Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la proxima guerra oceano artico deshielo petroleo nuevas rutas navegacion
Los países del extremo norte van a ser los nuevos actores emergentes en la frontera del Ártico. La capa de hielo polar se está derritiendo a un ritmo mucho más rápido que el previsto anteriormente, y puede estar completamente libre de hielo en el verano de 2040 o antes. Hay una gran cantidad sin explotar de recursos en el Océano Ártico, tales como nuevas rutas de navegación, pesca, turismo, y se cree que contiene la mayor de las reservas mundiales de energía restantes. Este año ha dado lugar a un frenesí de exploración de petróleo y gas, que sólo aumentará a medida que el hielo retroceda. El verano que viene traerá una búsqueda más intensa de los recursos. La cooperación se requiere entre las naciones del norte para evitar disputas territoriales y conflictos en la cima del mundo.

Laurence C. Smith, profesor de geología en la Universidad de California en Los Angeles ha escrito acerca de lo que está ocurriendo ahora en su libro, "El mundo en 2050: Cuatro fuerzas que configuran el Futuro de la Civilización del Norte". Las naciones del Ártico, a las que él se refiere como NORCs incluyen a Rusia, Canadá, Estados Unidos, Noruega, Dinamarca (Groenlandia) e Islandia. En comparación con gran parte del mundo, estas naciones van demográficamente en aumento y son económicamente sanas en su mayor parte. Su poder está en expansión debido a las cuatro fuerzas que se describen en el libro: las tendencias demográficas, la demanda de recursos naturales, la globalización y el cambio climático.


Smith explica que el instrumento para garantizar la exploración y el desarrollo en el Ártico ya se ha establecido en forma de un tratado. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar se utiliza actualmente para resolver disputas marítimas y puede aplicarse fácilmente a las aguas del Ártico de nuevo acceso. La mayoría de los países han ratificado este tratado, con la excepción de los Estados Unidos.

Rusia, con su enorme costa del Ártico es el perro grande en esta nueva arena geopolítica. Opera la mayoría de los rompehielos del mundo, es el más implicado en la exploración, y ha plantado simbólicamente una bandera rusa en el lecho marino en el Polo Norte. Los otros NORCs, para no ser abrumados por la presencia de Rusia, están luchando por reevaluar y aplicar sus estrategias en el Ártico.

Canadá, la potencia del Ártico con la segunda mayor línea de costa, está expandiendo sus fuerzas a lo largo de su periferia norte en cuanto a bases militares e investigación.

Los Estados Unidos, después de haber retirado la mayor parte de sus fuerzas de Alaska después de la Guerra Fría, las está recolocando, ya que vuelve a descubrir el significado de la región.
Noruega, tal vez las más desarrolladas del Ártico, gracias su clima favorable, también está colocando más fuerzas al norte y dando mayor desarrollo a sus puertos del norte.

Groenlandia, un territorio desde mucho de Dinamarca, está contemplando seriamente la independencia, ya que se da cuenta de su importancia estratégica y el auge potencial en recursos mientras el hielo se derrite.

Islandia, situada en una posición estratégica en el Atlántico cerca del Círculo Ártico, no tiene más pretensión territorial en el Ártico, pero defiende ferozmente su soberanía de la inversión extranjera.

Las disputas territoriales existen, al tiempo que Noruega y Rusia cuentan con unas relaciones difíciles sobre las islas Svalbard. Sobre el papel, pertenecen a Noruega, pero contienen una creciente población de inmigrantes rusos. Sin embargo, las naciones avanzadas del extremo norte, no es probable que vayan a ir a la guerra unos contra otros por el Ártico.

Es probable que haya una cooperación mucho más que conflictos, teniendo en cuenta las limitaciones de la región. Todavía hay una gran cantidad de hielo marino y será por algún tiempo así. Hay témpanos que se desplazan y grandes distancias para cubrir con pocos puertos.

La mayor preocupación es por un accidente medioambiental, como un derrame de petróleo que se produzca en la región, y no hay barcos suficientes para ayudar a contener la misma. Además, las actividades ilegales son una preocupación, ya que habrá pocos barcos en la región para monitorear la actividad sospechosa, como la pesca ilegal o la caza de ballenas. Por desgracia, como la presencia humana crece, también lo hacen las posibilidades de que este tipo de incidentes se produzcan.


CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS SOBRE ESTE TEMA