Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-es-necesario-otro-11-de-septiembre-opina-un-think-tank
Escribiendo para el Consejo Atlántico, un think-tank prominente con sede en Washington DC, Harlan K. Ullman advierte que es necesaria una "crisis extraordinaria" para preservar el "nuevo orden mundial", que se encuentra bajo amenaza de ser descarrilado por actores no estatales, como Edward Snowden.

El Consejo Atlántico se considera una organización muy influyente con estrechos vínculos con los principales responsables políticos de todo el mundo. Está encabezado por el general Brent Scowcroft, ex-asesor de Seguridad Nacional en Estados Unidos bajo los presidentes Gerald Ford y George HW Bush. Snowcroft también ha asesorado al presidente Barack Obama.

Harlan K. Ullman fue el autor principal de la doctrina de "conmoción y pavor". Ahora es Presidente del Grupo Killowen que asesora a los líderes del gobierno.

En un artículo titulado "La guerra contra el terrorismo no es la única amenaza", Ullman afirma que, "los cambios tectónicos están remodelando el sistema geoestratégico internacional", argumentando que no son superpotencias militares como China, sino "actores no estatales" como Edward Snowden, Bradley Manning y hackers anónimos los que representan la mayor amenaza para el "sistema de Westfalia que tiene ya 365 años," porque ellos están alentando a las personas a convertirse individualmente en personas con poder, eviscerando el control del Estado.


"Muy pocos han tomado nota y todavía menos han actuado en esta realización", señala Ullman, lamentando que "la revolución de la información y las comunicaciones globales instantáneas" frustran el "nuevo orden mundial" anunciado por el presidente de EE.UU., George HW Bush hace más de dos décadas.

"Sin una crisis extraordinaria, es probable que se haga poco para revertir o limitar el daño impuesto por el gobierno fracasado o a punto de hacerlo", escribe Ullman, lo que implica que sólo otro cataclismo al estilo del 11 de Septiembre permitirá al Estado reafirmar su dominio, mientras "contiene, reduce y elimina los peligros planteados por los actores no estatales que cuentan con ese nuevo poder."

Ullman concluye que la eliminación de los actores no estatales e individuos poderosos "debe hacerse" con el fin de preservar el nuevo orden mundial. Un resumen de su material sugiere que la definición del Consejo Atlántico de un "nuevo orden mundial" es una tecnocracia mundial dirigida por una fusión de grandes gobiernos y grandes empresas en las que la individualidad se sustituye por la singularidad transhumanista.

La retórica de Ullman suena algo similar a la adoptada por el co-fundador de la Comisión Trilateral y regular asistente de las reuniones del Club Bilderberg, Zbigniew Brzezinski, quien en 2010 dijo en una reunión del Council on Foreign Relations que un "despertar político global", en combinación con las luchas internas entre las élites, estaban amenazando con descarrilar la transición hacia un gobierno mundial.

La llamada implícita de Ullman a una "crisis extraordinaria" para revitalizar el apoyo al poder estatal y al gran gobierno tiene sombras misteriosas del lamento que el "Proyecto para un Nuevo Siglo Americano" expresó en 1997 de que "en ausencia de algún evento catalizador catastrófico - como un nuevo Pearl Harbor", la expansión del militarismo de EE.UU. habría sido imposible.

En 2012, Patrick Clawson, miembro del influyente pro-Israel Instituto Washington para la Política del Cercano Oriente (WINEP), también sugirió que Estados Unidos debería lanzar una provocación por etapas para iniciar una guerra con Irán.

La preocupación de Ullman sobre las fallidas instituciones del Estado que ven su influencia erosionada por individuos con poder, principalmente a través de Internet, es otra señal de que la elite es presa del pánico por el "despertar político global" que se ha demostrado recientemente a través de las acciones de gente como Edward Snowden, Julian Assange, Bradley Manning y su creciente legión de seguidores.

Fuente: Infowars
la-proxima-guerra-hugo-chavez-ha-muerto-en-caracas-2013
El think-tank de EE.UU. financiado por corporativas financieras, el American Enterprise Institute (AEI), declaró en su "lista de tareas post-Chávez" para los políticos de Estados Unidos" que los EE.UU. deben actuar con rapidez para reorganizar Venezuela de acuerdo a los intereses estadounidenses. Tras su lista estaban "demandas fundamentales" como:

-La expulsión de los narco-capos que ahora ocupan altos cargos en el gobierno.

-El respeto por una sucesión constitucional.

-La adopción de significativas reformas electorales para asegurar un ambiente de campaña limpia y transparente de recuento de votos en las elecciones presidenciales previstas.

-El desmantelamiento de las redes de Irán y Hezbolá en Venezuela.

En realidad, el AEI está hablando de desmantelar por completo los obstáculos que han impedido que los EE.UU. y los intereses corporativo-financieros que lo dirigen, instalen un régimen cliente y extraigan por completo la riqueza de Venezuela, mientras que obstruye e incluso desmantela el progreso y la influencia geopolítica alcanzada ultimamente por el presidente Hugo Chávez en América del Sur y más allá.

La "lista de tareas" del AEI continúa diciendo:

Ahora es el momento para los diplomáticos de Estados Unidos para iniciar un diálogo silencioso con las principales potencias regionales para explicar el alto costo del régimen criminal de Chávez, incluyendo el impacto de la complicidad chavista con narcotraficantes que siembran el caos en Colombia, América Central y México. Quizás entonces podamos convencer a los líderes regionales para que muestren su solidaridad con los demócratas venezolanos que quieren restaurar un compromiso con el Estado de derecho y la reconstrucción de una economía que puede ser un motor para el crecimiento en América del Sur.

Por supuesto, con "demócratas venezolanos" AEI quiere decir figuras respaldadas por Wall Street, como Henrique Capriles Radonski y su frente político "Primero Justicia", dos entidades que los medios occidentales ya se preparan para apoyar antes de las elecciones anticipadas.



Occidente ha posicionado ya sus apoderados para esquilmar a Venezuela hasta los huesos después de morir Chávez.

"Primero Justicia" fue co-fundada por Leopoldo López y Julio Borges, quien al igual Radonski, han sido respaldados por casi una década por el Departamento de Estado de EE.UU.. Primero Justicia y la red de ONGs con fondos extranjeros que lo apoyan han sido receptores de apoyo extranjero directa e indirectamente por lo menos durante el mismo tiempo.



Imagen: Un documento del Departamento de Estado de EE.UU. (archivado) que ilustra el papel que las ONGs financiadas por la National Endowment for Democracy (NED) desempeñan en el apoyo de EE.UU. a figuras de la oposición en Venezuela. Los EE.UU. regularmente fallan a la hora de listar con transparencia a quien se incluye en el extenso financiamiento que la NED proporciona a los grupos de la oposición en Venezuela, por lo que documentos como éste dan una vista poco común sobre los nombres y las dinámicas realmente involucradas. Como se sospechaba, el dinero de la NED está entrando en redes que prestan apoyo al candidato presidencial actual, Henrique Capriles Radonski. En este documento en particular, la NED escribe sobre los problemas legales en relación con su intento de defensa de Radonski. En el momento de escribir este documento, Radonski estaba en la cárcel en espera de juicio por su papel en la facilitación del intento de golpe d estado en 2002 respaldado por Estados Unidos, contra el presidente Hugo Chávez. 

Los tres cofundadores fueron educados en EE.UU. - Radonski asistió a la Universidad de Columbia en Nueva York (Español), Julio Borges asistió al Boston College y a Oxford (español), y Leopoldo López asistió a la escuela de Harvard Kennedy de Gobierno (KSG).

La Harvard Kennedy School, que alberga el notorio Centro Belfer, incluye a los facultativos y ex-compañeros de facultad López, co-fundador de la actual oposición apoyada por Estados Unidos en Venezuela:

John P. Holdren, Samantha Power, Lawrence Summers, Robert Zoellick, (todos en la facultad), así como Ban Ki-Moon (84), Paul Volcker ('51), Robert Kagan (91), Bill O'Reilly ('96), Klaus Schwab (67), y, literalmente, cientos de senadores, embajadores, y administradores del orden económico actual de Wall Street y Londres. La Harvard Kennedy School de Gobierno (KSG) es claramente una de las varias universidades que forman el fundamento del colectivo empresarial-financiero que impulsa políticas internacionales globalistas, al tiempo que cultiva legiones de administradores para ejecutarlas.

Para entender plenamente las implicaciones de la educación de López, ayuda entender el liderazgo y los principios que rigen la declaración de intenciones de Harvard, cuyo mejor ejemplo es el KSG Belfer Center, que a día de hoy, presta su apoyo público a López y su partido de oposición Primero Justicia.



Imagen: John P. Holdren (con barba, a la izquierda), un defensor de la reducción de la población a través de la esterilización forzada supervisada por un "régimen planetario", es sólo uno de los muchos variopintos personajes que se encuentran dentro de los pasillos de la Harvard Kennedy School of Government de la que el co-fundador de Primero Justicia, Leopoldo López se graduó. A día de hoy, KSG ofrece foros en apoyo de las fuerzas de oposición apoyadas por Estados Unidos que buscan tomar el poder en Venezuela.

Nombrada así por Robert Belfer, de la Corporación Belco Petroleum y más tarde, director de la fallida Enron Corporation, el Centro Belfer se describe a sí mismo como "el centro de investigación de la Harvard Kennedy School, que enseña y capacita en asuntos de seguridad internacional, medioambientales y de recursos, y ciencia y tecnología." Robert Belfer todavía se sienta como miembro del Consejo Internacional.

El Director de Belfer, Graham Allison es un ejemplo del corporativismo que se sirve a sí mismo en la  política de EE.UU.. Fue fundador de la Comisión Trilateral, un director del Council on Foreign Relations (CFR), un consultor de la RAND Corporation, Director de la Empresa Petrolera Getty, Natixis, Loomis Sayles, Hansberger, Taubman Centers, Inc., y Belco Petróleo y Gas, así como un miembro de los consejos asesores de Chase Bank, Chemical Bank, Hydro-Quebec, y la sombría Internacional Energy Corporation, todo de acuerdo a su biografía oficial en el Belfer Center.

Otras personalidades cuestionables que participan como ex alumnos de Belfer son el miembro de Goldman Sachs, CFR, y ex-presidente del Banco Mundial Robert Zoellick. Sentado en el consejo de administración está el miembro del CFR y ex consultor de Goldman Sachs, Ashton Carter. Hay también un ex director de Citigroup y Raytheon, ex director de la CIA y miembro del CFR John Deutch, que solicitó el indulto por Clinton para evitar un juicio sobre una violación de la seguridad mientras ejercía sus funciones en la CIA. Mientras tanto, Nathaniel Rothschild de Atticus Capital Partners y RIT Capital, Paul Volcker de la Reserva Federal, y el ex secretario del DHS, Michael Chertoff, todos sirven como "asesores" del Belfer Center.

Por último, pero no menos importante, está John P. Holdren, que también es miembro del Consejo sobre Relaciones Exteriores, asesor científico del presidente Clinton y el presidente Obama, y ​​co-autor con Pablo Ehrilich, de la ahora famosa "Ecoscience". Cuando Holdren no está creando la marca para el "trastorno climático", está soñando con un maltusiano gobierno totalitario mundial que esteriliza a la fuerza a la población mundial. Temía, erróneamente, que la superpoblación sería el fin de la humanidad. Afirmó en su deficiente y lleno de arrogancia libro, "La Sociedad del no Crecimiento", que para el año 2040, los Estados Unidos tendrían una población peligrosamente insostenible de 280 millones que llamaba "demasiados". La actual población de EE.UU. es de más de 300 millones y a pesar de sus líderes y de sus imprudentes políticas, sigue siendo sostenible.

Se podría argumentar que la educación de López está en su pasado, independiente de sus actividades políticas actuales, sin embargo, los intereses que impulsan la agenda del Centro Belfer son evidentemente todavía respaldar la candidatura de su partido Primero Justicia para tomar el poder en Venezuela. López, Radonski, y Borges hoy en día siguen recibiendo fondos sustanciales y apoyo a través de las redes de ONGs financiadas directamente por la National Endowment for Dmocracy del Departamento de Estado de EEUU, y están claramente favorecidos por la prensa occidental. Por otra parte, el CFR, la Fundación Heritage, y otros think-tanks impulsados por corporaciones financieras han salido en apoyo de Radonski y Primero Justicia, en su intento de "restaurar la democracia" al estilo estadounidense en Venezuela.

Con la muerte de Chávez, los nombres de estas figuras de la oposición serán los pilares de la información Occidental antes de las elecciones anticipadas que Occidente está ansioso de que se celebren. Las elecciones para las que Occidente está en buena posición para manipular a favor de López, Radonski, y Borges.

Cualquier cosa podría haber pensado uno sobre las políticas del presidente venezolano Hugo Chávez. Nacionalizó el petróleo de su país, lo que obligó a marcharse a las corporaciones multinacionales extranjeras, diversificó sus exportaciones para reducir la dependencia de los mercados occidentales (con las exportaciones estadounidenses en un mínimo de 9 años), y se opuso abiertamente al neo-imperialismo corporativo-financiero en todo el mundo. Él era un obstáculo a la hegemonía occidental. Una obstrucción que ha provocado el júbilo abierto y depravado de sus oponentes después de su muerte.

Y mientras que muchos críticos se apresuran a reivindicar las políticas del presidente Chávez como un "fracaso", sería útil recordar que los EE.UU., históricamente, han dispuesto de sus vastos recursos, tanto abierta como encubiertamente contra el pueblo venezolano en los últimos años para garantizar que cualquier sistema fuera de la esfera de influencia de Occidente inevitablemente fracasase.

Los oscuros días venideros.

Días oscuros en realidad le esperan a Venezuela, con la "lista de tareas" de AEI presagiando un "levantamiento", afirmando:

"Mientras los demócratas venezolanos luchan contra el chavismo, los líderes regionales deben dejar en claro que la represión al estilo Siria nunca será tolerada en las Américas. Debemos defender el derecho de los venezolanos a luchar democráticamente para recuperar el control de su país y su futuro. Sólo Washington puede dejar claro a los líderes chinos, rusos, iraníes y cubanos que sí, que a los Estados Unidos les importa si tratan de mantener un régimen antidemocrático y hostil en Venezuela. Cualquier intento de suprimir su autodeterminación con dinero chino, armas rusas,  terroristas iraníes, o matonería cubana se encontrará con una respuesta regional coordinada."

Contratistas militares estadounidenses y fuerzas especiales han sido vistas operando en y alrededor de Venezuela. Así como ha habido señales de advertencia en los años antes de que el conflicto de Siria comenzara en 2011, las "intenciones de derramamiento de sangre y de provocar un cambio de régimen en Venezuela" se remontan hasta 2002. Al igual que Siria se enfrenta ahora a una guerra de poder prefabricada por Occidente, Venezuela también lo hará, con la AEI declarando ya los planes de Estados Unidos para librar una guerra de poder al estilo de Siria en América del Sur.

La AEI también recuerda a los lectores la propaganda de derechos humanos, "desarrollo económico" y "promoción de la democracia" que Hugo Chávez había expulsado de Venezuela y se había esparcido hacia diversas partes de América del Sur, y el deseo de Occidente de restablecerla:

"Las agencias de desarrollo deben trabajar con sus amigos en la región para formar un grupo de trabajo de representantes del sector privado, economistas e ingenieros para trabajar con los venezolanos para identificar las reformas económicas, inversiones en infraestructura, asistencia, seguridad y ayuda humanitaria que serán necesarias para estabilizar y reconstruir ese país. Por supuesto, la expectativa será que todos los costos de estas actividades correrán a cargo de un sector petrolero restaurado hacia la productividad y la rentabilidad.

Por último, tenemos que trabajar con naciones con ideas afines para revitalizar las organizaciones regionales comprometidas con la democracia, los derechos humanos, la cooperación antidrogas y la solidaridad hemisférica, que han sido neutralizadas por la agenda destructiva de Chávez."

Mientras los EE.UU. abiertamente financian y respaldan a Al Qaeda en Siria y opera un archipiélago internacional de mazmorras de torturas,  y sólo ahora está terminando una década de sometimiento y asesinato en masa en Irak y Afganistán, que sigue cobrándose vidas y poniendo en peligro el futuro de millones de dólares a día de hoy, es difícil discernir cual es la audiencia a la que se dirige la AEI. Es muy probable que los que saben leer entre líneas - los buitres corporativo-financieros que esperan el momento oportuno para despojar a Venezuela hasta los huesos.

El destino de Venezuela está en manos de su pueblo. La desestabilización encubierta debe ser enfrentada por el pueblo venezolano, mientras que los medios alternativos deben hacer todo lo posible para desentrañar las mentiras que ya se han puesto en circulación desde hace tiempo de cara a la era "post-Chávez de Venezuela". Para el resto de nosotros, hay que identificar los intereses de las corporaciones financieras que impulsan esta agenda, los intereses que más frecuentemente encontramos a diario, y al mismo tiempo boicotearlos y reemplazarlos de forma permanente para erosionar la influencia indebida que han usado y siguen usando contra el pueblo venezolano, así como contra la gente de todo el mundo.

Fuente: Land Destroyer
la proxima guerra brzezinski nuevo orden mundial
Durante un discurso reciente en Polonia, el ex asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Zbigniew Brzezinski advirtió a sus elitistas compañeros que en todo el mundo un movimiento de "resistencia" al "control externo" impulsado por el "activismo populista" está amenazando con descarrilar la transición hacia un nuevo orden mundial.

Llamando a la idea de que el siglo 21 es el siglo americano una "ilusión compartida", Brzezinski dijo que la dominación estadounidense ya no era posible debido a una aceleración del cambio social impulsado por "la comunicación instantánea de  las masas con medios como la radio, la televisión e Internet", que acumulativamente ha estimulado "un despertar universal de la conciencia política de las masas".



El ex asesor de Seguridad Nacional de EE.UU. agregó que esta "subida del activismo populista mundial está resultando perjudicial para la dominación externa como la que prevaleció en la época del colonialismo y el imperialismo."

Brzezinski llegó a la conclusión de que "la resistencia populista persistente de los muy motivados políticamente despiertos así como los pueblos históricamente reticentes al control externo han demostrado ser cada vez más difíciles de suprimir."

Aunque Brzezinski pronunció sus comentarios en un tono neutro, el contexto del entorno en el que los dijo unido a sus declaraciones previas, indican que esto no era una celebración de la "resistencia populista", sino un lamento por el impacto que está teniendo en la clase de "control externo" que Brzezinski ha defendido repetidamente.

Las declaraciones fueron hechas en un evento para el Foro Europeo para las nuevas ideas ( EFNI ), una organización que aboga por la transformación de la Unión Europea en un superestado antidemocrático federal, el mismo tipo de burocrático "control externo", que subrayó Brzezinski en su conferencia, que está peligro.

En este contexto, hay que entender que el punto de Brzezinski de que la "resistencia populista" está siendo un gran obstáculo para la imposición de un nuevo orden mundial es más una advertencia que una aclamación.

Tenga en cuenta también lo que Brzezinski escribió en su libro "Entre dos edades: El papel de Estados Unidos en la era tecnotrónica", en el que abogaba por el control de la población por parte de una clase política de élite a través de la manipulación tecnotrónica.

"La era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada. Tal sociedad sería dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales. Pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano. Estos archivos estarán sujetos a la recuperación instantánea de las autoridades", escribió Brzezinski.

"En la sociedad tecnotrónica la tendencia parece ser hacia la agregación del apoyo individual de millones de ciudadanos no coordinados, fácilmente al alcance de personalidades magnéticas y atractivas que explotan las últimas técnicas de comunicación para manipular las emociones y controlar la razón", escribió en el mismo libro.

La repentina preocupación de Brzezinski por el impacto de una población global políticamente despierta no nace en absoluto de que de manera alguna él se identificque con su causa.

Brzezinski es uno de los mayores elitistas, el fundador de la poderosa Comisión Trilateral, un luminario del Council on Foreign Relations y asiduo asistente a las reuniones del Grupo Bilderberg. Él fue una vez descrito por el presidente Barack Obama como "uno de nuestros pensadores más destacados".

Esta de ninguna manera es la primera vez que Brzezinski se ha lamentado de la creciente oposición populista a la dominación externa por parte de una pequeña elite.

Durante un discurso en el Council on Foreign Relations de 2010 en Montreal, Brzezinski advirtió a sus globalistas compañeros que un "despertar político global", en combinación con las luchas internas entre la élite, estaba amenazando con descarrilar la transición hacia un gobierno mundial.

Fuente
El think tank de política de exterior en Washington DC, el Center For Strategic & International Studies ha echado una mirada larga y profunda sobre lo que realmente significaría frustrar las ambiciones nucleares de Irán, lo que haría falta, y a lo que se podría dar lugar. Todo en un extenso informe dado a conocer ayer.

Las especulaciones de que Israel pueda defenderse solo contra Teherán permanecen, pero los detalles de lo que se requiere de un ataque de EE.UU. para destruir el programa nuclear de Irán se describe en detalle. Al menos 16 cazas F-18, y 10 bombarderos B-2 que transportarian las superbombas revienta búnkers, que pesan 30.000 libras y reciben el nombre de "Massive Ordenance Penetrator Bombs", inicialmente serían requeridos por las fuerzas estadounidenses.

Las represalias de Irán serían otra historia con una batería de misiles masiva dirigida sobre toda la región. Cuando eso suceda una guerra de misiles balísticos podría sobrevenir con multitud de elementos de EEUU de los que no se ha avisado, desde el espacio, el aire, el mar, y desde tierra.

Algunos ejemplos de los posibles resultados:




10 bombarderos B-2 y un mínimo de 16 cazas F-18 irían hacia Irán después de que la defensa aérea iraní fuera neutralizada tanto como fuera posible.

la+proxima+guerra+mapa+ataque+preventivo+de+eeuu+contra+instalaciones+nucleares+iran

Sistema antimisiles que entraría en funcionamiento en caso del lanzamiento de misiles desde Irán hacia la base de EEUU en el Golfo Pérsico.

la+proxima+guerra+mapa+escudo+antimisiles+eeuu+en+golfo+persico+ataque+misiles+de+iran

Y si una guerra de misiles balísticos en toda regla comienza podría ser algo como esto...

la+proxima+guerra+mapa+grafico+guerra+de+misiles+balisticos+entre+iran+y+eeuu+y+los+estados+del+golfo


Fuente
la proxima guerra kissinger bilderberg invasion terrestre libia


A pesar del hecho de que Estados Unidos está involucrado en tres grandes conflictos y apenas puede pagar su propia gigantesca deuda, con Standard and Poor´s esta semana indicando que los EEUU pronto perderá su triple A de calificación crediticia, el globalista superior y ex secretario de Estado Henry Kissinger dijo recientemente a sus elitistas compañeros por lo menos en tres conferencias globalistas diferentes que los EEUU tiene que lanzar una invasión por tierra en Libia y mantener la guerra en marcha durante al menos otro año.

Según el veterano periodista sobre el Club Bilderberg, Jim Tucker, cuyas fuentes han demostrado ser sistemáticamente precisas en las fugas de los temas de discusión a tratar por los globalistas en sus reuniones periódicas, Kissinger dio casi exactamente el mismo discurso en tres conferencias distintas en las últimas dos semanas, en primer lugar en un encuentro en abril en la 
George Washington University’s Elliot School of International Affairs, a continuación, en una sesión en el Aspen Institute sobre "Valores y Diplomacia" en la Catedral Nacional y, finalmente, durante la conferencia de Bretton Woods II, en Nueva Hampshire.