Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desestabilizar el gobierno de Putin: El objetivo de EEUU

La proxima guerra elecciones rusia fraude putin campaña desestabilización
Como estaba previsto - los medios de comunicación occidentales y los de la oposición en Rusia que son financiados por el Departamento de Estado de EE.UU. dentro de Rusia han llamado a la victoria arrasadora de Vladimir Putin un "fraude". Se dijo el jueves 1 de marzo que los medios de comunicación occidentales ya habían "determinado cómo las elecciones de Rusia se desarrollarían, creando el pretexto en las mentes de los espectadores impresionables para justificar los disturbios que los EE.UU. están sin duda planeando".

A pesar de que todas las encuestas indicaban con suficiente antelación una fácil victoria de Vladimir Putin, y sus críticos admitían que las multitudes de manifestantes anti-Putin constituyen sólo una minoría, los reclamos de "fraude electoral" son moneda corriente en los medios de comunicación occidentales. Es evidente que un hombre que está seguro de ganar no va a manchar su victoria sin necesidad con trampas. Por el contrario, en Tailandia, cuando el convicto criminal Thaksin Shinawatra se postuló para el cargo a través de su propia hermana, y ganó por una victoria tenue, los medios de comunicación occidentales lo calificaron como un triunfo de la democracia. ¿La diferencia? Thaksin Shinawatra de Tailandia trabaja para Wall Street, Vladimir Putin, no.

Esto es similar a lo que ocurrió durante las elecciones iraníes del 2009 cuando los grupos de la oposición financiados por el Departamento de Estado de EEUU también reclamaron que las elecciones fueron "ilegítimas" y salieron a las calles en un intento por revertir el proceso democrático a través de medios oclocráticos (en otras palabras, el gobierno por las masas y a base de disturbios). En Egipto, justo antes de la primavera, prefabricada por Estados Unidos, las elecciones que previsiblemente daban como ganador al sospechoso, Mohamed ElBaradei, fueron llamadas también "fraudulentaa" y se utilizaron como justificación retórica para ejecutar la desestabilización a largo plazo prevista por el Departamento de Estado de EE.UU. desde 2008.

Procediendo de las elecciones de Tailandia en julio de 2011, como se explicaba en el artículo "Elecciones robadas!", el grito de batalla de las revoluciones de colores", Wall Street y sus instrumentos en Londres sentaron las bases para llamar a cualquier resultado electoral que no fuera acorde a sus mecanismos de poder, "un fraude", para a continuación, ser utilizado como un impulso para justificar turbas callejeras, desestabilización y violencia.

Y ya, antes de las elecciones del domingo, Freedom House, financiada por el Departamento de Estado de EE.UU., dijo a través de un artículo escrito por su "presidente" Kramer David, en la revista Foreign Policy:

"Incluso si el sistema ofrece los resultados requeridos, una clara evidencia de manipulación puede conducir a los votantes a rechazar las elecciones como injustas e ilegítimas. Por otra parte, los intentos de las autoridades de sofocar la voz de la opinión pública rusa corre el riesgo de crear un ambiente aún más combustible en el período posterior al 4 de marzo. La votación, sea cual sea su resultado, por lo tanto, es poco probable que apague el creciente deseo de un cambio real. Al menos hasta que el cambio se permita, la búsqueda continua de Putin de una democracia simulada no podrá alcanzar ni siquiera a una simulación de estabilidad".

Las amenazas veladas de Kramer de inestabilidad provocada por la oposición a la que él, su organización Freedom House, y su organización matriz, la National Endowment for Democracy (NED) han estado durante mucho tiempo cultivando, se iban a repetir casi palabra por palabra en toda la prensa occidental el domingo, lo que también era previsible. Se dijo el 1 de marzo que, "Es importante tener en mente las palabras del presidente de la Freedom House, David Kramer, a sabiendas de que tanto el National Endowment for Democracy como la Freedom House son egoístas fraudes, al escuchar estos mismos puntos siendo regurgitados por los medios de comunicación occidentales durante las elecciones del próximo domingo".

Los Angeles Times contaría con un editorial del financiado por Wall Street, American Enterprise Institute (AEI), titulado "Victoria pírrica de Putin", que declaró: "La victoria de Putin "será una victoria pírrica. Lejos de mejorar la legitimidad del régimen de Putin, las elecciones la van a disminuir aún más a los ojos de una parte significativa de la población rusa."

El AEI llegaría a admitir que la "revolución" constituye claramente una minoría, pero sostuvo:

"... Pocos, son siempre los que han empezado los cambios de régimen y las revoluciones nunca las han empezado la mayoría. La mayoría tiene familias que alimentar y una vida por hacer. Los más jóvenes, la población urbana, los mejor educados son los que han llevado con éxito las revoluciones modernas. Las personas que las empiezan están recibiendo noticias no censuradas y opiniones de los medios de comunicación de Internet y las redes sociales, no las noticias controladas por el Estado. Y no nos equivoquemos al respecto: Se trata de un revuelta de la clase media joven."

Este espeluznante sello de aprobación para un "cambio de régimen" sin ley y oclocrático, sería seguido por una comparación con la ahora sin duda fraudulenta "primavera árabe" diseñada por EEUU.

Junto a Los Angeles Times hubo una gran cantidad de titulares que regurgitaron conclusiones predeterminadas por el presidente de Freedom House, David Kramer. El Wall Street Journal iformó: "Putin reclama la victoria en las elecciones mientras los observadores afirman que hubo Fraude", la Fox dijo: "Putin reclama el triunfo en las elecciones presidenciales de Rusia en medio de acusaciones de violaciónes en las elecciones", Reuters informó, "Elegido presidente de Rusia, Vladimir Putin, los opositores alegan fraude", y The Guardian, "los críticos de Vladimir Putin ponen el grito en el cielo sobre un presunto fraude electoral en las elecciones de Rusia".

Cada informe menciona ya sea al fraude financiado por Estados Unidos que es Alexey Navalny o al también financiado por Estados Unidos, los "observadores electorales independientes" Golos, o a ambos.

Alexey Navalny está totalmente subvencionado por el Departamento de Estado de EE.UU. a través de la National Endowment for Democracy (NED). Y mientras que Alexey Navalny es conocido por "denunciar la corrupción", por lo menos cuando eso es rentable, los que investigan sus antecedentes comienzan a desentrañar su propio programa insidioso. Alexey Navalny era un compañero de Yale World, y en su perfil dice lo siguiente:

"Navalny lleva como punta de lanza los desafíos legales en nombre de accionistas minoritarios en las grandes empresas rusas, entre ellas Gazprom, VTB Bank, Sberbank, Rosneft, Transneft y Surgutneftegaz, a través de la Unión de Accionistas Minoritarios. El ha obligado a las compañías a revelar más información a sus accionistas y ha demandado a los administradores individuales en varias empresas importantes por prácticas presuntamente corruptas. Navalny es también co-fundador del movimiento Alternativa Democrática, y fue vice-presidente de la rama de Moscú del partido político Yabloko. En 2010, lanzó RosPil, un proyecto público financiado por una recaudación de fondos sin precedentes en Rusia. En 2011, Navalny comenzó RosYama, que lucha contra el fraude en el sector de la construcción de carreteras."

La Alternativa Democrática, también escrito DA!, Es realmente un receptor de fondos del Fondo Nacional para la Democracia, lo que significa que Alexey Navalny es un agente de la sedición que financia Estados Unidos en Rusia, y deliberadamente lo esconde de sus seguidores. El mismo Departamento de Estado lo revela cuando hace una lista de "los movimientos juveniles" que operan en Rusia:

"DA!: Mariya Gaydar, hija del ex primer ministro Yegor Gaydar, lleva DA! (Alternativa Democrática). Ella es una ardiente promotora de la democracia, pero realista acerca de los obstáculos que enfrenta. Gaydar dijo que DA! se centra en las actividades no partidistas destinadas a elevar la conciencia política. Ella ha recibido financiación de la National Endowment for Democracy, un hecho que no da a conocer por miedo a parecer comprometida por una relación con Estados Unidos."

Alexey estuvo directamente involucrado en la fundación de un movimiento financiado por el gobierno de EE.UU. y a día de hoy tiene las mismas personas que financiaron DA! defendiéndole a él a través de los medios de comunicación occidentales. La mención de Gaydar Mariya como co-fundadora es también reveladora, ya que ella siempre ha colaborado, y en ocasiones ha sido detenido junto con, Ilya Yashin, otro líder de los grupos activistas de oposición financiados por la NED.

Golos, que también se menciona hasta la saciedad por los medios de comunicación occidentales, se enumera directamente en la página web del National Endowment for Democracy (NED), como beneficiario de financiación. Una filial de la NED, el Instituto Republicano Internacional (IRI), presidido por el senador John McCain, desea abiertamente el derrocamiento del presidente ruso, Vladimir Putin, mientras que el mismo Departamento de Estado se le está públicamente acusando por Moscú de tratar de incitar disturbios en toda Rusia. Es entonces difícil comprender cómo Golos puede presumir de ser un obsrvador "independiente" cuando es financiado por una nación extranjera, y busca activamente manipular el panorama político de Rusia. También es difícil entender entonces por qué un periodista de renombre cita a Golos como una fuente confiable de información, cuando claramente está comprometida. Difícil de entender, a menos que se acepte que los medios occidentales no son más que propaganda pagada al servicio de los intereses de Wall Street y Londres.

El siguiente paso será llenar las calles de las ciudades de Rusia con turbas de la oposición financiadas por la NED de los "jóvenes urbanos educados", tal como lo hicieron en Egipto. El editorial de AEI en  Los Angeles Times indica claramente la intención de aprovechar una minoría magnificada a través de los "medios de comunicación social" para promulgar "un cambio de régimen." Ya sea si el aparato de seguridad de Rusia será capaz de forma rápida y decisiva hacer frente a la sedición de origen extranjero, o hasta donde Wall Street y Londres están dispuestos a llegar son las únicas variables restantes para determinar el resultado de lo que era desde el principio, el destino final de la Primavera Arabe de Wall Street y Londres.

Conclusión

Mediante la comprensión de este proceso por el cual los neo-imperialistas de Wall Street y Londres manipulan tanto la opinión interna como la internacional a través de unos medios de comunicación comprometidos claramente y a través de la red de organizaciones no gubernamentales falsas, insidiosas y movimientos "pro-democracia de oposición", esta táctica geopolítica puede estar expuesta y se puede resistir.

El propósito del Departamento de Estado de EE.UU. es mantener las comunicaciones y las relaciones formales con los países extranjeros, no proyectar la hegemonía estadounidense en todo el mundo. La injerencia y la subversión de una nación soberana es un acto de guerra y el conflicto potencial que la élite gobernante de Estados Unidos amenaza con desencadenar será pagado por el pueblo estadounidense, no por los fascistas de las empresas de Wall Street, o sus representantes en Washington.

Estudia y comprende cómo el Departamento de Estado de EE.UU. ha manipulado y desestabilizado las naciones del Medio Oriente, a Tailandia, y ahora a través de Rusia a través de ONG financiadas en el extranjero como Golos, los traidores movimientos de oposición, como los liderados por Alexey Navalny, Vladimir Ryzhkov, y Boris Nemtsov. Entonces corre la voz. Una población bien informada se inocula de la manipulación burda, demagógica y finalmente autodestructiva de una élite gobernante degenerada y peligrosa.

Fuente

CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LOS COMENTARIOS SOBRE ESTE TEMA

Publicado por Rubén Lara el lunes, marzo 05, 2012. Archivado en , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del RSS 2.0.

0 comentarios para el artículo "Desestabilizar el gobierno de Putin: El objetivo de EEUU"

Déjanos tu comentario...

No se censurará ninguna opinión política o ideológica. Lo único que no se tolerarán son comentarios que hagan apología del terrorismo, racismo, homofobia o el exterminio de algún grupo racial o nacional. Tampoco se permitirán comentarios que falten al respeto a otros usuarios y mucho menos lenguaje obsceno, soez, etc...

Aparte de eso, siéntete libre de expresar tu opinión y si deseas extenderte más y discutir con otros usuarios te invitamos a que lo hagas en nuestro FORO