Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, no descarta desplegar más tropas en los países bálticos por la situación en torno a Crimea y Ucrania. Y eso que la Alianza ya reforzó las patrullas aéreas en la región el mes anterior.

"Por ahora estudiamos todas las medidas posibles para ampliar la defensa colectiva, incluido el desarrollo de nuestros programas de defensa, planificación de ejercicios y emplazamiento", avisó el líder del bloque político-militar.

Celebró también la decisión de EE.UU. y otros países miembros sobre el envío de sus cazas y sus aviones cisterna para ampliar la presencia militar de la Alianza en Estonia, Letonia y Lituania. Debido a eso, dijo, desde febrero ya se duplicó el número de los aviones participantes en las misiones de vigilancia aérea en estos tres países bálticos, aledaños a la frontera occidental rusa.

Por otro lado, Rasmussen admitió que "el mejor camino para arreglar la situación es un diálogo político y diplomático". "No creo que alguien quiera honestamente ser testigo de una confrontación en Europa", agregó.

Este mismo martes, los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN confirmaron la suspensión de todas las prácticas civiles y militares conjuntas con Rusia, mientras que los contactos diplomáticos se conservan entre los embajadores y a niveles superiores. Las partes volverán a revisar sus relaciones en junio, avisó un comunicado oficial de la Alianza.

Fuente: RT



la-proxima-guerra-nuevo-escudo-de-eeuu-nueva-guerra-fria-rusia-ucrania
Washington está utilizando a su favor la deuda de Ucrania. Lo que está haciendo es empujar a los europeos a separarse de Rusia en el plano económico y ya les está imponiendo además una ampliación de su cobertura en materia de misiles. Mientras los europeos se concentran en la narración de los hechos tal y como la OTAN los presenta –o sea hablando de la supuesta «anexión de Crimea»– la alianza atlántica despliega discretamente el dispositivo imperial.

Visita relámpago del vicepresidente Joe Biden en Estonia para garantizar que, ante la «descarada incursión militar rusa» en Ucrania –país decidido a instaurar «un gobierno al servicio del pueblo», lo cual garantizan los neonazis que llegaron al poder gracias al golpe de Estado del nuevo Gladio– Estados Unidos reafirma su inquebrantable compromiso de someterse al artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte en materia de «defensa colectiva».

Como Ucrania es actualmente miembro de facto –pero no de jure– de la OTAN, existe al menos el «¬no artículo 5» que compromete a los países miembros de la alianza atlántica a la «realización operaciones de respuesta a las crisis no previstas en el artículo 5». Eso fue lo que se hizo, con la cooperación del gobierno [italiano] de Alema durante la guerra de la OTAN contra Yugoslavia –en 1999–, al igual que con las guerras desatadas contra Afganistán, Libia y Siria.

Para que «la OTAN salga de la crisis más fuerte que nunca», Estados Unidos reafirma su compromiso con la «defensa misilística» de Europa.



Sin embargo, al vincular la crisis ucraniana con la «defensa misilística», Joe Biden muestra involuntariamente en qué consiste su verdadero juego.

Washington siempre afirmó que el «escudo» estadounidense en Europa no estaba dirigido contra Rusia sino contra la amenaza de los misiles iraníes. Pero Moscú siempre consideró, al contrario, el escudo antimisiles estadounidense como un intento de obtener una ventaja estratégica decisiva ante Rusia: o sea, al contar con la capacidad del «escudo» para neutralizar los efectos de una respuesta rusa, Estados Unidos podría así poner a Rusia bajo la amenaza de un primer golpe nuclear.

El nuevo plan que promueve el presidente Obama prevé un número, aún más grande que el anterior, de cohetes instalados en la frontera con Rusia. Y como esos cohetes están bajo control de Estados Unidos, los europeos ni siquiera saben si se trata realmente de cohetes interceptores o de misiles nucleares.

Al rechazar la proposición [rusa] de control compartido con Rusia sobre el radar de Qabala, en Azerbaiyán, Estados Unidos comenzó a construir en Polonia la instalación donde han de desplegarse 24 misiles SM-3 del sistema Aegis. Además, el gobierno polaco se ha comprometido a gastar más de 30 000 millones de euros en la creación de su propio «escudo» –con tecnología estadounidense– para integrarlo al de Estados Unidos y la OTAN. Y Joe Biden canta loas a Polonia por haberse hecho cargo de «parte de la carga financiera, lo cual deberían hacer todos los aliados» –advertencia para Italia.

Otra instalación, de 24 misiles SM-3, actualmente en construcción en la base aérea de Deveselu, en Rumania, debe entrar en servicio en 2015, bajo el control de 500 militares estadounidenses. Esas instalaciones misilísticas incluyen un radar súper potente instalado en Turquía, así como radares móviles que pueden desplegarse rápidamente en «posiciones avanzadas».

El «escudo» incluye también el despliegue en el Mediterráneo de navíos de guerra dotados de radares Aegis y de más misiles SM-3. El primero de esos navíos, el torpedero lanzamisiles USS Donald Cook, llegó a principios febrero a la base naval de Rota, en España, a donde serán trasladados 1 200 marinos y 1 600 familiares de ese personal. Vendrán después otras 3 unidades navales (el USS Ross, el USS Porter y el USS Carney), cuyo número aumentará probablemente dado el hecho que la US Navy ya dispone de unos 30 navíos de ese tipo que patrullan constantemente en el Mediterráneo listos para entrar en acción en cualquier momento a la vez que realizan –según la OTAN– «toda la gama de operaciones de seguridad marítima y de maniobras bilaterales y multilaterales con las marinas aliadas».

La marina de guerra española ya dispone, de hecho, de 4 fragatas equipadas del sistema integrado de combate Aegis, lo cual las hace interoperacionales con los navíos estadounidenses. Lo mismo se hará con las fragatas clase Fremm de la marina de guerra italiana.

Un papel importante en el crecimiento del «escudo» está reservado a los mandos y bases que ya tiene Estados Unidos en territorio italiano: en Nápoles, donde se hallan los cuarteles generales de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas; en Sicilia, donde se hallan la base aeronaval de Sigonella (que prestará asistencia a las unidades Aegis en el Mediterráneo) y el Muos de Niscemi, que debe garantizar las comunicaciones satelitales de alta frecuencia.

Todas las unidades navales Aegis desplegadas en el Mediterráneo, anuncia además la OTAN, estarán «bajo el mando y control de Estados Unidos». Lo cual significa que la decisión de lanzar los misiles –supuestamente interceptores– estará única y exclusivamente en manos del Pentágono.

Y mientras prepara el «escudo», Estados Unidos sigue afilando su espada. A raíz de la crisis en Ucrania, Washington desplegó 12 cazabombarderos F-16 suplementarios en Polonia y 10 F-15 en Estonia, Letonia y Lituania. Estos aviones de guerra podrán ser equipados próximamente con las nuevas bombas nucleares B61-12 almacenadas en Europa –por ejemplo, en Italia–, artefactos que pueden ser utilizados como bombas antibúnker.

Moscú está tomando sus propias contramedidas. Pero Washington ya está obteniendo un primer resultado: el aumento de la tensión en Europa permite a Estados Unidos reforzar su influencia sobre los aliados europeos. ¿Cómo? Gracias al artículo 5 y al no-artículo 5.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-fracaso-la-primavera-en-ucrania
La región de Crimea abandona Ucrania para incorporarse a la Federación de Rusia. La prensa comercial y las capitales «occidentales» gritan invasión y abuso militar por parte de Moscú, sin embargo, estos «occidentales» fomentaron y aceptaron últimamente la partición de Yugoslavia, la exclusión de Kosovo del territorio de Serbia, el referéndum de las islas Malvinas, la partición del sur de Sudán. Moscú con el respaldo de las poblaciones locales de Crimea ha respondido de manera inteligente, sin ningún disparo o ataque militar, a las provocaciones occidentales que apoyan abiertamente a las facciones neonazis y otras obscuras fuerzas de derechas nacionalistas que han tomado el poder en Ucrania por la fuerza, con el apoyo de la OTAN. A continuación el análisis de nuestro colega Pepe Escobar.

La promoción de la excepcionalidad estadounidense de «democracia» entra en acción: Washington ha reconocido un golpe de Estado en Ucrania que cambió el régimen de –a pesar de sus evidentes faltas– era un gobierno democráticamente elegido.

Y el presidente ruso Vladimir Putin, ya habló el año pasado sobre cómo Rusia y China decidieron comerciar en rublos y yuan, y destacó cómo Rusia tiene que abandonar el «excesivo monopolio» del dólar de EE.UU. Tenía que saber que el Imperio devolvería el golpe.

Ahora hay más: el consejero presidencial ruso Sergey Glazyev declaró a RIA Novosti: Rusia abandonará el dólar estadounidense como moneda de reserva si EE.UU. impone sanciones contra la Federación Rusa.

Por lo tanto el Imperio devolvió el golpe dando «una pequeña ayuda» al cambio de régimen en Ucrania. Y Moscú contestó tomando el control de Crimea en menos de un día sin disparar un tiro –con o sin brigadas de elite Spetznaz (think-tanks basados en el Reino Unido dicen que participan; Putin dice que no).


La evaluación de Putin de lo que ocurrió en Ucrania es realmente correcta: «una toma anticonstitucional y armada del poder». Queda abierto un interminable debate, en su mayor parte desagradable, sobre si el Kremlin exageró en su reacción o no. Considerando el historial de una satanización generalizada de Rusia y Putin que ha tenido lugar durante años –y que ahora llega a un nivel febril– la rápida reacción del Kremlin fue bastante mesurada.

Putin aplicó Sun Tzu al pie de la letra, y ahora juega EE.UU. contra la UE. Ha dejado en claro que Moscú no necesita «invadir» Ucrania. El tratado de partición de 1997 de Ucrania-Rusia permite específicamente tropas rusas en Crimea. Y después de todo Rusia es un activo proponente de soberanía estatal; este principio lleva a que Moscú rechace una «intervención» occidental en Siria.

Dejó abierta la puerta para –oh cósmica ironía de ironías– una invención/intervención estadounidense (y eso, predeciblemente, no fue detectable por los medios corporativos occidentales; la R2P –responsabilidad de proteger– de la ONU en caso que los fascistas y neonazis alineados con Occidente en Ucrania amenazaran a civiles rusos o ruso parlantes con un conflicto armado. Samantha Power debe estar orgullosa de sí misma.

No te metas con la inteligencia rusa

«Occidente» ha aprendido una vez más que no hay que meterse con la inteligencia rusa, que rápidamente previno en Crimea una réplica del golpe en Kiev, precipitado en gran parte por UNA-UNSO – una tenebrosa fuerza paramilitar derechista de primera vinculada a la OTAN, que utiliza Ucrania como base, como lo denuncia William Engdahl.

Y Crimea fue una operación aún más lóbrega, porque esos neonazis de Ucrania Occidental trabajaban en tándem con yihadistas tártaros (la Casa de Saud será fuertemente tentada a financiarlos desde ahora).

En los hechos, el Kremlin tiene razón cuando señala que el golpe fue esencialmente realizado por fascistas y «nacionalistas» de ultraderecha – código occidental para neonazis. El miembro del consejo político del partido Svoboda (“Libertad”), Yury Noyeby incluso admitió abiertamente que se utilizó la integración con la UE (Unión Europea) como pretexto «como medio para romper nuestros vínculos con Rusia».

Los medios corporativos occidentales siempre olvidan convenientemente que Svoboda –así como los fascistas del Sector Derecho– siguen los pasos del fascista/terrorista de Galicia Stepan Bandera, un agente tristemente célebre de un conjunto de agencias de inteligencia «occidentales». Ahora Svoboda ha logrado incluir no menos que seis mandamases como parte del nuevo régimen en Kiev.

Además existen los nuevos gobernadores regionales nombrados para el predominantemente rusófono este y sur de Ucrania. Son –qué iban a ser– oligarcas, como ser los multimillonarios Sergei Taruta instalado en Donetsk e Ihor Kolomoysky instalado en Dnipropetrovsk. La gente en Maidán en Kiev protestaban sobre todo –quiénes iban a ser– contra los oligarcas cleptócratas. Una vez más, los medios corporativos occidentales – que hablaron incansablemente de un levantamiento «popular» contra la cleptocracia – no se dieron cuenta.

Una vez más, seguid el dinero

Las reservas de divisas extranjeras de Ucrania, cayeron –solo en las últimas cuatro semanas– de 17.800 millones de dólares a 15.000 millones. ¿Queréis comprar hryvnia? No realmente; la moneda nacional ucraniana se encuentra en una caída cósmica frente al dólar. Es una buena noticia solo para los buitres del capitalismo del desastre.

Y en el momento justo, el Fondo Monetario Internacional está enviando esta semana una «misión investigadora» a Ucrania. Los ucranianos de todo tipo tratarán de escapar pero no se podrán ocultar ante el «ajuste estructural». Podrán juntar lo necesario para comprar un pasaje con sus despreciables hryvnia (ser un candidato para una visa a la llegada a Tailandia siempre es útil).

Los bancos europeos –que según el Banco de Pagos Internacionales (BIS) se enfrentan a más de 23.000 millones de dólares en préstamos impagos– podrían perder mucho en Ucrania. Los bancos italianos, por ejemplo, han prestado cerca de 6.000 millones.

En el frente y tierras del «Oleoductistán», Ucrania depende fuertemente de Rusia: 58% de su suministro de gas. No puede exactamente diversificar y comenzar a comprar mañana de Catar – ¿con entrega mediante Qatar Airways?

E incluso mientras un 66% del gas ruso exportado a la UE transita a través de Ucrania, el país está perdiendo rápidamente su importancia como centro de tránsito. Tanto el gasoducto Nord Stream como el South Stream –desde Rusia por vía submarina– soslayan Ucrania. Nord Stream, terminado en 2011, vincula Rusia con Alemania por el Mar Báltico. South Stream, bajo el Mar Negro, estará listo antes del fin de 2015.

Geoeconómicamente, el Imperio necesita que Ucrania esté fuera de la unión económica eurasiática promovida por el Kremlin – que también incluye a Kazajstán y Bielorrusia. Y geopolíticamente, cuando el Secretario General de la OTAN, el engreído títere Anders Fogh Rasmussen, dijo que un paquete FMI-UE para Ucrania sería un «importante estímulo para la seguridad euro-atlántica», esto dio el toque final; lo único que importa en todo este juego es que la OTAN «anexe» Ucrania como examiné anteriormente.

Siempre ha tenido que ver con el Imperio de Bases – igual que el cerco de Irán; igual que el «giro» hacia Asia equivalente al cerco de China; igual que el cerco de Rusia con bases y «defensa de misiles». Pasando por sobre el cadáver colectivo del Kremlin, por supuesto.

Vamos a saquear esas tierras

La acusación del Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry de que Rusia esté «invadiendo Ucrania», en «violación del derecho internacional», y «de vuelta al Siglo XIX», es tan espectacularmente patética en su hipocresía –una vez más, considerad el historial de EE.UU.– que no merece comentarios de ningún observador informado. A propósito, es tan patético como su oferta de miserables 1.000 millones de dólares en «garantías de préstamos» – que apenas pagaría las cuentas de Ucrania durante dos semanas.

El gobierno de Obama –especialmente los neoconservadores del tipo «que se joda la UE»– ha perdido su maniobra agresiva. Y en cuanto a Moscú, no tiene ningún interlocutor en Kiev porque considera que el cambio de régimen es ilegal. Moscú también ve a «Europa» como un montón de plañideros perdedores consentidos – sin una política exterior común para comenzar.

Por lo tanto cualquier mediación depende de Alemania. Berlín no toma en serio la idea de «sanciones» – el sacrosanto mantra excepcionalista estadounidense; Rusia es un excelente mercado para la industria alemana. Y a pesar de todas las vociferaciones del Economist y del Financial Times, la City de Londres tampoco quiere sanciones; el centro financiero cuenta con los pródigos fondos político/oligárquicos rusos. En cuanto al «castigo» occidental a Rusia al amenazar con su expulsión del Grupo de Ocho, es un chiste. El G-8, que excluye a China, ya no decide nada relevante; el G-20 sí lo hace.

Si se realizara un amplio sondeo, revelaría que la mayoría de los ucranianos no quieren formar parte de la UE – así como la mayoría de los europeos no quieren a Ucrania en la UE. Lo que les queda a los ucranianos son los chupasangre del FMI, recibidos debidamente por “Yats” (como llama al primer ministro Yatsenyuk Vic –«Que se joda la UE»– Nuland).

Ucrania se arrastra hacia la federalización. Los cambiadores de régimen de Kiev no tienen influencia en Crimea autónoma – que es casi seguro que seguirá siendo parte de Ucrania (y, a propósito, Rusia se ahorrará los 90 millones de dólares de alquiler que paga por la base de Sebastopol, que hasta ahora tuvo que pagar a Kiev.)

La jugada final está prácticamente predeterminada; Moscú controlará gratuitamente una Crimea autónoma, y EE.UU./UE «controlarán», o tratarán de saquear, al estilo del capitalismo del desastre, un páramo occidental ucraniano «administrado» por un montón de títeres occidentales y oligarcas, con algunos neonazis.

¿Qué hará entonces el dúo estratégico magistral Obama/Kerry?

¿Comenzarán una guerra nuclear?

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-pentagono-desplegara-bombas-nucleares-aviones-de-combate-europa
El Pentágono tiene previsto desplegar la nueva bomba nuclear táctica B61-12 en cinco países de Europa. Los fondos para ello ya están presupuestados y el despliegue comenzará en 2015.

La solicitud de presupuesto de la Fuerza Aérea de los EE.UU. para el año fiscal 2015 muestra que la integración de las nuevas bombas nucleares B61-12 a los cazabombarderos tácticos de la OTAN F-16 y Tornado comenzará en el año fiscal 2015 y terminará en 2017-2018, informa Der Spiegel.

Pese a las numerosas alegaciones del Gobierno estadounidense sobre su adhesión a los principios de la no proliferación de armas nucleares, el borrador desclasificado del presupuesto militar estadounidense no solo supone desplegar la nueva, 12.ª, versión de esta arma que aún se encuentra en desarrollo, en cinco Estados europeos, sino además su instalación en cazabombarderos de las Fuerzas Aéreas de estos Estados.

En particular se trata de integrar estas bombas en aviones de combate F-16A/B belgas, holandeses y turcos, así como en los cazabombarderos PA-200 Tornado alemanes e italianos.


En otras palabras, el polémico plan supone la integración de las armas nucleares estadounidenses en aeronaves de Estados que no poseen armas atómicas y que son firmantes del Tratado de no Proliferación Nuclear.

La integración marca el inicio de un refuerzo significativo de la capacidad militar atlántica y su anuncio llega solo tres años después de que la OTAN declarara en 2012 que su política nuclear obedece a requisitos de seguridad y que la organización estaba trabajando para crear las condiciones para un mundo sin armas nucleares.

Hasta ahora se desconoce si los F-16 de la OTAN o de Estados Unidos serán los primeros en incorporar estas bombas, pero el plan se llevará a cabo en cuatro años, entre 2015 y 2018. La integración de estas bombas en los Tornado alemanes e italianos tomará un poco más de dos años.

Las mismas bombas B61-12 también llegarán a los cazabombarderos F-15E (su integración en estos comenzó el año pasado), F-16C/D y bombarderos B-2A, de la Fuerza Aérea estadounidense. Posteriormente en el programa se incorporarán los furtivos F-35A Lightning II, aviones que gradualmente reemplazarán a los F-16.

El trabajo de integración incluye actualizaciones de software de las aeronaves, pruebas de vuelo operacionales y por último la integración completa de las armas. Se espera que la primera bomba B61-12 engrose los arsenales del Pentágono en 2020.

Fuente: Der Spiegel
la-proxima-guerra-gasoductos-mapa-ucrania-rsia-europa
Dmitri Yarosh, líder del movimiento radical Sector Derecho de Ucrania, que forma parte del nuevo Gobierno, amenaza con hacer estallar un gasoducto a través de que Rusia suministra gas a Europa, según medios ucranianos.

En un discurso cargado de retórica nazi de los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, Yarosh dijo a sus seguidores que deben estar preparados para plantear una resistencia activa ante Rusia.

Además, alentó a los suyos a crear grupos de milicianos y de sabotaje para operar en el territorio de Ucrania.

El líder actual del movimiento de ultraderecha Sector Derecho, fue arrestado en ausencia por la Justicia rusa por hacer llamamientos públicos a favor del terrorismo y de las actividades extremistas a través de medios de comunicación.

A inicios del marzo Yarosh se dirigió a Doku Umarov, reconocido por EE.UU. como uno de los terroristas más buscados, para que se uniera al pueblo ucraniano en su lucha contra de los 'invasores rusos'.

Las declaraciones del líder radical ucraniano coinciden con la celebración del referendo en Crimea sobre el estatus de la península y su posible adhesión a Rusia.

Fuente: RT



la-proxima-guerra-rusia-no-descarta-sanciones-contra-occidente
Moscú no excluye aprobar sanciones económicas de carácter simétrico contra Occidente, si EE.UU. y la UE adoptan medidas de este carácter contra Rusia.

No obstante, Rusia espera que Occidente se limite a aplicar sanciones políticas, y que las relaciones comerciales no se vean afectadas, señaló el viceministro ruso de Economía y Desarrollo Alexéi Lijachov, citado por RIA Novosti.

“Estamos preparados para cualquier desarrollo de la situación y contemplamos todas las variantes, si bien esperamos que sean sanciones políticas concretas y no una amplia serie de decisiones comerciales y económicas", declaró el viceministro.

Occidente amenaza a Rusia con aplicar sanciones por la postura de Moscú respecto a Ucrania y ha dado varios pasos para cumplir sus amenazas.

Así este jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) suspendió el proceso de adhesión de Rusia y declaró la voluntad de sus miembros de fortalecer la cooperación con Ucrania “de acuerdo a la solicitud de las autoridades de este país” para ayudar a solucionar “problemas de política estatal”.

“A solicitud de los miembros de la organización, el secretario general informó a Rusia sobre esta decisión”, señala el comunicado oficial de la OCDE sobre el particular.

Fuente: RT



la-proxima-guerra-vladimir-putin-riendo-contento-alegre-rusia-militarista-que-vuelve
Lo que ahora se vive en Crimea no es más que un nuevo ejemplo de la voluntad de poder rusa.

Mientras la Unión Europea sigue paralizada y sufre un desarme estructural que ya cuestiona su capacidad disuasoria y Estados Unidos acelera su repliegue estratégico (aunque sigue siendo la única superpotencia militar), Rusia está firmemente decidida a volver a ser tenida en cuenta más allá de sus fronteras. Aupada en su riqueza energética (que le proporciona en torno al 50% de los ingresos estatales) e impulsada por la determinación de Putin en estos últimos 15 años, Rusia es el alumno que mejor ha interiorizado los dictados de la geoeconomía y la geopolítica al servicio de su añorada grandeza.

En el primer caso, como hemos visto repetidamente en estos últimos años, ha convertido el gas y el petróleo en poderosas armas no solo para consolidar su influencia en su near abroad (sirva Ucrania como ejemplo), sino también para maniatar a posibles rivales (como Alemania) al hacerlos vitalmente dependientes de sus suministros. Del mismo modo, como ahora observamos en Ucrania, juega con los precios del gas para premiar o castigar a quienes pretende mantener bajo su dominio. Pero también utiliza esa baza para neutralizar cualquier posible alternativa de suministro a Kiev (sea revirtiendo el sentido del gasoducto que enlaza con Eslovenia o construyendo terminales para traer gas licuado desde otros países), dado que siempre podrá hacerlas inviables económicamente con el simple gesto de reducir aún más su precio.


En el segundo, Moscú sigue fiel a la idea de que poder y poder militar son, esencialmente, lo mismo. De ahí su sostenido esfuerzo (apoyado en su condición de primer exportador mundial de hidrocarburos) por modernizar sus capacidades militares, soñando con volver a ser reconocida como una superpotencia. Tras superar el impacto de la caída en el abismo que supuso la implosión de la URSS, en 2000 el entonces recién llegado Putin aprovechó el desastre del submarino Kursk para impulsar una profunda reforma militar que ahora comienza a dar frutos. Su sostenida ambición militarista supone que en el periodo 2013-2016 el presupuesto de defensa se va a incrementar en un 60%. Su prioridad actual se centra en aumentar la operatividad de unas fuerzas cada vez más profesionalizadas y con un armamento más sofisticado, potenciando las unidades de operaciones especiales, sin olvidar las de combate convencional y la modernización de sus fuerzas estratégicas.

Con un presupuesto de defensa que alcanza el 4,4% del PIB (similar al estadounidense, aunque en términos absolutos la cifra total sea casi ocho veces menor) y que supone el 17,8% del presupuesto estatal (se prevé que llegue al 20,6% en 2016), Moscú pretende que para 2020 al menos el 70% de todo su equipo, material y armamento haya sido modernizado. Ese reto se hace aún más exigente cuando se considera que el Ministerio de Finanzas ya hablaba en 2012 de la necesidad de recortar el presupuesto estatal en unos 125.000 millones de dólares hasta 2020, que al menos el 20% del presupuesto es malgastado o robado directamente, que la base industrial es preocupantemente ineficaz (así se explica la compra de los buques Mistral a Francia) o que la caída demográfica no garantiza recursos humanos suficientes y bien cualificados. Pero entretanto ya se perciben realidades como la activación en 2013 de una nueva Task Force en el Mediterráneo, la entrada en servicio del submarino de clase Borei dotado con el SLBM Bulava-M o el reinicio de patrullas aéreas por el Atlántico.

Visto así, lo que actualmente se vive en la península de Crimea no es más que un nuevo ejemplo de la voluntad de poder rusa, incluyendo usos tan novedosos como el empleo de fuerzas militares sin identificación oficial y el hundimiento de un buque antisubmarino propio en la entrada de la ensenada de Donuzlav, encerrando a siete de los apenas 25 buques de la armada ucrania en el puerto de Novoozerne. Putin pretende fundamentalmente neutralizar la capacidad operativa de las débiles fuerzas ucranias, creando una situación de facto que impida refuerzos desde el exterior: controlando las dos carreteras que unen a la península con el resto de Ucrania, los aeropuertos internacionales de Sebastopol y Simferópol y las bases aéreas de Kacha y Gvardeysky.

También, al rodear las principales instalaciones militares busca encerrar a las tropas ucranias en sus cuarteles, disuadiéndolas de intentar cualquier movimiento de fuerza que provocaría un choque frontal condenado al fracaso. Es, en definitiva, una inteligente (aunque totalmente condenable desde el derecho internacional) estratagema para garantizarse más bazas de negociación ante Kiev y sus supuestos aliados, contando con quedarse finalmente con Crimea o, mejor aún, con finlandizar Ucrania entera. Y todo ello sin combates.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-la-ue-amenaza-a-rusia-con-sanciones-si-las-tropas-no-se-han-ido-el-jueves
La Unión Europea ha lanzado un ultimátum a Moscú para que ordene la vuelta de las tropas a sus bases militares y ha condenado el "acto de agresión" de las fuerzas militares rusas tras constatar "una clara violación de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania". Así lo ha manifestado la jefa de la Diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, tras la celebración de una nueva reunión extraordinaria -la segunda en menos de 15 días- de los ministros de Exteriores de la UE.

Las conclusiones de la reunión instan al Kremlin a poner fin a la escalada de tensión y a cumplir con sus compromisos y acuerdos con Ucrania en lo relativo a su posición militar en el Mar Negro. La UE insiste en que "la única solución al conflicto debe ser pacífica" y advierte a Rusia de que si no retira sus tropas en las próximas horas se aprobarán "medidas selectivas".

Ashton no ha querido entrar en demasiados detalles sobre qué tipo de medidas restrictivas podría aprobar la UE y tan sólo ha mencionado que ambos bloques están negociando distintos acuerdos bilaterales que podrían verse suspendidos, como la exención de visados para los ciudadanos rusos.

La aprobación de sanciones a Moscú es un asunto extremadamente delicado y complejo por la fuerte dependencia económica que tiene Europa a Rusia, especialmente los Estados miembros de la parte central y oriental de la UE. La situación es tan compleja que será discutida al más alto nivel por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en una cumbre extraordinaria que casi con toda probabilidad se celebrará este mismo jueves en Bruselas.

"Si Rusia no toma medidas de distensión, la UE decidirá qué respuesta da", ha advertido Ashton, que mañana se reunirá con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. La Alta Representante comunitaria ha señalado que es "muy importante" que entre hoy y el jueves se haga lo posible por reducir la tensión en Ucrania. "Nuestra intención es que la situación mejore. De no ser así, seguiremos el rumbo establecido por el consejo de Exteriores y los líderes europeos deberán decidir qué medidas van a adoptarse", ha amenazado.

Un mensaje claro



Los responsables de Exteriores han reconocido que la situación actual es complicada y el ministro sueco, Carl Bildt, admitía al comienzo de la reunión que no era demasiado optimista sobre una mejora de la situación en las próximas horas. "La situación es clara: las tropas rusas tienen que volver a sus cuarteles". Ésa es la línea roja que la UE ha establecido para decidir si toma o no medidas de represión económica contra Moscú.

La información confusa sobre los acontecimientos en la península de Crimea no ayuda a resolver el conflicto. La UE muestra su preocupación por el desplazamiento de tropas y los vuelos de cazas rusos que se han reportado, aunque Ashton admite que algunas informaciones están siendo difíciles de comprobar.

En lo que respecta al nuevo Gobierno interino de Ucrania, la UE mantiene su apoyo, tanto político como financiero. La Comisión Europea ha enviado una delegación para estudiar posibles reformas económicas a cambio de una ayuda que estará coordinada por el Fondo Monetario Internacional (FMI). También la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) ha anunciado que va a enviar un grupo de trabajo a Ucrania para analizar la situación sobre el terreno.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-rusia-podria-invadir-crimea-revolucion-ucrania-dividida
No hay manera de que el presidente Vladimir Putin abandone el control ruso de la península de Crimea y sus bases militares que tiene allí - o más concretamente la gran base naval del Mar Negro en Sebastopol. Esta fortaleza militar es la clave de la política de Rusia en Oriente Medio. Si esta está en peligro, también lo están la posición militar de Rusia en Siria y sus entendimientos estratégicos con Irán.

Este peligro levantó la cabeza este miércoles, 26 de febrero, cuando los manifestantes pro-rusos y pro-europeos se enfrentaron violentamente en la ciudad de Crimea de Simferopol, el centro financiero y de carreteras de la península.

La mayoría de los manifestantes contra Moscú eran miembros de la comunidad minoritaria tártara, que se habían reunido alrededor de la región para exigir que Crimea aceptara el nuevo gobierno de Kiev.

La mayoría de la población es de habla rusa y lucharon contra los manifestantes tártaros. Sin embargo, los reclamos históricos rivales sobre esta península estratégica estaban en pleno vuelo, lo que desató las luces rojas en Moscú ante el peligro.

Los tártaros de Crimea gobernaron en el siglo 18. Si logran expulsar a la influencia rusa de Simferopol y luego del resto de la región, sería la señal para que decenas de los pequeños pueblos que conforman la Federación de Rusia entraran en modo separatista y levantaran las banderas del motín. Por tanto, el Kremlin está obligado a cortar el brote Tártaro de raíz para salvar a Rusia.


Y por eso, Putin ordenó al ministro de Defensa, Sergei Shoigu organizar unas maniobras urgentes de cuatro días para poner a prueba la preparación para el combate de las fuerzas militares rusas en el centro y el oeste de Rusia, a partir de un estado de máxima alerta para los militares y el despliegue de algunas unidades hacia posiciones de tiro.

El ejercicio involucrará a las flotas rusas del Báltico y del Norte y a su fuerza aérea.

En una declaración televisada tras una reunión de altos funcionarios militares en Moscú, el ministro de Defensa, general Shoigu dijo que las fuerzas "deben estar preparadas para bombardear campos de pruebas desconocidos" y estar "preparados para actuar en situaciones de crisis que amenacen la seguridad militar de la nación".

Un político ruso de alto nivel dijo el martes a los activistas a favor de Rusia en la península de Crimea en Ucrania que Moscú los protegerá si sus vidas están en peligro.

El movimiento militar del presidente ruso este Miércoles señaló su disposición a enviar a su ejército a Ucrania y a dividir el país, si los intereses nacionales de Moscú y los de la población de habla rusa de Ucrania están en juego. Después de haber transmitido ese mensaje, Putin ahora va a esperar para ver si es recibido por Washington y Bruselas para tomar acción para frenar a las nuevas autoridades en Kiev.

Pero ya no es seguro cuánto control tienen las potencias occidentales sobre los antiguos manifestantes de Kiev, que parecen haber cogido bien el bocado entre los dientes.

Fuente: Debka
la-proxima-guerra-parlamento-aprueba-destitucion-de-presidente-de-ucrania-victor-Yanukovich
El Parlamento ucraniano ha aprobado la destitución del presidente, Víktor Yanukóvich, que anteriormente anunció que no iba a dimitir y tachó lo sucedido en el país de "golpe de Estado".

La Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania, ha aprobado una resolución para destituir al presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, acusando al actual mandatario de dejadez de sus funciones, informa la agencia Interfax-Ukraina. A favor de esta decisión han votado 328 diputados.

Además, esta tarde el Parlamento de Ucrania aprobó la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas para el próximo 25 de mayo de 2014.


Víktor Yanukóvich este mismo día, en una entrevista televisiva, ha anunciado que todas las decisiones tomadas por el Parlamento no son legítimas, por lo cual no va a firmar ninguna de ellas. Además, el mandatario de Ucrania ha anunciado que no va a dimitir y ha calificado lo sucedido en Ucrania como un "golpe de Estado".

Yanukóvich ha añadido en el marco de su declaración que hará todo lo posible para evitar que se derrame más sangre.

Cabe mencionar el parlamento ucraniano también ha aprobado una resolución sobre "el cumplimiento del compromiso internacional de Ucrania sobre la liberación de Yulia Timoshenko", la ex primera ministra que se encuentra en prisión en Járkiv, el que todavía no ha sido firmado por el mandatario ucraniano Víktor Yanukóvich.

Según la actual dirección parlamentaria, el formato de la resolución aprobada permite liberar a la opositora sin la firma del jefe del Estado, lo que no ha sido aceptado por este último.

Fuente: Interfax
la-proxima-guerra-manifestanes-en-kiev-se-preparan-para-la-batalla-final
Nacieron cuando la URSS empezaba a tambalearse, hoy luchan para alejarse de Rusia. EL MUNDO se mete dentro de la milicia urbana que se ha cruzado en los planes del Kremlin para Ucrania. Escudos de madera y patriotismo para derribar a un presidente.

Algunos apenas alcanzan la mayoría de edad. En la milicia urbana que se prepara estos días en Kiev para la "batalla final" pocos recuerdan el comunismo, pero aseguran que están dispuestos "a dar la vida para derribar al bandido". Así se refiere Oleg, de 27 años, al político que es para muchos el último dinosaurio obediente a Moscú que queda en Ucrania: el presidente Victor Yanukovich. Derrotarle a él es alejarse de Rusia, aunque saben que el sueño europeo queda todavía lejos.

Mientras el sol termina de esconderse, Alexei -de 18 años- estira el brazo hacia el fuego. Los guantes que le compró su madre, de color negro brillante, hacen juego con el chaleco antibalas que lleva. En su casa, situada en un suburbio de Kiev, saben que no va a clase y que lanza cosas a la policía. Pero detalles como el uniforme militar que lleva y la protección contra armas de fuego que desde el 'cuartel general' le han asignado son desconocidos para la familia. Será un secreto difícil de guardar. Un chaval de esa edad se convierte en el 'capitán' del barrio con una décima parte de lo que este hijo único hace al cabo del día: custodiar, acompañado de otro activista, una de las entradas a la zona ocupada. El resto del día, cuando no está descansando o fingiendo que estudia, se pasea por la calle Jrechatik -la vía principal de la ciudad- con otros jóvenes, todos vestidos de paramilitares. Intentan desfilar y parecerse a lo que se les ha encomendado: las tropas de choque que frenarán a los antidisturbios si vuelven a aventurarse en su parte del centro histórico.


Son cientos de chavales metidos en una cruzada a medio camino entre la revuelta cívica y la sublevación nacionalista. En muchos casos sus padres no saben lo que están haciendo, aunque casi todos provienen de familias contrarias al presidente. Albañiles, estudiantes, electricistas... todos han aprendido a dar y recibir golpes en entrenamientos diarios de dos horas en plena calle. "¡Tú, ese casco no vale!", clama un instructor ante un chaval con chichonera de ciclista, que sale corriendo calle abajo para volver lo antes posible con el grupo, que es ahora como su familia.

Hasta la fecha han sabido repeler todas las incursiones de los antidisturbios, aunque cinco chicos han perdido la vida por caídas o disparos de misteriosa procedencia. "Claro que es peligroso. En casa no saben ni la mitad, pero ya me han dicho que no les gusta la idea", explica Alexei. Simplemente, añade, "no hay otra opción". Yanukovich, dicen, no caerá de otra manera que perdiendo el juego de acción y estrategia que le han tendido sobre el damero del centro histórico de la ciudad. En algunos momentos, admite, se lo han pasado bien. Cuando llegó al 'campamento' apenas conocía a nadie; ahora está al mando de un puesto y forma parte de un ejército. Esta semana, bajo la misma cúpula donde antes se recibía a dignatarios, prestó juramento con los suyos. Después formó junto a la organización juvenil nacionalista Spilna Sprava entre las barricadas y tras lanzar vivas a la patria partieron casi al trote hacia el centro, como si todo estuviese por hacer. La vida de su compañero de guardia también ha cambiado. En su barrio tiraba piedras al tren cuando los mayores no miraban y caminaba a fisgar en un pozo abandonado, donde algunas veces caía algún perro o gato. Ahora, con 19 años, impide el paso al que tiene apariencia de borracho o camorrista. Los adultos cruzan el puesto de control cuando él dice. No tiene carnet de conducir, pero hace 48 horas estaba dirigiendo el tráfico con un bate en la mano. Y hace 72, en primera línea, con máscara antigás y protegido de las balas de goma por el humo de los neumáticos ardiendo.

"Usted sabe qué son los Berkut, no son gatitos", explica Yuri con pasamontañas y una enorme vara de hierro en la mano. Se refiere a las tropas de élite del Gobierno ucraniano cuyo nombre se traduciría en español como "águila dorada". Durante los últimos años estos agentes han pasado de destacar por su lucha contra el crimen a centrarse en controlar a la multitud, muchas veces violentamente. La mala fama sirve a Oleg para explicar lo que lleva en el brazo, un escudo plateado que en su momento perteneció a un agente: "No podemos pasar nada por alto, esto ahora es nuestro y es todo lo que tenemos para frenarles", dice mientras su compañero mira con desconfianza al reportero. La noche ha caído en Kiev y los vigías que guardaron las barricadas la madrugada anterior hace rato que desayunaron. Partimos hacia la 'zona cero', la calle Hrusenskoho, donde Oleg y su silente sombra se unen a más encapuchados. El suelo de nieve sucia ha vuelto a endurecerse como si fuera acero. A medida que nos acercamos los neumáticos quemados días atrás tiñen el hielo, el aire y los ríos de agua que bajan por la calle. La segunda y primera fila de las barricadas parecen un escenario del fin del mundo.

La temperatura entra en caída libre hasta los dos dígitos bajo cero mientras las ventanas de los caros hoteles de esta calle de Kiev se apagan. En España, donde es una hora menos, una asistenta ucraniana que limpia casas en Gerona ha llamado por teléfono a su hijo mayor. Andrei, que también nació en 1987, se quita el pasamontañas para hablar con ella: "No pasa nada, es una manifestación". Andrei vuelve a coger el palo y a meterse en el papel de patriota duro de pelar: "No sabe nada y no puede gustarle, pero en casa estamos todos contra Yanukovich". A su espalda sus compañeros gritan "¡fuera con el bandido!", en referencia al presidente, que en sus años mozos estuvo dos veces en prisión por robo y agresión.

Estar dentro de la 'zona rebelde' es peligroso, pero hay comida caliente, ropa y té para todos. Entre los sacos de la retaguardia está Mijail ("por favor, diles que me llamo 'Maikel'", dice con ganas de fardar) que no sabe si ponerse primero las manoplas o acabarse el plato de pasta con carne. Más de 25 raciones han venido en una caja hasta el frente en los brazos de un voluntario. Los chicos de Pravy Sektor tienen mala fama por su veneración de voluntarios que lucharon en el lado de Hitler para echar a los soviéticos de su tierra, pero su rancho gusta a todo el mundo. Mijail cojea de la pierna izquierda: "Esos tíos [los antidisturbios] han modificado las bombas aturdidoras de los primeros días y lanzaron algunas con metralla", dice con una mueca de dolor y risa al mismo tiempo. Aquella noche estrenaba mascarilla de gas regalo de las juventudes de Svoboda, el partido nacionalista, "pero no nos dieron tiempo a tirarles los cócteles molotov de verdad". Trabaja como albañil en Sochi, el enclave ruso donde el mes que viene empiezan los juegos olímpicos. Tiene 26 años, apenas puede acordarse de la decepción de la Revolución Naranja, que frenó la victoria fraudulenta de los prorrusos en 2004 pero luego sucumbió a la corrupción y las rencillas: "Esta vez será distinto, esta revuelta lleva ya viva dos meses... así que o se va Yanukovich o nos matamos nosotros".

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-yanukovich-puede-ser-el-proximo-ceaucescu
“El Partido de las Regiones se desintegra y en su forma actual dejará de existir este año”, afirma Inna Bogoslóvskaya, diputada de la Rada Suprema (Parlamento) y, hasta que abandonó ese partido, uno de los rostros más populares de la formación del presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich.

Jurista, y procedente de la ciudad de Járkov, Bogoslóvskaya fue el primer diputado de la Rada que dejó su militancia en el Partido de las Regiones (PR) tras la represión policial contra el Euromaidán en la noche del 29 al 30 de noviembre. “Para la oposición es clave conservar a toda costa el Parlamento como lugar para buscar una salida política a la crisis”, señala esta mujer que mantiene su escaño en calidad de independiente.

Bogoslóvskaya intenta convencer a sus excompañeros en el PR de que sigan su ejemplo y también de persuadir a la oposición para que sea acogedora con los tránsfugas. Hasta el fin de la semana pasada solo cuatro legisladores la habían imitado. Para obtener mayoría absoluta en la Rada (450 diputados), el Partido de Yanukóvich, que cuenta con algo más de dos centenares, tiene que aliarse con los independientes y los comunistas.

En entrevista con EL PAÍS, Bogoslóvskaya se muestra satisfecha porque “la oposición ha decidido dar garantías de seguridad y extender la mano a todos los diputados que salgan del PR”. “Cada persona necesita unas garantías concretas, por eso hay conversaciones privadas con cada diputado”, explica. “Hay que garantizarles que defendemos su propiedad, porque ese es un derecho tan sagrado como los derechos humanos, y también se necesitan ciertas garantías privadas, porque las autoridades emplean técnicas muy sofisticadas en la forma de asustar a cada cual”.


Durante esta entrevista, mantenida el pasado jueves, Bogoslóvskaya opina que el presidente Yanukóvich no había dormido bien la víspera porque los líderes de la oposición habían unido su destino personal al destino del Euromaidán. Ese “hermanamiento”, explica, había destruido la estrategia del presidente “consistente en provocar un alto nivel de tensión”. “Yanukóvich, que siempre se define como un jugador, no entiende que la época de los jugadores políticos ha sido reemplazada por la política real”, afirma.

“Yanukóvich no escucha a nadie, no entiende que hay gente real que le odia y que está dispuesta a desafiar a las balas sin cobrar por ello”, señala citando a fuentes del entorno del jefe del Estado.

“El Partido de las Regiones ha dado un giro en su táctica y estrategia, ya que antes se apoyaba en sus propias fuerzas y ahora lo hace en el Kremlin”, afirma. “El paquete de leyes aprobado el 16 de enero por el Parlamento es un calco de las leyes de Rusia para asegurar la dictadura”, afirma.

Según la diputada, eslabones de la cadena de transmisión desde Moscú son el nuevo jefe de la Administración presidencial, Andréu Kliúyev, y Víctor Medvechuk (otro antiguo jefe de la Administración), que tiene muy buenas relaciones con Putin, y que “participaba, sin tener estatus alguno, en las reuniones del Consejo de Seguridad antes del intento de dispersión del Euromaidán”.

Cree Bogoslóvskaya que los políticos de Ucrania no prestaron suficiente atención a las conversaciones de Yanukóvich con su colega Vladímir Putin en vísperas de la cumbre de Vilna, cuando parecía que el ucranio trataba de “suavizar” la reacción de Rusia ante la esperada firma del acuerdo de Asociación con la UE.

“Cuando Yanukóvich firmó los acuerdos por los que Rusia le concede créditos [la compra de obligaciones del Estado por valor de 11.000 millones de euros] tenía el mismo aspecto que [la encarcelada Yulia] Timoshenko al firmar los contratos de importación de gas”, declara refiriéndose a los gravosos acuerdos de 2009 por los que la ex primera ministra fue condenada a siete años de cárcel. “Ambos estaban terriblemente asustados. A Timoshenko le temblaba las manos y los hombros y a Yanukóvich, las mejillas y las rodillas”. “Ambos comprendían que estaban vendiendo el país a cambio del apoyo de Putin para las elecciones presidenciales”. “Yanukóvich teme morir de forma violenta y creo que este miedo es uno de sus principales instintos. Por eso, pienso que Putin pudo jugar con ese temor, al margen de la economía”, señala.

¿Cree que Yanukóvich fue amenazado? “Sí”, contesta. “Mi información es que, tras una de las entrevistas con Putin, Yanukóvich llegó terriblemente asustado. Creíamos que Yanukóvich hacía una maniobra de despiste para firmar el acuerdo de Asociación con Europa, pero por lo visto las conversaciones fueron muy serias”.

“Putin y Yanukóvich se odian”, asegura la diputada recordando una sesión interna del partido donde el presidente comentó lo difícil que le resultaba tratar con su colega ruso, circunstancia que, según ella, era aprovechada por los proeuropeos del Partido de las Regiones para impulsar el rumbo hacia la UE. Ahora las cosas han cambiado. En perspectiva hay “un gran negocio ruso al que prometieron permitir el acceso de la familia del presidente, si Yanukóvich es reelegido”.

¿Deben las garantías de seguridad que Bogoslóvskaya recomienda para los exdiputados del PR hacerse extensivas a Yanukóvich? “Si Yanukóvich se decantara por el estado de excepción y el arresto masivo de los líderes a todos los niveles, se transformaría en el Ceaucescu de Ucrania y nadie lo podría salvar”, dice refiriéndose al dictador rumano Nicolae Ceaucescu, fusilado durante la revolución de 1989. “Yanukovich creía que podía tender una trampa a la oposición y que los líderes de esta irían a unas sesión extraordinaria del Parlamento, teóricamente para abolir las leyes del 16 de enero, pero en realidad para votar el estado de excepción, tras lo cual serían arrestados al salir a la calle. Estaba convencido de que los líderes se asustarían y que ese sería el final de la historia”, dice.

La relación de Bogoslóvskaya con el PR ha sido agitada. A largo de su carrera la diputada dice haber encontrado en más de una ocasión el apoyo de Yanukóvich para una política de reformas destinada a “modernizar a Ucrania”. Pero “Yanukóvich ha cambiado y no lo reconocen ni sus allegados. Se comporta como un zar, se ha aislado de la información, y se ha manchado con el dinero”.El presidente se beneficia de un esquema que da “miles de millones de dólares en efectivo”, a saber la recaudación sistemática del impuesto de la corrupción sobre todos los tipos de la actividad económica”. “Ven el país como si fuera una fábrica. Calcularon la producción de todos los tipos de actividad e impusieron el impuesto de la corrupción. Antes, la corrupción era un contrato social y ahora es una directiva del poder. Nunca llegó a este nivel”, sentencia.

Opina Bogoslóvskaya que Ucrania corre el riesgo de desintegrase, y el riesgo existe en la ciudad de Járkov, la gran ciudad intelectual del Este, que según ella “se ha lumpenizado y donde las fábricas están paradas” y también en Donetsk. “Si Rinat Ajmétov [el oligarca más rico del país, que procede de Donetsk], vende sus negocios a los rusos, como intentan obligarle, la región pasará de hecho a Rusia y nadie luchara por ella.”.

La ex diputada ve tres posibles evoluciones de los acontecimientos: La primera, en la que Yanukóvich se arriesga a seguir los pasos de Ceaucescu, es que los intentos acabar con la oposición transformen Ucrania Occidental en un centro de resistencia ciudadana. La segunda, es una angustiosa prolongación de la crisis con un compromiso final que dé al jefe del Estado la posibilidad de huir. La tercera, y más deseable, es una nueva configuración del Parlamento para elaborar una Constitución que vuelva al sistema parlamentario-presidencial de 2004. En este modelo, Yanukóvich no querrá dar el poder, pero habrá una dualidad, y este es el escenario más humano y el menos sangriento, asegura.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-senador-john-mc-cain-en-manifestaciones-barricadas-euromaidan-kiev-ucrania
Detrás de las protestas reanudadas en Ucrania están los esfuerzos de EE.UU. y la Unión Europea para derrocar el Gobierno democráticamente elegido de Víktor Yanukovich, cree el editor jefe de la revista británica 'Politics First', Marcus Papadopoulos.

Según el periodista, quien recalcó, en un comentario citado por la agencia Itar-Tass, que expresa su opinión personal, Occidente aplica estos esfuerzos "mediante la organización y la instigación de los partidos opositores".

Entre los fines de Washington y Bruselas, Papadopoulos destacó como objetivo geoestratégico "imponer un Gobierno prooccidental y antirruso que tienda a la membresía en la UE y la OTAN, similar al gabinete del expresidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili".


"La soberanía de Ucrania como país independiente fue descartada y pisoteada por los funcionarios de la UE junto con algunos políticos estadounidenses, alemanes y polacos, como el senador de EE.UU. John McCain, que viajaron a Kiev e inspiraron las protestas de la oposición", considera el experto británico.

Papadopoulos se pregunta, ¿cómo reaccionaría un estadista británico, si, por ejemplo, un político polaco llegara a Londres y se uniera a los manifestantes que exigen un nuevo Gobierno para el Reino Unido? Su respuesta es categórica: "Sería una situación completamente inaceptable".

En 2010 el presidente Yanukovich fue democráticamente elegido y la UE reconoció la elección, recuerda. "Por lo tanto, el señor Yanukovich tiene la potestad para elegir la vía que considere más adecuada para los intereses de Ucrania, ya sea con la Unión Aduanera de Rusia, Kazajistán y Bielorrusia o con la UE. Así funciona la democracia", afirma el experto.

Los enfrentamientos entre los manifestantes partidarios de la integración europea y las fuerzas del orden púbico se reanudaron y alcanzaron una intensidad inaudita el pasado domingo después de la llamada 'asamblea popular' convocada por los diputados opositores al Gobierno legítimo. Los choques se han cobrado ya al menos dos víctimas mortales en las calles de Kiev.

Fuente: RT
la-proxima-guerra-union-europea-aprueba-operacion-militar-en-republica-centroafricana
Los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros de la UE han aprobado llevar a cabo una misión militar en la República Centroafricana, donde no cesa el conflicto entre cristianos y musulmanes.

Bruselas está dispuesta a mandar cientos de soldados a la República Centroafricana para restaurar el orden y la seguridad, informa 'Le Figaro'. Según 'The Daily Star', se trata de la operación terrestre de más envergadura realizada por la UE en los últimos seis años.

Hasta ahora, ningún país ha anunciado formalmente que estaba dispuesto a desplegar tropas, con la excepción de Estonia, lista para enviar hasta 55 militares a la República Centroafricana.


A finales del año pasado el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el despliegue de las tropas francesas en la República Centroafricana como parte de un plan para restaurar el orden y celebrar elecciones a principios de 2015. Francia tiene aproximadamente a 1.600 hombres en el país africano.

El conflicto en la República Centroafricana ha escalado desde finales de 2013. El presidente Michel Djotodia renunció a su cargo, pero los combates entre las fuerzas cristianas y musulmanas no han cesado.

La precaria situación humanitaria se complica debido al vacío político. "En este momento, el Estado de la República Centroafricana no existe", dijo Jean Louis de Brouwer, responsable de las operaciones humanitarias y de protección civil de la Comisión Europea.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió que el país africano está sumido en "una crisis de proporciones épicas" e instó al mundo a "frenar a la República Centroafricana para que no caiga al abismo de las atrocidades".

Fuente: Le Figaro
la-proxima-guerra-disturbios-en-kiev-autobus-atacado-policia
La Plaza de Independencia, abarrotada de personas que exigen la dimisión de Yanukovich

Protestan por la última ley del Ejecutivo, que restringe la libertad de reunión y de expresión

Decenas de heridos, cuatro de ellos hospitalizados en estado grave

Las banderas, los himnos y los discursos sobre el futuro de Ucrania dejaron este domingo paso a una batalla campal en el centro de Kiev. El amplio movimiento ciudadano que desde el pasado diciembre protesta en las calles de la capital contra la deriva hacia Rusia del país vio -con una mezcla de impotencia y regocijo- cómo los más radicales tomaban la iniciativa con bengalas, fuego, piedras y palos contra la policía.

Agentes del orden y manifestantes ucranianos protagonizaron durante la tarde y noche enfrentamientos en Kiev al término de una manifestación contra la nueva ley que restringe la celebración de concentraciones y que fue aprobada por el partido del presidente, Victor Yanukovich, a finales de la semana pasada. Como cada domingo, estaba prevista una acción pacífica a favor de la integración de Ucrania en el ámbito comercial de la UE. Pero el endurecimiento de los requisitos para protestar sólo ha conseguido echar gasolina sobre el conflicto.


En la concentración participaron más de 100.000 personas, y antes de que oscureciese la cita derivó en enfrentamientos con la policía, cuando los agentes de seguridad cortaron el paso a los manifestantes que se dirigían al Parlamento ucraniano. En respuesta, un grupo atacó un autobús policial, lo que derivó en duros enfrentamientos. Grupos de manifestantes enmascarados lanzaron bombas de humo y bengalas contra los agentes antidisturbios, hiriendo a 20. Cuatro de ellos están hospitalizados en estado grave, según el Ministerio del Interior. Uno, según aseguraban varios medios ucranianos, había sido apuñalado. Otro agente del Berkut, las fuerzas antidisturbios ucranianas, quedó aislado de sus compañeros y fue capturado por un grupo de manifestantes. Lo golpearon y lo llevaron por la fuerza al cuartel general de los 'indignados', situado en la plaza ocupada. Según la web del Ministerio del Interior, el agente fue posteriormente liberado y enviado al hospital. Todos estos brotes de violencia se produjeron a pesar de las llamadas de los políticos de la oposición.

Despliegue policial

La policía, que de nuevo montó un impresionante dispositivo sin llegar a tomar la plaza donde llevan atrincherados desde diciembre cientos de 'indignados', usó cañones de agua para hacer frente a los manifestantes que marchaban hacia el Parlamento y hacia la manzana donde están las oficinas del Gobierno. No es la primera vez que los descontentos consiguen cercar edificios oficiales. El mes pasado impidieron durante algunos días que el presidente y el primer ministro acudiesen a sus despachos con normalidad. El detonante de las protestas tuvo lugar el pasado mes de noviembre tras la negativa en el último momento del presidente Yanukovich a firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea. En su lugar, el presidente rubricó semanas después un acuerdo para el estrechamiento de las relaciones económicas entre la ex república soviética y Rusia. Kiev logró un préstamo por parte de Moscú y una rebaja en el precio del gas ruso. Según el Gobierno ucraniano, la jugada ha salvado al país de la bancarrota.

Muchos en Kiev no lo ven así. Policías y manifestantes mantuvieron un duro pulso en las calles, con bengalas y explosiones a ambos lados de la calle Hrushevskogo, muy cerca del edificio del Gobierno. Usando gases lacrimógenos las fuerzas antidisturbios consiguieron evitar que grupos de descontrolados asaltasen la sede gubernamental al grito de "fuera los bandidos". La multitud jaleó triunfante la toma de un autobús de la policía junto al estadio del Dinamo. Varios manifestantes fueron atendidos en la calle por los efectos del gas. Arseni Yatseniuk, líder parlamentario del principal partido de la oposición, insistía por la tarde en que los actos vandálicos "no eran parte del plan". Anoche, según testimonio de un fotógrafo en la zona, la policía empezó a usar balas de goma mientras ardían varios coches policiales. Cerca del estadio seguían unas 10.000 personas, y muchas de ellas animaban a los violentos.

Votación en el Parlamento

Aunque los partidos de la oposición han intentado derribar al primer ministro con una votación en el Parlamento, la operación se ha visto frustrada gracias a una mayoría gubernamental que de momento sigue siendo sólida pese a las deserciones. Las grietas, sin embargo, siguen avanzando lentamente por el equipo de Yanukovich, que en buena medida es herencia de su mentor político, el ex presidente Leonid Kuchma. El viernes, tras más de un mes amagando con marcharse, su jefe de gabinete, el moderado Sergi Leovochkin, dejó el cargo. Ya había dado un portazo la noche del 30 de noviembre, cuando el primer intento de asalto a la plaza ocupada por los descontentos dejó un reguero de heridos y calentó los ánimos en la calle. Los medios ucranianos relacionan la marcha de Leovochkin, que seguirá como asesor, con el endurecimiento de las leyes relativas a las manifestaciones.

La ex primera ministra Yulia Timoshenko, que sigue encarcelada por abuso de poder, ha acusado a Yanukovich de avanzar hacia el establecimiento de "una neodictadura". Varios líderes opositores anunciaron una recogida de firmas para impulsar una moción de censura contra Yanukovich. Quieren formar una estructura paralela de poder con policía ciudadana y unas elecciones municipales en Kiev, cuyo alcalde fue impuesto por el presidente. Entre los acuerdos de la 'Cámara del Pueblo' está crear un Gobierno de unidad nacional respaldado por los partidos de la oposición y reformar la Constitución. También aspiran a organizar una votación en todo el país para desalojar del poder al actual presidente. El político ultranacionalista Oleg Tiahnibok, tachó la ley de anticonstitucional desde su tribuna en la Plaza de la Independencia de Kiev: "Tenemos el derecho a incumplir estas leyes y tenemos intención de sabotearlas".

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-cameron-reino-unido-se-opone-a-ejercito-union-europea-flota-de-drones-ue
Pese a que algunos líderes de la UE ven positiva la idea de la creación de una defensa común en el bloque, el primer ministro británico, David Cameron, se opuso a la medida diciendo que "no es justo" que la UE tenga su propio ejército común.

Estos días en Bruselas se celebró una cumbre de los Veintiocho donde los líderes europeos se reunieron para discutir su política de seguridad y defensa. Es la primera vez desde 2008 que los países de la UE, eclipsados por la crisis económica, se reúnen en este formato.

Los integrantes de la UE coincidieron en que Europa y sus Estados miembros tendrían que "ejercer mayores responsabilidades" para mantener la paz y la estabilidad en el mundo, y para ello tienen que disponer de las capacidades militares necesarias. En este contexto, se habló tanto de las operaciones como del desarrollo de nuevos equipamientos para reforzar la cooperación militar.



Sin embargo, el Reino Unido se mostró contrario a la creación de una defensa europea y descartó totalmente que las capacidades militares salgan del ámbito nacional. "Tiene sentido que las naciones cooperen en materia de Defensa para mantenernos seguros, pero no es apropiado que la UE tenga capacidades, ejércitos, fuerzas aéreas y demás", señaló el primer ministro británico, David Cameron, en la cumbre.

El Reino Unido bloqueó la propuesta de la UE -respaldada por Francia, España, Italia, Polonia y Alemania- que allana el camino para el desarrollo de una nueva flota de drones y la creación de una Fuerza Aérea Europea, informa 'The Telegraph'.

Londres sostiene que la base de la defensa en la zona debe ser la OTAN, pese a que el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, defendió que un refuerzo militar de Europa sería también positivo para el organismo.

Rasmussen, a su vez, trató de calmar a las autoridades británicas asegurando que no puede haber ninguna duda en esta cuestión. "La OTAN seguirá siendo la piedra angular de la seguridad euroatlántica. No se trata de la creación de un ejército europeo. Yo no estoy hablando de que la OTAN o la UE posean sus propias capacidades militares. Me refiero a que las naciones inviertan en defensa. Las naciones europeas tienen que invertir", recalcó.

Fuente: Telegraph
la-proxima-guerra-ucrania-kiev-gobierno-despliega-unidades-especiales
Horas después de conocerse que el presidente de Ucrania, Víctor Yanukovich, apoyó la propuesta de celebrar una mesa redonda nacional entre Gobierno y oposición para solucionar la crisis causada por las multitudinarias protestas que estallaron el pasado 21 de noviembre, se ha conocido que el ministerio del Interior ha desplegado en el centro de Kiev unidades especiales de las fuerzas de seguridad.

La policía comenzó a dispersar a los manifestantes opositores que bloquean el acceso a los edificios del Gobierno en Kiev e irrumpió en la sede del principal partido opositor, Batkivschina (Patria).

"Las fuerzas de seguridad han comenzado a expulsar a los manifestantes de las calles (...) donde el tráfico estaba bloqueado. Por el momento, no se ha producido ningún choque violento", informó un portavoz policial.

Cientos de policías con cascos, ataviados con ropa protectora y escudos se instalaron en la plaza de la Independencia (Maidan) y la avenida Kreshchatik.



La agencia de noticias Interfax informó de que la policía también había comenzado la eliminación de barricadas erigidas cerca de la sede del Gobierno en otra parte de la ciudad, pero dijo que no se habían producido enfrentamientos entre ellos y los manifestantes.

El político proeuropeo opositor Klitschko criticó duramente este despliegue de las fuerzas de seguridad. Según dijo, el presidente prorruso, Viktor Yanukovich, quiere intimidar a miles de adversarios al Gobierno. "Pero nosotros nos quedamos. Insto a todos los opositores al gobierno a venir a Maidan", insistió Klitschko.

Asimismo, según ha publicado Marina Soroka, la portavoz del partido de la opositora encarcelada Yulia Tymoshenko, las fuerzas del orden han irrumpido en su sede y están llevando a cabo una operación.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-manifestantes-derriban-estatua-de-lenin-en-kiev-ucrania
Decenas de miles de personas llegadas de toda Ucrania han tomado este domingo el centro de Kiev para exigir la dimisión del presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, la del primer ministro, Nikolái Azárov, y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Enojados por la decisión de su gobierno de buscar lazos económicos más estrechos con Rusia en lugar de con la Unión Europea, un grupo de manifestantes ha derribado a última hora de la tarde en la capital una estatua de Vladimir Lenin, fundador de la Unión Soviética.

Al menos un millón de personas, según la oposición (100.000, según la Policía), se había congregado previamente en la Plaza de la Independencia, ondeando banderas de la Unión Europea, cantando el himno ucraniano y desafiando las gélidas temperaturas.

La estatua, antes y después de ser derribada.
La Plaza de la Independencia, conocida ya en todo el mundo como el 'Euromaidán' ('maidán' es plaza en ucraniano) y donde la oposición mantiene cientos de tiendas de campaña, se ha quedado pequeña y los manifestantes han llenado algunas calles que confluyen en la plaza y también la colina que se eleva sobre la misma.

Decenas de miles de personas tratan de instalar nuevos campamentos, levantar barricadas y bloquear la mayoría de los edificios oficiales en el llamado Barrio Gubernamental de Kiev.

Alrededor de 2.000 personas, sobre todo simpatizantes del partido nacionalista Svoboda, han montado barricadas en otra de las principales calles de la ciudad, por la que se accede a la sede del Gobierno de Ucrania.



Las barricadas han sido levantadas a decenas de metros de la sede del Gobiernos, toda vez que éste y otros edificios gubernamentales de Kiev están protegidos por más de mil policías, entre ellos el cuerpo especial de antidisturbios Berkut.

Una columna integrada por miles de personas ha partido desde la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev, después de que Alexandr Turchínov, número dos del partido opositor Batkivshina (Patria), llamara a instalar el campamento "en todo el barrio gubernamental".

A su vez, el líder de Batkivshina, Arseni Yatseniuk, exclamó ante cientos de miles de personas reunidas en la multitudinaria manifestación contra el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, que la oposición "amplía su acción" desde la Plaza de la Independencia, en la que miles de opositores pernoctan desde hace una semana, a otros lugares de la ciudad.

Sospechas

No son pocos, sin embargo, los que observan que la mayoría de los manifestantes que han instalado tiendas de campaña en el centro de su ciudad proceden de otras regiones del país, y se preguntan por quién paga los desplazamientos, el ininterrumpido reparto de comida, mantas y ropa de abrigoen el campamento del 'Euromaidán'.

"Les pagan 100 grivnas (unos 9 euros) al día para que estén allí, con el frío que hace. Y la comida ya la tienen servida. Son casi todos jóvenes que no tienen trabajo y pueden permitirse estar aquí", comenta el conserje de un hotel situado a menos de 100 metros de la Plaza de la Independencia.

Ya en el 'Euromaidán', un joven que se llama Igor y que más tarde dirigirá un mitin frente a la Fiscalía General de Ucrania, asegura que es el Partido de las Regiones el que ha traído a gente del este de Ucrania para que apoyen a Yanukóvich en una manifestación alternativa.

"Quiero decir a todo el mundo que las autoridades han traído a gente de otras regiones y les pagan 200 grivnas (18 euros) al día para que se manifiesten a favor de Yanukóvich. Nosotros sí que estamos aquí por nuestras ideas y no por dinero", subraya Igor, líder regional de la formación Alianza Democrática.

Al menos un millar de antidisturbios impide a los manifestantes el acceso a la sede de la Presidencia, mientras que efectivos de las tropas del Ministerio del Interior (encargadas de velar por el orden público), protegen el edificio de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano).

Los soldados separan a miles de opositores de al menos otras 3.000 personas que han iniciado una acción de apoyo a Yanukóvich y a su Partido de las Regiones frente a la sede del Legislativo.

En un guiño a la oposición rusa al Kremlin, que en los últimos años ha organizado en Moscú varias manifestaciones llamadas "La Marcha de los Millones", los europeístas ucranianos celebran en el 'Euromaidán' una acción de protesta llamada 'La Marcha del Millón' a la que esperan que acudan cientos de miles de personas.

El campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko también ha acudido al centro de la capital para exigir elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas, en las que ya ha expresado su intención de ser candidato. "Estoy convencido de que se puede derrocar al gobierno con medios pacíficos", ha dicho el presidente del partido Udar (Golpe) en la plaza.

Klitschko había convocado y llamado a participar en la víspera. "Más de un millón de personas tienen que dejar claro al presidente Yanukovich que tiene que cumplir con nuestras demandas", ha subrayado el político de 42 años. "Todo aquel que no quiera vivir en un Estado policial, sino en un país moderno, no debería actuar con indiferencia".

Un grupo de ciudadanos británicos han llegado al 'Euromaidán' con banderas del Reino Unido en mano, en unas de las cuales se puede ver una inscripción en ucraniano que reza "Gran Bretaña está con vosotros".

Poco antes, un centenar de activistas con la boca tapada con cintas negras recorrió la calle Jreschatik, la principal arteria de Kiev que atraviesa la Plaza de la Independencia, en una acción denominada como 'La marcha silenciosa del pueblo ucraniano'para expresar su apoyo a los periodistas atacados por los antidisturbios el pasado fin de semana.

Provocaciones violentas

Mientras, casi 5.000 agentes de policía velan por el orden público en el centro de la capital del país, informó el Ministerio de Interior ucraniano.

Tanto la Policía de Kiev como la oposición han advertido a los congregados sobre la alta probabilidad de que se produzcan provocaciones violentas durante la jornada de hoy.

El partido opositor Batkivshina, liderado desde la cárcel por la ex primera ministra Yulia Timoshenko, ha denunciado en un comunicado que las autoridades tienen intención de usar a cerca de mil saboteadores a sueldo para provocar desordenes públicos en el 'Euromaidán' y obtener así el pretexto para declarar el estado de excepción en la ciudad.

En un mensaje leído por la hija de Yulia Timoshenko se exige la salida "inmediata" de Víctor Yanukóvich. "Nuestro objetivo es la salida inmediata del presidente de Ucrania", decía Eugenia ante los cientos de miles de manifestantes en la Plaza de la Independencia, que coreaban su reivindicación con gritos como "¡renuncia!" y "¡dimisión!".

"No os rindáis, no deis un paso atrás, no os sentéis a negociar con el poder que tiene sus manos manchadas de sangre", leía en el mensaje. "Ahora tenemos la posibilidad de elegir entre una dictadura corrupta o volver a casa, estar en Europa. Las posibilidades de encontrarnos en una dictadura medieval son mucho más grandes ahora", ha advertido Eugenia en el mensaje enviado por su madre, que cumple siete años de prisión por abuso de poder. Los manifestantes coreaban gritos a favor de su puesta en libertad. "¡Libertad para Yulia!".

Por otro lado, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, viajará la próxima semana a Kiev para impulsar una solución política a las tensiones actuales entre el Gobierno y la oposición en Ucrania, según ha informado este domingo la Comisión Europea.

El presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, ha informado a Yanukóvich, del inminente viaje de la alta representante de la Política Exterior y de Defensa de la Unión Europea (UE) a Kiev en una conversación telefónica mantenida este domingo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también ha conversado este domingo por teléfono con el presidente Yanukóvich, a quien ha transmitido su "profunda preocupación" por la situación en ese país al llamar a un "diálogo pacífico" entre Gobierno y oposición.

Fuente: El Mundo
El primer ministro de Ucrania, Nikolái Azárov, ha dicho este que la situación con las protestas de los opositores en Kiev está "descontrolada".

Azárov dijo también que "el Gobierno tiene información de que se está preparando el asalto al edificio del Parlamento", en una reunión que mantuvo este lunes en Kiev con los embajadores de la Unión Europea, EEUU y Canadá, según recogieron medios de prensa.

"Ahora la situación ha cambiado. Por un lado, no les quitamos la responsabilidad a las fuerzas de seguridad, pero por otro, los políticos que se han sumado a estas acciones han radicalizado la situación", aseguró.

Dijo asimismo que las acciones de protesta han pasado de ser "multitudinarias" a ser "descontroladas", "o más bien dirigidas desde determinadas fuerzas políticas".

En este contexto, añadió que "estas fuerzas políticas tienen la ilusión de que se puede revertir el orden establecido".



"Esto tiene todos los signos de un golpe de Estado. Esto es muy grave. Nosotros mostramos paciencia, pero quisiéramos que nuestros socios no sintieran que hay permisibidad", añadió.

El primer ministro no dudó en decir a los embajadores que "para lograr esas ilusiones, emplean métodos totalmente ilegales: dirigen a la gente a asaltar los edificios oficiales, a bloquear el trabajo de las instituciones y dan ultimatos. Ese camino no lleva a ninguna parte".

Se refería a los incidentes ocurridos este domingo, cuando grupos de descontrolados trataron de asaltar el complejo presidencial, mientras otro grupo ocupaba el Ayuntamiento de la capital, en medio de la mayor manifestación de los últimos días.

Azárov pidió la ayuda de los embajadores para que sus países influyan en los líderes opositores de manera que los manifestantes no utilicen la fuerza.

Dijo también que el jefe de la policía de Kiev, Valeri Koriak, ha sido despedido por el violento desalojo de los manifestantes acampados en la plaza de la Independencia la madrugada del sábado.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-bandera-eeuu-estados-unidos-union-europea-sanciones-iran-petroleo-bolsa
El acuerdo nuclear conseguido con Irán finalmente este 24 de noviembre tras aproximadamente 10 años de negociaciones prevé levantar de inmediato parte de las sanciones económicas contra el país. Pero, ¿por qué Occidente hizo esta concesión?

Según expertos de EE.UU., se trata un acto de buena voluntad para dar un impulso positivo a Teherán. Según la firma de investigación estadounidense Roubini Global Economics, las sanciones exprimieron a Irán. Indicadores económicos como la inflación y el paro alcanzaron niveles récord del 30% y el 20%, respectivamente, mientras que las ventas de petróleo, que representan el 80% de los ingresos del Gobierno, se redujeron a la mitad. El rial iraní se devaluó en casi un 100% frente al dólar, mientras que la cesta de la compra se puso por las nubes: productos de primera necesidad como el pollo, la leche o los huevos duplicaron sus precios.

La primera etapa del levantamiento de las sanciones aportaría entre 7.000 millones y 8.000 millones de dólares al presupuesto de Teherán. Esta suma se obtendría dando a Irán acceso a 3.600 millones de dólares de los activos que tiene congelados en el extranjero y suavizando las restricciones sobre el comercio de productos petroquímicos, metales preciosos y piezas de recambio para coches y aviones. Si la República Islámica cumple con todos los detalles del acuerdo, que le obliga a congelar su programa atómico durante medio año, después del cual se levantaría otra parte de las sanciones. Sin embargo, hay analistas que opinan que no todo es tan simple como parece y que el compromiso conseguido favorece, en primer lugar, a los países occidentales.



La Unión Europea, sacudida por la profunda crisis financiera, será la que más se beneficiará del acuerdo. Tradicionalmente, es uno de los socios más importantes de la República Islámica, ya que el volumen del comercio bilateral supera los 27.000 millones de dólares anuales. Según comentó el analista político Emmanuel Navon al diario israelí 'The Jerusalem Post', los gigantes del sector automovilístico, entre ellos BMW, Mercedes-Benz, Rover, Audi, Volkswagen, Renault y Peugeot, aprovecharán el momento para intensificar sus exportaciones al país asiático. Se filtra que el Gobierno sueco ya está sondeando el terreno para que su 'monstruo' de telecomunicaciones, Ericsson, pueda robustecer su negocio gracias a Teherán. El diario estadounidense 'The Wall Street Journal', por su parte, revela que la petrolera francesa Total y la anglo-neerlandesa Royal Dutch Shell han estado negociando activamente con Irán.

Según el economista ruso Valentín Katasónov, la vigencia del embargo a Irán amenaza también las bases del sistema económico de EE.UU. El analista insiste en que Teherán ha creado un precedente para tambalear el estatus del dólar como divisa internacional, ya que este se basa en el poderío del petrodólar. La República Islámica ha logrado demostrar al mundo que se puede crear un ciclo de comercio totalmente independiente del dólar, subraya Katasónov. A pesar de las sanciones, Teherán siguió exportando crudo a más de 30 países, los gigantes asiáticos de China y la India entre ellos.

Los volúmenes anuales del comercio entre Irán y China equivalen a un monto de entre 20.000 millones y 30.000 millones de dólares anuales. A inicios de 2012 los dos países empezaron a usar el yuan para los pagos: ahora la divisa china cubre, aproximadamente, la mitad de este volumen, según la cifra del economista. El resto de intercambios se materializan mediante el trueque: a cambio de petróleo, Irán recibe todo tipo de mercancías de fabricación china, desde tejidos hasta equipamiento técnico. La rupia cubre un 45% del comercio entre la República Islámica y la India. Siria exporta al país persa productos textiles y agrícolas a cambio de productos petroquímicos. En febrero de 2012 el Banco Central de Irán declaró que aceptaba oro y, según Katasónov, esta divisa es la principal en los negocios que Irán realiza con Irak y Turquía.

El paquete de sanciones impuesto por Washington a finales del mismo año prohibió usar el oro para realizar pagos a las entidades físicas y jurídicas iraníes. Sin embargo, expertos insisten en que es prácticamente imposible controlar las operaciones con oro. A los inicios de 2013 Teherán dio una cifra oficial: su banca posee unos recursos en oro de 340 toneladas. Pero existen también estimaciones alternativas que ponen la cifra en más de 900 toneladas, una cantidad que prácticamente equivale a las importaciones del país durante un año.

Fuente: RT