Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
la-proxima-guerra-eeuu-enviara-a-ucrania-grupo-de-asesores-militares
Un equipo de consejeros militares de EE.UU. se ocupará de la modernización de las Fuerzas Armadas de Ucrania en medio de la guerra contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk. Esta semana un portavoz del Pentágono confirmó estos planes.

Dentro de las próximas semanas, un grupo de representantes del Departamento de Defensa especializados en estrategia y política se dirigirá a Kiev para evaluar en qué programas específicos podría ayudar EE.UU. al Gobierno ucraniano, informó el periódico 'Washington Times' con referencia a sus fuentes en el mismo departamento.

Según el diario, el portavoz del Pentágono, el coronel Steve Warren, señaló este martes que el futuro envío de los consejeros militares al extranjero tendrá como meta "conformar e instituir un programa duradero de futuros esfuerzos estadounidenses para apoyar a los militares ucranianos mediante equipos temáticos y envío de consejeros a largo plazo".



A comienzos del pasado junio otro vocero del Pentágono, Eileen Lainez, ya comunicó sobre la iniciativa de enviar a Ucrania un grupo de consejeros militares estadounidenses. En aquel entonces la explicación oficial de la necesidad de su presencia en Kiev era que ayudaban a las autoridades ucranianas a determinar los requerimientos del país en materia de defensa. Desde entonces los objetivos del envío no se han esclarecido mucho.

Este jueves los Países Bajos declararon también que envían a Ucrania a 40 efectivos del Ejército. Pero su misión se limitará a ayudar a los peritos que acudieron a las afueras de Donetsk para buscar los cadáveres de las víctimas del derribado vuelo MH17 de Malaysia Airlines. Según avisó el primer ministro del país, Mark Rutte, los militares estarán desarmados y no participarán en las medidas de seguridad en la zona donde se precipitaron los escombros del avión.

Fuente: Washington Times
Afirma que es 'poco probable' que los separatistas usasen el armamento sin asistencia

Dice que milicias afines a Moscú fueron vistas con sistemas de misiles SA-11 en la zona

Obama: 'Nos vamos a asegurar de que la verdad sale a la luz'

Estados Unidos ha asegurado en el Consejo de Seguridad de la ONU que todo apunta a que el avión de Malaysia Airlines fue derribado de forma deliberada por un misil disparado desde un área bajo control de las milicias prorrusas.

"El avión (...) fue probablemente derribado por un misil tierra-aire, un SA-11, operado desde una zona controlada por separatistas en el este de Ucrania", ha dicho la embajadora estadounidense, Samantha Power en el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.



La representante de EEUU ha recordado que las milicias prorrusas disponen de la tecnología necesaria para ese tipo de ataque y ya han derribado aviones ucranianos durante el conflicto.

Además, Power ha apuntado que el mismo día en el que la aeronave fue derribada, se vio a rebeldes con sistemas de misiles SA-11 en la misma zona y líderes de las milicias asumieron el jueves en redes sociales haber alcanzado un avión, mensajes que luego borraron.

La embajadora estadounidense ha comentado asimismo que, dada la complejidad técnica de este tipo de armas, parece "poco probable" que los separatistas pudiesen utilizarlas por si solos, por lo que aseguró que "no se puede descartar asistencia técnica de personal ruso".

Si los separatistas fueron quienes dispararon el misil, ha enfatizado Power, "ellos y sus seguidores tienen una buena razón para ocultar la evidencia de su crimen".

Horas más tarde, el Pentágono ha denunciado que Rusia ha entrenado a los rebeldes prorrusos en el uso de armamento avanzado, como misiles antiaéreos.

"Tenemos pruebas muy sólidas de que el avión fue derribado por un misil SA-11, disparado desde una posición controlada por separatistas prorrusos, probablemente desde el lado ucraniano de la frontera", ha puntualizado en rueda de prensa el portavoz de Pentágono, el contraalmirante John Kirby.

Power ha concluido su intervención urgiendo a Moscú a hacer todo lo posible para poner fin al conflicto en el este de Ucrania y sosteniendo que "Rusia puede terminar con esta guerra".

Reino Unido, Australia y Francia han defendido en sus intervenciones posturas similares a la estadounidense, mientras que China ha pedido no sacar conclusiones precipitadas sobre el siniestro.

La diplomática ha pedido la apertura inmediata de una investigación internacional y ha pedido a Kiev y los separatistas un alto el fuego "para facilitar el acceso" a la 'zona cero'.

298 personas, entre pasajeros y tripulación, perdieron este jueves la vida a bordo del vuelo MH17 tras ser derribado sobre Ucrania y cerca de la frontera este con Rusia.

Obama: 'Es una tragedia de dimensiones inefables'

Por su parte, el presidente Barack Obama se ha sumado a la petición de Power. "Ésta es una tragedia global, tiene que haber una investigación internacional creíble sobre lo que ha pasado", ha exigido en una intervención desde la Casa Blanca, donde ha exigido un alto al fuego en Ucrania.

Obama ha confirmado que el vuelo MH17 fue "derribado" por un misil en una zona controlada por los rebeldes y ha calificado la muerte de 298 personas de "tragedia de dimensiones inefables".

"Los ojos del mundo están sobre el este de Ucrania, nos vamos a asegurar de que la verdad sale a luz", ha puesto de manifiesto el presidente.

Al mismo tiempo, ha denunciado que los separatistas han recibido "un flujo constante de apoyo" por parte de Rusia que incluye armamento pesado y sistemas antiaéreos: "No es posible que los separatistas hayan operado sin el sofisticado entrenamiento y el equipamiento de Rusia". Por eso ha demandado al presidente Vladimir Putin a que use su influencia con estos grupos armadas.

Por último, ha confirmado que al menos un ciudadano con nacionalidad estadounidense ha perdido la vida en el suceso. "Sabemos que al menos un ciudadano estadounidense, Quinn Lucas Shantzman, fue asesinado. Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia por esta terrible pérdida", ha especificado Obama.

Shantzman tenía doble nacionalidad estadounidense y holandesa, según ha precisado el Departamento de Estado.

Observadores internacionales sobre el terreno

Rebeldes prorrusos han negado este viernes el acceso pleno de los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) al lugar donde se encuentran los restos del aparato siniestrado, ha confirmado la organización multilateral.

Según el embajador suizo ante la OSCE, Thomas Greminger, cuyo país presidente el organismo este año, "grupos locales, ilegales y armados" han impedido a los observadores el pleno acceso a la zona.

Un grupo de 21 observadores de la OSCE han permanecido esta tarde durante 75 minutos en el lugar del accidente, donde se han producido además varios disparos al aire por parte de los rebeldes, ha agregadp el diplomático helvético ante la prensa en Viena.

Tras la visita al lugar del accidente, los observadores han sido traslados "por razones de seguridad" a la cercana ciudad de Donetsk pero tienen previsto volver este sábado "con seguridad" al lugar del siniestro.

"Es un problema que debe ser tratado e instamos a todos los que tienen influencia sobre los actores en el terreno a que aseguren que el acceso mejore", ha añadido Greminger.

Los observadores "recibieron acceso limitado pero no el necesario para hacer su trabajo. No tuvieron la libertad de movimiento que necesitan", ha concluido el diplomático suizo.

La OSCE ha reclamado una investigación internacional "abierta, transparente e independiente" y ha adoptado este viernes una resolución consensuada entre los 57 países de esta organización, incluidas Rusia y Ucrania, en la que precisamente pide que no se obstaculicen las investigaciones del siniestro.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-estado-islamico-grupos-al-qaeda-trabajan-para-la-cia
Todas las fuerzas afiliadas a Al Qaeda, incluido el Estado Islámico, trabajan para la CIA, según afirmó un ex alto dirigente de Al Qaeda, el jeque Nabil Naím.

"Todos los países islámicos, tanto los sunitas como los chiitas, deben unir fuerzas para arrancar estos grupos que no son más que las garras del colonialismo en la región", dijo Naím en una entrevista concedida a la cadena árabe Al-Mayadeen y citada por el portal 'Infowars'.

Según el fundador del Yihad Islámico Egipcio, el Estado Islámico es parte del plan de los neoconservadores estadounidenses y de Israel para balcanizar Oriente Medio.

La aparición del movimiento islamista ha sido diseñada "para agotar los recursos y fondos sauditas e iraníes", mientras que el conflicto se expande hacia Arabia Saudita y otras monarquías del Golfo para el 2016, según auguró Naím.

El Estado Islámico, que ha invadido varias partes de Siria e Irak, en junio pasado prometió atacar a Arabia Saudita.

"Si es la voluntad de Alá, mataremos a aquellos que adoran piedras en La Meca y destruiremos la Kaaba. La gente no va a La Meca por Alá, sino a tocar piedras", tuiteó un miembro del Estado Islámico , Abu Turab Al Mugaddasi, el pasado 30 de junio.



La Kaaba, localizada en la ciudad de La Meca, es una construcción con forma de cubo de gran importancia para la cultura musulmana, ya que demarca el centro del peregrinaje y la adoración de Alá para todo el mundo musulmán.

Según, Naím, no es apropiado considerar al Estado Islámico y otros grupos vinculados con Al Qaeda como musulmanes. Les describió como "no creyentes".

En 2013, cuando el grupo yihadista Frente al-Nusra declaró su lealtad al líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, Naím acusó al grupo de trabajar para la CIA.

"Personalmente creo que el líder de Al Nusra, Abu Mohamad Al-Golani, quien anunció su apoyo a Al Zawahiri, es un agente de la CIA", dio Naím.

Describió a Al Zawahiri como un agente doble, "quien recibe órdenes de los estadounidenses".

Fuente: Infowars
El refuerzo de las medidas de seguridad en algunos aeropuertos de África, Europa y Oriente Próximo con vuelos directos a ciudades estadounidenses puede poner en aprietos a muchos pasajeros hasta el punto de quedarse sin su teléfono móvil o ordenador. Ante el temor de que Al Qaeda haya desarrollado un nuevo tipo de bombas muy sofisticadas y difíciles de detectar, las autoridades de transporte pueden pedir a algunos pasajeros, en la inspección de seguridad en los aeropuertos, que enciendan sus aparatos electrónicos y, en caso de que no tengan suficiente batería para hacerlo, se los confiscarán.

Cuatro días después de que el Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno de Barack Obama anunciara un incremento de la vigilancia, una de sus divisiones, la Administración de Seguridad de Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), concretó el mayor escrutinio a los aparatos electrónicos. “Durante el examen de seguridad, los agentes podrían pedir a sus propietarios que enciendan algunos aparatos, incluidos teléfonos móviles. Los aparatos sin batería no serán permitidos a bordo de la aeronave”, señaló el domingo la TSA en un comunicado. La nota no revela qué harán las autoridades con esos aparatos -por ejemplo, si los almacenarán en el aeropuerto- ni la duración de esta medida adicional de seguridad.



En paralelo, la TSA ha pedido a las aerolíneas y a las autoridades de determinados aeropuertos que también examinen más los zapatos de los pasajeros, según informa la cadena ABC. Washington dispone de la autorización legal de instar a Gobiernos extranjeros a aumentar los controles en sus aeropuertos si cuentan con rutas aéreas directas a ciudades estadounidenses.

El refuerzo de los controles se decidió después de que los servicios de inteligencia estadounidenses alertaran de que las células terroristas de Al Qaeda en Siria y Yemen han desarrollado nuevas formas de camuflar artefactos explosivos e introducirlos en aviones comerciales. El temor de Estados Unidos es que puedan ser introducidos en los aviones por terroristas con pasaportes europeos que han luchado en Siria. Al disponer de pasaportes europeos, no requieren de visados para viajar a EEUU y, por tanto, levantan menos sospechas y son más difíciles de detectar por las fuerzas de seguridad.

“Continuaremos evaluando la situación”, dijo el domingo, en una entrevista a la cadena NBC, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson. “Sabemos que permanece una amenaza terrorista a Estados Unidos. Y la seguridad en la aviación es gran parte de ello”.

Es habitual que en los edificios gubernamentales de EEUU los agentes de seguridad pidan a los visitantes que enciendan sus ordenadores, pero hasta ahora esta medida raramente había sido adoptada en los aeropuertos y no existía la amenaza de confiscar los aparatos si carecen de batería.

El mayor escrutinio a los teléfonos llega, además, después de que en octubre la Agencia de Aviación estadounidense flexibilizara su uso a bordo de los aviones al permitir a los pasajeros utilizar dispositivos portátiles electrónicos durante el despegue y el aterrizaje, hasta entonces prohibido. El requisito para que los viajeros puedan utilizar tabletas, móviles y libros electrónicos es que estos permanezcan en modo avión, que impide hacer llamadas o conectarse a Internet. En noviembre la Unión Europea adoptó la misma decisión.

Desde 2009 la red de Al Qaeda en la Península Arábiga ha tratado sin éxito en tres ocasiones de hacer estallar explosivos a bordo de aviones comerciales o de carga con destino a EE UU. El responsable de diseñar los artefactos, Ibrahim Hassan al-Asiri, nunca ha sido capturado y, según los servicios de inteligencia estadounidenses, ha enseñado a otros terroristas a preparar sofisticados artefactos para que puedan reemplazarle en caso de que sea asesinado. La red de la organización terrorista en Yemen mantiene, además, lazos con los yihadistas de Jabhat al Nusra, que luchan en Siria contra el régimen de Bachar El Asad.

Fuente: El País
la-proxima-guerra-vella-gulf-mar-negro-crucero-misiles-guiados-de-eeuu
El crucero de misiles guiados estadounidense Vella Gulf ha entrado en las aguas del Mar Negro este lunes, informa la agencia Itar Tass.

Alrededor de las 18:20 horas de Moscú el crucero de la Armada de EE.UU. Vella Gulf pasó por los estrechos [de los Dardanelos y el Bósforo] y entró en el mar Negro", señaló a la agencia ITAR-TASS una fuente del Estado Mayor de la Marina rusa.

La nave ya permaneció en el mar Negro desde 23 de mayo hasta el 12 de junio. El crucero Vella Gulf pertenece a la clase Ticonderoga y porta, además de misiles de crucero Tomahawk, misiles antisubmarinos y misiles tierra-aire, el sistema de defensa antiaéreo Aegis.

De este modo, la cantidad de buques de guerra de la OTAN en el mar Negro ha aumentado hasta siete, en medio de la crisis y la guerra civil en Ucrania.

El portavoz de la Armada rusa expresó su sorpresa por el hecho de que la causa oficial de la entrada del buque de este clase en el mar Negro sea la participación en 'ejercicios de desminado' de las fuerzas de la OTAN.



Otros buques de guerra de la OTAN que se encuentran en el mar Negro son la nave espía de Francia Dupuy de Lôme, que se encarga del espionaje de las instalaciones militares rusas en Crimea, y el buque espía italiano Eletta. Además cerca de las costas de Bulgaria se llevan a cabo los ejercicios de la Alianza 'Breeze 2014', en los que participa una agrupación dragaminas de la OTAN. El buque insignia del grupo es la corbeta italiana Avière. El grupo también incluye el dragaminas italiano Rimini, el dragaminas turco Akcay y el dragaminas británico Chiddingfold.

Entretanto, la Flota del Mar Negro de Rusia comenzó el pasado viernes ejercicios a gran escala que involucran a una veintena de buques de combate y abarcan toda el área del mar.

Además de los buques de combate, en los ejercicios participan más de 20 aviones y helicópteros, así como unidades de infantería de Marina y artillería. El plan de ejercicios prevé el cumplimiento de una misión que consiste en eliminar una agrupación naval del potencial adversario en el mar, tareas de organización de defensa antiaérea de agrupaciones navales y la búsqueda, detección y eliminación de submarinos enemigos.

Fuente: Itar-Tass
la-proxima-guerra-mapa-de-israel-jordania-isil-isis-estado-islamico
EE.UU. y países de Oriente Próximo analizan cómo enfrentar la creciente insurgencia del Estado Islámico (antiguo EIIL) en Irak. ¿En qué caso Washington y Tel Aviv intervendrían en el conflicto?

En su avance imparable desde el 9 de junio en Irak, el grupo yihadista ha tomado bajo control vastos territorios del país, así como varias provincias septentrionales de Siria, y ahora pone en su punto de mira a Jordania e Israel. El ataque del Estado Islámico contra Jordania sería cruzar la línea roja para EE.UU. porque "violar la soberanía de un aliado tan apreciado y bastión de la moderación en Oriente Próximo sería intolerable" para Washington, explica 'Foreign Policy'.

Jordania ha sido siempre tan útil para EE.UU. y sus intereses y tan constructivo en el proceso de paz con Israel, explica la revista, que incluso el Congreso estadounidense, conocido por su inercia, probablemente exigiría la intervención norteamericana.



Por su parte, Israel ya ha anunciado que ayudará a proteger Jordania si los islamistas intentan desestabilizar el país. "Si Jordania tiene problemas en su frontera y nos pide ayuda, debemos ponernos a su servicio", señaló la semana pasada el exasesor de Seguridad Nacional israelí Yaakov Amidror.

La preocupación de Israel está justificada, juzga el portal 'Nóvoye Vremia', explicando que Tel Aviv no quiere tener cerca de su frontera un califato medieval en vez de "una monarquía débil e inestable, pero al menos predecible y racional". Al mismo tiempo, Israel ya ha conseguido un aliado en una posible guerra, que es el Kurdistán iraquí, con el apoyo a su decisión de celebrar un referendo de autodeterminación.

Fuente: Foreign Policy
la-proxima-guerra-fuerzas-especiales-saudies-en-alerta
Este Jueves, 26 de junio, el día antes de que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, estuviera en Riad, el Rey Abdullah convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional "sobre los acontecimientos actuales de seguridad en la región, especialmente en Irak", y ordenó "todas las medidas necesarias para proteger al reino contra las amenazas terroristas." Esto significó una llamada general a filas de las unidades militares para un alto nivel de preparación.

Fuentes militares de Debkafile revelan que Egipto está reuniendo una fuerza de comandos expedicionaria para volar a Arabia Saudí y reforzar sus defensas fronterizas.

Este aluvión de medidas militares sauditas y egipcias viene a raíz de la inteligencia recogida por aviones de reconocimiento saudíes que muestran a combatientes sunitas vinculados a Al-Qaeda en Irak (ISIS) en dirección a la frontera con Arabia Saudita y con el objetivo de tomar el control del cruce iraquí-saudí de ArAr. (población: 200.000)

ISIS y sus aliados suníes están todavía en marcha después de la captura de los pasos fronterizos de Irak con Siria y Jordania a principios de esta semana.

El miércoles, Kerry advirtió a las naciones del Medio Oriente en contra de tomar nuevas acciones militares en Irak que pudieran aumentar las divisiones sectarias.



Para entonces, había sido superado por una avalancha de acontecimientos, como Debkafile ha informado esta mañana.

Cuando el primero de los 300 asesores militares de EE.UU. que el presidente Barack Obama prometió al gobierno iraquí llegó a Bagdad el miércoles, 25 de junio, los envíos de armas iraníes y saudíes ya estaban en pleno desarrollo a bandos opuestos en el asediado Irak, según fuentes militares de Debkafile.

Por lo menos dos aviones de carga desde bases en Irán estaban aterrizando diariamente en el aeropuerto militar de Bagdad, llevando 150 toneladas de equipo militar. Más de 1.000 toneladas fueron transportadas sólo en la semana pasada. Teherán ha replicado para el ejército iraquí la rutina que estableció para el ejército de Bashar Assad, el suministro de sus necesidades diariamente según las peticiones de sus comandantes. Estas solicitudes se presentan ante un cuartel iraní-iraquí común creado en el alto mando iraquí en Bagdad para su aprobación y la asignación de prioridades para el envío.

Al mismo tiempo, las armas saudíes están fluyendo a las tribus suníes iraquíes que luchan al lado del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) contra el ejército iraquí y el gobierno chiíta de Nuri al-Maliki.

Vienen tanto por tierra como por transporte aéreo.

Convoyes de armas sauditas están cruzando la frontera hacia Irak con la cobertura de la fuerza aérea saudita y jordana y hacia el norte hasta el distrito de Al-Qaim, cerca de la frontera con Siria. Allí, los combatientes sunitas e ISIS, después de capturar este distrito clave de Anbar, han comenzado la restauración de las bases y pistas de aterrizaje en H-2, la que una vez fue una de las bases aéreas más grandes de Saddam Hussein. Situada a 350 kilómetros al oeste de Bagdad, la base aérea cuenta con dos pistas largas y hangares para aviones de combate y helicópteros.

Fuentes militares de Debkafile dan a conocer que, el martes 24 de junio aviones de carga sin marcar aterrizaron en la base, con envíos de armas de Arabia Saudita.

La respuesta no se hizo esperar. Aviones de combate sirios, en su primera misión de bombardeo en Irak, trataron de dañar las pistas parcialmente reparadas en H-2 para evitar que mas envíos aéreos sauditas de aterrizaran.

Fuentes militares en Washington confirmaron el miércoles 25 de junio que los ataques aéreos se llevaron a cabo por la Fuerza Aérea Siria "en la provincia de Anbar", y dejaron al menos 57 muertos y 120 heridos - la mayoría de ellos civiles iraquíes. Ellos se negaron a decir qué fue atacado, sólo se refirieron a objetivos relacionados con el ISIS.

Ese incidente fue una demostración sorprendente de la sincronización operativa estrecha entre los centros de mando de Irán en Damasco y Bagdad, que se unen, respectivamente, a los altos mandos de los ejércitos de Siria e Iraq. Esta coordinación ofrece a Teherán flexibilidad para sus centros de mando en ambas capitales árabes para enviar drones iraníes desde las bases aéreas de Siria o Irak para alimentar a aquellos centros con la inteligencia que necesitan para la planificación estratégica de las operaciones militares que serán llevadas a cabo por los ejércitos de Siria e Iraq.

Los centros de mando iraníes en Bagdad y Damasco están completamente equipados por lo tanto para decidir qué fuerza siria, iraquí o de Hezbolá llevará a cabo una operación prevista en Siria o Irak. Ambos están ahora presionando la espalda contra el avance de ISIS hacia su objetivo de un califato suní que abarque ambos países.

Esto es justo lo que el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry quiso decir cuando dijo en Bruselas el miércoles 25 de junio, después de dos días de conversaciones sobre Irak, que "la guerra en Irak se está ampliando".

Tenía buenas razones para sonar preocupado. Poco antes de hablar, el primer grupo de personal militar de EE.UU., de los 300 que el presidente Obama había prometido, había llegado a Bagdad. Pero ni Teherán ni Riyadh habían consultado a Washington antes de que se organizaran los envíos de armas pesadas a sus respectivos aliados en Irak.

El campo de batalla de Irak se ha convertido en una verdadera Babel de la guerra. Hasta el momento, seis países están implicados en diversos grados: Estados Unidos, Irak, Irán, Siria, Jordania y Arabia Saudita.

Fuente: Debkafile
la-proxima-guerra-cazas-rusos-para-irak
Irak ha comprado cazas a Rusia y Bielorrusia para combatir contra los milicianos islamistas ante el retraso en la entrega de los aviones de combate F-16 por parte de EE.UU.

En declaraciones a la cadena BBC, el primer ministro iraquí, Nouri al Maliki, confirmó la compra de los cazas Sukhoi.

Los aviones de combate "llegarán a Irak en dos o tres días", aseguró Al Maliki, que agregó que ayudarán a destruir los refugios de los terroristas.

El primer ministro iraquí afirmó que EE.UU. se está demorando demasiado en la entrega a Irak de 36 aviones de combate y lamentó que el retraso haya dejado a sus tropas sin apoyo aéreo.

"Sinceramente, nos engañaron cuando firmamos el contrato [con EE.UU.]", dijo Al Maliki.



"No deberíamos haber comprado únicamente aviones estadounidenses, deberíamos haber adquirido aviones británicos, franceses y rusos para proporcionar apoyo aéreo. Si hubiéramos contado con ese apoyo aéreo, nada de esto habría sucedido", agregó.

El portavoz adjunto del Pentágono, el coronel Steve Warren, aseguró desde Washington que los bombarderos F-16 serán entregados en el otoño boreal. Asimismo, confirmó que Irak recibirá en las próximas semanas 200 misiles Hellfire.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, trató el tema de la crisis iraquí en conversación telefónica con Al Maliki y reiteró que apoyará al gobierno de ese país y sus esfuerzos para liberar los territorios ocupados por los rebeldes.

La situación en Irak se ha deteriorado drásticamente desde principios de junio, cuando los milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante tomaron las ciudades de Mosul y Tikrit y anunciaron su intención de desplegar una ofensiva contra Bagdad. Aunque las tropas del Ejército tuvieron que retroceder en algunas zonas del país, continúan luchando por frenar el avance de los rebeldes que aspiran a controlar un territorio rico en petróleo. En las últimas semanas, numerosos militares fueron capturados y ejecutados por los islamistas.

Fuente: BBC
la-proxima-guerra-eeuu-confirma-sus-drones-realizan-ya-vuelos-sobre-bagdad
Las Fuerzas Armadas de EE.UU. han confirmado que drones estadounidenses equipados con armas han iniciado vuelos sobre la capital iraquí, Bagdad, informa la cadena CNN.

Según los militares, los primeros vuelos de los aviones no tripulados tuvieron lugar ayer.

Pero hasta ahora los representantes del Pentágono habían afirmado que los drones que sobrevuelan la capital de Irak eran aparatos de inteligencia y no estaban equipados con armas.

No obstante, los militares señalan que los drones equipados con armas no se utilizarán para realizar operaciones ofensivas contra milicianos islamistas y que solo están destinados a proporcionar seguridad adicional a los 180 asesores militares de EE.UU. que se encuentran en el territorio de la ciudad.

Cualquier acción ofensiva requeriría la aprobación del presidente Barack Obama, recordaron los representantes de las Fuerzas Armadas.

Fuente: CNN


El exvicepresidente de EE.UU. Dick Cheney indicó en una entrevista a una radio local que en los próximos 10 años es probable que se lleve a cabo un ataque contra EE.UU. "mucho más letal" que los atentados del 11-S.

El político dijo incluso que "duda" que el país norteamericano consiga llegar al final de esta década sin otro "ataque masivo" en su contra.

"Creo que habrá otro ataque. Y la próxima vez, creo que va a ser mucho más letal que el anterior", dijo Cheney, citado por el portal Business Insider.

"Imagínese qué pasaría si alguien pudiera llevar de contrabando un artefacto nuclear y ponerlo en un contenedor de transporte que se dirige a Washington", agregó Cheney.

A la pregunta sobre si el ataque llevaría a "un régimen militar" y la reconstitución del Gobierno de EE.UU., Cheney recordó el programa de "continuidad del Gobierno", que, según sus palabras, se creó durante la Guerra Fría para que un "Gobierno interino" (government in waiting) pueda ocupar el lugar del Gobierno convencional si fuera necesario.

De acuerdo con el portal, esta semana Cheney ha sido objeto de intensas críticas de los políticos estadounidenses por atacar reiteradamente la política exterior del presidente Barack Obama.

Fuente: Business Insider


la-proxima-guerra-obama-se-plantea-lanzar-ataques-aereos-contra-los-mismos-terroristas-que-antes-ha-apoyado
En un giro muy orwelliano de los acontecimientos, el gobierno de Obama está considerando la posibilidad de lanzar ataques aéreos en Siria, contra los militantes que apoyaba hace menos de un año durante el esfuerzo que llevó a cabo para derrocar al líder sirio Bashar al-Assad.

The Hill señala que el Presidente está sopesando una posible ofensiva aérea en Siria en los campamentos terroristas del Estado Islámico de Irak y Siria.

"Nosotros no limitamos el potencial de acción de EE.UU. a un espacio geográfico específico," dijo un alto funcionario del gobierno cuando se le preguntó si la acción militar podría extenderse a Siria.

"El presidente ha dejado claro una y otra vez que vamos a tomar las medidas necesarias, incluyendo la acción directa militar de EE.UU., si es necesario para defender a Estados Unidos contra una amenaza inminente", dijo el funcionario.



El grupo terrorista ISIS ha tomado el control de grandes extensiones de Irak en las últimas semanas y al parecer se levanta de la nada. Los republicanos han acusado al gobierno de Obama de retirar las tropas de Irak. Sin embargo, el presidente ha afirmado que no fue su decisión hacerlo, y que su administración estaba facilitando los deseos del gobierno iraquí.

"Es evidente que estamos enfocados en Irak. Ahí es donde nuestros recursos ISR [inteligencia, vigilancia y reconocimiento] se han disparado. Ahí es donde estamos trabajando para desarrollar la inteligencia adicional", agregó el funcionario.

"Pero el grupo [ISIS], otra vez, opera en sentido amplio y no nos restringe nuestra capacidad de acción que sea necesaria para proteger a los Estados Unidos.", Señaló la fuente.

En caso de que misiles estadounidenses llovieran sobre los militantes en Siria, marcaría un giro increíble alrededor de los acontecimientos.

Hace poco más de un año, el gobierno dio luz verde a enviar armamento y entrenamiento a los militantes en Siria, a pesar de que la inteligencia indica que tenían vínculos directos con grupos extremistas.

El presidente incluso tomó la acción ejecutiva para esquivar las prohibiciones en virtud de la Ley de Control de Exportación de Armas, para poder suministrar armas a grupos de oposición "vetados" en la lucha contra el dictador sirio Assad.

Un año después los funcionarios y Obama han admitido el suministro de armas a los militantes "moderados" en Siria, a pesar de que se sabe que las armas suministradas por los EE.UU. han sido transferidas a los extremistas islámicos.

La administración también se dedica a facilitar la guerra civil en Irak y Siria, proporcionando recursos y capacitación a combatientes moderados a fin de contrarrestar el ascenso de "los extremistas de Al-Qaeda."

Sin embargo, se ha documentado ampliamente que estos grupos moderados también ejecutan operaciones conjuntas con grupos al servicio de al-Qaeda en Siria, los mismos que el gobierno de EE.UU. dice que ahora está tratando de contrarrestar, y los mismos grupos con los que los ejércitos sirio e iraquí están envueltos en sangrientas batallas.

Además, hay pruebas concluyentes para demostrar que el grupo ISIS fue entrenado directamente por los militares de EE.UU. en una base secreta en Jordania en 2012 para ejecutar operaciones a lo largo de la frontera con Siria y Turquía.


El gobierno de Obama también está pesando en ataques aéreos en Irak, una proposición que algunos dicen que equivaldría a un nuevo acto de guerra en el país.

El senador Rand Paul, dijo ayer que Obama debe buscar una nueva autorización del Congreso antes de tomar una acción militar en Irak, diciendo que sería "absurdo" depender de la autorización de 2001 para usar la fuerza militar.

"Este es un debate que hemos tenido y la administración de Obama también, así como muchos republicanos piensan que no se puede estar en guerra para siempre sobre la base de la autorización para usar la fuerza de 2001", dijo Paul a los periodistas el jueves. "No estoy de acuerdo con eso. No creo que una generación pueda llevar a otra generación a la guerra para siempre."

"¿Puede un voto en el Congreso de 2001 decir que estamos en guerra para siempre, en cualquier momento y en todo el mundo? Creo que eso es absurdo", continuó Paul. "Y creo que si el pueblo estadounidense pudiera sopesarlo quedaría horrorizado al pensar en un voto sin límite geográfico y sin límite de tiempo y sin límite sobre quienes son los enemigos. Creo que es una posición insostenible".

"Es precisamente por eso que deberíamos haber derogado la AUMF hace un par de años cuando traté de derogarla. Ahora nos encontramos en una situación en la que nadie va a querer hablar de ello ", dijo Paul.

En otras observaciones, Paul señaló que hay "muchas preguntas" que deben abordarse antes de que continúen los Estados Unidos con una acción militar. ¿Qué lograrían los ataques aéreos? Sabemos que Irán está ayudando al gobierno iraquí contra ISIS. ¿Queremos, en efecto, convertirnos en la fuerza aérea de Irán? ¿Qué hay en esto para Irán? ¿Por qué debemos elegir un lado? Y si lo hacemos, ¿a quién estamos realmente ayudando?", afirmó el senador.

En la perspectiva de que los soldados estadounidenses regresen a Irak, Paul señaló que desde hace una década los EE.UU. han canalizado ayuda al ejército iraquí y "hay que preguntarles qué ha pasado con todo el dinero."

"No se puede pedir a los soldados americanos defender el territorio que los iraquíes no están dispuestos a defender", añadió Paul.

Fuente: Infowars
La explosión de violencia en Irak que comenzó en junio de 2014 amenaza con desestabilizar el país hasta el colapso, pero el avance de los radicales en la región puede, en última instancia, resultar favorable a EE.UU.

El experto de la fundación rusa de la Cultura Estratégica Nikolái Bobkin opina en su artículo que, paradójicamente, es Washington quien podría sacar ventajas de la crisis en Irak.

El analista confirma que la sorprendente incompetencia del Gobierno iraquí frente a los radicales es "una trampa de la política exterior" desagradable para EE.UU. Los destacamentos del Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) operan tanto en Siria como en Irak, y en Siria Washington eligió apoyar la lucha del movimiento contra el presidente Bashar al Assad, mientras que en Irak condena la violencia y considera "todas las acciones posibles contra los yihadistas".



Washington ya ha anunciado el envío a Irak de 275 militares para proteger la Embajada estadounidense en Bagdad, y el portaaviones George H.W. Bush ya ha entrado en el golfo Pérsico.

¿Una guerra con ventajas?

Los bruscos avances y victorias contundentes del EIIL en Irak pueden estar inspirados por EE.UU. con el objetivo de "legalizar una intervención futura", afirma el experto. El objetivo de esta posible intervención en Irak no sería la estabilización del país, sino un ataque a Siria con el pretexto de acabar con el terrorismo que se cobija en su territorio.

Desde este punto de vista la nueva guerra en Irak adquiere atractivos para EE.UU., indica el autor. "Irak colapsaría en tres partes: suní, chií y kurda; la región sufriría otra guerra civil. El caos aparecería en la frontera con Irán. La OTAN se metería en el conflicto y EE.UU. usaría el pretexto para intervenir también en Siria".

En cuanto a los intereses de Arabia Saudita en la región, este desarrollo sería favorable para la monarquía, pues está interesada en la caída del régimen en Siria en su lucha contra Irán por el dominio en la región.

Irán, por su parte, entiende estas posibles consecuencias de una nueva intervención de la OTAN en Irak e insta a la comunidad internacional a abstenerse de toda intervención militar, además de tomar sus propias medidas para aliviar la situación.

Supuestamente, unos 2.000 militares iraníes fueron enviados a Irak para fortalecer las defensas de Bagdad y de los sitios sagrados de la religión chií. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán niega esos rumores y afirma que "no participa en los combates en Irak".

Fuente: Fondsk.ru
Según opina el analista estadounidense Eric Zuesse, hay una serie de indicios de que EE.UU. está preparando un ataque nuclear contra Rusia y enumera varios sucesos que muestran que los preparativos se han intensificado a raíz de la crisis ucraniana.

El miércoles 11 de junio de 2014 el canal CNN informaba en su sitio web que EE.UU. despliega en Europa bombarderos furtivos B-2, recuerda Eric Zuesse, analista del portal OpEdNews, que también apunta que la ventaja principal de esta aeronave furtiva es lanzar ataques nucleares preventivos.

Según Zuesse, los círculos gobernantes de EE.UU. necesitan una guerra con Rusia para preservar el dólar como moneda de reserva mundial, una estatus que proporciona innumerables ventajas a la 'aristocracia' estadounidense. Y de ahí la estrategia de presentar como el imperio del mal a una Rusia que ya no es 'comunista', al estilo de la Guerra Fría.



"En mi opinión, es muy significativo que, según una reciente encuesta de CNN, el temor de los estadounidenses ante Rusia ha crecido claramente en los dos últimos años. Nuestros medios de comunicación presentan al líder ruso, Vladímir Putin, como el malo de la película, incluso cuando la realidad no lo justifica", indicó.

Y la guerra en Ucrania brinda una oportunidad 'histórica' para ello…

El articulista sugiere que la operación punitiva en el territorio de Ucrania tiene por objeto provocar a Rusia para que intervenga militarmente.

"Como resultado, la gente de Obama está aumentando la presión sobre Putin, bombardeando los territorios ucranianos habitados por rusófonos que tienen vínculos familiares en el territorio de Rusia. Solo dos semanas después de la perpetración de esos atentados el apoyo a Putin entre los ciudadanos rusos comenzará a caer significativamente si no decide poner fin a la masacre y no envía tropas para proteger a la gente y repeler los ataques de Kiev (que obedece a Washington), hecho que finalmente dará a Obama el deseado pretexto", señaló.

Así, el presidente Obama actualmente está intentando convencer a los líderes de la UE para que se unan a su plan de crear una vía para un ataque nuclear preventivo que podría eliminar por completo a Rusia del escenario mundial.

Otra posible razón de la operación militar en el este de Ucrania es, según el analista, forzar a Rusia a aceptar la pérdida de los créditos que ofreció a Ucrania para que Kiev pague primero sus deudas al FMI y la UE.

"De hecho, ante nosotros tenemos un procedimiento internacional de quiebra, pero en lugar de recursos judiciales se utilizan medios militares. Imagine que dos prestamistas reclaman a un moroso el dinero que les debe pero solo lo recibe el que tiene más armas. Es por ello que el FMI ordenó a Kiev poner fin a la rebelión en el sureste", sugirió.

Al mismo tiempo, Obama no solo aumenta la capacidad de un ataque nuclear preventivo de EE.UU., sino que también crea algo nuevo. Se trata de la iniciativa llamada 'Prompt Global Strike' (Ataque Global Rápido), que debería complementar las fuerzas nucleares con armas de precisión. En teoría, estas armas deberían ser capaces, una vez lanzadas desde el territorio de la vecina Ucrania, de destruir las armas nucleares rusas en pocos minutos, recuerda Zuesse.

"Solo dos cosas son capaces de detener [a Obama] en este momento: una división dentro de la OTAN o que Putin decida aceptar los ataques de la opinión pública en su país por no responder a nuestras crecientes provocaciones", concluye el analista.

Fuente: OPEdNews
El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Hoshiyar Zebari, ha anunciado que Bagdad ha pedido a Washington que efectúe ataques aéreos contra los insurgentes suníes, que en los últimos días han tomado distintas zonas del norte de Irak.

En una rueda de prensa en el marco de una reunión de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en la ciudad saudí de Yeda, Zebari dijo que "Irak solicitó formalmente ayuda a Washington, basándose en el acuerdo de seguridad, para que dirija ataques aéreos contra las organizaciones terroristas" ha afirmado a los periodistas Zebari en Yeda, Arabia Saudí, después de la reunión que han mantenido los países árabes sobre la situación en Irak.



Estados Unidos envío al Golfo Pérsico el portaaviones 'Mesa Verde', con 550 marinos a bordo y equipado con aviones Osprey, con el objetivo de poder enviar refuerzos en caso de evacuación de la embajada de EEUU en Bagdad.

El presidente estadounidense, Barack Obama, discutirá hoy sobre las opciones militares a causa de la crisis en Irak con altos miembros del Congreso.

El encuentro se celebrará esta tarde en la Casa Blanca en Washington y se tratará con qué recursos Estados Unidos podría frenar el avance de los islamistas en Irak, según informaron medios estadounidenses. Para su decisión, Obama buscará contar con el respaldo del Congreso, añadieron estos reportes.

De momento no está claro si se realizarían ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS). El diario 'New York Times' reportó, citando a funcionarios gubernamentales, que se analizan ataques individuales de drones.

En cambio, el 'Wall Street Journal' escribió que esto está descartado porque no hay información confiable sobre los eventuales blancos. Se ayudaría al Ejército iraquí con información de los servicios secretos, sostuvo.

El canal de televisión Fow News reportó que se evalúa el envío de otro comando especial con unos 100 miembros. Estos ayudarían en los entrenamientos de los militares iraquíes y a reunir información.

Estados Unidos ya anunció el envío de 275 soldados a Irak para proteger a la embajada estadounidense y a su personal. Según palabras del presidente Obama, estarán equipadas para actuar en combates en caso necesario.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-entre-china-y-estados-unidos
Mientras China gana terreno a EE.UU. en la arena mundial, algunos analistas creen que un análisis publicado hace dos años sobre la peligrosa rivalidad entre Pekín y Washington por la supremacía en Asia está resultando extrañamente profético.

Hugh White, exfuncionario del Departamento de Defensa de Australia, publicó en 2012 el libro 'La elección de China' donde analiza, entre otras cosas, los pelirgosos roces entre China y EE.UU. Aunque sus análisis parecieron entonces poco realistas, ahora algunos los consideran proféticos, recoge el diario 'The Wall Street Journal'. Y es que White ya advertía que ambos países debían sentarse a negociar para encontrar una forma de compartir el poder en Asia, pues —en su opinión— de lo contrario corren el riesgo de desatar una guerra devastadora.

Guerra de palabras

De momento solo hay una guerra de palabras. A finales de mayo Estados Unidos y China protagonizaron un encontronazo dialéctico en una conferencia de seguridad asiática en Singapur, intercambiando acusaciones mutuas sobre el aumento de tensiones en la región. En aquella ocasión el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, acusó a Pekín de llevar a cabo "acciones unilaterales desestabilizadoras", mientras que el teniente general chino Wang Guanzhong acusó a Hagel de presentar un discurso "lleno de hegemonismo, amenazas e intimidación"



Aunque el intercambio de acusaciones no le sorprende, a White sí le llama la atención que pocos leyeran con seriedad lo que planteaba su obra. El autor sostiene que la riqueza se traduce en poder y argumenta que ya hace dos años resultaba ingenuo suponer que el dominio tradicional de Estados Unidos en Asia seguiría siendo inexpugnable mientras la economía de China crecía hasta convertirse en la segunda del mundo. Según White, igualmente erróneo era pensar que los líderes chinos no desafiarían a EE.UU.

Cabe recordar que en noviembre del año pasado China amplió unilateralmente su zona de defensa aérea sobre el mar de China Oriental, que abarca las islas en disputa con Japón, país que cuenta con el apoyo de EE.UU. Posteriormente, Pekín afirmó su derecho a regular la pesca en el mar de China Meridional y hace unos dos meses buques de guerra y paramilitares chinos y vietnamitas tuvieron un roce en torno a una plataforma petrolera china en aguas en disputa. Estos hechos son para White algunas de las fichas que mueve Pekín en una lucha más amplia por el control de Asia.

"Hay mucho en juego y eso podría terminar mal", advierte el analista, subrayando que hay una posibilidad real de que una guerra de palabras pueda derivar en una guerra real, "de un conflicto más catastrófico que cualquier otro desde la Segunda Guerra Mundial", que "podría terminar con intercambios nucleares", escribe en 'La elección de China'.

Aunque el libro fue publicado hace dos años, en Australia empiezan a suscitarse reacciones encontradas. Entre los analistas y políticos, hay quienes están de acuerdo en que su descripción de la rivalidad entre China y Estados Unidos ha sido profética. Sin embargo, otros lo acusan de exagerar las tensiones entre China y EEUU y los riesgos de guerra.

Fuente: Wall Stree Journal
la-proxima-guerra-mapa-de-oriente-medio-ampliado-segun-eeuu-siria-irak-iran
La prensa internacional está presentando el repentino derrumbe del Estado iraquí como resultado de la ofensiva del grupo terrorista conocido como ISIL. Pero, ¿quién puede creerse que un Estado poderoso, armado y organizado por Washington pueda desmoronarse en una semana ante un grupo yihadista oficialmente independiente de otro Estado? ¿Y quién puede creer que los mismos que apoyan las acciones del ISIL contra Siria realmente condenan su acción en Irak? Thierry Meyssan revela el lado oculto de las cartas.

Desde el año 2001, el estado mayor de las fuerzas armadas de Estados Unidos ha venido tratando de dividir el «Medio Oriente ampliado» en una multitud de pequeños Estados étnicamente homogéneos. El mapa del Medio Oriente rediseñado por Washington se publicó en julio de 2006. Y según ese mapa Irak debía dividirse en 3 partes: un Estado sunnita, un Estado chiita y un Estado kurdo.

El fracaso de Israel ante el Hezbollah libanés, en el verano de 2006, y el de Francia y el Reino Unido ante el Estado sirio, en 2011-2014, podían hacer pensar que aquel plan había quedado en el olvido. Pero no ha sido así. El estado mayor de las fuerzas armadas de Estados Unidos está tratando de reactivarlo a través de los condottieri de hoy: los yihadistas.



Esa es la perspectiva que permite analizar correctamente los acontecimientos de la semana pasada en Irak. A la hora de explicarlos, la prensa internacional insiste en la ofensiva del Emirato Islámico en Irak y el Levante (ISIL, también conocido en árabe como Daesh), ofensiva que en realidad sólo es parte de una operación mucho más amplia.

Ofensiva coordinada del ISIL y los kurdos

En sólo una semana, el ISIL ha conquistado lo que podría convertirse en un emirato sunnita mientras que los kurdos conquistaban lo que debería pasar a ser un Estado kurdo independiente.

El ejército iraquí, entrenado y armado por Washington, simplemente dejó en manos del ISIL toda la región de Ninive. Pero también abandonó la región de Kirkuk, que rápidamente cayó bajo el control de los pershmergas del Kurdistán iraquí. La estructura misma de la cadena de mando iraquí facilitó el derrumbe de sus fuerzas: los oficiales superiores estaban obligados a obtener la anuencia de la oficina del primer ministro antes de realizar cualquier movimiento de tropas, condición que les impedía dar prueba de iniciativa a la vez que los llevó a acomodarse como reyezuelos en las zonas bajo su mando. En tales condiciones, resultaba extremadamente fácil para el Pentágono comprar a ciertos oficiales para que se encargaran de incitar a sus soldados a desertar.

También desertaron los parlamentarios al ser convocados por el primer ministro, impidiendo así que el parlamento votara la proclamación del estado de urgencia… por falta de quorum, lo cual dejó al gobierno sin posibilidades de responder rápidamente ante la grave situación.

Ya sin otra opción para salvar la unidad del país, el primer ministro al-Maliki recurrió a todos sus posibles aliados. Se dirigió, en primer lugar, al pueblo iraquí en general y, en particular, a la milicia chiita de su rival Moqtada al-Sadr (el Ejército del Mahdi), así como a los Guardianes de la Revolución iraníes (el general Qassem Suleimani, comandante en jefe de la fuerza al-Qods, se encuentra en Bagdad en este momento). Y finalmente recurrió a Estados Unidos pidiéndole que inicie bombardeos aéreos contra las fuerzas del ISIL.

La prensa occidental está señalando, no sin algo de razón, que la manera de gobernar del primer ministro al-Maliki ha sido a menudo lesiva tanto para la minoría sunnita como para los laicos del Partido Baas ya que se ha mostrado principalmente favorable a los chiitas. Se trata, sin embargo, de un argumento que debe ser relativizado y llevado a sus justas proporciones ya que, en las recientes elecciones legislativas del 30 de abril, los iraquíes acaban de reiterar su respaldo a la coalición de Nuri al-Maliki, que obtuvo un 25% de los votos, o sea 3 veces más sufragios que el movimiento de Moqtada al-Sadr, mientras que el resto de los votos se diluía al dividirse entre una multitud de pequeños partidos.

La preparación de la ofensiva contra la autoridad de Bagdad

La ofensiva del ISIL, por un lado, y la de los Pershmergas por el otro venía preparándose desde hace tiempo.

El nacimiento del Kurdistán iraquí se inició bajo la protección de Estados Unidos y de Gran Bretaña, con la imposición a Sadam Husein de la zona de exclusión aérea decretada entre las dos invasiones occidentales desatadas contra Irak (1991-2003). A partir del derrocamiento de Sadam Husein, el Kurdistán iraquí adquirió un alto nivel de autonomía y ha caído en la esfera de influencia israelí. Resulta por consiguiente impensable que Tel Aviv no haya intervenido en la toma de Kirkuk. En todo caso, el hecho es que el actual gobierno regional de Erbil ha extendido su jurisdicción a todo el conjunto del territorio iraquí que los planes del estado mayor de las fuerzas armadas de Estados Unidos habían asignado a la formación del Kurdistán independiente.

El ISIL es una milicia tribal sunnita a la que se integraron los combatientes de al-Qaeda en Irak al términar el mandato de Paul Bremer III en Irak y con el traspaso del poder político a los iraquíes. El 16 de mayo de 2010, un responsable de al-Qaeda en Irak, Abu Bakr al-Baghdadi, liberado en circunstancias aún desconocidas, es nombrado emir. Este personaje se esforzará posteriormente por poner el ISIL bajo la autoridad de al-Qaeda.

A inicios de 2012, combatientes del ISIL crean en Siria el grupo conocido como Jabhat al-Nusra –o sea, Frente de Apoyo al Pueblo del Levante– como rama siria de al-Qaeda. Durante julio de 2012, Jabhat al-Nusra se desarrolla al calor de la reanudación de la ofensiva franco-británica contra Siria. Pero a fines de 2012, Washington decide finalmente clasificarlo como «organización terrorista», a pesar de las protestas del ministro francés de Relaciones Exteriores, quien llega a declarar públicamente que los “chicos” de al-Nusra «están haciendo un buen trabajo».

Los éxitos de los yihadistas en Siria, hasta el primer semestre de 2013, modificaron el nivel de atracción que podían ejercer sus diferentes grupos. El proyecto oficial de revolución islamista global promovido por al-Qaeda comenzó a verse rápidamente como algo utópico mientras que la creación de un emirato o Estado islámico en algún territorio bajo control yihadista parecía mucho más realista, e incluso al alcance de la mano. Esto último es lo que da lugar a la idea de confiar a los defensores de ese proyecto el rediseño de Irak que las fuerzas armadas de Estados Unidos no lograron concretar cuando invadieron y ocuparon ese país.

El cambio de imagen del ISIL se produce durante la primavera de 2014, con la liberación de los prisioneros occidentales que ese grupo tenía en su poder –alemanes, británicos, daneses, españoles, estadounidenses, franceses e italianos. Las primeras declaraciones de los liberados confirmaban punto por punto las informaciones de los servicios de inteligencia de Siria: el ISIL está bajo la dirección de oficiales estadounidenses, franceses y sauditas. Sin embargo, los prisioneros liberados daban rápidamente marcha atrás y contradecían después sus primeras declaraciones sobre la identidad de los individuos con quienes habían tenido contacto durante su cautiverio.

En ese contexto se produce la ruptura entre el ISIL y al-Qaeda, en mayo de 2014. A partir de ese momento, el ISIL adopta una postura de rivalidad mientras que al-Nusra se mantiene como rama oficial de al-Qaeda en Siria. Pero todo eso no es más que una cuestión de apariencias. En realidad, esos grupos cuentan, desde su creación misma, con el respaldo de la CIA, que los utiliza contra los intereses de Rusia –como ha podido verse en Afganistán, Bosnia-Herzegovina, Chechenia, Irak y Siria.

En mayo, habiendo dejado de ser la representación regional de una organización mundial (al-Qaeda) para convertirse por sí mismo en una organización regional, el ISIL se preparó para desempeñar el papel que desde hace tiempo se le había asignado.

Aunque está encabezado en el terreno por el ya mencionado Abu Bakr al-Baghdadi, el ISIL se halla en realidad bajo la autoridad del príncipe saudita Abdul Rahman al-Faisal, hermano de los príncipes Saud al-Faisal –ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita desde hace 39 años– y Turki al-Faisal –ex director de los servicios secretos y actual embajador de Arabia Saudita en Washington y Londres.

En mayo pasado, los príncipes al-Faisal compraron una fábrica de armamento en Ucrania. A partir de entonces, importantes cargamentos de armamento pesado han estado llegando por vía aérea a un aeropuerto militar turco. Y desde ahí, el MIT (los servicios secretos de Turquía) ha estado enviando ese armamento al ISIL en trenes especiales. Es prácticamente imposible que semejante cadena logística haya podido montarse sin la OTAN.

La ofensiva del ISIL

El pánico que se ha apoderado de la población iraquí ante el avance del ISIL tiene que ver con la envergadura de los crímenes que esa organización ha cometido en Siria, como degollamientos públicos de «musulmanes renegados» e incluso crucifixión de cristianos. Según William Lacy Swing –ex embajador de Estados Unidos en Sudáfrica y posteriormente en la ONU y actual director de la Oficina de Migraciones Internacionales (OMI)–, al menos 550 000 iraquíes han preferido huir ante la ofensiva de los yihadistas.

Esas cifras demuestran cuán errados están los estimados occidentales que afirman que el ISIL sólo dispone de 20 000 combatientes en total, en Siria e Irak. La verdadera cifra es probablemente tres veces más alta, o sea unos 60 000 combatientes. La diferencia entre ambas cifras corresponde exclusivamente a la cantidad de extranjeros, reclutados en todo el mundo musulmán y muchos de los cuales ni siquiera son árabes. El ISIL se ha convertido por lo tanto en el principal ejército privado del mundo y su papel recuerda el de los célebres condottieri del Renacimiento europeo.

Y es probable que el ISIL siga desarrollándose, gracias al botín de guerra que está reuniendo en Irak. En la ciudad de Mosul, el ISIL se apoderó de los fondos del distrito de Ninive, 429 millones de dólares en dinero contante y sonante, suma que le permitiría pagar a todos sus combatientes por espacio de un año. También se apoderó de numerosos Humvees [Vehículo militar multipropósito de fabricación estadounidense corrientemente utilizado por las fuerzas armadas de Estados Unidos] y de al menos 2 helicópteros de combate que incorporó de inmediato a su equipamiento. Como los yihadistas no tienen posibilidades de formar pilotos, la prensa internacional da por sentado que esos helicópteros serán utilizados por ex oficiales baasistas formados en tiempos de Sadam Husein, lo cual es altamente improbable en el contexto de guerra entre baasistas laicos y yihadistas que sirve de telón de fondo a la guerra en Siria.

Reacciones internacionales

Los partidarios de Arabia Saudita en la región ya estaban a la espera de la ofensiva de los peshmergas y del ISIL. En Líbano, el presidente Michel Sleiman, quien en enero pasado concluía una alocución lanzando un sonoro «¡Viva Arabia Saudita!» en lugar de un «¡Viva el Líbano!», trató por todos los medios de lograr una prórroga de 6 meses de su mandato presidencial –que ya expiró el 25 de mayo– para estar aún al mando cuando se presentara la actual crisis.

En todo caso, es la incoherencia lo que está caracterizando las reacciones internacionales ante la crisis iraquí. Todos los Estados, sin excepción alguna, condenan las acciones del ISIL en Irak y se pronuncian contra el terrorismo. Pero algunos –como Estados Unidos y sus aliados– ven en el ISIL un aliado objetivo contra el Estado sirio, y varios (Estados Unidos, Arabia Saudita, Francia, Israel y Turquía) son incluso gestores de su actual ofensiva en Irak.

En Estados Unidos, el debate público muestra una oposición entre los republicanos –que están exigiendo un redespliegue militar en Irak– y los demócratas –que denuncian la grave inestabilidad suscitada por la intervención militar de George W. Bush contra Sadam Husein. Toda esa batalla oratoria permite ocultar el hecho que los actuales acontecimientos responden a los intereses estratégicos del estado mayor estadounidense y que este último está además directamente implicado en ellos.

Es también muy posible que Washington no haya jugado limpio con Ankara ya que el ISIL parece haber tratado de apoderarse de la tumba de Solimán Schah, en el distrito sirio de Raqqa. Ese santuario es propiedad de Turquía, que incluso dispone de una pequeña guarnición en el lugar, en virtud de la cláusula de extraterritorialidad incluida en el Tratado de Ankara, impuesto por los colonizadores franceses en 1921. Pero tampoco sería imposible que esa supuesta acción del ISIL haya sido en realidad una provocación orquestada por Turquía, cuyo gobierno ya había estudiado en otro momento esa variante para utilizarla como justificación de una intervención abierta del ejército turco en Siria.

Más grave resulta el hecho que durante la toma de Mosul el ISIL tomó prisioneros a 15 diplomáticos turcos con sus familias y a 20 miembros de las fuerzas especiales turcas en el consulado de Turquía, lo cual provocó la cólera de Ankara. El ISIL arrestó además a varios choferes turcos de transportes pesados, quienes fueron posteriormente liberados. Resultado: después de haber garantizado la logística de la ofensiva del ISIL, Turquía se siente traicionada y no se sabe –al menos por el momento– si esa traición es cosa de Washington, de Riad, de París o de Tel Aviv. Esa situación recuerda lo sucedido el 4 de julio de 2003, cuando el ejército estadounidense arrestó a 11 miembros de las fuerzas especiales turcas en Sulaimaniyeh (Irak), incidente popularizado por el film turco El valle de los lobos. Aquel episodio dio lugar a la crisis más importante de los 60 últimos años entre Turquía y Estados Unidos.

En este caso, la hipótesis más probable es que Ankara no tenía previsto participar en una ofensiva tan amplia y que fue sólo con la operación ya en marcha que descubrió que el objetivo de Washington era la creación del Kurdistán. Lo cual probablemente no entraba en los planes de Ankara ya que –según el mapa publicado en 2006 por el Pentágono– el Kurdistán incluiría una porción de territorio turco. En efecto, las “amputaciones” previstas en el plan estadounidense no sólo son para los enemigos de Washington. También afectan a los “amigos” y todo ello parece indicar que el arresto en Mosul de los diplomáticos turcos y de los miembros de las fuerzas especiales de Turquía tuvo como objetivo impedir que Ankara tratara de sabotear la operación.

Al llegar el jueves a Ankara, proveniente de Amman, la representante especial de Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Samantha Power, condenó hipócritamente las acciones del ISIL. La presencia en el Medio Oriente de esta ardiente promotora del intervencionismo moral de Washington hace pensar que se ha previsto algún tipo de reacción de Estados Unidos en ese escenario.

Irán anunció por su parte que está dispuesto a ayudar a salvar el gobierno del chiita al-Maliki con el envío de armas y consejeros militares, pero sin implicar combatientes. Un posible derrocamiento del Estado iraquí favorecería a Arabia Saudita, gran rival regional de Teherán, en momentos en que el príncipe saudita Saud al-Faisal –hermano del verdadero patrón del ISIL– acaba de invitarlo a negociar.

Fuente: Voltairenet
La noticia de que 5 militares estadounidenses murieron bajo «fuego amigo» en Afganistán es mucho más importante de lo que han dado a entender los medios de prensa. De hecho, esos medios evitaron mencionar el hecho que los 5 militares –que no eran simple soldados sino miembros de las fuerzas especiales (las que están participando activamente en la guerra secreta que actualmente se desarrolla en Afganistán)– murieron como resultado de un error cometido por un bombardero estadounidense B-1 que ellos mismos habían solicitado para destruir una posición enemiga.

El B-1 Lancer, del que se produjeron 100 ejemplares durante los años 1980, es un bombardero furtivo de ataque nuclear capaz de volar 12 000 kilómetros sin reabastecerse. Al terminar la guerra fría, 68 de esos aparatos fueron adaptados al uso de diferentes tipos de armamento no nuclear, fundamentalmente bombas de fragmentación, bombas teledirigidas a través de sistemas de localización GPS y misiles de crucero. Después de haber sido utilizado para bombardear Irak en 1998 y Yugoslavia en 1999, el B-1 fue utilizado masivamente en Afganistán a partir de 2001 y en Irak desde 2003. En este video puede verse un B-1 mientras bombardea una localidad afgana con bombas de fragmentación.



Como los bombarderos B-1 Lancer pueden también transportar bombas y misiles nucleares su uso en una acción de guerra real deja abierta la puerta a una rápida mejoría cualitativa del dispositivo militar gracias al uso eventual de dichos bombarderos en un ataque nuclear.

Lo mismo sucede con los bombarderos estratégicos estadounidenses B-2 Spirit, concebidos para su uso en ataques nucleares y que también fueron utilizados con armas no nucleares en las guerras contra Yugoslavia, Irak y Libia. Dos B-2 Spirit llegaron el domingo de Estados Unidos a la base inglesa de Fairford, donde se integran a un grupo de 3 fortalezas volantes B-52. «El posicionamiento en Europa de bombarderos estratégicos estadounidenses reforzará la interoperabilidad con nuestros aliados», declaró el almirante Haney, jefe del Mando Estratégico de Estados Unidos.

Por supuesto, eso incluye a Italia, diligente guardiana de las bombas nucleares estadounidenses.

Fuente: Voltairenet
la-proxima-guerra-eeuu-plantea-usar-drones-ataques-aereos-en-irak
El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha asegurado que el Gobierno del presidente Barack Obama considera el uso de drones como una de las opciones para detener el avance de las milicias suníes en Irak.

"Consideramos con mucho cuidado cada opción posible", dijo Kerry en una entrevista con Yahoo! News, en la que añadió que él no cree que los insurgentes estén en condiciones de ocupar Bagdad a corto plazo".

"Pero cuando hay quien realiza masacres, hay que poner alto a eso, desde el aire o de alguna otra manera", agregó.

En su entrevista, Kerry dijo que "no descartaría ninguna opción que pueda ser constructiva" en el conflicto de Irak, incluida la cooperación militar con Irán, un firme aliado del primer ministro iraquí, Nuri Maliki.



El sábado pasado el presidente de Irán, Hasan Rohani, expresó su disposición a dejar a un lado las muchas disputas que han marcado las relaciones entre Teherán y Washington por más tres décadas, si EEUU está dispuesto a "combatir a los terroristas en Irak".

Presencia de EEUU en el Golfo Pérsico

El Pentágono informó hoy de la llegada al golfo Pérsico del buque de operaciones anfibias Mesa Verde, que se suma a la fuerza naval estadounidense que encabeza el portaaviones George H.W. Bush en esa zona.

"Su presencia en el Golfo [Pérsico] da al comandante en jefe [el presidente de EEUU, Barack Obama] opciones adicionales para la protección de los ciudadanos e intereses estadounidenses en Irak, si decide usarlas", señaló el portavoz del Pentágono, almirante John Kirby.

El Mesa Verde, añadió el alto mando militar, es capaz de llevar a cabo una variedad de operaciones de reacción rápida y respuesta en conflictos y lleva dos aviones de propulsión vertical/horizontal Osprey MV-22.

Los medios estadounidenses indicaron esta mañana que EEUU ha enviado a Bagdad al menos 550 soldados del cuerpo de Infantería de Marina que reforzarán el destacamento de protección de la Embajada estadounidense en la capital iraquí.

'Mesa Verde' y 'George H. W. Bush'

El buque Mesa Verde, el tercero de su clase de asalto anfibio, está diseñado para llevar a la costa un batallón de hasta 800 infantes de marina con todo su equipo.

El portaaviones George H.W. Bush llegó la semana pasada al golfo Pérsico acompañado por el destructor Truxtun y el crucero Philippine Sea, ambos equipados con misiles Tomahawk, guiados a distancia, que pueden alcanzar el territorio iraquí.

El Bush, con un desplazamiento de 100.000 toneladas, transporta y sirve de base de operación flotante para unos 90 aviones de ala fija y helicópteros, también con capacidad de alcanzar el territorio iraquí.

Fuente: El Mundo
la-proxima-guerra-eeuu-planea-enviar-al-golfo-persico-portaaviones-uss-george-bush

EE.UU. tiene previsto trasladar el portaaviones USS George H. W. Bush al golfo Pérsico ante la escalada de violencia en Irak por parte de insurgentes islamistas, informan medios estadounidenses.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó este viernes que no enviará tropas a luchar contra los islamistas sunitas en Irak. Sin embargo, señaló que está contemplando otras opciones.

También el viernes, un alto funcionario militar estadounidense le dijo a la cadena CNN que EE.UU. tiene planeado enviar del mar Arábigo al golfo Pérsico el portaviones USS George H. W. Bush, que viaja junto a otras cuatro naves y cuenta con unos 6.000 marineros y ocho escuadrones de aviones.



Esta medida, apuntó, permitiría llevar a cabo "posibles ataques aéreos contra milicianos en Irak".

Los insurgentes iraquíes encabezados por el Estado Islámico de Irak y el Levante, han tomado el control de varias ciudades de Irak esta semana. Zonas de Mosul, la segunda ciudad más grande de la nación, cayeron en manos de los rebeldes. Además, los extremistas ocuparon bases militares e incautando armas en Samarra y Faluya.

Para leer más información y seguir el desarrollo de los acontecimientos en Irak, haga clic en el siguiente enlace:

Fuente: CNN
EE.UU. está considerando un plan "urgente" de bombardeo contra el grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) no solo en Irak, sino también en Siria, informa el diario 'The Guardian' citando a fuentes oficiales.

"El EIIL está a ambos lados de la frontera. Hay que desintegrarlo desde sus raíces. Todas las opciones se están estudiando", dijo un funcionario anónimo del Pentágono al diario británico.

"Durante 18 meses, el Pentágono consideraba la posibilidad de llevar a cabo ataques contra determinados objetivos en Siria, pero para ellos la única amenaza era [el presidente sirio] Bashar al Assad. Al ISIL no lo consideraban en serio", comentó por su parte el oficial retirado de la Armada estadounidense Christopher Harmer.



Por su parte, el secretario de la Federación Musulmana de España, Yusuf Fernández, dijo que Washington es responsable de esta crisis al armar a los rebeldes de Siria, armamento que terminó en manos de los extremistas iraquíes.

"EE.UU. con su política hacia Siria está alimentando el terrorismo directamente. Todo el conflicto sirio, el conflicto iraquí y otros conflictos en Oriente Medio y fuera de la región, obviamente, han sido aprovechados por las compañías occidentales de armas, que tienen un vínculo de interés económico en todo esto", dijo Fernández.

Este viernes el presidente norteamericano Barack Obama dijo que examina todas las opciones, hasta el envío de tropas, para detener el rápido avance del ISIL en Irak. Sin embargo, indicó que se estudia "una gama de opciones que puedan ayudar a las fuerzas de seguridad iraquíes". Después Obama anunció que el país norteamericano no va a enviar sus tropas para combatir en Irak, pero aseguran estar revisando otra serie de opciones para apoyar al Gobierno iraquí en su lucha contra los insurgentes del ISIL.

No obstante, las fuentes citadas por 'The Guardian', señalaron que en los próximos días el Gobierno de EE.UU. podría tomar la decisión de enviar ayuda militar a suelo iraquí.

Fuente: The Guardian