dirimir los conflictos políticos. Son elementos que nos llevan a establecer como un brote neofascista en territorio venezolano, además del uso de violencia a través de grupos previamente entrenados", explicó el canciller.

No obstante, el jefe de la diplomacia bolivariana señaló que combatirán ese "rebrote neofascista con autoridad democrática" y con "la movilización popular de un pueblo consciente y organizado enarbolando las banderas de la tolerancia, de la convivencia y del amor entre los venezolanos".

Anteriormente la televisión estatal venezolana reveló la existencia de un fondo millonario recaudado por la derecha para pagar a sicarios que ejecuten acciones violentas en ese país. Indicó también que la oposición manejaba la fecha del mes de mayo próximo como límite para materializar el golpe de Estado e instaurar un Gobierno de transición.

"Todos los escenarios son posibles. Estamos enfrentando ya la decisión [de la derecha] con apoyo de Washington de derrocar al Gobierno del presidente Maduro. Pero nosotros tenemos fortaleza y (…) elementos que nos permiten tener la confianza sin subestimar la amenaza que estamos enfrentando", comentó.

Asimismo indicó que en Venezuela "hay instituciones democráticas sólidas y una mayoría popular que ha respaldado a la revolución bolivariana a lo largo de 15 años". No obstante, a la oposición "no le importa la legitimidad democrática, desprecian la voluntad mayoritaria de un pueblo (…). Consideran que no hay salida por la vía democrática y por eso quieren derrocar al Gobierno", concluyó.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-policia-dispara-a-matar-contra-manifestantes
Dan a los agentes armas de combate para su 'operación antiterrorista' contra los indignados de Kiev

'Disparan a matar', sentencia un diputado ucraniano opositor

El alcalde de Kiev abandona el partido de Yanukovich

Los manifestantes mantienen detenidos a un total de 67 policías

El ministro del Interior de Ucrania, Vitali Zajárchenko, ha ordenado la entrega de armas de combate a los efectivos de la policía para su uso durante los violentos disturbios que han estallado de nuevo en Kiev, de acuerdo con la legislación vigente.

"En el marco de las acciones del Centro Antiterrorista estamos firmando las correspondientes decretos: a las fuerzas de seguridad se les han entregado armas de combate", afirmó Zajárchenko en un mensaje dirigido a la nación, calificando la misión de los agentes de "operación antiterrorista".

Mientras, los choques entre manifestantes y policía prosiguen en la Plaza de la Independencia de Kiev, retomada en gran medida por los 'indignados'. La cifra de muertos podría ascender hasta 60, según fuentes médicas de la oposición. A su vez, los antigubernamentales mantienen retenidos a unos 67 agentes.


El diputado Sviatoslav Janenko, miembro del opositor Svoboda (Libertad, de tendencia populista de derechas) ha asegurado que desde el fin de la corta tregua, esta mañana, las fuerzas del orden "han disparado a matar". "Las fuerzas de seguridad están utilizando balas de combate comunes y antiblindados. Disparan a matar".

Sin embargo, las autoridades ucranianas alegan que los agentes sólo actuán "en legítima defensa".

La situación es tan desmedida que el propio alcalde de Kiev, Vladimir Makeyenko, ha abandonado el gobernante Partido de las Regiones del presidente Viktor Yanukovich. "Mi prioridad es salvar las vidas de los ucranianos. Ni un solo oligarca, ni un solo político ha muerto. Yo, como jefe de la Administración de Kiev, me dedico a sepultar a decenas de gente normal. La vida humana debe ser el valor supremo en nuestro Estado", añadió, llamando a los diputados a colocarse como "escudos humanos entre los ciudadanos de Ucrania uniformados y los ciudadanos de Ucrania de civil".


Desde Moscú también se ha reaccionado. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha enviado a Kiev al Defensor del Pueblo, Vladimir Lukin, para mediar entre las autoridades y la oposición tras el estallido de nuevos disturbios en Kiev, que hoy se han cobrado decenas de vidas y el pasado martes 26.

Durante una conversación telefónica "el presidente de Ucrania [Viktor Yanukóvich] propuso al jefe del Estado ruso que enviara a Kiev a un representante ruso para su participación en un proceso negociador con la oposición en calidad de mediador", afirmó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Lukín "tiene una larga experiencia en el servicio diplomático y es una reconocida autoridad entre los defensores de los derechos humanos", destacó el portavoz.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-obama-advierte-ucrania-consecuencias-violencia-gobierno-disturbios-manifestantes
El presidente de Estados Unidos considera que el Gobierno de Kiev es el principal responsable de garantizar que la policía trate a los manifestantes de manera apropiada.

A su llegada a la ciudad mexicana de Toluca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido que "habrá consecuencias" para aquellos que crucen la línea, en referencia a la violencia ejercida por la policía al reprimir una concentración en Kiev que ha acabado con más de 25 personas muertas. "EEUU considera que el Gobierno de Ucrania es el principal responsable a la hora de garantizar que trata a los manifestantes de manera apropiada, que el pueblo ucraniano puede reunirse y manifestarse libremente para defender sus intereses sin miedo a la represión", ha asegurado.

"Estados Unidos condena en los términos más enérgicos la violencia que está teniendo lugar", ha dicho Obama junto a Peña Nieto, en unas breves declaraciones antes de iniciar la cumbre de Líderes de América del Norte. "Estamos en contacto tanto con nuestros colegas de la UE como con el gobierno de Ucrania y la oposición para asegurarnos de que ponemos punto y final a la violencia".

Obama ha proseguido advirtiendo de que en los próximos días Washington va a seguir muy de cerca lo que sucede en Ucrania y espera que el Gobierno de Victor Yanukovich muestre contención a la hora de tratar con manifestantes pacíficos. En el mismo sentido, el presidente norteamericano ha recordado que se espera la misma contención por parte de los opositores y manifestantes.


Horas antes, a bordo del Air Force One que trasladaba a Barack Obama a México para asistir a la cumbre de Líderes de América del Norte, el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, informaba este miércoles que el presidente haría declaraciones sobre la crisis que se vive en Ucrania al final del día, cuando ofreciera en la ciudad de Toluca una rueda de prensa junto a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

Rhodes declaraba en el avión presidencial que Obama seguía muy de cerca lo que sucede en la antigua república soviética y estudia junto a sus socios de la UE diferentes maneras de poner fin a la violencia que ya se ha cobrado más de 25 vidas, entre ellas la adopción de sanciones a Kiev. “Hemos dejado claro que consideraríamos tomar acciones contra aquellos que son responsables de los actos de violencia en Ucrania”, declaraba Rhodes. “Tenemos un paquete de medidas entre las que se incluye eso”, puntualizaba el consejero.

En opinión de Rhodes, lo que sucedió este pasado martes –los enfrentamientos desencadenados al intentar la policía impedir una marcha que pedía limitar el poder del presidente- ha sido una atrocidad y ha causado tal indignación que forzará una decisión por parte de Washington. Sin embargo, el consejero ha indicado que si el Gobierno de Kiev da marcha atrás y pone en libertad a los detenidos y busca el diálogo con la oposición sería también “sin duda un factor a tener en cuenta en nuestros cálculos”.

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, instó al presidente Victor Yanukovich en la misma línea, a que insista en el diálogo y ponga fin a la violencia. “El presidente Yanukovich puede elegir entre proteger a su pueblo y optar por el diálogo y el compromiso o elegir la violencia y el caos”, ha dicho Kerry tras reunirse en París con su homólogo francés, Laurent Fabius. “Creo que la elección debería de estar clara”, ha puntualizado el jefe de la diplomacia norteamericana.

Fabius ha apostado por imponer sanciones a nivel europeo contra Ucrania, que deben estar dirigidas a personas concretas del Gobierno. El ministro francés viajará mañana a Kiev acompañado de su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, y allí se encontrarán con el polaco, Radoslaw Sikorski, que viaja hoy a la capital ucraniana. Kerry se encuentra en París para participar en varios encuentros diplomáticos, el más importante, una reunión con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-muertos-desalojo-euromaidan-kiev-ucrania
A las ocho de la noche de este martes (las siete hora peninsular española) las fuerzas del orden público y las tropas de intervención especial, las Berkut, comenzaron la operación de desalojo del mitin permanente de la Plaza de la Independencia de Kiev, El “Euromaidán” o “Maidán".

Se abre así un nuevo capítulo en la crisis política y social que afloró en Ucrania en noviembre pasado, cuando miles de personas salieron a la plaza a protestar, inicialmente por el cambio del rumbo europeo del presidente Víctor Yanukóvich, y casi de inmediato en contra del mismo presidente y del régimen que éste encarna. Desde entonces, Yanukóvich ha intentado ganar tiempo y para ello cesó al gobierno de Mikola Azárov, lo que no ha sido suficiente para calmar a los manifestantes que piden nuevas elecciones presidenciales y cambio de la constitución para restrigir los poderes del jefe del Estado.

La operación policial se está produciendo en dos flancos distintos del "Maidán", desde la avenida Krischatik, por donde han avanzado varios carros blindados, y por la cuesta de la calle Institutskaia, por donde se han desplazado varias tanquetas que lanzan agua y columnas de las tropas especiales en formación cerrada. Uno de los carros blindados habría ardido.

En las refriegas se utilizan cócteles Mólotov y parte de la “ciudadela” de tiendas de campaña junto al monumento de la Independencia ha ardido. Hay muertos y heridos. Las cifras oficiales de los muertos antes de que comenzara el asalto era de 9, a lo que hay que añadir por lo menos otro cadáver en las refriegas del Maidán, aunque es todavía demasiado pronto para poder hacer una evaluación de lo que está sucediendo y de sus consecuencias. Según medios locales, los fallecidos ascienden a 14, seis de ellos serían policías. Los líderes de la oposición, Vitali Klichkó, jefe del partido Udar, y Arseni Yatseniuk, líder del grupo parlamentario de Yulia Timoshenko (la primera ministra encarcelada) se mantenían firmes, ya fuera de pie en la tribuna de la plaza animando a los manifestantes, ya fuera en la sede de los sindicatos o desplazándose entre la multitud.


14 personas (ocho civiles y seis policías) perecieron durante el día, según medios locales, y decenas han resultado heridas el martes en Kiev a resulta de los enfrentamientos que volvieron a encender la violencia en la capital de Ucrania tras dos semanas de relativa calma. Los manifestantes ocuparon el club de los Oficiales, un local frente a la Rada Suprema (Parlamento), pero no llegaron a asaltar el Legislativo.

De los nueve muertos oficialmente reconocidos por la policía, tres habrían fallecido en el club de los Oficiales, dos de ellos con heridas de arma de fuego y un tercero víctima de un atropello. Otra persona habría fallecido también por herida de arma de fuego cuando era llevada en una ambulancia, y otras dos personas habían muerto en la calle a consecuencia de ataques al corazón. Además hubo un muerto por asfixia en los locales del PR, tras su asalto y posterior incendio. Los dos agentes de policía muertos perecieron a consecuencia de heridas de armas de fuego, uno en una ambulancia y el otro en la clínica, según informa el ministerio del Interior. Entre los heridos hay varios periodistas y un fotógrafo de la agencia Reuters. Un manifestante contactado telefónicamente dijo que los heridos transportados al club de los Oficiales no podían ser desplazado a instituciones médicas debido a los enfrentamientos que bloqueaban las calles.

Los servicios de Metro en el centro de la ciudad fueron suspendidos, lo que como se vio más tarde era una medida destinada a aislar a los manifestantes de la plaza de la Independencia. Los accesos por automóvil a Kiev han sido restringidos para evitar por lo visto que se sumen a los manifestantes los grupos de apoyo que salían el martes con destino a Kiev desde distintas regiones del país.

Las principales figuras de la oposición intervenían anoche en el mitin y exhortaban a los ciudadanos a permanecer unidos y pacíficos frente a las fuerzas de seguridad. Antes de que se produjera el asalto, habían invitado a los diplomáticos extranjeros a acudir a la plaza y por teléfono el comisario Stefan Fülle y la alta representante de la política exterior de la UE, Catherin Ashton, pedían diálogo. Aparentemente, los diplomáticos occidentales no podían conseguir conectar con el presidente Víctor Yanukóvich.

Las acciones policiales fueron precedidas de un ultimátum formulado en un comunicado conjunto por el Consejo de Seguridad de Ucrania y el ministerio del Interior. Estas instituciones habían exhortado a los líderes de la oposición a tranquilizar a los manifestantes y volver a la mesa de las conversaciones. En su comunicado, afirmaban que “los extremistas de la oposición han pasado la frontera” y acusaban a los “líderes de la oposición de organizar la dirección de estos delitos”. “No podemos permitir que siga la escalada de este conflicto. Los ciudadanos de a pie se dirigen a las autoridades y exigen poner orden, devolver la estabilidad y la paz a Ucrania”, manifestaba el comunicado. El Consejo de Seguridad y el Ministerio del Interior afirmaban también que se verían “obligados a actuar con dureza si continúa el desorden” y daban un ultimátum hasta las 18 horas (las 17.00 hora peninsular española) para acabar con la violencia, de lo contrario, señalaba “nos veremos obligados a poner orden con los métodos contemplados por la ley”. Parqa intervenir, los uniformados esperaron dos horas después del plazo declarado.

Prueba de los vacilaciones y aprensiones en el campo gubernamental antes de que se iniciara la acción de fuerza eran las declaraciones de Yuri Miroshnichenko, el representante del presidente Yanukóvich en la Rada. Este dijo al canal de televisión por cable Gromadskogo TV que el jefe del Estado no deseaba un desenlace violento y que comprendía que el desalojo del Maidán no resolvería nada. Miroshnichenko dijo que había que hacer todo lo posible para resolver el conflicto pacíficamente y reconoció que la concentración de carros blindados no contribuía a calmar los ánimos. Miroshnichenko confirmó que Yanukóvich se había entrevistado con Aleksandr Turchínov, el adjunto de Yulia Timoshenko, la ex jefa del gobierno que cumple una condena de 7 años de prisión en Jarkov. Diputados del partido de las Regiones decían anoche que Yanukóvich solo quiere entrevistarse con los líderes de la oposición cuando haya finalizado la operación de desalojo del “Maidán”. Desde la tribuna, Yuri Lutsenko, antiguo ministro del Interior, exhortaba a los miembros de las fuerzas de intervención especial a no ser “esclavos” de Vladímir Putin. En una entrevista con el canal de televisión 5, perteneciente al político y oligarca Petr Poroshenko, el ex presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, afirmaba que en el centro de Europa estaba teniendo lugar un “nuevo Tiannamen” y que Putin había comprado el derecho a disolver el Maidán a cambio de los 3000 millones de dólares ya desembolsado del crédito de 15.000 millones concedido a Ucrania. El canal de televisión “5”, que trasmitía en directo la operación de desalojo del Maidán, dejó de trasmitir abruptamente, aunque lo que sucedía podía ser visto por otros canales.

Fuente: El País
Los desórdenes en Bosnia-Herzegovina no son diferentes de lo que está sucediendo en la vecina Ucrania. Como en Kiev, Estados Unidos está detrás de los incidentes de Sarajevo. La diferencia es que en este último caso el principal objetivo es acabar con una región autónoma: la República Srpska.

Ha llegado la «revolución de color» que se esperaba en Bosnia desde hace un año. Pero lo más importante es que, al contrario de lo que esperaban los analistas, el «cambio de régimen» va más allá del componente serbio: la República Srpska. Se está produciendo un putsch que se extiende a todo el país –la Federación de Bosnia-Herzegovina– y que llegará finalmente a la República Srpska.

Se trata de un hecho muy importante ya que sugiere que los servicios secretos occidentales –y, por supuesto, también sus Estados– quieren limpiar el terreno político en todo el país. El plan consiste en explotar la creciente insatisfacción social –más que justificada– para provocar el caos total. Ese caos, así como la ilusión de «una vida mejor», que los medios occidentales y los centros de propaganda estimularán en la conciencia de las masas populares, serán utilizados posteriormente para poner en el poder un nuevo equipo de títeres, no sólo a nivel de las autoridades regionales sino también en el poder central.


El objetivo principal sigue siendo deshacerse del presidente Milorad Dodik y acabar con la política independiente de este dirigente en la Republika Srpska para instalar en Banjaluka un equipo que permita la incorporación de la entidad autónoma serbia al Estado bosnio centralizado. Los demás objetivos son la incorporación de toda Bosnia-Herzegovina a la OTAN y su adaptación total a las estructuras occidentales euro-atlantistas.

A la luz de la Constitución en vigor todo eso es imposible sin el consentimiento del gobierno de la Republika Srpska. Es por esa razón que el primer paso tiene que ser instaurar un gobierno que “coopere”. Muy rápidamente el actual protectorado –que goza de una autonomía local muy limitada– se transformaría entonces en una colonia de Occidente.

Al igual que los manifestantes de Kiev, los de Bosnia actúan movidos por la ilusión de que lo único que hace falta es «echar a los malos» para lograr «una vida mejor», de la que tienen una visión nebulosa y absolutamente indefinida. Pero esa «vida mejor» nunca se logrará si su obtención se pone en manos de los títeres que Occidente quiere instalar en el poder.

Como ya se ha visto en Ucrania, sólo Rusia tiene la capacidad material necesaria para ayudar a mejorar la calidad de vida de ese país. La Unión Europea ya ha dejado muy claro que carece de medios materiales para contribuir a la reconstrucción de Ucrania, aunque sí tiene suficiente dinero para pagar las proezas callejeras de los hooligans. Y lo que es válido para Ucrania, también lo es para Bosnia y para la Republika Srpska.

Los motines registrados desde hace unos días en la Federación de Bosnia-Herzegovina, inicialmente en Tuzla antes de extenderse a Sarajevo y a otras ciudades de la región central de la Federación, se caracterizaron desde el primer momento por la extrema violencia de los manifestantes. Teniendo en cuenta el hecho que las operaciones de «cambio de régimen» generalmente se basan en el escenario de «resistencia no violenta» trazado por Gene Sharp, puede parecer extraño que en el caso de Bosnia se haya suprimido la fase no violenta.

La primera fase del esquema habitual –basado en una provocación inicial que desencadena una explosión de desórdenes– prevé, por el contrario, provocar un ataque del gobierno contra manifestantes pacíficos que serán presentados por la prensa como víctimas inocentes. Sin embargo, parece que los organizadores occidentales están impacientes por liquidar el asunto lo más rápidamente posible, tanto en Ucrania como en Bosnia-Herzegovina. Quizás sea por eso que han decidido acelerar el proceso de instalación de sus títeres en el poder ahora que todavía están a tiempo de mantener la ilusión de «una vida mejor» apadrinada por Occidente y antes de que las malas noticias sobre la crisis que afecta a los países occidentales lleguen a oídos de las masas populares de los países del este.

La manera como se maneja la revuelta aparece brevemente reflejada en la siguiente imagen, divulgada en uno de los sitios web que apoyan el movimiento antigubernamental.


En esta sugerente imagen se destacan como mínimo 3 cosas:

- La primera es el nivel de agresividad callejera que practican los manifestantes y que incluye la quema de neumáticos.

- La segunda es el conocido símbolo de Otpor!, el puño en alto, que ha caracterizado todas las operaciones similares desde la realización de la primera revolución de color exitosa organizada bajo control occidental en Belgrado, en octubre del año 2000, lo cual indica –por supuesto– de donde proviene la fuerza motriz de los acontecimientos que estamos viendo.

- Finalmente, el texto en inglés, algo fuera de lugar en un movimiento supuestamente bosnio. Se trata evidentemente de un lapsus que seguramente se corregirá con el tiempo ya que indica claramente quién se encuentra detrás de toda esta farsa.

Además de los elementos que acabamos de señalar, también están presentes los demás rasgos característicos de las operaciones orquestadas alrededor de los principios trazados por Gene Sharp. La infraestructura para el cambio de régimen –que los especialistas occidentales han venido construyendo pacientemente en Bosnia durante 2 años– ha recibido finalmente la orden de activación. Lo que estamos viendo es resultado de la actividad de redes muy organizadas y vinculadas entre sí que cubren toda la Federación, incluyendo la Republika Srpska, y que actúan de conjunto para alcanzar objetivos idénticos utilizando para ello todos los medios de la tecnología moderna puestos a su disposición. La demagogia, convenientemente nebulosa, menciona temas no claramente definidos, como el «respeto de los derechos humanos» y «un mañana mejor», pero que obviamente garantizan un amplio respaldo en Bosnia –la erradicación de los efectos de la radioactividad tendría el mismo éxito en Fukushima. Pero, ¡oh sorpresa!, ninguno de los sublevados propone medidas políticas concretas para la realización de tan nobles ideales.

La idea de convidar a las fuerzas policiales a unirse a los manifestantes también viene del método de Gene Sharp. Los organizadores anónimos de los motines de Tuzla se presentan bajo el acrónimo «Udar» [en español «golpe»], una manera muy transparente de referirse a la organización política del ucraniano Vitali Klitschko.

Es evidente que los gobiernos de las dos entidades que conforman Bosnia-Herzegovina no están preparados para enfrentar el destino que se les depara. En la Federación, los políticos musulmanes creyeron tontamente que el apoyo táctico de Occidente era una garantía a largo plazo, cometiendo así el mismo error que el presidente egipcio Hosni Mubarak, quien también creyó que su posición era segura, mientras que Estados Unidos entrenaba activistas del movimiento juvenil del 6 de abril con intenciones de derrocarlo.

Y en la Republika Srpska, no es sólo la coalición que actualmente ejerce el poder quien no ha tenido tiempo de evaluar la situación para tomar medidas eficaces. Es posible que los líderes de la oposición se despierten un día dándose cuenta de que sus mentores occidentales los han engañado con el único interés de utilizarlos en contra del presidente Dodik y que un nuevo equipo de protegidos, discretamente formados por Occidente, se instalará en el poder dejando a la oposición nacional fuera del juego.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-senador-john-mccain-en-ucrania-reunion-opositores-plaza-maidan-kiev
En Europa Occidental, la opinión pública observa erróneamente la crisis ucraniana como una simple rivalidad entre occidentales y rusos. Pero lo que le interesa a Washington no es que Ucrania se incorpore a la Unión Europea sino privar a Rusia de uno de sus socios históricos. Y para lograr su objetivo, Estados Unidos está dispuesto a provocar una nueva guerra civil en Europa.

Después de desmembrar Yugoslavia con una guerra civil de 10 años (de 1990 a 1999), ¿ha decidido Estados Unidos destruir Ucrania de la misma manera? Eso hacen pensar las maniobras que está preparando la oposición para su realización durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

Ucrania ha estado dividida históricamente entre el oeste, con una población favorable a la Unión Europea, y el este, cuya población es favorable al acercamiento con Rusia. A esos dos grupos se agrega una pequeña minoría musulmana en Crimea. Después de la independencia, el Estado ucraniano fue debilitándose. Aprovechando la confusión, Estados Unidos organizó en 2004 la llamada «revolución naranja» [1], que puso en el poder un clan mafioso proatlantista. Cuando Moscú respondió anulando sus subvenciones al precio de gas, los occidentales dieron la espalda al gobierno naranja a la hora de pagar sus compras de gas a precio de mercado. El gobierno naranja perdió la elección presidencial de 2010 y la presidencia pasó a manos de Viktor Yanukovich, político corrupto y a veces pro-ruso.


El 21 de noviembre de 2013, el gobierno ucraniano renuncia al acuerdo de asociación negociado con la Unión Europea. La oposición responde a esa decisión con una serie de manifestaciones en Kiev y en la parte occidental del país, manifestaciones que rápidamente toman un cariz insurreccional. La oposición exige elecciones legislativas y presidenciales anticipadas, pero se niega a formar un gobierno cuando el presidente Yanukovich le propone hacerlo, luego de la renuncia del primer ministro. Ya para entonces, Radio Free Europe –radio del Departamento de Estado estadounidense– había bautizado las manifestaciones como Euromaidan y, posteriormente, como Eurorrevolución.

Por otro lado, el servicio de seguridad de la oposición lo garantiza Azatlyk, un grupo de jóvenes tártaros de Crimea que regresó para eso de la yihad en Siria, en la que participaron con el respaldo del senador estadounidense John McCain [2].

La prensa atlantista también respalda a la «oposición democrática» ucraniana y denuncia la influencia rusa. Altas personalidades de los países miembros de la alianza atlántica incluso se han tomado el trabajo de presentarse personalmente ante los manifestantes, como la secretaria de Estado adjunta y ex embajadora de Estados Unidos ante la OTAN Victoria Nuland y el ya mencionado senador estadounidense John McCain, también presidente de la rama republicana de la NED. La prensa rusa denuncia, por el contrario, que los manifestantes pretenden derrocar desde la calle las instituciones ucranianas democráticamente electas.

Al principio, el movimiento parece ser un intento de reeditar la «revolución naranja». Pero el 1º de enero de 2014, el control de la revuelta cambia de manos. El partido nazi Svoboda [Libertad] organiza una marcha con antorchas que reúne 15 000 personas, en memoria de Stepan Bandera (1909-1959), el líder nacionalista que luchó contra los soviéticos aliándose con los nazis. A partir de ese momento, las paredes de la capital ucraniana se cubren de consignas antisemitas y se registran ataques callejeros contra personas de origen judío.

La oposición proeuropea se compone de 3 partidos políticos:

- La Unión Panucraniana «Patria» (Bakitchina), de la oligarca y ex primera ministro Yulia Timochenko (quien actualmente se halla en la cárcel cumpliendo varias condenas por malversación de fondos públicos), partido encabezado ahora por el abogado y ex presidente del parlamento Arseni Yatseniuk.
Defiende la propiedad privada y el modelo liberal vigente en Occidente. Obtuvo un 25,57% de los sufragios en las elecciones legislativas de 2012.

- La Alianza Democrática Ucraniana por la Reforma (UDAR) del ex campeón de boxeo Vitali Klichko.
Dice ser demócrata-cristiana y obtuvo un 13,98% de los votos en las elecciones de 2012.

- La Unión Panucraniana Libertad (Svoboda), del cirujano Oleg Tiagnibok.
Esta formación proviene del Partido Nacional-Socialista de Ucrania. Se pronuncia por retirar la nacionalidad ucraniana a los judíos. Obtuvo un 10,45% de los votos en las elecciones legislativas de 2012.

Estos partidos, representados en el parlamento ucraniano, cuentan con el respaldo de:

- El Congreso de los Nacionalistas Ucranianos, grupúsculo nazi nacido de las antiguas redes stay-behind de la OTAN en el antiguo Bloque del Este [3].
Es sionista y se pronuncia por la anulación de la nacionalidad de los judíos ucranianos y su expulsión hacia Israel. Obtuvo un 0,08% de los votos en las legislativas de 2012.

- La Autodefensa Ucraniana, grupúsculo nacionalista que ha enviado sus miembros a luchar contra los rusos en Chechenia. También los envió a Osetia durante el conflicto georgiano.

La oposición ha recibido también el apoyo de la iglesia ortodoxa ucraniana, en rebelión contra el Patriarcado de Moscú.

Desde que el partido nazi salió a la calle, los manifestantes –a menudo protegidos con cascos y uniformes paramilitares– levantan barricadas y asaltan los edificios oficiales. Algunos elementos de las fuerzas policiales también han procedido brutalmente, llegando incluso a torturar detenidos. Se afirma que han muerto varios manifestantes y que se cuentan cerca de 2 000 heridos. Los desórdenes siguen propagándose en las provincias de la parte occidental del país.

Según nuestras propias informaciones, la oposición ucraniana está tratando de introducir material de guerra comprado en mercados paralelos. Por supuesto, la compra y traslado de armas en Europa Occidental es imposible… a no ser que se haga con el consentimiento de la OTAN.

La estrategia de Washington en Ucrania parece ser una mezcla de las recetas que ya han funcionado anteriormente, durante las «revoluciones de colores», con las fórmulas recientemente aplicadas en las «primaveras árabes» [4]. Estados Unidos ni siquiera trata de ocultarlo, al extremo de haber enviado a Ucrania una alta funcionaria, Victoria Nuland –adjunta de John Kerry en el Departamento de Estado– y el senador John McCain –quien es también presidente del IRI, la rama republicana de la NED [5]–, para expresar su apoyo a los manifestantes.

Al contrario de los casos de Libia y Siria, Washington no tiene en Ucrania yihadistas que se encarguen de sembrar el caos –aparte de los extremistas tártaros, pero estos están en Crimea. Así que decidió utilizar a los nazis, con los que el Departamento de Estado ya había trabajado anteriormente en contra de los soviéticos y a los que organizó en partidos políticos después de la independencia.

El lector neófito puede encontrar chocante esta alianza entre la administración Obama y los nazis. Pero hay que recordar que el presidente estadounidense Ronald Reagan rindió públicamente homenaje a varios nazis ucranianos, entre los que se encontraba Yaroslav Stetsko, primer ministro ucraniano bajo el III Reich y posteriormente convertido en jefe del Bloque de Naciones Antibolcheviques y miembro destacado de la Liga Anticomunista Mundial [6]. Uno de sus lugartenientes, Lev Dobriansky, fue embajador de Estados Unidos en Bahamas. Y la hija del propio Dobriansky, Paula Dobriansky, fue subsecretaria de Estado para la democracia (sic) en la administración de George W. Bush. Fue precisamente la señora Dobriansky quien financió durante 10 años una serie de estudios históricos destinados a hacer olvidar que el Holodomor, la gran hambruna que asoló Ucrania en 1932-1933, también devastó Rusia y Kazajstán y hacer creer que fue una decisión deliberada de Stalin tomada para acabar con el pueblo ucraniano [7].

La realidad es que Washington, que respaldó el partido nazi alemán hasta 1939 y siguió haciendo negocios con la Alemania nazi hasta finales de 1941, nunca tuvo se planteó problemas morales hacia el nazismo, como tampoco se los plantea en este momento cuando respalda militarmente el yihadismo en Siria.

Las élites de Europa Occidental, que tanto utilizan el nazismo como pretexto para perseguir a los aguafiestas –como puede comprobarse en Francia con la polémica sobre la «quenelle» de Dieudonné M’Bala M’Bala [8]– han olvidado el verdadero significado de la palabra «nazi». En 2005, cuando la entonces presidenta de Letonia, Vaira Vike-Freiberga, rehabilitó el nazismo, prefirieron mirar para otro lado como si fuera algo sin importancia [9]. Ahora, apoyándose en meras declaraciones a favor de la Unión Europea, su candoroso atlantismo los lleva a respaldar al peor enemigo de los europeos. La guerra civil podría comenzar en Ucrania, durante los Juegos Olímpicos de Sochi.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-hambre-en-bosnia-desata-violencia-disturbios-protestas
La miseria en la que viven muchos parados en Bosnia y Herzegovina ha provocado una revuelta ciudadana en este país, que se independizó de Yugoslavia en 1992 y vivió después una cruenta guerra interétnica durante tres años. Miles de desempleados bosnios bajaron ayer a las calles de diversas ciudades por tercer día consecutivo para expresar su descontento por la situación en la que viven. Y aunque el epicentro de las protestas ha sido hasta ahora la localidad de Tuzla, ayer los disturbios llegaron a Sarajevo, donde la sede de la Presidencia fue atacada con piedras y una bengala que provocó el incendio parcial del edificio. Horas antes, la Policía había cargado con cañones de agua, balas de goma y granadas aturdidoras para dispersar a los cientos de manifestantes antigubernamentales que se habían congregado en la capital.

El presidente de turno de Bosnia y Herzegovina, el croata Zeljko Komsic, reconoció en declaraciones a una televisión local recogidas por la agencia Efe que las protestas en el país se están produciendo por problemas que se acumulan desde hace años, y admitió la responsabilidad de la clase política. «Es todo nuestra culpa. No sé si el poder estatal podrá funcionar, pero deberá hacerlo», dijo el líder croata-bosnio, que comparte la terna presidencial con un serbio y un musulmán. «El pueblo no ha llegado a esto por odio o por política, sino por la miseria e injusticia que les oprime», agregó Komsic.

El paro afecta al 44% de la población activa de un país económicamente destrozado, que vive en parte de la ayuda internacional y donde el sueldo medio no supera los 420 euros. El pasado jueves, unas 130 personas, la mayoría policías, resultaron heridas durante una violenta manifestación de 6.000 ciudadanos en Tuzla, una ciudad industrial donde el sector químico y maderero están en crisis, situada en la Federación de Bosnia y Herzegovina, la parte del país que reúne a croatas y musulmanes en un mismo territorio. La otra parte del país es la denominada República Srpska, que representa a la minoría serbia.


Tuzla, con un desempleo que supera el 30%, ha concentrado las protestas, que han acabado extendiéndose a numerosas localidades del país, incluida la capital. Los manifestantes piden la dimisión del Gobierno y denuncian la privatización fraudulenta de muchas empresas y la corrupción. El país balcánico vive además esta rebelión en un contexto de crisis política, un mes después de que el presidente de la Federación, Zivko Budimir, decidiera destituir al ministro de Finanzas, Ante Krajina, porque desde hace meses los veteranos de guerra de origen croata no cobran sus pensiones. Esta destitución desequilibró la composición del Gobierno, porque según la Constitución, ocho ministros deben pertenecer a la comunidad musulmana, cinco a la croata y tres a la serbia.

«El grito de la cólera»

Las redes sociales están desempeñando un papel muy activo en esta revuelta ciudadana, que escapa al control de los sindicatos y ocupa las portadas de los diarios. Bosnia y Herzegovina, que aspira a ser miembro de la Unión Europea, vive una auténtica «revuelta ciudadana», afirma en primera plana el influyente 'Dnevni Avaz'. El periódico 'Oslobodjenje' considera que el pequeño país balcánico, con una población de 3,8 millones de habitantes, vive «una primavera» parecida a las revueltas que experimentaron hace pocos años varios países árabes.

Según el politólogo Vehid Sehic, «cada vez hay más gente que vive en la miseria y la pobreza y tiene hambre. El pueblo ha perdido toda esperanza en una mejora de la situación. Manifestarse es el único instrumento» que le queda a la población. En las protestas de Tuzla muchos manifestantes gritaron que su enfado callejero «es la respuesta del pueblo. Es la revolución». «Es el grito de la cólera y del hambre», señaló en su editorial el rotativo 'Dnevni Avaz'.

Cientos de heridos y el palacio presidencial quemado

Al menos doscientas personas resultaron heridas durante las manifestaciones antigubernamentales realizadas en veinte ciudades de Bosnia y Herzegovina, según informes de prensa.

La víspera miles de manifestantes salieron a las calles de la capital, Sarajevo. Los descontentos arrojaron piedras a la policía, prendieron fuego al palacio presidencial, autos y viviendas fueron quemadas.

Los uniformados utilizaron gases lacrimógenos, balas de goma y cañones de agua contra los manifestantes.

Las protestas continúan en el país durante varios días debido a la insatisfacción de la población con la política económica del Gobierno, la corrupción y el desempleo.

Las manifestaciones duraron tres días. Los obreros de los servicios urbanísticos salieron a las calles con el fin de liquidar las consecuencias de los disturbios. El acceso a la sede del Gobierno de Bosnia y Herzegovina está cerrado después de que grupos de manifestantes la víspera prendieron fuego al edificio. El incendio aniquiló una parte de los archivos federales.

Fuente: El Espía Digital