Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El Pentágono tiene la intención de cambiar las directrices estratégicas del desarrollo de la tecnología militar para competir con Moscú y Pekín, según el subsecretario de Defensa de EE.UU., Bob Work.

El Departamento de Defensa de EE.UU. planea reorientar la estrategia del desarrollo de la tecnología y la adquisición de armas para competir con grandes potencias como Rusia y China, aunque los últimos 13 años la prioridad del Pentágono fue la lucha contra las estructuras no estatales en Irak y Afganistán, informa Defense News.

China y Rusia tienen "aspiraciones regionales y globales, por lo que se les va a prestar cada vez más atención" en EE.UU., afirmó el subsecretario de Defensa de EE.UU., Bob Work.



El progreso tecnológico ha creado una competencia global en áreas como producción de las armas de alta precisión, comunicación y vigilancia. Actualmente, EE.UU. no tiene el monopolio en estas especialidades de alta tecnología, según Work.

El pasado octubre Work advirtió al Ejército estadounidense que debía preparase para "una respuesta militar contra Rusia y China". "Ambos países definitivamente creen que el actual orden mundial, según lo establecido en los últimos 70 años, debe cambiar. Así que van a ser un punto de atención constante", dijo.

Fuente: Defense News
la-proxima-guerra-china-puede-apagar-eeuu-con-guerra-cibernetica
El director de la NSA estadounidense, el almirante Michael Rogers, advierte de forma contundente ante los legisladores que China puede 'apagar' EE.UU. llevando a cabo ataques cibernéticos.

El director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y comandante del Cyber Comando de EE.UU., Michael Rogers, está convencido de que China, junto a "uno o dos" países más, está en condiciones de lanzar con éxito un ataque cibernético capaz de suspender el suministro de la red eléctrica en algunas partes de EE.UU., alarmó, informa 'Fox News'.

En este contexto Rogers reiteró que si Washington sigue practicando una política meramente defensiva, estaría optando por una "estrategia perdedora". En una comparecencia ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el director de la NSA afirmó que la amenaza cibernética es "tan real" que es necesario adoptar acciones urgentes en el ámbito cibernético.



La posibilidad de que EE.UU. sufra un ataque cibernético es ampliamente conocida, pero nunca antes había sido confirmada públicamente por parte del principal funcionario nacional en la materia.

Rogers señaló asimismo que los rivales de EE.UU. ya están llevando a cabo operaciones electrónicas "de reconocimiento" de forma regular para que prepararse para atacar los sistemas de control industrial, incluidas instalaciones químicas.

En enero pasado el director de Inteligencia Nacional de EE.UU. (DNI), James Clapper, constató en un informe remitido al Congreso que Rusia y China dominan los sistemas cibernéticos y espaciales, por lo que representan una amenaza significativa para la seguridad de EE.UU.

Fuente: Fox News
la-proxima-guerra-hacia-tercera-guerra-mundial-plan-contingencia-nuclear-contra-iran
El plan de EE.UU. de atacar a Irán con armas nucleares y convencionales está preparado desde junio de 2005 y cuenta con el apoyo de los gobiernos occidentales, advierte el académico canadiense Michel Chossudovsky.

"Confirmado por documentos militares, así como por declaraciones oficiales, tanto EE.UU. como Israel contemplan el uso de armas nucleares dirigidas contra Irán", escribe en su libro 'Hacia un escenario de la Tercera Guerra Mundial. Los peligros de la guerra nuclear ('Towards a World War III Scenario. The Dangers of Nuclear War') el profesor Michel Chossudovsky, director del Centro de Investigación sobre la Globalización de Canadá.

Según el experto, este plan fue formulado en 2004. El año anterior, el Congreso le dio al Pentágono luz verde para el uso de armas termonucleares de guerra convencional en Oriente Medio y Asia Central, asignando 6.000 millones de dólares en 2004, publica el portal 'Global Research'.

"En 2005, el vicepresidente Dick Cheney ordenó a USSTRATCOM (Comando Estratégico) elaborar un 'Plan de Contingencia' que prevé un asalto aéreo a gran escala contra Irán empleando tanto armas nucleares convencionales como tácticas", escribe Chossudovsky. El plan iba más allá de los términos descritos en la Revisión del Pentágono de la Postura Nuclear de 2001, que abogaba por un "primer ataque preventivo" con armas nucleares contra Rusia y China; también contra Irán y Corea del Norte.



"El presidente Obama ha respaldado en gran medida la doctrina del uso preventivo de armas nucleares formulada por la administración anterior", escribe Chossudovsky en su libro. La Administración "también ha insinuado que usará armas nucleares en caso de respuesta de Irán a un ataque israelí contra Irán".

"Lo que se está desarrollando [en relación a Irán] es la legitimación directa de la guerra en nombre de una idea ilusoria de seguridad mundial. Las minibombas nucleares de EE.UU., con una capacidad explosiva que puede superar hasta seis veces la bomba de Hiroshima, se defienden como armas 'humanitarias', mientras que las nucleares no existentes de Irán se perciben como una amenaza incontestable para la seguridad mundial", señala Chossudovsky.

El plan de 2005 incluía más de 450 objetivos estratégicos en Irán, incluso numerosos lugares de desarrollo de programas de supuestas armas nucleares. Sin embargo, el analista internacional opina que un ataque estadounidense-israelí contra Irán probablemente no se limitaría a las instalaciones nucleares de Irán, sino que probablemente sería "un ataque aéreo en sistemas de transporte, fábricas y edificios públicos militares e infraestructura civil".

En este contexto, advierte que podría ser empleada "toda una gama de nuevos sistemas de armas avanzadas, incluidas armas electrométricas y técnicas de modificación ambiental", según Chossudovsky. Además, el experto subraya que Washington ha intensificado sus envíos militares a Israel, a sus aliados de la OTAN y a los países limítrofes con Irán.

"En ningún momento desde la primera bomba atómica lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, la humanidad ha estado tan cerca de un holocausto nuclear impensable que podría potencialmente extenderse en términos de lluvia radiactiva sobre una gran parte de Oriente Medio", advierte.

Fuente: Global Research
la-proxima-guerra-china-y-eeuu-se-preparan-para-una-guerra
Pese a los recientes acuerdos militares, China y EE.UU. se muestran cada vez más desconfiados y se están preparando para la guerra, opina un consultor del Pentágono.

"EE.UU. y China se están preparando para la guerra", afirma en un artículo para la revista 'Foreign Affairs' Michael Pillsbury, experto militar y consultor del Pentágono.

La preocupación por la posibilidad de una guerra entre los dos países es ambigua. Altos cargos militares y políticos de China creen que EE.UU. se está preparando para un conflicto contra su país, por lo que creen que ellos tienen que hacer lo mismo, según el experto. Su miedo es infundido por textos publicados en revistas militares estadounidenses que buscan el modo de ganar la futura guerra con China, afirma el autor.

Artículos de temática similar también se difunden en China, fortaleciendo de esa forma la posición de los oficiales y políticos estadounidenses convencidos de que estallará una guerra con China. "Mucha gente fuera del Pentágono se sorprendería de la abundante cantidad de altos responsables estadounidenses que se preocupan por una guerra con China", afirma. Según Pillsbury, entre ellos figuran los dos últimos secretarios de Defensa, así como el ex secretario de Estado, Henry Kissinger.



La tensión entre los dos países crece debido a la rápida expansión del presupuesto militar chino, pero también por culpa de EE.UU., que dirige una gran parte de sus recursos militares a la región del Asia-Pacífico para nivelar la influencia china, explica. No obstante, el mayor problema sa tenor del experto republicano es la "opacidad" de China, que "saca provecho de la ofuscación y tácticas asimétricas". China se niega a hablar con EE.UU. sobre varias cuestiones sensibles para este país, como la implicación de sus militares en ciberataques o la intención de acumular sus fuerzas militares, algo que hace crecer la desconfianza entre los altos cargos estadounidenses, explica Pillsbury.

El pasado 12 de noviembre, EE.UU. y China concluyeron varios acuerdos militares que obligan a las partes a informarse mutuamente sobre sus mayores acciones militares, y prometieron elaborar reglas de comportamiento durante encuentros en el mar y en el aire para evitar posibles tensiones. El presidente chino, Xi Jinping, ordenó al ejército mostrarse más abierto ante EE.UU., si bien todo ello no conllevará ningún cambio, cree el experto. "Una de las mayores ventajas que tiene China ante EE.UU. es la asimetría en conocimiento militar. ¿Para qué van a renunciar a ella?", concluye.

Fuente: Foreign Affairs
la-proxima-guerra-dejara-eeuu-oriente-medio-en-manos-de-arabia-saudita-e-iran
por Thierry Meyssan

Mientras se acerca la fecha límite de las negociaciones 5+1, Thierry Meyssan revela lo que verdaderamente está en juego en esas conversaciones. Tras la falsa acusación de que Irán pretende fabricar la bomba atómica se oculta el esfuerzo de Washington por limitar la influencia de la Revolución iraní. Pero ante las derrotas militares sufridas desde 2006, Washington está ahora dispuesto a conformarse con un congelamiento de la actual correlación de fuerzas. Su nuevo plan sería dividir la zona árabe entre prosauditas y proiraníes e imponer un acuerdo para que ambos bandos se comprometan a no interferir en la zona de influencia del otro.

En el Golfo y en el Levante, todos los debates políticos están actualmente pendientes de la posible firma –el 24 de noviembre de 2014– de un acuerdo entre los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Alemania e Irán.

Desde la elección de Mahmud Ahmadinejad como presidente de Irán, en 2005, Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han venido tratando de impedir que la República Islámica exporte su revolución y ponga en peligro el desorden mundial. Sabiendo que los científicos iraníes siguen investigando, entre otras cosas, la posibilidad de inventar un nuevo tipo de central nuclear capaz de liberar el Tercer Mundo de la dominación «occidental», esas tres potencias occidentales acusan sin pruebas a Irán de estar tratando de dotarse de la bomba atómica. Las sanciones impuestas contra la República Islámica han afectado gravemente la economía iraní… pero también afectan la economía de Alemania. Por su parte, China y Rusia actúan como moderadores en los debates.

En mayo de 2013, Washington y Teherán iniciaron en secreto una serie de negociaciones bilaterales en Omán. Posteriormente, la nominación de Esfandiar Rahim Mashaei, jefe del equipo de trabajo de Ahmadinejad, como candidato a la presidencia de Irán fue rechazada, lo cual abrió el camino a la elección del actual presidente Hassan Rohani.



En otros tiempos, el jeque Hassan Rohani había sido el primer contacto de los israelíes en el escándalo Irán-Contras.

A partir del momento del rechazo de la candidatura de Mashaei, e incluso antes de la elección de Rohani, Washington manifiesta su buena voluntad y las negociaciones 5+1 evolucionan positivamente. La delegación iraní acepta rápidamente la idea de abrir sus centros de investigación nuclear a los expertos «occidentales».

Rohani negocia entonces, directamente con Washington y fuera del grupo 5+1, la venta del gas iraní a la Unión Europea, para que esta última pueda prescindir del gas ruso y para que China no pueda contar con el gas de Irán. Al margen de la Asamblea General de la ONU, Rohani se reúne con el presidente de Austria y establece un proyecto para el financiamiento de la conexión de los campos gasíferos de Irán al gasoducto Nabucco. Ante la reacción de Moscú, que denuncia las negociaciones bilaterales secretas irano-estadounidenses, Rohani concede al primer canal de la television rusa una entrevista en la que asegura que su país no tiene intenciones de excluir a Rusia del mercado europeo del gas.

Pero Estados Unidos da de largas a las negociaciones 5+1 y discute al mismo tiempo con las facciones existentes en Arabia Saudita.

En octubre de 2014, el Guía de la Revolución, ayatola Ali Khamenei, publica una lista de 11 puntos no negociables para su país. Señala que Irán no pondrá fin a las investigaciones nucleares civiles y que no renunciará al enriquecimiento de uranio con fines pacíficos, independientemente de lo que se le ofrezca como compensación. En otras palabras, Irán está dispuesto a suspender su expansión militar pero no tiene intenciones de renunciar al desarrollo de sus investigaciones nucleares de carácter civil.

Al parecer el Guía ya expresó además su oposición al proyecto de desvío del gas iraní, pero tiene que hacer concesiones en ese sentido. No sólo como medio de obtener el levantamiento de las sanciones internacionales, que imponen un importante sufrimiento a su país, sino sobre todo porque Estados Unidos está dispuesto a desestabilizarlo si la negociación fracasa por completo. Más de 80 canales de televisión occidentales en lengua farsi están ya listos a desatar una campaña de gran envergadura contra Irán mientras que los terroristas de los Muyahidines del Pueblo siguen preparando kamikazes para lanzarlos contra la República Islámica si les llega la orden en ese sentido.

A una semana de la fecha límite de las negociaciones 5+1, parece que Washington se contentaría con obtener un «congelamiento» de la situación en la región y renunciaría a sus actuales intentos por modificar el equilibro de fuerzas. El mundo árabe se dividiría entonces entre Irán y Arabia Saudita, que se harían respectivamente responsables de chiitas y sunnitas.

La administración Obama parece haber resuelto la cuestión de la sucesión del rey Abdallah garantizando a cada clan de la familia Saud que sus actuales privilegios han de mantenerse de forma hereditaria. Y también aceptaría el mantenimiento de la influencia iraní, a condición de que Irán renuncie a extenderla por la vía de las armas.

Ya en este momento, como señal de buena voluntad, los hutis (que son chiitas) han aceptado participar en un gobierno de unión nacional en Yemen junto a los partidos sunnitas. Lo fundamental es que, después de haber tomado la capital, los hutis han cesado su avance y dejan así Adén en manos de sus rivales. Con ello renuncian al estrecho de Bab el-Mandeb y al control del Mar Rojo.

Si el acuerdo irano-estadounidense llegase a ser adoptado y ratificado por los 5+1, todas las facciones regionales tendrían la oportunidad de tomarse un importante respiro luego de años de agitación. Pero eso no resolvería ningún problema de fondo. Los sunnitas tendrían que seguir considerando a los wahabitas como musulmanes mientras que los chiitas tendrían que aceptar la autoridad de Irán en momentos en que Teherán abre un paréntesis en la aplicación del ideal del imam Khomeiny. No habría, en ese caso, bando vencedor ni bando vencido. Pero algunos actores se verían derrotados dentro de su propio bando. Esa sería fundamentalmente la situación de Turquía, que perdería su autoridad entre los sunnitas, lo cual sería una forma de castigo al ensañamiento de Ankara contra Siria.

Y, para Estados Unidos, el congelamiento del mundo árabe sería la oportunidad de dirigir su poderío militar contra Rusia y China.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-el-nuevo-orden-mundial-es-triangular-eeuu-china-rusia
"El nuevo orden mundial es triangular", escribe 'La Nación'. Según el diario argentino, el equilibrio del poder "se quedó sacralizado" en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y se reparte ahora entre EE.UU., China y Rusia.

"La Casa Blanca tuvo que resignarse a admitir a China y Rusia como protagonistas de este nuevo orden geopolítico planetario, que se parece a una cadena construida con eslabones alternados de alianzas y rivalidades. (…) El cónclave de Pekín permitió comprender el profundo cambio de clima", escribe la columnista de 'La Nación', Luisa Corradini.

Ese reajuste se debe a varios factores decisivos. Uno es "el colosal salto adelante de la economía china", sostiene Corradini. Según expertos, antes del 2020 Pekín podrá sustituir a Washington en como primera economía del planeta. Otro es el creciente poderío militar del gigante asiático. China desarrolla activamente diseños propios: está fabricando un sofisticado caza furtivo (J-31), botó su primer portaaviones, está reforzando su flota de submarinos nucleares y está elaborando potentes misiles intercontinentales. Esto no es todo: está avanzando en la exploración del espacio y cuenta con sofisticadas tecnologías cibernéticas.



"China, dicho de otra forma, es ahora una potencia militar de primera magnitud, capaz de desafiar el poder que ejercía EE.UU. sobre el Pacífico desde la Segunda Guerra Mundial", opina Corradini. Desde su punto de vista, Washington está actualmente en una situación relativamente incómoda no solo debido al creciente peso de Pekín, sino también a causa de su acercamiento con Moscú, que "quedó en evidencia" en el brindis del mandatario chino, Xi Jinping, durante el banquete ofrecido al presidente ruso, Vladímir Putin: "Rusia y China deben resistir las presiones de Washington y permanecer unidas en el interés del mundo entero".

En los espacios de la APEC, Moscú y Pekín firmaron numerosos contratos de cooperación económica y militar, incluidos documentos históricos del suministro del gas y la creación de una línea de tren bala que pondrá a las dos capitales a 38 horas de viaje.

Fuente: La Nación
Dos altos cargos militares de Washington han instado a los congresistas a preparar a las Fuerzas Armadas para una eventual guerra contra Rusia y China porque "la supremacía de EE.UU. está amenazada".

"SI no llegamos a un equilibrio" pronto será "demasiado tarde" y "sufriremos las consecuencias", advirtió el vicepresidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el almirante James Winnefeld, en un discurso pronunciado en una reunión con los legisladores y representantes del sector industrial militar en la Biblioteca Ronald Reagan cerca de Los Ángeles.

Países como Rusia y China no están inactivos. "Antes contábamos con nuestra supremacía en fuerza y capacidades", dijo el almirante, citado por las agencias Tass y Reuters. "Ahora esta supremacía está bajo amenaza".

Ambos países invierten en nuevas clases de armamento como armas guiadas de alta precisión, tecnología furtiva y vehículos aéreos no pilotados, y también apuntalan sus capacidades en el espacio y en el ciberespacio y modernizan sus fuerzas nucleares", sostuvo el funcionario del Pentágono. Además, existen países como Corea del Norte e Irán, calificados por el almirante de totalitarios, que bajo el pretexto de su propia protección han obtenido armas de destrucción masiva. También sigue vigente la amenaza por parte de los extremistas de África y Oriente Medio, agregó.



"No nos estamos modernizando con la rapidez necesaria en un panorama técnico altamente competitivo", declaró Winnefeld, y recordó que existe el peligro de que se produzcan nuevos recortes en el presupuesto de la Defensa. Hizo también referencia directa a la nueva composición del Congreso tras las recientes elecciones y a sus esperanzas de que este cambio sea sinónimo de un aumento de los gastos militares.

El jefe de operaciones navales de la Armada estadounidense, el almirante Jonathan Greenert, también puso en tela de juicio la capacidad del complejo industrial militar de EE.UU. de seguir el ritmo de modernización de los adversarios potenciales y de responder a los múltiples desafíos.

"La contienda electrónica, el ataque electrónico, la guerra antisubmarina... en todas estas áreas modernas vamos a quedar obsoletos en el futuro por el simple hecho de que no invertimos en ellas", pronosticó el militar en el mismo evento en California. En su opinión, la Defensa estadounidense necesita urgentemente avances tecnológicos.

Fuente: Reuters
la-proxima-guerra-nuevo-orden-mundial-sin-eeuu-rusia-china-brics
Estados Unidos se ha equivocado poniendo el futuro del mundo en manos de las relaciones entre Washington y Pekín, opina un grupo de expertos geopolíticos sobre la cumbre de los presidentes estadounidense y chino.

En un artículo para el portal 'The National Interest', politólogos estadounidenses señalan el error del enfoque tomado por los arquitectos de la geopolítica de EE.UU. en las últimas décadas, que supone que China asimilará el modelo liberal de Occidente o le desafiará.

En vez de eso, sostienen, el concepto de un mundo sin Occidente ha aparecido de pleno en el horizonte.

"La principal cuestión en la política internacional actualmente no es si Pekín será seducido, incentivado o incluso obligado a unirse al existente sistema internacional de liberalismo", escriben los expertos.

Tampoco es si EE.UU. y China se dirigen a una Tercera Guerra Mundial, algo que pronostican algunos académicos tradicionales como la única alternativa ante la creciente competencia entre ambos.

"Lo que está pasando en lugar de esto es un esfuerzo concertado de los poderes emergentes para construir paralelamente arquitecturas multilaterales desviándose del orden liberal, lo que transformará la política y economía internacional de manera fundamental", señalan los analistas.



El último y más claro ejemplo de esta dinámica es el nuevo Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII), fundado en China, que debe convertirse en una alternativa al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional.

Otros ejemplos incluyen alianzas políticas internacionales como la Organización de Cooperación de Shanghái, los BRICS, y varias iniciativas de desarrollo económico como la Nueva Ruta de la Seda.

Aunque estas estructuras todavía no son tan grandes e influyentes como sus pares occidentales, se están desarrollando a tal velocidad, en tales direcciones y con tales fines que supondrán alternativas significativas en los próximos diez años.

"El 'mundo sin Occidente' ha llegado mucho antes de lo esperado, acelerado por una embriagadora mezcla de realidad y percepción de que la crisis financiera mundial aceleró el ascenso de los demás", resaltaron Naazneen Barma, Ely Ratner y Steven Weber en su ensayo.

Fuente: The National Interest
la-proxima-guerra-rusia-anuncia-que-desplegara-bombarderos-sobre-golfo-de-mexico-respaldo-de-china
Shepard Smith informó esta tarde que Rusia pronto comenzará el envío de bombarderos de largo alcance en patrullas regulares desde el Océano Ártico hasta el Caribe y el Golfo de México, de acuerdo con funcionarios militares.

Jennifer Griffin se unió a Shepard y dijo que esta muestra de músculo refleja tanto las tensiones por el conflicto en curso en Ucrania como el aumento de la audacia del presidente ruso, Vladimir Putin.

Griffin dijo que funcionarios del Pentágono no ven el movimiento como una amenaza seria, pero es un recordatorio de que Putin está tratando de hacer su ejército más visible y más asertivo.

Shepard señaló que esta decisión se produce justo después de que la OTAN afirmó que Rusia está introduciendo tropas, tanques y artillería en Ucrania, algo que negaron las autoridades rusas.



Agregó que el Ministerio de Defensa ruso dijo que están buscando el permiso de Argelia, Chipre, Nicaragua, Venezuela, Cuba, Seychelles, Vietnam y Singapur para que buques de la Armada de Rusia utilicen los puertos de esos países para la reposición de suministros y hacer el mantenimiento, ya que comienzan estas misiones de largo alcance.

Gordon Chang sugirió que Putin se siente envalentonado por su nueva amistad con los chinos - y su respaldo financiero - y está cogiendo lo que quiere, sobre todo, mientras que los EE.UU. están distraídos en otras regiones.

Según Chang, Putin está haciendo alarde de su relación con China y diciendo al resto del mundo, "yo puedo hacer lo que quiera, y los EE.UU. no pueden detenerme."

"Ambos se ven a sí mismos como en la misma página", explicó Chang. "Ellos ven a los EE.UU. como el adversario común. Es por eso que están moldeando sus ejércitos juntos ... y por eso ahora están cooperando en el este de Asia, así como otros lugares."

Fuente: Fox News
la-proxima-guerra-si-no-detienen-a-obama-guerra-contra-rusia-y-china-es-inminente
La guerra contra Rusia y China es inminente si Obama no es destituido, afirma el analista Mike Billington, argumentando que los oligarcas financieros occidentales tienen como objetivo detener el progreso de los BRICS.

"La guerra contra Rusia y China va a comenzar muy pronto, incluso de manera inminente, si Obama no es destituido inmediatamente", afirma Mike Billington, analista de la revista semanal asiática 'Executive Intelligence', en una entrevista concedida al canal iraní Press TV.

Para Billington, lo que estamos viendo es solo un elemento más de "la creciente demonización de Putin", bajo la que se escudan las autoridades que apostaron por la guerra. "Después de las elecciones parlamentarias ucranianas celebradas la semana pasada, Poroshenko anunció inmediatamente que él no acataría los términos de los acuerdos establecidos previamente en Minsk y la tregua. También cambió su decisión de retirar las tropas", añade.



En cuanto a las pautas de actuación estadounidenses actuales, afirmó que "lo que está ocurriendo ahora no tiene que ver con Ucrania", sino que se trata de los intentos desesperados por parte de la comunidad financiera de Londres y Nueva York de no darle a China, Rusia, India y otros países BRICS la posibilidad de crear una alternativa propia al corrupto sistema financiero occidental.

Por último, y refiriéndose a los beneficios que EE.UU. podría obtener provocando un enfrentamiento directo con Rusia y China, Billington lo vincula con el hecho de que el sistema financiero occidental esté en bancarrota. "Lo que sucedió la semana pasada es un colapso del sistema bancario. Incluso los propios banqueros advierten que los bancos están al borde de una crisis mucho más terrible que la producida en el año 2007. Y las comunidades financieras de Londres y Nueva York no están dispuestas a ver cómo el resto del mundo encuentra alternativas. Esto significa que están dispuestos a ir a la guerra si Rusia y China no se retiran, y ellas no están por la labor", explica.

Fuente: RT
China practica una política exterior clandestina y está desarrollando una red de estructuras alternativas a las organizaciones internacionales existentes para eludir las pretensiones de liderazgo occidentales, dicen los expertos alemanes.

El objetivo principal de la política clandestina de China es crear una alternativa a la manera como el país participa en los asuntos internacionales. De este modo, Pekín podría difundir y expandir su influencia en el mundo y sortear, al mismo tiempo, los obstáculos que le impone el sistema internacional dominado por EE.UU., declara un informe de los expertos del Instituto de Estudios Chinos Mercator (MERICS, por sus siglas en inglés), con sede en Berlín.

Con esta estrategia Pekín trata de protegerse de las restricciones impuestas por parte de entes como la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, señala el estudio.

La red china de organizaciones clandestinas cubre muchas áreas, desde estructuras de cooperación financiera y económica (la zona económica de la Ruta de la Seda y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura) hasta grupos políticos importantes, como la Organización de Cooperación de Shanghái, la Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia y los BRICS, opinan los autores del informe. Estas estructuras están ganando cada vez una mayor popularidad en los países de Asia, África y América Latina.



Además, China quiere cambiar el formato del sistema de seguridad de la región y financia generosamente varios grandes proyectos de infraestructura, indican los investigadores alemanes. Sin embargo, Pekín no tiene intención de retirar su presencia de las instituciones internacionales existentes.

"La política exterior de China no busca destruir ni abandonar las organizaciones internacionales existentes ni las relaciones internacionales. En lugar de ello, China crea otros canales (adicionales y en cierto modo competidores) para la formación de otro orden mundial que le permiten eludir las pretensiones de liderazgo por parte de Occidente", asevera el documento.

Lo mejor que puede hacer Occidente actualmente es tomar en serio los procesos en los que participa China, concluyen los expertos.

Fuente: MERICS
la-proxima-guerra-partido-comunista-intentaba-otra-masacre-tiananmen-en-hong-kong
Xi Jinping evitó una masacre similar a la de Tiananmen en Hong Kong. Tal como informó La Gran Época, fuentes internas del régimen chino confirmaron que la facción de Jiang Zemin quiso un baño de sangre para derrocar a Xi.

La prensa de Hong Kong está informando que una facción del Partido Comunista Chino (PCCh) ha intentado manipular eventos recientes con la intención de producir en Hong Kong una masacre similar a la de la Plaza Tiananmen en 1989. El objetivo de la matanza sería derrocar al jefe del Partido Xi Jinping, según los reportes, lo que confirma informes anteriores de La Gran Época.

La edición de noviembre de la revista Frontline de Hong Kong, que acaba de ser publicada, citó a una fuente de Beijing con información interna sobre los asuntos del PCCh diciendo que Zhang Dejiang, integrante del Comité Permanente del Politburó, quiso convertir a la represión del 28 de septiembre contra los manifestantes pro-democráticos por parte de la policía de Hong Kong en una segunda masacre de Tiananmen. El artículo de Frontline, que no está disponible en Internet, fue citado por el portal de noticias en chino Aboluowang, con sede en Estados Unidos.

Zhang es presidente del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo, la legislatura del PCCh donde no se debate nada. Zhang también se encarga de los asuntos de Hong Kong y Macao, y es un aliado cercano del líder de su facción, Jiang Zemin.

De acuerdo con la fuente en Beijing, la facción leal a Jiang Zemin pensaba que si en Hong Kong ocurría una masacre ante los ojos de la prensa mundial, eso marcaría el fin del mandato de Xi Jinping.



Tal como informó anteriormente La Gran Época, la facción de Jiang quiso derrocar a Xi incluso antes de que asumiera su cargo. Parte de la estrategia de la facción de Jiang ha sido fomentar el descontento en Hong Kong con el fin de causar problemas a Xi. Esa es la información que La Gran Época obtuvo de una fuente interna del Partido y que reveló por primera vez el 3 de diciembre de 2012.

También en base a fuentes internas del Partido, La Gran Época informó en 2014, antes de que comenzaran las protestas de Occupy Central, que la facción de Jiang quería provocar un baño de sangre en Hong Kong con el fin de derrocar a Xi.

Después de que la policía de Hong Kong revoleara decenas de latas de gas lacrimógeno contra los manifestantes en la noche del 28 de septiembre, Xi prohibió que hubiera una represión violenta, informó Frontline.

La orden filtrada de Xi al gobierno de Hong Kong dice: “Está absolutamente prohibido disparar. ¿Acaso la lección del 4 de junio [de 1989] no fue suficiente? ¡Quien permita que se dispare, renuncia! Ni siquiera el gas lacrimógeno es necesario. Si ya se hizo, déjenlo. Si la gente no se asusta y no se va, simplemente váyanse ustedes. La condición se ha deteriorado hasta este punto, es vuestro trabajo descubrir cómo resolver el problema. En general, nunca permitan una masacre. Intenten ganarse el apoyo popular. Los asuntos de Hong Kong deben negociarse con el pueblo de Hong Kong”.

Lin Baohua, comentarista político, columnista e historiador sobre el PCCh, publicó un artículo de opinión en Taiwán People News el 25 de octubre en el que argumentaba que las autoridades centrales no querían un incidente sangriento en Hong Kong.

“Si Beijing no hubiese detenido [la violencia], con la naturaleza bestial de [el jefe ejecutivo de Hong Kong] Leung Chun-ying, hace tiempo que habría habido una masacre”, escribió Lin.

El comentarista agregó que la falta de acciones firmes contra Occupy Central refleja la división de opiniones en la cúpula del PCCh.

Incitando las protestas

La edición de octubre de la revista Trend de Hong Kong ofrece un panorama de Hong Kong que complementa el ángulo presentado por Frontline y Lin Baohua.

La revista cita a algunos principitos anónimos –descendientes de los fundadores del PCCh– diciendo que Zhang Dejiang es “tan malo como un terrorista violento” y que estaba “usando a Hong Kong para causar problemas a Xi”.

Xi Jinping, hijo de Xi Zhongxun, revolucionario comunista y líder político, es considerado un representante de la élite de los descendientes del PCCh. Y muchos principitos lo consideran un representante de su grupo.

La revista Trend esbozó algunos de los pasos que tomó la facción de Jiang para incitar las protestas pro-democráticas.

El 10 de junio, Liu Yunshan, integrante del Comité Permanente del Politburó y aliado de Jiang Zemin, emitió un informe en forma de Libro Blanco sobre Hong Kong que invalidaba el concepto de un país, dos sistemas al descartar toda postura a favor de la autonomía de Hong Kong.

La decisión del 31 de agosto del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) que negaba el verdadero sufragio universal a Hong Kong fue emitida por Zhang Dejian.

La revista Trend informa que la facción de Jiang tuvo la intención de provocar el descontento entre los hongkoneses mediante el Libro Blanco y la decisión sobre el sufragio universal.

En respuesta al Libro Blanco, más de 500.000 hongkoneses participaron en la marcha del 1° de julio por la democracia. La decisión sobre el sufragio universal provocó una huelga estudiantil el 22 de septiembre, la cual evolucionó en las protestas con ocupación que comenzaron el 27 de septiembre.

Un artículo de opinión en la edición de noviembre de la revista Frontline critica a Zhang por estar “loco” al insistir en que la decisión del CNP sobre el sufragio universal es incuestionable.

En una reunión con la Federación de Sindicatos de Hong Kong del 16 de septiembre, Zhang afirmó que la decisión del CNP sobre las elecciones de Hong Kong para 2017 fue de “autoridad legal suprema”.

El artículo de Frontline señala que con esta declaración Zhang contradice a la Ley Básica de Hong Kong, la cual requiere que el Consejo Legislativo y el jefe ejecutivo de la ciudad aprueben los cambios en la metodología para la elección de sus autoridades.

Una semana después de las declaraciones de Zhang, Xi Jinping habló en un tono mucho más suave en una reunión con empresarios de Hong Kong realizada el 23 de septiembre.

Sin mencionar la decisión del CNP sobre el sufragio universal ni el Libro Blanco, Xi dijo: “La política básica del gobierno central para con Hong Kong no ha cambiado ni cambiará. [El gobierno central] se mantendrá firme con ‘un país, dos sistemas’ y la Ley Básica, apoyando la promoción del desarrollo de la democracia en Hong Kong y manteniendo la prosperidad y la estabilidad”.

Las declaraciones de Xi sobre el tema de Hong Kong fueron “fuertes advertencias para Zhang”, de acuerdo con Frontline.

Fuente: Epoch Times
la-proxima-guerra-eeuu-y-japon-revisan-acuerdos-de-defensa-hacer-frente-a-china
Japón y EE.UU. revisan sus acuerdos bilaterales de defensa tras la aprobación de enmiendas a la constitución 'pacífista' de Japón en el marco de las tensas relaciones con China.

Japón y EE.UU. están revisando las directivas mutuas de defensa por primera vez en casi dos décadas para hacer frente a la expansión militar de China y fortalecer el protagonismo de Japón en la defensa de la región, informa AP.

Según un informe provisional del Departamento norteamericano de Estado, que ha sido publicado este miércoles, EE.UU. y Japón planean ampliar una cooperación que requiere "más capacidades y más responsabilidades mutuales".

La revisión tendrá en cuenta los cambios sufridos por la constitución 'pacifista', firmados por el Primer Ministro Shinzo Abe el pasado mes de julio. Las enmiendas atriubyen más responsabilidad a Japón en su defensa regional y disminuye la presencia militar estadounidense en la región de Asia Pacífico. Además, las Fuerzas de Autodefensa de Japón (nombre oficial del ejército japonés) tendrán derecho a defender a sus aliados.



La primera revisión de las directivas desde 1997 se produce sobre el telón de fondo del aumento de la tensión entre Japón y China por el motivo de islas en el Mar de China Oriental y la preocupación internacional por el desarrollo de armas nucleares en Corea del Norte.

"Los problemas de hoy son diferentes de los de 1997", declaró esta semana a la prensa Koji Kano, funcionario del Ministerio de Defensa de Japón, Koji Kano. "El objetivo de la revisión es asegurar que Japón y EE.UU. puedan responder a los retos en las actuales circunstancias", agregó el funcionario.

El portavoz del Ministerio de Defensa de China, Hong Lei, subrayó en rueda de prensa que la cooperación de Japón y EE.UU. debe estar sujeta al ámbito de los acuerdos bilaterales. "Estas acciones no deben dañar intereses de terceras partes como, por ejemplo, China", agregó Hong Lei.

Fuente: AP
la-proxima-guerra-china-se-plantea-imponer-la-ley-marcial-en-hong-kong
En este artículo se vuelve a publicar lo dicho en la revista de Hong Kong Chengming. Chengming tiene un historial de noticias muy importantes relacionadas con el régimen chino. Así como en este artículo, la revista a menudo se basa en fuentes anónimas dentro del Partido Comunista Chino.

En una reunión de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, celebrada el 15 de septiembre, Zhang Dejiang, miembro del Comité Permanente del Buró Político y presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, afirmó que por orden del Politburó, el stastus quo "un país, dos sistemas" entre Beijing y Hong Kong se terminaría si la situación se volviera crítica.

"Si la situación no se puede controlar, el lema "un país, dos sistemas" de Hong Kong se dará por terminado como estatus especial", dijo Zhang.

"Las autoridades no han tenido un momento de paz desde el primer día del retorno de Hong Kong a China", dijo Zhang. "Problemas Políticos ocurren uno tras otro debido a la instigación y el apoyo de las potencias extranjeras y organismos internacionales anticomunistas. Estas personas tienen la intención de conseguir cosas como "lograr un cambio de régimen y devolver el gobierno al pueblo", "resistir la toma del poder comunista", "dejar que la gente en Hong Kong tome decisiones" y una "rebelión universal."

"Beijing ha preparado planes de despliegue integrales para el peor de los casos en Hong Kong. Si la situación no se puede controlar, el status especial de "un país, dos sistemas" de Hong Kong se dará por terminado", dijo Zhang.

Seis Condiciones para la imposición de la ley marcial en Hong Kong.

En la reunión, Zhang anunció las estrategias establecidas por la Comisión Militar Central del Consejo de Estado de China. A la guarnición de Hong Kong del Ejército Popular de Liberación (EPL), se le ordenará imponer la ley marcial en las siguientes circunstancias:

1. Disturbios políticos a gran escala estallan y paralizan el gobierno de la administración especial (Hong Kong) y la policía no puede mantener el orden social. Se requerirá la autorización de Beijing.



2. Los intereses políticos extranjeros se unen de manera abierta y conducen a los poderes políticos locales. El gobierno administrativo especial ha perdido el control de la situación que se intensifica para incluir a toda la autonomía de Hong Kong exigiendo al gobierno central.

3. Revueltas armadas a gran escala estallan y fuerza letal es utilizada por la multitud. La multitud no se dispersa después de que se emiten advertencias por parte de la policía.

4. Las multitudes atacan u ocupan la oficina de enlace o la Oficina del Comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores en Hong Kong y se resisten a dispersarse después de que se emitan advertencias de la policía.

5. Las multitudes atacan bases del Ejército Popular de Liberación en Garrison, Hong Kong, puertos y cuarteles y no se dispersan tras emitir advertencias la policía.

6. Las multitudes atacan los aeropuertos, puertos, puestos de control, u otros centros de transporte y no se dispersan tras emitir advertencias la policía.

Fuente: Epoch Times
El subsecretario de Defensa de EE.UU., Bob Work, advirtió al Ejército estadounidense para que se preparase para "una respuesta militar contra Rusia y China".

"No recuerdo ningún lugar […] en el que no hayamos respondido [militarmente]", indicó Work en un discurso ante el Council on Foreign Relations.

"No me preocupa la Tercera Guerra Mundial", declaró.

"En primer lugar, es obvio que están jalonando sus posiciones en sus fronteras. Y esta es una de las cosas en las que vamos a tener que trabajar en el transcurso de los próximos años: en lo que consideran que son las áreas de su interés vital", agregó.



"Ambos países definitivamente creen que el actual orden mundial, según lo establecido en los últimos 70 años, debe cambiar. Así que va a ser un punto de atención constante", dijo.

De hecho, varios expertos destacan que Moscú, Nueva Delhi y Pekín están a punto de crear un nuevo orden mundial justo y multipolar, y EE.UU. y sus aliados ven en esto una amenaza directa por lo que intentan 'demonizar' a Rusia.

"Lo más probable es que esto esté motivado principalmente por el hecho de que Rusia se ha convertido en parte del nuevo orden internacional emergente que se desarrolla en torno a los países BRICS, en particular en torno a Rusia, China y la India", señaló la semana pasada el redactor jefe de la revista 'Executive Intelligence Review', Jeff Steinberg.

Fuente: CFR
EE.UU. tiene razones ocultas para bombardear las posiciones de la milicia yihadista del Estado Islámico, sostienen medios chinos. La campaña antiterrorista es un mero pretexto para derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad.

La coalición internacional presidida por Washington realiza ataques aéreos en Siria sin que haya una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto y también sin el consentimiento de Damasco: se llevan a cabo con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, pero es evidente que el objetivo último –después de acabar con la organización terrorista– es derrocar al régimen de Assad, insiste el portal chino de noticias Sina Military según recoge Want China Times. "China no está cayendo en ese plan enrevesado de EE.UU.", asegura el portal.

De acuerdo con Sina Military, los verdaderos motivos de EE.UU. "se deducen razonablemente" de un simple análisis de sus intereses y la historia moderna del juego geopolítico. "Washington dirige su atención a Oriente Medio después de enturbiar con éxito la situación entre Rusia y Ucrania a principios de este año. […] Ahora está aprovechando el caso del Estado Islámico para alinear sus intereses en Oriente Medio", sostiene el portal, que acentúa que Washington ya cuenta con el apoyo de varios países europeos y la Liga Árabe.



China rechaza involucrarse en el juego de EE.UU., subraya Sina Military, que explica por qué es así: "Washington busca hacerse amigo de Pekín solo porque quiere poner fin al continuo apoyo de China a Rusia". El portal acentúa que Pekín ya rechazó la propuesta de la Administración de Obama de unirse a su alianza militar contra el Estado Islámico basándose en su política de no interferencia en los asuntos internos de otros países. Menciona, además, que China ya anunció que no participará ni apoyará las sanciones occidentales contra Rusia.

De acuerdo con el citado portal, en los últimos tiempos Washington está aumentando su presión contra Pekín. Pone como ejemplos una cooperación más tensa con Japón, con el que China está en conflicto a propósito de las islas Diaoyu (Senkaku) y los planes de levantar el embargo contra las ventas de armas a Vietnam (país con el que Pekín también mantiene una disputa territorial). Sin embargo, frente a esta "ofensiva" China no ha de hacer nada: solo seguir el camino en el que se encuentra ahora y "permanecer en calma", ya que EE.UU. por sí mismo "está perdiendo el control sobre su ritmo", concluye Sina Military.

Fuente: Want China Times
Critica que la policía china cargue contra los manifestantes pro-democracia

Recuerda a Pekín que debe cumplir lo pactado cuando se hizo el traspaso de la ex colonia

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado este martes que está profundamente consternado sobre los choques en Hong Kong entre la policía antidisturbios y miles de manifestantes defensores de la democracia.

Preguntado sobre si se sentía con la obligación de hablar sobre los sucesos en Hong Kong, el 'premier' sentenció a la cadena Sky News: "Por supuesto. Siento que es mi obligación".

China gobierna en Hong Kong bajo la premisa "un país, dos sistemas", una fórmula que otorga a la ex colonia británica un grado de autonomía y libertades que no se disfrutan en el resto de China, con el sufragio universal como objetivo final.

"Cuando alcanzamos el acuerdo con China hubo un pacto de vital importancia que fue dar a la gente de Hong Kong un futuro democrático. De ahí que esté profundamente preocupado por lo que está ocurriendo y espero que se resuelva", ha sentenciado Cameron.

Fuente: El Mundo


Un prominente general chino ha explicado en una entrevista divulgada por la televisión estatal por qué China se prepara para la guerra aunque quiere la paz.

"El aumento de dos cifras del gasto de defensa a algunos puede parecerles demasiado, pero en el desarrollo del complejo militar todavía estamos muy por detrás". "Nuestras empresas han tomado el mercado mundial y tenemos qué y a quién defender". "China siempre ha sido pacífica y lo sigue siendo actualmente". Estos son algunos fragmentos de la entrevista con el comisario político de la Academia de Ciencias Militares, el general Sun Sijing, que han sido divulgados al inicio de los informativos en China y luego por el canal estatal CCTV, que transmite al extranjero en inglés.

En 2014, el presupuesto militar de China se ha incrementado en un 12,2% (hasta 800.000 millones de yuanes, más de 130.000 millones de dólares). El país continúa la fase activa de la construcción de portaaviones y submarinos. Recientemente ha entrado en servicio el submarino tipo Jin, cuyos misiles pueden llegar a Alaska si se lanzan desde la República Popular China, según escriben periódicos estadounidenses que remiten a la Oficina de Inteligencia Naval. Además, durante los ejercicios de la Organización de Cooperación de Shanghái en agosto, de los cinco participantes China presentó el mayor contingente.

Respecto al creciente interés de Pekín por el espacio marítimo, Sun Sijing explicó: "Tenemos que proteger nuestras fronteras marítimas, sobre todo si somos capaces de hacerlo. Necesitamos construir una armada poderosa para proteger nuestros derechos en el mar". Al mismo tiempo, el militar aseguró: "Nuestro deber es cooperar con los países de todo el mundo para garantizar el acceso y seguridad en los océanos comunes".



El aumento de los gastos en defensa de China irrita a muchos, pero especialmente a EE.UU., ya que el país asiático está cobrando fuerzas en el océano Pacífico occidental, donde Washington siempre ha tenido una fuerte influencia. "La modernización de las fuerzas armadas chinas tiene por objeto proteger el Estado Chino y su integridad territorial. Como ha dicho el presidente Xi Jinping, ni un centímetro de tierra que recibimos de nuestros antepasados debe ser ocupado por otros. Algunos países occidentales tratan constantemente de unirse en las llamadas alianzas para desafiarnos. El problema de Taiwán, la situación en torno a las islas Diaoyu en mar de China Meridional, todo esto amenaza la integridad [de China]. No podemos permanecer en silencio", afirmó el general.

La situación en la zona se agrava por la actitud de Japón, el principal aliado en la región de EE.UU., que por primera vez desde 1945 ha incrementado significamente el gasto en defensa. Así, en julio, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, Japón modificó la interpretación de su 'Constitución de la Paz' para poder combatir en el extranjero y defender a sus aliados, incluso si el propio Japón no es atacado.

"Dudo que las autoridades de Japón hayan sacado por lo menos alguna lección de los acontecimientos del pasado. Sus argumentos de mentalidad cerrada rechazan incluso la idea de la aparición de cualquier opositor fuerte entre sus países vecinos. Todavía tienen nostalgia de los días en que derrotaron dos veces a China. Ahora el Gobierno japonés de nuevo está obsesionado con las ideas del militarismo, por lo que incluso tratan de cambiar la Constitución. Esta es una señal muy peligrosa", aseguró Sun Sijing.

El general es el presidente de la organización Estudios del Tratado del Arte de la Guerra de Sun Tzu. 13 capítulos de este antiguo tratado, a los que se refiere el general, han sido durante muchos siglos una guía no solo para comandantes de China y Asia, sino también para militares, políticos, empresarios e incluso deportistas de todo el mundo. Cabe mencionar que la principal tesis del tratado es aparentemente paradójica: "para evitar la guerra, hay que prepararse para ella". Del mismo modo filosófico China ha explicado el significado de su política militar.

Fuente: CCTV
la-proxima-guerra-hong-kong-disturbios-protestas-pro-democracia
Miles de personas siguen concentradas hoy en el centro de la ciudad de Hong Kong para pedir la elección democrática del Ejecutivo de la ciudad tras otra noche de tensión y uso de gases lacrimógenos por parte de las fuerzas policiales.

Las autoridades locales han renovado los llamamientos a que los manifestantes vuelvan a sus casas y abandonen los distritos administrativo y financiero del territorio, como Admiralty, Central o Causeway Bay, exigiendo que el desalojo se lleve a cabo "lo antes posible".

Por su parte, el Gobierno chino ha advertido contra posibles injerencias extranjeras en las protestas. "Hong Kong es China", ha afirmado Hua Chunying, una portavoz del Ministerio de Exteriores durante una conferencia de prensa. "Los asuntos de ese territorio son de soberanía china", ha recalcado. Además, la portavoz ha rechazado "frontalmente" cualquier tipo de apoyo a "actividades ilegales como el movimiento Occupy Central, al que ha calificado de "asamblea ilegal". Según Chunying, las protestas prodemocracia "debilitan el orden social y el estado de derecho del territorio".

En el corazón del centro de Hong Kong muchos manifestantes permanecen sentados o durmiendo en las calles, mientras los policías encargados del control de la situación están formando barreras ante edificios o cruces estratégicos. Bancos, escuelas y algunos negocios privados de esas zonas están hoy cerrados, aunque el parón de la actividad no es total. También se han suspendido varias actividades del gobierno local, así como los comités de la Asamblea Legislativa. Además de las universidades, se están produciendo paros en escuelas secundarias en las que los estudiantes se han declarado en huelga y protagonizado sentadas en los patios.



También están cerradas varias salidas del metro, mientras que se han suspendido o desviado muchas líneas de autobuses. Los manifestantes tienen el apoyo de voluntarios que les llevan alimentos, agua y mascarillas para protegerse de los gases lacrimógenos vertidos por las fuerzas de seguridad, lo que les permite continuar lo que ya se empieza a llamar "la protesta de los paraguas", en referencia a los que se usan para intentar resguardarse del gas pimienta.

Sin embargo, la Bolsa de Valores de Hong Kong, la segunda más importante de Asia y la sexta mayor del mundo, ha podido abrir sus operaciones con normalidad. La hipótesis de que el distrito financiero pudiera llegar a quedar cortado se reflejo en los mercados. La bolsa abrió con una caída del 1,18% de su índice de referencia, el Hang Seng, en los primeros minutos de la sesión, mientras que la cotización del oro bajó a 1.222,84 dólares la onza, 7,58 menos que al cierre del pasado viernes.

Tras los incidentes de la madrugada del pasado sábado en la manifestación que cerraba una semana de huelga y protestas estudiantiles, el movimiento Occupy Central declaró el inicio anticipado de una campaña de desobediencia civil prevista para más adelante. El movimiento pide la libre elección del próximo jefe ejecutivo de la ciudad, en 2017, después de que las autoridades en China aprobaron en agosto pasado unos comicios por sufragio universal pero con dos o tres candidatos que deberán pasar el filtro previo de un comité consultivo.

Occupy Central exigió además hoy la dimisión de Leung, según ellos la única forma de "hacer posible un relanzamiento del proceso de reforma política y de crear un espacio en que la crisis pueda desactivarse". Por su parte, Cy Leung ha desmentido los rumores acerca de que se vaya a recurrir al ejército o de que los agentes antidisturbios estén usando balas de goma.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-quienes-son-los-miembros-del-emirato-islamico

por Thierry Meyssan

Mientras la opinión pública occidental trata de nadar en un verdadero océano de información sobre la formación de una supuesta coalición internacional para la lucha contra el «Emirato Islámico», es este último el que va cambiando discretamente de forma. Sus principales jefes ya no son árabes sino georgianos y chinos. Para Thierry Meyssan, esta mutación demuestra que el objetivo a largo plazo de la OTAN es utilizar el «Emirato Islámico» en Rusia y China. Es por eso que esos dos países están obligados a intervenir desde ahora en contra de los yihadistas, antes de que estos vuelvan para sembrar el caos en sus países de origen.

El «Emirato Islámico» comenzó haciendo ostentación de su origen árabe. Esta organización surgió de «al-Qaeda en Irak», que no luchaba contra los invasores estadounidenses sino contra los chiitas iraquíes. Luego se convirtió en «Emirato Islámico en Irak» y posteriormente en «Emirato Islámico en Irak y el Levante» (EIIL). En octubre de 2007, las fuerzas terrestres de Estados Unidos ocuparon en Sinjar al menos 606 fichas de miembros extranjeros de esa organización, fichas que fueron cuidadosamente analizadas por expertos de la Academia Militar estadounidense de West Point.



Sin embargo, días después de la ocupación de la fichas, el emir al-Baghdadi declaró que su organización contaba solamente con 200 combatientes y que todos eran iraquíes. Esa mentira es comparable a las de las demás organizaciones terroristas que operan en Siria y que declaran que entre sus miembros sólo hay «algunos extranjeros», cuando el Ejército Árabe Sirio estima en al menos 250 000 el número de yihadistas extranjeros que han pasado por Siria en los 3 últimos años. En todo caso, el califa Ibrahim (nuevo nombre del emir al-Baghdadi) ahora reconoce que su organización se compone ampliamente de extranjeros y agrega que el territorio sirio ya no es para los sirios sino para “sus” yihadistas.

Según las fichas ocupadas en Sinjar, un 41% de los terroristas extranjeros miembros del «Emirato Islámico en Irak» ostentaban la nacionalidad saudita, un 18,8% eran libios y solamente un 8,2% eran sirios. Si relacionamos esas cifras con la población de cada uno de los países mencionados veremos que la población libia ha proporcionado 2 veces más combatientes que la de Arabia Saudita y 5 veces más que la de Siria.

En cuanto a los yihadistas sirios, aunque son originarios de diversas regiones de Siria, el 34,3% venían de Deir ez-Zor, ciudad que desde que el «Emirato Islámico» tuvo que retirarse de Raqqa, se convirtió en capital del Califato.

En Siria, la particularidad de Deir ez-Zor es que su población se compone mayoritariamente de árabes sunnitas organizados en tribus y de una minoría de kurdos y armenios. Y, hasta ahora, Estados Unidos sólo ha logrado destruir Estados como los de Afganistán, Irak y Libia, o sea en países cuya población está organizada en tribus. Pero ha fracasado en todos los demás países. Desde ese punto de vista, Deir ez-Zor en particular y el noreste de Siria en general pudieran ser potencialmente conquistados. Pero no sucede lo mismo con el resto de la República Árabe Siria, como ya se ve desde hace 3 años.


Bajo el nombre de Abu Omar al-Shishani, un sargento de la inteligencia militar georgiana, cuyo verdadero nombre es Tarkhan Batirashvili, se ha convertido en uno de los principales jefes del «Emirato Islámico».

Desde hace dos semanas, se ha iniciado una purga entre los oficiales provenientes del Magreb. Los tunecinos que tomaron el aeropuerto militar de Raqqa, el 25 de agosto de 2014, fueron arrestados por desobediencia, juzgados y ejecutados por orden de sus superiores. El «Emirato Islámico» tiene intenciones de restar protagonismo a sus combatientes árabes y promover a los chechenos amablemente puestos a su disposición por los servicios secretos georgianos.


En el centro de la foto, Abu Anisah al-Khazakhi, el primer yihadista chino del «Emirato Islámico» muerto en combate, no era uigur sino kazajo.

Y ahora aparece un nuevo tipo de yihadistas: los yihadistas chinos. Desde junio de 2014, Estados Unidos y Turquía han introducido en el noreste de Siria cientos de yihadistas chinos traídos incluso con sus familias. Algunos se convierten de inmediato en oficiales. Se trata principalmente de miembros de la etnia uigur, o sea chinos de la República Popular China pero musulmanes sunnitas turcófonos.

Es por lo tanto evidente que, a largo plazo, el «Emirato Islámico» extenderá sus actividades a Rusia y China y que esos dos países son los blancos finales de sus acciones.

Así que seguramente seremos testigos de una nueva operación de propaganda de la OTAN: su aviación empujará a los yihadistas fuera de Irak pero los dejará instalarse en Deir ez-Zor. La CIA proporcionará dinero, armas, municiones y datos de inteligencia a los «revolucionarios moderados» (sic) del Ejército Sirio Libre (ESL), quienes cambiarán entonces de casaca para ser utilizados bajo la bandera del «Emirato Islámico», como ha venido sucediendo desde mayo de 2013.


John McCain se reúne con el estado mayor del Ejército Sirio Libre. Durante el encuentro conversa precisamente con Ibrahim al-Badri, el hoy autoproclamado califa Ibrahim. El hombre con gafas que aparece en la foto es el general Salim Idris.

En aquel momento, el senador estadounidense John McCain penetró ilegalmente en territorio sirio, donde se reunió con el estado mayor del ESL. Según puede verse en la foto tomada como prueba del encuentro, entre los miembros del estado mayor del Ejército Sirio Libre estaba en aquel momento un tal Abu Yussef, oficialmente buscado por el Departamento de Estado estadounidense bajo el nombre de Abu Du’a, quien en realidad no era otro que el actual califa Ibrahim. O sea, el mismo individuo era al mismo tiempo jefe moderado en el ESL y jefe extremista en el «Emirato Islámico».

Ya en posesión de esta información, cada cual podrá apreciar el verdadero valor del documento que el embajador sirio Bachar al-Jaafari presentó al Consejo de Seguridad de la ONU el 14 de julio de 2014. Se trata de una carta del 17 de enero de 2014 en la que el general Salim Idriss, comandante en jefe del ESL, escribe lo siguiente:

«Le informo por medio de la presente que las municiones enviadas por el estado mayor a los dirigentes de los consejos militares revolucionarios de la región este deben ser distribuidas, conforme a lo convenido, entregando 2 tercios a los jefes de guerra del Frente al-Nusra, y que el tercio restante se repartirá entre los militares y los elementos revolucionarios para la lucha contra las bandas del EIIL. Le agradeceremos que nos envíe los comprobantes de la entrega del conjunto de municiones, precisando las cantidades y características, debidamente firmados personalmente por los dirigentes y jefes de guerra, para que podamos transmitirlos a los socios turcos y franceses.»

En otras palabras, dos potencias miembros de la OTAN (Turquía y Francia) enviaron volúmenes de municiones y especificaban que dos tercios eran para el Frente al-Nusra (clasificado como miembro de al-Qaeda por el Consejo de Seguridad de la ONU) y que el otro tercio era para que el Ejército Sirio Libre luchara contra el «Emirato Islámico»… cuyo jefe era miembro del estado mayor del propio Ejército Sirio Libre.

La realidad es otra: el Ejército Sirio Libre desapareció del terreno y en realidad dos tercios de las municiones estaban destinadas a al-Qaeda mientras que el otro tercio era para el «Emirato Islámico».

Gracias a ese dispositivo, que podríamos llamar de “casaca reversible”, la OTAN podrá seguir lanzando contra Siria sus hordas de yihadistas mientras sigue afirmando que lucha contra ellos.

Pero cuando la OTAN haya extendido el caos a todo el mundo árabe, incluso en el territorio de su aliado saudita, enfilará el «Emirato Islámico» contra las dos grandes potencias en desarrollo, que son Rusia y China. Es por eso que esas dos potencias deberían intervenir desde ahora y acabar con el embrión de ejército privado que la OTAN está reuniendo y entrenando en el mundo árabe. De no hacerlo ahora, Moscú y Pekín pronto tendrán que enfrentarse a ese ejército de todas maneras… pero será en suelo ruso y chino.

Fuente: Voltairenet